Page 1

Edición 76 / Junio - 2014 / Año 19

Alonso Restrepo y el arte ...de ser papá

P. 10 a 12

>Ambiental Fuentes hídricas de Chapinero, patrimonio de Bogotá. P. 8 - 9 >Historias Urbanas Un barrio con nombre de Club. P. 14 - 16


Índice

Presidente Consejo Directivo:

Ricardo Meissner Zollia

Edición 76 / Junio / año 19

Director General:

Salomón Parra Pérez Editora

3

Luisa Fernanda Becerra

Editorial

Producción periodística

Ana María Carvajal Cruz anacarvajal89@gmail.com

4 5

Comunidad

Colaboradores especiales

Lisa Fernanda García Alonso Restrepo Lionel Bessudo

6 7

Fotografía

Juan Sebastián López sebitaslevis@gmail.com 8 9

Diseño y Diagramación

Arean Molina Caicedo

Cartas del lector y píldoras Ambiental

Quebradas de Chapinero, patrimonio de la ciudad

Impresión:

Jet Impresores Calle 85 No. 12-10 Of. 305 Tel: 634 86 23 Fax: 236 19 39 elretiro.revista@gmail.com

10 12

El hombre detrás de El Paraguas Rojo

13

Iniciativas

Cimavisión, el canal de la gente

s

Información de interé » Alcaldía Local de Chapinero: 348 62 00 ro: »Hospital de Chapine 3499080 – 3354122 tá: » Acueducto de Bogo 344 7000 » Personería de Bogotá: 382 04 50 » Red de seguridad privada del sector: 350 4054265 » Amigos por la Protección Animal: 300 6137401

Personaje

14 16

Historias urbanas El Antiguo Country, un barrio con nombre de club.

18

Denuncia ciudadana Plaza de Lourdes preocupa a los ciudadanos

Síganos en Twitter Cuéntenos sus inquietudes y sugerencias: @RevistaElRetiro

{

Escanee este código QR desde su teléfono inteligente o BlackBerry.


Editorial

Edición 76 / Junio / año 19

3

¿Una propuesta sensata o atrevida?

Como es bien sabido, las localidades de Bogotá que más impuestos pagan son las de Chapinero y Usaquén. Es decir, los vecinos que residen desde la calle 60 hasta la 150, entre los cerros orientales y la autopista norte.

Si bien es cierto que en este sector viven o tienen sus oficinas los ciudadanos que tienen más recursos, también lo es, que a pesar de los altos impuestos que se pagan se ven pocas obras que los beneficien. Las calles, en varios casos, están llenas de huecos, hay parques que se ven descuidados, bahías en mal estado y en desuso y andenes que dan pena. Lo cierto, según lo ha dicho el actual director de IDU, William Camargo, la plata que se recauda en la ciudad no alcanza para cubrir todos los frentes. Según les dijo a los medios, los 230.000 millones que le corresponden a Bogotá anualmente (luego de que la plata de los impuestos de la capital llega a una gran bolsa que se distribuye en la Nación) son una cifra irrisoria si se tiene en cuenta que  se necesitan 10,5 billones de pesos, solo para reparar el total de las vías y parques de Bogotá.

En carta blanca, plata no hay. Y lo que es peor es que la gente, luego del gobierno de Samuel Moreno en donde la corrupción fue evidente, ha perdido la fe y las ganas de contribuir. Y con razón si tenemos presente que aún no finalizan varias de las obras por las que los ciudadanos pagamos por la valorización como la del deprimido de la calle 94 con NQS y la ampliación de la carrera 11, solo por mencionar algunas.

Pero lo que fue la tapa es que, aparte varios residentes de Chapinero pagaron una nueva valorización a finales del 2012, que terminó congelada, y no han hecho devolución de recursos en nuestra localidad. Así las cosas resulta polémico que el distrito haya lanzado este mes la propuesta “Obra por tu lugar” que palabras más, palabras menos, lo que pretende es que, aparte del Predial y de otra valorización, la comunidad pague por obras de su sector, que no

Resulta polémico que el distrito haya lanzado este mes la propuesta “Obra por tu lugar” que lo que pretende es que, aparte del Predial y de otra valorización, la comunidad pague por obras de su sector, que no pueden ser priorizadas ni por el Distrito ni en los cabildos locales.

pueden ser priorizadas ni por el Distrito ni en los cabildos locales.

Como quien dice, si hay un parque en mal estado, andén o vía que los vecinos quieran mejorar (y que no esté dentro de la agenda de las obras del IDU ni la alcaldía local) pueden pasar la solicitud. Luego de que el IDU la estudie, se revisa a cuántas personas de la zona beneficia y se les pregunta si están dispuestos a pagar por los arreglos. Si, por ejemplo, más del 55 por ciento, acepta llegaría un nuevo cobro de “Obra por tu lugar”.

En el IDU aseguran que la entidad se encargaría de los estudios, ese sería su aporte; el resto correría por cuenta de la comunidad. La iniciativa suena atrevida si se tiene en cuenta el historial de pagos de todos los vecinos y de los tan escasos resultados, pero con la mano en el corazón, ¿habrá otra manera de que podamos mejorar algunos espacios de nuestro sector que dan lástima?, ¿será un abuso de parte del IDU pensar en esta contribución, o una propuesta acertada, que bien administrada, podría dar los frutos esperados por todos?. Los dejo con la reflexión. Cambiando de tema, un saludo especial y afectuoso para todos los papás del Retiro y los barrios vecinos. Que tengan un mes lleno de celebración y unión familiar. 


