Page 16

16

PAGINA 16

DEL 03 AL 10 DE NOVIEMBRE DEL 2010

PAG

DEL 03 AL 10 DE NOVIEMBRE DEL 2010

Cólera Se eleva el total a 442 muertes en Haiti

Dilma Roussef f asumirá la Presidencia de Brasil y el desafío del control fiscal

Al menos 442 personas murieron en Haití por cólera desde la aparición del primer caso a mediados de octubre, anunciaron el miércoles las autoridades, que dieron cuenta de 105 muertes desde el sábado y de 1.978 nuevas hospitalizaciones, para un total de 6.742.

El nuevo balance muestra un claro aumento de los decesos y las internaciones en los últimos días. Al menos 105 personas murieron desde el sábado, elevando a 442 los decesos desde que se inició la epidemia en el país devastado por un sismo en enero, dijo Jocelyne Pierre-Louis del ministerio de Salud haitiano, durante una conferencia de prensa. El funcionario reportó además 1.978 nuevos casos en hospitales y clínicas de todo el país, para un total de 6.742 personas en tratamiento. Durante estos últimos días, las autoridades abrieron nuevos centros de tratamiento del cólera (CTC), dado que casos de víctimas de diarrea fueron registrados en otras regiones del país. “Afortunadamente varios departamentos han evitado (la epidemia) por ahora, pero tomamos las disposiciones para reforzar la sensibilización y la responsabilidad”, indicó el doctor PierreLouis, quien anunció la instalación de centros de tratamiento en la región de Puerto Príncipe. La epidemia de cólera azota al país desde mediados de octubre. Análisis de laboratorios públicos estadounidenses, divulgados el lunes por las autoridades haitianas, revelaron que la bacteria responsable de la epidemia era similar a la de las cepas encontradas en Asia. Las autoridades haitianas, que se preparan para el pasaje de la depresión tropical Tomas. que podría transformarse en huracán y llegar al país el fin de semana, temen una nueva ola del cólera a causa de las inundaciones que podrían provocar las abundantes lluvias. EL SOL LATINO NEWSPAPER

Presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva (der) acompaña a la presidenta electa Dilma Rousseff.

La presidenta electa de Brasil, la economista Dilma Rousseff, asumirá a partir del 1 de enero en un país con sus finanzas estables, pero con el desafío principal de controlar el gasto público del pesado aparato burocrático brasileño, estimaron analistas. En su primer discurso tras ser declarada victoriosa en el balotaje del domingo que la enfrentó al socialdemócrata José Serra, Rousseff trazó sus primeras líneas en materia económica, y se comprometió a dar al país estabilidad fiscal y controlar la inflación, que se ubica en un 4,7%, por encima del centro de la meta oficial. “Haremos todos los esfuerzos por mejorar la calidad del gasto público, por la simplificación y atenuación de la tributación y por la calificación de los servicios públicos”, destacó al dejar entrever la posibilidad de una reforma tributaria. En este sentido, para el economista Marcelo Neri, de la privada Fundación Getulio Vargas, el próximo gobierno deberá en principio “reducir el ritmo de expansión de los gastos que Brasil viene asumiendo

en los últimos años y hacer una opción por programas más costo-efectivos”. La idea de moderar el gasto del Estado “no es inconsistente con otra prioridad que planteó (Rousseff en su discurso) que es el combate a la miseria. (...) Ese combate a la pobreza junto con la moderación fiscal creo que es un buen camino”, sostuvo. Rousseff, de 62 años, se comprometió a acabar con la miseria en la que viven más de 20 millones de brasileños y a que el país “se convierta en una nación de clase media”. Aunque Brasil ha realizado grandes mejoras económicas desde que en 2003 asumió Luiz Inacio Lula da Silva como presidente, el ámbito fiscal sigue siendo uno de los grandes ‘debe’ del sector económico, según Sebastián Briozzo, analista regional de la consultora Standard and Poor’s. “A nivel fiscal, Brasil todavía presenta algunas vulnerabilidades. (...) En un escenario base donde se mantiene la política (económica) actual, Brasil se beneficiaría de avanzar más rápidamente si dispone reformas, reformas fiscales, en la parte tributaria, reforma provisional”, destacó.

La próxima presidenta deberá también lidiar con la supervalorización de la moneda local frente al dólar. “La propia restricción del gasto público será el mejor remedio para equilibrar no sólo la cuestión del cambio sino también el tema de las tasas de interés, que son dos caras de la misma moneda”, señaló Neri al subrayar que para eso hace falta “voluntad política”. Brasil tiene una tasa de interés de referencia de 10,75% al año, una de las más elevadas del mundo. Hasta el momento, el gobierno de Lula adoptó algunas medidas concretas para intentar controlar la apreciación de la moneda local, que está afectando a industriales y exportadores, así como la balanza comercial del gigante sudamericano. Rousseff debe acompañar al presidente Lula a la próxima Cumbre del G20, los días 11 y 12 en Corea del Sur, donde los líderes de las mayores economías industrializadas y emergentes del planeta deberán tratar especialmente el tema de los desequilibrios monetarios con la caída del dólar a nivel mundial. Líderes en Comunicación

Edicion Online No. 42 - 2010  

Tom Corbett, Es el Nuevo Gobernador Electo de Pennsylvania