Page 1

#04


EL ÚLTIMO JUEVES - 2014 Colectivo Multidisciplinario de Acción Literaria

EDITORIAL: CONVOCATORIA: LINEA GRÁFICA: RR.PP.: LITERATURA DIGITAL: PORTADA: REGISTRO EN VIDEO: GESTIÓN: CONTENIDO:

Carolina Piechestein Stephanie Apolo eMe.eNe Azael Álvarez Pablo Romero L&C PHOTOGRAPHY Depende Producciones Daniela Cevallos Todos los artistas del jueves 29 de mayo del 2014

AGRADECIMIENTOS: Carolina Piechestein, La Casa, Roberto Icaza, Bar White Rabbit, MyInsomnia Radio, Depende Producciones, L&C Photography, Ángela Arboleda, Wladimir Zambrano, CERID, La Casa del Filtro, MiniMarket Álvarez y a nuestro público inteligente que nos acompaña en esta nueva ocasión.


EL ÚLTIMO JUEVES DE MAYO Es importante que como artistas tengamos un espacio para foggearnos, para mostrar por medio del arte lo que pensamos y lo que nos define como individuos. Guayaquil tiene mucho que contar hoy y ahora. EL ÚLTIMO JUEVES, colectivo, que nace bajo la premisa de realizar un evento de difusión literaria que una a diferentes disciplinas artísticas en un solo lugar. Es un motivo, un momento… una experiencia queriendo ser compartidos. Atreverse es el primer paso, a leer, a actuar, a cantar, lo que se elija... el primer y gran paso es romper esa barrera del prejuicio hacia mis ideas y simplemente ponerse al frente de todos, y que se haga la magia. Y para seguir en el camino, necesitamos ojos que miren desde la subjetividad que los rodea, lenguas sedientas de tener de qué hablar, de qué opinar. Vamos a abrirnos la mente y cerrar la cabeza. Callemos a la razón y dejemonos llevar por los que hoy aqui tienen algo que contar. Queremos seguir, queremos ser más, queremos darnos a conocer, y luego tomar todo esto y volverlo a hacer de manera distinta. El arte nos refleja, Guayaquil tiene mucho que contar y sus voces ansias de crear. En palabras menos elaboradas, nos necesitamos. Mientras sigan asistiendo, seguiremos existiendo. Esa convivencia necesaria para subsistir, eso es arte. Disfruten de lo que nos dejó #elultimojueves de Mayo.


ALGUIEN, TENDÓN, ESPACIO. Ángela Arboleda Yo o Ella, o ambas, Alguien asiste a la clase de danza. Una especie de obstinación que le-me provoca una agradable sensación de dolor en el cuerpo. A todos les explica, porque vivir en comunidad requiere dar explicaciones, que asiste a la danza porque es mejor, más saludable y más artístico que ir a un gimnasio. Y a nadie se le ocurre preguntar por qué necesita ir a un gimnasio. Esa es una costumbre que no se cuestiona. Después de varios meses de clases el cuerpo de quien asiste, Ella o Yo, el cuerpo de ese alguien del que habla este texto se refleja desnudo en el espejo y observa cómo ciertas partes se han tonificado, otras reducido y otras siguen ahí dejándose estar. Y recuerda ese alguien la teoría de Yo o Ella, esa de que el cuerpo es un algo, una construcción, un templo, una máquina inexplicable que vive su propia vida y que dentro le suceden cosas como inflarse de inflar, inflamarse de flama, reducirse, encogerse, estirarse, dolerse, desgarrarse, morirse incluso sin que nadie se de cuenta. La maestra pide que se acuesten, que dejen caer el peso de los huesos sobre el piso, que sientan todo el peso entregado a la suave madera, como si quisieran atravesar el suelo con sus cuerpos y llegar unos centímetros más abajo, hundirse apenas. Y pide cerrar los ojos con suavidad, relajando el entrecejo y entonces el cuerpo del que hablamos obedece y siente cómo relaja por detrás y alrededor de los ojos. E imagina que son en realidad dos bolitas de ping pong que están sujetas a la cabeza por unas cuantas nervaduras, finísimas las nervaduras. Y se va en pensamientos extraños y se siente hundida, hundida, hundida… y sus pies caen hacia los lados como los de un muerto y los colores intensos se apoderan de sus párpados cerrados. Rojísimo. Moradísimo. Verdeazul. Azulísimo. Verdísimo. Todos juntos, fragmentados, en círculos o destellos y sombras y entonces se pregunta por qué sus ojos no pueden ver lo que hay detrás de los párpados. Hay un primo cruel en esta historia, uno que podía doblar

