Issuu on Google+

ISSN: 2056-4683

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

PÁG. 2

“Mandela hizo terrorismo; si le hubieran aplicado justicia penal, habría muerto en la cárcel”: Padre De Roux

Inician reparación a víctimas con bienes de narcos

COLUMNISTAS Riesgo ambiental

PÁG. 20 ÁLVARO GUZMÁN BARNEY

El reclamo de las zonas verdes en Cali

PÁG. 20 LUZ ADRIANA BETANCOURTH

Colombia no es competitiva

PÁG. 21 FLORO HERMES

Justicia roída, sociedad podrida

PÁG. 21 GUSTAVO OROZCO

A manera de compensación, porque no hay condiciones para que dos familias regresen a sus tierras, juez ordenó entrega de parcelas en Hacienda La Gloria, predio incautado a exmiembro del Cartel del Norte del Valle. PÁG. 4

La medalla simbólica de Óscar Figueroa PÁG. 13

El muertómetro de Cali

PÁG. 21 LEO QUINTERO

En defensa de la Corte

PÁG. 23 CAMILA ZULUAGA


2

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ENTREVISTA ACTUALIDAD

“Mandela hizo terrorismo; si le hubieran aplicado justicia penal, habría muerto en la cárcel”: Padre De Roux Por Claudia Palacios @Claudiapcnn

El Pueblo. Con todo el poder de la información. Todos los derechos reservados. ISSN 20564683. Año I. www.elpueblo.com.co

Presidente del consejo editorial Héctor Riveros Serrato Jefe de cierre María Clara Navia Saavedra Periodistas Claudia Palacios Jahel Figueroa Juan Camilo Palomar Sebastián Bedoya Vicky Marín Colaboradores Álvaro Guzmán Camila Zuluaga César López Floro H. Gómez Gustavo Orozco Leo Quintero Luz Adriana Betancourth Michel Maya Pablo Uribe Fotografías Hugo Guerra Instituciones Diagramación Andrés Felipe Ballesteros Webmaster Juan Martín Bravo Redes sociales Facebook Fanpage: Elpueblo.com.co Twitter: @elpueblocali Aliados Webnoticias Revista EL CLAVO El Nuevo Liberal CIER Dirección Calle 15 # 37 - 18 Acopi - Yumbo

Para recibir suscripción de cortesía por seis meses, envíanos tus datos (nombre, teléfono y dirección) a suscripciones@ elpueblo.com.co EL PUEBLO es promovido por el Instituto del Pensamiento Liberal para difundir y defender los principios y valores liberales

www.elpueblo.com.co

E

s quizá uno de los colombianos que más conoce las entrañas del conflicto; al tal punto, que al padre Francisco de Roux lo han señalado de beneficiar a la guerrilla. El provincial de los jesuitas explica por qué, contra la opinión de la mayoría de los ciudadanos, cree en la voluntad de paz de las Farc.

se suspenden, se mantengan conversando con equipos técnicos sobre problemas que se discutirán después de elecciones. Pero lo que me parece serio es que el proceso continúe. ¡Qué importa que lo ataquen! Las opiniones del uribismo son muy ideológicas contra la paz y no se van a detener, suspéndanse o no las conversaciones.

Claudia Palacios: ¿Hay que suspender el proceso de paz mientras hay campaña electoral? Padre Francisco De Roux: Soy partidario de no suspenderlo. Justamente, hay que marcar con claridad que lo que se está jugando en La Habana no es la reelección de Santos, ni el freno del uribismo, ni siquiera el futuro de los 10.000 hombres de las Farc, sino que los colombianos y colombianas podamos vivir como seres humanos, que es algo muchísimo más serio. Y a los que nos ha tocado vivir en territorios de guerra y hemos comprendido el dolor de las víctimas y la gravedad de la crisis espiritual de Colombia, nos parece tristísimo que el contorno coyuntural de unas elecciones ponga en riesgo un asunto tan delicado. Claudia Palacios: Pero hay dos escenarios: si los diálogos se suspenden por mucho tiempo, después difícilmente podrán retomarse; pero si no se suspenden, van a recibir muchos ataques que pueden terminar acabándolos. ¿Cómo blindar, entonces, el proceso durante la campaña?

Claudia Palacios: ¿Pero usted cree que no lo van a matar por más dardos que le echen? Padre Francisco De Roux: A mí me gustaría que el presidente se la jugara a fondo  por la paz y que dijera: “Yo le apuesto a la paz, y no me bajo de esa mesa. Me entrego completamente por esta causa y no me importa a qué costo, incluido el riesgo de perder la reelección”.

Padre Francisco De Roux: Yo veo que se han hecho algunas propuestas, como que si

Claudia Palacios: ¿Pero si se la juega toda y pierde la reelección? Nadie más da muestras de que quiera seguir con el proceso... Padre Francisco De Roux: Justamente, creo que la fortaleza del proceso mismo está condicionada por la osadía que tenga el presidente por jugarse todas las cartas en él. Si bien el presidente ha tenido coraje, y ha aceptado el escenario, y ha insistido en que le importa la paz, todavía ha sido demasiado cauteloso, no ha sido lo suficientemente valiente para poner todas las cargas de su decisión hacia que la paz sea posible: asuntos como las ambivalencias con el ministro de Defensa –comprensibles por su sentido gremial militar–, que todo el tiempo bombardea el proceso, la  necesidad de res-

ponder continuamente a la oposición dejando incertidumbre sobre el proceso, o la insistencia en que esto tiene que ser de meses y tiene que estar listo. La paz es mucho más honda. Obviamente, esperaría también esa determinación de parte de las Farc. La opinión pública espera mensajes claros de la guerrilla. Mi impresión es que las Farc hacen apuestas sin comprender la complejidad con la que los colombianos tienen que recibir esas propuestas para hacerlas políticamente viables, socialmente factibles y económicamente sostenibles. Las Farc, dentro y fuera de la mesa, proponen cambios estructurales muy profundos y el equipo de negociación del gobierno se queda en la perplejidad de saber cómo hacer que estas propuestas quepan en la Colombia real, de manera que al comprometernos con ellas el país las acepte y las haga realidad. C. P.: Deme un ejemplo de esas cosas que no son factibles. F. De R.: Las Zonas de Reserva Campesina son una iniciativa apoyada por la Farc, pero pueden llegar a pedir un número de zonas que no es realizable. O pedir zonas en territorios indígenas o afrodescendientes que la sociedad no va a aceptar. Pueden igualmente pedir un número de personas en el parlamento que políticamente no sea posible, independientemente de lo que piensen el presidente o los negociadores del Gobierno. C. P.: Recordaba que el presidente dijo que el proceso iba a ser de meses y no de años. Ya

va un año. Usted que conoce tan bien el conflicto en zonas rurales, ¿cuánto tiempo cree que tendría que durar la negociación? F. De R.: Es muy difícil dar una respuesta así. Pero yo creo que en ese tipo de conversaciones con la gente que ha estado en la lucha armada un proceso toma maduraciones muy largas y, de pronto, se acelera cuando se alcanzan niveles de confianza y de claridad. Yo, francamente, creo que nos puede tomar este año y el otro. Vincent Fizas, de la Escuela de Paz de Barcelona, mostró datos esta semana de cómo el promedio de los 25 procesos de paz más conocidos de los últimos tiempos han tomado 70 meses de conversaciones en la mesa. C. P.: Álvaro Leiva hablaba de hacer un armisticio durante las elecciones. ¿Usted qué piensa? F. De R.: ¿Una especie de una tregua bilateral? A mí me gusta. C. P.: ¿Usted cree que debe ser de parte y parte? F. De R.: Yo creo que debe ser de parte y parte. Yo creo que la razón por la que el Estado no la hace es porque tiene conciencia de su ventaja militar y porque eso es algo que los colombianos están demandando, porque vimos en el pasado que no nos dio resultado para negociar porque las partes violaban los acuerdos luego de haber suspendido la confrontación. Pero creo que es posible encontrar caminos alternativos en los que, suspendidas las confrontaciones, se pueda tener intervención interna-


ENTREVISTA ACTUALIDAD

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

apoyo electoral. Admiro su capacidad de reconciliación y de perdón, su capacidad de ver las cosas buenas de la gente. Es un hombre de gran valor humano, muy  importante hoy para la reconciliación del país.

cional para constatar que se han detenido las agresiones, y se puede tener un aparato de seguridad muy fuerte en información que ayude al Estado a dar cuenta de la seguridad. C. P.: Pero si Santos le dijera sí al armisticio, ahí sí no llega ni al final de este Gobierno. ¿No cree? F. De R.: Sí, si eso significara bajar la capacidad de presencia del Ejército y de los sistemas de inteligencia y de análisis y si no se tuviera una veeduría internacional. Pero esto se pude establecer; es un asunto de apertura e imaginación. C. P.: Los colombianos, cuando los encuestan, muestran que no les gusta el proceso de paz. ¿Qué decirles para que vean el proceso no solo en los términos de la confrontación política del momento, sino por su relevancia histórica y para el futuro del país? F. De R.: Empezaría por hacerles caer en la cuenta de la gravedad de la crisis espiritual en la que está el país. Nosotros hemos llegado a niveles de victimizaciones espantosos. En Colombia, aceptamos que haya falsos positivos para premiar al Ejército por sus logros, que haya chuzadas porque los enemigos pueden estar en cualquier parte, que haya minas antipersona porque no se puede dejar acercar al enemigo, las desmovilizaciones falsas para engañar al enemigo. Vimos pasar las masacres y los secuestros más largos del mundo. La guerra colombiana ha sido bárbara. C. P.: Pero convivimos con eso y no pasa nada... F. De R.: Yo no estoy de acuerdo con la guerra de la Farc, ni con la guerra del ELN, ni con la guerra de los paramilitares, ni con la guerra de este país.  Ahora bien, el colombiano promedio piensa que los comandantes de la guerrilla colombiana guerrean por el dinero, pero cuando usted los conoce encuentra que han tomado las armas como último recurso por el bien de la sociedad colombiana. Uno no está de acuerdo con eso, pero ellos están convencidos, en conciencia, de eso y están dispuestos a dar la vida con tal de que la clase dirigente que tiene el país se quite, con tal de que la gente del Ejército, que defiende ese sistema, muera. Ahí hay una ética guerrillera muy fuerte y con toda tranquilidad lo dicen: que no les importa que los maten con tal de que el enemigo muera. Lo que hace un escenario como el de La Habana es mostrarles a estos hombres que para hacer cambios no hay que matarnos. C. P.: ¿Pero usted cree que ellos no son narcotraficantes? F. De R.: Ellos han utilizado la droga para financiar la guerra y es evidente que les ha hecho daño, pero ellos no están ahí por el negocio del

3

narcotráfico. Uno no está en unas condiciones de guerra tan terribles por una razón tan simple. Un narcotraficante no está dispuesto a morir por sus ideales, mientras que estos muchachos no tienen problema en morir con tal de que prevalezca su causa. C. P.: Pero se han mostrado informes que dicen que ellos poseen grandes fortunas en el exterior... F. De R.: No conozco la veracidad de esos informes. Que tengan dinero afuera es posible, parte de la barbarie de la guerra son los recursos económicos que comprometen. Recursos que podrían dedicarse al ser humano. C. P.: Pero fortunas personales… F. De R.: Eso sí no me consta y ahí si no me atrevo a decir nada. Lo que me consta es que,  querámoslo o no, muchas de esas personas han tomado las armas por razones de conciencia. C. P.: ¿Usted cree que ellos deberían participar en política una vez se firme la paz? F. De R.: Creo que todos los que han estado en la guerra han causado costos que tienen que resarcir y debemos recurrir a la imaginación para cubrir esos costos. No se van a ir toda la vida a la cárcel. Si les exigimos la cárcel, la paz sería imposible en Colombia. Pero hay que encontrar caminos de justicia transicional que debemos tender hacia todos los lados: guerrilla, paramilitares y Ejército. Al joven que está en el monte si usted le explica que ha causado daño al país y que hay que hacer justicia, le puede decir que terminada la guerra puede ser cuidador del campo, convertirse en promotor del desarrollo, protector de humedales, entrenarse para aprovechar su  liderazgo sobre  la gente y servirle. C. P.: Pero eso en mandos medios y bajos. ¿Y para las altas esferas?

F. De R.: No podemos proceder con ellos con la justicia penal colombiana. No podemos.  Si a Mandela le hubiesen aplicado la justicia penal de su país, se habría muerto en la cárcel, porque Mandela hizo terrorismo.Y lo mismo pasa en cualquiera de los procesos en el mundo. C. P.: ¿Usted cree que alguno de los que hay allá en La Habana es un Mandela? F. De R.: Más que eso diría que son hombres que han llegado a La Habana por una salida de paz y quieren dejar la guerra, por eso se han sentado. Aquí pareciera que hay colombianos buenos y un pequeño grupo de malos, pero esto es mucho más complicado. Todos en Colombia somos responsables, en diversos niveles,  de esta barbarie con 250.000 personas muertas por una guerra en la que nunca hemos hecho los cambios de fondo que el país necesita. Somos  responsables, aunque de manera diversa: no es lo mismo quien ha empuñado un fusil como guerrilla, o un militar con falsos positivos, que un juez que ha liberado a un culpable  indebidamente, un presidente que ha debido tomar decisiones, un periodista, o los que tenemos algún liderazgo religioso, los educadores, los empresarios, etc. Siendo todos responsables de una guerra absurda, no podemos llegar a decir que le aplicamos el derecho penal a unos pocos. Parece que no caemos en la cuenta de la responsabilidad colectiva. C. P.: En ese sentido de la responsabilidad colectiva, ¿entonces no debe haber un castigo? F. De R.: No, la justicia transicional sí pide castigo. Solo que hay que encontrar formas de saldar los costos que han sido causados a la sociedad para que sean compatibles con la paz y la reconciliación. C. P.: La sociedad ve castigo como cárcel, pero otros

dirán que el castigo es que no hagan política o que pasen al menos equis número de años en la cárcel. ¿Qué significa castigo? F. De R.: Eso no se puede responder en abstracto, hay que hacerlo con las personas en discusión. Necesitamos que se diga la verdad, que se reconozcan las víctimas y que ellas encuentren tranquilidad. Tienen que establecerse formas de reparación a víctimas que perdieron tierras y casas. Debe haber un tipo de satisfacciones sociales por los daños que se causaron. Pero que  tenga que aplicarse a todos la justicia penal, no. C. P.: ¿Usted votaría por alguno de los guerrilleros que se lance a la política? F. De R.: Pues tocaría ver qué tipo de propuesta traen. C. P.: Pues las propuestas en las que basan la lucha armada que han hecho desde hace años. F. De R.: Lo que uno puede ver hasta ahora es que han cambiado. El discurso de Jacobo Arenas fue la privatización de las empresas del Estado, rechazo a la inversión extranjera, no desarrollo industrial en el campo… eso ya no lo tienen. Las nuevas propuestas son de negociaciones para incorporar la inversión extranjera donde la empresa privada juega y la participación democrática se exige más amplia. Navarro Wolf estuvo en la guerra y hoy en día hace propuestas de avanzada y la gente vota por él; Angelino Garzón fue del comité directivo de la UP, que era el partido de las Farc, y las propuestas que hace son muy importantes para los colombianos. C. P.: Y usted le prologó su libro. ¿Usted votaría por él para alcalde de Cali o para presidente? F. De R.: Soy partidario del voto secreto. Hago el prólogo del libro de Angelino porque tengo una enorme admiración por él y su señora, no por un