4

La

Comunidad Educación

Edición 76 / Junio / año 19

comunidad que le apostó al Parque de la

Preocupación y desolación. Eso producía mirar, hace medio siglo, el parque ubicado entre las calles 93A y 93B y las carreras 11A y 13. Allí sobrevivía entre maleza una vieja cancha de baloncesto y uno que otro juego infantil, ya oxidados por el paso del tiempo y la falta de uso. A pesar de ello, el lugar era el punto de encuentro y esparcimiento de los residentes del barrio El Chicó. Durante los años 70, el número de visitantes de aquel parque empezaba a mermar; por sus trajinados caminos de cemento ya solo se veían las carretillas de los recicladores, y en las pocas zonas verdes que quedaban se levantaban algunas montañas de escombros que arrojaban las construcciones vecinas.

Ya no quedaba nada, cada vez era más evidente el abandono y la indiferencia de la comunidad sobre el futuro cercano de esa zona. Pero, hacia 1980, bastó un mínimo atisbo de sentido de pertenencia y cultura ciudadana para evitar que el parque pereciera. Lo que nadie sabía era que unas décadas después el parque no solo resurgiría del

93

Así lucía en los años 60 el hoy reconocido Parque de la 93.

Gracias a la Fundación Compartir, de Pedro Gómez, el Parque volvió a la vida en 1995


Comunidad Educación

Edición 76 / Junio / año 19

anonimato, sino se convertiría en uno de los íconos culturales y turísticos más reconocidos de Bogotá. Sí, se trata del Parque de la 93. Y sus salvadores son los miembros de la Asociación Amigos del Parque 93.

Los santos del milagro

Las celebraciones de la época navideña, el Círculo de la Moda, el Salón del Queso, el Festival de Ópera al Parque, el Festival de Librerías Arcadia, y las transmisiones en vivo del Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos son solo algunos de la larga lista.

En definitiva, la Asociación Amigos del Parque 93 le ha puesto el pecho a tratar de convertir el espacio público, como lo es el Parque de la 93, en un semillero cultural.

Transcurría 1990. La comuMartha Helena Gómez, nidad del barrio El Chicó directora del Parque adelantaba actividades de de la 93. limpieza y mantenimiento en su parque. Sin embargo, sus esfuerzos seguían siendo mínimos en comparación con “En la medida en que alguien pueda comel deterioro de éste. Fue entonces cuando partir en el Parque con otras personas que algunos vecinos decidieron acudir al re- no conoce, de cualquier estrato, religión o conocido arquitecto Pedro Gómez para raza, será mejor ciudadano. Eso es lo que que les ayudara, a través de su fundación buscamos, reforzar el sentido de comunidad, Compartir, a recuperar aquella zona. de apropiación de espacios públicos, de que Y así fue, el 15 de julio de 1995 se entregó el interés general prime sobre el particular. el parque con nuevos senderos peatonales, Todos somos iguales en este tipo de espacios varios árboles, juegos infantiles, sillas y y asimismo tenemos el deber de cuidarlos”, hasta una gran fuente. Ese mismo día, a recalca Gómez. Precisamente, el estado propósito de las buenas nuevas, también se actual del Parque es el vivo reflejo del conformó la Asociación Amigos del Parque trabajo incansable que los 61 miembros 93, la entidad sin ánimo de lucro que hoy de la Asociación han hecho a lo largo de administra al Parque y la responsable de dos décadas para mantener radiante a su que Bogotá tenga un pulmón verde más. eterno amor de 14. 416 metros cuadrados. Y bueno, a la causa ayudó que desde el prin- Por lo pronto, esta historia sigue y seguirá cipio de su fundación la Asociación tuviera escribiéndose a pulso cada día. claros sus objetivos: “Que el parque tenga la función social de transmitir contenidos culturales e interesantes para la comunidad. Que este sea un espacio que contribuya al entretenimiento, pero sobre todo a la calidad de vida de sus visitantes”, como asegura la directora del Parque de la 93, Martha Helena Gómez. Y esos cometidos se han logrado con creces durante los últimos 20 años. El Parque de la 93 –el mismo que agonizaba entre escombros- ha sido testigo de prestigiosos e interesantes eventos culturales, literarios, deportivos, y gastronómicos:

5

Un nuevo cambio de imagen Con una inversión de 2.000 millones de pesos, el pasado 24 de mayo el Parque de la 93 presentó oficialmente su nueva ‘cara’, tras cuatro meses de trabajos de remodelación en sus instalaciones. Hacía 18 años que este lugar no era sometido a un cambio en su estructura física.

La renovación consistió principalmente en la reconstrucción de 5.940 metros cuadrados. Se logró el cambio de andenes, senderos peatonales y mobiliario urbano; instalación de un moderno sistema de iluminación; señalización para invidentes y construcción de rampas para personas con limitaciones físicas; adecuación de un parqueadero de bicicletas, con 36 espacios, e instalación de nuevos y modernos juegos infantiles, traídos de Alemania y Dinamarca, entre otras mejoras. El costo de las obras fue cubierto gracias a los fondos recogidos por la Asociación Amigos del Parque 93 durante los últimos cinco años, como producto de las actividades realizadas en el lugar, autorizadas y supervisadas por el Distrito.

