Issuu on Google+

Suplemento infantil del diario EL TIEMPO. Premio Nacional de Periodismo 1990 Miércoles 26 de octubre de 2011 - Año 23 - No. 1.186

D A N O R A L S FRUTAS A L E

D

La manzana y la banana se pusieron a jugar y la pícara naranja sola se quiso invitar.

A lo lejos la sandía mostraba su corazón y les dijo a sus amigos: -Les cantaré una canción. Porque nadie lo invitó muy enojado el limón dijo: -Yo juego solo con mi vecino el melón La frutilla sonrojada de vergüenza se quedó sin sus pecas y perfume y muy pronto entristeció. Dijo la mandarina: -Una ensalada yo haré, invitaré a la frutilla para que contenta esté

Muy pronto toditas ellas tuvieron muy buena onda, se divirtieron muchísimo y formaron una ronda Elsa Lidia

“La historia no se repite si no es en la mente de quien no la conoce”. Khalil Gibran (1883-1931), ensayista, novelista y poeta libanés

Acertijo ¿Por qué un hombre que tiene 42 años de edad sólo ha podido celebrar 10 cumpleaños? Porque nació el 29 de febrero de un año bisiesto.


2

Miércoles 26 de octubre de 2011

LAS FR

Entre las Algas

SIEMBRA

ESENCIALES PARA UNA

Cuando de mí no quede sino un árbol, cuando mis huesos se hayan esparcido bajo la tierra madre; cuando de ti no quede sino una rosa blanca que se nutrió de aquello que tú fuiste y haya zarpado ya con mil brisas distintas el aliento del beso que hoy bebemos; cuando ya nuestros nombres sean sonidos sin eco dormidos en la sombra de un olvido insondable; tú seguirás viviendo en la belleza de la rosa, como yo en el follaje del árbol y nuestro amor en el murmullo de la risa. ¡Escúchame! Yo aspiro a que vivamos en las vibrantes voces de la mañana. Yo quiero perdurar junto contigo en la savia profunda de la humanidad: en la risa del niño, en la paz de los hombres, en el amor sin lágrimas. Por eso, como habremos de darnos a la rosa y al árbol, a la tierra y al viento, te pido que nos demos al futuro del mundo...

Texto: Luis Molina

N

uestro país cuenta con una gran diversidad de paisajes naturales que son propicios para el crecimiento de frutas tanto tropicales, como algunas de climas fríos. Las frutas son un regalo de la naturaleza pues nos brindan vitaminas y minerales en dulces presentaciones. La Dra. Migoris de Marenco, nutricionista que trabaja en la zona norte del Estado Anzoátegui y en otros estados cercanos, comentó a Caballito de Mar que el consumo de frutas en los niños es de gran importancia, porque estos productos naturales otorgan a nuestros pequeños amigos grandes nutrientes, en especial vitaminas y minerales. De Marenco dijo que las frutas nos ayudan a proteger nuestra piel, evitan la

Miguel Otero Silva, poeta barcelonés (1908-1985)

Las dos rayas (=) que indican igualdad comenzó a utilizarlas el matemático inglés Robert Recorde hace más de 400 años. En uno de sus libros cuenta que eligió ese signo porque “dos cosas no pueden ser más iguales que dos rectas paralelas”.

Pedigüeñería Calidad de pedigüeño. Única palabra con cuatro signos, y sin repetición, que una palabra puede tener en castellano: el punto, la tilde, la diéresis y la virgulilla de la ñ.

caída del cabello, fort tema inmune evitando tipos de virus que com nos protegen de enfer entre otros beneficios alimentos”. La nutricionista inf la cantidad de niños o consultorio ubicado en la Cruz, y afirmó que e mala alimentación en l nos nutrientes import amiguitos y se les pro altos contenidos de co que lo más probable s etapa adulta. “Para ev debe manejar una bue feriblemente desde e porque lo que consume

Chuíto y Jacin ¿Cuáles son tus f

William Armas 10 años 5to grado “El mango, el durazno y la fresa son mis frutas favoritas. Casi siempre las como, porque además de ser muy sabrosas son muy importantes para nuestra salud. Mis padres siempre me han recomendado comerlas porque dicen que me ayudan a crecer”.

Jaider Campos 10 años 5to grado “La fruta más sabrosa para mí es la manzana, por su sabor y textura, y en ocasiones como fresa y mango. Siempre he escuchado que las frutas son muy ricas en vitaminas y otros nutrientes, necesarios para nuestro crecimiento y bienestar”.

Luis Rodríguez 5 años 1er grado “La manzana, el cambur, la uva y el mango son las frutas más sabrosas para mí, aunque pocas veces como frutas, casi siempre tomo jugo natural en mi casa, en especial en hora del almuerzo”.


3

RUTAS:

Ciencias EL SISTEMA SOLAR

BUENA ALIMENTACIÓN

talecen nuestro siso resfriados y otros mprometen la salud, rmedades visuales, s de estos “nobles

formó que ha crecido obesos que visitan su n la ciudad de Puerto esto se debe a una la que se omiten algutantes para nuestros oporcionan otros con olesterol, situación se presentará en su vitar la obesidad se ena alimentación, preel estado embrional, e la madre también lo

VENUS

recibe ese pequeño ser que habita dentro del vientre. El consumo de frutas es más sano y nutritivo que las golosinas, porque aporta una gran cantidad de nutrientes”. De Marenco indicó que todos los niños pueden comer frutas a partir de los 6 meses en forma de papilla, consistencia que irá cambiando según su edad. Mientras que los frutos cítricos sólo se deben suministrar a partir del primer año. Salvo en aquellos casos donde el joven presente una patología, tal como la diabetes o problemas endocrinos, que ya requieren de la supervisión de un pediatra y un nutricionista. Amiguito, te invitamos a que conozcas más de los beneficios de comer frutas y, si es posible, visitar a un nutricionista para que indique cuáles son los alimentos más apropiados para tu consumo.

nta preguntan frutas favoritas?

