Issuu on Google+

http://wwwdiocesisciudadrodrigo.org• Díez Taravilla nº 15 • Tel. 923 46 08 43 • Fax. 923 48 04 01 Lletra s.l. Depósito legal: S. 1363-2001

Nº 277

PUBLICACIÓN QUINCENAL DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD RODRIGO Del 16 al 29 de octubre de 2011 EDITA: DELEGACIÓN DIOCESANA DE MCS (e-mail: info@diocesisciudadrodrigo.org)

Vigilia del Domund y colecta • El viernes 21 de octubre se celebrará la Vigilia del Domund en la Parroquia de San Cristóbal a las 20,15 h. • El domingo 23 se hará la colecta en todas las Eucaristías para este fin. “Así os envío yo”. El lema del Domund 2011 nace de la afirmación evangélica: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”. Es expresión de cómo la Iglesia asume la misión que el Padre encomendó a su Hijo al enviarlo al mundo. De la misma manera, Jesús envía a su Iglesia y a cada uno de los bautizados. Es un envío que implica:

Todos: todos los bautizados y las comunidades cristianas están llamados a vivir la misión salvadora de Dios. Todo: esta misión está destinada a todo y a todos, especialmente a los que aún no le conocen y a aquellos que se han alejado de la fe. Siempre: la misión afecta a toda la humanidad y a todas sus dimensiones; no está limitada por tiempo ni por espacio... hasta la plenitud de los tiempos.

Catequesis de preparación al Sacramento del matrimonio No todas las realidades de la vida del hombre tienen el mismo valor y la misma intensidad. Hay situaciones que son decisivas en la vida. Estas decisiones las rodeamos de ritos que resaltan y realzan su trascendencia. El matrimonio, el compromiso de un hombre y una mujer hecho por amor, es una de estas situaciones. La decisión de casarse en la iglesia debe incluir el conocimiento de que el matrimonio es un sacramento, es decir, una de las formas específicas por las que Cristo se hace presente en la vida de los cristianos. Por todo esto es bueno y tiene sentido que dediquemos un tiempo a la preparación del matrimonio. Las cosas importantes de la vida las preparamos y vuestro matrimonio es muy importante para vuestra felicidad. Nos dirigimos a novios que se plantean el matrimonio cristiano y desean profundizar con cierto tiempo y calma sobre el proyecto de vida en pareja. No es necesario que tengáis próxima la fecha de la boda sino que, llevando algún

tiempo de novios, queráis iniciar una preparación al matrimonio cristiano. El método que se va a seguir es la reflexión en grupo sobre el proyecto de vida en común partiendo de un planteamiento humano-cristiano, en forma de encuentros periódicos. Los temas que vamos a tratar en las distintas sesiones están estructurados en torno a estos tres grandes bloques: I.- La persona y el proyecto de pareja. II.- Las relaciones de la pareja consigo misma o hacia dentro y externas o hacia fuera. III.- La vivencia de la fe que incluye caminar juntos hacia Dios o ser creyente hoy, la comunidad, el sacramento y su celebración. Puedes informarte en tu parroquia. www.diocesisciudadrodrigo.org E-mail: familia@diocesisciudadrodrigo.org


CARTA DEL OBISPO

Mes Misionero s notorio cómo el mes de octubre es un mes misionero por excelencia. Comienza con la memoria de Santa Teresita, patrona de las misiones. Cada año se nos ofrece un lema, señalado por el Papa. En esta ocasión, muy sugerente: “Así os envío yo” (Jn 20,21). Habla del secreto de la misión: el Padre, en el Espíritu, nos envía a su Hijo. Y el Hijo, por el Espíritu, nos envía a cada bautizado como misioneros y evangelizadores y, a la Iglesia entera, como un nuevo Pentecostés. Quisiera este año centrarme en dos realidades: por un lado, en los misioneros. Por otro lado, en la renovada Delegación Diocesana de Misiones. En relación a los misioneros, tenemos que hacer, como Diócesis, que no se sientan solos. Por el contrario, son enviados por nuestras comunidades y, por lo tanto, arropados por ellas. Según los datos que poseemos, nuestros misioneros y misioneras cuentan ya con una alta edad biológica. Se necesita relevo para que nues-