4

#ElÚltimoJueves de Mayo


sus párpados hacia arriba y para que no regresaran a su posición normal se colocaba cinta adhesiva transparente sobre las pestañas hasta las cejas y así como un monstruo de enormes ojos pelados sanguinolentos perseguía a la prima pequeñita inocente que no entendía cómo el primo querido podía ser también el Cuco. Entonces cuando ella lloraba desconsolada él arrancaba las cintas y volvía la delgadísima piel a su sitio y él reía. Entonces ella lo reconocía porque cuando la piel de los labios se repliega y muestra dientes y encías, no da miedo. La instructora dice que la idea es sentir que una fuerza nos hala del talón derecho mientras otra nos hala del dedo medio de la mano izquierda que mira hacia arriba. Y exactamente lo mismo del lado opuesto. O sea que los cuerpos y el cuerpo de esta historia están sobre el piso extendidos como pretendiendo ser una estrella, un asterisco, una equis. Alguien, ella, yo, estira, presiona y siente cómo de cada talón le crece una raíz, una rama azul que es una extensión de sí misma y que la convierte en una gigante. Por cada extremidad crece, crece, crece... es una gran maceta a la que le crecen ramificaciones azules. Se pone de pie y las rama-piernas buscan, cavan atravesando la tierra, llegando a lo profundo del planeta mismo. De los dedos de las manos, en cambio, se elevan más ramas hacia el techo y lo cubren rápidamente con un enmarañado hermoso. Algo así como una hiedra poderosa. Hiedra-pared-cielosuelo. Bajo la tierra todo es fresco y húmedo, los tonos ocres y las hojas secas la acompañan. Sus raíces son como laparoscopios que le transmiten todo, imágenes, colores y olores. Respira profundo y siente el olor a lluvia. Entonces mientras la instructora pide rotar lentamente la pelvis este cuerpo del que hablamos está allá abajo en lo profundo, donde se encuentra con el cuerpo de su perra, el que enterraron hace unos años y emocionada le habla y le cuenta que le ha escrito algo en una tarde caliente. Frida, Frida, te escribí un poema. Frida ladra y entonces Ella-Alguien-Lengua le poema… Loco e incontrolable

#ElÚltimoJueves de Mayo

5


inconsciente, vívido mundo de los sueños. Apareces en mis sueños, Frida. ¿Aparezco yo en los tuyos? ¿Se duerme, se sueña allí en el lugar donde depositamos tu cuerpo? Blanquísimo rígido. Al despertar estiras tu lomo que es ola resbaladera mueves la cola que se agita, loca. Abres los ojos, ves el mundo, corres, ladras al que pasa, lames el barro. Sé que ahí en el lugar donde depositamos tu cuerpo vivo, vivo porque es materia, despiertas a la tierra. Te descompones en un proceso milagroso, en un secretísimo acto de magia del planeta te haces uno con él... de a poco. Llueve sobre ti, sobre la parcela donde la abuela escribió tu nombre, sobre los pétalos de mil colores que trajo el amigo desde un cementerio blanco como tú, pero también tétrico. Con tumbas que cuentan de dónde vienes, porque la clase te la restriegan hasta la muerte. El final está comprendido en el comienzo, dijo Beckett, y sin embargo uno continúa. Cementerio hermoso, también como tú. ¿A dónde van los muertos que depositan en una caja, que esconden en una bóveda elevada del suelo, numerada, asegurada con mármol, con blanca pintura, con letras negras que hablan de llegadas y partidas? ¿Cómo hacen para estirar su lomo y volver a la tierra? Llueve sobre ti, llueve con rabia, con fuerza estremecedora, el cielo ruge y se ilumina. Y como tú los pétalos se pudren, se funden con el lodo. Abres los ojos, miras lo que a nosotros nos es invisible, las partículas que hacen el suelo, las semillas que una mano introdujo,

