Issuu on Google+

Embajada de la República de Colombia en Japón

Bolet í n Marzo de 2011

1. Cientos de Colombianos en Japón se acogieron al plan de retorno voluntario que dispuso el Gobierno Nacional tras el terremoto y el tsunami

2. Varias ayudas de alimentos fueron distribuidas a los nacionales que aún residen en el país insular

3. Algunos colombianos que se desplazaron a Corea con el apoyo del gobierno regresan paulatinamente a Japón a retomar sus actividades

4.Decenas de connacionales expresan su agradecimiento a la Embajada de Colombia, el Consulado y el Gobierno Nacional por la ayuda prestada tras el terremoto

Especial Terremoto en Japón


Boletín especial – Marzo de 2011

El Boeing KC767 lideró la operación aérea para desplazar a los colombianos desde Japón

Cientos de Colombianos residentes en Japó Japón retornan voluntariamente Con prontitud, en el aeropuerto se dispuso toda la logística para el registro de los connacionales

La Embajadora Patricia Cárdenas comparte con los colombianos antes de abordar el vuelo

La Embajadora estuvo acompañando a los connacionales en todos los trámites de su salida

Un grupo de colombianos, junto con la Embajadora Cárdenas, se despiden en el aeropuerto de Narita

Gracias a la pronta acción de la Presidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Embajada de Colombia en Japón adelantó un plan de ayuda humanitaria para asistir a los connacionales que se vieron afectados por el tsunami y el terremoto que azotaron a Japón el 11 de marzo pasado. A la misión diplomática en Tokio llegaron más de 500 solicitudes de personas que pedían el apoyo del gobierno nacional para regresar a Colombia. Si bien el gobierno japonés no emitió una orden de evacuación, salvo a 20 kilómetros de la planta de Fukushima Daiichi, Colombia emprendió acciones contundentes en respuesta a la solicitud de sus connacionales residentes en Japón. Tras largas jornadas de trabajo y motivados por el compromiso con los colombianos que se sentían vulnerables ante la situación, la Embajada logró coordinar al grupo de nacionales que se acogerían al plan de ayuda. Se movilizaron en total 280 personas en tres operaciones aéreas. La primera se hizo a través del vuelo de Fuerza Aérea de Colombia (FAC), Boeing KC 767, que desplazó un total de 175 personas. El vuelo, que aterrizó en Bogotá, dio espacio también a un grupo de chilenos, que luego serían trasladados con la ayuda de una aerolínea comercial a su país de origen. Un segundo vuelo operado en coordinación con el gobierno venezolano, y que partió de Nagoya, la tercera ciudad de relevancia en Japón, logró trasladar a 113 colombianos. Una tercera opción se basó en el viaje de un grupo de connacionales a Corea. Estas operaciones aéreas concluyeron de manera exitosa y permitieron aportar calma y tranquilidad a quienes se habían visto afectados por la tragedia que enlutó a Japón.


Boletín especial – Marzo de 2011

La Embajadora Patricia Cárdenas, y el Embajador chileno, Patricio Torres, despiden a sus nacionales

Colombianos a Corea El pasado 19 de marzo, un grupo de 10 colombianos, optaron por viajar a Corea, acogiéndose a una de las alternativas que brindó el plan de ayuda humanitaria ofrecido con el apoyo del Gobierno de Chile. Esta opción fue tomada por quienes tenían compromisos de diferente índole en Japón y solo deseaban ausentarse por un tiempo mientras la situación retornaba a la estabilidad. Además de los colombianos, 15 chilenos se desplazaron junto con el grupo de colombianos rumbo a Seúl.

Decenas de familias se acercaron a la Embajada a recibir la ayuda de alimentos coordinada por el gobierno nacional. La Embajadora Patricia Cárdenas estuvo entregando estos mercados personalmente.

Ayuda de alimentos

Una bebita chilena, Marina, y su padre, Sebastian, posan con la bandera de Colombia en Haneda

La Embajadora Cárdenas acompaña a Luz Marina Marín, quien viajó a Corea con su hijo.

Con el apoyo de la Cancillería, el sector privado de Colombia se hizo presente enviando todo tipo de provisiones y medicamentos para asistir a los connacionales y a muchos japoneses que se vieron afectados por la tragedia. Dicha ayuda fue enviada a Tokio en el vuelo de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC). Decenas de familias diligenciaron solicitudes y se acercaron a la Embajada a recibir los diferentes víveres. De igual modo se hicieron envíos con ayudas a familias en otras prefecturas, especialmente en las zonas más perjudicadas tras los hechos del 11 de marzo.


Boletín especial – Marzo de 2011 La Embajada de Colombia ha recibido decenas de llamadas y correos electrónicos de los colombianos que se han visto beneficiados por las medidas de apoyo que ha implementado el Gobierno Nacional tras la tragedia. Aquí, algunos de ellos.

