Page 1

2

Jueves 26 de mayo de 2011/ EL ESQUIU.COM

ditorial

Puntos de encuentro ¿Es posible imaginar un futuro de desarrollo para Catamarca prescindiendo de la explotación minera a gran escala? Hasta el amanecer del siglo que transcurre, la respuesta fue casi unánime: no. Pero aquella sentencia compartida por todos entró en los últimos años en una etapa de vacilaciones. En una sociedad atravesada por opiniones divergentes, debates inconclusos y posiciones renuentes a atender los argumentos de quienes sostienen posiciones antagónicas, la certeza ha sido puesta en duda. Los catamarqueños asistimos perplejos a un momento histórico en el que, con el primer gran emprendimiento minero entrando en la etapa culminante de su explotación, predominan las voces críticas hacia la actividad productiva que fue depositaria durante siglos de nuestras ilusiones de progreso. Pero debajo de la polvareda de argumentos quizás, en el contexto de la nueva etapa política que se inicia, podamos atisbar alguna claridad. Si relegamos las posiciones intolerantes, si atendemos la racionalidad de los argumentos ajenos, tal vez encontremos algún punto de encuentro, algunas coincidencias básicas. Acordemos lo esencial: - La urgencia de recuperar la concepción de la minería como factor estratégico de desarrollo productivo y social. - La necesidad de asegurar que el inevitable impacto ambiental respete los parámetros establecidos por la comunidad científica internacional. - La razonabilidad de entender que un solo proyecto no va a generar el desarrollo integral de Catamarca. - La obligación de diseñar y ejecutar controles ambientales y de la producción que sean eficientes y eficaces. - La exigencia de garantizar que los beneficios de la minería se perciban claramente en la economía provincial y mejoren notoriamente la calidad de vida de todos los catamarqueños. - La reivindicación del Estado en su rol de regulador de la actividad. Con esta convicción El Esquiú.com abre, a partir de hoy, un nuevo espacio para la discusión, propiciando la participación de todos los sectores y la difusión de todas las voces y todas las miradas. Pretendemos que los catamarqueños logremos, finalmente, convenir algunas verdades absolutas, aquellas viejas certezas, que nos permitan debatir, sin condicionamientos, todo lo demás.

26/05/2011 - Año 1 - Nº 1 contextominero@elesquiu.com

Minería “a cielo abierto”

Ventajas y desventajas de una actividad con riesgos La minería es una actividad capaz de generar enormes riquezas, pero que, por su propia naturaleza, entraña una serie de riesgos e impacta en el medio ambiente. Como bien sabemos los catamarqueños, los sectores denominados “ambientalistas” suelen cuestionar con énfasis a la minería en su modalidad de explotación “a cielo abierto”. Pero en rigor, los riesgos se presentan tanto en la minería a cielo abierto como en la subterránea. Antes que nada, debemos preguntarnos cómo se decide que una explotación sea subterránea o a cielo abierto, y la primera respuesta la da la naturaleza, es decir la “forma” en la cual se encuentra el mineral a ser explotado. Esto arroja luz sobre el hecho que el método de explotación no es una elección de las empresas o estados que justamente explotan los yacimientos, sino que viene dictado por la naturaleza.

En nuestra provincia tenemos sendos ejemplos de ambos tipos de explotación: Farallón Negro, un yacimiento de oro, con explotación subterránea, en el cual el mineral está en vetas, con buenas leyes (es decir, contenido de Au en roca), por lo tanto el método de explotación apropiado es el subterráneo, con túneles y galerías siguiendo la veta. Bajo de la Alumbrera, un yacimiento de cobre y oro, con explotación a cielo abierto, en el cual el mineral está diseminado en roca, con bajas leyes de Cu, por lo tanto el método de explotación es el de obtener grandes cantidades de mineral para concentrar las bajas leyes de cobre, de allí que al no tener una veta que seguir, se explota masivamente a cielo abierto. Aclarado éste primer punto fundamental, podemos ver algunas ventajas y desventajas de ambos métodos. l

Minería a cielo abierto respecto de la subterránea Ventajas:

Desventajas:

• Los costos de explotación son menores porque pueden utilizarse grandes maquinarias. A gran escala, la minería subterránea se torna muy peligrosa por la utilización de camiones de gran porte. • No son necesarias algunas tareas de infraestructura que sí se requieren en la minería subterránea, como ventilación, iluminación, etc. • Son mucho mejores las condiciones de seguridad e higiene laboral. • Más fácil planificación y control de las operaciones. • Emplea mayor cantidad de mano de obra, por los volúmenes movidos. • Ritmo más rápido de explotación.

Los 33

• Implica una inversión mayor en maquinarias y equipamientos. • Genera un impacto ambiental mayor que la subterránea. Produce mayor contaminación sonora, visual –por el polvo en suspensión- e impacta considerablemente en las especies vegetales y animales existentes en el lugar de la explotación. • Mayores limitaciones para alcanzar profundidad en las excavaciones. • Las tareas de rehabilitación requeridas al finalizar la explotación son mucho mayores.

Un hecho de trascendencia mundial reactivó el año pasado los cuestionamientos a la minería subterránea. El derrumbe de la mina San José, en el norte de Chile, puso en riesgo cierto de muerte a 33 mineros que, luego de 70 días, pudieron ser rescatados. No todos los mineros subterráneos tienen la misma suerte en el ejercicio del oficio más peligroso del mundo. l


ConTexto Minero  

Suplemento semanal del diario El Esquiú.com - sale los jueves Catamarca, Argentina

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you