Issuu on Google+

Suplemento infantil del diario EL TIEMPO. Premio Nacional de Periodismo 1990 Miércoles 1 de mayo de 2013- Año 24 - No. 1.265

LAS FLORES DE MI PAÍS Las flores de mi país son de diversos colores. Las hay: blancas, amarillas, rojas y anaranjadas entre muchas más que escapan de mi memoria. Encuentras grandes y pequeñas silvestres y refinadas, pero todas ellas tienen su perfume y su aroma. ¡Qué lindas se ven las Rosas y las rosadas Cayenas, los hermosos Claveles, los bellos Crisantemos, las blancas Margaritas, las tímidas Violetas y las variadas Gladiolas! Pero hay una en especial que es de singular belleza, es la llamada Orquídea, flor nacional de mi patria, Venezuela. Dilia Chacón


2 Entre las Algas ¡BUENOS DÍAS! AMIGOS ¡Buenos días! Lavandero, agua limpia y clara te regala el cielo. ¡Buenos días! Albañil, hazme una casota de color añil. ¡Buenos días! Costurera, cóseme este traje con puntadas nuevas. ¡Buenos días! Profesor, por quererme tanto te traigo una flor.

3

Miércoles 1 de mayo de 2013

Inés de Cuevas, venezolana

Acerca de los números

EL MES DE LAS FLORES Texto: María Fernanda Méndez Con la llegada del mes de mayo se inicia el tiempo de lluvia, época en la que los campos y jardines comienzan a vestirse de un colorido intenso. El aroma de las flores también es protagonista cuando llega este mes que da paso a la primavera. En el portal web www.plantas.facilisimo.com se indica que los tulipanes, jacintos y narcisos plantados en otoño convierten al jardín en un espectáculo de colores exuberantes cuando llega mayo. Siglos atrás, los indígenas no poseían calendarios que los guiaran para saber cuándo era la época de primavera. Se informaban de esto gracias al conocimiento que tenían de la naturaleza. Cuando caían las primeras gotas de lluvia, al final del mes de abril, para ellos era el anuncio del comienzo de esta temporada florida. El historiador Maximilam Kopp dice que el mes de mayo es llamado el mes de las flores por tres razones: la primera, porque la orquídea fue declarada como flor nacional el 23 de mayo de 1951; la segunda, por la celebración del Día del Árbol en Venezuela el último domingo de ese mes; y la tercera, por mayo representar la entrada de la época de lluvia, que garantiza el florecer de los jardines y campos. “También se le denominó el mes de las flores porque cada 3 de mayo, los católicos y los indígenas alababan a la cruz con ofrendas florales”, explicó Kopp.

- El número cinco (5) tiene cinco letras. Ninguna otra cifra escrita en español presenta esta coincidencia. - El único número cuyo nombre no tiene ni la letra “o” ni la “e” es “mil”.

CIENCIAS

¿Qué es Twitter?

El araguaney, al igual que el apamate, comienza a florecer de color amarillo con la llegada de la primavera, y son visibles en montañas y altas praderas. Como estas especies de árboles, otras variedades de flores abrirán sus pétalos con la venida de mayo. Los jardines donde se encuentran este tipo de plantas deben de fumigarse para evitar que les caigan hongos y mantenerlas sanas. En la floristería “Mística 3 Rosas”, ubicada en Puerto La Cruz, la rosa es la más buscada durante ese mes, ya que representa sentimiento de pasión para muchos. La señora Carmen Olivares, quien se desempeña como especialista en el arreglo de plantas en esa floristería, afirmó que la rosa roja y la rosa blanca son las que se compran más para regalar en el Día de las Madres. “La gerbera es otra especie de flor que se compra bastante cuando llega mayo. Es un poco más grande que una margarita, y ofrece muchos colores vivos. Cuando los clientes necesitan un ramo, piden que se le coloquen rosas, gerberas y gladiolas”, agregó. Además de ser considerado como el mes de las flores, mayo también es el mes de las madres, al comparar a este ser tan importante con esas coloridas bellezas naturales. Por eso, amiguito, te invitamos a obsequiarle una bella flor a tu mamá en su día, que se celebra el segundo domingo de este mes, porque estamos seguros de que le agradará ese detalle. ¡Las madres se lo merecen todo!

Twitter es una aplicación web que te permite escribir textos de máximo 140 caracteres, los cuales pueden ser leídos por otros usuarios. Cada usuario puede “seguir” a otra persona o grupo y leer los textos que escribe. Además puede tener un grupo de “seguidores” (“followers”), quienes leen en sus respectivas páginas los textos publicados por la persona “seguida” (“following”). Twitter es una herramienta de gran utilidad para intercambiar opiniones durante un acontecimiento multitudinario, además de medio de comunicación con otras personas y grupos.

Chuíto y Jacinta van a la escuela Chuíto y Jacinta van a la escuela Visitamos la U.E. Fernández Padilla, en El Rincón, y les preguntamos:

¿Cuál flor le regalarías a tu mamá en su día?

www.a-venezuela.com Para descubrir, navegando por la web, a Venezuela. Encontrarás: información general sobre el país, estados, ciudades, tour visual y postales.

Marleannys Arabia 6 años 1er grado

“Una rosa de color rosado, porque a ella le gusta mucho y también se la merece por todo lo que hace por mí”.

