Issuu on Google+

ISSN: 2056-4683

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

PÁG. 2

Los colombianos tenemos que perdonar a los que nos hicieron daño: Maurice Armitage Entrevista de Claudia Palacios

PÁG. 14

Representantes de la afrocolombianidad más influyentes en el suroccidente colombiano

El peso de la historia

PÁG. 22

El coletazo

Conalvías, la empresa que más acumuló contratos durante la época en la que el carrusel de la contratación se tomó las entidades del gobierno bogotano.

El Museo Nacional visita a Cali

PÁG. 26

del carrusel de Bogotá pega en Cali PÁG. 16

COLUMNISTAS

Una lectura sobre Cali

Estados Unidos Sauditas

Paz y reelección

La ciudad invisible, capital del Pacífico

El bulevar y el río Cali

Otra vez los partidos

CÉSAR LÓPEZ

ESTEBAN PIEDRAHITA

GERMÁN AYALA OSORIO

MICHEL MAYA

LEO QUINTERO

CAMILA ZULUAGA

PÁG. 6

PÁG. 6

PÁG. 8

PÁG. 9

PÁG. 9

PÁG. 31


2

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ENTREVISTA

Los colombianos tenemos que perdonar a los que nos hicieron daño: Maurice Armitage Por Claudia Palacios @Claudiapcnn

El Pueblo. Con todo el poder de la información. Todos los derechos reservados. ISSN 20564683. Año I. www.elpueblo.com.co

Jefe de cierre María Clara Navia Periodistas Alex Sterling Carlos David Moreno Claudia Palacios Hernán Hormaza Jahel Figueroa Jean Paul Navia Juan Camilo Palomar Sebastián Bedoya

Fotografías Juan Camilo Palomar Juan Guillermo Martínez Mauricio Lozada Sandra Milena Ramírez Giraldo Instituciones Diagramación Andrés Felipe Ballesteros Presidente del consejo editorial Héctor Riveros Serrato Redes sociales Facebook Fanpage: Elpueblo.com.co Twitter: @elpueblocali Dirección Calle 8 # 39-120 Of. 803 Torre Web Noticias Tel: (572)3769608

Para recibir suscripción de cortesía por seis meses, envíanos tus datos (nombre, teléfono y dirección) a suscripciones@ elpueblo.com.co EL PUEBLO es promovido por el Instituto del Pensamiento Liberal para difundir y defender los principios y valores liberales

www.elpueblo.com.co

3

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

el ingreso de alguna manera: ayudando al Estado o ayudando a la gente que no tiene un buen ingreso, promocionando cosa porque si no no vamos a logra la paz nunca. C. P: ¿Y eso cómo funciona? ¿Cómo lo hace usted en sus empresas? N. M. A: Yo vivo convencido de que con el capitalismo produce los recursos, pero uno tiene que repartirlos, no pueden ser para uno solo. El Estado le quita a uno el 34 %, con impuestos, pero el resto que le sobra tiene que repartirlo. ¿Y cómo? ¡No es regalándolo! Es promocionando más empresas para que la gente tanga más posibilidades de empleo e ingresos, con salarios justos y buenos, no como los del mercado. C. P.: ¿Usted paga salario mínimo? N. M. A: En la fábrica nuestra no hay nadie que gane menos de $1’200.000, ni la señora de los tintos.

Jefe de redacción web Perla Escandón

Colaboradores Camila Zuluaga César López Esteban Piedrahita Floro Hermes Gómez Germán Ayala Hugo Guerra Jota Juan Fernando Reyes Leo Quintero Michel Maya Pablo Uribe

ENTREVISTA

D

ice que le faltó poco para ser comunista pero cree que la vía para ser un buen comunista es el capitalismo. Maurice Armitage, el presidente de Sidoc, es el que predica y aplica, aunque tendría razones de sobra para no ser ni tan buen vallecaucano ni tan buena persona. Amplifico su mensaje ahora que se viene un momento crucial para nuestro país, que será creo yo– más desafiante en el Valle del Cauca que en otros departamentos: el del perdón. Claudia Palacios: Hubo Cumbre de la Alianza del Pacífico en Cali. ¿Compartía la preocupación de los gremios sobre las alianzas que se firmaran en esta cumbre? Norman Maurice Armitage: Por supuesto que sí, y con angustia por esta revaluación en que estamos. Soy un convencido de que las aperturas y los tratados comerciales hay que hacerlos pero no acompañados de una revaluación. Yo creo que hay que hacer primero lo uno y después acompañar lo segundo. Dos cosas al tiempo hace que el empleo formal se esté perdiendo todos los días. Claudia Palacios: ¿Qué hacen como empresarios para tratar de protegerse? Norman Maurice Armitage: Hablamos con el Gobierno. Las empresas nacionales, en el caso del acero Ya logramos competir entre las nacionales. Pero ahora que hay un exceso

de acero en el mundo, nos lo mandan a Latinoamérica, en especial a Colombia, donde la gente cree que todo se vende. La revaluación afecta también al productor nacional de manera muy dura, no solo al exportador.

Hemos venido sorteando la situación porque tenemos un mercado regional aquí, pero quienes tienen que surtir al país por todos lados, con la competencia del transporte, no son viables.

cambiar sus dinámicas. Uno pensaría que los argumentos suyos son de una visión demasiado cerrada o que no están acorde con el mundo actual. Norman Maurice Armitage: Yo lo que le puedo decir es que en el sector siderúrgico nosotros producimos acero de nivel competitivo. Lo que no podemos hacer es competir con países que nos lo mandan por debajo del costo, y los gobiernos nuestros no les ponen talanqueras. Nadie en el mundo es capaz de competir así. Nosotros tenemos costos competitivos, pero si vemos el caso de México, ellos producen allá determinadas toneladas y lo que no venden en su mercado nacional lo exportan por debajo del costo: nos lo mandan para acá, y se aprovecha de un TLC para manejar sus volúmenes de producción. Mandan todo para acá y quiebran el mercado nacional. No lo podemos permitir como colombianos, porque destruyen el empleo en Colombia de una manera absurda. En México el acero lo están vendiendo a USD$8.650 y nos lo manda a USD$600. ¡Y nosotros con un dólar bien barato cómo vamos a poder competir!

Claudia Palacios: Si uno ve las cosas desde el punto de vista de quienes creen en una economía globalizada, lo que hay que hacer es firmar tratados de libre comercio, que argumentan que se fortalecen unos sectores, pero que hay otros que tiene que

Claudia Palacios: Otro tema: al Alcalde se le ha oído decir, o hasta quejarse, que viniendo el de los gremios esperaba mucho más apoyo de los empresarios al volver a estar en la Alcadía. ¿Cree que es un cometario justo?

Claudia Palacios: Ustedes han tenido una interlocución con el Gobierno. ¿Confían en que van a establecer unas salvaguardias? Norman Maurice Armitage: La vedad es que estamos esperanzanos. El Gobierno nos dijo que la metiéramos y estamos pendientes de que nos la aprueben. La vedad es que si usted mira el sector siderúrgico Paz del Río, que es la fábrica más grande de Colombia, está a punto de cerrarse porque no es competitiva, lleva los últimos años perdiendo plata. Muy duro. Yo no creo que pueda ser capaz de aguantar muchos años más si el Gobierno no toma una decisión.

“Yo vivo convencido de que con el capitalismo produce los recursos, pero uno tiene que repartirlos, no pueden ser para uno solo Norman Maurice Armitage: Yo creo que sí es justo. Yo creo que los empresarios vallecaucanos estamos muy lejos de poder estar a la altura de un Alcalde que se la está jugando. Debemos de apoyarlo mucho más de lo que estamos apoyando. C. P.: ¿Por qué no ha pasado eso? N. M. A: El vallecaucano es egoísta por naturaleza y en eso me incluyo. Por eso te hablaba ahorita de que hay un nuevo orden económico, la gente tiene que aprender a distribuir el ingreso. Tú ves que Colombia es de los países más inequitativos a nivel mundial en términos de distribución del ingreso, y acá tenemos que repartir

C. P.: ¿Cómo puede argumentar ante empresarios que sí le pagan un salario mínimo a la señora de los tintos que eso es mejor que pagar el mínimo? N. M. A: Por una razón muy sencilla: en la medida en que usted tiene su gente comprometida con su empresa, coja cualquier sector, en sectores industriales grandes, por ejemplo, lo que menos vale es la mano de obra y es lo que más pelamos. En mi sector vale más la energía, la chatarra, habrá otros sectores donde la mano de obra pesa mucho. Pero acá en Colombia estamos muy dados a que pagamos lo que el Gobierno obligue. Entiendo que el salario mínimo afecta al empresario pequeño, al que tiene cinco empleados, pero en la gran industria, la gente de arriba tiene que pagar mejores salarios y hacer la distribución del ingreso. Y si tienes empleados mejor pagados, la gente consume y la economía funciona. Pero si los que trabajan no ganan, no se puede. C. P.: Me imagino que ustedes llevan muchos años con el mismo discurso, pero sus amigos de los gremios no le paran bolas. N. M. A: Sí paran bolas, pero a la gente a que carretearla, eso quiere decir que en la medida en que los caleños sepan que otros ayudan, se van pegando al tren de la ayuda. Estamos poniendo primeros granos para que detrás venga más gente pegando. Arrancamos hace siete años con lo de Siloé, y hoy en día otros están haciendo lo mismo. Es buenísimo. Hay que hacer sentir mal a la gente que no ayuda, no hacer sentir bien a los que ayudamos. C. P.: ¿Y cómo se hace? N. M. A: Dando ejemplo. No importa que a veces tenga problemas, me meto a dar más de lo que puedo. Eso está funcionando: en Cali, en los

“El primer requisito que le pedimos a cualquier empleado que llegue a la fábrica es que sea buena persona, aunque no sepa. Pero si es mala persona, vamos a tener una fábrica mala” últimos cinco años, la gente ha ido cambiando de actitud. ¡Con el solo trato de la gente! Acá estamos muy acostumbrados a que el que nos sirve lo tratamos mal. El mundo ha cambiado en eso, está cambiando. C. P.: Le toco un tema que sé que es sensible para usted, pero le pregunto porque es algo muy ejemplar: ¿cómo es que usted llega a convertirse en el benefactor de una de las personas que fue el medio para que los secuestraran? N. M. A: Uno tiene que ser buena persona antes que cualquier cosa. Si usted va a mi oficina, usted encuentra que en la fábrica decimos “trabaje duro y sea buena persona”. El primer requisito que le pedimos a cualquier empleado que llegue a la fábrica es que sea buena persona, aunque no sepa. Pero si es mala perso-

na, vamos a tener una fábrica mala. Yo trato de transmitir eso todo los días y, bueno, no es una cosa religiosa porque yo de religión ‘pocongo’, casi que cero. Pero si uno transmite eso, eso se va multiplicando. C. P: Pero como la persona que lo entregó a los secuestradores fue uno de sus empleados de confianza, me imagino que en ese momento se sintió frustrado, engañado. ¿Cómo hizo para perdonar? N. M. A: Porque lo entendí de alguna manera. Para que no lo metieran veinte años a la cárcel me toco pagar quince millones de pesos de abogado, para que a mis secuestradores los liberaran he tenido que ir a dar fianzas. Yo creo que el tipo cometió un error en su vida y tiene derecho a una segunda oportunidad. Nosotros acá en Colombia tenemos que perdonar porque si no, nos vamos a seguir matando no sé hasta cuándo. El día que nos demos esa oportunidad de perdonar al que nos la ha hecho, el país va a funcionar mejor. C. P: Unos dirán “¿dónde está la justicia?”. N. M. A: Esta en que el que cometa el delito y no se arrepienta se va pa’ la cárcel. De los que me secuestraron hay tres que están huyendo, hasta parientes del que le estoy ayudando, que nunca se arrepintieron. A esos sí digo “cláveles la justicia toda encima”. C. P: ¿Él le pidió perdón a usted? N. M. A: Sí. Yo veo que tiene una familia que no se merece pasar por lo que está pasando. C. P.: En ese sentido, me imagino que ha tenido acceso también al presidente Uribe, a hablarle de estos temas. N. M. A: Yo al presidente Uribe le digo que le debo la vida. Nunca he votado por él y quisiera que se quedara ca-

llado. Pero a Uribe le debo la vida porque si no es por como actuaron las Fuerzas Armadas durante su gobierno, de golpe yo no estuviera acá sentado. El primer secuestro eso fue en un paseo: nos cogieron en Bahía Solano y nos llevaron para el Chocó. Dos pagamos pa’ que nos liberaran, éramos seis. Ahí duramos secuestrados siete semanas. El otro fue siete años después. La verdad es que no me mataron gracias a la presión del gobierno de Uribe, les faltó fue mandar un submarino a buscarme. Los secuestradores me soltaron por la presión de las Fuerzas Armadas. C. P.: Usted anda en Harley.

N. M. A: En Yamaha (Risas). C. P.: ¿Un empresario de Sidoc, tan ocupado, cómo saca tiempo para todo eso? N. M. A: Es en la única parte que me desconecto, porque si uno no se desconecta se mata. Montando en moto uno no se vuelve a acordar ni de la esposa, ni de las mujeres bonitas, ni de negocios, ni de nada, sino que uno se concentra. Hemos ido a todas partes: Llanos Orientales, Cañón del Chicamocha, Laguna de la Cocha… C. P.: ¿No le da miedo que lo vuelvan a secuestrar? N. M. A: No, no, no. Yo creo que no. ¡Imposible!

Norman Maurice Armitage En abril de 2008, Norman Maurice Armitage, presidente de la Siderúrgica de Occidente, Sidoc, fue secuestrado a la entrada de su finca, en zona rural del departamento del Valle del Cauca. Durante 94 horas, el empresario de 65 años, permaneció amarrado y no recibió alimentos ni agua. Su rescate se dio gracias a un helicóptero de la Policía que sobrevoló las montañas de Jamundí y presionó a sus verdugos, quienes ante la presencia de las autoridades optaron por abandonarlo cerca a la zona. Hoy en día, Armitage es miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Cali (2012-2014). Por otra parte, es fundador y miembro de las juntas directivas de Siderúrgica del Occidente S.A., de Fundación Sidoc, de Laminamos S.A, de Ingenio del Occidente SAS y de Cementos San Marcos S.A. Igualmente integra la junta directiva del Centro de Eventos Valle del Pacífico y de varias organizaciones sociales.

“Sidoc produce el acero de los colombianos” El lema de la Siderúrgica de Occidente SIDOC S.A. le hace eco a que es la única siderúrgica de capital 100 % nacional ubicada en el suroccidente de Colombia. Esta empresa, que nació en 1986, fabrica y comercializa aceros estructurales de alta calidad. La chatarra de hierro y acero reciclable es la materia prima principal para la fabricación de sus productos, lo que la convierten en una siderúrgica semintegrada.


4

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

MIS ACTUALIDAD DERECHOS

Una esperanza para aliviar la crisis carcelaria En marcha plan para descongestionar las cárceles de Villahermosa y Jamundí que tienen un grave hacinamiento de internos.

“Queremos aplicar justicia, gratuidad sin impunidad. Como abogados queremos aportar nuestro grano de arena, Cali es la primera ciudad que cuenta con este plan piloto de descongestión de las cárceles”, expresó el abogado, quien añadió que luego el programa seguirá con acusados e imputados. “Hay 450 personas que están en la cárcel por delitos de falsedades, de porte ilegal de armas o de hurto que, al examinar sus casos, se encuentra que no son un peligro para la sociedad. No es lo mismo tener un acusado por porte, quien tiene una arma de fuego para cuidarse de los delincuentes que una persona que usa esa arma para cometer actos ilegales. Aunque sean juzgados por el mismo delito, se trata de casos objetivamente diferentes”, subrayó el abogado. Como alternativas de resocialización el programa ofrece que los internos cumplan con labor social y que las cárceles sean una especie de zona franca, donde los internos puedan ocupar el tiempo libre con la elaboración de cajas que a su vez se pueden comercializar. De esta manera Bolaños propone la vinculación de la Andi, Fenalco Valle y las cajas de compensación familiar.

M

ientras que en Bogotá la jueza 56 Penal del Circuito de Bogotá, Gloria Guzmán, tiene la obsesión de acabar con el hacinamiento en la cárcel La Modelo, en Cali un grupo de abogados litigantes decidieron donar unas horas de su tiempo para revisar expedientes y resolver la situación jurídica de algunos presos con el objetivo de descongestionar los centros penitenciarios de Villahermosa y de Jamundí. Un día tras visitar La Picota, la jueza salió espantada al observar a los reclusos hacinados y enfermos. Una situación similar han vivido los defensores Germán Bolaños y Alejandro Arenas, miembros de la Colegiatura de Abogados Ligitantes de Cali, quienes decidieron diseñar un programa piloto para aliviar la crisis carcelaria. De acuerdo con un informe de la Personería, la cárcel de Villahermosa tiene un hacinamiento del 350 %: su capacidad es de 1.700 personas, pero actualmente hay 5.830. Tras fallar a favor del ministerio público, el Tribunal Superior de Cali ordenó que no se reciba un solo preso más en

Villahermosa. Además en el intento de buscar soluciones, el director del Inpec, general Gustavo Adolfo Ricaurte, y el magistrado Wilson Ruiz, integrante del Consejo Superior de la Judicatura, consideraron opciones similares a las propuestas por la Colegiatura de Abogados Litigantes. Manuel, Mario y Amalia (ver recuadro) serán tres de los cerca de 400 condenados que se aspira puedan salir de prisión en los próximos meses. El director de Villahermosa definió un espacio en el establecimiento carcelario para un juez de Ejecución de Penas, de manera que no haya necesidad de trasladar al interno y eso no sea una traba para el programa. La Secretaría de Gobierno Departamental contribuirá unos equipos para grabar las audiencias. El abogado defensor Germán Bolaños explicó que el plan comenzó con los condenados porque es más fácil, teniendo una situación jurídica, adoptar la alternatividad penal, analizando la edad de la persona, el cumplimiento de la pena, la conducta, si la persona padece una enfermedad terminal. Aclaró que en el programa se

exceptúan los delitos de lesa humanidad, concierto para delinquir, violaciones y sicariatos. Los cien abogados de la iniciativa tendrán en cuenta que

los reclusos están procesados por delitos menores como hurtos o lesiones personales, o que hayan cumplido las dos terceras partes de la condena, sean cabeza de familia o por vencimiento de términos.

