Page 2

02 El Universal / 29 - 04 de Febrero 2012

Opinión

LA FRASE:

EFEMERIDES:

“Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor, si no lo eres, haz como si lo fueras” Muhammad Ali

27/01/1995.- Perú y Ecuador inician una guerra no declarada en el Alto Cenepa, por la disputa de 340 kilómetros cuadrados fronterizos. Los combates se centrarán en una zona amazónica llamada “Tiwinza”.

Editorial

El derecho a un techo propio Durante muchos años, nuestro país ha buscado los mecanismos que permitan a nuestra población la formalización de sus propiedades, específicamente en los asentamientos humanos, que nacieron como consecuencia de la migración de la población provinciana a la gran capital y otras ciudades del país. Diversas acciones se han emprendido para asegurar a las familias de una vivienda propia que les permita elevar su calidad de vida. Sin embargo, esta necesidad ha sido empleada por muchos políticos para sus campañas políticas y así obtener réditos electorales, sin cumplir sus promesas. En cuanto a política de Estado, los gobiernos de turno no supieron establecer criterios válidos para el manejo del desarrollo de la vivienda en el Perú. En cambio, sí se produjo un veloz y acelerado desarrollo de las inversiones privadas en el rentable negocio inmobiliario y se siguió manteniendo esa gran diferencia social dentro de nuestra sociedad. La creación de instituciones como el PETT (hoy Cofopri) solo han permitido en su contexto albergar en sus instituciones políticas inestables, alejadas de todo sentido técnico, legal y de saneamiento con una verdadera visión de nuestra realidad en cuanto se refiere al problema habitacional. El saneamiento físico-legal y la formalización de los predios son una necesidad urgente y, a la vez, un derecho que constitucionalmente les asiste a todos los ciudadanos. Además, una adecuada y eficaz política habitacional de Estado que implicaría impulsar un gran motor de la economía que no solo mejoraría la calidad de vida de quienes aspiran a tener una vivienda, sino a impulsar más el movimiento económico de varios factores de inversión y desarrollo. Nuestro país requiere para ello dar e impulsar un proyecto más audaz, en el cual nos olvidemos de las pasiones políticas y apostemos por una acción más objetiva, técnica, moderna y viable. Sabemos que en los últimos años la Sunarp ha sido una de las instituciones que válidamente han contribuido a mejorar la información en cuanto a predios urbanos, rurales y rústicos, contando para ello no solo con un personal altamente capacitado que ha podido conjugar todo un trabajo técnico bien elaborado y que hoy permite a nuestro país mostrarlo con orgullo. Es decir, mientras no sepamos distinguir que acciones del Estado de carácter técnico calificado, sin clientelaje electoral, seguiremos en el arcaico sistema del egoísmo y la mediocridad, llevando a nuestro pueblo a seguir manteniendo un sistema de desigualdad e injusticia.

Directorio

DIRECTOR Milton Reyes Bailón EDITOR Raúl Vela Carhuas REPORTEROS Christian Briceño R. Jorge Calderón Herrera REPORTERO GRÁFICO Alonso Chero Uceda

DISEÑADOR Carlos Lazarte Sevillano IMPRENTA Editora El Comercio DIRECCIÓN Jr. Miro Quesada Nº 300 EDITADO Comunidad Cristiana del Espíritu Santo

Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional: Nº 2010-01940 Av. Venezuela Nº 681 - Breña / Telf. 01726-8950 http://twitter.com/eluniversalperu eluniversalperu@gmail.com www.facebook.com/eluniversalperu El periódico no se responsabiliza por las opiniones vertidas de sus colaboradores, ni esta en contra de las sugerencias médicas.

Perros guías para invidentes Escribe: Óscar Rodríguez Vargas (*)

H

ace poco se promulgó la Ley Nº 29830, que promueve y regula la utilización de perros guías por personas con discapacidad visual. Previamente, el respectivo proyecto había recibido la votación aprobatoria casi unánime de la representación nacional en el Congreso de la República. Como autor de dicho proyecto de Ley N° 194, debo resaltar que esta norma legal e inclusiva ya que busca que todos los discapacitados visuales del país cuenten con un perro guía. En este sentido, es importante que nuestra sociedad conozca de la existencia de los canes o perros guías, que son animales especialmente entrenados que permiten una mejor calidad de vida para los invidentes, y eso es algo que la población en general debe comprender. Los ciudadanos que no padecemos de discapacidad visual debemos ser tolerantes, ser comprensivos y promover que las personas con discapacidad visual puedan ingresar a todo lugar acompañados por sus canes guías.

La aplicación de esta ley lleva a que se eliminen las dificultades que enfrentaban las personas con discapacidad visual que usaban los perros guías durante su desplazamiento en nuestra ciudad; es el caso, por ejemplo, de los taxistas que no los querían aceptar con el perro, más aun si estos eran animales grandes como los labradores y los pastores alemanes. Algunos centros comerciales tampoco les permitían el ingreso, pues solo consideraban a estos canes como una mascota, sin percatarse de que con este acto discriminaban a dichas personas, pues si bien están acompañadas por un perro, éste no es su mascota sino un guía imprescindible. En tal sentido, invoco tolerancia, comprensión y empatía con estos peruanos que son todo un ejemplo de lucha constante, y agradezco a las instituciones privadas por sus donaciones, que permitieron que en 2010 tres personas recibieran capacitación en el extranjero para hacer uso de los perros guías. Ahora que contamos con una norma legal específica, tengo confianza en que más peruanos podrán beneficiarse y en que nuestra sociedad los reciba y

promueva su normal desplazamiento por todo lugar. Cabe mencionar que la gran mayoría de personas con discapacidad visual en el mundo se conducen con bastones y esto hace muchas veces que sean vulnerables a cualquier accidente o robo; por ello, desde hace muchos años, la institución internacional Leader Dog For The Blind de Rochester inició en Estados Unidos este programa líder de los perros para ciegos, a fin de mejorar la movilidad, independencia y calidad de vida de los invidentes. Además de la necesaria seguridad que requieren los discapacitados visuales, también los perros guías los ayudan a elevar su autoestima. Incluso, ellos pueden ir al trabajo, ingresar en los bancos, en los centros comerciales y en cualquier entidad pública como privada, tal como se cumple en otras latitudes del mundo, como Europa y Estados Unidos. Con esta norma, el Perú se suma en Sudamérica a Brasil, Argentina y Chile, entre los países que vienen velando por los discapacitados visuales. (*) Congresista

EDICION 104  

Noticias para el Perú y el mundo