6

#ElÚltimoJueves de Mayo


las raíces que se aferran y se hunden y se elevan. Raíces: formas humanas, formas fetales, manos artríticas, garras, rayos, venas, savia. Nosotros solo vemos un montículo rodeado de papayos, arazán, marañón, maracuyás y un oloroso laurel a tu costado. Tú, ves cómo te fundes con la naturaleza porque de ella viniste: precioso regalo. Sacas tu lengua relames tus tumores que ya no son más que gusanos y todo vive, revive y entonces ladras en mis sueños. Los gusanos muerden carne, que es materia, que se hace abono. Tierra magnánima, tierra implacable. Donde entierran animal, dijo el montubio, crece buena mata. Tierra hermosa, también como tú. Llueve sobre tu tumba y bebes el agua. Y bebes las lágrimas de tu padre humano, urbano, que no sabe de tierra ni sembrado. Agua, sodio y potasio que sale de sus ojos que también alguna aciaga tarde se abrirán para ver sus propios gusanos y sus matas buenas que darán frutos ¡¡Papayas, arazán, marañones, maracuyás y oloroso laurel para tomar el té!! Sus grandes ojos de amo solitario secretan y drenan llanto. La lágrima pasa a través de unos conductos que desaguan al fondo de la conjuntiva. Secretísimo acto de magia que moja la impotencia. Una vez en la córnea la lágrima se extiende dentro del párpado se llena de oxígeno y nutrientes y ¡¡cae!! Caen las lágrimas y te humedecen Frida y te cubren Frida

#ElÚltimoJueves de Mayo

7


y te acarician Frida como la mano. Mis lágrimas llegan a ti mezcladas con agua de ducha, mis lágrimas corren por la tubería que se esconde bajo las baldosas. Lloro a gritos bajo la falsa lluvia que limpia mi cuerpo perecible, encogido de dolor, oloroso a jabón. La razón me dice que no hay diablo para pactar un intercambio: - Te doy mi casa, Demonio, mi casa nueva, devuélveme a mi amiga mi hermana mi hija mi perra. - Pobre humana, urbana con resabios de montubia, que crees en cuentos de miedo. Niña grande que aún no entiende el poder de natura, la vida, la muerte. Tú ya vives enterrada entre adoquín y cemento. La humanidad entera es una niña grande que no entiende. Malcriada, caprichosa. Seco mi piel, me estiro sobre la cama, tomo el texto teatral y leo: HAMM: La naturaleza nos ha olvidado. CLOV: Ya no existe la naturaleza. HAMM: ¡Que no existe la naturaleza! Exageras. CLOV: En los alrededores. HAMM: ¡Respiramos, cambiamos! ¡Perdemos los cabellos, los dientes, la frescura! ¡Los ideales! CLOV: Entonces, la naturaleza no nos ha olvidado. HAMM: Pero tú dices que ya no existe. CLOV (tristemente): Nadie en el mundo ha pensado jamás de manera tan retorcida como nosotros. HAMM: Se hace lo que se puede. CLOV: Lo hacemos mal. En sueños veo cómo mi padre te pasea en el mundo de los muertos. Loco e incontrolable inconsciente: vívido mundo de las pesadillas hermosas. Cuando llegue el momento abriré la papaya que el