Precisamente, el proyecto estuvo liderado por el Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público (Dadep), entidad que dio a la Asociación el aval para administrar el Parque a través de una modalidad de contrato en el que un sector privado se hace cargo de un espacio público, en coordinación y colaboración con organizaciones sociales y entidades distritales. Movistar y Philips fueron las empresas privadas que le apostaron a la renovación del parque, con sus aportes ayudaron a hacer realidad el sueño de ver este emblema de la ciudad convertido en un lugar más seguro, moderno, incluyente y agradable.


6

Educación Cartas del Lector

Edición 76 / Junio / año 19

Desplome de árboles en El Virrey Los árboles que están sembrados al borde de la quebrada El Virrey- entre las carreras 8 y 15- corren peligro de caerse por falta de tierra suficiente que les de sustento. A continuación, les envío una fotografía del árbol que se derrumbó durante la última semana de mayo. Existen otros que pueden correr con la misma suerte. Mary Gutenberg.

Reconocimiento El número 75 se relaciona con los brillantes. Gracias por la crónica sobre nuestro barrio Quinta Camacho. El escrito muestra múltiples facetas que le dan un brillo excepcional. Rubiel Ocampo

Codirector Corporación Quinta Camacho

R/ Gracias por su colaboración y por el reconocimiento que hace a la revista. PAUTA 110X145mm.pdf 1 16/06/14

14:52

Comedero de palomas

En una casa ubicada en la carrera 9 con calle 81-A, les dan alimento a las palomas, convirtiendo este lugar en un foco de infecciones, pues está comprobado que este tipo de aves transmiten enfermedades respiratorias. Además, se posan en los ventanales de los edificios vecinos causando suciedad con sus excrementos. Marcela Estrada


Píldoras Educación

Edición 76 / Junio / año 19

7

Bicicarril de la calle 85, un completo relajo

LA ZONA ROSA, FUTURO PROMISORIO Bajo el nombre de Plan de Convivencia y Seguridad, un grupo de empresarios liderados por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), con el respaldo de la Alcaldía Local de Chapinero, la Estación II de Policía y las asociaciones de residentes El Retiro y Corpocountry, ha realizado una serie de reuniones, para hacer un diagnóstico de la problemática de la Zona Rosa y, una vez establecido, iniciar una ofensiva para sanearla y convertirla en el más importante centro de atracción turística de Bogotá. El uso ilegal del suelo, el ruido, la inseguridad, la venta de sicotrópicos y la afectación sobre los sectores residenciales, han sido los temas más tratados y sobre los cuales se dirigirá la acción de las entidades comprometidas con esta iniciativa.

A principios del año en curso se terminó de señalizar y habilitar 600 metros de carril a lo largo de la calle 85 entre carrera 11 y autopista Norte, para uso exclusivo de bicicletas. La medida, que tenía por objetivo brindar mayores facilidades a los ciclistas de la capital y contribuir con ello al incentivo de la bicicleta como un medio

de transporte más económico y amigable con el medioambiente, ha sido un verdadero relajo.

Carros, motos y camiones que abastecen a los locales del sector suelen parquearse junto al bicicarril, ocasionando más caos vehicular del ya conocido en esta importante vía de Chapinero. Los residentes cercanos a la calle 85 ase-

guran que, contrario a lo que se creía, el bicicarril ha sido desaprovechado por los ciclistas, burlado por los conductores de automotores, y desatendido por las autoridades de movilidad. El corredor solo le ha traído al sector mayores problemas de invasión del espacio público, ‘malparqueo’ y trancones.


8

Educación Ambiental

Edición 76 / Junio / año 19

Quebradas de Chapinero,

patrimonio de la ciudad Doce grandes fuentes de agua que nacen en los cerros orientales se encuentran en la Localidad. Estas además de aportar vida y naturaleza a la congestionada ciudad, resultan fundamentales para la preservación del medioambiente, la conservación de flora y fauna y el abastecimiento de agua y aire limpio para la ciudad. La ‘Vieja’, un ejemplo de recuperación

Hace seis años Mauricio Rico, arquitecto, miembro de la Junta Directiva de Aquavieja y director de Corposéptima, tomando como modelo la recuperación de la Quebrada La Vieja y ante los deseos de vecinos que querían tener sus quebradas en buen estado, decidió formular el proyecto de recuperación de once quebradas de Chapinero, para que fuera implementado en el plan de desarrollo de la Alcaldía Local.

“Mauricio se dio cuenta cómo se transformó la gente con la quebrada La Vieja. Todos comenzaron a querer su sitio, a preocuparse por su cuidado y a mostrar pertenencia con este lugar”, dice Ximena Zambrano, directora de Aquavieja y representante del Consejo de Planeación Local (CPL) ante la Comisión Ambiental Local (CAL)

Medioambiente, espacio público, rediseño urbano, participación ciudadana, presupuesto, seguridad y convivencia son los seis componentes que contempla el proyecto para las once quebradas de Chapinero: Morací, La Sureña, Puente Piedra, Pozo Claro, Chicó, Rosales, Los Olivos, Las Delicias, Pardo Rubio, Sucre y El Chulo.


