Issuu on Google+

1

el Sibarita


el Sibarita

2


3

el Sibarita


Ahora que me he retirado del frente de los fogones, como y viajo, viajo y como, leyendo y conversando entre uno y otro. En estos tiempos no poseo o trabajo en restaurante alguno de esta maravillosa ciudad. Me gusta sentir, experimentar, gozar, extasiarme. Amo vivir y estar vivo. Disfruto desde lo inmenso hasta lo minúsculo, aprecio los detalles y siempre voy en busca de algo nuevo. Y sí, soy tu amigo, El Sibarita.

índice Rumbo a Querétaro 6 El Sibarita en Amarantos 7 Querétaro en zonas 8 Los 10 imperdibles en Querétaro 10 Caminando por el Centro 12 Bebidas espirituosas 16 Querétaro en rutas 18 Caldos, sopas y consomés para el alma 24 Benvenuti a la Toscana 28 El Cinebarita 30 Un Sibarita llamado Leonardo da Vinci 31 www.elsibaritarevista.com

verano 2013 el Sibarita

Director honorario El Sibarita Colaboración especial Yvo Campos Miguel Ortiz 4

Comercialización María Ayala 391· 69 · 04 maria@elsibaritarevista.com ventas@elsibaritarevista.com Art by gagamd.com


5

el Sibarita


Imagen de George Hodan

Rumbo a Querétaro Un poco retrasados salimos del DF y esperamos llegar a Querétaro alrededor de las 10 de la noche. En un camino que se antoja corto a la luz de la plática cortés, llegamos a la Caseta de Palmillas. Poco después las señales indican San Juan del Río, y de ahí todo se me viene como en un sueño: La Estancia, Pedro Escobedo, El Colorado. En el horizonte se hace visible Conin y su imponente altura, como un amable anfitrión que espera ansioso a sus huéspedes. Así lo imagino, así lo siento. Llegamos y nos sentimos renovados, deseamos conversar, despejarnos y cenar, por supuesto. Las propuestas comienzan a fluir: tacos, gorditas, guajolotes, enchiladas; algunos más claman por un jugo o yogur. Quién sabe qué pasará. Veremos en qué desenlaza todo esto.

Saliendo de la Ciudad de México, nos encaminamos siguiendo todas las indicaciones. Algunas dicen Tepotzotán, otras Cuautitlán Izcalli, y mis favoritas dicen Querétaro. Cruzamos la caseta y nos adentramos en la Carretera federal 57D. Me pongo cómodo porque nos esperan cerca de 2.5 horas de viaje. Apenas atravesada la caseta, paramos a comprar una torta de milanesa en una gasolinería; mis amigos gozan anticipadamente diciendo que son muy sabrosas. Comemos con la posterior decepción, “ya no las hacen como antes”, me dicen. Vamos platicando mientras el auto se desplaza entre multitud de camiones de transporte y trailers, “va muy cargada” escucho una y otra vez que comentan. El cansancio hace mella: venían mis amigos manejando después de concluir su jornada laboral.

Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio. Al momento de la publicación toda la información contenida es cierta. Aunque nos hemos esforzado sobremanera para asegurar la veracidad y confiabilidad de la información que transmitimos por este medio, es posible que haya habido actualizaciones en la misma. Los servicios ofrecidos son responsabilidad de los anunciantes y los artículos de su autor. el Sibarita

6


EL SIBARITA EN...

7

Cocina Mexicana + Vinos

Imagen de Amarantos

Si hay algo más mexicano que el amaranto, es difícil saberlo, es un cereal tan nutritivo, sustancioso y sabroso, que desde 1985, la NASA lo seleccionó como alimento de sus astronautas en el espacio. Quizá para este momento se preguntan a dónde quiero llegar con todo esto. Quiero llegar ni más ni menos que a Plaza 508 (Bernardo Quintana 508), donde se encuentra Amarantos. Por su nombre, salta a la vista que se trata de un restaurante de comida mexicana. Vayamos entrando. Primero, no puedes dejar de ver la enorme frase que te recibe: “El alimento al igual que el amor llega a los cinco sentidos y los provoca. Es el privilegio de una buena comida que da deleite y placer a quien la disfruta”. Luego, la música mexicana, termina por redondear la experiencia. Para sentarse, es posible elegir entre la accesibilidad de la planta baja o la intimidad del mezzanine; en la planta baja hay un gran ventanal que permite una interacción más que directa, directísima, con el comensal. Puedes mirar, desde allí, la armoniosa forma en que la chef Norma Escobedo dirige su cocina. Si te pones de pie, claramente verás cómo mezclan los ingredientes de las ensaladas, o emplatan una entrada. Abrí boca con la muy popular Carne tártara, es un timbal de buena y muy bien condimentada carne, con fondo de guacamole, acompañada de totopos. En los entrantes también están los Rollitos Xico, que son taquitos de frijoles chinos con plátano macho, bañados en el afrutado y fragante mole tradicional en Xico, Veracruz. Con un poco más de estómago libre, he probado la Crema eclipse, que es todo un espectáculo: al centro una gelatina de huitlacoche, alrededor de la que sirven una humeante crema de cuatro quesos. La idea -nos dijo la chef- es ir probando un poco de cada cosa y disfrutarlo uno. Entre tanto, seguía yo con las cremas, ¿Puedes adivinar de qué es la Crema Cochis? Acertaste, es de chicharrón con chipotle, con trozos de chicharrón seco por encima, queso y cubitos de aguacate. La Chef me recomendó probar la Lengua a la diabla. Venía bañada en suavísima salsa de chipotle: fragante, aromática y deliciosa. Gracias Norma por tu recomendación.