C. P.: Volviendo al tema de las responsabilidades colectivas, usted en otros escenarios ha dicho que somos cínicos como colombianos porque no somos conscientes de que todos somos culpables de la guerra en la que estamos. ¿Qué tendríamos que hacer cada uno para involucrarnos en esto de hacer la paz, no solamente con el referendo sino con acciones concretas? F. De R.: Lo primero, es que nos demos cuenta que este país debemos construirlo entre todos pero que para que eso pase todos debemos cambiar, debemos ser capaces de perdonarnos. El perdón va más allá de lo legal y de la memoria.  C. P.: ¿Pero quienes no hemos sido víctimas directas qué hacemos para contribuir a la paz? Si el problema es la inequidad, tendríamos que compartir el salario, dejar de comprar ciertos artículos, ¿qué? F. De R.: Otro elemento importante para la paz son los cambios estructurales: que haya tierra para los campesinos, que haya trabajo y salud para todos, que se disminuya la diferencia de ingresos, etc. Tiene que ver con la capacidad de recibir muchachos exguerrilleros y exparamilitares, con dar espacio a los campesinos para la producción de alimentos, con la apertura de la participación política, con el reconocimiento de las minorías, con desarrollar el capital humano en educación de calidad en los barrios pobres de las grandes ciudades, con el sentido de compasión y de solidaridad con la gente en la calle. Yo veo mucha más disposición en gente que ha sufrido la guerra directamente que en los que no.  C. P.: Ya que da el ejemplo de las tierras, le pregunto sobre las de la Orinoquía. ¿Tienen que devolverlas las empresas que las compraron aparentemente de manera ilegal? F. De R.: Habrá que encontrar una salida jurídica para eso. Soy una persona completamente convencida de la capacidad de los campesinos en desarrollarse si tienen  carreteras, acompañamiento técnico y tierra. Lo pueden hacer en todos los productos tropicales permanentes y en la ganadería intensiva. Desde mi experiencia, las fincas campesinas de cultivos tropicales permanentes mostraron igual o mayor productividad que las grandes haciendas. Se trata de combinar los desarrollos campesinos con los desarrollos empresariales.


4

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

INFORME ESPECIAL

Inician reparación a víctimas con bienes de narcos

Unidad de Restitución de Tierras – Valle del Cauca

A manera de compensación, porque no hay condiciones para que dos familias regresen a sus tierras, juez ordenó entrega de parcelas en hacienda incautada a exmiembro del Cartel del Norte del Valle. el corregimiento de Salónica, en Riofrío. Eso fue en 1991, y desde entonces se dedicó a sembrar café, plátano, yuca, mora y lulo. “De todo tenía en la finca”, recuerda con nostalgia.

En alianza con verdadabierta.com

L

a hacienda La Gloria, que en el pasado fue símbolo del poder del narcotraficante Héctor Mario Urdinola, alias El Zarco, se convirtió en el futuro de dos familias víctimas del conflicto armado en Valle del Cauca, cuando la Unidad de Restitución de Tierras les entregó los títulos que los acreditan como nuevos propietarios. La entrega del predio, ubicado en la vereda Cascajal, a 20 minutos de la ciudad y con una extensión de 30 hectáreas, sienta un precedente para futuras reparaciones y restituciones de tierras. Las dos familias beneficiadas abandonaron sus fincas huyendo de la violencia generada por paramilitares y guerrilleros en zona rural de Cali y Riofrío. Para repararlas, el Juzgado Especializado en Restitución de Tierras de Buga determinó, inicialmente, que debían volver a sus sitios de origen, pero como no cumplían las condiciones necesarias para el retorno –uno tiene riesgos de seguridad por las condiciones del terreno y el otro está ubicado en una Zona de Reserva Forestal–, ordenó que se les asignara un terreno de la misma extensión en otro sitio que las víctimas aceptaran.  Esta vía de reparación se abrió paso el 9 de agosto pasado, cuando el Consejo Nacional

Su tranquila vida como agricultor se truncó años más tarde, cuando por las escarpadas montañas de Salónica empezaron a desfilar diferentes grupos armados ilegales. Veinte años después, Rodolfo todavía tiene miedo y no se atreve a decir cuáles grupos y qué actos hicieron para que se viera obligado a dejar todo lo que construyó con paciencia y esfuerzo.

La Hacienda La Gloria está ubicada en el corregimiento El Hormiguero, en la vereda Cascajal, en la vía Cali-Jamundí. Foto: Carlos Alberto Arango, Google Maps

de Estupefacientes le entregó cuatro bienes a la Unidad de Restitución de Tierras para que con ellos se compensaran a los reclamantes de tierras que no pueden volver a sus parcelas. La Hacienda La Gloria es uno de esos predios, junto con otros en Aguachica, Cesar; La Ceja, Antioquia; y Ambalá, Tolima. Con futuras sentencias, otras familias serán compensadas en La Gloria, hasta que sean ocupadas sus 30 hectáreas. Sobre este predio, hay que aclarar que es diferente a la tradicional y recreacional Hacienda La Gloria. Si bien queda detrás del sitio turístico, el predio que le extinguieron a El Zarco es diferente. Sergio Ro-

dríguez, director territorial de la Unidad de Tierras, explicó que anteriormente ese sector se conocía como La Gran Hacienda La Gloria, “pero jurídica y catastralmente ambos predios son diferentes” y el que se les entregó a las víctimas “se identifica como La Gloria Lote 3”. Además de las dos familias que fueron compensadas con tierra en La Gloria, otras 35 que se desplazaron por la violencia vivida en los municipios de Trujillo, Riofrío, Bolívar, Tuluá y Cali también recibieron los títulos de sus predios y la posibilidad de acceder a subsidios de vivienda y proyectos productivos, como lo ordenan sus respectivas sentencias.

En el departamento de Valle del Cauca se han registrado 1.700 solicitudes de restitución de tierras, que equivalen a alrededor de 40.000 hectáreas. De ese total, 500 solicitudes están surtiendo trámite en los estrados judiciales y 47 familias ya recibieron una sentencia a favor. Con ese resultado, en el Valle se han restituido 1.500 hectáreas.  

La historia del primer ‘compensado’

Con los ahorros de seis años, producto de administrar una finca en Riofrío y criar marranos, Rodolfo* reunió el dinero suficiente para comprarle tres hectáreas a un amigo en

Al ser consultado sobre el tema, con risa nerviosa y mirando para todos los lados, contestó apresuradamente: “Por ahí hubo cosas así y le tocó a uno retirarse… Pasaban muchos grupos armados; subía uno, bajaba el otro; uno preguntaba una cosa, y el otro grupo otra”. Por esa situación varios de sus amigos y sus vecinos abandonaron el sector. Esa zozobra le produjo una crisis nerviosa a su esposa, que los llevó finalmente a abandonar la finca. Rodolfo y su familia se instalaron en otra vereda y se dedicaron a jornalear. Pero la nostalgia le pudo y años más tarde, sin recordar la fecha, volvió solo a su finca, para trabajarla. La encontró en buen estado y la cultivó hasta que la madre naturaleza lo sacó con una avalancha que se comió parte de ella. Desde ese día trabajó en diferentes sitios de Riofrío,


INFORME ESPECIAL

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

5

Hay que aclarar las tierras entregadas son diferentes a la tradicional y recreacional Hacienda La Gloria: el predio que le extinguieron a El Zarco queda detrás del sitio turístico. Foto: Página de Facebook de Hacienda La Gloria

hasta que un amigo lo animó para que acudiera al programa de Restitución de Tierras y denunciara su caso. El trámite iniciado con la denuncia concluyó gratamente el pasado 20 de agosto, cuando el Juzgado Tercero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Buga dictó sentencia a su favor. Sin embargo, el juez determinó que era imposible hacer la restitución del predio y su consecuente retorno, entre otras razones porque el inmueble estaba en una zona de alto riesgo o amenaza de inundación, derrumbe u otra amenaza natural. Como consecuencia, ordenó la compensación con la adjudicación de un terreno de similares características al que adquirió hace más de dos décadas.   

Los procesos de Compensación Cabe destacar que el Fondo de la Unidad de Restitución de Tierras se encarga del proceso de compensación para las personas a las que no se les puede entregar la tierra que solicitaron en restitución por diferentes razones: ya sea por condiciones ambientales que no permitan su habitabilidad; por la no garantía de condiciones de seguridad en la zona donde se ubica el predio reclamado, lo que no permite el retorno; o porque el predio ya le ha sido restituido a otra víctima. Según el Ministerio de Agricultura, la compensación se realiza cuando el terreno que se va a entregar  cumple con unas condiciones ambientales similares o mejores que las del predio solicitado, y es aprobado por el beneficiario de restitución. Después de aprobado se suscribe un documento de compensación, se solicita al Consejo Nacional de Estupefacientes la asignación definitiva del predio y se realiza su entrega material.

La otra familia que fue compensada con una parcela en La Gloria no pudo asistir a la jornada en la que el Ministerio de Agricultura y la Unidad de Restitución de Tierras hicieron la entrega de los títulos de propiedad a las 37 víctimas que fueron reparadas. Su predio se encuentra en una Zona de Reserva Forestal.  Por su parte, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rubén Darío Lizarralde, destacó las condiciones de los predios entregados e invitó a la comunidad a explotarlos de manera efectiva y productiva. “Para el Valle del Cauca, esta oportunidad es significativa porque se están entregando terrenos que pertenecieron a narcotraficantes; narcotráfico que significó la postración de las ciudades del departamento del Valle. Hoy estamos reivindicando al nuevo Valle del Cauca. Esta oportunidad que ustedes tiene hoy es única y esta tierra es única; esta tierra está esperando una acción inteligente de parte de ustedes”.

La semana pasada Rodolfo viajó con una comisión de la Unidad de Restitución de Tierras a La Gloria y la escogió como el sitio en el que quería reconstruir su vida y la de su familia. “Me fue muy excelente. La vida va a cambiar mucho porque ahora voy a vivir en el plan y no en lo alto de la montaña. Antes tenía que coger tres horas de camino a caballo para conseguir algo, ahora solo es coger un carro o una moto”, exclamó, mientras contemplaba su nuevo hogar.  En ese momento la risa de Rodolfo era de felicidad y no de miedo, como cuando habla de la época en la que se desplazó. Pero esa sensación volvió a recorrer su cuerpo, al recordar que parte de la finca en la que iba a vivir perteneció a

un narcotraficante. El director del Fondo de la Unidad de Restitución de Tierras, Giovanni Pérez Ceballos, explicó que las Fuerzas Armadas tienen la obligación de garantizar la seguridad de esas familias y que se comprometieron a hacer rondas de vigilancia diarias. Además, recalcó que la zona es muy tranquila y se encuentra a 15 minutos de Cali. 

Por primera vez en Colombia, a víctimas del despojo y el abandono forzado de tierras se les entregaron en compensación predios que fueron del narcotráfico. Foto: Unidad de Restitución de Tierras – Valle del Cauca

* Nombre cambiado por petición de la víctima


6

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

EDUCACIÓN MI CIUDAD ACTUALIDAD

Cali y el cine: un romance eterno E

l cierre de reconocidas salas de cine en los años noventa hizo por un momento pensar a los caleños que el gusto por el séptimo arte en la ciudad estaba muriendo como una de las primeras formas de entretenimiento, eso sin contar con el cierre, mucho antes, de teatros como el Aristi. Para ese entonces, salas de cine que habían tenido sus puertas abiertas durante muchos años, como el teatro Calima, el Bolívar, el México, los Cinemas, entre otros, dejaban de existir y se convertían en locales abandonados u ocupados para otros fines. Sin embargo no fue así, ese gusto no murió y las salas se trasladaron a centros comerciales en su gran mayoría: ya no era una sola sala en un solo lugar, sino que se instauraron las salas múltiples. Hoy en día son cerca de 50 las salas de cine distribuidas por toda la ciudad, cómodas, y con una amplia variedad en sus precios (según los tipos de sala, los días de promociones…) y con carteleras para todos los gustos, lo que garantiza una asistencia totalmente exitosa que a su vez demuestra que el cine para los caleños podría ser la principal forma de entretenimiento. La capital vallecaucana es conocida por ser la capital de la salsa, la actividad nocturna es predominante, solo que a la hora de pensar en diversión familiar, Cali prefiere ir a cine.

El gusto de Cali por el cine es histórico

Hacia los años setenta, Cali era el semillero por excelencia de actores, directores y productores de cine de gran reconocimiento a nivel nacional, formados en la Universidad del Valle o quizás en otras del país pero que llegaron a Cali a explorar una nueva forma, considerada especial, para hacer cine. Carlos Mayolo, Andrés Caicedo y, en sus inicios, Luis Ospina, entre otros, harían parte del movimiento Caliwood, que revolucionó el cine en Colombia con producciones que marcaron una parte importante de la historia del séptimo arte a nivel nacional: un cine irreverente que para los caleños marcó a las generaciones de la época, que a su turno vez dejaron la misma herencia en las actuales. Los caleños de aquel entonces recuerdan que Andrés Caicedo fundó Ciudad Solar y el Cineclub de Cali a comienzos de los años setenta; y que Mayolo comenzó cuando con cámara prestada dio sus

Conocedores del proceso del cine en Cali aún no tienen claro si fue la ciudad la que atrajo al séptimo arte o viceversa, lo que sí han logrado definir es la afinidad entre la Sultana del Valle y esta forma de entretenimiento, en todos sus aspectos: producción, proyección y visitas. Algunos incluso aseguran que Caliwood sigue vivo, solo que transformado.

La fiebre del cine no solo les daba a quienes querían dedicarse a la producción, sino a los espectadores; sobre todo a ellos deferente ante las propuestas, lo observe, y luego lo critique, lo acepte o lo rechace.

