Page 1

Director: Ángel Aguilar González

Nevada en Valparaíso La Sierrita 15 de Enero, 2010

Un periódico para todos Valparaíso, Zacatecas, 15 de Febrero2010

$ 7.00 Local

Año 1 No. 31


Pag.2 Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

He estado triste y preocupado por mi Valle Por Rigoberto Valdés y Valdés

R

esulta contradictorio que un hombre como yo, que hace poco más de 78 años que fui asesinado, en las circunstancias en que perdí la vida, hable de tristeza. Eso aunque la padezcan los hombres de la sierra, los hombres y las mujeres de Valparaíso no lo demuestran. Es la condición humana que nos viene de la vida indígena y que heredamos los mestizos. La tristeza social e individual el hombre que es hombre de campo no lo manifiesta, si acaso, tiene otros escapes, otras manifestaciones de ese cruel sentimiento que atenaza el espíritu de los hombres de acá. El hombre de Valparaíso, y sus mujeres ya ni se diga, son valientes hasta más no poder, claro ejemplo de ello han sido todos nuestros luchadores que, de uno y otro bando en las distintas fases de la historia nacional actuaron y se manifestaron. Sólo les digo que tengo que confesarlo que estoy y estaré siempre al lado de ustedes, aunque yo ya no viva y esté muerto; pero quiero decirlo que de alguna manera siempre correré, como ya corrí el destino que la vida personal y social nos depare a todos. No se si diga bien, pero es lo que quiero decirles que: sean cuales fueren las dificultades por las que atraviese la vida social de Valparaíso, ustedes no se arredren y procuren vivir más unidos que nunca, alertas de lo que pasa y sucede a su alrededor. Esto es muy importante para cualquier comunidad de fuerte raíz agraria como es Valparaíso. Vean ustedes como me asesinaron a mí, pero quiero decirles que jamás me sentí sólo y abandonado. Porque ese es el peor sentimiento que alguien puede albergar, sentirse sólo y abandonado en medio de una comunidad unida y cálida como son todas las gentes del Valle. Estaba triste, pero ya no lo estoy, después de hablar y escribirles a ustedes. Esta vez no tengo más que decirles, sólo que aquí vivo entre todas las generaciones de sus abuelos y sus padres que, con diferencias y coincidencias de lucha, formaron parte de mis circunstancias. También he sabido que una casa en donde yo viví momentos especiales, por amigos y familiares, acaba de comprarse y va a ser destinada para la formación de la Casa de la Cultura. No saben que gusto me da que el lugar en donde pasé algunos de mis últimos años de vida, hoy vaya a tener un uso para el aprendizaje de artes y oficios. Querrán decir que vuelvo a renacer entre esas páginas, en los ojos y la inteligencia de los niños y jóvenes que vayan a formarse y a informarse de la historia de México y del mundo. Que mejor gratificante resulta ver realizada tamaña medida. Ni yo la hubiera imaginado allá en mi tiempo. A nadie matan por leer, por estudiar, por informarse; pero quien sabe, a la mejor también por eso. Pero bien vale el sacrificio de aquellas mis generaciones para que hoy las nuevas tengan un mejor equipamiento cultural y político. Ya ven que en Valparaíso, con todo y tribulaciones hay buenas nuevas. ¿Cómo se llamará esa Casa de la Cultura, que va instalarse en donde me trae grandes recuerdos de mi querido Valle? Gracias por ello, en lo que a mi atañe.

Acta de defunción de don Rigoberto Valdés y Valdés, es una copia sacada fielmente de su original, tomada del Registro Civil de Valparaíso, Zac.

LA MEJOR ROPA PARA NIÑOS Y NIÑAS CALLE MORELOS (A UN COSTADO DE GORDITAS “LAS CAZUELAS”)

VALPARAÍSO, ZAC.

LE OFRECE TODO PARA LA ESCUELA, EN LAS MEJORES MARCAS.

LIBRETAS, LAPICES, JUEGOS DE GEOMETRIA, BOLIGRAFOS, DICCIONARIOS, MOCHILAS, COLORES, etc.

LIBRETA PROFESIONAL DESDE $ 4.50, DICCIONARIOS DESDE $ 17.00

BC

¡Visítenos y lo comprobará! “SIEMPRE PENSANDO EN SU ECONOMIA” 5 de Mayo No. 116 Tel. 936 06 70 Valparaíso, Zac.

12% Desc.

EN TODO EL MATERIAL ESCOLAR


Pag.3 Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

En 2010: Indignación, no desesperanza Por Alvaro Delgado

F

rente al capitalismo de amigos que ha concentrado la riqueza en una minoría insaciable que ha enviado al infierno de la miseria a más de la mitad de los mexicanos, cuyo más reciente peón es Felipe Calderón, México afronta este 2010 una encrucijada: La fatalidad o el cambio. La disyuntiva va más allá de los procesos electorales que se desahogarán este año en la mitad de los estados de la República, no sólo porque ningún partido político -menos los de la derecha-- enarbola un programa de auténtica transformación, sino porque a la nación le urge una radical regeneración de su vida pública. El riesgo de no reencauzar para bien el país no es sólo el “estallido social” del que todo el mundo habla como una posibilidad, pero nadie hace lo suficiente para evitarlo, sino una guerra civil que --como está demostrado en la historia-- es la peor de las confrontaciones por ser entre compatriotas. Detrás del poder económico y político --el entramado de intereses que impuso y sostiene a Calderón-- está también el poderío militar, policiaco y mediático para la represión contra quienes tienen la convicción de que en México no sólo es necesario sino urgente un cambio auténtico que arranque de raíz tanta simulación. Está más que claro: De Calderón y de la coalición de intereses que con él cumple medio siglo en el poder sólo pueden esperarse desgracias, como lo acredita la escalada de precios vigente por su vileza de aumentar el precio de los energéticos y sobre lo que ni siquiera tiene gallardía de asumir. Frente a tal inquina, que tiene polarizada a la sociedad por la profunda desigualdad auspiciada por el capitalismo de amigos que instauró Carlos Salinas desde el sexenio de Miguel de la Madrid --una simbiosis de políticos-empresarios traficantes de influencias-, los mexicanos pueden optar por la desesperanza que adormece o las acciones que nacen de la indignación. Es falso que los mexicanos estén predestinados a la mediocridad y a la miseria que han impuesto las minorías a través de la historia, prueba de lo cual es que se generaron justamente los movimientos de Independencia y Revolución que este año cumplen dos y un siglo respectivamente. La prueba de que la transformación es posible lo representa, también, el triunfo de la inteligencia liberal con la Reforma sobre el fanatismo clerical, cuyos herederos son la derecha panista y priista y a menudo también perredista que creen que los mexicanos pueden ser engañados todo el tiempo. Dicen los viejos que cada cien años el pueblo se enoja. Y sí: Es preferible la ira que la indolencia, la irritación que la mansedumbre, la inteligencia a la estupidez… Apuntes Luis Héctor Álvarez, el artífice junto con Carlos Castillo Peraza y Diego Fernández de Cevallos del pacto con Carlos Salinas para legitimar el fraude de 1988 que profundizó el capitalismo de amigos vigente, ha sido degradado otra vez en la alta burocracia. Dejó la dirección de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas y ahora encabeza la Oficina para la Atención a Grupos Vulnerables. En lo que ha terminado el único prócer vivo de la derecha… Su sustituto en esa entelequia es Xavier Abreu, a quien Calderón sacrificó haciéndolo perder para entregar el gobierno de Yucatán al PRI como premio a su toma de posesión… Asciende en el gabinete, a la dirección general de gas natural de Pemex, otro amigote de Calderón, Jordy Herrera, quien fue su secretario particular. Es una posición clave para los grandes negocios. El saqueo, pues… Comentarios: delgado@proceso.com.mx

Distribuidor Independiente de Herbalife

-Negocio o ProductoOPORTUNIDAD DE NEGOCIO Y VENTA DE PRODUCTO

Interesados acudir a: Calle Morelos No. 138-A Centro (A un costado de las casas de cambio)

De 8:00 a.m. a 2:00 p.m. Con la señora Evelia Bañuelos

Valparaíso, Zacatecas, Mex.

DIRECTORIO

COLABORADORES

Ángel Aguilar González

Don Gilberto Herrera Medina Don Manuel Caldera Robles Lic. José Luis Medina Lugo L. C. Noé Rocha Otero Mtro. Marco A. Avalos Martínez Don Angel Aguilar Luna Sra. Crucita González González QFB María de Robles Gallegos Judith Tabullo De Robles Ing. Mateo García Bazán Sra. Coco Caldera Profr. J. Trinidad Gallegos Romero

DIRECTOR

L. C. Noé Rocha Otero JEFE DE INFORMACIÓN

Judith Tabullo De Robles Profr. J. Trinidad Gallegos Romero ORTOGRAFÍA

Mercería “Crucita” Publicaciones “Triana” DISTRIBUCIÓN

Comentarios Email: imprentaguilar@hotmail.com Morelos No. 131 Local 2 Centro Valparaíso, Zacatecas, México

Tel. (457) 936 10 94

Puede acceder a El Valle a través de www.portalvalparaiso.com Todo material publicado, no refleja necesariamente el criterio de la Dirección. Los artículos firmados son responsabilidad del autor. Es una publicación quincenal, registro en trámite.


Pag.4 Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

¿Cómo ve? La columna de Noé Rocha

Cuando los hijos se van

Y

de repente me di cuenta que en mi cuadra ya no había aquel ruido que producían los chiquitillos cuando jugaban a la tinta, a los encantados, a la pelota, al trompo, al balero o al yoyo, todos habían crecido y se fueron del pueblo al igual que mis hijos. Y así, sentados en una silla, en la baqueta de nuestra calle, se quedaron los viejos, los padres que viven del recuerdo y que han ido muriendo para sepultar aún más el silencio en sus casas que, lucen demacradas, sin pintura, con las tejas caídas, con los varandales carcomidos, con los patios llenos de hierba y con un vacío que nadie podrá llenar. -¡Ha cabrón, que está pasando!. ¡No lo puedo creer!. Mi cuadra se ve sola, mi barrio luce triste, mi casa es muy grande, mis vecinos siguen muriendo de viejos y nadie puede resolver este problema, pero de repente entiendo que es la ley de la vida.

conmigo a mis niños, a mis hijos y cuando entro, la sala está sola, nadie ve las caricaturas o las películas en la televisión, las recamaras lucen abandonadas, no hay nadie en la cocina, ni en el comedor, ni en el patio jugando con el perro, pero aún con todo ello, en medio de esta soledad, los sigo queriendo y recordando con mucho amor, porque al final de cuentas, aunque se hayan casado e ido muy lejos lo seguiré viendo como a mis niños, como mis tesoros, porque son mi sangre y mi vivir. Hoy ya no hago las tareas con ellos, tampoco los llevo a la escuela, a entrenar básquetbol, fútbol, karate o ajedrez. Esos tiempos quedaron atrás y solo espero que ellos hagan lo mismo con mis nietos, porque solo de esta manera se logra salir adelante en este mundo de recomendados. Hagan lo que hagan, a los hijos siempre hay que apoyarlos. Mis vecinos van muriendo.