Guacamole con chapulines

Como me considero genéticamente incapaz de resistirme al postre, pues eso, que al final me decidí por un Cheese cake de plátano, cuyo cremoso relleno descansaba plácidamente sobre una base de migas de galleta. Los trocitos de plátano helado, aportan a este ya de por sí maravilloso postre, una inesperada dimensión extra. Como dicen que su comida con vinos sabe mejor, es menester probar alguno de los vinos de su cava, los hay españoles, chilenos, mexicanos y queretanos. En un lugar moderno y agradable, con una cocina tradicional, platillos con versiones propias y una propuesta claramente definida, Amarantos es, un estupendo restaurante vanguardista, pero con raíces. el Sibarita


Querétaro en ZONAS: Norte, Centro, Sur y Ciudad de Querétaro

el Sibarita

8


Con más de 2 millones de visitantes anuales, Querétaro es uno de los principales destinos del centro del país. La ciudad “Cuna de la Independencia”, conquista a los visitantes tanto por su arquitectura y pasado histórico, como por su modernidad y delicias gastronómicas.

ciudad de querétaro A 220 km de la Ciudad de México, la capital de Estado se ubica al sureste del mismo. Esta ciudad por su posición estratégica, fue considerada la tercera en importancia de la Nueva España. El Centro histórico destaca por sus andadores y plazas públicas, que se entrelazan en una serie de calles adoquinadas con cantera rosa tallada a mano proveniente del poblado de La cañada. Ha sido dos veces capital del país, la primera en 1848, cuando Manuel de la Peña era presidente; y la segunda cuando Venustiano Carranza ocupó la ciudad, en 1916.

Joaquín, donde también puedes encontrar muchos campamentos de aventura y ecoturísticos. En Peñamiller (“la puerta de la Sierra gorda”) se localiza el río Extoraz, el cañón del paraíso y las famosas huertas de nogal. El Sótano del barro se localiza en el municipio de Arroyo seco, y da hogar a una colonia de guacamayas verdes. Las Adjuntas es la confluencia de los ríos Jalpan y Ayutla, donde puede apreciarse la mezcla de los colores de ambos ríos y sus temperaturas. En Landa de Matamoros hay dos misiones franciscanas: Tilaco y Landa. Aquí es recomendable probar el zacahuil, el enorme tamal festivo. En La joya del hielo, se encuentran abundantes árboles de madroño y fósiles marinos.

centro - Semidesierto Cerca de Tequisquiapan se encuentran los famosos viñedos y queserías que nutren la ruta del queso y el vino, famosa a nivel nacional. La zona de balnearios que se ubica entre Tequisquiapan y Ezequiel Montes, abarca desde relax hasta aventura. En Cadereyta pueden visitarse los criaderos de cactáceas y las cascadas de Maconí. En Bernal es obligada la visita a la Peña. En Tolimán, en la Ruta del Valle Sagrado, se ubican más de 250 capillas otomíes en honor del primer familiar bautizado, que muestran el sincretismo cultural y religioso alcanzado. La basílica de Soriano, en Colón, recibe a miles de peregrinos. Cuenta con un patio adyacente donde puedes sentarte y descansar, de entrada libre.

Sur - volcánico En Amealco, sus paisajes boscosos son ideales para practicar el ciclismo de montaña, caminata o campismo. La tradición gastronómica es legendaria e incluye el mole de guajolote, el chicharrón de res y la barbacoa de hoyo. En San Juan del Río el museo de la muerte ubicado en un cementerio, tiene 450 tumbas y ofrece una vista privilegiada de la ciudad. Las antiguas haciendas San Gil, Galindo, y La Venta, ofrecen recorridos y hospedaje previa reservación. Huimilpan, el lugar de grandes milpas, tiene rutas de bici de montaña (El Aserrín) y actividades ecoturísticas. También cuenta con asentamientos prehispánicos, como El Tepozán. El labrado de cantera es típico para el adorno de fachadas y esculturas. La pirámide de El Cerrito y el Templo de Schoenstatt son los principales atractivos del municipio de Villa Corregidora.

norte - Sierra gorda En Jalpan además de la Misión de Tancoyol, se puede visitar la zona arqueológica de Tancama, mientras que Ranas y Toluquilla pueden visitarse en San 9

el Sibarita


1

Plaza de Armas Tómate un café o participa de las actividades culturales que se desarrollan en esta plaza de cantera rosa del siglo XIX. En su centro se observa la estatua del Marqués de la Villa del Villar del Águila, constructor del acueducto queretano. Se ubica frente a la sede del gobierno estatal.

2

Cerro de las Campanas Con la categoría de Parque Nacional, es el sitio donde Fernando Maximiliano de Austria fue fusilado junto a Tomás Mejía y Miguel Miramón, en 1867. En la cumbre puede visitarse el Museo interactivo “La Magia Del Pasado”. Se recomienda hacer una pausa en sus jardines.

3

Museo de Arte En el Antiguo Claustro de San Agustín se ubica este museo. Especial atención merece su patio barroco, considerado una “summa theologica” de cantera rosa. Este edificio data del siglo XVIII y además de su exposición permanente, continuamente alberga exposiciones temporales. el Sibarita

4

Acueducto - Convento de la Cruz En 1738 terminan la construcción del célebre acueducto que llevaría agua del manantial Ojo de agua del capulín, en el poblado de La Cañada, al convento de La Cruz (ciudad de Querétaro). Durante el día sus 74 arcos son vistos desde la Calzada de los arcos. Por la noche se iluminan, destacando su atractivo estructural. Recuerda acudir al mirador que se ubica a espaldas del Convento de La cruz, para ver una panorámica de la ciudad y su acueducto. El acueducto de Querétaro finaliza en el interior del Convento. En este lugar estuvo prisionero Maximiliano de Austria, previo a su fusilamiento en el Cerro de las Campanas. Las visitas guiadas introducen a algunas áreas interiores del convento, entre las que se incluyen una cámara de refrigeración, un reloj solar, el tanque donde desembocaba el acueducto, y el famoso árbol cuyas espinas tienen forma de cruz. 10

5

Pirámide de El Cerrito Este santuario de origen tolteca se encuentra a tan sólo 15 minutos del centro de Querétaro, en el municipio de Villa Corregidora. Su arquitectura es similar a la Pirámide de la media luna (Tula, Hidalgo). Fue un importante centro cultural, político y religioso, en el periodo comprendido entre el año 400 y 1500. Conocido como El gran cué o la pirámide del Pueblito, se estima que este centro ceremonial fue construído durante el esplendor de Teotihuacán. Esta estructura tiene 125 metros por lado y 30 metros de altura , y ostenta la categoría de monumento arqueológico desde el año 2000.