Ambiental Educación

Edición 76 / Junio / año 19

9

Sin embargo, para Mauricio  además de estos componentes, es importante que la comunidad cree una organización social fuerte que se empodere y trabaje por su quebrada. “Los habitantes deben querer su quebrada, aprender sobre ella, ser autónomos y hacer un  trabajo continuo. El tema no se resuelve  únicamente con restauración ecológica, sino que es el resultado del ejercicio urbano”, afirma Rico. El proyecto fue presentado ante el Consejo de Planeación Local donde se realizan los encuentros ciudadanos en el año 2010. En este escenario quedó aprobado e incluido en el plan de desarrollo de Chapinero. “Fue el segundo más votado de la localidad”, asegura Ximena Zambrano.

La Alcaldía Local de ese momento–al mando de Blanca Inés Durán- firmó un convenio con Conservación Internacional y la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) para iniciar este proceso. Así, se dio prioridad en la intervención a las quebradas Las Delicias, Morací  y El Chulo.

que las personas siguieran arrojando basura encima de ellos. No tardaron en aparecer ratas e infecciones. Ese  era  el panorama de la quebrada Las Delicias.

Las Delicias: rescate de la quebrada con participación de la comunidad

Esta iniciativa se convirtió en un modelo para la capital. Desde 2012 y hasta la fecha, con un monto de 3.700 millones de pesos se están recuperando 34 quebradas en cinco localidades.

A pesar de las dificultades que ha habido a lo largo del proyecto por el cambio de operador en la ejecución del mismo y las inconformidades de los ciudadanos por la falta de coordinación y la duplicidad de esfuerzos entre las entidades competentes;  hoy en día la recuperación de  algunas de las quebradas ha impactado positivamente los procesos comunitarios.

Sofía López, líder comunitaria, recuerda como, hace cuarenta años, la quebrada además de ser un punto de encuentro para los habitantes de los barrios que la rodean, era un espacio vital para la comunidad, ya que la gente contaba con el recurso natural del agua, que era utilizado para todos los oficios domésticos. Hasta que “en los años setenta, con el proceso de urbanización en Bogotá y especialmente la construcción de puentes ocasionó que toda la parte natural de la quebrada se perdiera. La maquinaria arrasó con todo”. Cuenta López.  Todos los residuos de los puentes cayeron a la quebrada y causaron

La preocupación de vecinos como don Benedicto y Patricia, hizo que buscarán mecanismos para el mejoramiento de su zona. En ese momento, el proyecto de recuperación de las quebradas de Chapinero comenzó a actuar en Las Delicias en tres ejes: recuperación física, del ecosistema e intervención en la población.

En este último se creó la figura de los vigías, quienes se encargan de sensibilizar y acercar a la población a la quebrada recuperada. Por medio de talleres, charlas y recorridos muestran la  importancia que tiene el cuidado de este recurso natural. “El primer año fue el más difícil, la gente no participaba porque decía que ya conocía la quebrada”, manifiesta Sofía.

Poco a poco los vecinos fueron acercándose más al proyecto, se recuperó la historia de la quebrada y hoy además de ser visible para todos, se generó un cambio en la visión de territorio. “La gente ahora valora su zona, rompió barreras sociales, asumió liderazgo y se unió, gracias a la quebrada”. Concluye López.

“Los habitantes deben querer su quebrada, aprender sobre ella, ser autónomos y hacer un trabajo continuo”, Mauricio Rico.


10

Educación Personaje

Edición 76 / Junio / año 19

El

A sus 87 años, Alonso Restrepo sigue siendo un hito de la moda. El fular en el cuello, el buzo verde que contrasta con la chaqueta café, los guantes en cabritilla, el imponente anillo con el escudo de su familia y en general su vestimenta, son el reflejo de un hombre culto y elegante que se atrevió a darle un giro a la moda conservadora, de los años sesenta, en Bogotá.

hombre detrás de El Paraguas Rojo

Luego de conocer las tendencias y pasarelas masculinas más importantes del mundo, este hombre cartagenero, a sus 35 años, se arriesgó a implementar el color en Colombia. “Aquí era inconcebible que un vestido café se combinara con una camisa azul. Eso era insólito pero, como en Italia se estaba usando, yo decidí traer la innovación”, recuerda Restrepo. Con la idea de abrir una cadena de almacenes de ropa, Alonso pensó en el accesorio que más acompañaba el vestuario de los bogotanos de esa época: el paraguas. Teniendo como referente la famosa tienda de su abue-

lo, conocida como el Salón Rojo, decidió unir estos dos elementos y darle el nombre de El Paraguas Rojo a sus almacenes.

A partir de ese momento, en las páginas de periódicos, revistas y en la televisión llamaba la atención de los lectores y televidentes una impactante publicidad en la que se comunicaba: “Yo soy infiel… ¿y tú?”

Pero no solo este eslogan atraía a los capitalinos, sino que el auge de su propaganda aumentó cuando Restrepo empezó a vestir la ropa que diseñaba. “Siempre advertía cuando salía con mi atuendo: yo no soy modelo, pero creo en lo que hago”, cuenta Alonso.