Esta era la presentación del Festival de Cineclub de Cali, fundado por Andrés Caicedo en los años setenta

primeros pasos en la realización de cine local. Una de las principales anécdotas que se recuerdan en la historia del reconocido director es la sufrida filmación de los Juegos Panamericanos de 1971, cuya sede fue la capital del Valle del Cauca. Sin una agenda estricta sobre qué filmar, Mayolo y Ospina empezaron por donde cualquiera hubiese empezado: por los estadios, el público y los deportistas. Cuenta Mayolo en su libro La historia de mi cine y mi televisión que la seguridad de los juegos les prohibió filmar porque no estaban debidamente  carnetizados, lo que hizo que tuvieran que ver los juegos como la mayoría de habitantes de la ciudad: por televisión y desde afuera. El inconveniente se convirtió en una oportunidad para hacer un cine propio de los caleños, el que mostrara la Cali que no mostraron los organizadores de los juegos, la Cali excluida. Se hizo el documental Oiga, vea, proyectado en 1971. En la cinta, Ospina y Mayolo les preguntan a los caleños de a pie sobre la enorme inversión que se hizo para el evento. Las respuestas y las reacciones de

Hacia los años setenta, Cali era el semillero por excelencia de actores, directores y productores de cine de gran reconocimiento a nivel nacional la gente permiten dilucidar el propósito del filme, que no fue otro que mostrar la marginalidad tanto desde el punto de vista de los cineastas, como del de la Cali excluida del evento más importante realizado hasta ese entonces. Pero, en esa época, la fiebre del cine no solo les daba a quienes querían dedicarse a la producción, sino a los espectadores; sobre todo a ellos. Así, de una forma muy particular, el cine ha marcado la vida de los caleños desde hace mucho tiempo: las historias de ami-

gos, de amores, de desamores están estrechamente relacionadas con una sala, una película, un actor. EL PUEBLO habló con Luis Ospina, actor, realizador y director caleño, acerca del enorme gusto de Cali por esta manifestación artística. Ospina no logra descifrar a qué se debe exactamente tanta empatía de una ciudad como Cali, conocida como ciudad “rumbera”, con un género artístico como el cine; sin embargo, cree que es toda la influencia multicultural de años atrás lo que ha dejado un legado importante en la cultura caleña y le permite tener un gusto por el cine, y buen gusto. Ospina resalta que Cali ha sido la primera ciudad en varios de los pasos importantes que ha dado el cine nacional no solo en contenidos, sino también en tecnología, lo que se traduce en una impresionante destreza de los caleños para todo lo audiovisual. La inquietud para hacer nuevas cosas, para transformar lo cotidiano en algo fantástico, hace que igualmente a la hora de ser espectador, el caleño sienta mucho gusto por el cine, sea

Precisamente, a la receptividad del caleño –tanto para hacer cine como para verlo– es quele atribuyen las generaciones de buenos productores de los últimos años, sobre todo a partir del 2007, cuando se habló de una segunda generación del Caliwood. Solo para el siguiente año (2008) se estrenaron cinco largometrajes y nombres como los de Carlos Moreno, Diego Ramírez, Carlos Palau, Óscar Ruiz y otros sonaron por sus producciones de características –calificadas de exquisitas– como el guion y la fotografía. Otro aspecto muy favorable de la producción caleña ha sido el espacio que han usado en sus metrajes, al que han podido darle diferentes matices de múltiples temáticas por medio de la creatividad. Es verdad que el cine de Cali no ha dejado a un lado el tema del narcotráfico, lo que siempre hace pensar que fuera lo único que hay para contar en una ciudad como Cali; sin embargo, se las ingenian para argumentar de formas diferentes.

Cali y sus primicias en el cine

Los pasos importantes del proceso del cine en Colombia, de los que Cali ha sido testigo directo por ser la ciudad donde por primera vez se han dado esta clase de manifestaciones: El primer largometraje, en el año 1921, se realizó en Cali y en municipios cercanos: María, basada en el libro del escritor Jorge Isaacs. La primera película sonora se llamó Flores del Valle y se realizó en 1941, duraba 69 minutos. El primer


EDUCACIÓN MI CIUDAD

Para ese entonces, salas de cine que habían tenido sus puertas abiertas durante muchos años, como el teatro Calima, el Bolívar, el México, los Cinemas, entre otros, dejaban de existir y se convertían en locales abandonados u ocupados para otros fines.

Esta semana se hará el lanzamiento de la Quinta Versión del Festival Internacional de Cine de Cali. Foto: Secretaría de Cultura y Turismo

largo a color fue La bran obsesión, rodado en Cali y en poblaciones de Valle del Cauca en 1954 y fue estrenado, en la misma ciudad, al año siguiente. Lo dirigió Guillermo Ribón Alba y la producción corrió por cuenta de Tito Mario Sandoval Llanos, quienes se asociaron en la Dawn Bowyer Films de Colombia, que en español se podría traducir como “Arquero del Alba Filmes de Colombia”, nombre extraño para una empresa que terminó produciendo un único filme; eso sí, a color. Este año, Cali fue la primera ciudad a nivel nacional que contó con una sala de cine con tecnología 4DX. La empresa Cinépolis invirtió dos millones de dólares para traer en agosto la última tecnología en la producción Mi villano favorito, y fue vista casi “en vivo” por los espectadores. Si en Cali los amantes del cine pensaron que ya había bastante comodidad, era porque no contaban con los 190 olores, más los aspersores de agua y las sillas con movimientos de vibración, que hacen que la experiencia sea lo más parecido a la realidad. El precio de una boleta en esta exclusiva sala de cine puede costar entre $21.000 y $27.000.

7

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Del 31 de octubre al 4 de noviembre se lleva a cabo en Cali la quinta versión del Festival Internacional de Cine de Cali, cuyo eslogan es “La sucursal del cine”. Durante el evento se proyectarán más de 200 películas nacionales e internacionales, todas de cine independiente, se contará con una sección de competencia en la que concursan ocho largometrajes internacionales; otra en la que se enfrentan ocho producciones nacionales; y la última, que se hará para cortos internacionales. El premio que se entrega a las películas ganadoras es el premio La María, en honor, según sus organizadores, a la primera película realizada en Cali.

Esta era la fachada del teatro Calima, uno de los más frecuentados por los caleños en los años ochenta y noventa. Hoy funciona como sede de una congregación religiosa

La descentralización del festival es precisamente una de sus principales características; de acuerdo con la programación, se llevarán a cabo actividades en las predomina la proyección de películas en sitios estratégicos para los caleños como La loma de la Cruz, Siloé, el Distrito de Aguablanca. El propósito

principal será vincular a la comunidad al evento. Según su director, Luis Ospina, “el Festival Internacional de Cine de Cali se diferencia de los otros setenta festivales de este orden que se hacen en Colombia en que le apuesta al cine independiente tanto nacional como internacional, es una apuesta al cine arriesgado, al que no se puede ver por vías comerciales. “Lo hemos catalogado como la posibilidad de hacer visible lo invisible”, añade, y concluye diciendo que “en Cali hay mucho talento local que debe ver las propuestas del mundo, salir de lo tradicional, lo cual en la actualidad está estrechamente vinculado a las nuevas tecnologías, que se ponen al servicio del cine para lograr impresionantes trabajos como el videoarte, la animación 3D…”. El evento es organizado por la Secretaría de Cultura de Cali con el apoyo de instituciones como la Alianza Francesa, de empresas privadas y la academia.

En Cali hay unas 50 salas de cine, ubicadas la mayoría en centros comerciales, sin contar salas de cine independiente y cineclubes


8

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

MIS EDUCACIÓN DERECHOS ACTUALIDAD

Los acuerdos históricos entre indígenas y el gobierno de Santos A pesar de que se conocen los 30 acuerdos entre indígenas y el gobierno nacional, poco se ha profundizado sobre las dificultades que podrían tener a la hora de su implementación.

A ritmo de tambora, el ministro Iragorri firmó esta semana 30 acuerdos con las comunidades indígenas de Colombia

Por Edinson Bolaños y Andrés Córdoba En alianza con El Nuevo Liberal Esta semana, el gobierno de Juan Manuel Santos, a través del ministro del Interior, Aurelio Iragorri Valencia, logró conjurar la minga nacional indígena que durante los primeros días tuvo como protagonista las vías de hecho. Y fue un logro para el Gobierno evitar que la Panamericana y otras carreteras del país fueran bloqueadas durante varios días, como sucedió en el pasado Paro Nacional Agrario y en el Paro Cafetero, ya que está en juego la imagen de Santos, pues para nadie es un secreto que aspirará a un nuevo periodo en la Presidencia de la República. Esa pretensión solo se evidenció al final de la minga, cuando el ministro en el resguardo de La María, Piendamó, no solo coreó la consigna de la guardia indígena “Guardia, Guardia. Fuerza, Fuerza”, sino que la acomodó a su gusto e hizo que varios indígenas corearan “Santos, Santos”. Pero alejados de ese contexto político que pudo tener la negociación, lo que sí quedó

claro, es que Iragorri Valencia ratificó que es el apaga incendios del gobierno de Juan Manuel Santos. Hizo todo lo que estuvo a su alcance para calmar los ánimos y de esta manera apaciguar la crisis que se avecinaba. Firmó un documento de 30 acuerdos, contenidos en cinco puntos, que se espera en los próximos días sean ratificados por el primer mandatario de los colombianos. A pesar de que esos acuerdos son públicos, poco se han analizado en el Cauca y en el país. Esto, teniendo en cuenta de que se habla de temas que ellos clasificaron en cinco puntos: territorio, autonomía política, jurídica y administrativa; política minero-energética; Derechos Humanos, conflicto armado y paz; y política agraria. Y los cuales también tocan a las comunidades campesinas y afrodescendientes, con quienes históricamente ha existido un conflicto interétnico que no se debería repetir en la historia del país. Consultamos un abogado conocedor de la jurisdicción indígena sobre algunos acuerdos que podrían ser trascendentales a la hora de su aplicación, pues, como lo afirmó el mismo ministro del Interior, “la im-

plementación de los acuerdos es más difícil que la redacción de los mismos”.

Acuerdo número uno

El primer punto que se redacta en los acuerdos es en materia del territorio. El gobierno nacional se compromete con las comunidades indígenas a modificar el Decreto 1987 de 2013, artículo 7.°, en el que se deje claro que los Consejos Municipales de Desarrollo Rural no tienen competencia en los procedimientos de adquisición, ampliación y saneamiento de territorios de los pueblos indígenas. La interpretación que le hace un jurista que consultamos sobre este acuerdo es que de modificarse dicho decreto, los propietarios de tierras de cualquier municipio de Colombia podrán vender libremente sus terrenos directamente al Incoder o a las comunidades indígenas, para que constituyan sus resguardos sin que haya un visto bueno o restricción de ese Consejo Municipal de Desarrollo Rural. “Los consejos territoriales estaban en el deber de conceptuar respecto a la venta

de esos bienes para efectos de cumplirle los acuerdos a las comunidades indígenas, pero cada vez que había una propuesta para adquirir tierras en determinado municipio, con la experiencia que ya tienen los alcaldes, ese Consejo decía que no, por eso los indígenas estaban frenados para adquirir predios en municipios vecinos a los resguardos o territorios indígenas que hay en departamentos como el Cauca”, puntualizó el abogado.

Acuerdo número tres

En este acuerdo, el gobierno nacional se comprometió en un plazo no mayor de seis meses a concretar y expedir un decreto reglamentario de la Ley 21 de 1991, con el cual se establecerá la protección de los Territorios Ancestrales Indígenas, fundamentados en la jurisprudencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Esto implica, según el jurista consultado, que las comunidades indígenas protegerán el subsuelo, ya que al ser reconocidos sus territorios como de origen colonial, quedarían blindados en el marco de la Constitución Política de Colombia, que se creó mucho tiempo después de que la Co-

rona española les entregara varios de esos territorios a los indígenas. Para el abogado, este acuerdo se complementa con el dos, en el cual proponen modificar el Secreto 1465 de 2013, que igualmente pretende defender la territorialidad de los pueblos indígenas, “su existencia histórica y la de sus ancestros”. El apartado que se incluiría en este decreto deberá establecer la existencia legal de los resguardos o la vigencia de los títulos que las comunidades aleguen a su favor, “y recaerá respecto de los predios o territorios donde estuvieren establecidos, individual o colectivamente o los que hubieran recibido a cualquier título el Incora (actual Incoder) o de otras personas naturales, jurídicas o privadas”. Una medida acertada, pues el Incoder les ha ido anulando los títulos de origen Colonial a los pueblos indígenas. “Un título histórico del rey de España que delimita el territorio de una comunidad indígena era desconocido legalmente por el Incoder. En ese sentido, al desconocer legalmente los títulos, los indígenas carecían


MIS EDUCACIÓN DERECHOS

9

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

de territorios, pues ahora son delimitados y otorgados por el instituto de desarrollo rural”, acotó el jurista. Ahora bien, al hablar de la forma en la que el Gobierno cumplirá estos dos acuerdos, el análisis jurídico que se hace es que el Ejecutivo expedirá un decreto reglamentario, pero lo que quedaría en duda es su fuerza de cumplimiento.

Acuerdo número ocho

Enmarcado en la “Autonomía política, jurídica y administrativa”, el acuerdo ocho establece la voluntad política del gobierno nacional para poner en funcionamiento los Territorios Indígenas. Esto, según lo acordado entre los nativos y el Gobierno, se hará a través de la expedición de un decreto que podrá ser de origen Constitucional “con fundamento en el Artículo 56 transitorio de la Constitución Política de Colombia”. El decreto establecería las disposiciones normativas, relativas al funcionamiento de los Territorios Indígenas: sus autoridades y gobierno propio, respecto a los sistemas de educación, salud, intercultural y de participación. El decreto también contendría los mecanismos, procedimientos e instancias necesarias para que de manera gradual se permita la implementación y funcionamiento de los sistemas. Sin embargo, para el analista, expedir un decreto de origen constitucional sería inexequible. “El Gobierno no puede mediante un decreto crear los Territorios Indígenas. De ahí que eso puede ser derogado por la Corte Constitucional. Se necesita la expedición de una ley estatutaria de ordenamiento territorial, y quien está encargado de hacerlo es el Congreso de la República”, dijo el abogado. Para él, una ley estatutaria sería lo ideal para tratar este tipo de temas. Asegura, además, que con la disposición acordada, el Gobierno estaría ‘mamando gallo’, pues si por un lado se establece el decreto, por el otro lo podría demandar para que la misma Corte Constitucional declare su inviabilidad. A esto, el abogado agregó que el gobierno nacional no está facultado para crear entes territoriales, pues es algo similar a un municipio. “Podrá crear entidades administrativas, como Bienestar Familiar, el Seguro Social, pero no un ente político como lo es una entidad territorial indígena. Serían entidades territoriales de tercera clase, creado por un decreto”, concluyó el jurista.

Acuerdo número 16

En este punto el gobierno nacional, a través del Minis-

El ministro de Gobierno logró conjurar la crisis indígena en Colombia, pero dejó varias dudas frente a la implementación de algunos de los acuerdos

terio del Interior y la Unidad Nacional de Protección, se compromete a realizar las acciones necesarias para fortalecer la Guardia Indígena y otras estructuras propias de protección, control social y territorial, en el marco de los Territorios Indígenas, de acuerdo con la estructura interna de cada pueblo indígena del país Este punto, para el analista, podría ser contraproducente, pues asegura que las comunidades indígenas al recibir grandes sumas de dinero por parte del Gobierno, adicional a los recursos que pueden obtener por cooperación internacional, esto podría contribuir para que en la organización los intereses burocráticos tomen cada vez más fuerza “y en la medida en que internamente no puedan resolver esas contradicciones, va a venir el uso de la Guardia Indígena, y eso será un problema”. Así las cosas, el documento que esta semana firmó el Gobierno con las comunidades indígenas de Colombia mitigó una crisis que se veía venir en las carreteras del país; sin embargo, dejó un problema mayor para las dos partes: para el Gobierno, porque se le dificultará cumplir con algunos acuerdos que deberán pasar por el Congreso y ser avalados

El ministro del interior firmó el acuerdo con los indígenas asegurando que fue un hecho histórico para estas comunidades

por una ley de la república; y para las comunidades indígenas, porque a pesar de que lograron un dinero adicional para la compra de tierras y de que se les quite la talanquera para adquirir predios y constituir sus resguardos en cualquier parte del país, también queda en el ambiente que se podría agudizar el histórico conflicto interétnico que por años ha marcado a departamentos como el Cauca.

