Issuu on Google+

CHECKPOINT CHARLIE (Manual para tigres y ballenas)


Checkpoint (2011) C.LCK15 (2011) Fotograf a y Maquetaci n: Textos:

Pedro Mu oz Rodr guez

David Nieto

TODO ARTE DE LA GUERRA SE BASA EN EL ENGA O.

El Arte de la Guerra- Sun Tzu

LA MA ANA SE ABRI LIMPIA Y TRANSPARENTE, COMO SI LAS BRUMAS DE LA NOCHE HUBIESEN ALZADO EL TEL N PARA UN ACTO M S DE LA COMEDIA. O DEL DRAMA.

Checkpoint Charlie- 1990


SOBRE LA INICIATIVA DE LAS ACCIONES


Hay un agujero en el cielo. Se perfila con precisa conmemoraciĂłn un deceso inevitable. Abre las ventanas, hermano, fija el objetivo de la c mara del mismo modo que un menesteroso pirata del Mar Muerto abraza un AK 47 y, dispara, s , no dudes, porque la perplejidad despierta recelo y compromiso, desgasta el alma y derriba anhelos enlatados en botes de soja del puto Hochim n. Aposentemos las nalgas de galgo encanecido y, sobre ese p rpado abierto, funda un pasmo de lucidez universal. All , donde reviven las generaciones perdidas, abocadas al fracaso, de pronto sucede una llama y en la puerta plateada de chorcos preguntan con voz avejentada: ÂżQuĂŠ decides? Vives o mueres? Y t

respondes, a viva voz (...)


SOBRE LAS PROPOSICIONES DE LA VICTORIA Y DE LA DERROTA


As fue, en cuerpo y alma, con su crudeza, forajido, poeta, impostor, y, de la misma manera, algunos monosabios aseguran que un poema es una persona desnuda. Despelote. El arte no paga. El arte no existe pero te deja tranquilo y en cueros, expuesto a las miradas del transe nte ciudadano que siempre sale cargado con doce paraguas aunque no llueva. ¿Se r en? Dientes cruzados y colmillos abiertos como las puertas de un limbo repleto de lobos. Uno cualquiera. Da lo mismo, se venden de oferta cada lunes en el puto Corte Inglés. Sal a la carretera y encuentra tu propia cruz. Alejado de todos. Hasta de ti mismo.

Por el principio de nada, art culo 69 coma 69,

negamos el arte de mayor as.

Vomitamos sobre el vulgo, porque el verdadero arte se halla custodiado por insignificantes rebaños de ovejas atrincheradas bajo cables el ctricos.

Levántate y anda, soplagaitas, y si a esa cruz llegan muchos feligreses, blade runner, santíguate y reza. Sin lugar a dudas, ser tumba y fracaso.


La hormiga reina se cruz de brazos y dimitió del cargo. Sindicalista de por vida. Es mejor guardarse bajo un cielo encapotado que sacar a pasear lenguas metálicas y edificar mudez. La hormiga reina descendi por los peldaños dorados y vendi el puerto y los piratas. Ahí queda eso. Para qué?

Si cualquier intento de crear algo será malinterpretado, regalo cheques con fondos, vendo los activos en las ventanillas alicatadas del suburbio de Wall Street, dejo a la novia compuesta y sin rima y muto en cigarra asexuada, nueva escala evolutiva transexual. Esnifo polvo de ruinas y salgo disparado sin mirar atrás. Soy la nada. Soy libre?


Se enroca y lame voces de Silencio

humo nacarado en ausencia de voces

Vuelca t mpanos y espasmos, exhala vaho tienes, te lo repito, acuso con el dedo

y

lamentos,

ah lo

Silencio Fileteando resuellos de horizontes, aprehendo mechones de estrato persiguiendo a cada paso el reg eldo de lĂĄminas dulces de nata montada, acero bru ido Silencio Cierro puertas y ventanas, ofrezco desnudas caricias al espejo esperando lluvia y un vals de nubes asorda las lejanĂ­as cuando trato de recordar que cuando tĂş faltas es imposible hallarte Silencio Te busco Sin ti