E

VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO

tra Diócesis siga siendo misionera de verdad. Para eso tenemos dos ojos, dos oídos y dos brazos: para mirar, escuchar y trabajar en nuestra tierra y para hacerlo allí donde el Espíritu nos lleve. Con las misiones y nuestros misioneros tendemos puentes y nuestra Diócesis se ensancha por los cinco continentes. En relación a la Delegación Diocesana de Misiones, este año estrenamos equipo coordinado por Chema, Pilar y Ester y un numeroso grupo de voluntarios. Lo han asumido con mucha ilusión, siguiendo el trabajo de Sor Ana, a quien nuevamente agradecemos su dedicación y su generosidad. Ojalá la Delegación se viva como un lugar de acogida y del compartir, día a día, y como casa de todos. Y, ojalá, desde la Delegación contactemos realmente con nuestros misioneros y sus familiares para poder celebrar, durante el mes de julio de 2012, el Día del Misionero. Que la Virgen del Rosario, patrona de las misiones dominicas y de otros institutos, nos guié y nos aliente.

TIEMPO ORDINARIO

RAÚL BERZOSA MARTÍNEZ OBISPO DE LA DIÓCESIS DE CIUDAD RODRIGO

“Con las misiones y nuestros misioneros tendemos puentes y nuestra Diócesis se ensancha por los cinco continentes”

16 DE OCTUBRE

Is 45, 1.4-6. 1; Tes, 1, 1-5b; Mt 22, 15,21. Durante estos domingos anteriores hemos podido escuchar las parábolas de los viñadores perversos y la de los invitados a la boda. En ellas, de una manera muy clara y frontal, se han reconocido como elementos negativos los principales dirigentes religiosos de la época. La ironía, el humor o la alusión es un aguijón implacable para aquellos que hacen de la soberbia y el orgullo el pilar de su existencia.

Hoy comprobamos una vez más cómo el Evangelio nos muestra la imposibilidad de servir a dos señores. Dios es Señor de la historia porque actúa a través de los acontecimientos y de las personas. Isaías nos aporta una importante novedad: el instrumento de la nueva liberación es un rey pagano y extranjero, cuya actuación será actuación divina en favor de su pueblo. Pablo subraya este aspecto con-

2 • Iglesia en Ciudad Rodrigo • 16-X-2011 • Nº 277

traponiendo la “palabra” de su predicación con el “poder”, el “Espíritu Santo” y la “gran abundancia” que la acompañaban y la hacían eficaz entre los tesalonicenses. Poniendo de relieve que el Evangelio es gratuidad, es noticia bella; pero que exige la aceptación; en esta aceptación intervienen la Obra del Espíritu y la obra del hombre.


ASÍ OS ENVÍO YO. DOMUND 2011

La Misión implica a todos, todo y siempre ANASTASIO GIL GARCÍA

Decir DOMUND es decir misiones, misioneros, y recordar a tantas personas que gozosamente están en un lugar prácticamente desconocido, mostrando con sus palabras y su vida el rostro amable de Dios. El contacto real con ellos hace sentir en el corazón que, a pesar de las dificultades, sigue habiendo personas que se olvidan de sí mismas para darse a los Anastasio Gil García es el demás. Ésta es la razón por la director nacional de las que “nos caen muy bien” Obras Misionales Pontifiestos hombres y estas mujeres cias que, con sencillez de corazón, ponen su mirada y vida cerca de los más pobres y abandonados. El DOMUND es una nueva oportunidad para actualizar el reencuentro con los que han partido, y dedicar un tiempo especial a gozar y “presumir” de que muchos “de los nuestros” estén haciendo posible y realidad el amor de Dios. La celebración de la Jornada Mundial de las Misiones tiene lugar dentro del llamado “Octubre Misionero”, y se ofrece como el punto de partida de un largo recorrido, en el que los fieles tienen la oportunidad de confesar la fe, celebrar el Misterio de Dios y servir al mundo con el ejercicio de la caridad. El pórtico de entrada no puede ser otro que la fiesta de Santa Teresa del Niño Jesús, Patrona de las Misiones. Cruzado este umbral, la Iglesia introduce en las cuatro estancias de este templo sagrado: la oración, la ofrenda de la vida, la vocación a la misión y el compromiso de la donación. Con este aliento, los fieles recorren un itinerario misio-

nero, hasta llegar al momento culminante de la entrega de crucifijos a algunos de los que van a ser enviados, en la fiesta de San Francisco Javier, Patrono universal de las Misiones. Este reto, con palabras del Papa, “implica a todos, todo y siempre” (Mensaje DOMUND 2011). TODOS