6

Santa Rosa de Viterbo Dedicado a Rosa, la italiana oriunda de Viterbo, este templo es la mejor muestra del esplendor de arte barroco queretano. Tiene una torre estilo mudéjar con un reloj, además de un espectacular órgano tallado, ambos obra de Ignacio Mariano de las Casas. El púlpito de madera tiene incrustaciones de carey, marfil y plata. Los cinco retablos que se aprecian al entrar, están decorados con oro genuino.

7

Peña de Bernal El tercer monolito más grande del mundo se encuentra rodeado del poblado de Bernal, famoso por sus dulces típicos y su comida tradicional. Con una edad calculada en más de diez millones de años y 300 metros de altura, en la peña es posible practicar el senderismo, la contemplación y la escalada (con equipo y guía).

8

Tequisquiapan-Viñedos A 40 minutos de la capital, el lugar del tequesquite, la magia de las callejuelas angostas y las plazas floridas, recrea en el visitante la imagen de un pasado esplendoroso, ideal para nadar, comer, pasear...relajarse. Por su parte, en la zona de viñedos y queserías se producen desde quesos frescos mexicanos hasta madurados tipo europeo; además de vinos, catas y recorridos guiados.

Querétaro, la palabra más bonita del español, es purépecha, y significa “Lugar de grandes peñascos”

9

Ranas y Toluquilla Ambas zonas arqueológicas se encuentran enclavadas en la Sierra gorda queretana. A 86 km de Tequisquiapan, en la zona arqueológica de ranas se encuentran cinco canchas de juego de pelota. Esta importante ciudad era cabecera de las rutas comerciales de la Sierra gorda, y estuvo habitada del año 200 al 600, aproximadamente. A 2400 msnm, resulta un excelente mirador arqueológico. Toluquilla es la zona vecina de Ranas, a 93 km de Tequisquiapan y se asienta entre un bosque. Su nombre significa “cerro jorobado”, y efectivamente, se encuentra en la cúspide de un cerro rodeado por barrancas. Es una de los centros arqueológicos mejor conservados en el Estado. Tiene dos pirámides y dos canchas de juego de pelota.

11

10

Sótano del Barro A 282 km de la capital se encuentra Arroyo seco, desde donde se toma la desviación a Santa María de los cocos, punto de partida de un viaje a lomos de mula, para llegar al Sótano del barro, uno de los más grandes del mundo, con un diámetro de 420 metros y un tiro de 450 metros. Esta una depresión natural que alberga a una de las últimas colonias de guacamayas verdes, es además habitat de numerosas especies de flora y fauna nativa. La atracción principal consiste en llegar al amanecer para mirar a la parvada salir del sótano en busca de alimento. El viaje en mula, ida y vuelta, es de cerca de cinco horas dependiendo del tiempo de contemplación. Es importante hacer el recorrido con un guía experimentado, generalmente un lugareño.

el Sibarita


CAMINANDO

U

por el

CENTRO de QUERÉTARO

na ciudad se conoce mejor desde las entrañas de su centro histórico. Caminando, podemos leer la historia de un país, de un pueblo, de una calle. Partiendo desde el Cerro de Sangremal me parece escuchar el crepitar de los fragores de batallas idas, allí donde Conin -luego Fernando de Tapia- lideraba sus tropas, cuentan que ahí, Santiago el apóstol se dejó ver en el cielo. Le construyeron en 1531 la sencilla ermita que se puede visitar en la esquina de Independencia y Damián Carmona. Solamente necesité cruzar la calle para llegar a la iglesia y el convento de la Santa Cruz; observa atentamente la cruz de cantera del altar, que según un anciano feligrés, es réplica de la que apareció en el cielo en el siglo XVI. Sigo con el tranquilo fluir de la ciudad, inesperadamente mis pasos me llevaron hacia plaza fundadores (Manuel Acuña e Independencia), donde puedes tomar o comer algo mientras te sientas a ver un poco la vida pasar. Los fines de semana aquí puedes comprar artesanías a un pequeño grupo de hñahñus. Decido pasar sin comer; sorprendiendome por mi decisión.