En los próximos días el presidente Santos formalizará los acuerdos imprimiendo su firma en el documento


10

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

INTERNACIONAL EDUCACIÓN ACTUALIDAD

INTERNACIONAL

Más del 90 % de la población europea respira aire contaminado

En alianza con nuevatribuna.es

M

ás del 90 % de la población de 38 países europeos vive en lugares que rebasan los límites de contaminación del aire que marca la Organización Mundial de la Salud, OMS. Así  lo afirma el último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente, AEMA, publicado el pasado 15 de octubre, en el que se analizan datos desde 2002 a 2011. La confederación española Ecologistas en Acción considera muy preocupante la información revelada y califica de inaceptable que el Gobierno español esté apostando por debilitar la calidad del aire en las negociaciones europeas, como denunció en una carta enviada al Ministerio de Industria. Los datos presentados por la AEMA son plenamente consistentes con los informes anuales que viene haciendo

públicos Ecologistas en Acción. De hecho, la agencia emplea ahora la misma metodología que utiliza la organización ecologista desde hace años, al tomar como referencia los límites legales en la Unión Europea y también las recomendaciones de la OMS.

para cada uno de estos contaminantes.

Entre las principales conclusiones del informe de la AEMA, destacan:

Ecologistas en Acción considera que el Estado español tiene una responsabilidad importante en la mala calidad del aire europeo. Como el informe destaca, buena parte de los problemas de contaminación en Europa tienen un origen transfronterizo. Por ejemplo, el 50 % de las PM2,5 provienen de otros lugares. Una forma de luchar contra esta exportación de contaminación sería endurecer las exigencias de la Directiva de Techos de Emisión, directiva del Parlamento europeo. España es una gran incumplidora de estos techos.

-Los contaminantes más problemáticos para la salud de la población europea son las partículas en suspensión (especialmente las más finas, de menos de 2,5 micras, PM2,5) y el ozono troposférico. - Más de un 90 % de la población vive en lugares donde se superan los límites recomendados por la OMS para estos contaminantes. Por su parte, en lugares donde vive un 25 % de la población los límites legales (más laxos que las recomendaciones de la OMS) se rebasan

-Algunos de estos contaminantes, como el ozono, provocan también importantes problemas en la vegetación o disminuyen el rendimiento de los cultivos.

Además, la organización ecologista considera inacep-

table que el Gobierno español esté apostando por debilitar la calidad del aire en las negociaciones europeas. Actualmente, ese es el caso para los estándares de emisión de partículas provenientes de calderas y estufas, una de las principales fuentes de emisión en Europa, donde el Gobierno español propone rebajar los límites propuestos por la Comisión europea. Ecologistas en Acción ha enviado una carta al ministro de Industria protestando por esta situación. Para este movimiento ecologistas, la situación que describe el informe de la AEMA es muy preocupante. Con frecuencia se citan los estudios que hablan de más de 400.000 muertes prematuras al año en los países europeos por la mala calidad del aire. Algunos trabajos dicen que en España hay unas 35.900 muertes prematuras solo por culpa de las partículas más finas.

Por otro lado, conviene recordar que a pesar de que se sabe de que las PM2,5 son el contaminante más peligroso, todavía no hay un límite legal en Europa específico para ellas: el límite de 25 microgramos por metro cúbico solo será obligatorio en 2015, y quizá se rebaje a 20 microgramos en 2020 (pendiente de revisión). Y eso que la OMS recomienda no superar los 10 microgramos, y en lugares como EE. UU. el límite se fija en 15 microgramos, lo que denota la poca ambición de la Comisión europea ante las repercusiones sobre la salud de la mala calidad del aire. Además, este problema de salud pública tiene un fuerte componente económico. La atención sanitaria a estos problemas de contaminación nos cuesta entre 23.000 y 69.000 millones de euros cada año, sin tener en cuenta otro tipo de costes como los daños a los ecosistemas y a los cultivos.


INTERNACIONAL EDUCACIÓN

11

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

En Guatemala, la anulación de la sentencia contra el dictador Ríos Montt fue declarada ilegal

Juan Francisco Soto en la recogida del Premio Silver Rose del Parlamento Europeo. Foto: Solidar, plataforma europea que convoca a los premios

En alianza con nuevatribuna.es

E

l pasado 16 de octubre, el Parlamento Europeo otorgó el Premio Silver Rose a la organización guatemalteca Centro de Acción Legal por los Derechos Humanos (CALDH), por su importante labor en la defensa de los derechos de la comunidad ixil durante el conflicto armado que destruyó a Guatemala durante 36 años, entre 1960 y 1996. Dicha organización fue la impulsora de la querella contra el exdictador guatemalteco, José Efraín Ríos Monttque. En una sentencia histórica fue condenado en mayo de 2013 a 80 años de prisión por genocidio y delitos de lesa humanidad por la muerte de 1.771 indígenas ixiles. Lamentablemente, la sentencia quedó anulada días después por la Corte de Constitucionalidad de Guatemala, que alegaba motivos de procedimiento. “Para nosotros, la anulación de la sentencia es totalmente ilegal; de hecho, son tres votos contra dos, y los dos votos disidentes revelan claramente que es una ilegalidad que están cometiendo los tres magistrados al anular dicha resolución”, manifestó el director de CALDH, el jurista  José Francisco Soto, después de haber pasado por Bruselas para recoger el Premio Silver Rose.

Tuvo que pasar más de una década para que las víctimas en Guatemala fueran resarcidas, pero el triunfo fue efímero ya que la sentencia fue anulada en cuestión de días por el máximo órgano jurisdiccional de ese país. Sin embargo, a juicio de Soto, la resolución es histórica: “Se dio un paso muy importante hacia el fortalecimiento de la justicia en el caso de genocidio. [Y aunque] lamentablemente la Corte retrocede en ese paso, es un hecho demostrado que este retroceso se da por sectores del sector tradicional guatemalteco”. El abogado acusa a parte del sector militar y también económico de propiciar dicha anulación sin fundamento jurídico, “de hecho –explica–, el voto razonado de la doctora Gloria Porras, magistrada de la Corte de Constitucionalidad, dice que los tres magistrados se están inventando cosas que nunca suceden en la audiencia”. Al ser la Corte el máximo órgano jurisdiccional en Guatemala, la anulación no admite recurso alguno. No obstante, la CALDH estudia otras vías de acción, según explica Soto. Las víctimas acudirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para demandar el Estado de Guatemala por denegación de justicia. El director de CALDH reconoce que dicho órgano no podrá presio-

lidad de juzgar estos delitos”, explica.

Un pueblo que olvida su pasado está condenado a repetirlo nar al exdictador Ríos Mont pero sí “obligaría al Estado de Guatemala a revisar las resoluciones que ha emitido”. Otra de las vías a seguir es la causa abierta en la Audiencia Nacional española, “un paso muy importante para Guatemala”, en opinión de Juan Francisco Soto. “La visita a Guatemala del juez Santiago Pedraz  en 2006 supuso una presión al Estado para que diera una respuesta. Él no pudo realizar la comisión rogatoria por recursos legales que presentó el general Ríos Montt, pero sí presionó mucho al sistema guatemalteco. De hecho, hay una resolución del constitucional guatemalteco que dice que no extradita a España porque Guatemala debe juzgar. Ahí asume la responsabi-

Desde esta organización se espera que el proceso siga abierto en España: “En el tema de la jurisdicción universal es muy importante que España mantenga abierta la puerta, sabemos que no es fácil, que hay muchas opiniones en contra, pero el que se haya podido juzgar a Ríos Montt en Guatemala y la posterior anulación te demuestra que se está consolidando un sistema de justicia y para las víctimas es muy importante la posibilidad de hacer justicia en cualquier parte del mundo”, subraya Soto. Al preguntarle por la causa del franquismo, el jurista considera positivo el proceso abierto en Argentina con la jueza María Servini de Cubría: “El que haya una causa abierta en Argentina es como cuando la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú [interpuso la demanda en la Audiencia Nacional por el genocidio en Guatemala] abrió una causa aquí [España] para presionar allá [Guatemala]”. “Nosotros consideramos que un pueblo que olvida su pasado está condenado a repetirlo. En gran medida, en los casos por genocidio no solo se trata de la justicia hacia las víctimas, sino también supone una garantía de la no repetición y que socialmente se pueda

hablar de eso para que no se vuelva a repetir. El sueño de la justicia hay que mantenerlo siempre y hay que ir dando pasos para que se vaya consolidando y para que la justicia pueda llegar a todas las víctimas sin importar de qué bando sean. Lo importante es la justicia”, enfatiza Soto. El abogado guatemalteco también valora el trabajo del  exjuez Baltasar Garzón, una figura “controvertida”, dice, pero al que hay que reconocer que “ha desempeñado un papel muy valiente en la defensa de los derechos humanos, también en el apoyo al proceso en Guatemala antes de Pedraz. Garzón tiene un reconocimiento muy merecido por querer fortalecer el tema de la jurisdicción universal. Los delitos de lesa humanidad no son delitos que afecten a un país o a un grupo en específico sino que afectan a toda la humanidad”, señala. Finalmente, Soto reflexiona sobre la situación de los derechos humanos en el mundo y asegura que aunque “continuamos con serias dificultades –por lo menos en Guatemala que es lo que más conocemos–, hay un avance en la evolución en materia de derechos humanos” y apuesta por que ese desarrollo llegue a la población “para que conozca esos derechos y exija a los Estados su aplicación”.


12

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

OPORTUNIDADES EDUCACIÓN ACTUALIDAD

OPORTUNIDADES Cambridge Internationa Becas Medioambientales ( CISS) La Universidad de Cambridge ofrece, a través de los Fideicomisos de Cambridge, 80 Becas Internacionales de Cambridge a estudiantes extranjeros que se embarcan en un curso de investigación en el próximo año académico. Los premios se harán por concurso a aquellos aspirantes que sean más sobresalientes. Cada premio financiará el costo total de los honorarios y de mantenimiento durante la duración del curso. El premio tiene una duración máxima de tres años y está disponible para todos los estudiantes que se inscribieron para un programa de investigación de tres años, dando lugar a doctorado, que comienza en el próximo año académico. Para ser elegible para recibir una beca en Cambridge los estudiantes internacionales deben: Comprometerse en un programa de investigación de tres años que sea de doctorado (es decir, se registrará como PhD, “ Prueba PhD “ o “ CPGS “) a partir del próximo año académico; Se dedican a estudios de tiempo completo; tener un grado de segunda clase o maestría otorgada por una institución de educación superior del Reino Unido, o un equivalente de una institución en el extranjero. Nota: todos los estudiantes que soliciten un curso de un año de duración o menos (incluyendo LLM , MST , MBA , MED , Parte III Matemáticas , MPhil ) en el próximo año académico no son elegibles para un premio de la CISS en el próximo año académico. Fecha de cierre: 3 de diciembre Mayor información en: https://www.admin.cam.ac.uk/students/studentregistry/fees/funding/ciss/index.html#value

Derechos de los niños y dirección de las aulas y escuelas El programa está dirigido a profesionales en carreras afines al contenido del curso, que se desempeñen en el campo de desarrollo y soporte pedagógico en uno de los siguientes campos: 1. A nivel escolar: directores de colegios, inspectores y consejeros educativos, quienes trabajen con desarrollo de metodologías y dirección de colegios. 2. A nivel intermedio: funcionarios responsables de actividades sobre educación directores de grupo en colegios adscritos a la Secretaria de Educación Distrital, Departamental ó Municipal. 3. A nivel central: Licenciados en educación que sean docentes de profesores y otros profesionales en carreras afines a la educación que trabajen en entidades de desarrollo educativo a nivel central (ej. en el Ministerio de Educación, Secretarias de Educación). Adicionalmente, podrán aplicar profesionales de ONGs vinculados directamente a proyectos de educación ó derechos humanos. Los aspirantes deben tener entre 30 y 55 años de edad, tener un promedio de notas de 3,7/5,0, contar con una experiencia laboral mínima de cinco años, en uno de los niveles descritos y poseer buenos conocimientos del idioma inglés, con puntaje mínimo: (TOEFL: por Internet (IBT) 65 puntos, Prueba por computador: 183 puntos, IELTS: 5.5, English Test (MET): B2: 53 a 63 puntos). Gozar de buena salud física y mental. Entre los objetivos del programa está incrementar los conocimientos de los derechos de los niños en las aulas. Incrementar los conocimientos de la educación para todos (EFA), conceptos relevantes como una escuela de niños amistosa, educación para la democracía y los derechos humanos y otros instrumentos internacionales relevantes. Incrementar los conocimientos y comprensión de experiencias, métodos y herramientas para el cambio organizacional en general, basados en los derechos (participación y transparencia), métodos democráticos y herramientas para el cambio en particular. Dar a conocer a los participantes la experiencia de Suecia relacionada con los principios democráticos y los derechos humanos en los colegios. - Ampliar las redes a nivel nacional e internacional para trabajar con los derechos de los niños en las escuelas y otros convenios e instrumentos internacionales. Los gastos que cubre el programa son materiales de estudio, seguro medico, inscripción, alojamiento, pasajes de ida y regreso y alimentación. Fecha de cierre: 28 de octubre Mayor información en: www.icetex.gov.co Convocatoria No. 2215214

Mayor información en la sección oportunidades

www.elnuevoliberal.com

Programa de Becas de Postgrado Canadá Vanier (Vanier CGS) El programa de Becas de Postgrado Canadá Vanier (Vanier CGS) fue creado para atraer y retener a los estudiantes de doctorado de clase mundial y el establecimiento de Canadá como un centro mundial de excelencia en investigación y educación superior. Es un valor de $ 50.000 por año durante tres años, y está disponible tanto para los estudiantes de doctorado canadienses e internacionales que estudian en las universidades canadienses. Las becas de postgrado Vanier Canadá (Vanier CGS) programa tiene como objetivo atraer y retener a los estudiantes de doctorado de clase mundial mediante el apoyo a los estudiantes que demuestran tanto las habilidades de liderazgo y un alto nivel de logro académico en los estudios de postgrado en las ciencias sociales y / o humanidades, ciencias naturales y / o de ingeniería y de la salud. En un esfuerzo por apoyar a los estudiantes a ampliar sus horizontes de la investigación y la búsqueda de nuevos desafíos, el programa Vanier CGS recomienda encarecidamente a los candidatos a cursar sus estudios más allá de la universidad que otorgó el grado y / o títulos de posgrado. Los candidatos son evaluados y seleccionados en base a los tres criterios siguientes, que se ponderan por igual por los comités de selección específicos de cada organismo. Las universidades canadienses deben presentar las candidaturas a la Vanier-Banting Secretariatvia ResearchNet antes de la fecha límite. Nota: Cada universidad canadiense tiene una fecha límite interna para que los estudiantes presenten sus solicitudes. La universidad canadiense debe ser contactado para obtener esta información. Criterios de selección Excelencia académica, como lo demuestran los resultados académicos del pasado y por las transcripciones, premios y distinciones. Potencial de investigación, como lo demuestra la historia de la investigación los candidatos, su / su interés en el descubrimiento, la investigación propuesta y su potencial contribución al avance del conocimiento en el campo, el beneficio potencial para los canadienses, y los resultados previstos. Liderazgo (capacidad potencial y demostrado), tal como se define por las siguientes cualidades: Logro personal: participación profesional en la danza, las artes, la música, etc; importante logro artístico; los logros deportivos reconocidos, especialmente en un papel de liderazgo; logros empresariales (startup), y/o viajes al extranjero y estudiar. La participación en la vida académica: tutoría / aprendizaje; experiencia de supervisión; la participación en el gobierno estudiantil y en la comunidad universitaria, incluyendo los comités, equipos, senado, juntas, comités de ética, etc; gestión de proyectos; roles en las sociedades profesionales, y / o organización de conferencias y reuniones. Mayor información: http://www.vanier.gc.ca/eng/scholarship_details-renseignements_generaux. aspx Fecha de cierre: La fecha límite es 06 de noviembre 2013 (8:00 pm hora del este).