SOBRE LA FIRMEZA


Contra la ira, m s ira. Golpea con fuerza los barrotes de las sociedades del bienestar. Te han enga ado. Prohibida la ira, prohibido el bienestar, prohibido prohibir, cantan las sirenas enlatadas en Coca Cola endulzada con DDT veneno- progres a. Ensucia el alma. Prohibido ensuciar. Sube la escalera y celebra. Prohibido celebrar. Fuma un habano en lo m s alto, emponzo ando los ojos de sol, imitando un espasmo, doblando la espalda hacia el sur. Prohibido los habanos. Prohibidos los espasmos. Prohibido el sol. Prohibidas las suegras y los ni os que no suben escaleras. Prohibido subir escaleras que no suben. Que no bajan. Prohibido dibujar escorzos. Prohibido el Sur. Contra la ira, m s ira. Golpea con fuerza. Prohibido? Prohibido, por ejemplo, t , el que proh be y nunca sube escaleras que dibujan un escorzo hacia el sur.


Me llevaban los demonios cuando Adelita se fue con otro. Pero no la segu , ni por tierra, ni por mar, no me import , porque era bastante alta y bastante fea, por qu negarlo, su culo ten a forma de pera y ocupaba dos asientos en el Cercan as. Cuando un domingo me invit a comer en casa de sus padres comprend : no s pelar los langostinos con cuchillo y tenedor. El padre de Adelita coment que la Crisis burs til amenazaba sus activos y a adi otra cosa muy fea acerca de las Clases Pasivas. Cre entender que hablaba mal de m , por lo de las clases pasivas, soy parado, desempleado, generaci n perdida, escoria, y me enfad . Clase pasiva su puta madre! Repliqu

airado.

El pollo no ten a madre. Viva, al menos. Recib una mirada hueca de langostino adinerado. Adelita se atragant con el rodaballo, para romper el hielo, supongo. Se le puso cara de saco, vientre de saco, tero de saco, culo de pera saco, piel de clase activa y nunca pasiva. Sin que nadie me ense ara la puerta me largu . Y Adelita se fue con otro. Este lunes fui a recoger mis zapatos de clase pasiva. Los arregla un tipo del barrio. Ganas o pierdes?, me pregunt . La respuesta es ... Sigo caminando.

Ni por tierra, ni por mar.


SOBRE LO LLENO Y LO VACIO


El que echamos una noche y otra cuando apetece, cuando obliga el sacro matrimonio, me dijiste que no ramos nada pero rezamos para convencernos de que no existe nada excepto nosotros vers culo sesenta y nueve es echar un polvo cuando tienes ganas y siempre descubres que pase lo que pase polvo eres y la primavera te convertir avalanchas de p talos vistiendo un manto de nieve sobre arena arribando mares en el cielo.

en


Dos jorobas tiene el due o. El camello que se aposta en la esquina sonr e al vernos inclinar chepa y euro mientras entonas esa cancioncilla que cuelga de los labios con forma de coraz n. Dylan fue blowin by the wind, bonito verso, casi imposible de traducir al castellano. Cambia el mundo. NO, perd n, comba el espinazo y joroba el happy end del este crep sculo tan nuestro. Canta la canci n del camello, prueba la sopa, escucha los discos del viejo cabez n gafas negras de los ochenta, algo mejores que los de regaban las praderas verdecidas de la mentira sesentera, colecciona INFIDELS (Columbia Records, 1983) con un cielo que a ratos se mete en vena, a ratos sobrevuela espectros, da la espalda a la hipocres a; mira, guapa, cuelga el tel fono al camello porque no es necesario chutarse la vida sobre dos jorobas, mientras el due o se re, se r e, se r e y no para de sintonizar esa vieja cancioncilla que vende falsas primaveras de mayo.


Eres feliz?