artesanías, textiles y comida, entre una miríada de gente de entusiasmo contagioso y temperamento mexicano. Por el andador 16 de septiembre desemboco en la Plaza de la Corregidora, a los pies de la estatua de Josefa Ortíz; luego un par de fotos que dejen constancia de mi existencia en esta tierra. De pie sobre Av. Corregidora, camino hacia el Jardín Zenea, que antes fue el atrio del templo que está enfrente (San Francisco), pero que Benito Santos Zenea proyectó como ahora luce. Bajo los árboles, en las bancas, olvido las tribulaciones y me sumerjo. Hacia la izquierda voy, y por la calle Madero (esquina Allende) un ser mitólogico aparece, porta un tridente y mana agua de sus pies. Es Neptuno, el dios romano de los mares, en una fuente que antes habitó en la Plaza de la Corregidora. Muy bonita. Sigo la marcha sobre Madero rumbo al Jardín Guerrero, cuya remodelación me obliga a seguir de largo. Viro a la izquierda en la calle Guerrero y camino hasta Arteaga, donde tuerzo a la derecha. “No te puedes perder el templo barroco más bonito de Querétaro”, recuerdo que me dijeron durante mi primera visita a esta ciudad. Voy pues, a visitar nuevamente Santa Rosa de Viterbo. Es justo como la recordaba. Aún hoy me sorprende su fachada (tan distinta de los demás templos del centro) enmarcada por dos columnas cuyos pecualiares botareles me recuerdan -no sé por qué- a la espiral de fibonacci, y que tienen en la parte frontal un mascarón de anchos rasgos y expresión curiosa, que invitan a echarles un segundo vistazo. En el interior, sus retablos con oro, el púlpito tallado, el órgano tubular, y sus pinturas, bien valen la permanencia. Cruzo la calle, es media tarde y las fuentes danzarinas de la Plazuela Mariano de las Casas van a comenzar su espectáculo. El escenario es ideal para que desde una cómoda mesa, recapitule la ruta recorrida mientras bebo una refrescante limonada. Me marcho. Ahora a comer.

Ahora camino rumbo a Plaza de Armas, el mítico centro de encuentro de los queretanos. Es una plaza bulliciosamente serena, si esto es posible; llena de vida y color, al mismo tiempo que tranquila y relajada. Cafés, restaurantes y cafeterías parecieran indicarme que es momento de elegir. Pero no, soy fuerte y resisto. Aunque no por mucho tiempo, porque poco después el mantecado con vino acompaña a uno enorme chicharrón de harina con cueritos y col. ¿Salsa Valentina o San Luis? Gracias, pero con el pico de gallo me basta y sobra. Estoy en el andador 5 de mayo. Decido conocer todos los andadores, me faltan dos: el Libertad y el 16 de septiembre: helados, galerías, el Sibarita

12


13

el Sibarita


BIENES RAÍCES El Nuevo Juriquilla El Nuevo Juriquilla lo tiene todo. Ven, visítanos y conoce Juriquilla. Provincia Juriquilla es una de las zonas más exclusivas en Querétaro, donde tienes las comodidades de una gran ciudad, pero sin perder el encanto y la tranquilidad de la provincia. (442) 234 2020 01 800 335 5240 elnuevojuriquilla.com

Central Park

Residencial · Corporativo · Comercial Proyecto que revoluciona el concepto integral ciudad de Querétaro, dentro de sus instalaciones encuentra centro comercial, torres residenciales y corporativo de negocios. ventas@centralparkresidence.com.mx (442) 229 3100 centralprk.mx

Blvd. Bernardo Quintana, Centro Sur, Querétaro

Q7001

Bienvenido al estilo de vida del mañana. Hoy tu futuro sigue en la dirección correcta. Bienvenido a este proyecto de usos mixtos, novedoso, vanguardista y en armonía con el medio ambiente.

(442) 229 0105 (442) 229 0106 q7001.mx

Blvd. Bernardo Quintana 7001 Centro Sur, Querétaro el Sibarita

14


15

el Sibarita


“Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia, como si ésta ya fuera ceniza en la memoria”: Jorge Luis Borges

Bebidas Espirituosas Coincido completamente con aquellos quienes afirman que beber es un arte. Luego, perfeccionando el arte, en el medievo, los monjes, esos regordetes señores como el fraile Tuck, no queriendo quedarse atrás en este tenor, decidieron clasificar las bebidas que conocían: · Aperitivos · Digestivos · Correctivos Previo a la comida es un aperitivus Importa poco si el invitado ya está hambriento o no, lo ideal es que su suave amargor prepare al paladar, olfato y lengua para la sinfonía de sabores en los que se adentrará. Aperitivo es un término francés derivado del latín aperire, que significa abrir. Luego del banquete, un digerere Si la comida fue copiosa y deliciosa, razón suficiente para asegurarnos de no estar jamás indigestos. Por el contrario, si la comida fue escasa y sin gracia, razón de más para deleitarnos con él. En la edad media, cuando sólo los médicos tenían acceso al alcohol, se acostumbraba beber hipocrás, hecho a base de vino tinto o blanco, hierbas y especias. ¿Demasiado tarde?, un correctivus Cuando las consecuencias del ágape han hecho mella en el cuerpo se recomiendan los correctivos, bebidas que ayudan a balancear los excesos, pueden o no tener alcohol, y son los que corrigen los desaguisados. · Aperitivos: entre estos se encuentran el Campari, el Jerez, los cocteles, Pernod, Vermut y el Oporto. · Digestivos: Anís, Raki, Limoncello, Kümmel, Brandy, Ron, Amaretto, y el Frangelico. · Correctivos: Entre los más conocidos se encuentran los amargos Angostura, Fernet Branca y Underberg. el Sibarita

16


17

el Sibarita


Querétaro en RUTAS: Aventura, cultura y placer

Vuelo en globo Senderismo y escalada Senderismo y bici de montaña Cascadas y caminata Camping y puenting

Misión de Tancoyol Tancama Ranas - Toluquilla Puente de la historia Tour y contemplación