Este es el mensaje de agradecimiento que Jaime Andrés Ochoa García y su familia hicieron llegar a la Embajada tras su partida en el vuelo de la FAC.

El caso de Adriana Domínguez ha sido sin duda uno de los más mencionados por la prensa y la comunidad. Ella vivió de cerca la tragedia, vio el tsunami venir, una gran ola a la que siempre a descrito como “un gran monstruo negro”. Adriana logró sobrevivir porque no tomó un tren local en espera de uno más rápido. Esa decisión, que en el momento solo representaba la opción de llegar más rápido al lugar al que iba, terminó por salvarle la vida. El tren que no tomó fue uno de los arrasados por “e l monstruo”.

Juan Carlos Gonzáles Palencia, estudiante becario del gobierno japonés de la Universidad de Tohoku, aseguró verse afectado por la escasez de alimentos que caracterizó la zona. Al regresar a Colombia, contactó a la Embajada para expresar su agradecimiento.

En la fotografía, Omaira Rivera, funcionaria del Consulado; Elkin Echeverri, Consul; Adriana Domínquez; la Embajadora Patricia Cárdenas, y el director de Colombia Nos Une, Álvaro Calderón.


Boletín especial – Marzo de 2011

Mauricio Osorio, que estuvo en Seúl haciendo parte de un grupo de 10 colombianos que se desplazaron allí gracias a la iniciativa conjunta del gobierno chileno y el colombiano, se mostró muy agradecido con la gestión de la Embajada y se ofreció a ayudar como voluntario en cualquier proceso que se requiera de ahora en adelante.

Luz Marina Marín y su hijo Koike Kojiro, hicieron parte del grupo de colombianos que se desplazó a Corea.. Tras su regreso a Japón, Luz Marina llegó cargada de dulces y tortas para los funcionarios de la Embajada, los cuales entregó durante una visita a la misión diplomática al lado de su esposo.

Alix Vásquez, y sus hijos, Elisa y Rivero, estuvieron igualmente en Corea. Su saludo no fue solo de agradecimiento sino de esperanza en la estabilización de la situación en Japón.


Boletín especial – Marzo de 2011

Como una medida para establecer un sano foro con los connacionales y mantenerlos informados durante los días subsiguientes a la tragedia, el Consulado de Colombia en Japón estableció una cuenta de la red social Facebook. A través de ese medios, varios colombianos nos han hecho llegar sus mensajes de apoyo.

Entrega de ayudas Los cientos de connacionales que solicitaron la ayuda de alimentos enviados por el gobierno nacional han demostrado su agradecimiento con esta iniciativa a través de decenas de llamadas telefónicas.

Dos familias, una de Kawasaki , y otra de Shizuoka, recibieron en la sede de la Embajada sus mercados. Una de ellas tenía bebés, por lo que además de los alimentos se les otorgó agua embotellada.

Jair Kondo, con sus tres hijos colombo japoneses, se mostró agradecido al recibir la ayuda. Según nos comentó, en su región, Ibaraki, la provisión de alimentos es aún limitada.


Boletín especial – Marzo de 2011

Olga Suzuki, y su hija, solicitaron la ayuda de la Embajada para desplazarse de la zona afectada por la tragedia hasta Tokio, en días en que la situación de las vías era aún muy precaria. En la fotografía, aparecen en compañía del consul Elkin Echeverri. Olga expresó en esa oportunidad su agradecimiento por las gestiones adelantadas por el Gobierno Nacional.

Días después de la tragedia del 11 de marzo, cientos de colombianos se acercaron al Consulado para actualizar sus documentos y registros. Esta sección estuvo operando hasta altas horas de la noche y los fines de semana para emitir pasaportes a aquellos que nos los tenían vigentes. La comunidad, en general, se mostró agradecida y expresó ese sentimiento a diferentes funcionarios.

Dada la particular situación que se debía enfrentar, dos funcionarios de alto nivel de Cancillería se desplazaron hasta Tokio para apoyar las diferentes operaciones aéreas. El Director de Talento Humano, Ancizar Silva (esquina izq.), y el director de Colombia Nos Une, Álvaro Calderón (en medio), trabajaron sin descanso junto a todo el equipo local. El agradecimiento de varios connacionales también fue para ellos.


“Gambare Nipon: Colombia no Kokoro”, ó “Ánimo Japón:Este es el sentimiento de Colombia”. Poster diseñado por Luis Ospina

Producido por: Sección de Prensa Embajada de Colombia en Japón Contacto: prensa@colombiaembassy.org Rosa.cardenas@cancilleria.gov.co


boletinmarzo2011