Educación Personaje

Edición 76 / Junio / año 19

11

Alonso y su familia

“Todo lo que soy se lo debo a mi padre, él ha tenido una influencia enorme en mi vida”. Álvaro Restrepo. Faro- calle 85 con carrera 11- donde también reside actualmente. La cercanía con reconocidos escultores y pintores con los que compartía el gusto por el arte, hizo que Restrepo emprendiera este nuevo proyecto. Alonso Arte Galería está ubicada casi al final del pasaje. Los cuatro pisos del lugar marcan la diferencia entre los bares que la acompañan. A simple vista, en el primer piso, donde se encuentra la galería, es posible distinguir obras de reconocidos artistas. Los trabajos de Nicolás De la Hoz, Rafael Alfonso Dussan, Leonardo Rodríguez Sirtori, Carlos Alarcón y Jaime Carrasquilla, entre muchos otros, son presentados en este sitio especialmente designado para el arte.

Al ingresar al lugar, los cuadros y esculturas son cada vez más comunes por doquier. Las escaleras en madera conducen al segundo piso donde se encuentran las oficinas de la galería, y en el tercer y cuarto pisos la residencia de Alonso Restrepo.

Su hogar, sin duda, es una combinación de arte, color y finura. Esta es la galería privada de Alonso y su esposa Cari. Todos los elementos que hacen parte de ella se encuentran armónicamente ubicados y distribuidos en el espacio.

Alrededor de 18 almacenes llegó a tener en varias zonas de la ciudad –en la séptima con 17 y en Chapinero estaban algunos de ellos- donde su imagen era sinónimo de estilo y elegancia. Sin embargo, por circunstancias ajenas, Alonso decidió retirarse del mercado, vender los almacenes y conservar en el recuerdo el nombre de El Paraguas Rojo.

Alonso y el arte

Luego de El Paraguas Rojo y de pasar un tiempo descansando en el campo, Alonso decidió abrir una galería en El Paseo del

Y como si fuera una exposición, Alonso guía el recorrido explicando y mostrando las colecciones más importantes de su casa, dentro de las que resalta el retrato que Obregón pintó de él. Hoy, luego de 22 años de haberse establecido allí, Restrepo recuerda con alegría el toque parisino del corredor al frente de su casa. “Yo sembré las palmas, traje los faroles, le puse el faro que está afuera. Junto con los otros locales hicimos un ambiente muy sofisticado y bonito”.

La fiesta de la vendimia, acompañada de las mejores marcas de vino, la feria de anticuarios y los eventos culturales, en los que sobresalían los conciertos de jazz y música de cámara, eran el escenario perfecto para todos aquellos que buscaban arte y cultura en Bogotá.

Nueve hijos de tres matrimonios tiene Alonso Restrepo. Cuando habla de ellos su rostro se llena de profunda satisfacción y no es para menos, pues según él, todos sus hijos desde diferentes áreas prestan un servicio a la comunidad.

Álvaro Restrepo, reconocido coreógrafo, bailarín e intérprete a nivel nacional e internacional, ganador de múltiples premios y distinciones como el Pegasus Mobil Oil: Hamburgo 1992, es uno de los hijos de Alonso.

Álvaro es además el fundador y actual director de El Colegio del Cuerpo, una entidad de educación para el trabajo y el desarrollo humano, dirigida a niños y jóvenes provenientes de los sectores más deprimidos de Cartagena. “Todo lo que soy se lo debo a mi padre, él ha tenido una influencia enorme en mi vida”, cuenta Álvaro. A pesar de la severidad y el autoritarismo de Alonso, hoy en día padre e hijo mantienen una excelente relación de complicidad. Así como Alonso siente orgullo cuando habla de sus hijos, Álvaro admira profundamente a su padre y lo define como “un hombre lleno de ideas, proyectos, energía y muy histriónico”.

Separados por la distancia que hay entre Bogotá y Cartagena, es innegable que Álvaro y Alonso están unidos por el amor que sienten hacia el arte en sus diversas manifestaciones. “Mi padre es un artista, dueño de una gran sofisticación y gusto por las cosas bellas de la vida. Todo lo que ha hecho ha estado mediado por una sensibilidad artística impresionante”. En seguida Álvaro concluye, “Sin duda él es todo un personaje, una fuerza de la naturaleza”.


