Issuu on Google+

LLAMADA SOBRE LA IMPORTANCIA DE LOS BANCOS COOPERATIVOS PARA LA RECUPERACIÓN Y EL CRECIMIENTO ECONÓMICO DE EUROPA Para: Todos los Jefes de Estado o Gobierno de la Unión Europea Para: Sr. José Manuel Barroso, Presidente de la Comisión Europea Sr. Martin Schulz, Presidente del Parlamento Europeo Sr. Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo Y para los Presidentes de: El Consejo Europeo de Riesgo Sistémico La Autoridad Bancaria Europea La Autoridad Europea de Valores y Mercados La Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación Para una rápida recuperación de la crisis económica: por qué las regulaciones financieras deben ser conscientes de los bancos cooperativos  En los últimos años, ha quedado claro que, para recuperarse completamente de la crisis económica (y para evitar las distorsiones que han desencadenado la crisis, en primer lugar) Europa necesita fortalecer sus pequeñas y medianas empresas y redescubrir los elementos sociales en el núcleo de su sistema económico. Esta es una de las áreas clave de la Comisión Europea se centran en, sobre todo gracias al compromiso del Comisario Michel Barnier, Comisario Antonio Tajani, y el presidente Manuel Barroso (como lo demuestra, más recientemente, en la Comunicación de Acta del Mercado Único).  Este enfoque subraya correctamente la importancia de las pequeñas y medianas empresas (incluyendo bancos pequeños) como la piedra angular de la economía europea. Ellos son el motor de un modelo de desarrollo económico que debe estar enraizada en el ámbito local para que sea sostenible en el largo plazo. También reconoce el papel fundamental de todos los tipos de empresas (incluidas las empresas cooperativas y sociales, como se indica en la Iniciativa Social Empresarial) para asegurar un modelo de crecimiento que combina la prosperidad, la equidad y la sostenibilidad.  Pequeñas y medianas empresas (PYME), sin embargo, no puede prosperar sin el acceso adecuado y específico al crédito, que es el elemento vital de una economía local. Tradicionalmente, este crédito ha sido en gran parte facilitada por un tipo particular de las PYME: las instituciones financieras locales, y los bancos cooperativos, en particular. Estos bancos están diseñados para servir a sus comunidades locales y participar en las prácticas de préstamos diseñados para satisfacer las necesidades financieras de las familias y las pymes.  De hecho, no es casualidad que los bancos locales y cooperativos no han participado en las actividades de riesgo financieros que desencadenaron la crisis. Por el contrario - y lo más importante -


siguen concentrando sus préstamos en la economía real, la concesión de créditos a las familias y las PYMES, incluso cuando otros bancos habían dejado de hacerlo.  La importancia de estos bancos para sus comunidades locales es cada vez más reconocida y apreciada por los políticos y los consumidores. Prueba de ello es el éxito de iniciativas como el "Mueve tu dinero", movimiento que anima a la gente a mover sus ahorros de los grandes bancos comerciales de la comunidad y los bancos cooperativos, en un esfuerzo para premiar a las prácticas de préstamos éticas y responsables, que ya produce en la transferencia de más de 10 millones de cuentas bancarias.  En suma, al centrarse en las prácticas de préstamos de integración y sostenibilidad a largo plazo en lugar de beneficios a corto plazo, los bancos cooperativos son factores esenciales que contribuyen al crecimiento económico, ya que proporcionan una fuente insustituible de crédito para las PYME y del desarrollo local de sus comunidades.  Por otra parte, la diversidad de tipos de empresas en el sector bancario ayuda a aumentar la estabilidad financiera y lograr un mayor grado de competitividad y eficiencia.  Dado que el crecimiento en Europa se basa en la solidez de su sistema bancario y no en los mercados financieros (como en los Estados Unidos, por ejemplo), es crucial mantener un sistema bancario eficiente y diversificado.  A la luz de estos hechos, es particularmente preocupante observar que el nuevo marco regulador para las instituciones financieras representa una seria amenaza para la viabilidad de los bancos locales y cooperativos europeos, poniendo así en peligro un ingrediente clave para la recuperación económica y la estabilidad financiera futura de nuestra continente (en contradicción con las principales políticas de la UE, como el Acta del Mercado Único). En efecto, mientras que las nuevas regulaciones están diseñadas para hacer al sistema bancario más resistente y menos propenso al tipo de crisis financiera que hemos presenciado a partir de 2008, su enfoque de "talla única" penaliza efectivamente a los bancos que han contribuido menos a la aparición de la crisis y que han demostrado ser los mejores en la mitigación de sus efectos.  Las nuevas regulaciones y requisitos de supervisión imponen costes desproporcionados a los bancos locales y cooperativos, que tienen los sistemas de información menos elaborados que las organizaciones bancarias más grandes, lo que reduce la disponibilidad de crédito y el aumento de su costo. Esta consecuencia no deseada fue reconocida incluso en los Estados Unidos - como ha declarado recientemente por la Reserva Federal, Ben Bernanke, el 16 de febrero de 2012 - donde los bancos de la comunidad estaban exentos de las regulaciones financieras nuevas.


 Con el fin de evitar este resultado no intencionado, los políticos y los legisladores deberían reconocer las particularidades que distinguen a los bancos locales y cooperativos de otros bancos, incluidos sus sistemas de capitalización, los sistemas de gestión de la liquidez y la estructura de gobierno) y ajuste a sus necesidades en consecuencia. Por lo tanto, consideramos de suma importancia que los legisladores y los legisladores pongan en práctica las siguientes recomendaciones: 1) adoptar un principio de proporcionalidad, eficacia y ajustar las nuevas normas basadas en el tamaño y la complejidad de cada institución; 2) renunciar a los requisitos que son inconsistentes con el modelo empresarial cooperativo y su estructura de gobierno; 3) antes de su adopción, estimar el impacto de las nuevas regulaciones sobre los diferentes tipos de modelos de banca y en diferentes tipos de empresas; 4) re-evaluar la fase en el calendario de la nueva normativa, teniendo en cuenta el impacto en las diferentes estructuras industriales nacionales y el efecto sobre el proceso de recuperación de la crisis económica.

Esta llamada ha sido escrita por los participantes de la Conferencia Internacional "promover la comprensión de las Cooperativas por un Mundo Mejor", que convocó a muchos de los eruditos más destacados en materia de cooperativas y la economía social con motivo del Año Internacional de las Cooperativas de las Naciones Unidas. De los varios temas tratados en la conferencia, el tema de la regulación de los bancos cooperativos, en particular, constituye una grave amenaza para el crecimiento económico equilibrado y merece toda la atención de los políticos europeos de todos los niveles, lo que llevó a los participantes en la conferencia de escribir este documento.


Llamada sobre la importancia de los bancos cooperativos