Hace más de ocho meses se cerraron los locales, que estaban ubicados frente a la cárcel de Villahermosa, donde los internos vendían los zapatos que elaboraban en el centro penitenciario, según la Fundación Pres.o.s en Colombia.

MIS DERECHOS

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

5

“En la cárcel perdió una pierna” María Oliva González no solo llora porque su hijo cumple una condena por un homicidio, sino porque en la cárcel él perdió una pierna. Cada día su estado de salud empeora debido a que en el centro penitenciario de Jamundí no se le ha prestado la atención que requiere este hombre que está en silla de ruedas. Su drama comenzó hace cuatro años cuando un día en medio de una riña con un amigo, los ánimos se exasperaron tanto que le disparó y le ocasionó la muerte. Un año después en venganza, alguien trató de matar a bala a Manuel, pero no lo logró sino que lo dejó inválido. En ese tiempo la Policía lo capturó, y Manuel aceptó su responsabilidad en el crimen, además de una condena de 18 años por homicidio agravado y porte ilegal de armas. Al ingresar inicialmente a la cárcel de Villahermosa, por razones que no se explica la madre de Manuel, él sufrió una gangrena de tercer nivel, por lo cual fue necesario llevarlo al Hospital Universitario del Valle, HUV, donde estuvo internado durante tres meses. Los médicos no encontraron otra opción que amputarle la pierna para salvarle la vida. De ahí fue trasladado a Jamundí, donde se ha repetido el cuadro clínico y la familia teme que la bacteria se riegue por todo el cuerpo. Por ello están solicitando la casa por cárcel para brindarle la atención requerida. “Los glúteos se le siguen pudriendo, mi hijo llegó completo a la cárcel y me lo van a entregar medio. Me preocupa su situación médica, no tanto que se vaya a la casa, sino su salud”.

Cifras carcelarias • • • • •

142 cárceles hay en 33 municipios de Colombia 116.600 presos hay en Colombia 40.000 personas están condenadas en Colombia 24.000 presos tienen prisión domiciliaria 3.200 personas ingresan cada mes a las cárceles del país

En entrevista con la revista Semana, el defensor del pueblo, Jorge Armando Otálora, afirmó que en las cárceles del país hay 42.000 personas asinadas y que, por lo tanto, una reforma al sistema penitenciario solo reduciría el número a 35.000. Propuso, en cambio, una emergencia social

Una adicción que se convirtió en delito Por tercera vez Mario cumpliría una condena en la cárcel de Villahermosa por el delito de tráfico de estupefacientes. Su adicción por la marihuana y el bazuco lo tiene tras la reja y con dos sentencias ya cumplidas. Hace varios años este hombre que ronda los 40 años comenzó a consumir alucinógenos tras un drama familiar: su hija perdió las extremidades inferiores tras electrocutarse por error. Desde entonces no pudo superar esa tragedia sino que se inmiscuyó en el mundo de las drogas. En una ocasión fue sorprendido por unidades de la Policía en un parque del sur de la ciudad, llevaba más de 20 gramos de cocaína, por lo que fue recluido en Villahermosa. Después de purgar la pena, regresó a la calle, sin dejar su hábito. Nuevamente fue sorprendido por los agentes en un expendio de drogas en el barrio La Isla o el sector llamado Puerto Bazuco. Hace un mes cayó de nuevo en una redada a la ‘olla’ de El Calvario, al encontrársele papeletas de bazuco en sus pantalones. Ahora está en los pasillos de Villahermosa a la espera de que un juez le solucione su situación jurídica.

Cabeza de hogar “Soy madre cabeza de hogar y mi mamá, de edad avanzada, está a cargo de mis dos hijos. En noviembre de 2008 me capturaron por homicidio simple y ya llevo detenida 54 meses. Por estudio y trabajo tengo derecho a una redención de 14 meses y tengo certificado de conducta buena y ejemplar. Les ruego encarecidamente estudiar mi caso para detención domiciliaria o con brazalete”, le escribió a Bolaños una reclusa de la cárcel de Jamundí.


6

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Una lectura sobre Cali

Por César López @cesarlopez_

D

efinitivamente Cali se encuentra en un momento importante y decisivo para el futuro de la ciudad, no solo por la gran cantidad de actividades internacionales que la pondrán en una tarima frente al mundo y por el cambio en su infraestructura debido a la inauguración de importantes obras, sino también porque se goza de libertades políticas que hace mucho no se veían. Estos factores se pueden aprovechar para cambiar el futuro próximo de una ciudad que cuenta con grandes virtudes y capacidades de transformación. Pero esta época también coincide con una gran crisis social que viene desde hace mucho tiempo atrás como consecuencia de continuos errores en su planeación y por un gran arraigo cultural,

consecuencia del narcotráfico. Un diagnóstico que aun siendo errado, nos puede poner a pensar sobre la Cali de hoy. Llevamos año y medio de un nuevo gobierno local, que llega con una alta expectativa por parte de los ciudadanos por contar con personas con una gran preparación, pero se distancian de un imaginario que venimos teniendo los caleños al referirnos a los gobernantes. Ha sido un gobierno que ha hecho las cosas bien, pero que no es fácil de entender por estar acostumbrados a gestiones más políticas y menos técnicas, lo importante es que las cifras de su gestión sean las planeadas. Luego de una época en la que Cali estuvo gobernada por los empresarios, la famosa época del liderazgo vallecaucano, se presentó un periodo oscuro, en el que el narcotráfico penetró todos los sectores de la región y de Cali: Proceso 8.000, destitución de alcaldes y gobernadores y desprestigio de las instituciones. Afortunadamente estamos en una época en la que nuevamente los jóvenes se interesan en la política. Estamos en un momento fundamental para que

Estados Unidos Sauditas

Por Esteban Piedrahita

A

l tiempo que las peleas infantiles de los presidentes, las bufonadas de Maduro y sus adláteres y el circo de la canonización de Laura Montoya capturan nuestras atenciones, pasamos por alto dos acontecimientos de los últimos meses en las dos principales economías del mundo que impactarán profundamente nuestras vidas. El primero es que mediante la aplicación de nuevas tecnologías de extracción de hidrocarburos, Estados Unidos pasó en 2012 a ser el mayor productor de gas natural del planeta y, según estimaciones de BP, a fines de este año sobrepasará a Arabia Saudita y Rusia como el primer productor de combustibles líquidos (petróleo + biocombustibles). Se anticipa que para 2018, EE. UU. sea un exportador neto de crudo. El segundo hecho es que el año pasado, por primera vez, el número de personas en edad de trabajar en China disminuyó: cayó en tres millones. Las implicaciones para el mundo de un Estados Unidos autosuficiente desde el punto de vista energético y de una China en rápido envejecimiento (y cada vez más ávida de petróleo) son de gran alcance.

En el frente económico, según datos citados por The Economist, la actividad generada alrededor de las nuevas fuentes no convencionales de crudo y gas en EE. UU. totalizó US$238 millardos en 2012 y agregará medio punto del PIB al crecimiento norteamericano en los próximos años. Esto ha llevado a que se hable de un “renacimiento industrial” en ese país, pues los precios del gas están a una tercera parte del promedio de la última década y los precios de la electricidad (mucha de ella generada con gas) han caído ostensiblemente. Hoy EE. UU. tiene costos de energía mucho más bajos que sus pares industrializados, como Alemania y Japón, y que países emergentes como China y México. Pero quizás el efecto más importante del auge del gas y petróleo de esquisto será el viraje en las prioridades de la política internacional norteamericana. Tras la caída del muro de Berlín y el derrumbe de la Unión Soviética, garantizar el suministro oportuno de crudo ha sido quizás el imperativo estratégico número uno del gigante estadounidense. Ello ha contribuido a desatar al menos dos guerras, ha hecho que a pesar de su discurso prodemocrático EE. UU. apoye gobiernos despreciables y ha permitido que ciertos regímenes despóticos utilicen el petróleo como un efectivo medio de chantaje. Rehabilitado de su “adicción” al crudo extranjero, EE. UU. podrá tener una política internacional más independiente y, seguramente, más iluminada. El que la población en edad de trabajar de la China haya entrado en caída y que ese país haya comenzado a enve-

Afortunadamente estamos en una época en la que nuevamente los jóvenes se interesan en la política. Estamos en un momento fundamental para que esos nuevos políticos con ideas renovadoras logren generar cambios

esos nuevos políticos con ideas renovadoras logren generar cambios para no perder la inercia con la que están llegando a importantes espacios de poder. Nos hemos convertido en una ciudad de servicios, el sector manufacturero, industrial y de transformación de materias primas es cada vez menor o por lo menos se detiene, en cambio los servicios y comercio crecen. No

jecerse rápidamente, también supone grandes alteraciones al orden económico y político mundial. Hace diez años, un operario chino ganaba menos de una tercera parte que su par mexicano; hoy gana prácticamente lo mismo. Y en diez años, con el enriquecimiento y envejecimiento del coloso asiático, seguramente ganará bastante más. El que China deje gradualmente de ser la fábrica del mundo genera importantes trastornos, pero también grandes oportunidades para otros países. Su modelo mercantilista de priorizar el ahorro, la exportación y la inversión, sobre el consumo y las importaciones será cada día menos sostenible. Y su sistema de gobierno autocrático seguramente también. Por lo demás, este año China rebasó a EE. UU. como el mayor importador de petróleo del mundo. ¿Qué significado puede tener esta tendencia? ¿Se verá obligada China a proyectar su poderío militar, como ya ha proyectado por ejemplo en África su influencia económica, para resguardar la cadena de suministro del petróleo como lo ha venido haciendo EE. UU.? ¿Conducirá esto a mayores posibilidades de conflicto entre las dos mayores potencias económicas y militares del mundo? Aterrizando a nuestra realidad, para las “Casandras” que predican la revaluación del peso como hecatombe, estas dos noticias son claramente de sesgo devaluacionista. En lo económico, una China más vieja, más próspera y más cara pasa de amenaza a oportunidad para Colombia; un EE. UU. dinamizado y más competitivo genera posibilidades pero también inquietudes. En lo político, solo el tiempo dirá que significa esta pateada al tablero mundial.

quiere decir que el tradicional negocio de alquilar la finca para que otro siembre caña haya sido el gran acierto, pero la industria y sobre todo de alimentos genera empleo y abre oportunidades en una época de tratados de libre comercio y con una salida al mundo por el pacífico. Vale la pena pensar qué está pasando y cómo nos podemos reactivar. Nos encontramos en un periodo de preparación y alistamiento de unas elecciones nacionales, con una casi que segura reelección, pero de aquietamiento por parte de los sectores de opinión, lo más posible es que no haya ninguna renovación en Senado y Cámara. Pero lo más grave es que los grupos políticos que perdieron las elecciones de octubre 30 de 2011, aún no lo han asimilado y se la pasan criticando y haciendo oposición sin argumentos y destructiva, a pesar que los daños no se los hacen a las personas, se los hacen a Cali. Se pasó de tener un Concejo de Cali supremamente atractivo para los intereses personales a una corporación donde no pasa mayor cosa y donde su principal gancho ya no existe. Los concejales no dicen nada, porque no hay mayor cosa qué decir. Esto podría tener consecuencias en las elecciones del 2015, dependiendo de quienes sean los candidatos a la alcaldía y se podría

OPINIÓN volver a la expresión “es mejor ser Concejal de Cali que Representante a la Cámara”. Pero donde ha habido un gran avance es en la Personería de Cali, que suena por todo lado y muchos reconocen una excelente gestión por parte de su cabeza. Pero el coco sigue y seguirá siendo por un tiempo más el tema de la seguridad para Cali. Ya que es un fenómeno muy complejo, una mezcla de factores que van desde un gran abandono social, pasando por la falta de oportunidades, empleo e inversión social; hasta el asentamiento de bandas criminales que tienen en los sectores bajos de nuestra ciudad, un terreno abonado para conseguir mano de obra para delinquir. Los retos de para Cali son de apuestas de largo plazo, de llegar pronto a las Megaobras Sociales de las que habla nuestro Alcalde, pero hay que salir pronto de la inercia del cemento y pasar lo más pronto posible a mirar a la gente, la juventud y las mujeres. Necesitamos de una ciudad que ofrezca oportunidades para los emprendedores, ocupar a los jóvenes en actividades productivas; sembrar socialmente para que recojamos algo distinto que lo de hoy.

La “transformación” degenerativa de la guerrilla colombiana

Por Floro Hermes Gómez Pineda Twitter: @Florohermes

C

on amabilidad y consideración una lectora de mi columna realizó unas observaciones en torno a las prácticas usuales de la guerrilla colombiana, que parecieran contradecir cuanto expresé en mi columna “¿Por qué los colombianos no comprenden nuestro conflicto armado interno?”, de la semana pasada. Por ello creo importante explicar que, dentro de una sociedad, como la nuestra, donde impera la política del envase, “importa lo que se dice no lo que se hace”, es apenas natural que todas las expresiones culturales, económicas, políticas y religiosas sean consonantes con esta circunstancia. Por lo tanto, la guerrilla colombiana, en tanto que una expresión política de nuestra sociedad, ha expresado unas orientaciones ideológicas que han quedado en simples manifestaciones discursivas cuando han tratado de mostrarlas como acciones concretas, así: Ha dicho que aspira a la moralización de nuestras costumbres, desde una lectura marxista (como liberal no comparto pero tolero), la cual se contradice con la práctica infame del secuestro extorsivo, la extorsión (bajo el manto de “impuesto revolucionario”) a empresas, familias y personas y la protección de cultivos ilícitos; es decir, “se dice moral se hace delito”. Ha dicho que quiere un desarrollo rural campesino, desde una lectura contraria al libre mercado,

la cual contradice con su práctica de controlar para beneficio de los jefes guerrilleros, cada vez más, los centros de producción y envío del muy lucrativo negocio exportador de cocaína, a los Estados Unidos de América y Europa, bajo el disfraz poco creíble de una lucha contra el capitalismo y el imperio; es decir, una institucionalidad política y económica extractiva. Ha dicho, en consonancia con el marxismo clásico, que utilizará todas las formas de lucha (que para nosotros los liberales son inaceptables), pero se contradice en la práctica, pues recurre sistemáticamente al uso del terror en contra de la población civil, afectando en muchísimas ocasiones incluso a su propia base social, sin que tengamos noticia de que ello siquiera la ruborice. Ha dicho que sus miembros, al igual que ocurre en una religión, pertenecen a ella por convicción, cosa que los liberales hijos de la razón vemos mal. Sin embargo, en medio de una economía ilícita internacional de grandes proporciones, la práctica es otra: existe un flujo y rotación de miembros de un bando a otro porque lo valioso e importante para la guerrilla son los fines, no los valores ni su ideología. En consecuencia: un discurso de moralización con una práctica delincuencial; una propuesta de desarrollo rural campesino con una práctica agrícola cocalera; una promesa del uso de todas las formas de lucha con una práctica del terrorismo y una promesa ideológica con una práctica del todo vale. Luego, “¡cuál “transformación” degenerativa de la guerrilla colombiana! Lo que tenemos es una guerrilla a la cual le importa “lo bien” que dice y no “lo mal” que hace, al igual que otras expresiones culturales, económicas, políticas y religiosas nuestras.