A los hijos hay que aprovecharlos todos los días y las noches, sacarles jugo, papacharlos y en ocasiones regañarlos, porque se requiere en la formación de la vida, pues el día de mañana, cuando volteemos a los lados, ya no estarán con nosotros y solamente nos volveremos a encontrar en navidad y en año nuevo. Hoy, cuando abro la puerta de mi casa, mis manos están vacías, ya no llevo

Escuelas Católicas M

i escuela primaria inicia a los 4 años con las señoritas Trujillo Cosio, siempre me sentí como en mi casa, a veces hasta me quedaba a dormir porque tenían un catecito de madera, a los 5 años me pusieron costura, mal hecha pero la hice, era un pedacito de manta bordada con filosel rojo, quedó medio fruncida, ellas eran muy piadosas y tanto Juanita Cosio, que las crió, se dedicaban a hacer rosarios y escapularios, los cuales los compraba la Iglesia, todo lo anterior hizo que me inculcaran la religión católica; alguna vez fue el Padre Manuel M. Ocampo, por lo que había mandado hacer y le dijeron que yo sabía la doctrina, me preguntó lo más elemental, los mandamientos, los preceptos de la iglesia, los sacramentos, el credo, el ave María y algunas otras cosas, él me dijo que le había contestado bien y que me iba a contar el cuento de la Chinchita y les dijo a las señoritas Trujillo que la niña estaba lista, y que el 8 de diciembre debería hacer la primera comunión, mi madrina fue Carmelita, que en paz goce. Después de años se inició una escuela católica, donde ahora está una florería al iniciar la calle Independencia, era de puras niñas, las maestras eran Carmelita Robles, Alicia y Esperanza Salcedo, que, entre otras cosas, nos enseñaron a dividir, hasta la fecha no se me olvida la cuenta que me pusieron en el pizarrón para el examen final, ahí era segundo año. Otra escuela católica estaba en el salón parroquial, la directora era la señorita Juanita Escobedo de Momax, Zacatecas, bajita de estatura y las maestras eran Carmelita Robles, una mujer santa, y Socorro Caldera, muy chica pero seguro tenía conocimientos, ahí era tercer año. Una anécdota que no se me olvida es que a un lado del salón parroquial había una pieza donde nos daban matemáticas, el piso era de duela y de pronto se fue para abajo, junto

El próximo 24 de diciembre sonará el timbre de la casa, abriré con mucha emoción, porque mis hijos llegarán, los abrazaré y los disfrutaré cada minuto, como aquellas veces, cuando los traía de la manos para llevarlos a la escuela, a los juegos, a todos lados. Seguramente lloraré y llegarán las carcajadas de nervios. Le diré que los amo y que ya nada es igual en la casa sin ellos.

Por Crucita González González

con Juanita, corrimos a decirle al señor Cura Trinidad Espinoza y pa´pronto hizo gente, empezando por Santiago “Chago” Gutiérrez, el campanero, y la sacaron con una soga, en esos tiempos se decía que había un túnel en lo que era el Salón “Corona”. La escuela de los niños era en el Vergel, en una casa grande de don Victoriano Hernández, las maestras eran las señoritas Trini Arroyo y Carmelita Robles, eran los tiempos de la primaria. Recuerdo que a los niños se les ocurrió jugar a los “cristeros”, se subieron al campanario, iban cargados con piedras y palos unos y otros con las mismas “armas”…¡y se formó la batalla!, en eso iba pasando un señor de nombre Rafael Torres y lo descalabraron, con ese motivo el citado fue a poner su queja a las autoridades, por lo que los “cristeros” fueron a parar a la alcaldía y los retuvieron todo el día. Los papás de los “guerrilleros” tuvieron que ir a hablar para que los pudieran dejar libres. Por cierto, el señor Torres, el “golpeado”, fue varias veces candidato a la Presidencia por el PAN. La última escuela católica fue en el cuerpo de la Iglesia de Guadalupe, en la sacristía, por un lado los niños y por el otro las niñas, el Director se llamó don Petronilo Juárez , las maestras, otra vez, Carmelita Robles y Socorro Muñoz, para esas fechas, Meme Padilla siempre tuvo su escuela particular en su propia casa, que era de doña Lucita Rivas, después fue casa de Máximo Aguilar, algún tiempo después, Meme compró la casa donde pasó toda su vida, en la calle Morelos. Por cierto y como una lección de vida, cuando la maestra Meme quedó sola, sin marido y sin padres, se fue a estudiar a la Normal “Manuel Ávila Camacho”, para que después don Antonio Bañuelos la trasladara a la Escuela Oficial “J. Jesús González Ortega”, hasta que se jubiló.


Pag.5 Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

Don Ricardo de Robles Carrillo

0 9 s o l e d Club le l

Va Pláticas del

Por Ángel Aguilar González ací el 9 de Febrero de 1921 en el Rancho de en Medio, Monte Escobedo, mis padres se llamaban Ramón de Robles y Dionicia Carrillo, los recuerdos de mi infancia son adecuados a la vida que uno lleva, fuimos 6 hombres y 4 mujeres. Mi padre toda su vida fue campesino, originario de un rancho de nombre San Ramón, por la Laguna Grande, mi mamá criada en El Resbalón, mi abuelito Matías, papá de mi mamá, nunca quiso trabajarle a la Hacienda, por ahí le daban agostaderitos por el Potrero de Mulas, por La Tinaja, él se dedicaba a criar animalitos, por eso nunca quiso trabajar pa´los hacendados; a los cuatro o cinco meses de que yo nací, mi papá se vino a sembrar a Santana, donde vivíamos eran tierras pobres pa´la labor, tenía seis hijos entonces y tenía que mantenerlos, todos eran labradores menos yo que tenía meses, ahí viví un año y luego nos venimos a la Hacienda del Chacuaco, donde me crie. Mi padre lo hacía con el fin de extenderse más ya que tenía que mantener cinco “pelados”. La Hacienda la administraba un señor Eulalio Robles de Zacatecas, se dedicaba a criar animales, después de la Revolución de 1910, no quedó ganado, por ahí quedaron unas yeguas, no era una Hacienda muy grande, no recuerdo el número de hectáreas, aunque si conozco a los propietarios actuales y se de a cómo les tocó, el dueño era un señor de nombre Jacinto Carlos, quien además tenía propiedades en Jerez, una tienda que conocí que se llamaba la Tienda de la Bola; no eran muchos los peones que había, aunque trajo gente de otros lados para poblar, eran uno señores de apellido Tarango, Gurrola, Delgado, Gutiérrez, Estrada, unos ya no existen o se acabaron o se fueron a vivir al ejido de la Unión de Chacuaco. Mis padres estuvieron ahí viviendo como hasta 1934 o 35. Después mi padre compró una propiedad que era donde ya hacíamos rancho de aguas y secas. Me caso con María Bañuelos Olague, éramos vecinos de la Tinaja, yo tenía 24 años y ella 16. De la Cristiada puedo decirle que me acuerdo desde el principio hasta el fin, de aquí a los alrededores, no de todo, a mi alcance, a principios de 1925, en abril, fue los primeros cristeros que conocí en el Chacuaco, no de nombres, lo que pasa es que llegó una gabilla de cristeros, apenas tenía cinco años, el administrador corrió pronto, no aguantó, lo señores cristeros perjudicaban al que tenía, como toda la vida, el que no tiene es enemigo del que tiene, por lo tanto el administrador se fue en 1925 o 26, pa´no echar mentiras, y dejó a otro señor de los peones que había traído don Jacinto de nombre –me parece- Julio Delgado, que se quedó de encargado de la Hacienda. Tengo recuerdos en pequeño, la Cristiada no fue una Revolución espantosa, hay andaban a corre y corre, la guerra más grande que yo oí y supe por muchos que anduvieron fue la del Tesorero o la Toma de Colotlán, en la del Tesorero pudo haber sido por los fines de 1928, ya estábamos viviendo en la Peña, entonces trajeron a un jefecillo de nombre José Pasillas, lo trajeron herido de esa guerra y por ahí se murió. Recuerdo que Plutarco Elías Calles mandó cerrar las capillas y templos, mi papá nunca quiso ser revolucionario, la gente católica, casi todos o muchos se levantaron en armas, hicieron lo que pudieron, reclamando pos´que fuera libre el culto, pero don Elías Calles, como era el Presidente, no quiso, entonces se avorazó la gente, no sólo aquí, sino en todos los estados hubo revolución. Conocí a don Justo Ávila que era el general, de ahí de la Ciénega, a don Ramón Álvarez de aquí del Astillero, no sé qué grado tenía, a don Jesús Pinedo que era por hay de la Peña, no estoy seguro, Florencio Rodríguez de la Peña, Santos Bañuelos hermano de Guelo, a todos ellos los conocí en las vueltas que daban porque ahí tenían a sus familias. El gobierno no quiso que hubiera gente en la Hacienda del Chacuaco y nos corrieron, el motivo no sé decírselo, pero se decía entonces que no querían que hubiera gente por allá para no darle de comer a los cristeros, los recogieron para acá, pero se pasaron una vida más a gusto –los cristeros- porque, antes de que recogieran a las gentes, llegaban a los ranchitos y había dos o tres casas no se ajustaba, después la Peña estaba llena de gente, había casas que tenía dos o tres familias, había casas grandes ahí, trojas muy grandes. Me acuerdo que el administrador de la Peña era don Trinidad Caldera. Cuando se asilenció el asunto nos regresamos al Chacuaco, le decía que las tierras, mi papá, las compró en los 30s, primeramente vivimos en el Pueblito, pero todavía no estaba desmembrado, cuando hubo ésta de la Hacienda, nos fuimos al Carrizal. Todo el tiempo fuimos campesinos, y se asilenció todo el día 15 de agosto de 1929, que fue cuando se rindieron, unos lo hicieron en San José de Llanetes y otros en Laguna Grande. Estuvo pacífico unos dos o tres años, luego a los jefecitos los empezó a matar el gobierno, se echaron a la sierra y empezaron a formar gabillas; el administrador de la Hacienda del Chacuaco no volvió, después la señora doña Pascuala, esposa de don Jacinto, la ofreció a medias a mi papá, y como mi padrino don Julián de Robles, que estaba viviendo en Fresnillo, porque los cristeros le querían estar sacando dinero todos los días, él era un huevero, un mercader, juntaba huevo por los ranchos y lo llevaba a Zacatecas, también llevaba frijol, queso, manteca y todo lo que había,