Env a un SMS al n mero que aparece en pantalla


SOBRE LA TOPOGRAFIA


ESCAPADAS(I) Reflejo mayest tico la tarde siempre t tejes hilos de luz blanca en el rostro Seroja Cristal puro p lido fuego son tus pupilas, orde amos secuencias de estratos columpiando la tarde de algod n P talos Apretamos hojas crujientes del oto o volteadas como palomas grises Se acaba El oto o breve y las vidas noveladas, siempre tard as.


ESCAPADAS(II) Y dorada queda la plata del viernes abandonando el espectro de la ciudad mientras fusilamos nuestro amor luci rnaga Blanco Y l cido tu vientre en mi pecho es perfume de az car negro sobre ripios sin brisa Amor Es tu piel cuando acunamos la tarde hu rfana como quien encierra primaveras en jardines de Espuma


SOBRE EL ENFRENTAMIENTO DIRECTO E INDIRECTO


Vend la piel , la suegra y el asno. Y tambi n el perro, que, aunque no ten a raza, era muy bonito. Beb Euribor al 5% y pens que podr a cumplir mi pena.

de las babas del

Y as , cumplo condena, tras esos barrotes de cristales satinados riego cada ma ana su ruina. Alguien debi LUCHA!

gritarme, mucho antes de verme encerrado, sin piel, agallas, sin sombra ...


Inspiras el dolor y la suerte, la verg enza y la felicidad. Por qu siempre miras los toros desde la barrera?


Xg0978jdjkdk8jmciee86w6w6 Perdona? Vkf73545d7dhi8uj48h38 --Dont understand, tronco. 16dlf dmcodkmcldfjdldl... Han venido, sin duda. Ya est n aqu . F746HDY6HDL9? No pierdas el tiempo, amigo, esta no es guerra para soldados ni peluqueras. 98OF98KD... Hablas mi idioma? Ground Control to Major Tom Hablas mi idioma?


SOBRE LAS CLASES DE TERRENO


Viajo trenes cada d a. No es importante. Deshago caminos y vuelvo a andarlos. No es importante. Mis pies son mis pies. No es importante. Mis botas claudican a cada paso que doy. No es importante. Viajo trenes cada d a. Como anta o. Masticando lluvias transversales y respirando la soledad de los exilados Aunque no sea muy importante. (Generaci n X- 1975)


No escuches la radio. No escuches los zumbidos de la calle. Gatea hasta tu rinc n de negruras y haz un trato con el diablo. Agita tu daikiri de bicarbonato s dico y bismuto. Por qu esas manos fr as? Por qu

tan fr as? Cuando tu coraz n arde.


Est bamos vivos porque el mundo ya no podĂ­a percibirse en el fondo de un vaso. Observa el ojo f ustico a trav s de una caracola. Tu cuerpo solaz ndose sobre la arena helada. Mar en calma. Cielos asfixiados de oc ano sol.

La vertiginosa soledad espejeando en llamas. Est ticas. Est bamos vivos. Porque el mundo ya no pod a escucharse.


Calles que se escriben con lluvia Contemplando c mo los salmones remontaban los anchurosos cauces de un para so. Grit

verano

(Tormentas en la puerta de sol de la aurora boreal)


SOBRE EL ARTE DE ATACAR POR EL FUEGO


Imperio

(I)

Ceniza, ceniza endurecida. Enfurecida. Helada. Vendo una esquirla de ceniza a cambio de cuatrocientos palmos de aire.

Trabajaba en una torre de cristales ahumados. Ojos ciegos. Trabajaba de sol a sol sin ver la luz. Es una guerra de nubes que no cesa. Sobre v rtebras de tejen elegantes l persiguiendo el oro f bricas donde doman viol n.

aluminio se edifican reinos, se pidas de oropeles negros. Fui pero s lo hall herrumbre y lodo, tigres afilando las cuerdas de un

Sal cagando leches de los reinos de cristales ahumados cuando desollaron el cerdo y me cortaron las alas. Perd las piernas. Y a n cuando sangraba, ri ndome el miedo, sent a que cruzaba el ancho horizonte de lejan as, para despertarme meciendo nimbos, entre perdurables campos llenos de flores...


Imperio (II) Grit

al oto o.

Y hac a fr o. Mezcl

invierno y verano.