Beca Investigador Visitante Colombiano – Fulbright y Ecopetrol La Beca Investigador Visitante Colombiano ofrece a cinco (5) académicos colombianos la oportunidad de vincularse a una universidad o instituto de investigación estadounidense durante un semestre en el año académico 2014-2015 para realizar investigación avanzada. A través de este programa Fulbright apoya la investigación en el país, promueve la colaboración investigativa entre Colombia y Estados Unidos y fomenta la inserción de Colombia en las redes globales de conocimiento. Áreas • Dos (2) becas abiertas a todas las áreas del conocimiento (excepto clínicas de la salud humana y animal) • Tres (3) becas cofinanciadas por el Instituto Colombiano de Petróleo (ICP) - Ecopetrol para realizar investigación sobre Recursos no Convencionales, con prioridad en las siguientes disciplinas: Ingeniería de petróleo, Ingeniería o gestión ambiental, Geología o Geofísica. Entre los requisitos se encuentran ser ciudadano colombiano (no tener doble nacionalidad con Estados Unidos, no estar tramitando residencia, ciudadanía o visa de trabajo estadounidense); Ph.D. o experiencia profesional equivalente; Estar vinculado a una universidad, instituto de investigación, u otra entidad que desarrolla la investigación en Colombia; Acreditar competencia en el idioma inglés (IELTS: 6.0 / TOEFL IBT:80 / CBT:213 / PBT:550 / ITP:550). Aplicantes con título de Ph.D. de una universidad en un país angloparlante, están exentos de este requisito; Carta de invitación formal de una universidad o instituto de investigación en Estados Unidos; Proyecto de investigación de impacto para el país, demostrando la necesidad de realizar investigación en Estados Unidos; Credenciales académicas sobresalientes; y Gozar de buen estado de salud física y mental. Fecha de cierre: 1 de noviembre de 2013. Mayor información en: http://www.fulbright.edu.co/#?page_name=Interna&idFile=165&cssColor=2&idMap=444

Becas Chevening en Colombia Las becas ofrecen apoyo financiero para estudiar una maestría en las principales universidades del Reino Unido y la oportunidad de formar parte de una red global influyente y de gran prestigio. Nuestro objetivo es atraer a profesionales con talento que son posibles futuros líderes, tomadores de decisiones y líderes de opinión. Actualmente se están aceptando aplicaciones en los siguientes campos: Política y gobierno, incluyendo cursos en Derecho o Periodismo relacionados con la política y las políticas públicas. Economía y Comercio, incluyendo cursos relacionados con las políticas públicas de las finanzas, el comercio o la innovación. Recursos Naturales, Cambio Climático y Sostenibilidad incluyendo cursos relacionados con el desarrollo de las industrias extractivas o el desarrollo sostenible. Infraestructura y Transporte incluidos los cursos relacionados con los instrumentos de financiación, como las asociaciones público-privadas y el desarrollo de infraestructuras a gran escala y proyectos de transporte masivo Una Beca Chevening en Colombia incluye: un estipendio mensual, viajar hacia y desde Colombia a través de una ruta aprobada, una llegada y el exceso de equipaje, una tesis o disertación subvención, el coste de un visado de autorización de ingreso y las tasas de matrícula a un límite de £ 16000. Si las tasas de matrícula del curso elegido superan esta cantidad, por favor, tenga en cuenta que se le puede pedir para completar el saldo de su premio. Pago de tasas de matrícula para Maestría en Administración de Negocios (MBA cursos) tienen un límite máximo de £ 12.000 en todos los países. Si usted estudia para un MBA que se espera para financiar la diferencia por encima de esta cantidad. Fecha de cierre: 15 de noviembre de 2013 Mayor información en: www.chevening.org/colombia/


EDUCACIÓN DEPORTES

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

13

La medalla simbólica de Óscar Figueroa

Más allá de la presea dorada que consiguió en envión y la de bronce sobre el total en el Mundial de Polonia, Óscar Figueroa es un campeón de la perseverancia y el apetito de triunfo vallecaucano.

Figueroa conquistó el oro la semana pasada en arranque y el bronce en el total de la competencia mundial de halterofilia en Polonia

Ó

scar Albeiro Figueroa Mosquera no es vallecaucano. Su registro de nacimiento reza que el pesista que consiguió la medalla de plata en los pasados Juegos Olímpicos de Londres nació hace treinta años en Zaragoza, un municipio ubicado al norte del departamento de Antioquia, que se separa por algunas carreteras, ríos y un par de montañas, de otras pequeñas localidades antioqueñas como Segovia, El Bagre, Anorí y Cáceres. El primer municipio del Valle del Cauca que conoció Figueroa no fue Cali, sino Cartago, al que llegó cuando estaba por cumplir sus primeros diez años de vida. Para esa época, en 1993, Zaragoza era uno de los epicentros de múltiples enfrentamientos armados las guerrillas del ELN y las Farc con los paramilitares. Hacía apenas unos años, en 1988, el pueblo más cercano, Segovia, había sido objeto de una brutal masacre que segó la vida de 43 personas a manos de paramilitares que obedecían a las órdenes de Fidel Castaño. Tal vez por eso, y por la falta de oportunidades de trabajo en Zaragoza, la familia Figueroa Mosquera –que conformaba doña Ermelinda Mosquera, Jorge Isaac Figueroa y el pequeño Óscar– decidió embarcarse ese año en un viaje que terminaría

representó a las Fuerzas Armadas, hasta cuando terminó su servicio.

El pesista se considera vallecaucano, aunque no oculta sus primeros años en su pueblo natal Zaragoza, en Antioquia

en Cartago, municipio limítrofe del Valle del Cauca al norte con el Eje Cafetero. Desde que llegó, Óscar se adaptó muy rápido. Continuó sus estudios en un colegio vallecaucano y allí comenzó a practicar varios deportes. No quería quedarse quieto. Pasó del fútbol, donde fue un buen delantero, al baloncesto y al karate. Al último en llegar fueron las pesas, un deporte que le recomendó su profesor de educación física al ver su contextura imponente a pesar de sus escasos diez años. Con el tiempo, Figueroa Mosquera se encantó con este deporte y dejó los otros. También dejó el estudio por un tiempo para dedicarse a entrenar mañana y tarde a la halterofilia, hasta volverse ganador de un

torneo local de la disciplina al levantar un poco más del doble de su peso. En ese campeonato también conoció a Jaiber Manjarrez, el entrenador de la Liga Vallecaucana de Halterofilia, que lo trajo a Cali, poco antes del nuevo siglo.

clasificación a un campeonato mundial, aunque juvenil, en el que terminó quinto. Un año más tarde, en Grecia, volvió para llevarse el oro en arranque, envión y el total, para convertirse en campeón mundial juvenil por primera vez.

Al principio, Óscar vivió en un apartamento que alquiló Manjarrez para él, pero luego fue Deportel, el hotel para deportistas apoyados del proyecto de Indervalle, su nuevo hogar cuando comenzó a ganar campeonatos departamentales.

Con lo que ganó, más los premios que recibió de Coldeportes, le alcanzó para comprarles una casa a sus papás, que aún vivían en Cartago. Pero luego, unos años más tarde, en el 2004, una lesión le planteó un nuevo camino en su vida y fue excluido de la Selección Colombia que iría a los Juegos Olímpicos de Atenas, aunque ya para entonces se había recuperado. Por esa razón, Óscar se enlistó en el Ejército para pagar su servicio militar y fue tal su constancia en las pesas, que por dos años

Desde entonces, en el 2000, Figueroa se sintió más vallecaucano que nunca, pues además de haber recibido un gran apoyo económico para desarrollar su carrera deportiva, fue ese año el de su primera

Desde entonces volvió a representar los colores del Valle del Cauca, obtuvo una beca para estudiar administración de empresas en la Universidad Santiago de Cali y se clasificó por mérito propio a los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing, escenario donde al pesista se le empeoró una lesión sufrida previamente y no logró completar la prueba en ninguno de los tres intentos. En el camerino, a Figueroa le advirtieron que su lesión era tan grave, que debía operarse, o de lo contrario podría quedar parapléjico en cuestión de poco tiempo. Aunque al llegar a Colombia se operó y se recuperó a los seis meses, a partir de entonces y hasta el 2012, año tras año las lesiones fueron la principal amenaza de su carrera. Por eso, más allá de la medalla de plata que consiguió en Londres 2012 para Colombia y la reciente medalla de bronce en el total y la de oro en arranque, durante el Mundial de Polonia 2013, mantenerse como uno de los mejores pesistas pese a un pasado de violencia en su niñez y a múltiples lesiones durante su carrera deportiva es la mejor medalla que ha podido llevarse el vallecaucano Óscar Figueroa.


14

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

EDUCACIÓN DEPORTES ACTUALIDAD


CULTURA EDUCACIÓN ACTUALIDAD

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

15

el festival de cine que impactó a Cali y el Valle

Sexto Festival Internacional de Experimentacion CINETORO

to. El 8 y 9 de octubre (en Cali) vimos trabajos como la animación italiana Planets, dirigida por Igor Inhoff, seguida de la producción de ficción belga, de Tom Van Avermaet, Death of a Shadow. El aporte colombiano corrió por cuenta de Bagatela, de Daniela Torres y la obra experimental Antipoda, de Andrea Escandón.

Por Óscar Alejandro Cabrera En alianza con Revista EL CLAVO

E

xisten acercamientos de género y técnica permitidos en el medio audiovisual. Van hacia la abstracción cinética, con propósitos metafóricos; o hacia la experiencia sensitiva más elemental de la psique humana. Lo anterior ocurrió durante el Festival Internacional de Experimentación CINETORO, en su sexta edición. Una celebración del cine experimental como manifestación artística. Está por encima del entretenimiento, y reunió a distintos realizadores para nada conformes con el cine fácil; al contrario, que están en una búsqueda de vías alternas de expresión. Como en años anteriores su programación mostró obras nacionales e internacionales que no aportan únicamente perspectivas estéticas; las animaciones, los documentales y otras ficciones proyectadas proponían experiencias sensibles mediante una distorsión necesaria del lenguaje, a favor de las nuevas imágenes en movimiento. Más que generar reflexiones racionales, entró en contacto con las emociones de un público no necesariamente cinéfilo. Y ese es el punto que lo diferencia de otros eventos de índole similar: se preocupó por crear un fomento pedagógico mediante talleres gratuitos, dictados por los realizadores invitados. Además, hizo tours agroturísticos desde el municipio de Toro –lugar en donde nació el festival– hasta

Toma de la película Juan de los muertos, de Alejandro Brugues

Roldanillo y Cartago. Así cualquier persona (sin importar la edad o condición social) podía participar de un gran intercambio cultural. Adicional a ello, fue una plataforma para artistas que han tenido percances cuando han intentado presentar sus trabajos en otras convocatorias. CINETORO ofreció facilidades en la distribución y exhibición a quienes por lo regular enfrentan agobios creativos o rechazos de otras organizaciones “formales” en los criterios de selección. Sin duda, fue un incentivo para incrementar la actividad cinematográfica fuera de los convencionalismos. Presentó intervenciones visuales que traspasan lo fílmico,

en una eventual transformación conceptual hacia el performance artístico. Al frente de esta exploración, Cali tuvo a creadores invitados dispuestos a ser guías durante las conferencias y talleres, a compartir algunos de sus métodos creativos con el impulso de formar. Nombremos, por ejemplo, algunos de los maestros que nos visitaron: Édgar Humberto Álvarez, un consagrado animador famoso por anuncios comerciales y participaciones en programas de televisión, sobresale gracias a la materia prima de su labor, la plastilina; luego está Carlos Santa, otro animador con una clara sensibilidad plástica en su trabajo, recordado

por su magnífico largometraje Los extraños presagios de Leon Prozac, obra en la que contó con el apoyo de varios pintores, entre ellos David Manzur o el expresionista Angel Lockhart; y Santa, en el festival estrenó su más reciente corto, Fantasmagoria. Entre los extranjeros, el iconoclasta Jorge Molina enseñó como hacer filmes de bajo presupuesto y aun así preservar la independencia, basado en su currículo, bastante influenciado por los elementos fantásticos y del terror de la Serie B. Mostró sus virtudes cuando presentó su película Molina Ferozz. No podemos olvidar algunos de los cortometrajes que se proyectaron durante el even-

Roldanillo y Cartago tuvieron exhibiciones como Virtuos Virtuell, del alemán Thomas Stellmach, Cauca Man, de Juan David Jaramillo, El tizón fósil del fuego, de German Bizarro, o Fabricia, de Cecilia Traslaviña. Los largometrajes, fueran o no del gusto del público, se garantizó que no pasaran inadvertidos: Yo soy otro, del caleño Óscar Campo, y la comedia de horror zombie cubana, de hilarantes proporciones, llamada Juan de los muertos fueron historias de excelente condimento transgresor para amenizar las noches cinéfilas. Finalmente, en Toro algunas de las siguientes piezas cerraron este inmenso bazar fílmico: Peces rojos, de Sergio Bolívar, el documental Papichula, de Carlos Andrés Granada, La granja de los muertos, de Portugal, 5 Par Jour, del francés Jun Cordon, la animada Semafoto, de Simón Wilches, e Ithaca, por Andrea Palamara. Aún falta derribar ciertos portones de incredulidad y prejuicio al buscar la financiación de estos relatos, pero con ingenio y esfuerzo el grupo de CINETORO logró un ambiente seguro de inversión económica. Además promovió la libertad de expresión.


16

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

CULTURA ACTUALIDAD

Espantos nacionales, nacidos de la tradición oral

Por Laura Ballesteros En alianza con Revista EL CLAVO

S

e vino el 31 de octubre y muchos piensan en sustos y espantos al mejor estilo americano, pero pocos recuerdan a esos seres que en épocas pasadas cuidaban manantiales, ríos y bosques y castigaban severamente a quien intentara generar algún daño a la naturaleza. Personajes como el Hojarasquín, el Mohán, La Madremonte y los duendes se encargaban, noche tras noche, de ahuyentar cazadores, detener hombres infieles, juguetear con los caballos y trenzar a las mujeres. Estos son en verdad los espantos nacionales, nacidos de la tradición oral de los antepasados colombianos. Hoy reviven en funciones nocturnas en el Zoológico de Cali. Mitos y leyendas llega nuevamente para ofrecer al público una muestra del patrimonio cultural del que se ha olvidado. Una gran hilera de personas. La noche está fría. Van entrando individuos de todas las edades: un pequeño de unos seis años de la mano de una anciana, un grupo de jóvenes, algunas parejas… y así sucesivamente. Todos comparten algo: la emoción que reflejada en su rostro. Los guardas hacen que el conglomerado se desplace hasta una sala adornada en su exterior por un gran hormiguero inmóvil, donde son ellos, los humanos, los que simulan ser sus habitantes. Una vez adentro, un video es el encargado de ilustrar al público con imágenes del planeta tierra y diferentes ecosistemas; así como cada error humano que le ha costado a la madre Tierra pedazos de su alma. “El

mundo está al revés”, repiten constantemente. Es allí donde comienza todo.

co: educadores ambientales, comunicadores, guardias de seguridad, entre otros. Cada traje, cada pintura y las actuación son desarrollados por estas personas, los mismos que entre semana se dedican a dar charlas informativas y visitas guiadas sobre los animales que habitan el lugar y los cuidados para su preservación.