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

7


8

C

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Paz y reelección

on el anuncio reeleccionista de Santos, la campaña electoral de 2014 ‘oficialmente’ ya empezó. Destapadas las cartas del Mandatario, el país se presta no tanto a reelegir al actual presidente y a sus políticas sociales, económicas y ambientales, sino a darle continuidad al proceso de paz. Esto es, Colombia volverá a polarizarse en torno a un viejo dilema: paz o guerra. Iván Márquez, negociador de las Farc, exhibió públicamente su beneplácito por la intención manifiesta de Santos de reelegirse, desde la perspectiva de que el anuncio mismo le quita presión al proceso. Y es cierto. Por lo tanto, es posible y deseable que las negociaciones en La Habana se prolonguen en el tiempo, eso sí, con la necesidad de ir mostrando acuerdos entre las partes, que hagan posible que el país camine con firmeza hacia escenarios de posconflicto. Jugadas las cartas por parte de Santos, solo queda esperar que el Centro Democrático presente al ungido del expresidente AUV, para enfrentar al presidente-candidato en unas elecciones que muy seguramente vendrán cargadas de insultos, propaganda de todos los colores y una enorme polarización política. La izquierda tiene la obligación no solo de participar con decoro en la próxima contienda electoral, sino de construir una plataforma ideológica y política de verdadero alcance nacional que recoja, más que el pensamiento de las Farc, el sentido y las dimensiones de los acuerdos a los que se lleguen en La Habana. Allí está su verdadera oportunidad de llegar al poder. Si se confirma a Francisco Santos, como el candidato presidencial del Centro Democrático, esta microempresa electoral dará pasos en falso, en la medida en que el exvicepresidente no tiene el talante para llevar las riendas de un país tan complejo como Colombia. Su carácter infantil, belicoso y su incontrolada lengua, pueden llevarnos por caminos insospechados de violencia política e incluso, podría generar problemas en el vecindario, afectando las delicadas relaciones que hoy tenemos con Venezuela y Ecuador. Y la verdad es que Carlos Holmes Trujillo y Óscar Iván Zuluaga tampoco tienen cómo ofrecer resistencia al presidente-candidato que parece tener ‘amarradas’ las fuerzas políticas en el Congreso y en otros ámbitos, para lograr su reelección. De cara a las elecciones de 2014, los colombianos no votaremos para reelegir unas políticas de Gobierno, sino para dar continuidad a un proceso de paz que día a día siembra más y más incertidumbres, por cuanto aún no se sabe en qué van las negociaciones y sobre todo, cómo, quién y cuándo se harán efectivos los acuerdos a los que lleguen las partes y lo más importante, estos acuerdos qué esfuerzos demandará de una clase dirigente acostumbrada a

Por Germán Ayala Osorio Miembro del Centro Interdisciplinario de Estudios de la Región Pacífico Colombiana, CIER

mantener, por la fuerza, grandes privilegios. Santos tendría cuatro años más no para finalizar con decoro el proceso de paz, sino para afianzar lo acordado, bien a través de finas cirugías constitucionales para las que necesitará mantener al Congreso cooptado burocráticamente, o a través de una Asamblea Nacional Constituyente, con el riesgo de que en ella se abra paso la derecha y la ultraderecha, que buscan torpedear el proceso de paz y devolvernos al contexto constitucional y político de la Carta de 1886. En todo caso, es preferible darle una nueva oportunidad a la paz y no continuar con una guerra que sólo beneficia a las empresas fabricantes de armas y a los señores de la guerra, que dentro del Estado y fuera de él, hacen todo lo posible para que el conflicto armado interno se prolongue otros cincuenta años más. Guerra interna que, por supuesto, también beneficia a la derecha empresarial y política que insiste en hacernos creer, a través de los medios masivos, que la lucha armada no tiene justificación alguna. De esto hay que decir que si bien es claro que las guerrillas perdieron su cuarto de hora y que no es posible que hoy alcancen el anhelado triunfo militar, ello no significa que las circunstancias objetivas que generaron su levantamiento en los años sesenta hayan desaparecido. La lucha por un país justo sigue siendo legítima, pero deberá darse a través de un reformado juego democrático y de unas decisiones políticas y económicas a las que seguirá resistiéndose la derecha que hoy confluye en el Centro Democrático. Reelegir a Santos significará, por otro lado, legitimar sus políticas económicas, en especial a la que dio vida y sostiene a una descontrolada locomotora minera, que avanza sin control socio ambiental y político, dejando a su paso destrucción de una frágil biodiversidad que apenas si sobrevive a los embates de agentes privados y estatales enceguecidos por la eterna búsqueda del Dorado. Santos y su gobierno deberán continuar blindando el proceso de paz. De parte de las Farc, su dirigencia deberá colaborar

para que las negociaciones transiten con seriedad y convencidos de que llegado el momento justo, deberán informar al país sobre los avances y los acuerdos, a pesar del acordado hermetismo frente a los medios masivos. De esta manera, lograrán bajar en algo la presión que varias empresas mediáticas y sectores de derecha le vienen poniendo al proceso de paz, dados los niveles de incertidumbre generados por la reserva con la que hasta ahora avanzan las negociaciones. Insisto en que reelegir a Santos no valida por completo su desastrosa política ambiental, que nos llevará, con toda seguridad, a nuestro propio avatar. Por el contrario, permitirle cuatro años más de gobierno es darnos la posibilidad de transformar el país, de pasar estas dolorosas páginas de la guerra y de ver hasta dónde somos capaces de edificar escenarios de posconflicto en los que se dignifique, por fin, la vida humana, se repiense el Estado y se logre modificar el talante de una élite profundamente patrimonialista, comprometida en gran medida con el país injusto, excluyente y violento en el que aún vivimos. Ojalá Santos entienda que la transformación de Colombia no solo pasa por el fin del conflicto armado interno, sino por una exigida metamorfosis social y cultural que involucra a sus orígenes de clase y que necesariamente deberá impactar a las otras clases sociales. El reto es mayúsculo, de allí que debamos superar el impacto ideológico que aún genera la reelección presidencial, en aras de avanzar hacia escenarios de discusión de asuntos públicos, de donde broten fórmulas y propuestas que hagan verdaderamente sostenible un orden social y político, en donde sea posible vivir sin mayores incertidumbres que las que produce la vida misma.

Los colombianos no votaremos para reelegir unas políticas de Gobierno, sino para dar continuidad a un proceso de paz que día a día siembra más y más incertidumbres, por cuanto aún no se sabe en qué van las negociaciones y sobre todo, cómo, quién y cuándo se harán efectivos los acuerdos a los que lleguen las partes

OPINIÓN

OPINIÓN

Aclaraciones sobre el MIO

Por Juan Fernando Reyes Kuri Twitter: @reyeskuri

E

n la última década Cali tomó dos decisiones políticas claves para la movilidad de la ciudad: la primera es la apuesta por la bicicleta a través de la expedición de un plan de movilidad urbana y ciclorrutas creado en 2008 a través del Decreto 615 cuya implementación ha sido muy lenta pero que va por buen camino; y la segunda es la apuesta por el transporte público masivo, en contraposición a la prevalencia del  vehículo particular.   La administración de Rodrigo Guerrero se trazó como una de sus más importantes metas, poner a andar el mejor y único sistema de transporte masivo totalmente integrado del país. Las cifras actuales demuestran que vamos por la autopista correcta. Tan solo en un año se logró aumentar la flota de buses pasando de 575 vehículos a 826; se aumentó el número de rutas hasta llegar a 94. Como consecuencia de esto, el cubrimiento de la ciudad llegó al 89.80 %. El año pasado el sistema movilizó 130’552.506 pasajeros, lo que representa un incremento del 34,55 % frente a los 97´089.717 pasajeros movilizados en el año 2011. Este aumento significó pasar de un promedio de trescientos mil a quinientos mil pasajeros diarios.   Dichos avances se han logrado gracias a las decisiones que se han venido tomando, a pesar de los riesgos que estas implican, porque cuando se trabaja por un objetivo común, cuando se privilegia el interés general sobre el particular, ¡como debe ser!, muchos cayos se pisan, muchos intereses se tocan y la reacción, en muchos casos agresiva de los afectados, no se hace esperar, como en efecto ha ocurrido.   Les doy toda la razón a los que piensan que el MIO debió comenzar su operación por el oriente de la ciudad, en donde el número de usuarios es mayor y, además, donde más lo necesitan. Es cierto que el MIO debe mejorar en varios aspectos. Por ejemplo,  las frecuencias del servicio en algunas rutas deben aumentar; los puntos de venta de las tarjetas deben multiplicarse por dos; la cultura ciudadana debe ser una prioridad para el sistema. Lo que no puede generar duda es que dichas discusiones

Les doy toda la razón a los que piensan que el MIO debió comenzar su operación por el oriente de la ciudad, en donde el número de usuarios es mayor y, además, donde más lo necesitan y exigencias deben darse dentro del sistema y no por fuera de él.   Es verdad que la puesta en marcha del sistema ha dejado a algunos conductores sin empleo, pero también hay que decir que el Alcalde tomó decisiones al respecto, tales como: otorgar un “subsidio” a los conductores que quedaron cesantes; darle empleo en el MIO a algunos de ellos; brindarles todas las facilidades para pagar las multas acumuladas, entre otras. Además, hay cosas que muchos no tienen en cuenta: primero, el MIO da empleos dignos y bien pagos, en contraposición a la explotación generada por la guerra del centavo; lo segundo es que el total de la inversión para implementar el sistema en la ciudad será de 2.4 billones de pesos, lo que está permitiendo generar miles de empleos en la operación y en las distintas obras de infraestructura que está pagando el sistema. Por último,  el significativo mejoramiento de la imagen física de la ciudad ha hecho que en muchos caleños aflore de nuevo el sentido de pertenencia y que visitantes le rindan homenaje a la sucursal del cielo.   En conclusión, apoyar el obsoleto sistema anterior no puede ser una opción para la ciudad que se está construyendo, la apuesta debe ser por el MIO con sus dificultades actuales que deben superarse y con sus inmensas bondades. Todos los esfuerzos deben concentrarse en tener el mejor sistema de transporte masivo de América Latina del que nos sintamos orgullosos.

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

El bulevar y el río Cali

Por Leo Quintero

E

n los años cincuenta el emblemático locutor de Caracol Radio, Álvaro Muñoz Cuéllar, popularizó una frase que fue de combate para los caleños, Viva Cali, Chipichape y Yumbo, para simbolizar el orgullo de la ciudad, que en esa época se construía rumbo al norte, pasando por los talleres del ferrocarril, allá en Chipichape, hoy centro comercial. Eran los hitos de la ciudad, especies de marcas urbanas que estaban en el imaginario de los habitantes de la Cali de mediados del siglo pasado, para enmarcar la modernidad de la urbe de don Sebastián de Belalcázar.

Medio siglo antes había sido La Ermita, reconstruida en varias ocasiones a raíz de los daños que le causaron los movimientos telúricos, pero que estaba tan unida a la historia de la ciudad como el hotel Alférez Real, del que era vecina , hasta que en un arrebato de modernidad los propietarios del inmueble le arrancaron a la historia de la ciudad el centro social, que paso a convertirse por varios decenios en un lote enmalezado, hasta que la ciudad lo recuperó para hacer en su profundidad el parque de los poetas. Aunque el primer símbolo de ciudad fue la estatua de don Sebastián de Belalcázar, la misma que elaboró el escultor español Victorio Macho y  solo pudo  erigirse en su túmulo  el 25 de julio de 1937, un año después de que la ciudad cumpliera su cuarto centenario. Esos eran los hitos de la ciudad, a los que  en este nuevo siglo se le pueden añadir, otros que están dándole orgullo a los caleños como el estadio

Sin embargo, a pesar de la historia, de los miles de artículos, de la cantidad de fotografías que han enviado por el mundo entero los caleños orgullosos de su historia y de sus lugares, todo se queda corto ante la real avalancha que está afrontando feliz la ciudad al reconocerse en las orillas del rio Cali Pascual Guerrero, o edificios como la Torre de Cali, construido hace más de treinta años y que aún sigue siendo el

más alto del suroccidente del país con sus 43 pisos de altura. Sin embargo, a pesar de la historia, de los miles de artículos, de la cantidad de fotografías que han enviado por el mundo entero los caleños orgullosos de su historia y de sus lugares, todo se queda corto ante la real avalancha que está afrontando feliz la ciudad al reconocerse en las orillas del rio Cali, como lo hicieron los indígenas primigenios cuando se asomaron a las orillas de los ríos para ver sus caras en el agua. Esa Cali que deliciosamente recorre paso a paso el bulevar de la Avenida Colombia, que se reconoce como habitante de esta ciudad de las puertas abiertas, donde el que es extraño se queda para gozar de la calidez de sus gentes, tiene hoy un nuevo emblema para mostrar. Nunca hubo tantas personas tomándose fotos en el mismo lugar para mostrarle a quienes estaban en su casa, o fuera de la ciudad, la nueva cara de Cali. El sitio, que todos aspiran llegar a descubrir es ese re-

La ciudad invisible, capital del Pacífico

Por Michel Maya Twitter: @michel_maya

L

a institucionalidad caleña está de fiesta, fuimos sede de la Cumbre Alianza del Pacífico donde Colombia recibió de Chile la presidencia. Cali, la capital del Pacífico colombiano fue una excelente anfitriona, una ciudad que se regocija al ver a nuestra capital como centro de la discusión nacional, una excelente ventana internacional. Según el ministerio de Relaciones Exteriores, “la Alianza del Pacífico es un mecanismo de integración económica y comercial, entre Chile, Colombia, México y Perú, establecido en abril de 2011, y formalizado el 6 de junio de 2012, en Paranal, Chile, con la suscripción del Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico”, el pasado jueves en Cali, Costa Rica oficializó su ingreso a la Alianza. Según el exdirector de Planeación Nacional, hoy asesor de la Alcaldía de Cali, Esteban Piedrahita, la alianza es la apuesta geoestratégica más importante de América, y parafraseando el discurso del presidente Santos, reivindica los factores comunes de los países aliados: visiones similares, condiciones económicas similares, cercanías culturales, la creencia en la democra-

cia como sistema político y la fe en el libre mercado como mecanismo de desarrollo económico. La Alianza del Pacífico es sin duda alguna la oportunidad más ambiciosa y real de crecimiento económico en bloque para las Américas; Colombia por su posición geográfica (dos costas en dos océanos) tiene el potencial necesario para crecer y desarrollar su territorio apoyándose en este gran acuerdo, el futuro del mundo esta sostenido por las costas y recursos de la cuenca del Pacífico (Asia y América). Históricamente, Cali ha sido la ciudad de mayor crecimiento del suroccidente colombiano, dada su ubicación geográfica, potencialidad natural, cultura, condición de “cruce de caminos” y cercanía al principal puerto de Colombia en el Pacífico (Buenaventura). En el siglo pasado, en escasos cincuenta años Cali pasó de ser un pueblo de más de setecientos mil habitantes a tener más de 2.3 millones de almas. Según el Financial Times, Cali es hoy la décima ciudad con mayor atractivo para los inversionistas del mundo después de Río de Janeiro. En el informe de ranking de ciudades latinoamericanas para la atracción de inversión INAI 2012 de la Universidad del Rosario Cali aparece en el puesto 30, ganando un escaño frente al año 2011. Independientemente de las diferencias entre un estudio y otro, Cali está en el eje del desarrollo. Tal vez muchos no han visto, otros no quieren ver, lo que está pasando en la Sultana del Valle, en el marco de la Cumbre se estaban definiendo los grandes negocios de la próxima década

en América Latina. Si nuestra dirigencia y ciudadanía activa nos atrevemos a aprovechar esa situación, podemos convertirnos en una de las principales mecas de la economía del Pacífico, beneficio económico que por supuesto no se irá como golondrina, si lo revertimos en inversión para la reducción de las desigualdades económicas y en oportunidades de educación y empleo para todos. Según Saskia Sassen, la competencia en el mundo de hoy no es entre países, es entre ciudades. La integración económica como camino al crecimiento tiene varios pasos, tipo escalera para llegar a la Integración Total de las economías, el primer paso son las zonas de preferencias, donde se rebajan los aranceles, después vienen las zonas de libre comercio, donde se eliminan los aranceles, el tercer paso a seguir es la unión aduanera, donde se establece un arancel común entre los países, para llegar a un cuarto paso, el mercado común con la consecuente libre movilidad de factores productivos (capital, trabajo, bienes y servicios) , el quinto paso es la unión económica, donde se armonizan las políticas económicas, para pasar a un sexto nivel, la unión monetaria (moneda única), y de ahí poder llegar a la unión total, la famosa Integración económica total, donde las económicas se integran totalmente. La Alianza del Pacífico tiene como meta la búsqueda de la integración económica, estamos a escasos tres años del inicio de este gran acuerdo, y los avances son asombrosos (especialmente

si se comparan con otras iniciativas como Mercosur, Alba o la Comunidad Andina de Naciones). El desarrollo económico per se no implica mayor bienestar para la población, por eso es necesario hacer grandes acuerdos de sociedad, de ciudadanos, donde la prioridad sea la educación para formar seres humano, donde la salud sea un derecho y no un negocio, logrando que la prevención sea el día a día de las políticas sanitarias, es fundamental poder avanzar en la reducción del fraccionamiento colectivo que se sufre en Cali, entender que solo el trabajo en equipo, mancomunado, con visiones compartidas darán como fruto el bienestar de todos. Cali puede ser la cuenca de la biotecnología en el Pacífico, trabajos como los del profesor Óscar Gutiérrez en regeneración de tejidos lo demuestran, la urgencia de una gran reconversión industrial con base tecnológica es una tarea pendiente que se debe acompañar con políticas públicas, el potencial de ambiental, turístico, gastronomía, vida nocturna y cultura como ‘jalonador’ de inversión e inserción internacional (atrayente de turistas e inversionistas) pueden triplicar nuestro producto interno bruto y abrir miles de oportunidades a jóvenes talentosos de la ciudad. Tenemos el mundo a la espera de nosotros, el reto es ser capaces de crear las condiciones para vencer los obstáculos que existen hoy dentro de nuestra sociedad, para trabajar en conjunto, crear visiones compartidas, educarnos para la vida, for-

9 corrido a orillas del río, para hacerlo de a pié por la parte superior, o en un vehículo por el túnel de 980 metros que le permite a la ciudad saltar de un solo paso del hotel Intercontinental hasta la Ermita. Ojalá que siga esta luna de miel con la ciudad, pero que los habitantes de esta Cali narcisa se enteren de que es indispensable cuidar su río, que transita a un lado del bulevar como muchacha campesina, silvestre, agreste  y hasta con la carencia de una mano que se encargue de convertir su entorno en un paisaje urbano tratado con el cariño que un rio que parte la ciudad urbana en dos se merece. El río Cali que es el que embellece el boulevard de la Avenida Colombia está a la espera  de que se complete la obra del estado municipal. Para completar así sí, la real megaobra, dándole un nuevo sentido al centro de esta villa de Sebastián de Belalcázar. Sin río no hay paisaje, así el paseo a sus orillas tenga todas las maravillas que hoy en día disfrutamos. mar seres humanos autónomos que puedan vivir plenamente aprovechando las oportunidades que existen frente a nosotros. Como ciudad estamos ante la oportunidad de reivindicarnos como capital del Pacífico no por nuestra ubicación, sino por nuestras decisiones y acciones colectivas. ¿Qué tenemos para ofrecerle al mundo? Es una pregunta fundamental para comprender que el potencial no radica en el terreno que pisamos, son las personas, su creatividad, el número de capacidades que desarrollemos para poder aprovechar las oportunidades que la naturaleza nos da y aquellas que creamos como seres activos.