8

#ElÚltimoJueves de Mayo


campesino me dará. La morderé. Acariciará mi lengua, la trituraré con mis dientes, mi saliva fluirá y tú volverás a mí: fruto de la tierra. Y yo volveré algún día a la tierra y seremos otra vez uno: Mis antepasados, mi madre sabia, mi viejo suavísimo padre, yo, mis descendientes y tú, amiga hermana hija perra. Sabia-savia naturaleza. La instructora pide abrir los ojos. Entonces perra y mujer se despiden y los ojos del cuerpo que narramos (cuerpo que ya ven, también se construye con palabras) se abren y ven el enramado del techo, el enramado que nace de los dedos de sus manos. Manos que sin embargo pueden acariciar su rostro. El gesto es tibio y bueno, palma contra cachete. Las ramas se despegan de techo y paredes, se repliegan y vuelven descreciendo a ser parte otra vez de este cuerpo-mujer que hace una clase de danza. Hace calor, los cuerpos transpiran y la imagen de la sangre bombeando con fuerza, recorriendo venas, vasos y arterias es tan clara que parece que podría ver ese maravilloso fenómeno a través de su piel que ahora, se fija, es transparente. Puede ver su corazón que se agita, se hincha, se recoge. Todo es posible de ser visto porque no solo es un ser transparente, ya no tiene piel, no tiene carne, no tiene órganos, no tiene huesos. Es toda ella, todo cuerpo, todo yo nada más que sistema nervioso que palpita y avanza solo y danza ligero, fluido, rojísimo. Es como una planta viva, sin hojas ni flores, tan solo ramas y ramitas del color del vino tinto que se mueven con placer. La música se apaga, la instructora dice hasta mañana. Los cuerpos se desvanecen. Se enciende una luz, se apaga la voz, se silencia el canto, se retrae la lágrima, se sigue viviendo. Ángela Arboleda Jiménez. PARA EL ÚLTIMO JUEVES.

#ElÚltimoJueves de Mayo

9


ANCLAJE TEMPORAL (INGRESO A LA ALQUIMIA) Wladimir Zambrano Transformo el humo de este barco en la memoria y hago objetos de piedra con las imágenes de una palabra heroica, pero trivial. Falseo un telégrafo del aire por los que se ganaron la casa, por los que se quedaron a pie y se miraban en los barcos perderse. Transformo el humo. Lanzo todas las piedras al agua cuando me enfurezco y la voz de la mujer que se mojaba con mis besos de aguacero sombrío se escucha varias veces desde un lugar incierto, pero sagrado; Paz donde la tarde acaba con este vacío de letras, este creerse superior cuando se sufre lo mismo… Transformo el humo: E S E N I Ñ O D E L G A D O C O M O F A N T A S M A DE SERPIENTE

10

#ElÚltimoJueves de Mayo


Y todas las palabras caen… Pozos aparecen, recrudece la sed, pero se avanza hacia una tarde imposible donde se espera recuperar la pureza, dormirse una noche como todos los demás o guardar la boca en la fisura donde se confía la simiente de mi paz eterna. Transformo el humo. Preparo banquetes personales. Y alguna vez en este mismo sitio, sobre árboles de mangle en mi noche de labios de sed petrificada giré la esfera en el ruido y busca a través de mí … ¡Busca!, puñales en palabra de un cierto apego a la tierra para decirme un nativo, puñales en palabra para no devorarme las piernas en el ejercicio de las manos... Transformo el humo. Sueño las casas, los árboles, los días, intento recomponer su memoria para tirar de sus cadenas. Transformo el humo (ese mundo del hambre que se sumerge ante el mundo del hambre) Transformo el humo.