Un baquiano a la cabeza relatando historias, un camino iluminado por antorchas, seres de diversos tamaños y colores dormidos a cada costado, una que otra criatura por ahí… y un hechizo en el aire, que abarca no solo ese lugar, sino el mundo entero, es la premisa fundamental para emprender una travesía con los hombres de la selva, que están preparados para todo, tanto para enfrentar la mitología como para enseñarles a los visitantes una valiosa lección.

Cada función tiene un cupo máximo de 460 personas y a través de los años la experiencia los ha favorecido con una gran cantidad de visitantes, haciendo que las funciones siempre alcancen el tope. La boleta tiene un costo de $15.000, tanto para niños como adultos, y se puede adquirir en las taquillas del Zoológico, en sus horarios de atención: de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. La función inicia a las 6:30 p.m. y tiene una duración de una hora aproximadamente, y remata con actividades lúdicas, pensadas para el tiempo en familia.

Este proyecto, que lleva más de diez años, mezcla la tradición con el arte y el medioambiente. Nació de una iniciativa juvenil y se ha venido desarrollando año tras año con temáticas y mitos diferentes como El misterioso amazonas y Una noche en el pacífico. Este año vendrá con Los hombres de la selva, esparciendo así historias provenientes de todos los rincones de la patria. Inicialmente, fue una idea enfocada en los campamentos nocturnos para los niños que participaban en las vacaciones recreativas que ofrecía el Zoológico de Cali. La primera vez se realizó el último sábado de octubre y fue tanta su popularidad, que a través de los años tuvieron que ampliarse las fechas, hasta llegar a lo que es hoy. Este año las funciones empezaron a partir del 18 de octubre, todos los viernes y sábados, e irán hasta el 9 de noviembre. La parte conceptual del proyecto se desarrolla de la mano de un equipo multidisciplina-

rio, cuyo enfoque se basa en transmitir un mensaje informativo y concientizador a pequeños, jóvenes y adultos. Es un show que no solo es pen-

sado desde la institución, sino también creado para la población caleña; sin embargo, cada una de las personas que participan trabajan en el Zoológi-

Este proyecto representa una alternativa cultural en el mes de los niños, enfocada al misterio fascinante de la narrativa oral del país; asimismo, está muy vinculada con la misión del Zoológico: “Crear experiencias inolvidables para contagiar nuestra pasión”, crear un escenario mágico para educar, un escenario donde las brujas se apoderan de la noche y un jaguar ruge por su amada, mientras algunos animales gigantes salen al paso y donde solo las enseñanzas de los seres mitológicos serán las encargadas de disipar el hechizo y de reencontrar al público con la verdadera naturaleza de su origen.


CULTURA EDUCACIÓN ACTUALIDAD

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

17

Festival Mundial de Magia: CALI MÁGICO 2013

A Cali llegaron los más representativos magos e ilusionistas de Suramérica, quienes conquistaron a un público que crece y se enamora más de estos nuevos y prometedores eventos culturales. Por José Alejandro Vargas En alianza con Revista EL CLAVO

C

ali está lleno de festivales. Esta vez el turno fue para el Festival Mundial de Magia: CALI MÁGICO 2013, que se tomó varios de los escenarios de la ciudad: la Universidad de San Buenaventura, el Hotel HAUS y el Teatro Jorge Isaacs; por donde pasaron los más representativos magos de Sur América, México, Argentina, Chile, Perú, Venezuela y Colombia. El público caleño, hipnotizado por el fervor de la magia y la ilusión, vibró con el humor de Marduk y Rey Ben (ambos argentinos). En representación de Chile estuvo Ziro y por Colombia, el ilusionista Sr. Misterio. La magia y el ilusionismo han influido en la vida de las personas. En el arte (que también hace parte de una manifestación colectiva) tenemos el ejemplo de Salvador Dali y de otros surrealistas como André Breton o el fotógrafo Man Ray; Luis Buñel y George Méliès sobresalieron en el cine y San Juan Bosco es muy reconocido por ser el patrono de los magos. La magia ha sido considerada por muchos como la reina de las artes, ya que reúne elementos de la pintura, las artes plásticas, la dramaturgia, el cine y los espectáculos circenses. Todas estas carac-

terísticas complementan la actividad para que sea acogida por las nuevas generaciones de jóvenes que implementan estilos creativos dotados de humor, en los que no se pierde la esencia de la magia. A los grandes maestros los conocimos de sombrero, corbatín y bastón. El amor por la conservación de lo clásico ha sido una norma inquebrantable, la puesta en escena, el suspenso y los movimientos ágiles e inverosímiles con cartas, fuego, palomas y cifras alfanuméricas siguen apareciendo en escena. La magia ha experimentado transformaciones. “Anteriormente, se pensaba que la magia en Cali era para la fiestas infantiles o para celebraciones de cumpleaños, siempre estaba un mago o el payaso, que en últimas cumplía con la misma función. Hoy en día estamos hablando de magia y educación, magia y marketing, magia y herramientas comunicativas… Frente a la magia y educación, por ejemplo, trabajamos en junto con la Universidad Autónoma y la Universidad de los Andes: estamos elaborando una propuesta que se llama Mate-magia; tiene que ver con usar la magia como una herramienta para que los pelaos le pierdan el temor a las matemáticas”, expresa Diego Córdoba, director del Festival. El Festival Mundial de Magia está organizado por CALI MÁGICO 2013, entidad apoyada

El mago Diego Córdoba

Un evento que dejará huella en Cali

por la Federación Latinoamericana de Sociedades Mágicas (FLASOMA). El congreso más importante de América Latina (que reúne a los mejores magos y mejores propuestas en relación a la magia), espera recopilar en su corta trayectoria esta experiencia que mezcla la magia y el ilusionismo, como nuevas y cercanas formas para enamorar, pensar, convencer y reflexionar. De igual manera ─y de acuerdo

con el director del evento─ la propuesta del festival siempre estuvo encaminada a popularizar la magia y a que esta tuviera más acercamiento con la gente, teniendo en cuenta que este festival es un proyecto que no cuenta con un apoyo gubernamental del Ministerio de Cultura. Sus organizadores están a la expectativa de que en la ciudad se creen nuevos espacios y públicos abiertos a innovadoras propuestas de

carácter cultural. “Lo que se está haciendo es mostrándole a la ciudad que existen estos espacios, para que al siguiente año podamos hacer las gestiones propias. Tampoco buscamos que lo paguen todo, pero sí que haya un respaldo”, afirma Diego Córdoba, quien en últimas expresa que el mayor logro de su vida ha sido mostrarle al mundo y a Suramérica que este festival de talla internacional se realizó en Cali.


18

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

CULTURA

La Cultura en su agenda Semana del 27 de octubre al 03 de noviembre Por Daniela Solarte Lozano

Picnic literario Evento: picnic literario al parque Este evento invita a toda clase de público a pasar un día de picnic con la lectura. La historia que narran los libros hará volar la imaginación de los asistentes. Fecha: domingo 27 de octubre Hora: 10: a.m. Lugar: parque del gato del rio Entrada libre

Los cuentos de la noche Evento: cine francés Los cuentos de la noche Les contes de la nuit se basa en la serie televisiva homónima emitida en 1992, esta vez recopila seis pequeñas historias presentadas en tres dimensiones, a través de siluetas animadas. Fecha: domingo 27 de octubre Hora: 4:00 p.m. Lugar: Sala Proartes Informes: 8851179

Flores Evento: cine universitario Flores Bajo la dirección de Marcela Gómez. Llega Flores, una película que cuenta la historia de Valeria, una joven que reside en casa de su tía, mientras pasa una temporada allí ocultando su embarazo, decide ponerse a trabajar cuidando un niño que curiosamente le recuerda su niñez. Fecha: martes 29 de octubre Hora: 7:00 p.m. Lugar: auditorio Lugar a Dudas Entrada libre

La cosa Evento: cine de terror La cosa Un grupo de científicos llegan a la Antártida en busca de un descubrimiento de gran relevancia; sin embargo, lo que se encuentran es una antigua nave extraterrestre que contiene un alienígena que lleva mucho tiempo congelado. Por otra parte, la paleontóloga Kate Lloyd se une a esta increíble misión con el fin de estudiar más a fondo las células de este extraterrestre. Fecha: martes 29 de octubre Hora: 7:30 p.m. Lugar: Macondo postres y café Entrada libre

El doctor improvisado Evento: obra de teatro El doctor improvisado

Esta obra cuenta la historia de un sastre que emprende un viaje en busca de mejorar su situación económica, en medio de su travesía la muerte se le aparece pidiéndole que le haga un nuevo traje, el sastre acepta y la muerte muy agradecida decide convertirlo en medico. Un show dirigido a niños, contado a través de títeres. Fecha: domingo 27 de octubre Hora: 5:30 p.m. Lugar: Casa de los títeres Información: 8938450

Conferencia Evento: conferencia La idea de soberanía en la cultura afro En 120 minutos se tratarán temas netamente de la cultura afrodescendiente. Fecha: lunes 28 de octubre Hora: 3:00 p.m. Lugar: Universidad del Valle, sede Meléndez, edificio 313 Información: 3392401

El niño Evento: cinemandra El niño Esta película cuenta la historia de Bruno (un joven de 20 años) y su novia Sonia, una jovencita de 18 años. A temprana edad se convierten en padres, ambos viven del subsidio de Sonia y de la plata que se gana Bruno en negocios turbios. Este film refleja la problemática que viven los jóvenes de hoy en día. Fecha: miércoles 30 de octubre Hora: 7: 00 p.m. Lugar: Teatro Salamandra Entrada libre

Los gavilanes Evento: Musical Los gavilanes – zarzuela española Musical dirigido por el maestro Jorge Mario Uribe. Fecha: jueves 31 de octubre Hora: 7:30 p.m. Lugar: Teatro Municipal Enrique Buenaventura Costo: Boletas desde $20.000 hasta $80.000


CULTURA

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

La Cultura en su agenda El hotel eléctrico Evento: cine El hotel eléctrico Una película considerada un excelente clásico. Cuenta la historia de una pareja que llega a hospedarse en un hotel en el que todo funciona mecánicamente. Bajo la técnica del stopmotion, realizado por uno de los directores más importantes del cine mudo. Fecha: jueves 31 de octubre Hora: 3:00 p.m. Lugar: Fundación Hispanoamericana Entrada libre

Nosotros los nobles

Seminario

Evento: Cine de estreno Nosotros los nobles

Evento: seminario Escritura contemporáneas cinematográficas

Esta película cuenta la historia de Germán Noble, un poderoso empresario, quien se da cuenta que sus hijos son unos malcriados que no saben cómo trabajar, hecho por el cual decide darles una lección fingiendo así una supuesta ruina y además una persecución por parte de las autoridades. Obligan así ocultar a sus hijos en una casa abandonada la cual deben sostener trabajando.

Encuentro de guionistas Fecha: viernes 1 de noviembre Hora: 2: 00 p.m. Lugar: Teatro de Telepacífico Informes: 8858859 Ext. 113

Fecha: viernes 1 de noviembre Lugar: Centro comercial Chipichape, Cosmocentro, Palmetto, Rio Cauca, Unicali. Informes: 6442463

Cuentería Evento: Cuentería a la plaza Este es un evento en el que puede participar todo tipo de público, donde la plaza es el escenario perfecto para una tarde de cuentería. Fecha: viernes 1 de noviembre Hora: 5:00 p.m. Lugar: plazoleta Comfenalco Entrada libre

PROTOGRAFÍAS Evento: Exposición de Óscar Muñoz A partir del 25 de octubre los caleños podrán disfrutar de las fotografías de Óscar Muñoz. Las salas de La Tertulia y el Banco de la República estarán abiertas de manera gratuita para todos los espectadores. A partir de las 4:00 p.m. hasta las 9:00 p.m. podrán encontrarse con el mundo de la imagen en todo su esplendor.

Conferencia Evento: conferenci Lo que no sabemos del proceso de paz El gobierno del presidente Juan Manuel Santos inició hace un año los diálogos de paz con las Farc; sin embargo, este proceso no se ha concretado y hay muchos temas de los cuales hay que hablar. Por eso, a través de este evento se tocarán temas de los cuales poco se tiene conocimiento en este importante proceso de paz. Fecha: viernes 1 de noviembre Hora: 10: 00 a.m. Lugar: Universidad Icesi Entrada libre

Mitos y leyendas Evento: Mitos y leyendas Mientras se realiza un largo recorrido por el Zoológico de Cali, un guía narrará las distintas leyendas urbanas. Fecha: sábado 2 de noviembre Hora: 6:15 p.m. Lugar: Zoológico de Cali Costo: $15.000

19


20

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

El reclamo de las zonas verdes en Cali

Riesgo ambiental

Por Álvaro Guzmán Barney Centro interdisciplinario de Estudios de la Región Pacífico Colombiana, CIER Universidad Autónoma de Occidente

El problema catastrófico en Cali puede presentarse por la calidad de los suelos en los que se han dado los permisos de construcción que revisten riesgo ambiental de diverso tipo

E

n el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, vigente se argumentó que Cali era una “ciudad en alto riesgo ambiental” y que podía tener mayor proporción de población en esta situación que en el resto del país. Esta afirmación debe ser recogida con mucho cuidado por los planificadores y gobernantes de hoy. En los últimos días, los medios de comunicación han abundado en el despliegue del escándalo por el edificio que colapsó en Medellín. A raíz de este episodio, el Municipio ordenó la revisión de algunos edificios de Cali, procedimiento correcto que, en el caso de Medellín, evitó una desgracia mayor. Pero en nuestra ciudad el problema principal no parece radicar por el momento en la calidad de las construcciones. El problema catastrófico en Cali puede presentarse por la calidad de los suelos en los que se han dado los permisos de construcción que revisten riesgo ambiental de diverso tipo. En el pasado reciente, los movimientos sísmicos determinaron qué sectores específicos de la ciudad se ven notablemente afectados, incluidas las áreas donde están reconocidos centros de salud. Con el conocimiento sísmico que se tiene hoy, es posible prever dónde están las zonas urbanas de mayor riesgo, y las autoridades deben proceder en consecuencia, desde las instancias de planificación, hasta las administrativas y de control. Debe tenerse en cuenta que la ciudad, como un todo, se encuentra ubicada en una franja de alto riesgo sísmico. Han sucedido desastres en Armenia y Popayán, y es bueno que Cali actúe con la mayor prevención al respecto. El caso más complicado e inmediato es el del jarillón del río Cauca. El Municipio dio permisos en el pasado para los asentamientos. Los pobladores no pueden considerarse hoy como “invasores” con todos los procedimientos de legalización por los que han pasado. Sin embargo, el lugar en que se encuentran representa un alto riesgo no solo para ellos, sino también para una proporción de población muy importante del Distrito de Aguablanca, por una posible falla en el jarillón. Se dice que ya se cuentan con los recursos y el proyecto para una reubicación de los pobladores del jarillón, pero no está nada claro si se cuenta también con su beneplácito, respecto de lo que se refiere al lugar de traslado y sus nuevas condiciones socioambientales. Por otro lado, tenemos la situación creada con el basurero de Navarro y la propuesta para hacer allí una “ecociudad”. Parece no tenerse en cuenta que hay por lo menos dos problemas que se deben resolver para que en ese lugar se haga un proyecto urbano: por un lado, controlar la emisión de gases que afectan el aire en un radio de territorio relativamente grande alrededor del basurero; por otro lado, el vertimiento de lixiviados que llegan al subsuelo, muy cerca del río Cauca, que es una fuente del acueducto de la ciudad.