12

Educación Personaje

Edición 76 / Junio / año 19

La Percepción de Álvaro sobre su padre • ¿Cómo vivió la fama de su papá con los almacenes de El Paraguas Rojo que revolucionaron el concepto de la moda en Bogotá? Con gran admiración. Mi padre ha tenido siempre un espíritu inquieto. Creo que, sin duda, esta fue una de las primeras campañas publicitarias del país con un impacto tal, que hasta el día de hoy, 50 años después, es recordada por todas las personas que la conocieron en la época. Fue muy original e innovadora. Además, el hecho de que él mismo fuera el protagonista de sus propagandas en revistas, periódicos y en televisión, hizo que se anticipara de alguna manera, y sin saberlo, a una especie de ‘performance’. • ¿Cuáles son las virtudes y defectos que destacaría de Alonso Restrepo como padre? Todo lo que soy se lo debo a mi padre, para bien y para mal, tuvo una influencia enorme en mi vida. Su energía solar, al mismo tiempo que iluminaba todo, también lo opacaba a su alrededor. Mi padre era el centro del universo en nuestro hogar, mi madre, mis hermanas y yo éramos satélites que gravitábamos alrededor del astro rey. No era fácil, pues fue un padre severo y a veces un tanto autoritario, especialmente para mí, como único hombre del primer matrimonio (mi hermano mayor sufre retraso mental y ha vivido en instituciones), era difícil siempre estar a la altura de sus expectativas. Con el tiempo he llegado a entenderlo y hoy tenemos una excelente relación de complicidad y mucho amor. Su tercera esposa, Caridad -cubana- es una mujer extraordinaria, bellísima y una gran compañera, sin duda es quien mejor lo ha sabido llevar.

• ¿Qué es lo que más los une y lo que más los distancia? En estos años de madurez, cuando me siento más cerca de él, infortunadamente vivimos en dos ciudades diferentes, él en Bogotá y yo en Cartagena. Es paradójico, mi padre se fue de Cartagena, su ciudad natal, en los años 50, en busca de nuevos horizontes y yo decidí, hace 20 años, instalarme en Cartagena -tal vez buscando su rastro- para fundar El colegio del cuerpo. • ¿Coinciden su padre y usted en el amor por las diferentes manifestaciones de arte, cada uno desde su ciencia?

Mi padre es un artista, dueño de una gran sofisticación y amor por las cosas bellas

de la vida. Si bien no se dedicó a producir una obra artística en un lenguaje determinado, sí es cierto que todo lo que ha hecho en su vida ha estado mediado por una sensibilidad artística impresionante. 

Mi padre ha sido como un volcán y los volcanes iluminan, calientan, pero también arrasan con su lava. Ha sido un coleccionista de colecciones: criador de perros de raza-llegamos a tener 50 perros al tiempo en nuestra casa finca- y de cabras, amante de los animales y, a la vez cazador, ganadero, gran arquitecto empírico, diseñador, decorador, galerista y hasta poeta (publicó dos colecciones de poemas en disco, leídos por el mismo con su voz de trueno), coleccionó incluso hijos (9) y matrimonios (3).  

Los datos 50 señores con paraguas rojo salieron a las calles el día que se inauguró el almacén en la capital.

Leo Burnett, la importante agencia de publicidad, con 78 años de experiencia en el mundo, fue la encargada de la creativa e innovadora publicidad de El Paraguas Rojo.


Iniciativas

Edición 76 / Junio / año 19

13

Cimavisión,

el canal de la gente

Ser los protagonistas de sus propias historias, pararse frente a una cámara e incluso presentar programas, son algunas de las posibilidades que tienen los habitantes de San Luis y los siete barrios aledaños de los cerros orientales de Chapinero, ubicados vía La Calera. Casi en la punta de esta fría montaña un muro con grafitis recubre el estudio de televisión de Cimavisión, el canal comunitario. Hace tres años, Juan Manuel Guerrero, realizador audiovisual de 27 años, asumió el reto de crear un medio de información por y para la gente. A pesar de no contar con los recursos económicos, el interés por servir a la comunidad hizo que este joven emprendiera un proyecto que, como él mismo afirma, ha valido la pena.

Sin embargo, esto no ha sido un problema. Allí son recursivos y por eso crean estrategias para que los televidentes no se pierdan los programas. Ocho días antes de salir al aire transmiten comerciales, realizados por ellos mismos, invitando a los habitantes a ver un nuevo capítulo de alguno de sus contenidos.

La transmisión de los cinco programas que Cimavisión tiene actualmente es esporádica, pues no hay horarios, fechas ni continuidad. Factores como la infraestructura, los equipos y la falta de personal hacen que el tiempo de producción de un programa a otro sea de 15 días aproximadamente.

Algunos de los programas que se producen en el canal son: cortas historias latinoamericanas, agricultura urbana y el noticiero local. En estos, Gustavo de la oz, Nicolasa, Mauricio y Lorena también participan aportando sus conocimientos y mostrando temas de interés a los residentes del sector.

Difundir programas con sentido social que informen, muestren realidades, visibilicen problemáticas, enseñen y aporten a la comunidad son algunos de los principales propósitos de quienes trabajan en el canal. Allí todos aprenden de todo, en un día una sola persona puede ser camarógrafo, presentador, editor y hasta fotógrafo.

Aunque tienen colaboradores en el barrio como Iván, José y Leidy, los presentadores de Expresión Subjetiva, más manos que se unan y trabajen en el proyecto son siempre bienvenidas en Cimavisión. “Este es un espacio para el que quiera hacer un programa y se comprometa a liderarlo”, dice Juan Manuel.

Luego de un proceso lento, tanto Juan Manuel como su equipo de trabajo se sienten satisfechos porque los esfuerzos están siendo recompensados, pues cuentan con lo más importante que es el apoyo y reconocimiento de la comunidad.