La Alianza del Pacífico es sin duda alguna la oportunidad más ambiciosa y real de crecimiento económico en bloque para las Américas; Colombia por su posición geográfica (dos costas en dos océanos) tiene el potencial necesario para crecer y desarrollar su territorio apoyándose en este gran acuerdo


10

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ACTUALIDAD MIS DERECHOS

ACTUALIDAD OPINIÓN

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

11


12

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ACTUALIDAD MI REGIÓN

Qué nos dejó la Cumbre Más allá de los acuerdos, compromisos y promesas que dejó la Cumbre Alianza Pacífico en Cali, el evento sirvió para reactivar, al menos por unos días, algunos sectores como el hotelero. Cali estuvo en la lente de los medios internacionales pero solo fue mencionada como sede del encuentro.

D

La ciudad vivió una inusitada situación de seguridad, expectativas y logísticas que nunca antes se había visto y no era para menos, el propio alcalde Rodrigo Guerrero dijo antes del encuentro: “Este es el evento más importante que haya realizado la ciudad en toda su historia” y hasta se declaró día cívico el pasado jueves. Cómo nos vieron los medios Lo primero que le dejó la Cumbre a la ciudad fue un extenso cubrimiento periodístico de medios nacionales y extranjeros. Sin embargo, queda la sensación de que las casas periodísticas internacionales

registraron el evento pero no hicieron alusión a Cali más allá de la sede del encuentro presidencial. Entre los especializados en temas económicos, la revista británica The Economist señaló que la Alianza “ha demostrado ser una estrategia brillante de diplomacia comercial, significa además el regreso al regionalismo abierto, a la idea de que abrirse al comercio mundial es más ventajoso si se combina con un mercado regional más profundo, para beneficiarse así de las economías de escala”.  No obstante, en la versión web se publicó un informe el viernes donde se afirma que Latinoamérica está dividida entre dos bloques: la Alianza Pacífico y Mercosur. Incluso, describió como un aspecto positivo el hecho de que el bloque ya cuente con resultados concretos. “Están prontos a firmar un acuerdo para liberar el 90 % del comercio, acordaron un cronograma de no más de siete años para eliminar las tarifas del restante 10 %, ya removieron los requerimientos de visa para los ciudades de cada uno de sus países y van

13

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

del evento. Y tampoco se habló de la capital del Valle. El Comercio, del Perú, un su página web registró fríamente la cumbre a través de un corto artículo. Sin embargo, en la portada de su periódico impreso del viernes sí hizo un recuento del encuentro presidencial, solo que sin hacer gran alusión a la ciudad, fuera de que fue la sede oficial.

Quién ganó con la cumbre El turismo no es el fuerte de Cali y eso lo tienen claro sus dirigentes, por eso eventos como este ayudan a que la comunidad nacional y extranjera ponga sus ojos sobre la ciudad. Los hoteleros, que últimamente han sido golpeados por una mediana desocupación piden más eventos de talla internacional.

La cumbre terminó con el aporte de un millón de dólares para un fondo común de cooperación entre los países miembros

espués de la tempestad llega la calma: ya pasó la euforia de la Séptima Cumbre Alianza del Pacífico, que transcurrió en Cali, los acuerdos están hechos, las metas y propósitos, trazados y la agenda de trabajo apenas comienza. Los jugadores de polo, golf y squash volverán a entretenerse tranquilamente en el Club Campestre, que fue tomado por completo por la organización de la Cumbre durante varios días. ¿Qué le dejó el evento a Cali?

MI REGIÓN ACTUALIDAD

Curiosamente, la cumbre no tenía un sitio web para divulgar información. Fue presentado al finalizar el evento: www. alianzapacifico. net a anunciar su aspiración de avanzar prontamente hacia el establecimiento de un mercado compartido. Esto ya lo hace un acuerdo serio y diferente a otros”. El diario económico norteamericano The Wall Street Journal mencionó los resultados de la Cumbre en su página en internet. El New York Times no mencionó el encuentro. El nuevo Herald, uno de los referentes en español en Estados Unidos, mencionó el evento de manera tangencial pero solo en su página web.

Un análisis publicado en el Globe and Mail, de Canadá, país que participó como observador,  indicó que “ya es momento de que Canadá se una al segundo Nafta del Pacífico. Construida en el estilo occidental del mercado libre y las políticas democráticas, la esencia de nuestra estrategia en las Américas, ya es hora de pasar más allá de nuestro estatus como observadores en la Alianza del Pacífico. Nuestro lugar debe ser en la mesa principal”.   Por su parte, los medios de comunicación de España, también país observador,  calificaron la alianza como estratégica. EL PAÍS, por ejemplo, aseguró que “los objetivos del Ejecutivo en la cita de Colombia van más allá de la relación con Latinoamérica y ponen la vista en el continente asiático, ya que, además de crear un área de libre comercio ente los países integrantes de la alianza, esta pretende promover las exportaciones hacia la cuenca del Asia-Pacífico. En su versión on line del viernes, dicho diario abrió su edición con un artículo titulado “La Alianza del Pacífico se

da un mes para acordar el desarme arancelario”. Este diario tiene incluso una sección de la cumbre en su página web. Pese a todo ello, en las versiones digitales de estos medios no se habla de Cali como ciudad ni se resaltan sus avances en varios aspectos. Los artículos se limitan a resaltar la cumbre como tal. Otro aspecto curioso es que las menciones sobre la Cumbre en la mayoría de periódicos internacionales se hicieron en sus versiones en internet y no en la impresa. EL PAÍS, de España, no registró la cumbre en su edición del 23 de mayo. Los periódicos de los países participantes fueron más generosos en ese sentido. El diario El Mercurio, de Chile, sí hizo alusión a la cumbre en su edición impresa del pasado viernes, incluso en su portada, pero tampoco habló de Cali como ciudad. El Universal, de México, hizo un cubrimiento moderado de la Cumbre en su página web y también lo tituló en su edición impresa del viernes mencionando algunas conclusiones

Precisamente uno de los gremios que más beneficios obtuvo de este certamen fue el hotelero pues la ocupación, en promedio, estuvo por encima del 95 %. En un sondeo realizado por EL PUEBLO, la noche anterior al evento, no pudimos encontrar habitación en los hoteles Intercontinental, Dann, Dann Carlton, Spiwak y Radisson. En otros establecimientos de gama media como el Hotel Torre de Cali tampoco había cupo y fue realmente difícil encontrar una habitación. Según Nubia Gaona, presidente de Cotelvalle, el nivel de ocupación que se registró por estos días no se había presentado en la última década. Sin embargo, dijo que son eventos puntuales y cortos que sí representan un respiro para este sector pero no son necesariamente atrayentes de turismo. Aunque eventos como este no atraen necesariamente turistas, la complejidad de la cumbre con sus esquemas de seguridad, avanzadas y delegaciones, llenó los hoteles. El Club Campestre también salió altamente beneficiado porque al menos por tres días: la organización logística pagó a pleno costo todos los servicios de hotelería y restaurante de este sitio. Podría catalogarse como un golpe de suerte, pues el escenario pensado inicialmente fue el Centro de Eventos Valle del Pacífico, pero la organización de la cumbre no lo reservó a tiempo y para la fecha ya se encontraba ocupado con varios congresos. Sin tenerlo previsto, el Hotel Radisson también salió ganando por su cercanía al club, pues fue contratado por el evento y su ocupación estuvo a reventar. Solo el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y su comitiva ocuparon quince habitaciones. Ahora queda la expectativa de otros eventos internacionales cercanos como la macrorrueda de negocios del próximo mes, los Juegos Mundiales

Durante el encuentro, Colombia asumió la presidencia de la Alianza Pacífico

Los números de la Cumbre • La organización de la cumbre costó $12.000 millones • Fueron acreditados 400 empresarios y 380 periodistas • 2.782 habitaciones fueron copadas en los hoteles de Cali • 20 vuelos privados llegaron al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón • $3.000 millones costó la seguridad de la cumbre • 10.625 polic��as estuvieron disponibles para el evento y la Cumbre de Gobernantes Afro para que Cali no sea simplemente mencionada como epicentro de los certámenes, sino para que realmente se construya una estrategia de marketing de ciudad que posicione la capital del Valle internacionalmente.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y su comitiva ocuparon 15 habitaciones del hotel Radisson de Cali


14

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

E

ste 21 de mayo se conmemoró el día de la afrocolombianidad, fecha especial porque hace 162 años fue abolida la esclavitud en Colombia en el gobierno del presidente José Hilario López, quien decretó la libertad para los esclavos. Durante esta semana se llevaron a cabo varias actividades en Cali y el Valle, buscando generar un análisis de la situación actual de los distintos grupos afro de la región. Es de pleno conocimiento la lucha de la comunidad afro por destacarse en todos los ámbitos, y los notables problemas de racismo y exclusión a los que a diario se enfrenta. Enmarcados en la lucha están los testimonios de hombres y mujeres que con su esfuerzo y tenacidad han logrado un sitial en sus poblaciones y en el desarrollo del país.

LOSACTUALIDAD AFRODESCENDIENTES

Representantes de la afrocolombianidad más influyentes en el suroccidente colombiano

Nació en Buenaventura (costa del Pacífico Colombiano) en 1948, en una familia humilde. Los estudios profesionales los realizó en la Universidad del Valle en Cali, en donde llamó la atención de un visitante estadounidense que se admiró al observar que el joven Cuero había hecho crecer trece centímetros una planta parásita en laboratorio. Esto le abrió las puertas a los Estados Unidos,  donde continuó sus estudios, y luego en Inglaterra, para iniciar una carrera de reconocimientos por los resultados de sus investigaciones, especialmente por parte de la NASA. 

El político: Óscar Gamboa Actualmente se desempeña como director del Programa Presidencial para la Formulación de Acciones y Estrategias para el Desarrollo Integral de la Población Afro, Negra, Palenquera y Raizal. Es un hombre de familia, casado y padre de cuatro hijos. Gamboa, nacido en Buenaventura, Valle del Cauca, ostenta un perfil académico bastante amplio y nutrido: graduado como Químico Farmacéutico de la Universidad de Antioquia y con estudios de Ingeniería Industrial y Especialista en Gestión y Desarrollo Comunitario. Antes de llegar a ocupar el cargo de director del Programa Presidencial Afrocolombiano, se desempeñó como director ejecutivo de Fedempacífico y como director de Amunafro, también fue asesor de Asuntos Afrodescendientes de la Gobernación del Valle y asesor de Desarrollo Productivo e Institucional del Plan Pacífico, DNP.

Los músicos: Herencia de Timbiquí La agrupación, conformada desde el 2000, ganó la atención del público colombiano cuando obtuvo la Gaviota de Plata en marzo de 2013 en el Festival de la Canción Latina Viña del Mar. Desde ese momento son reconocidos en todo el territorio colombiano como una de las principales agrupaciones de ritmos afro.

De origen chocoano pero con un impresionante recorrido del orden empresarial en el Valle del Cauca. Es el director de la revista Ébano, que ha logrado posicionar en la comunidad afro de toda Colombia con noticias del orden sociocultural , moda, belleza y gastronomía. Además, es el director de Amunafro, Asociación Nacional de Alcaldes y Gobernadores de municipios y departamentos con población afro. Actualmente ejerce el cargo de Gerente de la Tercera Cumbre Mundial de Alcaldes y Mandatarios Afro, que se llevará a cabo del 12 al 16 de septiembre de 2013.

Compuesta por músicos caucanos (Timbiquí) y vallecaucanos, nació en Cali. Begner Vásquez, compone todas las canciones, es cantante y cofundador de Herencia; William Angulo, timbiquireno, tiene una gran trayectoria musical, ha participado en otras agrupaciones y es la voz líder cantante; Enrique Riascos, ingeniero electrónico de la universidad del Valle, es el rey de la marimba; Cristhian Salgado, hace los teclados y producción musical; Harlinson Lozano, saxofonista y director musical; Ómar Trujillo, la trompeta; Andrés Pinzón, la guitarra eléctrica; Julio Sánchez, el bajo; Pablo Mancilla, las congas; Julio Mancilla, la batería; y Etiel Ovando, el bombo. En la actualidad preparan su cuarta producción, llamada This is goza, que contiene el éxito Amanecé, que cautivó a Viña del Mar.

15

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

La periodista: Mábel Lara

El productor de cine: Eduardo Montenegro Cuenta con más de quince documentales realizados en su propia productora llamada Tikal, especializada en asesoría, preproducción, multimediales para televisión,  y un grupo considerable de reconocimientos: el Premio de Periodismo Alfonso Bonilla Aragón, categoría Televisión 2012; “Women’s Gettho” en 2012; premios Revista Semana Petrobras 2009, a Mejor medio comunitario; en 2011, Premio del Público en el Festival de Cine Comuna 13 de Medellín; con el trabajo Gualas, en 2011, Mención de Honor en Los premios Semana Petrobras 2009 como Mejor medio comunitario. Eduardo se consolida como productor de sus propios documentales pero también como el hombre de confianza en la labor para directores nacionales y productoras internacionales.

En el suroccidente del país, la comunidad afro tiene una amplia cuota de profesionales en todas las áreas, considerados como personajes influyentes por su imagen a nivel regional, nacional e internacional. No solo son personas, son tendencias, estilos, movimientos que marcan una tendencia importante que llega a  todos los sectores del país. Estos son los rostros y perfiles de los considerados con mayor reconocimiento y más amplia trayectoria.

El científico: Raúl Gonzalo Cuero

El empresario: Esaúd Urrutia

LOS ACTUALIDAD AFRODESCENDIENTES

La folclorista: Leonor González Mina Periodista y presentadora colombiana nacida el 22 de agosto de 1980 en Puerto Tejada, Cauca, aunque vivió durante la mayor parte de su vida en Cali.

Colombia entera la recuerda por ser la primera mujer afro que apareció en la pantalla chica. Actriz, cantante, pero sobre todo, folclorista.

Inició en Telepacífico como presentadora de un magacín y como reportera. Es Comunicadora Social de la Universidad Santiago de Cali, después se especializó en Gerencia Social en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá,  donde comenzó su carrera de presentadora y conductora central de emisiones de impacto regional. Con su presentación en Telepacífico ganó el Premio Simón Bolívar de Periodismo en la categoría Mejor Emisión Cultural con el programa Nuestra Herencia, un musical etnográfico encargado de mostrar la realidad cultural del suroccidente Colombiano.

“La Negra Grande de Colombia”, como era conocida, nació el 16 de junio de 1934 en Robles, corregimiento de Jamundí, en el departamento del Valle del Cauca (Colombia). Ha incursionado en ritmos como boleros, pasillos, bambucos, ritmos del Caribe y del Pacífico.

Mábel comenzó presentando los fines de semana en reemplazo de Rosa María Corcho. Posteriormente, estuvo en el set de lunes a viernes, en la emisión de las 12:30, con Silvia Corzo. Se ha caracterizado por la realización de reportajes de historias coyunturales, de identidad y desarrollo colombiano. Su experiencia la ha llevado a realizar transmisiones en directo como posesión de Presidentes, procesos de paz, liberaciones y eventos noticiosos especiales. En 2012 ganó el premio India Catalina a mejor conductora de noticia y el premio TV y Novelas a mejor presentadora. Ahora es la presentadora de las emisiones de la mañana y del mediodía de Noticias Caracol, con Juan Diego Alvira, y hace parte de la mesa de trabajo de Blu Radio.

La alta consejera: Nigeria Rentería Nombrada esta semana por el Presidente de la República Juan Manuel Santos como alta consejera para la Equidad de la Mujer, en el marco de la semana de la afrocolombianidad. Nacida en Agustín Codazzi, Cesar, pero claramente identificada con el departamento del Chocó. Nigeria Rentería es una abogada especializada en derecho administrativo, que explica su lugar de nacimiento como una consecuencia de los estudios de su padre, quien fue formado en la Universidad de Caldas como ingeniero agrónomo, para luego desplazarse a ejercer su carrera en Codazzi, César. Años más tarde fue alcalde de Quibdó. En la capital chocoana, Nigeria Rentería trabajó con la Fiscalía. Durante su paso por la entidad se desempeñó como fiscal seccional de vida, además de fiscal local de Condoto. Tras su retiro, se enfocó en realizar un trabajo mucho más social. Rentería fue asesora para los Asuntos de la Mujer de la Alcaldía de Cali en la administración de Jorge Iván Ospina, fue directora (E) del ICBF en el departamento del Chocó, entre otros cargos que ocupó en ese departamento. En el cargo en el que está actualmente tiene el enorme desafío de colmar las expectativas de organizaciones sociales que de forma constante denuncian en Colombia la violación de derechos a las mujeres de color, entre otras fuertes problemáticas.