ACTUALIDAD OPINIÓN

Por Luz Adriana Betancourth

Si bien es obvio que lo público no debería cerrarse para uso privado, también es obvio que en Cali muchas personas no usan las áreas recreativas abiertas porque o hay ladrones, o hay basura, o hay maleza

L

a pugna entre el ser y el deber ser la estamos viviendo los vecinos de un canal de aguas lluvias que atraviesa las calles de Cali desde el oeste hasta la autopista suroriental. Resulta que hace muchos años, las unidades residenciales cercanas optaron por encerrar las zonas verdes aledañas al canal y las han usado específicamente como área de juegos infantiles y zona de deportes. Todos los vecinos sabían que esas áreas no eran de su propiedad y por ello la mayoría se abstuvo de construir sobre ellas, ni usar ladrillo, ni extensiones de las casas o apartamentos, así como tampoco le cambiaron su uso: zona verde. Sin embargo, algunos “atrevidos” como la panadería California decidieron tomarse la zona poniendo mesas y sillas sobre el área que, por un lado, es pública y, por el otro, es zona verde. Así como ocurre en las inmediaciones del canal de la carrera 64 A, sucede también en muchos barrios de Cali donde hay toda clase de zonas verdes que deberían ser públicas y no encerradas por un grupo de vecinos. Pero las circunstancias de inseguridad y demora en el mantenimiento obligan a buscar alternativas para su adecuado uso. El tema central de esta columna es el ser y el deber ser, porque si bien es obvio que lo público no debería cerrarse para uso privado, también es obvio que en Cali muchas personas no usan las áreas recreativas abiertas porque o hay ladrones, o hay basura, o hay maleza.

Finalmente, tenemos esa otra ciudad que en parte vemos difícilmente agarrada de la montaña, pero que en buena medida no la podemos observar desde la parte plana y que se extiende hacia el oeste. Allí las condiciones del suelo, las condiciones de las viviendas, los riesgos por derrumbe plantean un conjunto de problemas ambientales que es importante comenzar a abordar. ¿Qué puede plantear un POT para este tipo de barrios, que se iniciaron como invasiones, pero que también tienen un importante grado de formalización en nuestros días?

Cerca de mi casa, mientras sacaba a pasear a mi mascota, en compañía de mi hijo, que en aquella época tenía ocho años de edad, fui asaltada por dos jóvenes que me obligaron a entregar el reloj. Tiempo después, con mi perro nuevamente, vi cómo dos hombres con revolver en mano bajaron a un señor de su moto y le robaron el vehículo; también he oído gritar a estudiantes de la U. Santiago de Cali que pasan por los parques y los atracan. En fin. Son áreas recreativas necesitan mayor seguridad para que un ciudadano común pueda usarlas.

Es deseable que el tema medioambiental se constituya en un eje importante de las preocupaciones del POT que se está discutiendo para Cali. La ciudad no va a cambiar de sitio, pero sí se puede ordenar su territorio de manera que el riesgo ambiental se logre mitigar.

Entonces, si un parque no es seguro para los adultos y jóvenes, ¿qué diremos de la seguridad para los niños? ¿Hoy en día quién puede dejar que sus hijos pequeños vayan

solos al parque? Mientras que si existen zonas verdes cerradas y vigiladas por los guardas de seguridad de las unidades residenciales, muchos menores de edad podrán ir al columpio, al sube y baja, a jugar fútbol o a sentarse a conversar. El ser de las zonas verdes en Cali debe analizarse ítem por ítem, según el servicio que estén prestando y el uso que se les está dando, porque podrían asumirse como parques adoptados, ya que las unidades residenciales les podan el prado, les hacen mantenimiento y aseo, les brindan seguridad y, sobre todo, los usan, los disfrutan y hasta podríamos hacer un concurso de fotografía mostrando cómo se ven de felices los niños cuando se sienten seguros en ellos así no tengan un adulto al lado. El deber ser de las zonas verdes es estar abiertas a todos, sin mallas, sin muros y sin puertas, pero con seguridad permanente, ojalá con policías, limpias, sin maleza y con mucha gente disfrutándolas. Para cerrar esta columna, lamento tener que decir que con la medida de abrir las zonas verdes que hoy están a cargo de la administraciones de conjuntos residenciales donde habitan hasta 100 familias en cada uno, que usan día y noche estas zonas verdes, el panorama en los próximos días podría ser el siguiente: Aumento del hurto en las casas y apartamentos aledaños, excrementos humanos y de perros, basura, malos olores, ausencia de niños jugando, juegos de madera pudriéndose por sol y lluvia, poco fútbol, poco deporte, y aumento de fumadores de marihuana. Señores del Dagma, de la Secretaría de Gobierno de Cali, de las inspecciones y de Emcali: calculen bien el daño y el beneficio de las medidas que están tomando, pues el Municipio puede asumir el costo que hasta ahora se han ahorrado sobre el mantenimiento de estos espacios. Y ojalá envíen trabajadores sociales a cada unidad residencial y edificio para verificar cuál es el uso que sus habitantes le dan a las zonas verdes, contra el uso que se les da a los parques cercanos que están abiertos pero que nadie los disfruta. ¿Qué van a hacer los niños pequeños cuando sus padres estén en el trabajo y ellos no puedan salir al parque? ¿Ver más televisión? El ser y el deber ser son dos escenarios que vale la pena estudiar en detalle para tomar decisiones acertadas.


ACTUALIDAD OPINIÓN

Justicia roída, sociedad podrida

Por Gustavo Orozco

N

o sé qué indigna más: si los funcionarios judiciales corruptos, que se prestaron a vender la justicia, o los llamados insistentes a “confiar en la justicia.” La confianza se gana, no es gratuita. Ni las declaraciones del Ministro de Justicia ni de la Corte Constitucional sirven para disimular el olor a podrido que emana de la justicia colombiana. La lucha no cesa, pero los corruptos tampoco. Los esfuerzos aún son insuficientes y el camino es largo. La Corte Constitucional, en un suave comunicado de reproche a este caso de corrupción, continúa el típico llamado a no generalizar y confiar en los fun-

cionarios. Pero señores, ¡es que estamos hastiados! Tanto de ustedes como funcionarios, que roen la democracia, como de los miles de otros que le ofrecen las manzanas a Adán. Por lo menos eso decimos. Quieren que cerremos los ojos y nos imaginemos un paraíso que no existe. El que confíe sin suspicacia caerá en la trampa por bobo. Este no es un mundo de santos, menos cuando en vez de ayudarnos los unos a los otros parece que compitiéramos por hundir a los demás. Estas declaraciones reflejan un estamento que se rehúsa a condenar fuertemente, pero que prefiere salir a defender a los suyos en aras del buen nombre y la legitimidad –esa no es la Corte Constitucional meritoria del reconocimiento como la mejor del mundo–. Igual hace el Congreso con sus micos y embarradas y el Ministerio de Defensa con sus militares y su ceguera. Muchas palabras y pocas acciones. Necesitamos una campaña frontal que de verdad limpie las entida-

El poder pagar un soborno jamás debe representar ni un acceso prioritario ni ser una tergiversación de la justicia y una violación al muy necesario principio de imparcialidad han servido para ganar la guerra, de poco nos servirán para cambiar la sociedad. Porque en Colombia todos condenan en público pero pecan en privado. Al juez lo matan en las calles por corrupto, pero al sobornador lo aplauden por avispado. Porque, después de todo, el vivo le ganó al bobo, ¿no?. Sobornar al Tránsito es un chiste, ¿quién se atreve a mirar mal al amigo que la embarró por ir tomado y le “tocó” pagarle al policía? Pocos, diría yo. Porque en esta sociedad de imágenes y apariencias, los valores y los ideales son lo último que importa. Así es el ciudadano corriente, y así son los funcionarios. De tal palo, tal astilla. El funcionario, por la mera

des y elimine las manzanas podridas. Bien hacen al implementar los concursos, bien hacen al avanzar las investigaciones que delatan a los corruptos. Necesitamos más Juanes Ricardo Ortega, más Vivianes Morales y hasta más Sandras Morelli. Estos problemas dentro del aparato Estatal son, como bien han dicho muchos, una triste reflexión de la sociedad colombiana. Una sociedad en la que la moral se oxidó, en la que la ética poco importa y los valores se perdieron en un barril sin fondo. Siempre he insistido en que la solución a los males del país necesita un enfoque culturalista. Me he mostrado constantemente escéptico de los métodos punitivos y coercitivos: si no nos

El muertómetro de Cali

Por Leo Quintero

E

21

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

n Cali, el termómetro para conocer el número de muertes violentas se llama muertómetro. Además, corresponde a una ciencia creada hace veinte años por el hoy alcalde Rodrigo Guerrero, quien se consideró epidemiólogo de la violencia. En su primera administración, el mandatario local estableció un sistema mediante el cual se conocía exactamente los lugares y las causas de las muertes violentas en la ciudad. El modelo, creado en Cali –como siempre– fue replicado a otras ciudades del país, comenzando por Bogotá, cuyo mandatario, Antanas Mockus, lo copió y lo aplicó como debía: diseñó una estructura de cultura ciudadana y otros elementos –que también habían sido creados primero en Cali– que permitieron reducir los indicadores de muertes violentas en la capital del país. El muertómetro que manejó en su primera administración el programa Desarrollo y Paz  parece que se perdió en los últimos años en Cali. Las dos administraciones anteriores no hicieron epidemiología de la violencia, no hubo seguimiento al problema, y hoy en día los registros le dan a Cali el no muy honroso primer lugar, entre ciudades capitales, en las cifras de muertes violentas. Hay muchas explicaciones para lo que está ocurriendo, muchas versiones, muchas ideas, pero hay una que claramente no ha sido tomada en cuenta, ni aplicada por la región. Los indicadores de impunidad en la ciudad son más que alarmantes. Los registros del Centro de Investigaciones en Salud y Violencia, que también surgió de las ideas del alcalde Guerrero, indican que ese es uno de los caldos de cultivo de lo que sucede en muchos de los barrios de Cali.

El marco de lo que pasa lo evidencia la vergüenza caleña porque después de más de cinco años no se ha entregado el Palacio de Justicia, que fue atacado por miembros de las Farc y le provocaron daños en quizás el punto que más le dolía en su momento: los archivos y el resto de la estructura de la edificación. Pero no hay doliente claro sobre lo que sucede con esta sede, porque los trabajadores de la justicia están regados en más de 14 lugares, incluidos baños de viviendas desvencijadas que fueron alquiladas para  darles un albergue a los funcionarios judiciales. Hoy en día no hay sede propia operativa, y ese es uno de los problemas más evidentes. Los procesos se traspapelan, las citas se pierden, las audiencias se corren, los plazos se vencen y todo ese ‘maregmanun’ de excusas ayuda a que no haya cumplida justicia. Para que la impunidad haga perder miles de audiencias cada mes en Cali y cada año salgan libres quienes están acusados de delitos de menor y mayor cuantía. Por eso, la venganza personal es uno los motivos de mayor relevancia en las muertes violentas en Cali, sumada a la intolerancia; son los padres de los crímenes en muchos de los barrios populares de la capital del Valle. Este es el caldo base para que entren a operar oficinas de cobro que, como dijeron los mandos policiales, operan en 29 puntos diferentes de la capital del Valle, ahora con pistoleros al servicio de las bandas criminales que entraron y se tomaron el microtráfico, la microextorsión y generan las llamadas fronteras invisibles que están generando un silencioso pero delicado desplazamiento intraurbano, el más alto en la historia de la ciudad. El mismo que no se ha medido, pero que registrará en su informe de esta semana la Defensoría del Pueblo de Cali, institución que le dirá a todos los actores de la seguridad en la capital del Valle que la crisis de violencia no da más tiempo  y que se debe atender, porque el muertómetro de Cali está en un nivel superior, al haber crecido durante este año en más de 10 % con respecto al 2012.

razón de ser funcionario, debe mantenerse en un nivel ejemplar. Y por eso sus errores también deben ser castigados ejemplarmente. ¡Todo el peso de la ley para esta nueva manada de corruptos que se rebajan al nivel de criminales por obtener unos pesos extra! La justicia no es un beneficio sino un derecho. El poder pagar un soborno jamás debe representar ni un acceso prioritario ni ser una tergiversación de la justicia y una violación al muy necesario principio de imparcialidad. La corrupción es tan prevalente y el sistema, tan tolerante, que solo un cambio cultural podrá atajar este mal. Hasta que no logremos hacer entender a todos por qué no sobornar, por qué apegarse a la ley y por qué respetar la autoridad, no lograremos resultados duraderos. Si, además, seguimos como en la lucha contra las drogas (errada, por cierto), condenando solo al proveedor y no al cliente, continuaremos perdidos en un laberinto sin salida.

Colombia no es competitiva

Por Floro Hermes Gómez Pineda Twitter: @Florohermes

D

e acuerdo con The Global Competitiveness Report. 2013-2014. Full Data Edition, publicado por el Foro Económico Mundial y editado por el profesor Klaus Schwab, Colombia tiene un índice de competitividad de 4.19 sobre 7.00 (1.00 es lo más malo que se puede ser en competitividad y 7.00 lo más bueno); un resultado realmente mediocre. Tan pobre e indeseable resultado se explica porque desmejoramos en cinco pilares: salud y educación básica, capacidad tecnológica, eficiencia del mercado de bienes, innovación e instituciones; y porque mantuvimos iguales dos pilares: tamaño del mercado y sofisticación empresarial; no obstante haber mejorado en cinco: educación superior y capacitación, desarrollo del mercado financiero, ambiente macroeconómico, eficiencia en el mercado laboral e infraestructura. Esto significa que Colombia corre el riesgo de perder su puesto con Ecuador (4.18), país que solo se encuentra a 2 puestos de nosotros y que ha mejorado 30 posiciones en los últimos dos años, mientras nosotros hemos observado un comportamiento negativo porque pasamos de la quinta a la sexta posición en la región durante los últimos años. La tendencia a nuestro retroceso la he analizado en estas columnas de EL PUEBLO. No hemos podido avanzar en los requerimientos básicos del Foro Económico Mundial: Colombia ocupa el lugar 110 entre

148 en la calidad de las entidades públicas y privadas para el buen funcionamiento de la economía, como resultado de una justicia que no funciona y que ha institucionalizado la injustica, de la inexistencia de confianza en una clase política que abusa de las posiciones de poder o de confianza en detrimento del interés colectivo y de la corrupción creciente, en los últimos años, como el problema principal para hacer negocios. En educación ocupamos el puesto 98 entre 148 como consecuencia de tener uno de cada tres niños sin matrícula y seis de cada diez adolescentes sin acceso a la educación media, a lo que se suma la situación de maestros, con muy bajo nivel académico, que ascienden en su escalafón por antigüedad y no por la calidad de su trabajo, y de no haber realizado los ideales liberales de una escuela universal, obligatoria y gratuita, y de una educación de igual calidad para todos los niños y jóvenes, independientemente de que sean hijos del pueblo o de la élite del poder. La infraestructura es otro de nuestros problemas: ocupamos el puesto 92 entre los 148 países evaluados, a causa de la mala calidad de las vías y la parálisis, por razones de politiquería, de muchos proyectos prioritarios para el desarrollo nacional, pese a las mejoras en los puertos y la calidad del transporte aéreo. En conclusión: Colombia es un país que retrocede en competitividad, mientras que avanza irracionalmente suscribiendo tratados de libre comercio sin considerar sus capacidades (limitaciones o posibilidades internas), para operarlos como son los trece pilares de la competitividad; es decir, somos un país que sigue imaginando empresas grandiosas, más allá de las reales capacidades.