Spa holístico Desayuno, queso y vino Hotel temático Cena en Plaza náutica

el Sibarita

18


RUTA 1: DE AVENTURA

Imagen de agencia Tzibi

pantorrilla. Profundizamos entre pozas y caminillos de paisajes pocas veces vistos, que sugieren la existencia de un mundo paralelo e ingnoto. En el km 160 de Pinal de Amoles. Dejamos el auto y caminamos media hora entre la calurosa humedad serrana y una exhuberante vegetación, hasta la cascada El Chuveje. Seguimos de largo rumbo a El Salto, lo que nos llevó 40 minutos más. De caudal más abundante, hay que bajar 200 escalones (y luego volver a subirlos) con un mantenimiento regular, para llegar a su base, por lo que si te sientes intrépido, es para ti. Partimos de Jalpan rumbo a Arroyo Seco en un día espectacular con sol a tope y llegamos a Las adjuntas (Puente de Ayutla), donde puedes ver -inclusive desde el auto- cómo dos ríos unen sus cauces. Agua cálida y fría, verde y ocre, yin y yang. Caminando se respira la humedad y decidimos hacer camping. Seré franco, el más joven de nuestro grupo estaba colado por tirarse del puente al otro día, habló con tal ímpetu y furor, que adoptamos a la tierra como nuestro colchón. Aún con un poco de pila esa tarde, hicimos un algo de caminata en la ribera y rivera del río. Era día del puenting. Casco, arneses y cuerdas hacían las veces de armadura protectora. Descalzo tras unas breves y sencillas indicaciones ¡pfam!, se lanzó como si fuera a una alberca. El impulso le movía hasta casi tocar las copas de los árboles. Con el rostro iluminado y aún jadeando por la emoción, me invita a lanzarme. Paso por ahora, quizá en otra ocasión.

Dejamos atrás el bullicio citadino y vamos adentrándonos en una serpenteante, y a medida que avanzamos, cada vez más solitaria carretera. Nos acercamos al límite que ronda entre el turismo y la aventura, entre la adrenalina y la sorpresa. El turismo de aventura es una prueba de que Querétaro se mantiene joven y en movimiento: desde bici hasta aviones y cascadas, en una interminable aventura que colma las imaginaciones más exacerbadas. Nos encontramos camino a la Sierra gorda queretana, cuando cerca de Tequisquiapan, alguien en el auto me suelta: Disculparás que no te hayamos avisado, reservamos un vuelo en globo. Sorprendido sí, pero emocionado también, nos dirigimos al aeródromo Isaac Castro Sehade. Pues nada, que primero te dan una clasesilla de qué hay que hacer, cuándo y cómo. Y a volar se ha dicho, persigamos el sueño de Ícaro. Y vaya que la Peña de Bernal se ve increíble, sea cual fuere el ángulo que le hayamos cogido, el áereo incluído. En la Peña también puede hacerse senderismo. Opto por quedarme en uno de los miradores, que aunque muy lejos de la cima, bien que valen una buena conversación y sirven para presumir uno eso de “estoy en mis mejores tiempos”. En Peñamiller a 3 km del pueblo, el río Extoraz y sus paredes de mármol negro de hasta 100 metros de altura dan origen al Cañón del paraíso. Ahí algunos hicimos senderismo y otros bici de montaña. Fue un placer verlos descender veloces por estrechas veredas de terracería. Nos adentramos por el lecho del río para comenzar a internarnos en el cañón, el agua apenas nos llega a la

Rivera: Cauce o arroyo que transcurre por la tierra. Ribera: Cada una de las orillas que se forman a los lados de un río o del mar.

19

el Sibarita


RUTA 2: DE CULTURA

Primero llegamos a Jalpan donde comimos las famosas enchiladas serranas, sólo de recordarlas mi boca se hace agua. De ahí salimos rumbo a Tancoyol a visitar su famosa Misión de nuestra señora del valle de la luz. Entramos al atrio por uno de sus arcos y lo primero que me marca la vista es su elaboradísima fachada. Con ayuda de un experto, primero localizo el escudo franciscano que está en todas las Misiones de la Sierra, luego los elementos que delatan la mano de obra indígena: un jaguar, y los rasgos olmecas tan peculiares. Tancama (Jalpan) significa ‘cerro del fuego’ o ‘lugar del pedernal’. En esta zona arqueológica el edificio circular de las Mariposas de cobre, es quizá el más representativo. En este lugar de la cultura huasteca, lo más impresionante y desconocido es su alineación astronómica, porque en el solsticio de invierno el sol se alinea con la cima del vecino Cerro alto, que es una montaña artificial, construida por sus fundadores. Las zonas arqueológicas de Ranas - Toluquilla se encuentran en San Joaquín y son vecinas inseparables. Como dicen que quien visita una de ellas debe visitar la otra, hice honor a la tradición y las visité ambas. Muy bien conservadas y rodeadas de niebla, me recordaron a las buenas películas, donde todo puede ser posible, donde nada es lo que parece. En San Juan del Río, el de visita imprescindible el Puente de la historia. Ten cuidado porque si vas en auto es fácil pasarlo de largo. Está por la entrada antigua a la ciudad, en Av. Juárez, y data de 1711. Este puente es parte de El Camino Real de tierra adentro, ruta declarada por UNESCO como patrimonio mundial. Parque Cimatario (PANEC). Este Parque Nacional toma su nombre del volcán extinto “El Cimatario” que se encuentra dentro de su territorio. En la base, hay algunos animales que han sido rescatados del maltrato, además. En un tour gratuito te llevan en camioneta hasta la cima, desde donde la vista es deslumbrante. el Sibarita

20

Teatro de la República Me voy enterando que antes se llamó Teatro Iturbide y abrió sus puertas en 1852. Fue hasta 1922 cuando el gobernador José María Truchuelo decretó que le cambiaran el nombre. Aquí fue donde tocaron por primera vez el himno nacional que todos han cantado en sus escuelas. Aquí también fue donde dictaron la sentencia a Mejía, Miramón y Maximiliano. La Constitución Mexicana de 1917 se promulgó en este lugar que ahora es el hogar oficial de la Orquesta Filarmónica. El interior es extraordinario, rojo como el fuego de su historia y de su corazón. Cerro de las Campanas En su ladera oriente fue el triple fusilamiento del que hablamos antes. Tiene una capillita que el gobierno de Austria construyó, una vez reestablecida la relación diplomática con México. En la cúspide, visitamos el museo “La magia del pasado”, hay que subir algunos escalones, pero entre la cantera y los árboles, es un placer. Además de las salas tradicionales, el museo tiene elementos interactivos, lo que lo convierte en un museo de tercera generación. También alberga las instalaciones de la Universidad Autónoma de Querétaro.