Su historia musical comenzó a la edad de 18 años, cuando decidió salir sin aviso de su hogar. Seis meses después de aquel hecho, participó como bailarina con el ballet de Delia Zapata Olivella y su hermano Manuel, actuando ante un auditorio de París. Con ellos realizó actuaciones en países como China, Unión Soviética, Alemania, entre otros de Europa. Al llegar a Colombia produjo su primer disco long play titulado Cantos de mi tierra y de mi raza. Ha grabado más de treinta discos y participado incluso en el Festival de la OTI en 1975 con Campesino de ciudad. 

El deportista: Jhonatan El Momo Romero Campeón mundial de boxeo, el único en la rama masculina que tiene Colombia, creció en el barrio El Retiro y en medio de la difícil forma de crecer en un barrio convulsionado por la violencia se vio atraído por el deporte con el que logró el máximo reconocimiento en su categoría para Colombia. Tiene 25 años y es hijo de un policía retirado. Según relata fue pandillero sin embargo su espíritu de superación lo llevo de las calles al ring donde se consolida como uno de los deportistas más reconocidos de Colombia

La reina: Vanessa Alexandra Mendoza Nacida el 25 de julio de 1981, en Chocó, Colombia, fue modelo y se desempeñó en cargos políticos. Fue señorita Colombia en 2001 y se convirtió en la primera y única reina colombiana de raza negra en llegar a Miss Universo a representar a a su país. En la actualidad se encuentra radicada en Cali, donde trabaja como presentadora de televisión en programas del orden institucional y de eventos de reconocidas empresas. Mendoza se convirtió en Miss Chocó en 2001, año en que la señorita Colombia se enfrentó a un escándalo racial. Se convirtió en la primera Miss Colombia de raza negra. Y a pesar de la sospecha de que había ganado el concurso para erradicar los rumores sobre el racismo, Mendoza se hizo popular entre los colombianos, que le dieron el apodo de la “Barbie Negra”. Fue recibida con un agasajo oficial en Cartagena después de su victoria.


16

H

asta ahora las informaciones han sido publicadas de forma fragmentada, lo que quizás ha impedido ver la gravedad de las acusaciones. Se trata de las imputaciones que se le hacen a una de las empresas caleñas más grandes y la más grande de ingeniería a nivel nacional: Conalvías. Por lo que pudo verificar EL PUEBLO, después de Emilio Tapia y Julio Gómez, que ya confesaron haber participado en ilícitos para favorecerse, la firma caleña es la que más pruebas tiene en su contra. La Fiscalía imputará cargos en los próximos días en contra de su representante legal, Andrés Jaramillo López. Jaramillo comandaba el consorcio que recibió mediante cesión el contrato que había sido adjudicado a los Nule inicialmente para adecuar un tramo de la calle 26 en Bogotá para el sistema Transmilenio. El exalcalde de Bogotá Samuel Moreno y la directora del IDU Liliana Pardo y otros funcionarios de ese gobierno de la capital se encuentran detenidos y algunos condenados por las irregularidades en esa cesión de la que fue beneficiaria la firma caleña, por lo que sería normal que el grupo Conalvías también resultara encartado legalmente. Si, como fuentes de la Fiscalía se lo aseguraron a EL PUEBLO, el ente acusador imputa cargos y pide medida de aseguramiento contra Jaramillo, después de los Nule, él se convertiría en el segundo gran empresario del sector de infraestructura en Colombia que pasaría de las portadas de las revistas bogotanas, donde se los calificaba como grandes “cacaos”, a la cárcel, con ocasión del inmenso escándalo de corrupción que ha sacudido a Bogotá. En la audiencia de imputación de cargos contra el concejal José Juan Rodríguez, la Fiscalía señaló al Grupo Conalvías, y en particular a Andrés Jaramillo, de haber sido favorecido con contratos para el mantenimiento de la malla vial de Bogotá, mediante maniobras dirigidas por el concejal y funcionarios del IDU. El empresario caleño se mueve en círculos de poder. Petro afirmó que era muy cercano al expresidente Álvaro Uribe, por lo que habría obtenido millonarios contratos en entidades nacionales. Fuentes del IDU afirman que era el contratista más cercano al concejal Rodríguez. Jaramillo frecuenta eventos sociales en Cali y Bogotá, en los que se ha registrado en múltiples ocasiones su noviazgo con la presentadora Jessica De la Peña. Conalvías y su grupo empresarial ha sido adjudicatario de millonarios contratos en Cali. Esa empresa construyó

INFORME ESPECIAL ACTUALIDAD

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

el recién inaugurado túnel de la Avenida Colombia, se encuentra en un proceso para la construcción del Miocable y ejecutó parte de las troncales del MIO, además de múltiples contratos para proveer asfalto y ejecutar obras en la capital del Valle.

Las pruebas contra Jaramillo Jaramillo fue mencionado por primera vez hace más de dos años en el informe que preparó una comisión ad hoc que conformó el entonces congresista Gustavo Petro. La comisión dijo que Jaramillo era conocido como El Turco, quien fue mencionado en una grabación en la que el exrepresentante a la Cámara, ya condenado con base en esa prueba, Germán Olano, conversaba con el empresario Miguel Nule sobre comisiones en los contratos de Bogotá. El escrito de imputación de cargos contra Samuel Moreno preparado también por la Fiscalía acusa al exalcalde de determinar a los directores del IDU (entidad encargada de las obras viales en la capital) para favorecer al Grupo Empresarial Vías de Bogotá SAS., conformado por empresas asociadas a Conalvías, en las que además está Almacenes La 14. Según el ente acusador, las empresas contratistas se habría apropiadado de más de $190.000 millones, a través de las firmas de modificaciones a los contratos que permitieron, según el dicho de la Contraloría General de la República, solventar económicamente a los empresarios que recibieron en cesión el contrato emproblemado. La Fiscalía afirmó en esa oportunidad que los funcionarios del IDU favorecieron a las empresas caleñas en relación con el plazo, con el precio y con el objeto del contrato. Para el ente acusador, las modificaciones de los plazos eran completamente injustificados y conllevaron sobrecostos no soportados. En cuanto al precio, la Fiscalía dijo que las modificaciones acordadadas no eran otra cosa que un incremento no justificado por $94.000 millones. Al consorcio se le acusa, además, de haber convenido unas cláusulas de contingencia que elevaron los costos, sin que estos nuevos valores se hubieran gastado. A todo lo anterior la Fiscalía le agregó que en el otrosí cuestionado se excluyeron obras que hacían innecesarios los mayores valores reconocidos. En el escrito que ha servido de base para el llamamiento a juicio que se hizo contra el exalcalde Moreno se hace un detallado recuento de otras modificaciones que, a juicio del ente judicial, solo buscaban facilitar la apropiación indebida de dineros públicos por parte de las firmas caleñas.

La cesión del controvertido contrato de los Nule puso en el ojo del huracán a Conalvías. El entonces congresista Petro denunció que esa cesión había sido forzada e inducida –como después se comprobó judicialmente–, ya que los Nule preferían que la cesión se hiciera a los hermanos Solarte o COLPATRI. Lo que se dijo entonces es que el grupo de empresas caleñas que recibieron la cesión no tenían el patrimonio requerido para la operación, por lo que el IDU aumentó el AIU (administración, imprevistos y utilidades), del 24.77 % al 40.97 %.

INFORME ESPECIAL ACTUALIDAD

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

El coletazo del carrusel de Bogotá pega en Cali

17

Sainc desarrolla actualmente la obra del Centro Médico Imbanaco

A Conalvías se le había adjudicado otro tramo de la adecuación de la calle 26 para TransMilenio, y la Fiscalía estima que esa adjudicación se hizo a instancias de Rodríguez, quien lo hacía bajo su condición de concejal de la capital de la república y quien además sostenida una cercana relación con la entonces directora del IDU, Liliana Pardo.   Se trata del Contrato 138 de 2007 a nombre de la Promesa de Sociedad Futura e infraestructura Urbana S.A., integrada por Conalvías S.A., Infracon S.A., Patria S.A., César Jaramillo y Cía. Ltda., Édgar Jaramillo y Cía. Ltda., Agromezclas S. A. y Almacenes La 14 S.A., cuyo representante legal era Andrés Jaramillo López. El fiscal que presentó los cargos contra Rodríguez afirmó que a las empresas que representaba Jaramillo se las favoreció, además, con adiciones injustificadas de contratos que se les habían adjudicado para ejecutar obras financiadas con la contribución de valorización. Según el ente judicial, Rodríguez “maneba los hilos” en el IDU para promover adiciones contractuales que permitieran que Conalvías y sus empresas asociadas se hicieran a obras sin que se cumplieran “principios de selección objetiva, transparencia y responsabilidad”. Ya Inocencio Meléndez, exjefe jurídico de la entidad distrital, había afirmado que a la empresa caleña se le había adicionado indebidamente un contrato para la construcción de un puente en la avenida José Celestino Mutis, ubicada en la zona occidental de Bogotá, al norte del Aeropuerto Eldorado. El testimonio de Meléndez, quien está colaborando con la justicia, fue acogido por la Fiscalía y muy seguramente servirá para sustentar la acusación que se prepara contra Jaramillo. El empresario caleño también tendrá que explicar a la Fiscalía por qué entre sus pagos aparecen unos realizados a Construcciones Estructuras y Proyectos Ltda. (Coespro), por “transporte de retiro de material de excavación”, por valor de $1.500 millones, pagados todos en un solo día en medio de la caída del Grupo Nule. Coespro es una firma que ha

IDU $169 mil millones SAINC

Unidad de mantenimiento vial $42.517 millones

Familia Angulo Familia Saa Navia Valle del Cauca

Empresas

Conalvias

IDU $782 mil millones

Andrés Jaramillo López

Sainc Ingenieros Constructores S.A.

Estas últimas versiones han sido rechazadas tanto por Coespro como por el abogado Jaime Granados, apoderado de Jaramillo. Hay que recordar que Granados es uno de los más reconocidos abogados penalistas del país; ha sido abogado del Presidente Álvaro Uribe, participa en el caso Colmenares, apodera a implicados en el caso Interbolsa, entre otros. Sin embargo, las sospechas de la Fiscalía parecieran confirmarse luego del hallazgo de comprobantes contables de

Emilio Tapia, otro de los implicados que está colaborando con la justicia, documentos que demostrarían que sí se le pago una comisión por la cesión del contrato. EL PUEBLO supo que Manuel Sánchez, otro de los cerebros del carrusel, quien se encuentra colaborando con la investigación, ha dicho también que a través de la firma Patria S.A.S., una firma de ingeniería dedicada a hacer interventorías, Jaramillo y el grupo Conalvías se habrían beneficiado indebidamente de contratos en Bogotá.

Conalvías, la empresa líder en contratos en la época del carrusel Varias investigaciones de organismos de control han concluido que Conalvías fue

la empresa que más acumuló contratos durante la época en la que el carrusel de la contratación se tomó las entidades del gobierno bogotano. En ese grupo de los cinco contratistas de infraestructura en los que se acumularon más contratos también aparece la firma caleña Sainc S.A. Hasta ahora Sainc S.A. no ha sido mencionada por ninguno de los testigos con que cuenta la Fiscalía y, al contrario, esta empresa cumplió con la construcción del puente de la calle 100 con 15, en el norte de la capital de la república, que fue señalada como la única obra grande que cumplió con los plazos durante el gobierno del Samuel Moreno. Sainc S.A. también hizo obras como el Centro Comercial Calima, en Bogotá, propiedad de Almacenes La 14.

Conalvías y su grupo

Cali Empresas Conalvias S.A. Patria S.A. Agremezclas S.A. César Jaramillo y Cia Ltada Edgar Jaramillo y Cia Ltda Infracon S.A. Conalvías fue el encargado de Megaobras como el hundimiento de la Avenida Colombia y el paso deprimido de la carrera 8 con calle 70

sido asociada a Julio Gómez, otro de los encartados en el carrusel y considerado uno de los “cerebros grises” de una de las mayores –sino la mayor– operación de corrupción ocurrida en Colombia. La Fiscalía cree que esos pagos se podrían haber hecho para pagar ‘coimas’ por la cesión del contrato que tenían los Nule.

Conalvías S.A., no solo es una de las empresas de ingeniería más importantes del país y la novena más grande del Valle del Cauca, sino que se posiciona entre las más importantes de Latinoamérica. Luego de que lograra que se le adjudicara un contrato por algo más de USD$22 millones, su ingreso al mercado de los Estados Unidos, que apenas completa dos años, se empieza a consolidar. Cabe resaltar que es el cuarto que la empresa obtiene desde que abrió operaciones en La Florida (EE. UU.). Conalvías, igualmente, ha incursionado en Panamá, donde participó en la ampliación del aeropuerto de Tokumen (en Ciudad de Panamá), hoy en día considerado como uno de los más modernos de la región y de los que mayores operaciones soporta: la empresa Copa lo usa como su hub, donde distribuye todos los vuelos de América Latina hacia los Estados Unidos.


18

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Transición en Colombia ante el proceso de paz y la justicia Para entender los dilemas jurídicos del proceso de paz y de la justicia transicional, hay que entender primero el concepto de ‘transición’. Por eso voy a hablar de lo que sería la transición colombiana y luego de los dilemas de la justicia. Pero antes quiero partir de dos premisas básicas. La primera: que Colombia lleva casi 50 años en guerra y esa es una situación inaceptable. La segunda: que estamos ante la mejor oportunidad en la historia de ponerle fin. Lo digo porque llevo más de un año hablando en La Habana con las Farc y estoy convencido de que la oportunidad es real.

Por Sergio Jaramillo Alto Comisionado para la Paz

E

stamos, entonces, ante un momento de decisiones como solo se presenta una vez en una generación. Eso no se nos puede olvidar. Esta oportunidad no salió de la nada. Lo dijo el presidente Santos: “los astros están alineados; y no están alienados por arte de magia, sino porque ha habido un trabajo paciente de construcción que puso en marcha el Presidente y que ha tenido varios pasos”. El primero fue reconocer que uno no cura una enfermedad ni resuelve un problema si no llama las cosas por su nombre. Y el nombre de este problema es ‘conflicto armado interno’. Valga decir: conflicto con las Farc y con el Eln, y con nadie más. El segundo, poner en primera fila a las víctimas, con la Ley de Víctimas. La garantía de los derechos de ellas es la base del proceso. El tercero, crear un entorno internacional favorable, asegurando que la región sea un soporte para la paz de Colombia, y no un impedimento. Eso es lo que han logrado el Presidente y su Canciller con su estrategia de impulsar la integración regional. El cuarto, abrir un espacio constitucional para la justicia

transicional, el llamado Marco Jurídico para la Paz, al que me referiré más adelante. Y el quinto, armar un proceso metódico para llegar a la paz, un proceso que tiene su centro de gravedad en la idea de terminar el conflicto para poder pasar a una fase de construcción de la paz, es decir a una fase de transición. La idea de la transición se deriva del primer punto del Acuerdo General que firmamos el pasado mes de agosto con las Farc, que dice: “Hemos acordado: I. Iniciar conversaciones directas e ininterrumpidas (…) con el fin de alcanzar un Acuerdo Final para la terminación del conflicto que contribuya a la construcción de la paz estable y duradera”. Una cosa es firmar un acuerdo que formalmente ponga fin al conflicto, y otra es la fase posterior de construcción de la paz. Eso quiere decir que hasta que no se firme ese Acuerdo Final, nada cambia en el terreno: no habrá cese del fuego y no habrá despejes. Pero también que una vez firmemos, todo cambia, porque entramos en esa fase de construcción de paz sin armas, sin la presión y coerción de las armas. Entramos en la transición. Uno podría decir que ese es el verdadero comienzo del proceso de paz, no el fin.

Uno no cura una enfermedad ni resuelve un problema si no llama las cosas por su nombre. Y el nombre de este problema es ‘conflicto armado interno’

El fundamento de la transición serán los acuerdos a los que lleguemos en La Habana, en desarrollo de los puntos del Acuerdo General, que no incluyen todos los asuntos de la vida nacional. Son cinco puntos sustantivos –más un sexto de garantías– que tienen que ver directamente con la terminación del conflicto y que forman un ‘núcleo duro’ de problemas que hay que resolver para hacer posible la paz, independientemente del color político o la ideología de cada quien. Todo lo demás es parte de la contienda política que se gana con votos en democracia. Estos puntos los ha explicado el Presidente; hago un breve resumen. El desarrollo agrario: el Gobierno piensa que sin una transformación profunda del sector rural que rompa el círculo vicioso de violencia en el

campo –que causa pobreza, que alimenta más violencia– y cree un círculo virtuoso de bienestar y estabilidad, no estaremos garantizando la no repetición del conflicto. La participación política: todos los procesos de paz exitosos en el mundo llevan a una transformación de los grupos armados en movimientos políticos, eso es precisamente la transformación de un conflicto. Y la base de esa transformación son las garantías. Garantías para los grupos: que puedan participar en igualdad de condiciones y sin riesgos de seguridad; y garantías para la sociedad: que se rompa para siempre el lazo entre la política y las armas, como dijo el Presidente. El fin del conflicto: este es un proceso para terminar. Con la firma del Acuerdo Final – como acordamos en el Acuerdo General– comienza un proceso integral y simultáneo de dejación de armas y reincorporación a la vida civil de las Farc, y de puesta en marcha de garantías de seguridad. El problema de las drogas: el proceso de paz no va a resolver el problema del crimen organizado, pero sí puede contribuir a reducir radicalmente su expresión territorial y, sobre todo, a sacar de la trampa

PROCESO DE PAZ ACTUALIDAD

PROCESO DE PAZL ACTUALIDAD

de los cultivos ilícitos a decenas de miles de colombianos.