Parieron primavera. Y hac a fr o. Sin brazos ni piernas so que me so abas. Estabas junto a m , tumbada, construyendo todas las nubes, entre perdurables campos de flores. Finalmente, me pidieron mierda cuando yo escrib a literatura. Ep logo.


Regresaba a la ciudad para observar rostros feos, caras feas, brazos feos, piernas feas, ojos feos, mentes pobres, empa adas, perennes, enclenques, miserables, esa gran urbe siempre latente, eternamente empobrecida. Luego abr los ojos. Lloraba de emoci n. Sin quererlo.


Estoy entre dos mundos, jam s triste, jam s cansado, jam s culpable,el hombre alambre, siempre encerrado, c mo te sientes? All along the watchtower El clamor del tiempo invicto.


SOBRE LA CONCORDIA Y LA DISCORDIA


AllĂ­ donde mires est ciudad sigue levantando los pies del suelo. Cuando la tarde llega a su fin los paneles refulgen con el bru ido resplandor del sol de ltima hora. Y no hay mucho m s que hacer que inclinarse en una lenta reverencia. Hacia los torres.

reflejos

veteados

de

las

altas

Esperando a la noche. Ese maravilloso mosaico de luci rnagas desveladas. Tarde inhabitable, cielo en quiebra. Encierro.

tarde

de

anodino

sol

y


Libertad (II) Tengo seguro m dico y el 80 % del mundo sorbe litronas de sida y viruela cada d a. Tengo salud y el 80 % del mundo vive sobre un alambre putrefacto. Tengo trabajo bien remunerado. Tengo lo que el 80 % del mundo no tiene. Como tres veces al d a, incluso cuatro endocrino, al endogaitas, a la suegra.

si

estoy

de

humor

y

decido

ignorar

al

Recordatorio: jam s pisar el 80 % del mundo si no es con Viajes Halc n. Tengo seguridad, en que todo casi funciona, en que puedo reclamar la mosca en la sopa, en que puedo acudir al Juzgado y plantar cuatro mil papeles porque es gratis, y lo mejor, me hacen caso, un poco, por lo menos. Puedo abofetear a la enfermera cuando no cura a quien yo quiero. Puedo salir a la calle y quemar la bandera, follar monjas, insultar curas, cerrar los bares, cumplir poca pena, respetar y ser respetado, puedo hacer todo eso, cagar y mear las aceras, y seguir haci ndolo, una y otra vez, gritar, gritar sin descanso Puedo Puedo, sin duda. Pero entonces, Por qu ese tridente de no entiendo?

lenguas met licas y ominosas me escupe a la cara lo que


Me arrastr siguiendo los cables electrificados del metro, tenias obscuras, reguero incurable de horarios leoninos y, cuando quise abrir las puertas de la tarde, perd las manos. Me seccionaron zarpa y arte, dej ndome en cuerpo mutilado, liberado. Un trozo de metal sin ruedas.

Era invierno. Hac a fr o.

Dos holgazanes recogieron mi cuerpo. Dos ladrones me cargaron al hombro pregunt ndose, es un hombre o un le n que perdi las garras en el metro?

Sin piernas ni brazos me columpiaron hasta casa sin limpiarme un euro. Me present como asesino. Porque trabajaba de sol a sol sin ver la luz. Era invierno. Ten a fr o.

Tumbado a oscuras resbal

Y hac a fr o.

por los ra les. Grit

verano.


SOBRE LA EVALUACION


En efecto. Los rboles a menudo no dejan ver el bosque Que si es c ncavo o convexo El cielo tall

una sombra

Curvaturas de un huevo


Se fueron todos. Cerramos las puertas. A la salida de las ciudades s lo hay putas guardando el tibio sol de invierno mientras resuelven crucigramas. Se fueron todos. Cerramos las puertas. Lo he visto tantas otras veces, que asusta. Esa es la verdad. Se fueron todos.


As me voy, cojeando del enfunda el arma, pistolero. QuĂŠ decides?

( . . . )

mundo.

Cierra

las

puertas

y



checkpoint