Imagen de Anna Langova

RUTA 3: DE PLACER

Shhhh....La vida es un placer

Querétaro nunca, jamás, ha dejado de sorprenderme. Estando en Tolimán, comenté en alta voz que me apetecía un momento de paz y quietud. Me recomendaron un spa holístico con vista al lado menos conocido de la Peña de Bernal. Es un lujazo. Para comenzar lo maneja una cooperativa de lugareños que son muy amables y hospitalarios; aunque sencillas, las habitaciones tienen todo lo que alguien puede necesitar. “Un temazcalito” parecíame oirle susurrar a mi cuerpo, ya necesitaba el vapor, el olor de las hierbas frescas, el sudor y la oscuridad. A dormir. Llegamos a desayunar a Tequisquiapan, punto obligado para el descanso y el placer, este pueblo mágico invita al deleite, entre sus balnearios, paseos a caballo, y por supuesto, la zona de viñedos (Los azteca, La redonda o Freixenet). Después de visitar la plaza Miguel Hidalgo, elegimos un lugar cercano y una vez más, las enchiladas queretanas fueron la maravilla. Luego, a caminar y disfrutar, y a comprar los infaltables quesos y vinos de la región. Ya rumbo a Amealco (La muralla) fuimos a “el único hotel temático revolucionario en México”. Como sea, pasamos unos momentos muy divertidos; los empleados van vestidos adhoc y usan algunas frases de principios del siglo XX, abundan los catrines, los chilpayates, el chínguere, el santo y seña, y los fierros. ¿Y

si no entiendes? Aluego que ansina, sólo date güelta y pícale, carga las petacas, llévalas a tu jacal y túmbate en el petate. En Provincia Juriquilla por la noche resulta tentadora la vista al lago que tiene la Plaza Náutica, con su refinada y cálida iluminación, es excelente para cenar o beber un trago que corone un día espectacular y lleno de energía positiva. Durante el día el Club de golf está abierto al público desde las siete de la mañana. 21

el Sibarita


DE COPAS Clap

Efw

En este Irish pub encuentras un excelente café irlandés y muchas variedades de cerveza y whisky. Además saborea la típica comida de un pub: fish&chips, chicken pops y pizza. Relájate en su terraza después de un agotador día o elige en el interior un cómodo sillón.

Privada de los Industriales 105 Jurica, Querétaro

Terruño winery

(442) 182 2282 Facebook: Clap Irish Pub

Efw

Disfruta una excelente y amplia selección de vinos. Si no eres un experto, el sommelier te puede dar algunas opciones para que elijas. Recuerda probar el chorizo a la sidra y sus tapas.

  (442) 223 5022 terruno.com.mx

Blvd. Bernardo Quintana 2-2 Calesa, Querétaro

Horus bar

Efw En este hermoso bar, puedes pedir también comida internacional. Destaca por la noche la iluminación de sus áreas interiores y de su alberca y terraza. El ambiente es refinado e internacional. Visita el bar de madera tallado a mano, te sorprenderá. Prolongación Corregidora Norte 911-Bis Colonia Parques Residenciales, Querétaro

el Sibarita

22

(442) 245 1695 lalaborcilla.com


23

el Sibarita


Imagen de alegriphotos.com

Sí, me considero un Sibarita. Sólo me gusta lo mejor. No necesariamente lo más caro, simplemente lo mejor.

Caldos, sopas y consomés para el alma

M

En la carta abundaban platos que se antojaban tanto intrépidos como espectaculares. Pero en una esquina, ligeramente tímida, estaba la sopa de champiñones de la casa. Decidí pedirla porque era lo más sencillo del menú, fácil de comer y sin pretensiones. Comencé sorbiéndola poco a poco, muy lentamente. La primer cucharada me pareció agradable: líquido caliente deslizandose por mi lastimada garganta . A medida que la sopa fue entrando a mi cuerpo, sentí que la vida volvía a sonreírme, pero no fue algo milagroso y repentino. Fue como ella, como su misma naturaleza suave y aterciopelada. Sin prisas ni aspavientos, la sopa llenaba e iluminaba mi existencia, me restauraba e insuflaba en mí nuevamente el aliento. Las sopas trasfunden vida. Si fueran personas, seguramente serían excelentes escuchas, discretas, amables y educadas, tan cálidas que seguramente todos en algún momento habríamos de buscarlas para charlar o contarles nuestras tribulaciones. Desplázate mundialmente con una sopa de tortilla mexicana, o una yucateca Sopa de lima, una francesa Sopa de cebolla, el Minestrone italiano, el hungarísimo Gulash, el Gazpacho español, la Bortsch o sopa rusa de betabel, el Clam chowder de los estadounidenses, la sopa alemana de -¡cómo no!- cerveza (Warmbieresuppe), la Won ton de China, las sopas coreanas con hielo, la Miso japonesa, el delicioso y consistente Kitchery de India, la Sopa de puchero argentina, o la muy cubana Caldosa tunera. En fin que en cuestión de sopas, el cielo es el límite.