Colombia no ha habido un verdadero proceso de paz. Ha habido procesos exitosos en el pasado con diferentes grupos –M-19, EPL, CRS–, pero no ha habido un proceso de paz territorial, no ha habido un proceso de paz que se instale en las regiones y logre el verdadero cierre del conflicto, que es la visión y la obsesión del presidente Santos.

Los derechos de las víctimas: sobre esto hablaré más adelante. Y la implementación, verificación y refrendación: el paso a la transición depende más que nada de la solidez del sistema de garantías que se establezca. De nuevo: garantías para las Farc, y garantías para la sociedad. En sentido estricto, en La Habana no estamos negociando estos puntos; estamos construyendo acuerdos que establezcan las condiciones y las tareas que cada quien tendrá que cumplir para hacer posible la construcción de la paz. Tomemos el caso de las víctimas. El Acuerdo General contiene –por primera vez– un punto sobre las víctimas. Pero no se trata de negociar los derechos de las víctimas. El Gobierno ha dicho insistentemente desde el año pasado que se trata más bien de ver cómo este y las Farc van a responderles a las víctimas en sus derechos en un escenario de fin del conflicto. El centro de gravedad del proceso, repito, es la idea de pasar la página para entrar a una nueva fase, una fase que hemos llamado la Fase III y que en realidad es la transición. El punto entonces es quitar el conflicto y el problema de las armas del camino para poder hacer, para poder implementar, para poder reconstruir. El propósito de la transición es precisamente permitir la transformación y la reconstrucción. Y si a algunos les parece fuera de lugar el término ‘reconstrucción’, basta que se den un paseo por las escuelas abandonadas y derruidas en el oriente antioqueño a causa del desplazamiento, o por los pueblos míseros a orillas del Atrato, confinados tantas veces por los grupos armados. Hay que reconstruir el campo colombiano. ¿En qué consiste la transición? El primer elemento de la transición es la temporalidad. Es decir: pongámonos una meta en el tiempo –una meta de diez años, por ejemplo– para hacer realidad todas esas cosas que se están acordando. El segundo es la excepcionalidad. Los efectos de 50 años de conflicto no se pueden reversar funcionando en la normalidad. Tenemos que redoblar esfuerzos y echar mano de todo tipo de medidas y mecanismos de excepción: medidas jurídicas, recursos extraordinarios, instituciones nuevas en el terreno que trabajen con suficiente intensidad e impacto para lograr las metas de la transición. El tercer elemento –el más importante– es la territorialidad. Permítanme decir lo siguiente: si uno lo piensa bien, en

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

que distribuir, y sobre todo tenemos que distribuir tierras; con los bienes y capacidades para hacer uso de ellas. Para eso tendremos que hacer una ponderación justa entre los derechos de las víctimas directas y las necesidades de los más desposeídos en el campo. La tercera dimensión la voy a llamar simplemente la dimensión de la justicia transicional, en su sentido habitual: la satisfacción de los derechos de las víctimas en una transición. Con ese fin, el Gobierno promovió con el Congreso primero la Ley de Víctimas y luego el llamado Marco Jurídico para la Paz. Al respecto dos comentarios.

El error histórico ha sido pensar que un proceso se trata simplemente de la desmovilización de unos grupos, sin pensar en transformar los territorios, sin pensar en cambiar radicalmente las condiciones en el terreno. Cojamos el ejemplo de Urabá. En esa región hay personas que se desmovilizaron del Epl para luego pasar por los diferentes grupos paramilitares que con el tiempo brotaron en esa fauna –Accu, Bananeros, Élmer Cárdenas, Héroes de Tolová– y hoy siguen dando vueltas por el golfo y el sur de Córdoba con la etiqueta de ‘Urabeños’, dedicados al narcotráfico. La paz no se trata de recibir un fusil para entregar un taxi o una panadería. Se trata, repito, de quitar las armas del camino para poder transformar unos territorios y reconstruir el pacto social en las regiones. Para garantizar que no vuelva a haber guerra. Y eso, a juicio del Gobierno, se logra de dos maneras. Una es ampliar el alcance y fortalecer la efectividad de las instituciones en el territorio. Eso se viene haciendo de tiempo atrás, es costoso y trabajoso, pero el ciudadano del Catatumbo, de Arauca o del Putumayo tiene que sentir que sus derechos valen tanto para el Gobierno como los de los habitantes de Bogotá o Medellín. La otra es construir desde abajo, apoyados en la fuerza y la capacidad de organización de las comunidades. En Colombia sobran ejemplos admirables de construcción de paz desde abajo, pero una cosa es lo que se puede hacer en medio del conflicto, y otra sin conflicto y sin armas acosando a la población. Eso me lleva un cuarto elemento de la transición, que es la participación. Como ya dije, en La Habana estamos construyendo unos acuerdos que serán la base de la transición. Pero esos acuerdos solo establecen el ‘qué’. Para el ‘cómo’ se van a hacer las cosas en el terreno, con qué prioridades, no las van a decidir el Gobierno y las Farc, eso lo va a decidir toda la ciudadanía en las regiones, en un gran ejercicio de participación y construcción conjunta de la paz en una fase posterior de transición. Un ejercicio, sobra decirlo, sin armas. Uno podría decir que para ganarse el derecho de participar en la transición

19

Todos los procesos de paz exitosos en el mundo llevan a una transformación de los grupos armados en movimientos políticos, eso es precisamente la transformación de un conflicto hay que dejar primero las armas. Esa es la visión que está detrás del Acuerdo General del año pasado: se firma y comienzan simultáneamente la dejación de armas y la implementación de lo acordado. La construcción conjunta de la paz requiere que abramos en las regiones nuevos espacios de participación, de debate, de sana deliberación democrática entre personas que se tratan como iguales en sus derechos y libertades –entre autoridades, comunidades, víctimas, agricultores, ganaderos, empresarios, comerciantes y también excombatientes reincorporados– para discutir cómo vamos a implementar esas cosas que se acuerden. Tenemos además que pensar en nuevas formas de organización de las comunidades para sacar adelante la transición, dentro de la actual organización político-administrativa del Estado, que no está en discusión. Por ejemplo: si se va a desarrollar un nuevo programa de vías, o de distritos de riego, o de pequeños acueductos para llevar agua potable, perfectamente pueden ser las

comunidades las que se organicen para priorizar, construir, administrar y mantener esas obras, bajo la supervisión de las autoridades municipales. Esos espacios de deliberación democrática pueden ser también espacios de reconciliación. No en el sentido del perdón, que es algo que le corresponde a cada quien decidir en su propia conciencia y en su corazón, sino en el sentido de aceptación de unas mismas reglas de juego por parte de todos, la reconciliación en el sentido de trabajar alrededor de ese propósito común que es la construcción de la paz en el territorio. De lo que se trata, entonces, es de lograr una verdadera movilización de la sociedad alrededor de la paz en una fase de transición. Paso ahora a la segunda parte: los dilemas de la justicia. La idea de la transición es también una idea normativa: se transita hacia el cumplimiento, o el restablecimiento, o el fortalecimiento de un orden o de unas reglas de juego, por las que se mide el éxito mismo de la transición. Es en ese punto donde se cruzan los esfuerzos de reconstrucción de la transición con los dilemas de la justicia. Si la reconstrucción después de medio siglo de conflicto tiene varias dimensiones, necesariamente la justicia –la justicia entendida como el conjunto de principios y reglas fundamentales que guían y limitan el comportamiento de la política y la sociedad– también las tendrá que tener. Más dimensiones de lo que nos hemos acostumbrado a llamar ‘justicia transicional’. Comienzo con la dimensión más práctica, que voy a llamar el problema de la justicia

territorial. Es todo lo que hay que hacer en los territorios para restablecer y proteger los derechos de propiedad sobre la tierra. El Gobierno ya comenzó el programa de restitución de tierras para devolver a cada quien lo que fue suyo y el conflicto le quitó; y que en un escenario de transición, sin conflicto, tendría un impacto mucho mayor. De manera similar, el conflicto sirvió –como es bien sabido– para que con plata de la droga y de todo tipo de actividades ilegales se adquirieran las mejores tierras del país; y para que con violencia y corrupción se despojara al Estado de enormes cantidades de baldíos. En ambos casos se trata de reversar los efectos del conflicto sobre el territorio y la propiedad de la tierra; y para eso hay que utilizar mecanismos ágiles de excepción durante un tiempo limitado de transición. Todo este esfuerzo debe llevar además a un fortalecimiento del alcance de la justicia y del imperio de la ley en el territorio, que es la verdadera garantía de no repetición. Una segunda dimensión de la justicia en la transición, que no solemos mencionar, es la dimensión distributiva. Si le estamos apostando a una paz territorial luego de medio siglo de conflicto, esa paz tiene que ser inclusiva, tiene que atender las necesidades de todos. De las víctimas por supuesto, pero también de quienes sin ser víctimas directas sufrieron los efectos de la guerra en el territorio. No nos podemos olvidar de todos aquellos que no se fueron de sus casas, que padecieron el conflicto, que se empobrecieron con el conflicto y que requieren una atención especial. Tenemos

Primero: el Marco exige que sea el Ejecutivo quien mediante una ley estatutaria ‘active’ ese instrumento constitucional. Eso no ha ocurrido, y no va a ocurrir mientras que el presidente Santos no lo decida. Digo esto para resaltar que toda la discusión actual sobre el Marco es necesariamente pura especulación. El Gobierno no ha tomado una decisión, ni se ha presentado un proyecto. Segundo: dentro de toda esa especulación se usa y abusa del concepto de impunidad. La impunidad se mide necesariamente según el grado de satisfacción de los derechos de las víctimas. Nosotros pensamos que el error ha sido concentrarse simplemente en los victimarios. En el centro de la atención deben estar las víctimas, que es a lo que obliga el Marco: a dar el máximo posible de satisfacción a sus derechos en la transición. No voy a tratar todos los elementos del Marco –su carácter excepcional, su constitucionalización de los derechos de las víctimas, su propuesta de una solución global que incluya a todos quienes hayan participado en el conflicto–, quiero solamente insistir en su aspecto central, que es la idea de una estrategia integral. ‘Integral’ en dos sentidos: una estrategia que integre y pondere los derechos a la verdad, la justicia y la reparación; pero también integral

La construcción conjunta de la paz requiere que abramos en las regiones nuevos espacios de participación, de debate, de sana deliberación democrática entre personas que se tratan como iguales


20

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

en el sentido de que permita abarcar el máximo de violaciones que se hayan cometido. Los que insisten en lo contrario, en pensar que se pueden investigar caso a caso las violaciones de 50 años de guerra, francamente se están diciendo mentiras. Lo que vamos a encontrar al final es una impunidad de facto. Sabemos ya que de esa manera nunca vamos a llegar al fin, y que tenemos que hacerlo de una manera más inteligente. El Gobierno ya comenzó esa tarea con la Ley de Víctimas. Pero otra cosa es lo que se podría hacer si firmamos un Acuerdo Final. Sería una oportunidad extraordinaria para poner en marcha esa estrategia integral en una fase verdaderamente transicional, en una fase de cierre. En materia de verdad, uno podría decir que en Colombia se produce mucho conocimiento –eso lo hace todos los días el Centro de Memoria Histórica–, pero hay más bien poco reconocimiento; y nos falta también esclarecimiento: hay miles de familias de secuestrados y de desaparecidos que no saben qué ocurrió con sus seres queridos. Una fase de transición tiene que llevar necesariamente a que se les dé respuesta a esas familias, una sociedad no puede funcionar con tantas heridas abiertas, con tantos traumas privados. En materia de reparación, el Gobierno ha puesto en marcha un ambicioso programa, pero si tenemos paz en el territorio, son otras las cosas que se pueden hacer en cuanto al reconocimiento de las víctimas, a verdaderas garantías de no repetición, a la reconstrucción de la confianza en las instituciones y en las normas –en las reglas de juego– que es, como ha dicho con razón Pablo de Greiff, uno de los peores efectos de la victimización. Y en materia de justicia, quiero decir lo siguiente. Lo primero: en el caso de las guerrillas que están en conflicto con el Estado, a diferencia de los paramilitares que –curiosamente– vivían en el anonimato judicial y solo salieron de él con Justicia y Paz, no partimos de cero: la justicia colombiana ha sido implacable con las Farc y con el Eln. Las personas con las que estamos conversando en La Habana tienen docenas de condenas y de órdenes de captura por todo tipo de delitos. ¿Cuál será el tratamiento en una fase de transición? Eso va a depender justamente de esa estrategia integral: de un adecuado tratamiento de los derechos de las víctimas que deberá quedar consignado en una ley; una ley que se discutirá abierta, democrática y transparentemente. Y dependerá también de lo que las Farc y, eventualmente, el Eln estén dispuestos a hacer frente a sus víctimas. Si los victimarios no

son sujetos activos de la estrategia integral, no hay ninguna posibilidad de solución. Lo que nadie puede decir es que habrá impunidad. Lo que estamos presenciando hoy es un espectáculo en la discusión sobre la impunidad, en unos casos de buena fe, pero en otros de una serie de personas que yo llamaría ‘punitivistas de última hora’ que hace diez años estaban apoyando amnistías para los grupos paramilitares y hoy quisieran ser la Inquisición. La posición del Gobierno en ese tema es muy sencilla: en Colombia no habrá amnistía general para estos grupos. El único camino es una estrategia integral de justicia transicional, sobre la base de condicionalidades que garanticen la integralidad, en la que todos van a tener que poner y que necesariamente tendrá que enmarcarse en las obligaciones internacionales del Estado colombiano. Esto tiene también consecuencias para los temas de participación. Aquí hay que saber distinguir: una cosa es una futura participación política de las Farc y, eventualmente, del ELN –como organización, luego por supuesto de convertirse en un movimiento político en la legalidad, para lo que no hay ningún impedimento–, y otra cosa son los individuos, cuya participación dependerá de lo que ocurra en esos procesos de justicia transicional. Como ha dicho el Gobierno, se decidirá caso por caso. Termino con una última dimensión jurídica de la transición: el problema de la refrendación. Como lo ha dicho el Presidente, un Acuerdo Final tendría un mecanismo de refrendación popular. Serán todos los ciudadanos los que voten si aprueban o no el Acuerdo, y por eso lo que acordemos estará siempre condicionado por ese voto. Ahí habrá una oportunidad para que quienes están dedicados a la más aguerrida oposición al proceso expresen su desacuerdo democráticamente, en lugar de estar desinformando sistemáticamente a la sociedad, que es lo que están haciendo. El instrumento jurídico para la refrendación no se ha decidido. Pero lo que está claro es que no es una Asamblea Na-

cional Constituyente. Uno no hace una Constituyente para refrendar unos acuerdos de paz, ese no es su propósito, sino para crear un nuevo ordenamiento jurídico de la nación. Que es lo contrario de lo que se trata este proceso: se trata más bien de transformar la realidad para poner el último eslabón de la Constitución del 91, de cerrar el círculo y dedicar todos los esfuerzos del Estado y de la sociedad a materializar esa promesa de protección de los derechos fundamentales que contiene la Constitución. Quiero insistir en que estamos ante una oportunidad real, una oportunidad única, tal vez la última oportunidad de poner fin de manera organizada y productiva al conflicto armado en Colombia. Me preocupa que en los ambientes urbanos a veces se banaliza la importancia de terminar el conflicto. Se dice que no desaparecerán los narcos, que de todas maneras habrá inseguridad, que siguen los atracos. Claramente un Acuerdo Final no pondrá fin a todos los males de la nación. Pero nada podría ser más importante para este país que pasar la página del conflicto, absolutamente nada. Para eso tenemos que lograr una verdadera movilización social en los territorios alrededor de la idea de la construcción de la paz. Más que un acto de fe, necesitamos un acto colectivo de imaginación de lo que sería la transición; la transición con tiempos, con metas y con todos arremangados trabajando para un mismo propósito. A eso le estamos apuntando, no a conversar por conversar. El Gobierno no tiene ningún interés en pasarse el tiempo hablando con las Farc en La Habana. Lo que queremos es llegar lo más pronto posible a la firma del Acuerdo Final para poder entrar en esa nueva fase, que es la preocupación diaria del presidente Santos. Una fase de transición en la que todos vamos a tener que poner, una fase que no va a ser fácil, que puede ser dolorosa, pero que es la mejor opción que tenemos de encontrar un fin digno para todos; insisto, para todos, a esta guerra de 50 años.

PROCESO ACTUALIDAD DE PAZ

PROCESO ACTUALIDAD DE PAZ

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

21


22

DEPORTES

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

DEPORTES

A todo o nada

Especial: Juegos Mundiales 2013 Deportes de Artes Marciales – Sumo

El peso de la historia

Con la moral renovada después de la caída frente a Venezuela, la Selección Colombia tiene la oportunidad de acercarse a su clasificación en dos partidos que, sin embargo, no le serán nada fáciles.