N

antes llevábamos todo para allá, hoy todo lo traemos para acá, entonces mi papá y yo fuimos con él para decirle que si quería la Hacienda, mi papá le dice que él no la necesita que ya compró un pedazo, tú andas acá de desbalagado, le dice a Julián, mi papá quería tener a la familia cerca, y él agarró la Hacienda a medias por cinco años. Julián, mi hermano, era mi padrino de confirmación, era uno de los seis de que le cuento. En 1925 fue la primera vez que vine a Valparaíso, después del diluvio, lo hice con mi papá, como cosa novedosa fuimos a ver la Alameda, no quedó ni un árbol, no quedó nada, fueron poquitos días de diciembre de 1925 y otros días de enero de 1926, fueron como quince, dieciséis o dieciocho días de agua, fue una lluvia fuerte, sin parar, aquí no hubo muchos desastres, sí se mojaron las casas, en el Chacuaco sí se cayeron algunas fincas, caballerizas. También recuerdo cuando quemaron el Valle, allá por la Cristiada, lo quemaron 2 veces, nomás se veía humear las casas desde acá abajo hasta la Presidencia, se formó una defensa, estaba un Aurelio Flores, un Franco. Mi padrino Julián compró casa aquí en…no quiero echar mentiras, pero fue como en 1936 o 37, la casa esa de la calle Hidalgo, él era de 1899; mi papá murió el 20 de octubre de 1935, mi mamá el 27 de julio de 1971 de 96 años. De los presidentes que me acuerdo, un Crucito González de aquí del Ranchito del Tanque, no estoy tan seguro del nombre, antes de ese estuvo un Rafael Torres, pero como que fue interino, de don José Pedro Salas en los 30s, me acuerdo de muchos, también de un Enrique García, Jesús Guerrero de Lobatos, de don Fidencio Ramírez, también de Lobatos, casi los conocí a todos; me acuerdo de haber oído de cuando mataron a don Jesús Talamantes, de don Epigmenio me acuerdo muy bien, eso casi fue ayer. Tengo 40 años viviendo aquí, llegué como el 68, pero antes seguimos viviendo en el Carrizal, en el Rancho de en medio, una herencia que mi padre le dejó a mi madre, en el Salto viví 28 años, de ahí me fui al Tepozán, arriba del Tejuján, donde viví 15 años, tengo 3 mujeres y 5 hombres. Valparaíso era un pueblito chiquito de aquí de la Plaza de Toros de antes, donde va a estar una guardería, para abajo, por la razón que yo tengo esa Plaza era desde que aquí era Hacienda, no sé quién era el dueño, por esa calle se hacían rodeos, eran buenas competencias con la gente de Huejuquilla. Mire, si le digo la verdad ni me la va a creer, yo vine a saber que era bueno para colear hasta que dejé de hacerlo, muchas personas me dicen que me vieron colear, mi gusto era colear, no con el orgullo de nada, nomás como vicio las coleadas, empecé a hacerlo a la edad de 11 años, dejé de hacerlo hace 20 años, y le digo era buena competencia con los de Huejuquilla, en una ocasión fui a una a Celaya, por parte del hermano de Ramón Meza, Pancho, que venía cada año y lo festejábamos el día 4 de octubre, una ocasión hicimos un rodeo en Santana de Arriba, fueron dos días y dos noches de rodeo, a don Ramón le gustaba vestirse de charro y le hacía la lucha, aunque no lo practicó de joven. Los toros los traían del Pueblito, a un lado del Chacuaco, los mandaba traer José Pedro Salas, al terminar el rodeo los soltaban libres, que comieran milpa, que comieran, él era el Presidente, había lienzos pero no estaban cercados. Eran toros no becerros piojosos como los que meten hora hay. Conocí a don Pancho Ortiz, fue campesino, su padre de él era fustero, de mucha fama los fustes. Cuando Ramón era Presidente me encerró en la cárcel y me le escapé, tenía la puerta de puros cuadritos de madera de mezquite, pura maciza, pero me encerraron con todo y pistola, me aprendió un policía de nombre Joaquín; me gustaba agarrar la música a caballo, donde se pudiera, Ramón hizo un corredero allá por el Refugio y cuando se acababan los rodeos me traía a los Guerrero de Lobatos por las calles. Había unos músicos de mucha fama de Viudas, los de Lobatos. El Valle no tenía gran comercio, se surtía de lo que producía la Junta de los Ríos en cuestión de fruta y cosas de esas, luego Ignacio empezó a meter camionetitas de madera, salían a Fresnillo amaneciendo y llegaban al anochecer. Aquí los domingos se mataban 3 o 4, todos traían con que, no eran riñas viejas, sólo al toma y te diré, en las borracheras, como todos traíamos pistola, hasta los perros traían en veces. Formábamos un grupo de amigos que éramos Manuel Estrada, Miguel Cataño, Ezequiel de Robles, José Ortíz, todos compadres míos, teníamos pleito con la policía porque nos querían llevar a la cárcel, nos gustaba mucho la bebereta, pero no hacíamos desmanes, agarrábamos la música, recuerdo que entonces estaba el mayor Moreno. No fui muy amante de arrimármeles a los políticos, el gobierno cuando paga bien es pa´matarlo, mejor de lejecitos, no me gustó ser barbero. El corrido de Valentín de la Sierra, dicen algunos, que lo compuso Chimano Noriega y son mentiras, quien lo compuso fue Elidio Pacheco del rancho Los Adobes de Huejuquilla; a este municipio yo iba muchas veces a distintos asuntos, compraba ganado allá, fui invitado


Pag.6 Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

...Don Ricardo de Robles Carrillo

La educación básica A los maestros Pilo y Pancho entrañables compañeros

cuando se casó don Reynaldo Armas por segunda vez, hubo dos días de rodeo, vino una asociación de charros de Guadalajara, entonces los de Huejuquilla estaban muy unidos, si usted era invitado a alguna fiesta no podía ir a una tienda a comprar nada porque todo le pagaban, no le cobraban. Llevábamos a vender a Zacatecas maíz, frijol, manteca, carne adobada, en burro, hacíamos 3 o 4 días, llevaba lo que producía allí con mi papá, mi padrino Julián compraba el huevo en las rancherías, echaba engordas de cochinos grandísimas, 30 o 40 cochinos, su manteca la arreglaba, el chicharrón, carne en adobada y todo lo llevaba a Zacatecas; yo llevaba 250 o 300 kilos de queso añejo, que hacía mi mamá; mucha gente iba a comercializar, así como ahorita se ve tanta camioneta que va y viene, así antes, unos venían otros iban, los de Huejuquilla surtían sus tiendas con puros arrieros, el dinero a veces se lo robaban a uno, en la presa que está más arriba de la Boquilla, en la presa del Chiquero, a mí y a un medio hermano, ahí nos robaban, eran los de la Defensa, íbamos a dormir a esa presa, acabamos de cenar y dijo Luis “voy a traer una caramayola de agua”, yo me quedé arreglando unas mancuernas pa´mancornar una mula que traiba pa´que no se fuera, los burros no se iban, cuando llegaron los ladrones, yo traiba 600 pesos, de ese tiempo, en una bolsa del pantalón de pechera, junto con unos papeles pa´la novia, cuando llegaron los ladrones ahí no me esculcaron, pensé que ya la había librado, pero después me esculcaron bien y se llevaron todo. Mi padrino Julián compró su primera camioneta en los 40s., él comercializaba cada 22 días, yo apenas echaba unos 3 viajes por año, íbamos con un José Landeros. Después yo iba a traer tequila a Tequila, Jal., pa´vender, me iba por Monte Escobedo, se hacían 24 días en ir y venir en tiempo bueno, en tiempos de las aguas estaba carajo, lo traía en barricas, mis marchantes eran una señora que se llamaba Teresa, don Remigio Avila, un Exiquio de la O, en Huejuquilla le vendía a don Baudelio, a don Odilón Escalante, cada carga costaba unos 65 o 70 pesos, eran dos barricas. Los burros eran oro molido aquí, íbamos a traerlos a San Pedro de las Colonias, hacíamos 9 días hasta acá. Me iba en tren de Fresnillo hasta Torreón y luego ya por tierra con los burros. Estuve 2 años en México, me tocó trabajar en la refinería “18 de Marzo”, tenía 19 años, agarré el tren en Zacatecas por hay a las 6 o 7 de la noche, llegamos como a las 9 de la mañana, fue como en los 40s, tenía un primo hermano allá, por casualidad me encontré allá a un hermano de Ramón Meza, andando buscando trabajo un señor me dijo “mira en el hotel Regis no dejan de agarrar gente”, era el hotel más grande en ese tiempo, ahorita no sé, llegaba todo el turismo, llegué y me dicen que por ahí estaba el jefe del personal, me dijo de dónde vienes, le dije que de Zacatecas, de dónde mero, le dije que del Valle, me pregunta que si conozco gente de ahí, le digo que poquita pero si conozco, me dice “un viejo panzón, prieto, feo, que vive ahí, que se llama Ramón Meza” sí lo conozco, le digo. Me dijo que no había vacantes, me regaló 50 pesos y 50 pesos en ese tiempo era dinero, yo pagaba 1 peso diario que era casa, ropa y comida, y por casualidad me acomodé en la refinería, porque la gente que me asistía eran jefes de ahí, la esposa de la casa le dijo al hijo, que era jefe de personal, me acomodara y así fue. En ese tiempo era un México pacífico o a lo mejor mi vida era muy pacífica, por ahí me la pasaba chapuliniando, no me gustó la vida acarrereada, aunque iba a la Villa de Guadalupe, al centro. Aquí trabajé en Obras Públicas con Mauro Talamantes, el corredero que esta ahí yo lo diseñé, traiba 12 maestros, conforme se murió Mauro yo me salí, nadie me corrió, ni esperé que me corrieran…yo me salí. A su abuelo don Fortunato le compraba todo lo que se me ofrecía, sombreros, cobijas y cosas. Nomás me acuerdo, que decían, que habían matado a Rigoberto Valdés, no lo conocí, por hay fue en la calle de abajo, también a otro muy famoso del Ranchito, también oía de los Llaguno, aunque no los conocí, de un Julián, eran los de los toros de lidia. A don José Antonio Gallegos, tenía tienda aquí, le compré una pistola muy cara, en ese tiempo no pasaban de costar unos 300 pesos y yo pagué 700 por una 38 súper con 3 cajas de parque y 5 cargadores, todos traían pistola, ¿porqué yo no? Le doy gracias a Dios que me ha dejado vivir después de andar en tantas apreturas, y no tengo ni una cicatriz, ni un golpe, de la caballería se me mochó este dedo, tengo este hombro quebrado, fue todo lo que saqué, viví mi vida feliz, pobre pero feliz, gastando lo que conseguía, me cabe el orgullo que me senté en los mejores caballos que hubo por aquí por estos municipios, caros pero yo me debía montar en ellos, los compraba porque me gustaban, buenos caballos, buenas monturas…buenas pistolas. Después acabé con todo.