Efectivamente, así se lo decía el Papa recientemente a los Directores Nacionales de las OMP: “En realidad cada cristiano debería hacer propia la urgencia de trabajar para la edificación del Reino de Dios. Todo en la Iglesia está al servicio de la evangelización: cada sector de su actividad y también cada persona, en las varias tareas que está llamada a realizar. Todos deben ser partícipes de la misión ad gentes: obispos, presbíteros, religiosos y religiosas, laicos. Ningún creyente en Cristo puede sentirse extraño a esta responsabilidad que proviene de la pertenencia sacramental al Cuerpo de Cristo”. Esto se concreta cuando los responsables de la pastoral hacen que la dimensión misionera esté presente en cualquiera de las actividades pastorales de la comunidad cristiana. Para promover esta corriente misionera y evangelizadora en el interior de la Iglesia, existen las Obras Misionales Pontificias. Así se lo recordaba recientemente Benedicto XVI: “Queridos amigos, os agradezco el trabajo de animación y formación misionera que, como Directores Nacionales de las Obras Misionales Pontificias, desarrolláis en vuestras Iglesias locales. Las Obras Misionales Pontificias, que mis predecesores y el Concilio Vaticano II han promovido y alentado (cf. AG 38), permanecen como un instrumento privilegiado para la cooperación misionera y para un profundo intercambio del personal y de los recursos financieros entre las Iglesias”.

“Todo en la Iglesia está al servicio de la evangelización: cada sector de su actividad y también cada persona, en las varias tareas que está llamada a realizar”

Juan Carlos Bernardos: nuevo responsable diocesano de Catequesis REDACCIÓN

Juan Carlos Bernardos

El actual párroco de Fuenteliante y Bañobárez, Juan Carlos Bernardos, ha sido elegido por el Sr. Obispo como nuevo encargado de Catequesis en la Diócesis. Realizará esta tarea con la ayuda de

la Hermana Primi, religiosa Hija de la Caridad recientemente enviada a nuestra Diócesis. El nuevo equipo se ha puesto a trabajar y ha enviado una misiva a todos los párrocos en los que indican cuáles serán sus prioridades para el presente curso: orientar e impulsar la acción catequética y trabajar con los catequistas para ayudarles en su labor. Para ello, entre otras cosas, pretenden ofrecer un cursillo básico para catequistas, y tener una lista o fichero de los mismos. 3 • Iglesia en Ciudad Rodrigo • 16-X-2011 • Nº 277


IGLESIA EN ESPAÑA Y EN EL MUNDO

“La escuela católica afronta el 2011-12 con ilusión renovada” Curso 2011-12. Por el liderazgo, el cambio y el compromiso JUAN ANTONIO OJEDA

Este nuevo curso escolar se nos dibuja nuevamente incierto y complejo . En los últimos meses, años, décadas, vivimos inmersos en múltiples iniciativas que se nos presentan como la panacea para la mejora de la educación. Todas ellas persiguen una acción limitada y fragmentada. Así, recientemente, hemos oído hablar del MIR para el profesorado, de un Bachillerato excelente, de la reforma de la ESO o la FP; tiempo atrás, se nos requería a enseñar por competencias o más atrás aún, a propiciar una enseñanza comprensiva, etc. No podemos, no debemos, mejorar la educación si no hacemos un buen diagnóstico de su situación, con objetividad y sin intereses partidistas, ni mediáticos, ni de mercado u oportunistas; y si no abordamos la solución de una forma global, responsable y comprometida, haciendo partícipes a todos los sectores de la sociedad en su mejora y apuntalamiento y actuando en los múltiples aspectos que configuran el proceso de enseñanzaaprendizaje. Sin duda alguna, la escuela católica afronta este nuevo curso con ilusión renovada. Acabamos de acoger y saborear la presencia entre nosotros del Papa y de una enorme multitud de jóvenes que compartieron y celebraron su fe renovando juntos su compromiso en el seguimiento de Cristo y en hacer del amor y la predilección por los más pobres y necesitados, su bandera. El Papa nos invitó insistentemente a arraigar nuestra fe y nuestra vida en Cristo, a vivir y testimoniar su mensaje, sin avergonzarnos, sin miedo y a hacerlo con alegría, confianza y compromiso. Así nos decía nada más llegar a Barajas: “Un testimonio valiente y lleno de amor al hombre hermano, decidido y