i abuela, una vieja montañesa solía decirme, cuando angustiado y pensativo miraba horas enteras las colinas nevadas por las ventanas de su casa, “No te preocupes, tómate una sopita de pollo”. Era sencillo entonces, bebía la vida a bocanadas, era joven e impresionable. Aún lo recuerdo fresco, Sopa de pollo, me decía. Simple y reconfortante. Así sin más. Ya más crecido, en la escuela, debí aprender la diferencia entre caldo, consomé y sopa; la vida comenzaba a complicarse. Me dijeron que los caldos son cocimientos suaves y lentos, para poder extraer todos los sabores de sus ingredientes, que pueden ser huesos, hortalizas, especias, etc. Los hay claros y oscuros -como las cervezas- depende el gusto y la aplicación. Bueno, pasemos entonces al consomé, que no es sino un caldo reducido, más concentrado y que generalmente al ser servido lleva muy pocos ingredientes sólidos, como el consomé de la barbacoa, con apenas los asientos de garbanzo con arroz, pero que también puede ser una sopa ligada. Y las sopas, ¿qué decir de ellas? Comencemos recordando que el ingrediente principal es el caldo, y hasta ahí llegamos. Son tantas y tan variadas, desde las sopas claras, hasta las sopas ligadas (son cremositas y espesas, tipo veloutés, bisques o potajes), frías o calientes, dulces o saladas. Permíteme contar algo extraordinario en torno de un plato de sopa. Estaba yo por esa época bastante alicaído, y por mera consideración de unos amigos (en esos momentos no era yo la compañía más agradable que digamos) fui arrastrado a un restaurante. el Sibarita

24


25

el Sibarita


PARA COMER UMA Café

Efw

Es el lugar “Donde los sentidos encuentran su sazón de ser”. Sin duda hay que probar la lasagna vegetariana, los smoothies naturales y su repostería: simplemente exquisito. Servicio en la terraza abierta, planta baja y mezanine.

Av. Colinas del Cimatario 219 L-3 Colinas del Cimatario, Querétaro

Vivoli café & trattoria

(442) 690 2535 facebook: Uma Café

fw

Auténtica comida italiana, vinos fabulosos y una gran atmósfera. Su menú gourmet y su exquisita atención, hacen de este lugar uno de los preferidos. Ven y saborea su brunch y sus comidas, sencillamente son estupendas.   (415) 152 0045 vivolicafe.com

Hernández Macías #66, Col. Centro San Miguel de Allende, Gto

La Virundela

fw Auténtica parrilla argentino-uruguaya. Cortes tiernos y jugosos de la mejor calidad, empanadas y soberbias ensaladas, y también tienen deliciosos platillos para vegetarianos. Es un verdadero restobar del sur. Hernández Macías #48, Col. Centro San Miguel de Allende, Gto

el Sibarita

(415) 152 4400 lavirundela.com

26


PARA COMER Efw

Dämui

Exclusivo restaurante de cultura urbana, donde ofrecen “comida de la calle” con refinamiento, buen gusto, distinción, elegancia y un sabor insuperable para que el comensal se sienta como en casa.

Cerro del aire #101 Colinas del Cimatario, Querétaro

(442) 388 15 53 damui.mx

Efw

Cócono

Restaurante mexicano de alta calidad. Elige entre la estupenda variedad y exquisitez de su carta. Un moderno acercamiento a la cultura y valores de la cocina tradicional mexicana, con una visión moderna y contemporánea en un lugar vanguardista. (442) 223 2022 gozacocono.com

Blvd. Bernardo Quintana 18 Calesa, Querétaro

Toki Sushi

En este informal concepto, puedes elegir entre rollos frescos, capeados, tradicionales o vietnamitas. También puedes probar sus ensaladas, sopas y arroz frito. Recuerda pedir de postre el helado frito o el plátano tempura. Ambiente relajado y amigable. (442) 248 4198 (442) 462 1716 facebook: Toki Sushi

Av. Universidad 363-A Álamos 1ª sección, Querétaro Plaza Maravillas planta alta (carretera a Tlacote)

27

el Sibarita


Imagen de Stevenhdc

Benvenuti alla Toscana - Firenze

Dante Alighieri, Giovanni Bocaccio, Michelangelo Buonarroti y el David, Il duomo de Santa María di fiore y Brunelleschi: arte, cultura y tradición que se conjugan en el siglo XXI. Con una residencia permanente en el corazón de la Toscana, Firenze se alza tan hermosa ahora como cuando era hogar de Leonardo da Vinci y Maquiavelo. Fue durante el Renacimiento que esta ciudad se convitió a sí misma en todo un museo.

Llegar a Florencia es como llegar a un enorme y fantástico museo al aire libre. Comienza con la infaltable visita al David en la Galleria dell’Accademia, luego, la Galleria degli Uffizi tiene una de las colecciones más famosas del mundo. Una leyenda dice que si una pareja ata un candado en el Ponte Veccio y luego tira su llave en el río Arno, su amor será eterno, ¿será? La catedral gótica con su duomo y el baptisterio con su puerta del paraíso son imprescindibles; los paneles de la puerta original están en el Museo dell’Opera del Duomo, por si quieres verlos. El lugar causante del Síndrome de Stendhal tiene los brazos abiertos para todos sus visitantes; como es una población pequeña es posible recorrerla andando, de hecho es la forma más recomendable de conocerla. Y si el tiempo te lo permite, visita Fiésole, el popular refugio veraniego del siglo XV (a 8 km de Florencia), con sus impresionantes restos etruscos y romanos. Síndrome de Stendhal: Le fue diagnosticado por primera vez al novelista francés Henri Beyle Stendhal. Luego de visitar los museos, iglesias y galerías florentinas, experimentó mareos, intensas palpitaciones y sensación de ahogo. El médico le dijo que había recibido “una sobredosis de belleza”. Es una reacción psicosomática a la acumulación de belleza y sobregozo del mérito artístico. el Sibarita

Ponte Veccio: El puente viejo, el más antiguo de Firenze, es el lugar donde las tiendas de joyería se suceden una tras otra. Cruzarlo es toda una experiencia, y aunque no compres nada bien vale la pena. Del otro lado del puente se sitúa Oltrarno, donde habitaron Maquiavelo y Dostoievski. Hacia el sur llegarás a la antigua muralla de Florencia. La caminata suele ser larga, así que lleva zapatos cómodos. 28

Comer en Firenze es un placer. El helado con crema florentina es algo que nadie debería perderse. Visita los vinaino que están por toda la ciudad, con tragos informales de buen vino local y comida ligera. En los kioskos callejeros prueba el muy típico panino de lampredotto (tripa). Excepcional. La Antica Maceleria Cecchini es el lugar más típico para comer unos crostini con especialidades florentinas.