Dariana Sosa 9 años 4to grado “La pera, la uva y el mango son mis frutas favoritas. Mis padres siempre me dicen que tengo que comer frutas porque me aportan muchas vitaminas y nutrientes para mi cuerpo”.

Carlos Pérez 8 años 3er grado “Casi todos los días como frutas en mi casa. Mis favoritas son la manzana, la uva y el cambur porque me gustan mucho sus sabores”.

Rodolfo Padilla 11 años 6to grado “Mis favoritas son la manzana, el durazno y el cambur. Para nosotros es importante comerlas porque nos ayuda a crecer sanos y fuertes por su gran cantidad de vitaminas y minerales”.

Venus es el segundo planeta del Sistema Solar en orden de distancia desde el Sol y el tercero en cuanto a tamaño, de menor a mayor. Es considerado planeta hermano de la Tierra, ya que ambos son similares en cuanto a tamaño, masa y composición, aunque muy diferentes en temperaturas y condiciones atmosféricas. Un día venusiano dura 243 días terrestres, y su movimiento es contrario a las agujas del reloj. Por ello, en Venus el sol sale por el oeste y se oculta por el este. Al hallarse Venus más cercano al Sol que la Tierra, siempre se puede encontrar en la misma dirección del Sol, por lo que desde la Tierra se puede ver sólo unas cuantas horas antes del amanecer o después del ocaso. Por ello es conocido como Lucero del Alba y Lucero Vespertino.


4

Miércoles 26 de octubre de 2011

Una estrella de mar nos cuenta

RECUERDOS DEL ÁRBOL DE LA ESCUELA Corina Hernández

Érase una vez un árbol en medio del patio de una escuela. Un poco viejo ya, pero bajo su sombra los escolares disfrutaban de los minutos del recreo. A él le encantaba escucharlos contarse sus aventuras y sólo de mirarlos se le enternecían sus ramas. “Son tan frágiles, como algunas de mis ramas. Pero también, ¡tan fuertes e incansables…!” Sus risas eran casi tan esperadas por él como el trinar de los pajaritos que anidaban en su copa. Pero no siempre fue tan perfecta la felicidad de nuestro amigo vegetal. Ya no se acordaba de quién lo había sembrado allí, pero era un arbolito muy enclenque en ese entonces. ¡Cuánto tiempo había pasado! Los niños no tenían ningún cuidado y muchas veces sus verdes hojas terminaban en las manos de algún travieso que las arrancaba de cuajo… ¡zuas! … desde la misma rama. Otras veces, jugando al escondite, alguno de esos pequeñines y otros no tan pequeños habían halado sus ramas sin compasión, sólo por el gusto de hacerlo “No lo hacían a propósito”, recuerda el árbol. “Sólo querían divertirse y me veían como parte del juego”

Para cuidar su crecimiento, el bedel de la escuela lo enrejó completamente. “Era un viejito simpático… pero yo me sentía como en una cárcel”. Las maestras emprendieron una campaña de educación, para enseñar a los niños la importancia de tener en el patio de recreo aquel ejemplar. “Crecerá y les dará frutos”, decía la directora. “Bajo su sombra podrán protegerse del calor”, agregaba la profe de Biología. Pero a medida que crecía y se hacía más fuerte, el árbol era víctima de las travesuras y maldades de los escolares. “Son nada más que niños… ya aprenderán”, los disculpaba el árbol. Y así, sólo los cuidados del bedel y la madre naturaleza que es tan sabia, pudieron resguardar que siguiera creciendo sano y fuerte. Un día de mucho calor, los más grandecitos salieron al recreo y corrieron en dirección al árbol. Uno de los más osados propuso a los demás subirse a la rama más alta. “Allí hay un nido de torditos que quiero agarrar”. Sin pensarlo dos veces trepó como pudo, haciendo maromas peligrosas, según decían abajo sus demás compañeros. “Bájate, está muy alto, te puedes caer”. Pero el trepador no hizo

caso, y cuando ya estaba alcanzando su objetivo, una rama joven del árbol amigo se partió con su peso. Todos gritaron y elevaron sus ojos a la copa del árbol… Pero éste no iba a permitir que algo malo le pasara a aquel muchacho, y con la vida y la magia que tienen todos los seres creados por Dios, extendió su rama más fuerte, como si fuera un brazo, que amortiguó la caída y casi lo depositó en el suelo. Con leves raspones en los brazos, el muchacho se levantó del suelo; y recordó a todos las veces que habían maltratado al árbol para quitarle los frutos, o cuando habían lastimado su tronco haciéndole heridas en forma de letras. “!Me salvó, a pesar de no haberlo cuidado en todo este tiempo, me salvó!... Y a todos nosotros nos da todos los días sombra y frutos sin pedirnos nada a cambio. Sólo agua, de vez en cuando”. Desde ese día, la historia del árbol cambió, porque en cada recreo sentía la compañía agradecida de los niños y sus risas que se confundían con el trinar de los torditos. “Creo que ya aprendieron a quererme, como yo los he querido a todos ellos desde que era un débil arbolito”.

Colorea

Correo para Caballito Te recordamos nuestros correos para que envíes tus mensajes, sugerencias, o tus creaciones: caballitodemarysusamigos8@hotmail.com y caballitodemarysusamigos@yahoo. com.

Félix Orea Orea


/0630323001319597159