Colombia no competirá en su casa

Colombia no participará en sumo de Juegos Mundiales, pero quedarán los implementos para comenzar a practicarlo en Cali

Por la falta de una Federación Nacional de Sumo, Coldeportes y el Comité Olímpico Colombiano no permitieron que Colombia recibiera los seis cupos que tenía como país anfitrión de Juegos Mundiales, y tuvieron que ser entregados a otros países para completar los 96 deportistas que tomarán competencia en Cali. Además, en Colombia se cuentan con la mano los sumotori en ejercicio, pues la falta de implementación y Ligas no permite su despliegue nacional. Arnulfo Hernández, un bumangués radicado en Cali y entrenador de lucha olímpica en la Liga de Fuerzas Armadas, es uno de los pocos luchadores colombianos que han podido experimentar la práctica del sumo. Los países de la cultura oriental son los más fuertes en este deporte, pues a Occidente llegó su práctica apenas hace dos décadas

D

irectamente de Japón, el sumo es uno de los deportes que por su origen arrastran un respeto ancestral a quienes lo practican, a pesar de que en el mundo occidental apenas es conocido hace poco más de dos décadas. Como un arte marcial utilizado para duelos, el sumo representaba la lucha entre emperadores, y solo ellos llevaban a cabo estos duelos que dieron vida al sumo. Los emperadores, por su alto poder jerárquico, debían lucir similares a su dios, Buda, y por ello dejaban aumentar su peso corporal a enormes proporciones, para adquirir una contextura enorme, lo que era sinónimo de fuerza y poder en épocas cercanas a los 23 años a.C. Sin embargo, esta práctica no fue considerada un deporte, fuera de la cultura budista, hasta después de 1864 años, cuando samurái organizaron los primeros torneos de combate en templos sagrados. De su historia, hoy en día el sumo conserva la contextura de los sumotoris, aunque aho-

ra no se debe a porcentaje de grasa mayor, sino, en su mayoría, a la masa muscular necesaria para ser competitivo en este deporte. También recuerdan esas primeras épocas los atuendos, que son un manto blanco de lona que recubre la cintura y la entrepierna del sumotori, amarrado de tal forma que no se cae aunque de ahí se jale al oponente. Pero esto no es garantía, pues la caída del mawashi, como es conocido el manto blanco, genera uno de los cuatro motivos por los cuales un combate se puede perder. Los otros tres, si uno de los sumotori es derribado, enviado fuera del dojo, o si se emplean técnicas ilegales para derribar al oponente, tales como puños o patadas, o golpes a la cabeza. Por lo general, un combate de sumo dura entre 4 y 40 segundos, de acuerdo a la fortaleza de los oponentes. Su competencia, además, se divide por modalidades, masculino o femenino, aunque en el principio fue práctica exclusiva del

género masculino, y en la actualidad son las mujeres quienes destacan a nivel mundial por su práctica en el sumo. También se divide el sistema de competencias por categorías de peso: la Liviana a hasta 85 kg; la Mediana, hasta 115 kg; la Pesada, hasta 140 kg; y la Abierta, como su nombre lo indica, es la categoría incluyente, para combates entre competidores de distintas categorías de peso. Su práctica no es muy conocida en Colombia, como en muchos países del mundo Occidental, pues su masificación mundial apenas comenzó en la década de los años 90 gracias a las migraciones de japoneses a países como Canadá, Estados Unidos, Argentina, Brasil, Rusia, Malasia, entre otros. Para practicarlo se necesita un gimnasio dotado especialmente de un dojo, que es la circunferencia de madera en donde los sumotori deben combatir, y que tiene un diámetro de seis metros.

Modalidades

Categorías

Días de competencia

Masculino

Liviana, mediana, pesada y abierta

26 y 27 de julio

Femenino

Liviana, mediana, pesada y abierta

26 y 27 de julio

23

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Entre 1993 y 1997, Arnulfo desarrolló una carrera deportiva como sumotori, gracias a una invitación que recibió en la Federación Colombiana de Lucha para ir a Japón a conocer la práctica del sumo, y fue tal su gusto que llegó a ser el tercer mejor sumotori en el mundo, pero no fue reconocido como tal en su país por el desconocimiento del deporte. Él, que ha llevado la lucha olímpica en su sangre desde pequeño, llegando a ser parte de la Selección Colombia a los 17 años y asistiendo a cinco mundiales a finales de los 90, guarda desde entonces especial cariño por el sumo. “Fui a Japón en varias ocasiones después de que conocí el deporte, y por mi apariencia, de piel canela, pasaba como un iraní, lo que me generó una persecución de policías que al ver que era colombiano, y que era sumotori, pasaban de la sospecha a la cordialidad, y me trataron muy bien. Hay mucho respeto a quienes practican el sumo allá, es una cosa de historia”. Ahora, la oportunidad de Juegos Mundiales deja para Colombia un legado importante en el sumo, ya que quedarán los implementos a utilizarse en el Coliseo Mariano Ramos, y entonces Arnulfo volverá tras su intención de crear la Liga Vallecaucana de Sumo, para lo cual desde ya trabaja en la creación de clubes profesionales, tal como está en avance el mismo proyecto en otras zonas del país como el eje cafetero y la costa atlántica.

Escenario

Coliseo Mariano RamosCapacidad: 1.800 personas

F

rente a Argentina y Perú este 7 y 11 de junio, la Selección Colombia tiene un nuevo reto en frente: sumar al menos cuatro puntos. A falta de 18 puntos por jugar, solo hay una selección que tiene la tarea prácticamente hecha, y que se enfrentará a la tricolor en la próxima fecha. Argentina, con 24 puntos, le toma 9 unidades a Uruguay, que con 13 puntos es sexto en la tabla de clasificación en las eliminatorias suramericanas al Mundial Brasil 2014. Ecuador y Colombia, en cambio, están cerca, con 20 y 19 puntos respectivamente, y ambos son los únicos que junto a Perú apenas suman 10 partidos. Esto significa que para la clasificación de Colombia al mundial, después de 16 años de espera, las fechas 13 y 14 son decisivas, pues por el momento son Uruguay y Perú los escoltas de las cinco casillas de clasificación (una por repechaje), y de ellos, Perú es el que la tiene más difícil para seguir en la contienda al enfrentar a Ecuador en su casa y luego a Colombia en Barranquilla. Ecuador, del vallecaucano Reinaldo Rueda, visitará a Perú en Lima a sabiendas de que por fuera, su Selección es frágil, pero que ya le supo sacar el empate a Uruguay y Venezuela en la octava y décima fecha de eliminatoria, confiados de la imbatibilidad de Colombia en Barranquilla, por lo que las opciones de la selección peruana podrían llegar a su fin el próximo 11 de junio. Así entonces, queda Uruguay, que con 13 puntos descansará en la fecha 13 para volver a jugar contra Venezuela el 11 de junio, y necesitará del juego contra Perú en la fecha 15 para definir si sigue en la pelea o si para entonces, tanto Argentina, Ecuador y Colombia ya se habrán asegurado un cupo rumbo a Brasil.

Pékerman, en su reto personal Para el técnico de la tricolor no será nada fácil enfrentar a un combinado de jugadores que, en su mayoría, vio crecer en las categorías juveniles de la Selección Argentina. Lo que está haciendo Alejandro Sabella con la albiceleste es, hasta ahora, simplemente arrollador, y en su casa no da lugar a muchas hazañas. De seis partidos disputados en Argentina, cinco los han ganado los locales y solo Bolivia ha logrado el empate. Además, los argentinos han recibido 18 goles y solo han

Colombia se aferra a la posibilidad de acercarse al Mundial para sumar frente a Argentina

recibido tres cuando están ante su público. Por eso no le quedará fácil a Pékerman sacar algún punto de Argentina, y más ahora que están urgidos por clasificarse de forma anticipada. A favor de Colombia está la lesión de Lionel Messi, quien se perderá estas dos fechas de eliminatoria y venía siendo goleador y figura en las fechas anteriores, pero el propio Jackson Martínez, a su llegada a la concentración en Bogotá, dijo la semana pasada que “Con o sin Messi, el partido va a ser muy difícil, porque hay muchos jugadores que marcan la diferencia en Argentina”.

Los convocados No habrá muchos cambios en la convocatoria definitiva de la Selección Colombia para afrontar estos dos encuentros de eliminatorias. Pékerman ha apostado por un proceso que hasta ahora tiene a Colombia en puestos de clasificación directa, lo que deja un equipo

compacto y unido por el objetivo de asegurar el pase a Brasil. Contrario a lo que pasó en las eliminatorias anteriores, para Colombia ya no parece un problema la falta de gol, pues tanto sus delanteros como volantes ofensivos suman a la cuenta cada semana con sus clubes, y el equipo goza de ser el segundo equipo más goleador en eliminatoria con 19 tantos y una diferencia de +12. De momento, los convocados son Mario Yepes, Fredy Guarín, Cristian Zapata, Pablo Armero, Camilo Zúñiga, Juan Guillermo Cuadrado, Luis Fernando Muriel, Elkin Soto, Carlos Bacca, Aldo Ramírez, Jackson Martínez y Darwin Quintero. Asimismo, se espera que al final de esta semana se incorporen David Ospina, Radamel Falcao García, Luis Amaranto Perea, Teófilo Gutiérrez, los vallecaucanos Edwin Valencia, Carlos Valdés y Farid Mondragón, y el recién vendido al Mónaco, James Rodríguez.

Juan Guillermo Cuadrado es otra de las figuras de la tricolor que tiene asegurado su puesto en la titular

Local Bolivia Argentina Paraguay Perú

Fecha 13 Vs Visitante Vs Venezuela Vs Colombia Vs Chile Vs Ecuador

Hora 15:00 17:05 19:10 21:10

Local Colombia Ecuador Venezuela Chile

Fecha 14 Vs Visitante Vs Perú Vs Argentina Vs Uruguay Vs Bolivia

Hora 15:30 16:00 19:00 19:30

Posición

Equipo

Puntos

PJ

PG

PE

PP

GF

GC

1 2 3 4 5 6 7 8 9

Argentina Ecuador Colombia Chile Venezuela Uruguay Perú Bolivia Paraguay

24 20 19 15 15 13 11 9 8

11 10 10 11 11 11 10 11 11

7 6 6 5 4 3 3 2 2

3 2 1 0 3 4 2 3 2

1 2 3 6 4 4 5 6 7

24 16 19 16 9 17 11 13 8

8 10 7 19 12 21 15 20 21

PJ=Partidos Jugados, PG=Partidos Ganados, PE=Partidos Empatados, PP=Partidos Perdidos, GF=Goles a Favor, GC=Goles en Contra Verde: Clasificación directa Amarillo: Repechaje


24

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ACTUALIDAD DEPORTES

CULTURA

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Lyon, a rugir en la Merconorte

Iván y sus Van Damme. Cineclub con la uñas de los pies

El primer campeón de la Liga Argos de Fútbol Sala en Colombia es uno de los tres equipos colombianos invitados a la Copa Merconorte, que comienza esta semana en Venezuela.

Iván Hurtado es un fotógrafo aficionado que terminó presidiendo un cineclub que lleva estrenos de acción y películas extrañas a las goteras de Cali. Pepas Verdes es la mejor opción con que cuentan los vecinos del Alto Aguacatal para socializar en torno al cine. Con 12 jugadores y el cuerpo técnico viajó Lyon a Venezuela

D

os años después de haber sido creada la Liga Argos de Fútbol Sala profesional en Colombia, y haber coronado a cuatro equipos como campeones, en su orden, Deportivo Lyon del Valle, Club Deportivo Manizales Lineal de Caldas, Talento Dorado de Antioquia y Atlético Huila, se llevará a cabo su primera competencia internacional. De ellos, solo el equipo caldense no fue incluido para participar en la Copa Merconorte de Fútsal por la desaparición del club campeón, que luego migró al hoy renacido Once Caldas, de Manizales. Sí en cambio, y por solicitud de la Federación Colombiana de Fútbol a la Confederación Sudamericana de Fútbol, Colombia tendrá en esta oportunidad a tres equipos en su representación, de los ocho que participan en total. La Copa Merconorte está conformada por los cinco países del norte de Suramérica, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Perú, y en este año cumple su octava edición de competencia reuniendo a los campeones y subcampeones de cada país. Desde el 2010, la Copa Merconorte no había podido volver a jugarse al no encontrar una sede dónde llevarse a cabo; pero en este año fue la ciudad de Valera, en Venezuela, la que se quedó con la organización de este evento en dos de sus escenarios deportivos. Estos escenarios son el Domo Bolivariano y el Gimnasio Ró-

Iván Hurtado, director cineclub Pepas Verdes

mulo Ramírez de La ciudad de las siete colinas, como es conocida Valera, al oeste de Venezuela, en el estado de Trujillo, que recibirá a los ocho mejores equipos de Colombia, Venezuela, Bolivia y Perú, ya que Ecuador no tendrá representación en esta edición. Junto a la Copa Mercosur, ambas conforman los dos certámenes internacionales siguientes a las respectivas ligas profesionales de cada país en el continente, y sus campeones se enfrentan el mismo año para jugar la Copa Libertadores de América en una final a doble partido, que define al mejor equipo del continente. El campeón de la Libertadores, como pasa en el fútbol de campo, obtiene además el derecho de jugar la Copa Intercontinental con el mejor equipo del otro lado del hemisferio, para definir al campeón del mundo en el sistema de clubes de fútbol sala. De todo ese recorrido competitivo internacional ya está listo el Santos, de Brasil, con Falcao como mejor jugador del mundo a bordo. Vale la pena recordar que el Santos es el campeón de la Copa Mercosur y está esperando por el ganador que saldrá la próxima semana de la Merconorte para enfrentarse en Uruguay, en diciembre de este año, por la Copa Libertadores.

El que pega primero… Deportivo Lyon ha sido uno de los equipos más destacados

de la Liga Argos en sus cuatro ediciones. En el primer título disputado, los leones naranjas se alzaron con el trofeo y fundaron un camino de triunfos que los ha mantenido entre los mejores. Para el segundo, ganado por Manizales Lineal, Lyon alcanzó a llegar hasta semifinales, hasta que fue eliminado por el que luego sería campeón, y en 2012, la tercera edición llegó con una final más para Lyon, que esta vez cayó frente a Itagüí Ditaires, hoy Talento Dorado. En ese segundo semestre del año pasado fue la primera vez que Lyon quedó eliminado en cuartos de final.

Convocados del Deportivo Lyon para la Copa Merconorte Jugador

Posición

Carlos Andrés Ñáñez

Portero

Juan Diego Saldarriaga

Portero

Johann Prado

Poste

Adrian Arias

Poste

Luis Mora

Alero

Cristian Otero

Pivot

Jorge Vargas

Alero

Yair Hassam Bermúdez

Poste

William Jiménez

Alero

Julián Castañeda

Alero

Armando Chamorro

Pivot

Elmer Sánchez Rengifo

Poste

Grupo A

Grupo B

Deportivo Lyon (Colombia)

Atlético Huila (Colombia)

Laboratorios VHSR (Bolivia)

Estudiantes de Guarico (Venezuela)

Primero de Mayo (Perú)

Marítimo de Margarita (Venezuela)

Trujillanos (Venezuela)

Talento Dorado (Colombia)

Hoy por hoy, el equipo naranja es primero en la clasificación del grupo B de la Liga Argos en el 2013 y está a un punto de clasificar de nuevo a semifinales, por lo que su buen momento hace pensar por fin en una destacada participación internacional, ahora que se ha dado la oportunidad. Seis años después de haber sido creado el club y tras haber jugado cuatro ediciones con Rulver Pulido como su domador, los Leones aún no encuentran grandes patrocinios. No obstante, sí se han hecho un espacio en el corazón de cada vez más hinchas que todos los domingos llenan el coliseo del barrio El Sena, su nueva casa este semestre, para alentar al equipo que ruge en cada salida.

La garra de los Leones tiene en el mejor momento al equipo caleño

Por Jean Paul Navia En alianza con Revista EL CLAVO

I

ván vive en una casa con el piso de madera, en el Alto Aguacatal. Aprendió a pintar digitalmente de la mano de su tío Albeiro, quien llegó con su papá desde Ipiales hace unos veinte años. A su corta edad ya ha decidido qué quiere hacer con su vida y no es cargar cajas, como lo hizo su padre a su edad. Una de sus principales metas es evadir el trabajo físico, dice que le endurece el alma y la alegría en las mañana, dice que le pone la sonrisa de concreto, la boca y la axila pesada. Su tío lo apoyó. Siempre le inculcó el uso del cerebro sobre el músculo. “La vida se la gana uno fácil: si piensa más, le toca hacer menos”. Entonces, le regaló un PC con Windows 95 hace unos años. Lo primero que aprendió Iván fue a editar fotos, de ahí su gusto aprendido por las imágenes. La primera cámara se la vendió un amigo en $15.000 pesos. Cuando aprendió a descargar las imágenes en el PC, descubrió que la memoria estaba llena con fotos de otra persona. Dedicó unos pocos segundos a pensar en cómo habría llegado la cámara hasta él. En las fotos que se encontró vio claramente una historia, una que tenía un final dramático: el protagonista era atracado con violencia mientras tomaba la última de sus fotos. Esta experiencia lo llevó a querer ver más historias en imágenes, de ahí su amor por el cine. Vio películas en su pieza hasta

25 el que más público mueve. Un televisor de cuarenta pulgadas y un home theatre con seis parlantes alargados. Cuando estrenaron JCVD (donde vemos a Jean-Claude, envejecido, haciendo de sí mismo), el pequeño taller se quedó corto. “Había gente viendo por las ventanas. Todos querían ver a Van Damme viejo y autocrítico”, comentó. Y así fue, hubo Van Damme para todos. El cineclub Pepas Verdes ha cambiado su orientación del cine básico de autor, que Iván intentó promover a toda costa, a los clásicos del cine de acción. “No tiene sentido ir a ver una película que igual dan los domingos una y otra vez. Así que de vez en cuando les pongo algo que los haga pensar”. A quien realiza esta nota, personalmente, Van Damme le genera profundas reflexiones. Para Iván, es solo una manera de traer más gente. “Con Stallone y Bruce Willis los engancho, ya después los pongo a ver lo que yo quiera. Así no parezca, algo sé de mercadeo”. Y parece ser que en este caso eso es todo lo que necesita un hombre cuando inicia una revolución cultural por el solo hecho de ver entretenida a su gente.

que se agotaron las que tenían disponibles en la tienda de video donde las conseguía. Así que decidió bajar al centro, a buscar cosas nuevas. Se hizo adicto a Tarantino, Lynch y a los guiones de Arriaga. Empezó por invitar a sus amigos más cercanos a ver cine en su casa: “Unas películas que nunca han visto”, les advertía. Génesis de todo cineclub, este grupo de amigos fue creciendo, hasta que la pequeña habitación de Iván se quedó pequeña.