prudente a la vez, sin ocultar su propia identidad cristiana, en un clima de respetuosa convivencia con otras legítimas opciones y exigiendo al mismo tiempo el debido respeto a las propias”. Este curso 2011-2012 tiene dos momentos importantes en el primer trimestre. Por un lado, el Congreso Internacional de la Escuela Católica, organizado por la OIEC (Oficina Internacional de la Educación Católica) en Zaragoza, del 18 al 21 de octubre de 2011, con el lema: “La Escuela, lugar de esperanza para educar en los derechos humanos”. Y el Congreso bienal de Escuelas Católicas, en Madrid, del 24 al 26 de noviembre de 2011 con el lema: “El liderazgo educativo, motor del cambio”. Es importante la presencia y participación activa del mayor número posible de directivos, profesores y padres para visibilizar, aunar voluntades y coordinar las acciones a acometer a partir de lo expuesto y concluido en ambos congresos y fortalecer e impulsar así la escuela católica en España y en el mundo, de la cual somos artífices y corresponsables. Estos acontecimientos nos hablan de liderazgo, de cambio y de compromiso. Estamos todos convocados a afrontar esos retos de forma conjunta pues será ahí donde resida nuestra verdadera fortaleza: en la capacidad de colaborar, de unirnos y trabajar juntos en la transformación y mejora de la sociedad, en la evangelización de niños y jóvenes mediante la educación, compartiendo los conocimientos y buenas prácticas, creando redes de redes y siendo capaces de generar juntos nuevos conocimientos y nuevas prácticas más acordes a las necesidades de los niños y jóvenes de hoy. Buen curso. Trabajamos juntos.

Piden que la lucha contra la pobreza sea política de Estado ECCLESIA DIGITAL

La plataforma “revélate contra la pobreza”, en la que están las ONG españolas, recuerda que 1.400 millones de personas siguen sufriendo pobreza extrema en el mundo y hambre. “Estamos ante una crisis que no es únicamente económica”, continúa este comunicado, “y la respuesta exige la profunda reforma de un modelo que genera y mantiene las desigualdades, un sistema que genera riqueza a costa

de dejar a millones de personas en situación de pobreza y exclusión.” La Alianza Contra la Pobreza critica los recortes sociales como solución ante la crisis: “en lugar de atacar las causas de esta situación se hace que paguen quienes no son responsables de la actual situación, y se mantiene el actual modelo económico desigual, asociado al despilfarro y al consumo sin límites”.

4 • Iglesia en Ciudad Rodrigo • 16-X-2011 • Nº 277

Entre otras reivindicaciones, las ONG piden al gobierno español y a los gobiernos locales que la lucha contra la pobreza sea una política de Estado, recuerdan el compromiso de alcanzar el 0,7% de la renta nacional bruta para 2015 y que las políticas comerciales de la Unión Europea no impongan acuerdos a los países del Sur que perjudiquen a las personas más vulnerables.


EL RINCÓN DE CÁRITAS

Responsabilidad MARIBEL YUGUEROS

Nuestras acciones y nuestras palabras tienen consecuencias, el simple hecho de vivir es causa de numerosos efectos. Ser conscientes de esta realidad y desarrollar nuestra capacidad de responder a las consecuencias de nuestros actos nos convierte en personas responsables. Responsabilidad viene del latín “respondere”, que significa respuesta. Desde ahí, cuando hablamos de responsabilidad no nos referimos a deberes, obligaciones o cargas, como solemos interpretarla comúnmente, sino a un concepto mucho más amplio y en relación directa con la idea de libertad: si soy capaz de responder por mis actos y palabras, estoy ampliando mi libertad de elegir, de optar. Si me hago cargo de mis actos y de mis actitudes concretas, seré yo el único responsable de mi conducta y no podré culpar a nadie de las consecuencias de mis actos y actitudes. La responsabilidad es un valor que sólo puede concebirse en relación con el otro, porque es en el otro en quien se verifican los efectos y las causas de

