Page 13

Que en ese lapso pusilánime, desafiante, cosificante y horrendo, solo tú alegre mirada y suave cariño infle mi tristeza. ¡Renata Anabella, alza tu ruego a mi cuesta! Dame más de tu respirar, antes de que vuelvas a deshacerte, y en este momento la monotonía no derrumbe nuestro jovial encuentro. Que no maltrate este vil momento, que una serpiente roja y negra sea siempre mal emblema. ¡A callar las doncellas! A perecer la estupidez, a contemplar la vida. Si es que mi alma esta en oferta la cedo al ángel que alguna vez tú fuiste. Ángel de metal, que en sus fauces crecían rosas celestes. Ángel difícil de alcanzar, cansado siempre de ver llegar a Belphegor. Ángel que ahora no está y puede respirar sin apuros. Nunca escuches el zumbido de las moscas, linda niña amarga. Que mis palabras no saturen tus oídos y esas cejas pobladas no se degraden en vanidad. Renata Anabella, si nos volvemos a ver quizás ya no sea lo mismo Tal vez tu “te quiero” se haya disipado. Usa entonces mi corazón como sepulcro, usa tus frenos como bóveda, juntos que se apague el recuerdo de lo que fue digno de ser llamarse ayer.

#ElÚltimoJueves de Mayo

13

El Último Jueves de mayo  

Fanzine con las memorias del evento de acción literaria llevado a cabo el jueves 29 de mayo del 2014. Agradecimientos a: Ángela Arboleda, Wl...

El Último Jueves de mayo  

Fanzine con las memorias del evento de acción literaria llevado a cabo el jueves 29 de mayo del 2014. Agradecimientos a: Ángela Arboleda, Wl...

Advertisement