Por Profr. J Trinidad Gallegos Romero

Una propuesta sobre Educación Básica solamente tiene validez si se realiza desde alguna tribuna legislativa o con alguna investidura de Estado. Sin esto nada existe. Cualquier manifestación de cambio o reforma es solo eso. Una manifestación. Un hecho aislado. Nada. El siguiente cuadro da cuenta de las páginas de estudio y actividades que comprende la Educación Básica

E D U C A C IÓ N PR IMA RI A GRADO

PÁGINAS

PRIMERO

693

SEGUN DO

913

TERCERO

919

CUARTO

1478

QUINTO

947

SEXTO TOTAL

BÁSICA S EC U NDA RI A GRADO

PÁGINAS

PRIMERO

1387

SEGUNDO

1680

808

TERCERO

1751

5,758

TOTAL

4,818

Como puede apreciarse la Educación Básica consiste en un extenso volumen de aproximadamente once mil páginas. Sin contar los libros de consulta o páginas de internet para investigaciones. Esta cantidad de páginas es factible de variación en educación secundaria por la diversidad de autores de los libros de texto. Estas once mil páginas pueden ser la raíz de tres nuevos proyectos, que de ponerse en funcionamiento traerían toda una serie de beneficios en cascada. El primero consistiría en condensar los contenidos para utilizar el excedente de esas páginas para actividades y apuntes básicos. El segundo proyecto partiría del primero y reside en suprimir automáticamente millones de libretas, lo que permitirá evitar la inmensa tala de árboles contribuyendo así al cuidado y conservación de la Ecología. Y el tercer proyecto es menos difícil porque consistirá en regresar cada fin de ciclo escolar todos los libros de texto utilizados a las autoridades educativas para su debido y oportuno reciclaje. Actualmente al primer grado de educación secundaria se le ha privado de la materia de Historia, sin elementos todavía convincentes por quienes ordenaron esta maniobra. Por lo tanto, Historia solamente se imparte en segundo y tercer grado. En contraste con esta situación el libro de Historia de sexto grado consta de ciento cincuenta y un páginas, mientras en secundaria el libro de segundo grado consta de trescientas diecinueve páginas y el de tercero de quinientas setenta y tres páginas. Es tiempo de revisar la relación que existe entre la cantidad de páginas de los libros de educación básica y el perfil de egreso de los alumnos, fundamentalmente en conocimientos, habilidades y capacidades de lectura, escritura, ortografía y operaciones básicas. Un alumno bajo cualquier circunstancia no es representativo del aprovechamiento real de un grupo, escuela o entidad. La Educación Básica debe tener una tendencia selectiva. Es imperativo analizar desde una nueva perspectiva los diferentes niveles de educación. El abanico tan diverso de alumnos demanda atenciones especiales. Es una urgencia del sistema educativo darles seguimiento a los estudiantes talentos. En los libros de texto debe aplicarse la trasversalidad tanto de forma horizontal como vertical en la totalidad de la materias con temas de imprescindible relevancia en la vida del país y del mundo. La mala interpretación de los derechos y las libertades están conduciendo de forma irreversible a las nuevas generaciones a menospreciar y rechazar las obligaciones y los valores. Urge también una nueva clasificación de los contenidos con la firme intención de suprimir lo superfluo y enajenante. Y a la vez reforzar los programas con todo aquello que efectivamente guarde una estrecha relación con el entorno de los alumnos con un sentido ecológico, productivo y nacionalista. El panorama económico actual de México exige conectar estratégica y progresivamente los aprendizajes con una estructura gradual de producción. El propósito central es que los alumnos adquieran una formación objetiva que les permita relativamente su integración al aparato productivo cuya dimensión participativa estará en función de su edad y grado escolar. Corresponde a los autores de los libros de texto conocer real y verdaderamente las necesidades y aspiraciones de los destinatarios, así como sus respectivas impresiones y expresiones sobre los contenidos ofertados. De igual forma los autores deben involucrarse en el análisis de la efectividad programática vivencial para obtener un perfil de egreso que sea capaz de incorporarse tanto al nivel inmediato superior como a su entorno circunstancial con una actitud de cambio, respeto y transformación positiva del medio donde vive. Si nuestra sociedad tuviese una estructura económica adecuada basada en un fuerte dispositivo productivo, estoy seguro que bastaría con asistir a la escuela solamente de lunes a jueves. El resto de la semana unos lo emplearían en actividades culturales como danza, pintura, dibujo, poesía, teatro, música, escultura, etc. Mientras otros se involucrarían en los sectores productivos como agricultura, ganadería, artesanía, gastronomía, fábricas, etc. De tal manera que el pueblo seria casi autosuficiente. Seria increíble producir lo que se consume. Y todavía como algo adicional tener un ingreso común con la venta de excedentes. Desafortunadamente la sociedad actual solamente es capaz de ofrecer a niños y adolescentes televisión, internet y videojuegos. Y a los jóvenes alcohol, mucho alcohol, hasta la saciedad.


Pag.7

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

Última parte.

Don Manuel Caldera Robles/Carmelita Trujillo Cossio

A

llí en la casa donde vivíamos en la calle Venustiano Carranza, en el tiempo de la Cristiada, vivíamos tres familias, s iempre por tener más compañía y no estar tan solas, vivía una maestra y una sobrina de ella, vivía mi madrina y mi tía con nosotras chiquitas y otras familias también, y cuando venían los federales, muchas veces tocaban las puertas y pos les abrían, tenían que abrirles porque llegaban con los rifles en las manos, los federales llegaban pidiendo de comer y había que darles lo que hubiera. Y cuando venían los cristeros allí, a esa casa que le digo, llegaban todos, llegaba el general Aurelio Acevedo y se formaban allí por la calle Venustiano Carranza, todos con sus caballos y ellos también ahí en la casa. Luego luego la gente acudía con cazuelas de comida ya preparada para que se les diera de comer a todos los cristeros. Pero esto que le platico se hacía cuando los federales no estaban en el pueblo por salir a perseguir cristeros al campo y a los ranchos. Allí en la casa de mi tía Juanita, otras mujeres le ayudaban a dar de comer a los cristeros que eran muchísimos, los católicos acudían con tortillas, cazuelas de sopa y de todo lo que podían, y como a esa casa llegaba el general, pues allí todos los soldados estaban en formación por la calle; los federales, por cosas de las que le platico, querían matar a mi tía Juanita Cosio, la perseguía un general López, que se dice era un hombre muy duro y muy malo, muy feo, hacía muchos destrozos de cristianos y perseguía a mi tía Juanita, aunque el general no la conocía ni nadie la entregó porque Dios la tenía para que nos cuidara a nosotras, si la hubieran matado, sabe Dios que hubiéramos hecho nosotras tan chiquillas y por eso estamos nosotras allí en la fotografía velando al Santísimo. Cuando llegaban los federales a esa casa, nunca encontraron nada del relicario, porque estaba bien escondido dentro de una cortinas que no despertaban sospechas, y aunque llegaba esta federación, llegaba abriendo las puertas de sorpresa buscando encontrar cristeros y armas, todo esculcaban, los cajones y los chiquihuites. Y, sabe lo que hacía Socorrito, cogía el relicario y sentada en un tapete en el suelo, yo ponía el relicario entre sus juguetes para que no fueran a profanarlo. Ella ya sabía, a pesar de que era muy chiquita, lo escondía entre sus trapitos y juguetes o lo guardaba en la bolsa del delantal, todo para que los soldados no fueran a descubrir que nosotros teníamos el relicario en esa casa. Los soldados apuntaban con sus rifles a mi tía Juanita, muy violentos. ¿qué tienen hay? Y ella les contestaba: “pues un altar del Sagrado Corazón, que no lo ven”, ¡pos quítelo! -¿y porqué lo quito, pues es mío? Mi tía no les tenía miedo. ¿Porqué trae el Santo Cristo colgado? ¡porque es mío! ¡Pos quíteselo, ya ve que es la cuestión por la que peleamos! –pos que sea, no me lo quito. Y no se lo quitaron, pero los que la querían matar, no le llegaron encontraron nada. Y, por si fuera poco, mi tía Juanita fue a conocer al mentado general López, porque una de las veces que vino aquí al Valle, ese general, después de venir de un combate de por hay de Huejuquilla, llegaron muchos soldados muy cansados a esa casa frente al jardín, donde es ahora lo que llaman “La Placita”. Allí vivía una señora viuda que se llamaba Santos Medina, una señora muy rica y vivía con ella una hermana que se llamaba Marianita Medina y la señora Santitos era ya viejecita. Allí en esa casa vivían otras personas con ella. Se juntaban en esa casa las gentes porque tenía miedo. Allí llegaba el general López, porque era casa de dos pisos, era la única casa de dos pisos que había en el Valle y allí la señora le ponía la cama en el piso de arriba y los demás soldados acomodados en el zaguán, que era muy grande. Allí estaban formados todos con los rifles y no dejaban entrar a nadie, la señora y las sirvientas le daban de comer al general y a otros, los demás soldados por hay andaban dando guerra en las demás casas, que les lavaran la ropa, que les dieran de comer, pero ya a los grandes jefes pos les daban todo el servicio en esa casa de doña Santos Medina. Esta señora no era adicta a los federales, nomás que pos la forzaban. Y Juanita, un día de esos le dijo; aquí está el general López y lo voy a ir a ver para conocerlo, y fue y le dijeron los federales, cuando entró al zaguán, ¡alto hay, quién vive! Juanita no les respondió, sí sabía qué contestar pero no los quiso responder. Los soldados le dicen: ¿porqué no responde, que no sabe?, -pos no se lo que se responde y con su permiso que voy con la señora Medina, que son mis amigas y vengo a ver cómo amanecieron-, la señora Marianita le dijo a Juanita, -ay mujer, qué anda haciendo, a qué se viene a meter a este infierno, la buscan para matarla y usted se viene a meter aquí. –Yo vengo a conocer al general López porque dicen que me busca y no me conoce, pos siquiera para conocerlo yo a él, si me agarra y si me mata pos siquiera saber quién fue. ¡Ay no, si está de miedo! Le dice Marianita.

