Issuu on Google+

tEr clRco DE I.A MUJERSERPIENTEI

Danzaconaromade clown La compafiia valencianaAnanda Dansapropone un nuevo espectSculo euâ‚Ź, inspirado en las antiguas casetas de feria, combinala danzacon el humor y el ilusionismo. Con un payasoloco como maestrode ceremoniaqeste entretenido montaje va dirigido a todo tipo de publico y estaraen cartel, en el teatro Principal,hastael proximo 4 de enero

JORGECASTILLEJO Foros DEDANTELclncia-sale

onjugar ladanza contempor6nea con el particular universo de los cl.owns. de finalidad cre principal nnall(lao la prmclpal sido la Esa na ha sldo bsa

-7 RosSngeles y Edison Valls a la hora de crear

el fltimo montaje de Ananda Dansa, titulado El circo de Ia mujer serpimte. Para ello, se han inspirado en aquellas carpasitinerantes y casetasde feria qug a ftnales del siglo XIX y principios del XX, despertaban la curiosidad de todo el que pasabacerca por medio de seres prodigiosos,capaces,en ocasiones,de las habilidades m6s asombrosas.Aqui se trata, -precisamente, de recuperar ese aire cl6sico. El core6grafo Toni Aparisi, que hace las veces de un particular maestro de ceremoniaq reconoce que a la hora de abordar este proyecto ha sido necesariocombinar disciplinas muy diferentes entre si. <El espect6culo seha basado en la fusion de dos mundos tan diftciles, a nivel de c6digos,como son el mundo el artisdela danza y el del dawn-explica ta, premio Max a la mejor interpretacion masculina de danza en 2007-. A nivel circense, se inspira en aquellas casetasde feria que luego dieron lugar a los circos comunes. Esascasetas,que sejuntaban en las ciudades para ofrecer sus respectivos espect6culos, acabaron viajando juntas y formando circos. Y en esascasetasse podia ver toda clase de numeros, la mayoria basados en el engaflo y la ftcci6n, como la mujer forztdao el faquir. Jugaban con la imaginaci6n y el asombro del pt-blico. Lo que hemos hecho en El circo de ln. mujer serpimte es poner los codigos de la danza al servicio de una idea concreta. Y esa idea es el circo y el mundo del cLownr. Por el escenario del Principal desfilan asi una serie de personajes tan estramb6ticos como llamativos. Rosa Bel6n Ardid se convierte en la cdlebre mujer forztda, capaz de elevar por los aires a una persona como si de se tratase. Dolma_Jover y Jessica undpluma Mart(n se meten en la piel las Hermanas Balin, que surcan

t"'"t;1r*1

modo que 1ohacia aquel espectaculr. cafr6n bre Bala que salia disparado desde un "o--' gigante. Miguel Tornero, por su parte, se encargade dar vida al Gran Fakir y a un terrible Hombre Salvajg que ha sido capturado en los Lagos Negros de Ruritania. Pero no es este riltimo el rinico que tiene un doble cometido. Esto era algo muy habitual en este tipo de atracciones,como reconoceToniAparisi: <Aqui todos doblamos.Asi es el circo realmente, donde el que ha salido primero de trapecista, luego est6 vendiendo helados o haciendo de domadoru. Finalmente, Susana Rodrigo es el inquietante personaje que da su nombre al espect6culo: la Mujer Serpiente, que se alimenta de ratas y conejos vivos, intepretando el ntimero m6s misterioso de esta feria, antes de la sorpresafinal. oSu actuaci6n recoge toda la esenciade la idea primigenia -prosigue Aparisi-, que era recuperar el aroma de ese tipo de atracci6n, precursora detodos los circos que existen ahoray que van desdeel m6s clasico, con trapecistas y animales, hasta las propuestas del Cirque du Soleil o del Gran Felen. En 1oque suelen coincider todos ellos es en la presencia del habitual payaso,que contamina con su humor toda la funci6n. En esta ocasi6nle ha tocado a Toni Aparisi ese papel, interpretando a un maestro de ceremonias sui generis,un payaso loco que esta presente en todos los nfmeros, transitando casi como un estorbq pero sin presentarlos de un modo convencional. De hecho, en EI circo d"elnMujer Serpienteno hay nada de palabra.Aunque es una opcion que lleg6 a plantearse, finalmente s61ose escucha la mtsica que ha compuesto parala ocasi6nPep Llopis. En cuanto a su actuaci6n, Toni Aparisi afirma que no basta con ponerse una nafiz rojapara ser un buen payaso.El bailarin y coreografo ha contadg como el resto de los int6rpretes, con el asesoramiento de un verdadero clown, Sergio Claramunt, que, educado en la escuela Le Coq de Paris,estd considerado como uno de los mejores representantes de este arte en Espafla.Adem6s de impartfu un curso irevio de una semana a los ictores, Claramunt participo en la confecci6n de algunos sketches.<Intent6 darnos cierto aroma del universo clown, que no consiste s61oen hacer reir a la gentg sino en toda una forma de comportarse y estar sobre el escenario -puntualiza Toni Aparisi-. La disciplina de la danza es muy rigurosa, pero la de los clawns,no.Tienenuna especiede anarquia organizada y su sistema de trabajo es muy bueng pero en un espect6culode dan-


reportj_cartelera_circo_1