29

el Sibarita


EL CINEBARITA

Hágase el cine y el cine fue El 28 de marzo de 1895 nació oficialmente el Séptimo arte, de nacionalidad francesa inicialmente. Sus padres fue-

“Salida de los obreros de la fábrica Lumière en Lyon Monplaisir”

Auguste Marie Louis Nicolas Lumière y Louis Jean Lumière.

Había nacido el séptimo arte, pero el cine masivo tardaría otros nueves meses en gestarse.

ron

Fue el 28 de diciembre del mismo año cuando las imágenes en movimiento fascinaron y aterrorizaron simultáneamente a los 33 espectadores, quienes no pudieron resistirse ante el cartel que anunciaba el novedoso invento, y que escuetamente decía:

Los hermanos Lumière

El primer rodaje que hicieron se tituló:

“Cinematógrafo Lumière. Entrada 1 franco”

No regresarían al interior de la sala de proyección hasta asegurarse de que el tren efectivamente se había detenido y no había arrollado a nadie en su paso. Una vez recuperados del susto y luego de verificar que todos los asistentes seguían vivos e íntegros, la función pudo continuar.

No querían pasar por incultos asustadizos, pero

tampoco querían morir aplastados bajo la poderosa máquina que parecía no detenerse. Algunos de ellos, los menos templados probablemente, se levantaron de sus asientos y salieron velozmente de la sala de proyección. el Sibarita

La película era sencilla para los cánones actuales, pero terriblemente novedosa en aquellos momentos: en una estación los pasajeros esperaban la llegada del tren, al fondo la figura de la locomotora comenzaba a aparecerse mientras los actores se miraban entre sí y también miraban hacia el vehículo. La locomotora seguía acercándose cada vez más, para esos momentos el público estaba realmente nervioso.

30


“La dama del armiño”, Leonardo da Vinci

Un Sibarita llamado

Leonardo da Vinci Nacido en la Toscana Italiana, Leonardo amó la comida tanto como la pintura, escultura o ingeniería: en lo más profundo de sí.

de dar crédito se trataba, nunca tuvo reticencias, tal como anotó en la receta del Budín navideño: “esta receta es de mi amigo Atalante Migliorotti, el músico”. Simpático y con gran sentido del humor añade que en Florencia había una taberna donde sólo servían un plato español que el pintor detestaba, porque “allí están todos locos”. Respecto a la sopa de anchoas pensaba: “este plato debe ser lanzado al océano (en perjuicio, sin duda, de los pobres que allí moran)”. Amante del slow food, detestaría la comida rápida: “ponga en agua hirviendo un manojo de nebrina, tres zanahorias y una vaca o buey. Déjelo allí un tiempo. 15 ó 16 horas es lo normal”. Muy posiblemente se alzaría en contra de la cocina molecular: “Todos los pobladores de la tierra tienen que redescubrir el placer de la simplicidad… si sirve usted una rana, debe saber a rana y verse como una rana. Si sirve usted un conejo debe saber a conejo y verse como un conejo”. Luego de una revuelta en Milán, se pone a las órdenes del rey francés Francisco I, años después Leonardo muere y es enterrado en Francia. Tanto reverenció a la cocina y sus misterios Leonardo da Vinci, que al morir heredó la mitad de sus viñas a su cocinera Battista, quien en sus propias palabras le servía “nabos incomibles”. Propongo un brindis por Leonardo Da Vinci, el genio más grande de todos los tiempos, cuyo humor e inteligencia iluminaron sencillamente y sin pretensión alguna, el paraíso culinario renacentista.

Sus apuntes de cocina recopilados en el Códice Romanoff detallan una época donde la voz gastronómica de Leonardo fue incomprendida. Su amor a los fogones y a la comida lo lleva a alternar sus estudios artísticos mientras labora en una taberna ubicada en el Ponte Veccio (donde ahora se encuentran las joyerías florentinas) llamada Los tres caracoles, su desempeño disgusta tanto a los comensales -por el exceso de vegetales, que airosos llegan con sus reclamos hasta la cocina. Poco después, los inseparables amigos Boticcelli y Da Vinci son los orgullosos propietarios de una tasca llamada La enseña de las tres ranas de Leonardo y Sandro, que tiene un final parecido a la taberna anterior: comensales furibundos que atacan al cocinero, que resulta ser Leonardo. Debido a sus fracasos culinarios abandona Florencia y llega a Milán donde comienza a trabajar para el duque Ludivico Sforza, el gobernador, pero no como cocinero, sino como ¡tañedor de laúd! Poco a poco se infiltra en las cocinas, donde usando sus dotes de arquitecto se apodera de ollas y calderos. Un sibarita humorístico, amable, cálido y colérico es lo que Leonardo retrata en sus apuntes de cocina respecto a un platillo que le desagradaba: “Le dije a Battista (su cocinera) que si sirve nuevamente este plato yo ya no estaré en casa cuando lo haga”. Si confeccionaba un platillo, decía “Este plato es de mi propia invención, por más que mi amigo Massimo Cippolini sostenga que lo tomé de su cocina”. Pero si 31

el Sibarita


el Sibarita

32


33

el Sibarita


el Sibarita

34


35

el Sibarita



El Sibarita revista junio