mis acciones y mis palabras. Con nuestra vida, siempre lastimamos, ayudamos, cooperamos, competimos, amamos, rechazamos o perjudicamos a un semejante. Por tanto, si ignoramos las consecuencias de nuestros actos, estamos ignorando al otro. Pero la ignorancia no elimina las consecuencias y, así, si nosotros no nos responsabilizamos de ellas, tenemos que buscar un culpable. Ser responsables nos hace libres, porque libertad no es “hacer lo que me da la gana”, sino hacer lo que corresponde en cada momento, actuar con responsabilidad. Por eso, la verdadera libertad nos hace comprender que los límites son necesarios y forman parte esencial y significativa de la vida. Los límites nos hacen entender que vivimos CON otros y que formamos parte de un todo que nos contiene. No somos autosuficientes, nos necesitamos unos a otros y todos somos necesarios. Estamos abocados a la corresponsabilidad. Comprender que nuestra vida afecta a las de otras personas nos da la posibilidad de responsabilizarnos, de

reconocer los límites y elegir nuestras respuestas y nuestras acciones. Y es ahí donde se instala la responsabilidad y somos libres, porque no estaremos pendientes de lo que otros nos dan o nos hacen, no culparemos a los otros o al destino de lo que no funciona en nuestra vida, sino que nos convertiremos en los responsables últimos de nuestra propia vida. No necesitaremos perseguir la felicidad, porque comprenderemos que la felicidad se deriva de nuestras acciones. La responsabilidad se aprende y se transmite a partir de la propia experiencia, por eso es importante no buscar excusas para justificar nuestros actos sino aceptar las consecuencias de los mismos. Ser responsable no es actuar para obtener una recompensa, sino porque es la condición indispensable para desarrollarnos como seres humanos libres. La responsabilidad bien entendida empieza en nosotros mismos, en nuestra vida cotidiana porque nadie puede vivirla por nosotros y somos nosotros quienes decidimos y elegimos como vivirla.

IGLESIA EN MISIÓN

Octubre es el mes de las misiones DELEGACIÓN DE MISIONES

La Obra de la que procede nuestro Actual DOMUND, DOmingo MUNDial de Oración por las Misiones, surge en una época convulsa, en crisis. Y no estamos hablando de crisis en términos económicos, sino de crisis de valores, de humanismo, de respeto hacia los que no piensan como la mayoría dominante de su entorno, como la actual situación que atravesamos a nivel mundial. Situación en la que se hace necesario hablar de una Nueva Evangelización, en la que cada cinco minutos, un cristiano muere en el mundo por defender su fe. El mensaje de Benedicto XVI para el Domund 2011 es un sencillo: “Así os envío yo”, que procede de la lectura Bíblica de Juan 20, 21. Jesucristo resucitado se

aparece a sus discípulos y dice: “Paz a Vosotros, como el Padre me ha enviado, así os envío yo”. Este mandato misionero es el que hacemos nuestro este año, es el que recibimos todos al finalizar la eucaristía dominical en las palabras del sacerdote: “Podéis ir en Paz”. Y es un envío que implica a: Todos (todos estamos llamados a evangelizar), Todo (la misión está destinada a todo y a todos, especialmente a los que aún no le conocen y a los que están alejados de él) y Siempre (toda humanidad y espacios, desde el principio hasta el fin de los tiempos, recibimos la antorcha de nuestros predecesores y la entregamos a los que nos suceden, especialmente los misioneros “ad gentes”.) Pero octubre no es sólo D O M U N D . Desde

hace un tiempo, celebramos el octubre misionero en el que cada semana del mes está dedicada a un compromiso misionero: la oración, el ofrecimiento del sacrificio, la cooperación económica y las vocaciones misioneras. Junto con el especial rezo del Rosario Misionero, en el mes del Rosario, cada día de octubre reflexionamos juntos sobre la labor silenciosa y heroica de cada uno de nuestros misioneros, sobre todo los nacidos en la Diócesis de Ciudad Rodrigo, cincuenta y cinco hombres y mujeres que saben que merece la pena llevar el mensaje de Jesús adonde no lo conocen, porque “la fe se fortalece dándola”.

