Page 4

2

4

EL TIEMPO Mi ércol es 2 de n ov i em b re de 2011

LOCALES_

URBANEJA > Alcalde dijo que problema de desagües es heredado

URBANEJA >

Álvarez: juego está trancado en el caso Los Corales [L EC H E R Í A ]

El director del Instituto Municipal de la Vivienda de Urbaneja, Amílcar Álvarez, aseguró que el alcalde de Lechería, Víctor Hugo Figueredo, y toda su administración no descansarán hasta que el proyecto habitacional Los Corales, que estaría situado en la avenida Daniel Camejo Octavio, sea una realidad. Sin embargo, Álvarez afirmó que hasta ahora “el juego está trancado”, debido a que la registradora civil, Hilda Zamora, insiste en solicitar el Registro de Información Fiscal (RIF) del ciudadano (se reservó el nombre) que hipotecó la parcela ante el antiguo Banco Unión, a fin de poder validar la protocolización. Este paso legal es indispensable para gestionar los recursos que permitirían edificar los apartamentos. El proyecto Los Corales se diseñó hace 10 años. Consta de 280 apartamentos que serían distribuidos entre seis Organizaciones Comunitarias de Viviendas (OCV), todas de la capital morreña. El alcalde Figueredo ha denunciado varias veces que el Gobierno nacional no ha aprobado el financiamiento de la obra habitacional, pese a que estaría dirigida a familias de clase media y media baja. Posición José Vega, miembro de la OCV Casco Central, no descartó organizarse para tomar las calles, a fin de presionar al Registro Civil para que “no siga obstaculizando las gestiones en pro de las comunidades más necesitadas”. Recordó que hay familias que viven arrimadas. LIZARDO AGUILAR ROJAS

Los Corales lleva 10 años esperando (Foto: José Abreu)

ZONA OESTE >

Erasmo Prato: la alcaldía Usuarios piden tiene engavetados cuatro a transportistas cubrir ruta de Píritu proyectos de drenajes [PÍRITU]

El presidente de la Comisión de Servicios Públicos de la Cámara Municipal de Lechería denunció que entre los planes inconclusos para evitar las inundaciones, se encuentra la construcción de un sistema de bombeo y el acondicionamiento de calles y avenidas / LIZARDO AGUILAR ROJAS

PLAN. Edil plantea construcción de compuertas para evitar embates de olas (Foto: Rafael Salazar) [L EC H E R Í A ]

Para el presidente de la Comisión de Servicios Públicos de la Cámara Municipal de Urbaneja, Erasmo Prato, las inundaciones ocurridas la semana pasada en Lechería tienen una explicación razonable: cuatro proyectos de drenajes elaborados en la gestión del exalcalde, Gustavo Marcano, no fueron continuados por la administración actual. Entre los planes inconclusos, el concejal mencionó el del sector Rómulo Gallegos, que contempla la construcción de un sistema de bombeo doble para mejorar el fluido del agua en todo el municipio, especialmente en la zona oeste y Casco Central. El proyecto fue elaborado en 2007 por la dirección de Ingeniería. Según Prato, el anterior jefe local adquirió unas bombas con capacidad de 1.000 litros por segundo, y coordinó con el Gobierno regional el inicio de la obra entre finales de 2008 y principios de 2009. “Pero después de que terminó su gestión no se invirtió ni un bolívar más”. Indicó que la obra es importante porque toda el agua de lluvia drenaría al CP2 (paralelo a la avenida Daniel Camejo Octavio) y desembocaría en playa Mansa, cerca del sector Santa Rosa. Hace tres años el costo de

8

DÍAS

han pasado desde que un fuerte oleaje provocó inundaciones en el Casco Central de Lechería. Las calles 2 y 3 quedaron bajo el agua, aunque Protección Civil no reportó daños a infraestructuras ni a personas. El líquido entró a través de los ocho desagües de playa Mansa. El edil Erasmo Prato propone la construcción de compuer tas. estos trabajos era de 12 millones de bolívares. “Ahora podrían valer tres veces más”, dijo el edil. El munícipe morreño también citó entre los proyectos paralizados el acondicionamiento de diferentes calles y avenidas, mejoras de las vías Yavire y María Rosa Molas en Morro III, y acondicionamiento y mejoras del sistema de desagües del Casco Central, “los cuales fueron elaborados en 60% por la administración de Marcano”. “No ha habido voluntad política para hacerlo. La gente se acuerda de esta situación de manera reaccionaria, es decir, cuando tienen el agua al cuello, pero no entienden que si no se buscan soluciones integrales el