No, ¡si hasta voy a saludarle al general cristero! Cristera descarada. Mire, ya que usted lo quiere así, va a subir allá a la habitación del general López. Lleve esta almohada, para que no vaya de oquis, sino el general va a decir: ¿pos ésta qué viene a hacer aquí? Marianita le dio una almohada, con funda limpia, a Juanita, entre y se la pone allí en la cama del general; Juanita entra al cuarto y saluda, buenas tardes señor general, éste no le respondió, y mire que estaba allí otro hombre que conocía a Juanita, pero por obra de Dios, este hombre no la entregó. Si la denuncia, allí la agarran, estaba allí de visita ese hombre que era adicto al gobierno…y con sus estilo el general dijo: ¡ah como estoy molido, cansado de la guerra que tuvimos en Huejuquilla, ¡váyase a bañar a Atotonilco para que descanse, son buenos esos baños! ¡no estoy roñento para irme a bañar a esas aguas!, entonces, dice Juanita, báñese en el río que también lleva bonita agua y con un baño descansa. El general ya no le respondió. Entonces Juanita le dice: con su permiso señor general, que no le hizo nada, ni tampoco la conoció. No supo quién era. Qué tal si la hubiera conocido, ahí la agarra. Pero ella no le tenía nada de miedo. Juanita era muy decidida. Hasta Aurelio Acevedo, general cristero, le decía “cristera descarada”. Después, esos mismos soldados mataron a todas las dueñas de esa casa, eran siete las personas que mataron allí, las dos eran dueñas y un hermano de ellas. Al hermano lo mataron allá en el camposanto, allí lo fusilaron. Todo porque esas personas eran cristianas, por eso a los señores, el general, les tenía idea, porque sabía que eran cristianos. Un día que los soldados estuvieron aquí en el Valle, como muchas veces, amanecimos con la noticia de la muerte de Santitos Medina y sabe cuántos allí mismo en la misma pieza, en la noche mataron a las dueñas de la casa, sus sirvientes y otras gentes. En total siete. Las sacaron arrastrando de sus camas y las echaron a una pila donde hacían jabón y les tumbaron una pared para enterrarlas. Los federales salieron y dejaron las puertas de las casa abiertas. Vino una sobrina de la dueña de la casa y le dijo a mi tía Juanita: mira, fíjate, ya mataron a mi tía Santitos, ya no hay nada de ella, quién sabe que harían con ella, porque no hay dónde encontrarla; y como ya se habían ido todos los federales, dejaron al pueblo temblando por lo que hacían. Juanita se decidió y dijo a la sobrina de estas señoras difuntas: oigan, vamos a observar a todos lados de la casa, miren como están todas sus cosas, todo se lo van a robar, pues está la casa abierta y ni quién la cuide ni nada. La sobrina se trajo algunas cosas a mi tía Juanita, una virgen, una Purísima más o menos grandecita, que tenían las Medina en un rincón de la casa en una mesita cubierta de vidrio. Dijo: me llevo esta virgen para que nadie la vaya a profanar. La tuvo mucho tiempo pero después se la recogieron. Tantas cosas que tenían estas señoras en su casa, pues eran las señoras más ricas de ese tiempo, además de ser las fundadoras de este pueblo. Siguiendo buscando a doña Santitos, sólo había señales de la arrastrada, desde donde las sacaron para matarlas. Parece que nadie sabía más de las señales de las arrastradas. De suerte, mi tía, se escapó debido a que nadie la entregó por voluntad de Dios. A mi tía la buscaban porque ella les ayudaba a muchas cosas de los cristeros, por ejemplo: en asuntos de comunicación, cartas y envíos de parque a los cristeros, se encargaba de entregárselos de contrabando que ella conseguía por medio de leñadores y por otros medios. Quién sabe cómo se las arreglaba para conseguir parque, pues algunas personas se lo traían a ella y lo escondía y cuando venían los cristeros se los entregaba. Dicen que uno de chiquillo ni se fija, ni se acuerda, pero fue aquello tan intenso, que sí me acuerdo de muchas cosas que no se me han olvidado. Mi tía Juanita les cocía camisas, la gente les daba telas porque a veces no traína con qué cambiarse y se las mandaba ya preparadas y cuando venían les daba de comer a todos. Recuerdo cuando andaba mi papá, cuando hubo un combate de tres días aquí en el Valle, en fecha que no recuerdo. Hacía poquito que había muerto mi mamá y mi papá se llamaba Ismael Trujillo, yo lloraba todo el día, éramos tres nosotras, yo era la más grandecilla. Cuando el agarre aquí, yo lloraba todo el día por tanto balazo y pensaba en mi papá. No, no lo matan porque él está dentro de la casa y si sale lo matan…y así fue lo mataron cuando se acabó el combate. Nosotros veíamos todo por el zaguán. Primero lo atrancábamos porque cuando llegaba se metían por la fuerza, por los agujeritos veíamos que la gente carga los muertos que habían caído en el combate, los amarraban en tablas y nosotros asustadas. Otro día que se acabó el combate, los que peleaban se iban y dejaban el pueblo solo, ya


Pag.8

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

...Tiempos de la Cristiada

fue la madrota que era de mi papá y le dijo a mi tía Juanita que venían a avisarnos que lo habían matado y le habían recogido ellas. El papá de mi papá Ismael, quien todavía vivía y pos que estaba tendido en su casa, que nos llevara a verlo, y dijo mi tía: pos cómo las llevo tan chiquitas, qué sentirán y…hasta cuando las vas a estar engañando de que ellas están esperando a su papá y que no vive porque no está aquí. De una vez que sepan que no tienen papá, y sí, nos bañó y nos cambió y nos dijo: -vamos a llevarlas a que vean a su papá que está enfermo, está muy malo…y, cuando llegamos, no, pues estaba tendido…sí, si fuimos a verlo, esa es una cosa que yo vi, y otra en la que también estaban velando a alguien ¡pos tanta gente que mataban! Ya fueran los soldados, ya fueran cristeros sobre todo. Allí en el jardín había unos arbolitos alrededor y como entonces no había agua potable ni nada, toda la gente iba al río y de unos pocitos de arena que escarbaba la gente, los limpiaba y de allí agarraban para tomar. Iba mi tía Juanita al agua al río, la acarreaba en tinas o en ollas, en lo que se podía, pero no nos dejaba solas, a Socorrito y a mí, porque estábamos chiquitas. No nos podía dejar porque hasta a los niños se robaban. Yo miraba que en los árboles estaban colgados unos hombres, unos colgados de las manos, otros colgados de los pies con la cabeza para abajo, a mi me daba miedo y me cogía fuertemente de la falda de mi tía Juanita y me hacía para el otro lado de modo de no ver nada, sabe, se me figuraba que a mí también me agarraban. También me daba mucho miedo de haber visto esos colgados en el jardín. Observé también cuando destruyeron la Iglesia, que se metieron a la parroquia y sacaron la Virgen de la Luz, es una que está entrando por la puerta del crucero en mero enfrente, es una Virgen grande que tenía su lado derecho un dragón, la cabeza del diablo muy grandota con el hocico abierto y como lumbre en llamaradas. Nosotras le teníamos miedo. A ese diablo lo sacaron los soldados, lo colgaron en la puerta de la Iglesia y la cerraron. Días después de que se fueron los federales, después de un tiempo, cerraron la Iglesia y aun lado pintaron una calavera con unos huesos cruzados y la cabeza en medio. Le pusieron un letrero al diablo que estaba junto a la Virgen que detenía una alma que arrebata al diablo. A estas imágenes las mandó restaurar el señor Cura Alberto, quien sabe si le irán a poner el dragón. El letrero decía “esta es la madre del Papa”, refiriéndose al dragón. Y allí dejaron eso en la puerta de la Iglesia y se fueron todos y se quedó el pueblo solo. Entonces llegaron los cristeros y viendo eso, allí en la puerta de la Iglesia, bajaron a machetazos al dragón quedando los pedazos regados por el jardín, ¡ya mataron al chamuco!, decíamos, qué bueno que lo mataron, viéndolo despedazado por el suelo. Me acuerdo que todas esas cosas vi y se me quedaron fijas. En otra ocasión mataron a un muchacho muy jovencito donde dicen que es la Fuente, hay donde vive el señor don Luis Cabral, lo agarraron los federales, niño de unos quince años, y como andaba de cristero, lo agarraron pidiéndole que se rindiera y se pasara al partido de ellos. El muchacho no quería. Los soldados le decían. –nada más grita ¡que viva el gobierno! Y te damos la libertad y te vas con nosotros. El muchacho, a su vez gritaba ¡que viva Cristo Rey! No lo hicieron que protestara, era un cristerito muy decidido y por eso lo mataron. La mamá estaba allí, junto a él y le decía a su hijo ¡no vayas a protestar, si vas a morir por Cristo, él te salvará! Así fue, el muchacho se llamaba Eraclio Castorena. Era de un rancho. Y ahí lo atendieron en la casa del fotógrafo Herrera. Vi cuando se lo llevaron a la casa de los Herrera y ahí lo tuvieron y después de velarlo lo llevaron a sepultar. También recuerdo a otro cristero que se llamaba Juan Pinedo, sabe qué grado tendría pero era de los “grandes”, me parece que era teniente coronel. Lo trajeron muerto cargado en una tabla amarrado, lo mataron en combate y lo velaron en la casa de la esquina bajando de con la nuestra. Fuimos a ver, casi ni dejaban velar porque si llegaban los soldados y hallaban a la gente pacífica velando a un cristero, los federales eran capaces de matar a toda la gente en el velorio, por eso a los cristeros los sepultaban pronto aunque siempre tenían espías que avisaban si había federales. Espiaban arriba de la torre de la Iglesia y les avisaban a la gente que estaba velando, si había o venían federales, para que se escondieran, apagar velas y esconder lo que los pudiera delatar. De los cristeros del Valle que sobrevivieron a la Cristiada, recuerdo a Román Álvarez y a mi tío Aurelio Acevedo, quienes eran compañeros. Sólo que después mi tío Aurelio se fue a México porque no le tocó morir en esa guerra, ya no pudo vivir aquí en el Valle porque si lo hubieran hallado aquí los federales o los enemigos, lo hubieran hecho pedazos. Román Álvarez anduvo por allí escondiéndose en los ranchos y al fin se fue a la ciudad de México, aunque después se vino a Guadalupe, Zacatecas, y ahí estuvo con el Padre Arroyo. Anduvo huyendo porque lo querían matar por cristero. Se salió del Astillero o de San Vicente, finalmente se vino a vivir aquí al Valle. Las mujeres que están en una de las fotos son doña Petra Cabral y las demás que ayudaban a mi madrina a darle de comer a los cristeros cuando éstos llegaban al Valle. También aparezco yo –algo crecida-, de pie a la derecha junto a mi madrina Juanita Cosio. También de pie: Epifanía Castañeda y María Navarro. Sentadas: la maestra Lolita Sánchez, Petra Cabral, doña Mónica, Victoriana Castañeda y Dolores del Hoyo.