Una isla aparece #ElÚltimoJueves de Mayo

11


Renata Anabella Eduardo Mariño Gritos y cantos rompen el alma Golpes, distancias, probabilidades… Llanto febril de un ángel. Cálida piel de mayo . No dejes que el recuerdo te apuñale. A minutos dolor a segundos alegría. Al príncipe que un día te deseó, descartas por tu divina ingenuidad. No hay satisfacción en tu esperanza, el mal en ti es golondrina Jilguero espacial que embiste el ser. Sonrisa caótica de encanto, escuálido ente repleto de dulzura. ¿El frío metal que ensalivas en tus dientes Calma el olvido? La musicalidad recorre su cuerpo, se alborota, gime, suda y se agrieta. Excelente estadía carnal de perdón.

Niña cubierta en grasa y sales, deja que la alegría nos mate de repente, permite que mis penas se ahoguen. Calidez de Engendro, ¡ángel decidido! Alma que ahorcas mi espíritu. Qué esta lágrima que rueda, no sea por lo no predicho. Qué excite lo difícil e ingrato. Ya que este pesar es de felicidad infinita. Lo que corta mis ideales me una a ti. Sean en gracia de lo marginal, sucio, sin piedad y denigrante.

12

#ElÚltimoJueves de Mayo


Que en ese lapso pusilánime, desafiante, cosificante y horrendo, solo tú alegre mirada y suave cariño infle mi tristeza. ¡Renata Anabella, alza tu ruego a mi cuesta! Dame más de tu respirar, antes de que vuelvas a deshacerte, y en este momento la monotonía no derrumbe nuestro jovial encuentro. Que no maltrate este vil momento, que una serpiente roja y negra sea siempre mal emblema. ¡A callar las doncellas! A perecer la estupidez, a contemplar la vida. Si es que mi alma esta en oferta la cedo al ángel que alguna vez tú fuiste. Ángel de metal, que en sus fauces crecían rosas celestes. Ángel difícil de alcanzar, cansado siempre de ver llegar a Belphegor. Ángel que ahora no está y puede respirar sin apuros. Nunca escuches el zumbido de las moscas, linda niña amarga. Que mis palabras no saturen tus oídos y esas cejas pobladas no se degraden en vanidad. Renata Anabella, si nos volvemos a ver quizás ya no sea lo mismo Tal vez tu “te quiero” se haya disipado. Usa entonces mi corazón como sepulcro, usa tus frenos como bóveda, juntos que se apague el recuerdo de lo que fue digno de ser llamarse ayer.

#ElÚltimoJueves de Mayo

13


Eres una linda falta ortográfica… Alquimista Estupefacto ¡Existen mujeres con defectos perfectos! Están las que prefieren los desayunos a las cenas románticas, las que le tienen miedo a los bichos, pero nunca a ser amadas. Están también las arriesgadas, que saltan cascadas o no necesitan de hombres, ni mujeres, porque en sus manos está la entrada al paraíso. De muchas mujeres que he conocido, debo reconocer que me quedo con ésta. Es una atracción arqueológica, pues sus piernas son analgésicas, laberínticas y mucho más. Me quedo con ella porque estoy feliz de leerla, además hay una sobrepoblación extrema de chicas amantes de los gatos, que andan sin zapatos y vuelan como pato para ver una luna que me sabe a aceituna. Si fuera solo una, estaría todo perfecto, pero es una mala plaga que con buenos versos se puede erradicar.

Y ella me dijo: “no me gustan los gatos, las chicas van por ahí, como copias chinas, y su pantomima de amor a esos felinos si hay animales más camaleónicos y exóticos por ejemplo un escritor, ¡si! Al escritor tampoco le gustan los gatos. El que dijo que todo poeta tiene uno no sabía que aquellos no eran poetas eran simples contraseñas sin descifrar.