22

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

¡Esa platica… no se puede perder!

Por Michel Maya @Michel_Maya

Si una firma extranjera se llevara de un día para otro $70.000 millones de los bogotanos es probable que el escándalo sobrepase las fronteras nacionales y muy seguramente los responsables estén en la lista de la Interpol

H

ace cuatro meses llevamos a cabo dos grandes debates en el Concejo para abordar temas relacionados con el Sistema de Trasporte Masivo MIO. Uno de ellos fue la pérdida de $6.825 millones del anticipo que Metrocali entregó a la empresa Israelí Hafira Ve Hatziva para la construcción de la Terminal Calima, al nororiente de la ciudad. Esta infraestructura es vital para la movilidad de los caleños, los vallecaucanos y para la futura integración del sistema con otras ciudades. Cuatro meses después, con un nuevo presidente al frente de Metrocali, nos encontramos con un informe alarmante: aún no se han iniciado procesos contra los responsables. Es urgente volver a recordar lo sucedido: Hafira Ve Hatziva, representada en Colombia por una persona que posteriormente aparece involucrada en negocios con los Nule y el cartel de la contratación en Bogotá, ganó en 2007 la licitación de la Terminal Calima del MIO, acreditando dudosa experiencia no corroborada. Hoy quien aparece como su representante legal en la Cámara de Comercio fue el que hace seis años le dio a esa empresa la referencia de experiencia en construcción de obras de envergadura como puentes y vías. Posteriormente, sin encontrar oposición de los presidentes y miembros de la junta directiva de Metrocali de la época, los miembros de esta firma tardaron año y medio para presentar la garantía bancaria, requisito que debían cumplir desde 2007 y que solo cumplieron hasta 2009. Adicionalmente, nadie dijo nada que explicara o cuestionara cuatro años de dilaciones por parte de Havira para empezar a ejecutar las obras, bajo

la excusa de la necesidad de nuevos diseños y reajustes en los costos que requerían volver a licitar. En consecuencia, se perdio el momento para solicitar por parte de las directivas de Metrocali la liquidación del contrato. Este año, cuando Hafira fue notificada de la liquidación unilateral del contrato a principios de la administración de Rodrigo Guerrero, casualmente el día anterior a través de un transfer internacional sacaron del país el dinero que aún estaba en la cuenta bancaria de la firma: $2.500 millones, el dinero restante ya había sido “gastado”, de acuerdo con un informe de auditoría de la Contraloría de Cali, en cosas que no tenían relación directa con la construcción de la Terminal Calima, sino en gastos administrativos y tarjetas de crédito, el mismo modus operandi de los hermanos Nule con el anticipo de la avenida El Dorado, razón por la cual hoy cumplen pena privativa de la libertad. Hoy, queda la sensación en Cali de que los recursos públicos de la ciudad no son tan importantes ni sagrados como los de Bogotá, este caso de corrupción aún no ha tenido la trascendencia que merece entre las autoridades y los órganos de control de la ciudad, como tampoco lo ha tenido en las entidades de control nacional, a pesar de que aquí hay dineros de la Nación involucrados y avalados por un organismo de financiación multilateral como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En perspectiva, una pérdida de $6.800 millones para un Municipio que apenas comienza a salir de la quiebra como Cali equivale a una pérdida de

$70.000 millones del presupuesto de inversión de Bogotá, que es diez veces más grande. Imaginemonos qué pasaría si una firma extranjera se llevara de un día para otro $70.000 millones de los bogotanos o $30.000 millones de Medellin, es probable que el escándalo sobrepase las fronteras nacionales y muy seguramente los responsables estén en la lista de la Interpol. La semana pasada, durante tres días seguidos, escuchamos al nuevo presidente de Metrocali Luis Fernando Sandoval, informar lo que ya habíamos advertido hace cuatro meses: la firma Israelí es una empresa fantasma, de papel, sin un solo bien en Colombia que respalde su existencia. Al finalizar su intervención en el Concejo de Cali, el ingeniero Sandoval advirtió que no es “arqueólogo ni historiador, vino a mirar hacia adelante, no a mirar hacia atrás”. Para algunos, el caso de la Terminal Calima es un asunto de mejor cuantía, tomando en cuenta el ambicioso plan de megaobras en que está comprometida la ciudad ($1,6 billones). Es cierto que son muchos más los problemas de nuestro sistema MIO: retrasos para la entrada en operación del Miocable, graves problemas estructurales de tipo financieros que nos llevaron al grave círculo vicioso en el que los operadores no funcionan con todos los buses, aduciendo que no tienen cómo financiar la operación y, en consecuencia, cada vez se debilitan más los ingresos pues no hay buses para tanta gente y miles de usuarios desesperados por el deficiente servicio y las bajas frecuencia de las rutas, donde la gente ya se acostumbró a tener que recurrir a diversas modalidades de servicio de transporte ilegal (piratas). No podemos resignarnos, los recursos públicos son sagrados, hoy más que nunca tiene valor decir no al todo vale, es inamisible que nos roben en nuestras narices, que no pase nada, que no digas nada o, peor aún, que no hagamos nada. Esperamos que las afirmaciones del ingeniero Sandoval no signifiquen que va a dejar que se pierdan los $6.825 millones de los caleños. Es urgente que la Contraloría, la Personería y la Procuraduría se manifiesten sobre el tema, tenemos fe en que la nueva presidencia de Metrocali tome medidas y superemos la lógica de resignación que reza: “esa platica se perdió”. Doctor Sandoval, el balón está en sus manos, tiene usted la oportunidad histórica de devolver a los caleños la confianza en lo público, tomar inmediatamente las acciones penales necesarias, recuperar el dinero de los caleños, demostrar que el sistema puede ser eficiente, amable, eficaz y consolidar al MIO como la apuesta de ciudad más importante de los últimos cincuenta años.

ACTUALIDAD OPINIÓN

La bacanería

Por César López Twitter: @cesarlopez_

Entonces al profesor bacano los estudiantes le llegan tarde y no le entregan los trabajos a tiempo, es más, piden que no les dejen trabajos o que sean en parejas

B

uena gente, parchado, todo bien y chévere podrían ser comportamientos que describen a un bacán, una persona que ‘le pega’ a la bacanería. Pero a veces la bacanería es mal entendida y se confunde con ‘hagámonos pasito’ y colaborarle al otro, una línea que dejó de ser delgada para ser ampliada y convertirse en un desparpajo total, donde la flexibilidad y la tolerancia se encuentran diluidas en un comportamiento mediocre y extremadamente permisivo. Uno podría pensar que la bacanería es propia de los calentanos, y que contrario a lo anterior, puede ser una virtud; pero cuando este tipo de vínculo solidario se aplica para el cumplimiento de normas y compromisos, deja de serlo. Soy de los que defiende a capa y espada lo sencillo, breve y poco adornado como comportamiento, pero de ahí a tener que ceder a los acuerdos solo por un dedo pulgar levantado para ser un bacán, hay mucha diferencia. Prestame, llevame, dejame, entre otras peticiones lo vuelven a uno aparentemente un bacán, pero más bien llegan a explorar el atrevimiento y propagar que para la bacanería no hay límites ni topes, y ahí es donde empieza a ser motor de un comportamiento para estancarse. Entonces al profesor bacano los estudiantes le llegan tarde y no le entregan los trabajos a tiempo, es más, piden que no les dejen trabajos o que sean en parejas. Al jefe bacano sus subordinados le piden permisos constantemente y todo

queda para mañana. Es ahí cuando la bacanería se abre espacios entre nuestro día a día para congelar el tiempo, hacer que no pase nada y no nos deja. La bacanería es tan peligrosa, que también sirve para pedir rebajas, pedir favores y permitir que llegue una vez más y para siempre la vieja premisa de un bacán: “Es la última vez”. Pedir que lo dejen colar en la fila, que le den plata y que le den copia en un trabajo son códigos de bacanería que se sellan con la mano empuñada y levantando el dedo gordo, eso casi que no falla. Estamos en un ambiente bacano, lo vivimos todo el tiempo; un gran espacio lleno de excusas y de hablar en términos de “la verdad es que…” o “para serte sincero…”. Es el juego de “colabóreme, que yo le colaboro”, “no vuelve a pasar” y “no seás chimbo”. Todo esto porque somos del trópico, cálidos y bacanes, pero nuestra infinita permisibilidad y flexibilidad, acompañada de una gran amnesia y memoria selectiva, hace que seamos sumamente mediocres; tanto, que en tierras de bacanes una simple lluvia es excusa para no ir o llegar tarde a todo. Relajados, así son los bacanes, antes ‘buena papa’ y ahora ‘una madre’, todos frescos y sin estrés, porque habitamos el espacio de las posibilidades infinitas y donde todos se arregla hablando. Para el bacán siempre hay una posibilidad y una excepción, no importa el tema, porque le encuentra ‘el quiebre’ a todo. Yo prefiero bajarle a la bacanería y subirle a la seriedad, saber qué sigue y entender que a veces no es no y listo. Se gana, se pierde, así es la vida de verdad pa’ Dios y nosotros nos inventamos vainas para ser más sociables y llamativos, pero en últimas estamos perdiendo, cada vez somos menos competitivos y confiables. Todo tiene un límite, quedar mal no está bien, porque bacán no es lo mismo que pendejo, así como bacán tampoco es lo mismo que avispado y astuto. Nosotros mismos no estamos quedando en nuestra tela bacana y nos estamos enredando, las cosas en serio salen adelante siendo serios y responsables, lo cual no debería reñir con ser un auténtico bacán. Por eso como dice la Chimoltrufia, “una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”, debemos trabajar de forma responsable, con actitud positiva y siendo responsables de nuestros actos y asumiéndolos, para no quedarnos por fuera sin partir del hecho que por ser unos bacanes debemos romper nuestros acuerdos y faltarnos al respeto.


ACTUALIDAD OPINIÓN

23

Edición No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

En defensa de la Corte

D

ecimos frecuentemente que las instituciones están en crisis y que ya nadie cree en ellas ni las respeta,  ¿pero qué tan culpables somos de que esto sea así? Creo que mucho y les voy a explicar por qué. Después de la decisión en sala plena de la Corte Constitucional sobre la ampliación del fuero penal militar, no se han hecho esperar los pronunciamientos de los congresistas, periodistas, ministros y del mismo presidente, que por cierto ha sido muy respetuoso, diciendo que la Corte se equivocó, que fue santanderista y que sus  miembros, por lavarse las manos frente al debate de fondo, se limitaron a decir que el proyecto aprobado en el Congreso se declaraba inexequible por contener vicios de forma.   No puedo siquiera considerar que los magistrados de la Corte se inventaron una causa de nulidad, eso sería como decir que su fallo está en contra de la ley, es decir, que incurrirían en un delito. Si eso fuera así, estaríamos afrontando como país una crisis profunda, en donde ni siquiera se puede confiar en la guardiana de su carta magna, como lo es la Corte Constitucional.   Es importante dejar claro que lo que tumbó la Corte fue el proyecto de ley que ampliaba el fuero. Los militares y policías seguirán contando con él, solo que no con las gabelas y beneficios que se habían am-

Por Camila Zuluaga Twitter: @zuluagacamila

pliado con la aprobación en el Congreso. Así que es terrorífico e inexacto hablar de que se tumbó el fuero penal militar y que los miembros de la Fuerza Pública quedan a la deriva y sin ninguna capacidad de defensión. Eso es completamente falso.   Dicho lo anterior,   quiero llamar la atención en cuanto a  que los magistrados de la Corte Constitucional no tienen por qué pensar en las consecuencias políticas de sus decisiones. Lo que ellos tienen que hacer es estudiar la constitucionalidad de las leyes y su apego a la norma. No hemos hecho sino escandalizarnos por la politización de la justicia, hemos reclamado por esa tendencia; pero ahora, cuando resulta que no estamos de acuerdo con un fallo, salimos a atacar al alto tribunal por no pensar en el tsunami que desata su decisión. ¿Pero quién dijo que la Corte tenía que preocuparse por eso? Hágame

el favor ¿Entonces los colombianos queremos que las decisiones se tomen gracias a lo que puedan generar y no por el apego a la ley? ¡Faltaba más! Hemos perdido todo respeto por la institucionalidad del país, queremos que todo funcione  de acuerdo al rumbo político. Nos pavoneamos diciendo que somos la democracia más antigua y solida del continente, pero no hacemos nada distinto a desestabilizarla  con ataques y presiones mediáticas. Nada le hace más daño a un país que desestabilizar los pilares que lo mantienen andando. Así que dejemos de hilar tan delgado y dejemos de pensar que cinco magistrados, intencionalmente, para no hacer la discusión de fondo sobre el fuero penal militar, decidieron inventarse un vicio de trámite. ¡Por favor, no puede ser que el país haya llegado a tal degradación! Una cosa más: En este mismo espacio había advertido que de la pelea entre la contralora y el fiscal general saldrían a la luz cosas no tan santas sobre el historial laboral de los dos. Dicho y hecho: ya conocemos la declaración de renta del fiscal Montealegre, y la contralora Sandra Morelli fue quien revisó la venta de Café Salud a Saludcoop, pero en ese momento no le pareció tan malo. Las vueltas que da la vida…

Lo que veremos en Elpueblo.com.co

Noche y corrupción Por Pablo Uribe

Twitter: @pablouribe90 Facebook: Facebook.com/pablour

www.elpueblo.com.co

A

Con las denuncias que hizo el personero municipal esta semana, se abrió el debate sobre la corrupción imperante que se está dando en la Subdirección de Ordenamiento Urbanístico, a cargo de Juan Fernando Vallejo. Las autoridades dicen que la causa es la falta de cultura cívica. En la columna de la semana manifiesto que la culpa de la corrupción la tiene el permiso del uso del suelo. Lea esta columna en elpueblo.com.co


24

Edici贸n No. 70 / Cali, del 26 de octubre al 1 de noviembre de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

DEPORTES


Edicion 70