5 • Iglesia en Ciudad Rodrigo • 16-X-2011 • Nº 277


Para orar

Jornada de convivencia en Abadengo Excursión a Las Edades del Hombre Un grupo de 72 personas del Arciprestazgo de Abadengo celebraron un día de convivencia al comenzar el presente Curso Pastoral. Realizaron un viaje a Las Edades del Hombre “Passio” que se exponen en las dos localidades vallisoletanas de Medina del Campo y Medina de Rioseco. Fue el pasado 6 de octubre. Por otra parte señalar que este Arciprestazgo programó ya las acciones para el presente Curso pastoral. Destacan los Encuentros en los que participan numerosos seglares de las diversas parroquias. Tres son de formación (27 de octubre, 12 de enero y 17 de mayo) y tres de oración (24 de noviembre, 2 de febrero y 8 de marzo). El Arciprestazgo tiene también constituido un Consejo Pastoral que se reúne tres veces durante el curso.

NUEVO CURSO Nos ponemos en camino con nuevos sueños. Con la mano en el arado, queremos abrir surcos. Ligeros de equipaje, sólo el tesoro de la fe. Habrá muchas oraciones y nuevas canciones. Con espíritu nuevo para anunciar el Evangelio. ¡Hermanos unidos para hacer Reino!

Ángel Luis

RINCÓN LITÚRGICO

Cristo, modelo de oración VIDAL RODRÍGUEZ ENCINAS

“El Sumo sacerdote de la nueva y eterna Alianza, Cristo Jesús, al tomar la naturaleza humana, introdujo en este exilio terrestre aquel himno que se canta perpetuamente en las moradas celestiales” (SC, 83). El punto de partida para comprender bien la oración de la Liturgia de las Horas, la oración por excelencia de la Iglesia, no puede ser otro que el propio ejemplo de Jesús. Jesús es maestro de oración; en su enseñanza, Jesús instruye a sus discípulos para que oren siempre, sin desfallecer; con una fe viva y confiada, porque toda oración es escuchada por el Padre, especialmente la dirigida en su Nombre; ha de ser hecha con corazón humilde. Jesús mismo, a petición de sus discípulos: “Señor, enséñanos a orar” nos ofreció una fórmula de oración, el “Padre nuestro”, modelo de toda oración cristiana y resumen del evangelio. La oración era parte integrante en la vida de Jesús; no solamente nos dio abundante doctrina sobre la misma, sino que la practicó, convirtiéndose para nosotros en modelo de oración.

Un estupendo resumen de la vida de oración de Jesús lo encontramos en la introducción a la Liturgia de la Horas, cuyo nombre completo es: Ordenación General de la Liturgia de las Horas (OGLH, nº 4), y que ofrezco a continuación: El Hijo de Dios que es uno con el Padre, y que al entrar en el mundo dijo: “Aquí estoy yo para hacer tu voluntad”, se ha dignado ofrecernos ejemplos de su propia oración. En efecto, los evangelios nos lo presentan muchísimas veces en oración: cuando el Padre revela su misión, antes del llamamiento de los apóstoles, cuando bendice a Dios en la multiplicación de los panes, en la transfiguración, cuando sana al sordo y mudo y cuando resucita a Lázaro, antes de requerir a Pedro su confesión, cuando enseña a orar a sus discípulos, cuando los discípulos regresan de la misión, cuando bendice a los niños, cuando ora por Pedro. Su actividad diaria estaba tan unida con la oración que incluso apa-

6 • Iglesia en Ciudad Rodrigo • 16-X-2011 • Nº 277

rece fluyendo de la misma, como cuando se retiraba al desierto o al monte para orar, o al anochecer, permaneciendo en oración hasta la madrugada. Tomó parte también, como fundadamente se sostiene, en las oraciones públicas, tanto en las sinagogas, donde entró en sábado, “como era su costumbre”, como en el templo, al que llamó casa de oración, y en las oraciones privadas que los israelitas piadosos acostumbraban a recitar diariamente. También al comer dirigía a Dios las tradicionales bendiciones, como expresamente se narra cuando la multiplicación del pan, en la última Cena, en la comida de Emaús; de igual modo recitó el himno con los discípulos. Hasta el final de su vida, acercándose ya el momento de la pasión, en la última Cena, en la agonía y en la cruz, el divino maestro mostró que era la oración lo que le animaba en el ministerio mesiánico y en el tránsito pascual.


277