14

#ElÚltimoJueves de Mayo


Ahh, ¿y por qué se hacen las raras? Es tan pornográfico eso así solo conquistan a los nadie pero nunca despistan a un buen tipo. Ahh, y la luna, la maldita luna. Afortunadamente no soy hija de ésta yo soy orgullosamente terrícola ellas y su imaginación cavernícola, ellas que no utilizan maquillaje pero siempre ocultan sus paisajes. Te lo repito, no me gustan los gatos, la luna, ni tampoco escribo para quedar a la moda, no soy ácida, fluorescente, volátil, ni etérea, soy muy normal y me divierto portándome mal. Propongo con diptongos, domingos que te drogan como hongos, puedo llevarte a la cama si vos quitas a tus versos las comas, y no solo sé volar, hay mejores cosas que esas, por ejemplo, en tus ojos dormitar.

#ElÚltimoJueves de Mayo

15


Aguaje Naty Cuadrado Cuando desperté sentí un molesto zumbido en los oídos. Mi habitación no era mi habitación, todo estaba patas arriba, la ropa fuera de los cajones, colillas en el piso, basura en los rincones, ¡hasta mis lagartijas me habían abandonado! y eso, no era una buena señal, me costó un poco reaccionar y reconocerme en el enorme espejo que está frente a la cama. Cerré los ojos y pensé que seguía en esa pesadilla, tan terrible de la madrugada. Me arropé de pies a cabeza esperando que al quitarme la sábana de encima, nada fuese como parecía… Pero, definitivamente esa era la realidad.Al lanzar la sabana, yo estaba ahí en el centro de ese caos. Por alguna razón inexplicable, no me sentía bien estando desnuda. Quería cubrirme, necesitaba protegerme, agarrarme a algo tan tonto como un pedazo de tela. El viaje de la cama hacia la cómoda me parecía infinito, así que como pude me enrolle en la sabana.Al poner el pie en el piso maldije al universo entero, un dolor insoportable me recorrió todo el cuerpo, con dificultad me asomé fuera del cuarto y le di una ojeada a la cocina-comedor-sala. De no haber sido porque estaba agarrada al marco de la puerta, me habría caído para atrás. Platos sucios, botellas vacías, telarañas, polvo y la luz siempre parpadeante del modem, me esperaban en conjunto para gritarme, “¡IMBÉCIL!”. “¡Salud!” -dije alzando una deliciosa botella imaginaria de Jagermeister. Después de todo no podía quejarme, esto era lo que merecía. Avancé hasta la ventana, afuera parecía todo normal, yo sabía que no era así, algo había cambiado, algo estaba mal. En verdad, odié que la

16

#ElÚltimoJueves de Mayo


verde botella de Jager amargo y azulado estuviese solo en mi retorcida cabeza. Me arrastré de nuevo hacia la cama, como sea, no había nada más que yo pudiera hacer. Sobre el velador tenía una cajetilla de cigarrillos, evitaba fumarla a toda costa, solo era un recordatorio. La miro y la olvido, pero esta vez volví a la rutina de desayunar un cigarro, tras otro. Era fácil levantarme, sacudirme y poner todo en su lugar, pero yo solo necesitaba esconderme bajo las sabanas, y hundirme en la cama hasta perderme o aparecer en alguna otra dimensión desconocida. La cabeza me daba demasiadas vueltas. ¿Cómo es posible que después de pasarse muchos días y muchas noches plantando y regando semillas, cuando se terminan de convertir en un hermoso jardín a uno le dé por pisotearlas y esculpirlas? ¿Cómo es posible que después de construir un refugio seguro a uno le dé por jugar al piromaníaco frustrado y le prenda fuego? ¿Cómo es posible que uno destruya lo que ama con tanta facilidad? ¿Cómo es posible que uno pueda convertirse en un Rey Midas a la inversa? ¿Cómo se puede vivir cabalgando en el sabotaje? “Seguimos en la batalla, ¿verdad?” -Me pregunté a mí misma, pero tuve miedo de responderme.