El Gobierno Municipal adquiere finca para Casa de la Cultura Valparaíso, Zac., Invierno 2010.- El Honorable Ayuntamiento Municipal que encabeza Laura Isela Ruiz González adquirió centenaria finca de más de 2,000 metros cuadrados con la intención de que sea la Casa de la Cultura de los valparaisenses y cuyo objetivo primordial es que sea una Escuela de Artes y Oficios donde se den clases y talleres de carpintería, herrería artística, joyería, gastronomía, danza, música, etc., y sirva, también, para futuras exposiciones, además de que el local comercial servirá para tienda de artesanías. La casa ubicada en la calle Hidalgo de la cabecera municipal, según testimonios de los dueños, fue construida en 1910 por el señor Margarito de Robles, posteriormente pasó a manos del señor Miguel Rivas, quien a su vez, la heredó a sus hijas; cabe resaltar que este monumento histórico ha sido testigo mudo de revolucionarios villistas y cristeros, además de, cuando menos, los últimos cien años de la vida social, comercial y política de Valparaíso y donde vivió la célebre y admirada doña Otilia Rivas, partera que ayudó a cientos de madres dar a luz. Laura Ruiz, en recorrido por la histórica finca, consideró que parte de la transformación de los pueblos se basa en la cultura, además de contribuir al desarrollo intelectual y personal, subrayó que es imperativo que las generaciones actuales aprendan artes y oficios que les ayudarán en su vida futura, contribuyendo al desarrollo de los pueblos. De igual forma, la Edil municipal, asentó que se trabaja en un proyecto de restauración, mantenimiento y preservación de la nueva Casa de la Cultura y cuyo titular es el señor Eloy Madera Cabral, quien a su vez anunció que inmediatamente empezarán a trabajar el taller de pintura que encabeza el maestro Rodolfo Buenrostro y las clases de música para la Banda Municipal “Santa Cecilia” que dirige el maestro Rómulo Arellano. Así, con acciones y hechos concretos, el gobierno municipal contribuye al desarrollo y transformación de Valparaíso.


Pag.9 Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

LOCAL

Laura Ruiz supervisa el avance del nuevo Fraccionamiento “Villas del Sol” Valparaíso, Zac., Invierno 2010.- Laura Isela Ruiz González, acompañada de Regidores, supervisó el avance del nuevo Fraccionamiento “Villas del Sol” y que consta de 60 unidades habitacionales, para el mismo número de beneficiarios y que previo al inicio de la construcción, la Edil, había convenido con el Fondo Nacional de Habitaciones Populares de la Secretaría de Desarrollo Social, del Gobierno Federal, cuyo subsidio asciende a $3,180,000.00 (Tres millones ciento ochenta mil pesos 00/000), que mezclados con los $8, 250.00 (Ocho mil doscientos cincuenta pesos 00/000) de cada unidad básica de vivienda, además del aporte municipal, hace posible este nuevo Fraccionamiento que está ubicado a espaldas de la Unidad Deportiva en la Colonia “Santa Rita”. Cabe destacar que el avance físico de las 60 casas es de más del 70%, por lo que se prevé que en los próximos 45 días se esté en condiciones de entregar las unidades a las 60 familias beneficiadas; destacar que la Presidenta Municipal ofertó a los beneficiarios ampliar su casa, mediante el otorgamiento de cemento, para quien así lo considere. Con estas acciones y hechos concretos el gobierno municipal trabaja buscando la transformación y desarrollo de Valparaíso.

Laura Ruiz entrega equipo de Enciclomedia a la escuela primaria “J. Jesús González Ortega” Valparaíso, Zac., Invierno 2010.- Laura Isela Ruiz González entregó equipo de Enciclomedia a la histórica escuela primaria “J. Jesús González Ortega”, dentro del programa 3x1 para migrantes, allí refrendó que la educación es uno de los ejes principales de acción que tiene la actual administración municipal, el de ofrecer a la niñez los medios adecuados para su preparación, pues es nuestra misión, dijo, preparar a las futuras generaciones, a los hombres y mujeres que serán quienes conduzcan los destinos de nuestro municipio y estado; acompañada de funcionarios municipales, estatales y federales, subrayó que con estas acciones permiten a la niñez tener acceso de las nuevas herramientas tecnológicas que día a día están evolucionando, además, recalcó, los conocimientos, adquiridos por las niñas y niños son con una base científica que les ofrecerá mejores alternativas para su desarrollo personal y que se verá reflejado en un mejor nivel de vida para ellos y sus familias, asentó. En esta centenaria y pionera institución de los valparaisenses, la Profra. Margarita Sánchez Bañuelos, Directora de la misma, agradeció, a nombre de los beneficiarios, el invaluable apoyo que brinda la alcaldesa y los migrantes, de igual forma, asentó que el equipo de Enciclomedia que se instalará en cada aula es una herramienta por demás importante en los tiempos actuales en el proceso enseñanza-aprendizaje, ya que, dijo, son necesarias para la vida actual y futura, así como la de incursionar en nuevas vías de acceso a la información, por último asentó que este proyecto vendrá a beneficiar a cientos de niños que integran esta noble institución escolar.

Apoyan proyectos Culturales para Valparaíso Valparaíso, Zac., Invierno 2010.- Gracias al impulso que en materia de cultura se ha logrado en Valparaíso por parte de Laura Isela Ruiz González, Presidenta Municipal, se continua gestionando más apoyos para las diferentes expresiones culturales a lo largo y ancho del municipio, prueba de ello es la aprobación de dos proyectos que la Incubadora de Negocios, del gobierno municipal, logró, dentro del “Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias” de PACMYC. Lo anterior tiene que ver con la preservación de las tradiciones y costumbres del municipio y que en esta ocasión fueron la compra de instrumentos musicales para un grupo tradicional de Santa Lucía de la Sierra, además de presupuesto para la elaboración de vestuario para el original bailable de Valparaíso “Las Cuadrillas”, cuyo monto global asciende a $68,000.00 (Sesenta y ocho mil pesos) y fueron entregados en el Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde” de la ciudad capital Zacatecas. Así con acciones y hechos concretos, el gobierno municipal, busca el desarrollo y transformación de Valparaíso.

R E FAC C I O N E S “Las partes que lo llevan y lo traen”


Pag.10

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

No llegue a viejo. Mejor “muérase” Por Don Ángel Aguilar Luna

T

al ves el título de éste humilde escrito suene a macabro, o tal ves piense usted que son palabras de un loco, o un renegado o un desesperado de la vida. Ni una cosa ni la otra, son conceptos muy verídicos y muy reales de acuerdo en la vida que estamos viviendo, que muchas de las veces para muchas personas la muerte es una dulzura. La realidad de las cosas, ¿quién quiere morirse?, nadie en lo absoluto, así tengamos cien años o más, la muerte no la queremos. Sin embargo la sociedad en la que vivimos se encarga de irnos relegando poco a poco, y no nos queda de otra más aceptar la cruda realidad en nuestro México en que estamos viviendo, el porqué digo todas estas cosas, vamos a analizar algunos puntos, ojalá mis tres lectores y su servidor salgamos de acuerdo. Con la ayuda de Dios llegamos a lo que se dice la tercera edad, en algunas personas, casi en su gran mayoría empiezan a mermar considerablemente el físico, nuestras facultades ya no responden adecuadamente. Se ocurre a la ciencia médica, como si no se fuera, sigue nuestra condición física empeorando. Caminamos con paso lento, crujiéndonos todos nuestros huesos. En algunas personas, por no decir que en su mayoría, con poca plata para poder enfrentar las necesidades apremiantes, como son: ropa, calzado, comida, medicina, etc., y lo peor de todo desprovistos de toda protección social. Algunas personas allá por los cuarenta se fueron a los Estados Unidos a trabajar, que bueno, le atinaron muy correctamente, porque ahorita tienen una buena pensión, para que puedan enfrentar las embestidas que afrontamos los de la tercera edad. Lo malo es que los que no fuimos, ni trabajamos con ninguna institución que nos diera protección social, y lo peor de todo que la propia sociedad se encarga de darnos el tiro de gracia con medidas muy drásticas. Con detenimiento analicemos algunos puntos: -Ocurra a la Delegación de Tránsito a solicitar una licencia de manejar para poderse movilizar en el pueblo, el delegado le dice muy claro. El reglamento dice: que solo de sesenta años para atrás. Ya no pudo aquel anciano caminar en auto, aunque tuviera la salud y los sentidos para hacerlo. -En cualquier Institución Bancaria solicite un préstamo, se lo niegan, que sólo de sesenta y seis años para atrás, cuando existe mucha gente de esa edad con el deseo de seguir emprendiendo. -Solicite un seguro de vida, igual, la edad le impide conseguirlo.