problema se va a repetir al año siguiente”. A juicio de Prato, eso es lo que está sucediendo en el Casco Central, donde todos los años las marejadas causan anegaciones “y no se toman correctivos”. Desde su óptica, la solución para evitar los embates del mar de leva es la construcción de compuertas. Disposición El director de Ingeniería del municipio Urbaneja, Oscar Arreaza, informó que el ayuntamiento morreño prevé adecuar los desagües de playa Mansa, con la finalidad de evitar nuevas inundaciones. Sobre la propuesta de las compuertas en los drenajes, Arreaza consideró que el mecanismo frenaría la entrada de las olas, pero “no resolvería el problema de aumento de la marea”. Sin embargo, afirmó que podría ser tomado en cuenta. No obstante, el alcalde Víctor Hugo Figueredo enfatizó que éste es un problema que amerita la intervención tanto de la Corporación de Vialidad e Infraestructura (Covinea) como al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Tanto Arreaza como Figueredo recordaron que el problema no es nuevo. Dicen que la gestión anterior hizo los drenajes de las calles 2 y 3, y no previó las compuertas.

Usuarios del transporte público solicitaron a los choferes de carritos por puesto, incorporar más unidades a la ruta de Píritu, pues aseguran que de 20 vehículos sólo uno recorre el casco central. Los pasajeros que tienen que trasladarse a diario desde Puerto Píritu hasta Píritu, se ven obligados a esperar por horas, parados bajo el sol o la lluvia, ya que la mayoría de los vehículos se dirigen hacia El Tejar. Rosa Moncada, habitante de Píritu, indicó que tiene que aguardar entre 10 y 40 minutos “para poder llegar a mi casa. A cualquier hora del día tengo que esperar, porque es muy difícil que los carros suban”. Otro usuario señaló que “es frustrante ver transitar tantas unidades de transporte que pudieran llevarlo a uno a su destino, pero indican que se dirigen a otro lugar”. En Puerto Píritu existen siete líneas y cooperativas de transporte público, de las cuales sólo Las Mercedes y Sol de Puerto Píritu recorren las calles de esa jurisdicción. Carlos Vargas, presidente de la cooperativa Sol de Puerto Píritu, explicó que debido al poco movimiento de pasajeros que hay en esa localidad, asignaron únicamente a 10 choferes para esa zona. El resto, 177 conductores, sólo cubren la ruta cuando dos usuarios lo solicitan, y el carro está vacío. David Bustamante, avance de la línea Las Mercedes, explicó que la mayor movilización se concentra en las zonas comerciales y en el caso de Píritu, en El Tejar. “Desde Las Mercedes hacia la plaza Bolívar de Puerto Pí-

ritu se pueden montar y bajar ocho personas, pero no vale la pena ir hasta Píritu para llevar apenas dos personas”. Bustamante adujo que por lo general el vehículo va cargado, pero regresa vacío. Vargas reiteró el compromiso de los trabajadores del volante con las personas que abordan las unidades vacías en la capital de Peñalver, y a la vez alertó que existen sanciones para los choferes que se nieguen a contribuir.

Escolar Algunos estudiantes también manifestaron su inconformidad con el deficiente servicio que prestan las rutas interurbanas de Píritu y Peñalver, las cuales, al parecer, evitan a toda costa trasladarlos de un lugar a otro. Las normas internas de los colectivos establecen que de los cinco puestos, dos pueden ser ocupados por estudiantes, y los tres restantes por particulares, pero esto no se cumple. “La mayoría de los vehículos hacen paradas cuando cualquier persona hace la seña de costumbre (saca la mano). Cuando se trata de un estudiante, no se paran, aunque tengan cupos disponibles”, indicó uno de los alumnos, quien prefirió mantener su nombre en reserva. También un grupo de padres y representantes pidieron mayor colaboración a los transportistas, pues supuestamente, las limitaciones que hay afectan a los estudiantes del turno de la tarde. “No es justo que nuestros hijos tengan que perder clases porque no exista una ruta que los lleve a sus colegios”. JENNY ABREU

TIEMPO. Hasta 40 minutos esperan pasajeros (Foto: C. Reyes )

/0303007001320208963  

http://media.eltiempo.com.ve/EL_TIEMPO_VE_web/25/diario/docs/0303007001320208963.pdf

/0303007001320208963  

http://media.eltiempo.com.ve/EL_TIEMPO_VE_web/25/diario/docs/0303007001320208963.pdf

Advertisement