A pesar de ello aún hay muchas limitantes económicas que les impiden funcionar las 24 horas del día. Dando a conocer su labor esperan obtener apoyo para hacer realidad el sueño de crear una escuela en donde las personas se capaciten en producción audiovisual, transmitan sus trabajos en el canal y demuestren que a través de la televisión comunitaria sí es posible informar otras realidades. Si desea conocer más sobre este proyecto, puede encontrarlos en el canal de youtube y en la fan page de Facebook como Cimavisión o escribirles a cimavisiontv@gmail.com

Ubicado estratégicamente para no atravesar la ciudad

years

PROYECTO DE COEDUCACIÓN

Calle 81 No. 11 - 71 Barrio El Retiro - Btá - 2578444 Ext: 131 - www.colegionuevogimnasio.edu.co - admisiones@colegionuevogimnasio.edu.co


14

Historias Educación Urbanas

Edición 76 / Junio / año 19

El Antiguo

Country, Corría el año de 1917, cuando varios señores bogotanos decidieron fundar El Country Club de Bogotá. Luego de viajar por Europa y de aficionarse al golf, este grupo de ciudadanos quiso tener un lugar donde practicar el deporte en compañía de sus amigos.

un barrio con nombre de club


Historias Educación Urbanas

Edición 76 / Junio / año 19

Joaquín Samper, Carlos de Vengoechea, Ulpiano de Valenzuela, Manuel de Santamaría y Eusebio Umaña, entre otros, fueron algunos de los que idearon esta iniciativa.

15

Martha Rojas, residente del sector desde hace 58 años, cuenta que “el barrio lo hizo El Banco Central Hipotecario, lo urbanizó y luego lo vendió”. Por su parte, Lionel Bessudo, uno de los vecinos con más antigüedad en la zona, asegura que “muchos ejecutivos del Banco de la República fueron de los primeros habitantes del barrio”.

Alrededor de 1940, luego de su partida para la calle 127, se constituyó una urbanización que recibió el nombre de “Antiguo Country Club”, comprendida entre las calles 82 y 87, y la carrera 15 y el paseo de Los Libertadores (Autopista Norte).

En 1954 la urbanización “era completamente residencial y solo había casas”, comenta doña Graciela de Pacheco, quien ese año compró un lote, y con ayuda de un primo construyó un edificio en la calle 86 con carrera 16. Un poco después, en 1956 se construyó el Carulla de la calle 85 con carrera 15. En ese momento la actual plazoleta era la zona de parqueaderos y alrededor del supermercado había pequeños almacenes.

En un segundo piso, al lado del Carulla, se encontraba uno de los restaurantes italianos más finos de ese entonces: La piazzeta. Sobre la 15, que hasta los años 80 fue de doble vía, estaba la panadería Palace y la pescadería La Red, esta última perteneciente a la familia del actual presidente de la República.

Iglesia Santa Rita. Uno de los íconos del barrio.

Clínica del Country. Fundada a finales de 1962.

Casa considerada uno de los bienes de interés cultural del barrio.

A medida que pasaba el tiempo, el Club crecía y obtenía mayor importancia en la capital. La primera sede estaba ubicada en una pequeña casa de la calle 53, luego se trasladó a la 85 con carrera 15 – donde quedaba la sede y los campos de golf- finalmente a la 127 con carrera 15, donde se encuentra en la actualidad.

En un segundo piso, al lado del Carulla, se encontraba uno de los restaurantes italianos más finos de ese entonces: La piazzeta. Sobre la 15, que hasta los años 80 fue de doble vía, estaba la pescadería La Red, perteneciente a la familia del actual presidente de la República.


16

Historias Educación Urbanas

Edición 76 / Junio / año 19

Era un ícono el teatro Almirante Colón -calle 84 con 16- donde se transmitían las mejores películas de ese tiempo. Al lado del cine, estaba la famosa heladería ‘El chiquito’, sede más pequeña del Cream Helado en la ciudad.

Los personajes Importantes figuras públicas, reconocidas en distintas áreas, habitaron en el barrio Antiguo Country Club. Uno de ellos es el famoso médico Mario Gaitán Yanguas, quien trajo la primera bomba de cobalto a Colombia.

A finales de 1962 un grupo de prestigiosos médicos, liderados por el doctor Camilo Casas Santofimio, fundaron la Clínica del Country, una de las más relevantes de la época junto con Marly y Palermo. En 1982 con la construcción del primer edificio de consultorios de la zona, inició el desarrollo de lo que es hoy el complejo médico más grande del país.

La esquina de la calle 85 con 15 fue punto de encuentro para celebrar importantes acontecimientos. El triunfo de Luz Marina Zuluaga en Miss Universo 1959, el empate con Rusia en el mundial de fútbol en 1962. La emblemática carrera 15 En los años 50 aún no existían los centros comerciales, sin embargo la carrera 15 era una de las calles más comerciales de la ciudad. Lionel y Martha recuerdan los famosos ‘levantes’ de los sábados, que consistían en que los jóvenes se paseaban en carro por la 15, mientras las niñas caminaban con sus amigas. “Ellos nos pitaban, luego nos poníamos a hablar y terminábamos dándoles nuestro número de teléfono”, dice Martha.

