Page 11

DEPORTES

Edición No. 57 / Cali, del 27 de julio al 2 de agosto de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

11

Cali le rinde homenaje a sus glorias deportivas con nuevos escenarios El proyecto de acuerdo número 047 de 2013, que radicó el Concejo de Cali para revisión y sanción del alcalde Rodrigo Guerrero, busca dar un homenaje a tres “grandes personajes de la historia caleña”, que seguramente quedarán inmortalizados en los nuevos escenarios deportivos, construidos con motivo de los Juegos Mundiales Cali 2013. Foto: Álvaro Osorio

Miguel Ángel Calero

P

or toda la ciudad, los escenarios deportivos más emblemáticos ya tienen un nombre, inspirado por alguna figura histórica del deporte. De las cuatro unidades deportivas caleñas, la Panamericana lleva el nombre de Jaime Aparicio, la de Mariano Ramos rinde homenaje a María Isabel Urrutia, y el lugar donde se encuentran el Coliseo El Pueblo y el velódromo fue bautizado

Alberto Galindo, en honor a este dirigente. Ahora, con motivo de los Juegos Mundiales Cali 2013, el Concejo de Cali propone darles nombre a tres nuevos escenarios deportivos de la ciudad: Miguel Ángel Calero, Olga Lucía de Angulo y Jorge Herrera Barona. Bajo la administración del municipio, el diamante de

sóftbol, el coliseo de hockey en línea y la piscina de kayak polo serían los escenarios que recibirían estos nombres, a falta de otros escenarios propios como la cancha de balonmano playa, el muro de escalada, entre otros. EL PUEBLO presenta las razones por las que estas glorias del deporte son las escogidas para ser inmortalizadas en los nuevos escenarios.

Escenario deportivo

Dirigente para homenajear

Coliseo de hockey en línea

Jorge Herrera Barona

Diamante de sóftbol

Miguel Ángel Calero

Piscina de kayak y polo acuático

Olga Lucía De Angulo Iragorri

Jorge Herrera Barona

Jorge Herrera Barona era el dirigente de los dirigentes. Su carisma, visión y manera de ver el deporte marcaron una era en Colombia y, especialmente, en el COC, Comité Olímpico Colombiano, del que fue presidente entre abril de 1989 y febrero de 1997. Durante ese corto periodo modernizó la entidad y, de paso, el deporte colombiano, que empezó a convivir con términos y estructuras más avanzadas en la formación de atletas y seres humanos. Esta original sede del COC, ha quedado como uno de sus más contundentes legados. El deporte corría por sus venas. Practicó tenis, equitación, pesas, fútbol, baloncesto, esquí sobre nieve, golf y atletismo, deporte en el cual fue campeón nacional de varias pruebas de lanzamientos. Igualmente representó a Colombia en los Juegos Bolivarianos de 1947 en Lima (Perú), y fue actor principal de los Juegos Nacionales de Santa Marta, en 1950, y de Cali, en 1954.

Conocido como El Show o El Cóndor, Miguel inició en el fútbol desde muy pequeño en Ginebra, Valle del Cauca. Una vez terminados sus estudios de bachillerato, Calero ingresó a la escuela Carlos Sarmiento Lora y unos años después pasó a su equipo amado, el Deportivo Cali, aunque no fue allí donde debutó como profesional. Su debut lo hizo en el ya desaparecido Sporting, de Barranquilla, en la temporada de 1990. Ahí jugó un par de años y regresó a su casa, el Deportivo Cali, donde se le abrieron las puertas finalmente para ser el guardián de ellas. De esta manera, se convirtió, junto a Faryd Mondragón y Óscar Córdoba, también formados en las inferiores del equipo azucarero, en uno de los mejores porteros del balompié colombiano. Tuvo, además, un paso por el Atlético Nacional, donde se coronó campeón en 1999, ya lo había logrado en el 96 con la amenaza verde, luego de 22 años sin dar una vuelta olímpica. La final la disputó con el rival de patio, el América. Sus brillantes atajadas le sirvieron para ser llamado a la Selección Colombia de mayores en 1995 y participar en la Copa América. El Show, sobrenombre que llevó durante toda su carrera deportiva debido a sus arriesgadas salidas de la portería, posee el récord nacional de ser el primer y único arquero en conseguir dos goles con balón en movimiento, de los cuales, uno fue hecho desde mitad de cancha. Esta hazaña la consiguió con el Deportivo Cali. Además de esto, con Pachuca disputó 395 encuentros, ganó 4 títulos locales, 4 Ligas de Campeones de las Concacaf, una Superliga y una Copa Sudamericana, por lo que es hasta ahora uno de los futbolistas colombianos con más títulos fuera del país.

Es la más reciente pérdida humana en el deporte vallecaucano, en su nombre se harán los Juegos Departamentales 2013. Calero es recordado como un carismático en Cali, Ginebra y todo el Valle del Cauca

Olga Lucía De Angulo Iragorri

De Jorge Herrera Barona ya se descubrió un busto en honor suyo esta semana, en la Unidad Deportiva San Fernando

Como dirigente, Jorge Herrara Barona fue uno de los gestores de los Juegos Panamericanos de Cali, en 1971, y además su director, y de los campeonatos mundiales de Natación (Cali 1975) y Baloncesto masculino (Cali 1982). También fue vicepresidente y miembro del Bureau de la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA),

miembro honorario del Comité Ejecutivo de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) y presidente del Comité Organizador del Primer Campeonato Mundial de Nado Sincronizado de Cali en 1989. *Con la colaboración de Carlos Alberto Arbeláez, archivo histórico de EL PUEBLO Cali

Es hasta hoy el mito más grande que ha tenido el deporte vallecaucano en la natación de carreras. Nació en 1955, se inició en el deporte en 1963, pero fue en 1970 cuando empezó una estela de triunfos que aún hoy en día no ha sido igualada por ninguna otra nadadora nacional. En los Juegos Bolivarianos de 1970, con apenas 15 años, ganó las 10 medallas de oro en las que compitió, con lo cual marcó un hito en la natación sudamericana. En los Juegos Nacionales de ese mismo año, De Angulo Iragorri consiguió las 8 medallas que disputó en oro, y encumbró al Valle ante la siempre poderosa delegación antioqueña. Olga participó en múltiples campeonatos panamericanos, suramericanos, centroamericanos, bolivarianos y nacionales, además de los Juegos Olímpicos de Múnich 1972. Su carrera fue tan corta como sus marcas, pues aunque consiguió récords nacionales y suramericanos en 200 metros mariposa, 200 y 400 metros en combinado individual, 200, 400, 800, 1500 metros libre, se retiró de la natación competitiva después de los Olímpicos de Múnich, cuando apenas tenía 17 años, por la muerte de su mamá, Gladys Iragorri. En adelante, la atleta desarrolló su carrera profesional como psicóloga de la Universidad Pontificia Javeriana y tiempo más tarde se radicó en Estados Unidos. Murió a los 55 años, víctima de un cáncer, en Vancouver, Canadá, donde pasó sus últimos años como el mito que siempre fue, la nadadora que en dos años logró lo que ningún otro deportista ha logrado hasta ahora.

Edicion 57  
Edicion 57  
Advertisement