-Una persona de edad avanzada, trata de cruzar una boca-calle no hay una persona que tenga la amabilidad de cederle el paso, tiene que arriesgarse a pasarlo, a riesgo de su vida. -Busque algún empleo, ya sea aquí o en E. U. A., ya no hay trabajo para viejos, y si lo hubiera ya físicamente no estamos capacitados. Mis felicidades a los hijos que están en los Estados Unidos, que están ayudando a sus padres y están al pendiente de sus múltiples necesidades, los visitan periódicamente, vienen surtidos con ropa, y regalos. Pero hago un llamado de atención a aquellos hijos que se olvidan de sus padres, en ocasiones los papás les consiguen el con qué se puedan ir al Norte, y los dejan colgando con la deuda, mucho menos mandarles alguna ayudita. Como que para la sociedad, es un delito llegar a viejos, y como cualquier delito se paga, y la propia sociedad aplica la ley, con el desprecio, la humillación, el abandono, el escarnio, el despotismo, etc. Sin embargo yo invito a todos mis compañeros de la tercera edad, a que no nos doblemos. Que aprendamos a envejecer, que estamos en la edad de los encuentros, de vivir con miras altas, que todavía somos una promesa. Que recordemos que El Senedrin de Israel estaba integrado por 72 ancianos. Que el Senado Romano estaba compuesto de ancianos, recuerde que Senado viene de senectud. En tiempos antiguos los ancianos eran respetados y venerados. Muchos genios han realizado sus grandes obras en la ancianidad: Pitágoras, Sócrates, Platón, Aristóteles, Moisés quien dirigió el Éxodo a los 80, etc. Me permito copiar de un gran filósofo, que dijo: Primero. Cuida tu cuerpo, la vida es una fiesta, sal a su encuentro con alegría, vive tu vida armónica, y amorosamente. Jubilación deriva de la vos jubilo: alegría; recuerda que la sabiduría, el talento, el ingenio que llegan con la ancianidad… no se jubilan. Segundo. No te encierres, vive tu etapa cumbre con plenitud, vives la etapa más alta de la existencia. Tercero. Ama el movimiento como a ti mismo, no estés estático. Contra la apatía actívate. Cuarto. Evita la ausencia de ánimo, de sonrisas, el deseo de callar, eres una expresión viva de triunfo, has triunfado sobre las enfermedades y sobre el tiempo.

-Haga una solicitud al I. M. S. S., para ser atendido en sus enfermedades, se lo niegan. Si lo quiere comprar tampoco.

Quinto. Maravíllate de tu vejez, cada anciano que ríe, ama y es amado, es una luz que se enciende.

-Hace poco una persona recibió de Telmex una carta-invitación donde le decían que le prestaban $ 25,000.00, a pagarlo en tres años, con muy poco interés. Mi amigo reunió todo lo indispensable que se necesita; credenciales, RFC, estados financieros, se fijó muy bien que no decían de la edad, hasta se dijo que el señor Slim, si era buena persona, cuando llamó, lo primero que le dijeron la edad, y hasta ahí llegó el arreglo, por la edad.

Sexto. Cultiva el optimismo, potenciará tu fuerza espiritual, encontrando respuestas a los problemas de la vida haciendo que tu existencia tenga un porqué.

-Un matrimonio me platicó que, con algo de esfuerzo una de sus hijas logró ser profesora, como la señora es padeciente de algunas enfermedades, la profesora se le hizo fácil de que su mamá gozara de Seguro Social, ni aquí en el Valle, ni en Fresnillo, ni en Zacatecas se pudo arreglar, por la edad le dijeron y que no dependía de ella, se sacó comprobante de una autoridad, ni así se pudo arreglar, se trató de comprarlo, tampoco, todo por la edad. Entonces la mamá de la profesora trabajó en una casa comercial, pidió su seguro, aparentemente la aceptaron, pero llegó un Inspector, la investigó no le dijo nada, pero a vuelta de correo la suspendieron, todo por estar vieja, ni en Fresnillo ni en Zacatecas se pudo arreglar.

Séptimo. Sé útil a ti mismo; actualmente la sociedad no busca hombres útiles, si no importantes. Octavo. Trabaja, es la mejor medicina, permite crecer, amar, intimar con el más recóndito secreto de la vida. Noveno. Escucha tu corazón no tiene edad. No dejes de sembrar amigos, los árboles crecen por sus raíces, los hombres por sus amigos. Décimo. Siembra paz en tu corazón, que tu microcosmos sea una luz que llene de plenitud y amor tu espacio de vida; la paz es la mejor arma para contrarrestar todo, aún la bomba atómica.

Pensando en la salud y la economía de su familia, grandes descuentos permanentes en medicamentos Independencia No. 106 Amplio surtido en medicamentos -a un costado de la ParroquiaMedicamentos para Hospital Francisco I. Madero Material de curación Sillas de ruedas, andadoras, bastones, muletas, etc. -anexo Clínica “San José” Foto Cortesia Genaro Lara Perfumería y Regalos Tel. 936 04 53 Valparaíso, Zac.


Pag.12

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

Ella es Lucero Lara Recéndez, tiene 22 años, mide 1.65 de estatura, de complexión delgada, estudia Licenciatura en Informática, de piel morena clara, ojos café y tristes; sin duda, el deporte que adora es el más mexicano, la Charrería, su familia lo practica, monta a caballo, es amante del cuidado del medio ambiente, además, como detalle importante de su persona, es ser solidaria con los demás, se identifica con la gente de campo, por lo que a mediano plazo se ve inmiscuida en asuntos agrícolas, de l@s jóvenes admira a quien busca proyectos emprendedores, le gusta bailar y no juzgar a la gente. Actualmente forma parte del Ayuntamiento Municipal y nos deleita con su hermosura valparaisense en algunos emblemáticos lugares del Valle de Valparaíso, Zacatecas, México. Fotos: Fernando Gamón Cabral

Texto: Ángel Aguilar González


Pag.13

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

Aurora y Pedro 43 años de matrimonio

Puré de Papa (para sopa, ensaladas y adornos para platillos)

El matrimonio formado por doña Aurora González Arellano y Pedro Ruiz Chávez celebraron 43 años de feliz matrimonio, a simple vista puede ser un logro sencillo, sin embargo se requiere una gran labor espiritual, un reto a la paciencia, una lección de aprendizaje para aceptarse uno al otro y amarse incondicionalmente, así han criado 4 hijas profesionales, Claudia Marcela, Perla, Laura Isela, Brenda y Tanya Jurica quien emigró a Estados Unidos, y 13 nietos. Dios tiene un plan para todos pero llegar a 43 años de matrimonio no es fácil, sin duda que éste es un regalo del Señor que debe ser celebrado todos los días, donde se encontrarán salud y enfermedad, alegría y penas, pero a través de todas las experiencias acumuladas habrá que mantenerse firmes en el juramento hecho a Dios ante el altar, así lo han hecho Aurora y Pedro desde aquel 14 de enero de 1967. Felicidades.

Ingredientes: 500 grms. de papa Pimienta y nuez moscada 100 grms. de mantequilla 150 grms. de harina 3 huevos 1 queso crema chico Opcional: apio muy picadito, perejil, chile curtido jalapeño, jamón, todo esto si se quiere. Modo de preparación: Pelar las papas y cocerlas con sal, pasarlas aún calientes por el prensapapas, y si no molerlas perfectamente, revolver con la mitad de la mantequilla, mezclar la masa de papas con pimienta y ¼ de cucharadita de nuez moscada ralladita. Poner hervir ¼ de taza de agua o de leche agregar la mantequilla restante, sazonarla y retirarla del fuego. Afuera poner todo el harina en el agua o leche caliente y revolver con una cuchara hasta obtener una pasta suave. Volver a colocar la cazuela sobre el fuego y revolver hasta que la pasta se desprenda del fondo de la cacerola y se forme una bola. Incorporar los huevos uno a uno, luego la masa de papas que quede muy bien revuelta con el queso, si se quiere se le revuelve todo lo demás, la cebolla picadita. Con las manos enharinadas se hacen bolitas del tamaño de una nuez; se pone aceite en un sartén y al fuego, cuando esté muy caliente se van dorando de poquitas en poquitas. Pueden servir como complemento en platos de carnes, mariscos o como botana. También haciendo un buen caldillo de verduras y al servirlo poniéndole las bolitas de papa. También sin dorar poniendo una cuchara de puré y decorándolo. ¡Ah, qué barbaridad!

Alumnos y alumnas de la inolvidable escuela secundaria “20 de Noviembre”, fotografía tomada por Foto Estudio “Herrera” en 1961 y que forma parte de la colección del Ing. J. Jesús Jara Madera, en el Valparaíso de mis amores. Parte superior de izquierda a derecha:

J. Jesús Figueroa Alvarez, Blas Galván Hernández, Raúl Anselmo Martínez, Carlos Avila Luna, Manuel Diaz Beltrán, Eduardo Gutiérrez Rodríguez, Pedro Bañuelos Robles, Ma. Jesús Rodarte Salas, Juana Triana Ulloa, Alejo García Muñoz, Margarita Montoya Bañuelos, José García Bazán, Rafael García Bazán, Pascual Muñoz Muñoz, Jesús Pinedo, Matias Téllez, Waldemar Cabral, Isidro Sánchez, Guillermo Bañuelos Moya, Araceli Hernández Vázquez, Ma. Carmen Rodarte Salas, Rosa Ma. Varela Pérez, Ofelia Cerros Ruiz, Manuel Cabral Arevalos, Rubén Castañón Madera, Isaias Carrillo Carrillo, Reynaldo Jara Madera, Luis Miguel Santacruz, José de Jesús Jara Madera, Manuel Alvarado Madera, Ignacio Navejas, Edmundo Beltrán Castro, Francisco Bautista González, Blanca Ortega Mena, Honoria Robles González, Profr. Pablo Ramírez Muñoz, Ma. Guadalupe Alvarez, Guillermina Bañuelos del Muro.


Pag.14

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

30 años de enseñar Los docentes María del Carmen Alba Jaime, Victoria Eufracia Lara Robles, Concepción Torres Fajardo, Isidro Ortiz Ruiz y Pedro Cosio Cárdenas, celebraron Misa de Acción de Gracias por 30 años de servicio educativo a la niñez zacatecana, además del intendente don José. Felicidades. Salud.