#ElÚltimoJueves de Mayo

17


Herida Daniela Cevallos ¿Alguna vez has caído en el pecado de pasar mucho tiempo en tu cabeza? ¿Alguna vez has caído en silencios que acaparan toda la alcoba? Necesitando, pidiendo, rogando, requiriendo… Lubricantes de espesores mentales para malos trechos o una carta de despedida ... ... ... … Hace poco,tengo un puñado de verdades queriendo soltarse. Me llamo cínica, a veces torpe y prepotente. Me miro en el espejo contando las imperfecciones para apaciguar a mi ego. Estoy sola. Estoy SOLA. ESTOY

SOLA.

Los brazos perpendiculares a mi cuerpo. Me pregunto, ¿cómo llegué a este momento tan indiferente en mi imagen, y a la vez tan reiterativo en mi consciencia? Ya no encuentro emoción en lo que hago. Ya no me regocijo en mí misma.

18

#ElÚltimoJueves de Mayo


Yo creo que, sin saberlo, todos andamos un poco deprimidos y lo mostramos por retazos en los momentos solitarios, cuando nos hacemos a la idea que nadie nos observa. El cuerpo sufre las consecuencias, como llevando una bitácora de todos los cariños con filo que le arremetes. ... ... ... Pero yo me rindo, y me rindo. Con esta carta como último acto, espero hallar manera de reconciliarme con mis pensamientos llenos de pretensiones y con mi cuerpo, sustancia, resultado de los efectos de pasar la mitad del día perdida en mi cabeza, mutilándome y humillándome por mi mente destructiva. Decido dejar de ignorar el altavoz mañanero que me pide cruce al descanso fortuito de la inexistencia llevándome como único equipaje la reflexión infinita. De una costosa claridad benevolente.

¿Dónde está la herida?

#ElÚltimoJueves de Mayo

19


Oda a tu cabello Yoya Gutiérrez Podría escribir de tu cabello todo el día, de cómo ondea alrededor de tu rostro, de cómo brilla al contacto del sol, de cómo lo mueves con tus manos y lo intentas ordenar detrás de tu oreja, pero no lo logras, porque tu cabello es rebelde como tu alma y es la única parte de ti que es realmente libre, y por ser libre, se permite tener vida propia y dar brío a tu sola presencia. Se enlaza perfectamente con tus deseos y con lo que sientes y logra ser justo lo que necesitas en el más hermoso y perfecto momento. Lo he visto despejar tu cara cuando deseas ser firme al hablar, cubrir tu rostro en tus momentos de brillante concentración, ser recogido con un moño cuando despiertas con una personalidad tan arrolladora, que sabes que no lo necesitarás, y por sobre todas las cosas, lo he visto moverse al viento, como una suave caricia a tus fantasmas y demonios que viven a tu alrededor, que los hace callar y observar el instante mágico en el que has decidido sonreír. He visto tu cabello, he tocado tu cabello, he amado tu cabello y estoy segura que estoy locamente enamorada de él, y no lo tomes como una excusa para acercarme a ti, porque juro que para eso no necesito excusas.

20

#ElÚltimoJueves de Mayo


En un mundo diverso Kuki López En un mundo diverso, disléxico y daltónico, se abre paso un génesis, un alfa, una semilla; desafiando los suelos infértiles del corazón humano, decide abalanzar sus raíces sobre todo el miocardio. Lo abraza, se aferra a él como si lo estuviese consolando, como si hubiese perdido una de las partes más fundamentales de su funcionamiento, y que sorpresa, acierta; el corazón ha perdido su motivo y su propósito. Todo lo bello está condenado a fluir, a avanzar y moverse solo hacia delante, como los años y las heridas. Entonces, ¿Qué trae a esta ingenua semilla a plantarse en un terreno tan hostil? Como todo retoño, es caprichoso e idealista, lleva sobre su espalda el deseo adoptado de cambio y superación; ignora todo aquel contratiempo, ignora todo lo correcto intentando asentarse en un presente distópico que no le da señales de tregua. Seguramente han de pensar que su esfuerzo constante dio como resultado la victoria supuesta desde el principio del cuento, pues no, este es el estereotipado final en que nada es como parece. Nuestro grano primogénito sufrió la misma suerte de quien se abalanza contra la marea esperando regresarle las olas al mar, cansado de esperar una respuesta del necesitado corazón en el que se encontraba, se marchitó y desistió dejando detrás de él nada menos que la muerte y sus bendiciones. ¿Por qué siempre el idealismo joven parece sucumbir ante la vieja cizaña? Porque como dice el dicho “más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Todo lo que tiempo madura siempre termina pudriéndose, como los frutos de cualquier árbol o el espíritu de cualquier anciano, en este caso lo que aseguró la muerte de este órgano vital fueron los pocos momentos en que estuvo expuesto al tiempo, pero no solo el tiempo, sino que a una sustancia tan tóxica como el tiempo mismo… El amor finiquitado.