La esquina de la calle 85 con 15 también era punto de encuentro para celebrar importantes acontecimientos. El triunfo de Luz Marina Zuluaga en Miss Universo 1958, el empate con Rusia en el mundial de fútbol en 1961, la victoria de algún candidato presidencial y el ‘carnavalito’, antesala del carnaval de Barranquilla, fueron algunos de los eventos en los que esta calle se convirtió en epicentro de la ciudad. Otro de los planes de fin de semana era ir a ver las obras que los artistas colgaban en los árboles del pequeño parque

Igualmente, cuenta Lionel, que jugaba en las calles del barrio y uno de los niños grandes era Rudolf Hommes, ministro de Hacienda del gobierno de César Gaviria, quien en esos años se caracterizaba por usar sandalias, mochila y pelo largo. También vivió en una casa, localizada en la calle 86 con 19, Lorenzo Jaramillo, destacado pintor; y en la carrera 18 el padre de Mauricio de Narváez, piloto de carreras en la década de los 80.

No menos importante fue don Bernardo Merizalde, un vecino pensionado por el Banco de La República, quien con más de 80 años, salía todos los días con su escoba a barrer el parque de la 86 con 15. Primera obra del arquitecto Rogelio Salmona en el país. ubicado en la calle 86 con 15. Y como olvidar el parque El Virrey, más conocido en aquella época como “El caño”, donde los pequeños se daban cita para jugar. Los domingos era común reunirse con los vecinos en la capilla Santa Rita, que con el tiempo creció y se convirtió en la iglesia del barrio, gracias a la colaboración de los vecinos en los bingos y bazares que organizaba Monseñor Ortega para recoger fondos.

Actualmente en la esquina de la calle 86 con calle 16, con un estilo particular, sobresale la casa de una importante funcionaria del gobierno. Este trabajo de investigación se realiza en el marco del proyecto de Fortalecimiento de Medios Comunitarios y Alternativos - Contrato 088 de 2013, suscrito entre el Fondo de Desarrollo Local de Chapinero y Proyectos y Consultorías RC SAS.


Edici贸n 76 / Junio / a帽o 19

Educaci贸n

17


18

Denuncia Ciudadana

Edición 76 / Junio / año 19

s e d r u o L e d a z a s l o P n a d a d u a los ci

Denuncia

preocupa

En la emblemática y tradicional plaza de Lourdes-calle 63 con carrera 13-desde el año pasado, los sábados cada 15 días, múltiples carpas ocupan el espacio con la venta de productos y comidas que se preparan y consumen dentro de este lugar.

Aunque la Secretaría de Desarrollo Económico autorizó la actividad, los miembros de la Asociación de Vecinos Parque Lourdes (Asovelourdes) aseguran que son múltiples los perjuicios que se han generado en la plaza a causa de esta feria.

Basuras, exceso de ruido, inseguridad, contaminación ambiental y visual y daños en el templo, recientemente restaurado, son algunos de los problemas que preocupan a los residentes, pues según afirman la Plaza no está diseñada para este tipo de actividades y en ella se deben realizar eventos culturales. A su vez, los vecinos del sector de Lourdes aseguran que diariamente allí se instalan vendedores ambulantes y habitantes de la calle que disponen del lugar, sin ninguna reglamentación, ocupando así el espacio público. Pero eso no es todo, el parqueo de carros y tránsito de motos al interior de la plaza está afectando, notablemente, la estructura y los adoquines de la misma.

Ante la situación y en busca del mejoramiento de esta plaza, de carácter metropolitano, los miembros de Asovelourdes han manifestado su interés por administrar el espacio en conjunto con las entidades distritales competentes.

“Queremos que la plaza se use de manera adecuada y organizada con una programación cultural amplia. A partir de este proyecto podríamos replicar el modelo en otros sitios en Bogotá”. Fernando Luque, miembro de Asovelourdes.

“Queremos que la plaza se use de manera adecuada y organizada con una programación cultural amplia. A partir de este proyecto podríamos replicar el modelo en otros sitios en Bogotá”, dice el arquitecto Fernando Duque, miembro de la Asociación y además residente del sector hace 30 años.

Próximamente, en el segundo semestre del año, la Alcaldía Local de Chapinero arreglará la plaza (reparación del piso y cambio de las bancas, entre otros.) Sin embargo, para los habitantes es urgente que haya una regulación; de lo contrario los cambios no serían duraderos y volverían al estado actual.


Edición 76 / Junio / año 19

Primer desfile ANDINO de Modas Style El Centro Comercial Andino siempre ha sido el epicentro donde la moda y el buen gusto se vuelven tendencia El pasado jueves 5 de junio se llevó a cabo en el Centro Comercial Andino el primer desfile de modas Andino Style, evento que contó con la presencia de medios de comunicación, celebridades, bloggers de moda, invitados especiales de las marcas participantes y clientes VIP del Centro Comercial. Los asistentes vivieron entre música y luces la presentación de la colección Verano 2014 de las reconocidas marcas Façonnable, PalZileri, Bebe, Women’ Secret, Tania, Aïta Barcelona, Opposite, Clarks, Swatch y Express. La pasarela estuvo marcada por colores vivos, estampados, texturas, diversidad de materiales; carteras, zapatos y accesorios esenciales de esta temporada de verano.

Todo en ANDINO, Donde lo mejor tiene lugar.

Educación Moda

19


20

Educaci贸n

Edici贸n 76 / Junio / a帽o 19

Revista el retiro ed 76  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you