El Profr. Chuy González Borjón dio gracias a Dios y celebró por 30 años de servicio educativo a la niñez zacatecana, acompañado de su familia, amigos, autoridades educativas y representantes del gobierno municipal. En el marco del festejo, el representante del gobierno municipal, Ángel Aguilar González, le dedicó las siguientes palabras. “Permítanme la confianza de iniciar mi alocución con unos queridos maestros y maestras, pues son dos palabras hermosas y llenas de contenido, llenas de vida, llenas de amor, llenas de transformación. El Gobierno Municipal se congratula por estos eventos que marcan la vida de quien se jubila, y en nombre de la Presidenta Municipal, Laura Isela Ruiz González, me honra este momento en la vida del profesor Manuel González Borjón. Aunque les estoy dirigiendo estas palabras como representante del gobierno municipal, no puedo evitar, o para ser más sincero, no quiero desaprovechar la ocasión para exteriorizar los pensamientos personales que su compañía me evocan y que, por otro lado, confío en que suscriban la mayoría de los compañeros aquí presentes. Ante maestros y maestras como ustedes que han consagrado su vida a la enseñanza, lo primero que me viene a la mente es la idea del enorme respeto que me inspiran, un respeto que siempre he sentido por los profesores y profesoras, aun y cuando mi formación

educativa es de tan sólo 10 años, donde aprendí en tan poco tiempo el enorme valor de la educación y de todo un bagaje de conocimientos, técnicas y destrezas que ustedes… usted, distinguido profesor Manuel González Borjón, tienen y que a través de tantos y tantos años de lucidez y de amor llevan a los niños y niñas. El mero hecho de dedicar toda una dilatada trayectoria vital a una profesión, cualquiera que sea, ya es algo digno de encomio, pero si además esta ocupación es la de maestro, la admiración se engrandece. Maestros son los que dejan huella y supongo que usted, profesor Manuel, sin ninguna duda la ha dejado. Siempre resulta gratificante escuchar a personas de cierta edad que rememoran con cariño a sus maestros, o casi mejor, a su maestro, uno, el que nunca olvida. No creo equivocarme al presuponer su peregrinaje inicial por pueblos, comunidades serranas, ranchos lejanos, tal vez escuelas unitarias, como Ustedes dicen, pero con una ilusión y un entusiasmo propio de quien comienza que ayudaba a superar todos los obstáculos. El devenir del tiempo, los cambios sociales y políticos que subyacen en todas las reformas educativas, les ha permitido vivir en forma de protagonistas de las grandes transformaciones que en el terreno educativo se operan en Valparaíso. En la actualidad se avanza con firmeza hacia una enseñanza cada vez más fecunda en conocimientos y en tecnología. Usted, profesor Manuel, ya ha cumplido con sus obligaciones, ya ha prestado a la sociedad el servicio que le exigía, confío, por otro lado, que la jubilación recién adquirida, ese merecido descanso después de tantos años en las aulas se convierta en una etapa de sosiego, de mayor libertad para dedicarse a personas o aspectos que el trabajo cotidiano impidió realizar con la intensidad deseada. Espero y deseo que cuando sus amistades le pregunten ¿Qué tal estás con la jubilación? Pueda responder “me encuentro jubiloso”, pues no en vano la palabra jubilación también tiene que ver con la idea de júbilo, de alegría, de regocijo. Intuyo que se encontrará contento, gozoso entre otras razones por ser consciente del deber cumplido. Imagino que no podrá evitar bucear en el pasado, recordar episodios buenos y menos buenos, pues de todo habrá habido en su paso por las aulas. Hoy, pues, profesor Manuel, abandona el quehacer diario, la costumbre de levantarse temprano, dirigirse a la escuela, atender un grupo de niños y niñas, enseñar, planificar, escuchar el bullicio del aula, deletrear las vocales y resolver quebrados, y preparar mejores ciudadanos y ciudadanas que contribuyan al engrandecimiento de ellos y ellas, al engrandecimiento de la patria. Se lleva el aplauso de sus compañeros y compañeras, y sin duda, se lleva el cariño de cientos de niños y niñas, hoy hombres y mujeres que brindan a la distancia por sus enseñanzas y amor que por tantos años les dedicó. Se lleva el reconocimiento de este gobierno municipal y honra su jubilación. Gracias por estos fructíferos años y sin duda ratificamos que la educación puede y debe transformar a los pueblos y hacer de los hombres y mujeres más libres en todos los rubros. Gracias una vez más por su ejemplo y en hora buena por la jubilación. Felicidades.”

Recorta tu cupón y obtén mejor precio por tus dólares


Pag.15

ESPACIO GLOBAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Febrero 2010

Las deudas se pagan con gusto El 2 de febrero, Día de la Candelaria, los "padrinos" que sacaron niño en la Rosca de Reyes, invitan los tamales

Si se trata de variedad, los tamales tienen muy poca competencia. No sólo se diferencian por nacionalidad (nacatamal en Honduras, tayuyo o bacán en Cuba, guanime o mapiro en Puerto Rico, humitas en Perú y Argentina, hallacas en Venezuela...), sino también por región en la República: corundas en Michoacán, chiapanecos, de chipilín en Tabasco, norteños, yucatecos, oaxaqueños, sinaloenses, sonorenses, zacahuil en la Huasteca. "El tamal es una de las muestras más contundentes del mestizaje gastronómico, en ellos conviven el maíz (de origen americano) y el mexicanísimo chile con los derivados del cerdo traídos por los españoles: manteca y carne. "El origen prehispánico de los tamales está claramente documentado por los principales historiadores del siglo XVI, particularmente por Fray Bernardino de Sahagún. Muchos de los tamales vinculaban ritos funerarios, costumbre que subsiste hasta la fecha, en el día de los muertos", explica el investigador José Iturriaga. El autor del libro Pasión a fuego lento, agrega que el Día de La Candelaria es, desde hace más de 500 años, un momento para elaborar y compartir las delicias que otorga la tierra, ya que marca el comienzo del ciclo agrícola. En La cultura del antojo cita a Fray Bernardino: "Acostumbraban muchas clases de tamales, uno de ellos blancos a manera de pella, ni redondos, ni cuadrados, que llevaban en lo alto un caracol pintado con frijoles y con esto mezclaban la masa de que eran hechos; había otros muy blancos y delicados; algunos eran menos finos, algo duros; otros colorados con su caracol encima: este color lo obtenían dejando la masa dos días al sol o al fuego; los había hecho con los penachos del maíz, revueltos con semillas de bledos (alegrías) y con meollos de cerezas molidas y en ocasiones los tamales eran de puros bledos y éstos también los guisaban con chile amarrillo, tomates, pepitas de calabaza o con chiltépcitl solamente". VIEJOS, LOS TAMALES El historiador Edmundo Escamilla revela que, de acuerdo con vestigios mayas, desde el año 200 de la Era Cristiana ya existía esta especialidad. "Los tamales eran ofrecidos a las deidades cada principio de mes. Se trata de un platillo ritual, una síntesis gastronómica y cultural que nos demuestra la antigüedad de nuestra culinaria", comenta.

La toronja: alto valor nutrimental La toronja es una fuente importante de vitamina C, por lo que se considera primordial en una dieta saludable para evitar las enfermedades cardiovasculares De los cítricos es de los más grandes, y en este género, también se conoce como pomelo. Su pulpa suele ser rosada, rojiza o anaranjada. Se puede consumir en zumos, ensaladas, en algunos platillos con aves o en gajos. Es rica en vitamina C, betacarotenos, ácido fólico y flavonoides, que son antioxidantes, por lo que ayuda a prevenir enfermedades del corazón. Otra de las características de la fruta es que ayuda a bajar los niveles de colesterol malo, y es sumamente beneficiosa para la salud. Así también contiene pequeñas cantidades de vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y E, excelente para mantener una piel radiante. Algunos expertos afirman que la toronja es un excelente laxante, regenera el sistema nervioso, limpia la piel y vigoriza los tejidos de los pulmones. Esta maravillosa fruta es aprovechada en varios platillos como; toronjas rellenas de vegetales, ensaladas con vegetales, como guarniciones en pescados, endulzada con un poco de miel. En los países anglosajones se elabora en almíbar, así como en la elaboración de mermeladas. Y para empezar el año, algunos nutriólogos recomiendan empezar el año con una dieta a base de toronja, comiendo media toronja antes de cada alimento, claro siempre y cuando se consuma ensaladas verdes y carnes blancas a la plancha. Los expertos en belleza recomiendan un jugo diario en ayunas, para limpiar la piel de toxinas y de acné, así también a un mejor funcionamiento del organismo. Actualmente México cuenta con una gran producción de esta fruta como los estados de Veracruz, Sal Luis Potosí, Tamaulipas, Nuevo León, Tabasco, Puebla, Yucatán, Sonora, Hidalgo, Colima, Oaxaca, Guerrero y Michoacán. www.eluniversalonline.com

Dulzura culinaria La miel es un nutriente rico en vitamina B, C, D y minerales esenciales como calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc Este regalo de las flores, extraído por las abejas, es un de los alimentos que aportan vitaminas y minerales, sobre todo en épocas de frío. Hay quién recomienda una cucharadita de miel diariamente y porque no en este momento, para fortalecer bronquios y enriquecer postres y bebidas calientes.

El también director de la Escuela Mexicana de Gastronomía agrega que los frailes llegados a la Nueva España percibieron la importancia ritual del tamal, por lo que lo adaptaron a las ceremonias cristianas.

La miel es un regalo de la naturaleza, es un alimento energético por excelencia, es un néctar recolectado de las flores, que contiene todo lo que el ser humano necesita para vivir.

"La manteca de cerdo viene a convertir al tamal en platillo cristiano, ya que los únicos que podían comer cerdo en Europa eran los cristianos", comenta.

Algunos nutriólogos y médicos naturistas, recomiendan para enfermedades de vías respiratorias una infusión o té, siempre con una cucharada de miel, ya que aparte que limpia la garganta, ayuda a fortalecer las vías respiratorias.

Con los años, esta preparación (cuyo nombre deriva del náhuatl tamalli, "bollo de harina de maíz envuelto y cocinado al vapor") ha adquirido características especiales por su sabor –salado o dulce–, la hoja en la que es envuelta –de maíz, de milpa, de plátano, santa...– o por su relleno –salsas, carne, frutas y verduras.

Expertos aseguran que la miel de abeja se digiere con facilidad, no irrita al sistema digestivo y no daña los riñones, por lo que también se recomienda para las personas que padecen problemas digestivos.

Variedad salada:

En la gastronomía desde tiempos prehispánicos ha estado presente, en la elaboración de caramelos, pasteles, mermeladas, aderezos, dulces, bebidas, en la elaboración de platillos, así como también ha destacado en la industria cosmetológica y de medicinas naturistas.

* Cocidos: tamales de masa cocinados al vapor. * Encueraditos: sin hoja, recalentados en comal o fritos en aceite. * De compañía: de sabor neutro para acompañarotros platos. * De cazuela o budines: elaborados en molde y cocinados en horno * De relleno: se sirven con chiles frescos o secos y una salsa ligera. * Sin masa: hechos con verduras y quelites. Fuente: Larousse de la cocina mexicana. www.eluniversalonline.com

Se debe tomar en cuenta el color, ya que mientras más obscura sea, mas se eleva su valor nutricional, por un alto porcentaje de sales minerales. Las flores más comunes de donde las abejas, extraen el néctar son; trébol, flor de naranja, salvia, alfalfa, diente de león, tomillo y frambuesa, entre otras muchas. En ocasiones venden miel de flor de azar, en la cual se percibe el aroma de tan singular flor. Siempre hay que procurar guardarla en un recipiente sellado y en un lugar seco. En estas condiciones, puede conservarse en buena calidad hasta un año. Nunca ponerla en el refrigerador, ya que se cristaliza, aunque se puede poner líquida de nuevo, colocándola en el horno de microondas por un minuto.

El Valle #31  

El Valle #31

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you