#ElÚltimoJueves de Mayo

21


Artistas del mes

Ángela Arboleda

Ángela ama la escena y ha dedicado los últimos 15 años de su vida al cuento, escrito y contado a viva voz y cuerpo. “Ahorita, ahorita” está dedicada, a través de Corporación Cultural Imaginario, a sostener una Beca de Formación de Narradores Orales infantiles.

Wladimir Zambrano

Es licenciado en Comunicación Social. Ha publicado los libros: Interior de Ciudad (DADAIF [cartonera], Guayaquil 2011) y La restauración (Cascahuesos editores, Arequipa Perú 2013). Su primera tentativa poética Diario del Crepúsculo recibió el Premio Nacional de Poesía David Ledesma Vasquez 2009.

Carolina Piechestein

Dramática actriz de comedia. no sé bien de donde soy pero si a donde voy. Cree que Dios es macho: ellos mean parados y ellas menstruan una vez al mes. Y todo por una manzana... Odia las manzanas. También a los taxistas y los bancos. Amén.

@anamalandra

Daniela Cevallos

Ella desde el ‘93. No roba, no miente, no ilusiona, no anticipa, no alterna, no transgrede, no hace caso, no se trepa las paredes. Escribe con faltas, lee con trabas y dibuja con manchones.

@dadanis

Kuki López

Estudiante de úlimo año de comunicación audiovisual y multimedia en la Universidad Casa Grande. Realizador audiovisual, fotógrafo y guionista. Locutor en MyInsomnia Radio y trabaja en Depende Producciones.

@unkuki

22

#ElÚltimoJueves de Mayo


Alquimista Estupefacto (Jorge Andrés Franco) Guayaquil, 21 de enero 1989, poeta, comunicador social, vocalista de Laberinto Caníbal y Locutor y director del programa Esquirla Poética de MyInsomnia Radio.

Eduardo Mariño EDDIE STARDUST. Holgazan y bueno para nada, amante empedernido de la literatura y los comics, soñador y poetastro de tiempo completo.

Yoya Gutiérrez

Guayaquil 30 de marzo, 1991. Empezó a escribir a su adolescencia. Actualmente es estudiante de Producción Musical en la UEES. Sus 2 pasiones son su hija Zoe y su blog ellaenelricon.blogspot.com .

@yoyap

Naty Cuadrado Me aferraré a los 16 tanto como pude. Pasajera en trance. Fotógrafa en desarrollo. Melómana.

@natyco

Carmencita Tres personajes distintos generalmente hablando. Autores de varias composiciones folclóricas, fusionadas con blues y rock. No son guapos, no tocan, ni cantan bien... ¡No se los pierdan!

#ElÚltimoJueves de Mayo

23


Jueves 26 de Junio Lecturas � Performances � Proyecciones Música en Vivo � Literatura Digital

Si deseas presentarte envíanos tu propuesta a

convocatorias.euj@gmail.com

@ElUltimoJueves /ElUltimoJueves


El Último Jueves de mayo  

Fanzine con las memorias del evento de acción literaria llevado a cabo el jueves 29 de mayo del 2014. Agradecimientos a: Ángela Arboleda, Wl...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you