Pablo Ramírez 6 años 1er grado

“Le regalaría a mi mamá un clavel blanco, porque a ella le encanta tener muchas flores en la casa”.

José Gutiérrez 7 años 2do grado

“Le daría un ramo de rosas, porque ella ahorita no tiene flores y le encantaría ver la casa llena de ellas”.

UN CARACOL NOS RECUERDA Jessica Pérez 10 años 4to grado “Le regalaría muchas rosas porque su aroma es muy rico, y también como muestra de mi amor”.

Jheison Sánchez 11 años 5to grado “Una rosa roja sería mi regalo para ella, porque se la merece y porque le encantan”.

Javier Oliveros 8 años 2do grado “Le daría una rosa blanca, porque esa flor y ese color reflejan la pureza que mi mamá representa”.

3 de mayo: Se celebra en todo el mundo el Día de la Libertad de Prensa, declarado en 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas para fomentar y defender la prensa libre, pluralista e independiente.


4

Miércoles 1 de mayo de 2013

COLOREA

Una estrella de mar nos cuenta

SAPO VERDE Humberto estaba muy triste entre los yuyos del charco. Ni ganas de saltar tenía. Y es que le habían contado que las mariposas del Jazmín de Enfrente andaban diciendo que él era sapo feúcho, feísimo y refeo. —Feúcho puede ser —dijo, mirándose en el agua oscura—, pero tanto como refeo... Para mí que exageran... Los ojos un poquitito saltones, eso sí. La piel un poco gruesa, eso también. Pero ¡qué sonrisa! Y después de mirarse un rato le comentó a una mosca curiosa pero prudente que andaba dándole vueltas sin acercarse demasiado: —Lo que a mí me faltan son colores. ¿No te parece? Verde, verde, todo verde. Porque pensándolo bien, si tuviese colores sería igualito, igualito a las mariposas. La mosca, por las dudas, no hizo ningún comentario. Y Humberto se puso la boina y salió corriendo a buscar colores al Almacén de los Bichos. Timoteo, uno de los ratones más atentos que se vieron nunca, lo recibió, como siempre, con muchas palabras: — ¿Qué lo trae por aquí, Humberto? ¿Anda buscando fosforitos para cantar de noche? A propósito, tengo una boina a cuadros que le va a venir de perlas. —Nada de eso, Timoteo. Ando necesitando colores. — ¿Piensa pintar la casa? —Usted ni se imagina, Timoteo, ni se imagina. Y Humberto se llevó el azul, el amarillo, el colorado, el fucsia y el anaranjado. El verde no, porque ¿para qué puede querer más verde un sapo verde? En cuanto llegó al charco se sacó la boina, se preparó un pincel con pastos secos y empezó: una pata azul, la otra anaranjada, una mancha amarilla en la cabeza, una estrellita colorada en el lomo, el buche fucsia. Cada tanto se echaba una ojeadita en el espejo del charco. Cuando terminó tenía más colorinches que la más pintona de las mariposas. Y entonces sí que se puso contento el sapo Humberto: no le quedaba ni un cachito de verde. ¡Igualito a las mariposas! Tan alegre estaba y tanto saltó que las mariposas del Jazmín lo vieron y se vinieron en bandada para el charco. —Más que refeo. ¡Refeísimo! —dijo una de pintitas azules, tapándose los ojos con las patas. — ¡Feón! ¡Contrafeo al resto! —terminó otra, sacudiendo las antenas con las carcajadas. —Además de sapo, y feo, mal vestido —dijo una de negro, muy elegante. —Lo único que falta es que quiera volar —se burló otra desde el aire. ¡Pobre Humberto! Y él que estaba tan contento con su corbatita fucsia. Tanta vergüenza sintió que se tiró al charco para esconderse y se quedó un rato largo en el fondo, mirando cómo el agua le borraba los colores. Cuando salió todo verde, como siempre, todavía estaban las mariposas riéndose como locas. — ¡Sa-po verde! ¡Sa-po verde! La que no se le paraba en la cabeza le hacía cosquillas en las patas. Pero en eso pasó una calandria, una calandria lindísima, linda con ganas, tan requetelinda que las mariposas se callaron para mirarla revolotear entre los yuyos. Al ver el charco bajó para tomar un poco de agua y peinarse las plumas con el pico, y vio a Humberto en la orilla, verde, tristón y solo. Entonces dijo en voz bien alta: — ¡Qué sapo tan buen mozo! ¡Y qué bien le sienta el verde! Humberto le dio las gracias con su sonrisa gigante de sapo y las mariposas del Jazmín perdieron los colores de pura vergüenza, y así anduvieron, caiduchas y transparentes, todo el verano.

CORREO PARA CABALLITO “Hola soy Mariana Vegas. Les quiero mandar saludos a mis amigas del colegio que son Bárbara, Emily, Paola Peña, Paola Tracana, Valery, Miriam, Valeria, María Valentina, Yuliana y por último a mi profesora Zoriany Zamora, a mi mamá y papá Lorena y Jorge, que los quiero mucho”. Te recordamos que en esta sección puedes ver publicado tus mensajes y saludos. Nuestro correo: caballitodemarysusamigos@gmail.com. También puedes enviar cuentos o poesías de tu propia autoría.

Graciela Montes

caballitodemarysusamigos@gmail.com

Gilberto Caraballo


0797572001367361912