“La oferta cultural acá era mínima. Casi todo lo que uno hiciera significaba progreso” Iván habló con el dueño de una licorera para que le dejara poner una pequeña sala de exhibiciones en un garaje abandonado que no estaba ocupando. Así fue como nació el primer cineclub – licorera oficial de Santiago de Cali, uno que duró hasta que Iván decidió no mezclar más el licor con las artes visuales: “Dos veces hubo problemas con la gente por estar demasiado ebria, sobre todo en las películas colombianas, que ponían a todo el mundo con ganas de tomar aguardiente”. Tal situación motivó a Iván a buscar nuevos espacios. Los encontró en el taller de modistería de la esposa de Flaminio González, un vecino fanático de Van Damme y Steven Seagal. El actor belga es, de lejos,

Pequeña pantalla para las exhibiciones

“Descubrió que la memoria estaba llena con fotos de otra persona. Dedicó unos pocos segundos a pensar en cómo habría llegado la cámara hasta él. En las fotos que se encontró vio claramente una historia, una que tenía un final dramático: el protagonista era atracado con violencia mientras tomaba la última de sus fotos” Proyección en curso


26 Por César López En alianza con Revista EL CLAVO

E

l pasado martes 21 de mayo se inauguró la exposición Arte joven / Arte Gráfico, Pioneros de la gráfica en Colombia, en la sala Humberto Hernández, del Centro Cultural Colombo Americano, y hasta el 20 de junio estarán exhibidas treinta obras del Museo Nacional dentro de un programa de exposiciones itinerantes que busca llevar el museo de los colombianos fuera de Bogotá. Son obras que muestran la historia de las artes gráficas del país entre las décadas de 1960 y 1980, como parte de una colección que reúne más de 700 piezas en diferentes técnicas como aguafuerte, litografía, xilografía, grabado en cobre y serigrafía, además de fotografías. Con las exposiciones itinerantes que organiza el Museo Nacional se busca ampliar la divulgación de sus colecciones y propiciar nuevos estudios sobre el arte colombiano a través de ellas. Para el Centro Cultural Colombo Americano, esta es la tercera ocasión en que se realizan este tipo de exposiciones. Antes se había tenido “La libertad y sus rutas”, que pretendió mostrar los procesos migratorios de las comunidades afrocolombianas en diferentes momentos de la historia del país y otra, también de mujeres afrocolombianas, pero en fotografías que destacaron diferentes facetas de su belleza. Claramente el Colombo Americano quiere trabajar con la comunidad en el reconocimiento y constante búsqueda de identidad. Eso comulga con la principal misión que tiene la institución que es enseñar el idioma inglés como un puente cultural con los Estados Unidos y generar oportunidades de diálogo con la cultura local. Por este motivo la exposición Arte Joven / Arte Gráfico se presenta en dos idiomas. “Nos parece importante que los colombianos se refieran a su arte como un arte que le habla al mundo, por eso el inglés”, menciona Michael Cadena, director cultural del Colombo Americano. Los textos que hay en la sala y la información que hay en su catálogo le dan a los visitantes información sobre por qué dichas obras se encuentran ahí exhibidas: “Esta exposición hace un recorrido histórico en torno al desarrollo del grabado y los medios gráficos durante la segunda mitad del siglo XX, partiendo desde el trabajo de los pioneros en el medio hasta la consolidación del grabado como arte mayor. Luego se presentan dos generaciones de artistas que experimentan con diversas técnicas y medios gráficos que producen un auge del grabado durante la década de 1970. Finalmente, incluye un grupo de obras realizadas desde finales de la década de

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Monotipo: los interrogantes. Carlos Granada, donada por el autor en 1968

El Museo Nacional visita a Cali

ACTUALIDAD CULTURA las artes visuales del país. Esto representa un movimiento artístico de hace unos 40 años”, agrega Cadena. Entonces, esta exposición es una buena oportunidad para conocer un poco más de nuestra historia y que mejor que a través del arte, que nos propone una estética incluyente, invitándonos a reflexionar sobre nuestra identidad y momentos a través de la historia de Colombia desde una mirada moderna y que resulta atractiva para todo tipo de público. Todo esto como parte de la apuesta social y cultural de una entidad como el Centro Cultural Colombo Americano que logra llamar la atención de un público diverso, fuera de sus visitantes y estudiantes, a todos los caleños.

Treinta obras sobre papel muestran un ecorrido histórico de las artes gráficas en Colombia.

Este tipo de exposiciones no es ajena para los caleños, el Museo de Arte Moderno La Tertulia cuenta con una colección muy importante en esta área, pero en esta ocasión el Museo Nacional contextualiza su propia mirada y discurso de las artes visuales del país. “Se llama ‘arte joven’, porque se refiere una etapa aún joven de

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Entrevista sobre Me llamo Morris, ópera prima de Mauricio Nieto

para dar a conocer su universo interior, sus reticencias, sus odios, su relación con la familia.

Mi jefe me pagó con una entrada al concierto de The Killers Mauricio Nieto, escritor caleño, escribió una novela y la publicó en internet. Morris, un periodista explotado laboralmente ha sufrido cada uno de sus kilos de más. Nieto ha tomado la decisión editorial de publicar su ópera prima en línea, expandiendo el fenómeno masivo de producción literaria digital, en una era en la que los escritores se toman la responsabilidad de promocionar su obra a título personal.

Obras que muestran la historia de las artes gráficas del país entre las décadas de 1960 y 1980, como parte de una colección que reúne más de 700 piezas en diferentes técnicas

1970 de artistas procedentes de la generación introductora del arte moderno en Colombia, con propuestas de lenguajes modernos de gran difusión y autonomía”. De esta manera las obras de los artistas están divididas en categorías que inician con “Los Pioneros”, con personajes como Luis Ángel Rengifo; luego, “Aproximaciones a la gráfica”, comenzando con una serigrafía de Pedro Luis Hanné Gallo; para llegar a “La Gráfica como ‘Arte Mayor’”, destacando la obra del payanés Óscar Muñoz, y finalmente con piezas de artistas reconocidos como Enrique Grau, Eduardo Ramírez Villamizar, Edgar Negret, David Manzur y Luis Caballero, entre otros, en la categoría “Los ‘modernos’ en la gráfica”. Esto dentro de un ejercicio de curaduría supremamente meticuloso que finalmente logra destacar algunos capítulos importantes de la historia del arte de nuestro país, de los pioneros de la gráfica en Colombia.

ACTUALIDAD CULTURA

En alianza con Revista EL CLAVO

Inauguración evento en el Centro Cultural Colombo Americano

M. N.: Mi objetivo para el final era que Morris terminara solo. Pero conversando un poco sobre la trama llegué a la conclusión de que después de todo lo que había pasado no era justo con el hombre que terminara de esa manera. Fue una decisión que medité mucho y que, de cierta forma, resolví dándole una reivindicación que puede parecer el final de una telenovela: los buenos terminan ganando y los malos terminan pagando. Sin embargo, aclaro que la novela está en este momento en un proceso académico en el que yo aspiro darle un retoque y realizarle unas correcciones permanentes, que sostengan unos giros más preponderantes. En este momento es una novela en ciernes. E. C.: Una pregunta técnica: ¿por qué optó por publicarla en línea? Lo digo porque en una novela impresa hay unos tiempos de compra y lectura… ¿Quiere que sea un evento mediático viral?

Mauricio Nieto exponiendo su obra

Silografía: La cosecha de los vientos. Alfonzo Quijano. Transferida de Bancafé, 2009

E. C.: ¿Por qué salvar al personaje de la soledad?, ¿por qué no dejarlo morir solo?

EL CLAVO: ¿Usted es Morris? Mauricio Nieto: Yo no soy obeso, pero he tomado de la ficción, de mi vida y la de personas que conozco para elaborar esta cara y esta personalidad de Morris. Entonces, tuve que profundizar un poco en la sicología de alguien que tiene un problema de sobrepeso. Aquí introduzco, de alguna manera, aspectos personales, al tiempo que juego con unos relatos de algunos autores que han influenciado mi creación. Sumo anécdotas que he escuchado e las hiperbolizo. EL CLAVO: ¿Qué hace un periodista obeso siendo protagonista de su odisea laboral? Mauricio Nieto: Al comienzo, mi idea era hacer una novela policiaca. El protagonista iba a ser un detective gordo y fofo. Cuando presentó el proyecto por primera vez, fue rechazado. Al reiniciar el proceso de reescritura me aconsejaron que le generara un conflicto dramático al personaje. Para no empezar de cero, se me ocurrió incorporar esa característica del personaje. Por eso decidí introducir la gordura, con todas sus inseguridades y complejos.

Cuando comencé el proceso de la novela policiaca había una obra que me impactaba mucho: Abril rojo, de Santiago Roncagliolo, ganador del Premio Alfaguara 2006. No quería hacer una película policiaca gringa, sino romper con el estereotipo de Hollywood y plantear algo más criollo. Una novela policiaca en la que el personaje en vez de comer hot dogs comiera papa rellena. Sin embargo, cuando fui haciendo todo descubrí que

quería narrar a este personaje. Entonces, lo que hice fue capitalizar la novela policiaca e incorporarla a esta nueva propuesta. E. C.: ¿Por qué el secuestro? M. N.: El secuestro tiene unas intenciones dramáticas. Me interesaba poder mostrar, dentro de la narrativa, la psiquis del personaje. En ese orden de ideas, me pareció que era el pretexto más acorde

M. N.: En el momento la tengo en este formato porque me interesa captar lectores. He trabajado en su profusión a través de eventos en instituciones educativas de nivel superior y colegios. Uno sabe que si los muchachos tienen que escoger entre invertir $10.000 en rumba o en una novela van a terminar inclinándose por lo primero. Lo que me interesa ahora es tener lectores que no tengan ningún pretexto para leerla. Más adelante buscaré una relación comercial con alguna editorial que me permita, por ejemplo, ir a una feria del libro con un producto impreso. E. C.: ¿Por qué ambientó su ópera prima en Bogotá? M. N.: Como caleño, uno cuando está en Bogotá añora a Cali. Uno por más que intenta

27 desprenderse resulta imposible, en cada espacio que hay para regresar, uno lo hace. Aún así, mi tutor me comentaba que de cierta manera estar en Bogotá y situar la novela allá me proporcionaba una especie de trampolín para que las editoriales y ciertos círculos se fijaran en la obra. E. C: Usted es graduado de la Maestría en escrituras creativas de la UNAL, ¿se siente satisfecho con la maestría? ¿Lo ayudó a forjar una disciplina para sentarse a escribir, le dio unos elementos cognitivos o estéticos para escribirla…? Extiendo la pregunta no solo a la maestría que cursó, sino a los estudios académicos literarios en general. M. N.: La maestría me dio elementos para encontrar los momentos de la disciplina, los espacios en lo que definitivamente debía escribir. Pero soy consciente de que eso lo hace uno. Se puede estar en Harvard, pero si no pones de tu parte no sucederá nada. El estudio te da ciertos elementos: el hecho de que personalidades como Roberto Burgos Cantor o Juan Diego Mejía, con mucho recorrido en el campo editorial, te den una visión de tu trabajo totalmente clara y te ayuden a recortar sin miedo. E. C.: ¿Cree que el estudio colectivo pueda homogeneizar, de alguna forma, el estilo o los métodos de una generación que se gradúa junta? M. N.: Por lo que yo experimenté, uno se encuentra con que los compañeros vienen de diversas disciplinas, lo que ayuda mucho a que uno pueda acceder a autores que no había leído nunca. Otra característica de esos talleres es que se permean muchos egos. Uno aprende que cuando publica debe estar dispuesto a que le digan lo que sea. Este tipo de maestrías ayudan a que te des un criterio de tu obra. Hay muchas inseguridades que uno está cultivando… por ejemplo, puedes encontrarte con tutores a los que no les interesa tu obra. E. C.: ¿Alguien que realiza un estudio literario a nivel superior tiene alguna ventaja a la hora de entrar a un aparato serio de edición, promoción y distribución? M. N.: Pienso que no. Te puede ayudar en el sentido académico. Te facilitaría entrar a una institución a dictar un taller o un curso, ya que es un requisito para entrar a una universidad. Para lo otro… mira, Vargas Llosa u otros grandes escritores nunca tuvieron que pasar por una entidad académica par ser lo que fueron.

Mauricio Nieto, autor

Puede encontrar la novela en el siguiente enlace: http://www.bdigital.unal. edu.co/5195/1/389683.2011. pdf


28

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ACTUALIDAD CULTURA

ACTUALIDAD CULTURA

La Cultura en su agenda Del 25 al 31 de mayo

Centro Cultural Comfandi Evento: Lanzamiento de “Distrito”, nuevo sencillo de “Mama Julia y los Sonidos Ambulantes”. Fecha: Jueves 30 de mayo Hora: 7:00 p.m. Lugar: Auditorio. Centro Cultural Comfandi Valor: $10.000.

Colina de San Antonio Evento: “Kalasasaya” - Talleres de danza colombiana y latinoamericana A cargo de la Fundación Espiral de Danza y Cultura Antichaskikuna Fecha: sábado 25 de mayo Hora: 4:00 p.m

Por Carlos Moreno

Teatrino de la Colina de San Antonio Concierto: “Camerata Alférez Real” Dir. Tatiana Tchijova Fecha: Jueves 30 de mayo Hora: 7:00 p.m. Participación abierta y libre para todo público

29

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

La U en su agenda Del 25 al 31 de mayo

Universidad Santiago de Cali Evento: Jornadas deportivas de la Universidad Santiago de Cali Lugar: Universidad Santiago de Cali, canchas de fútbol Cancha de fútbol Fecha: Miércoles 29 de mayo Hora: 10:00a.m.

Universidad Católica Evento:Conferencia: liderazgo profesional y personal Fecha: sábado 25 de mayo Hora: 2:00 p.m. Lugar: Salón Múltiple Campus Meléndez

UniversidadAutónoma de Occidente Evento: Herramientas para la investigación (Scopus, Zotero, Celsius, Bases de datos) - taller Lugar: Segundo piso Biblioteca Fecha: Lunes 27 de mayo Hora: 2:00pm Informes: Maira Vallejo, ext. 11206

Centro Cultura Comfandi Evento: Concierto: Daniel Norman y Sholto Kynoch (Reino Unido) El tenor británico Daniel Norman hará gala de su extraordinaria voz con un repertorio inspirado en los delirios que perturban a los seres humanos mientras transcurre la noche. Así, acompañado por el pianista Sholto Kynoch, interpretará obras llenas de poesía y dramatismo, entre ellas Sleep de Ivor Gurney; Nightmare de Benjamin Britten; Après un rêve de Gabriel Fauré y The Piano has been Drinking de Tom Waits. Fecha: Sábado 25 de mayo Hora: 7:00 p.m. A¬liados a Comfandi, Red de Bibliotecas Banco de la Republica, pensionados y asociados al fondo del Banco de la República y Fondecom: Entrada libre No a¬liados / General $5.000

Sala Beethoven Evento: Sala coral colombiana Dentro del marco de Beethoven 7:30, ya llegando a la recta final de la temporada 2013-A, tendremos una noche muy especial de solo música Colombiana, a cargo de los coros del Conservatorio dirigidos por la maestra Carolina Romero. Además estaremos promocionando el DVD Noche de Coros, el cual tendrá un costo de $15.000 para todas aquellas personas interesadas en adquirirlo.

Auditorio Diego Garcés Giraldo - Biblioteca Departamental Fundación Delirio Evento: Show musical La pinta El estilo de vida en un barrio mágico, con salsa, circo y orquesta, a cargo de la fundación Delirio. Fecha: Viernes 31 de mayo Hora: 7:00 p.m. Entrada Gratuita

Esperamos su masiva asistencia a ésta velada tan especial Miércoles 29 de mayo Hora: 7:30 p.m.

200000 Fantasmas Dir. Jean-Grabriel Périot 2007 - 10 min Fecha: Martes 28 Hora: 7:00 p.m.

Evento: Función de la Cortina Roja en Cali Fecha: Viernes 31 de mayo Hora: 7:30 p.m.

Universidad del Valle Evento:Conferencia: La lógica cultural de la banca central independiente El economista político italiano Carlo Tognato estará en Cali para dictar la conferencia “Dmark sagrado, euro profano: La lógica cultural de la banca central independiente”, invitado por la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle. Lugar: Auditorio Antonio J. Posada, edificio 387 (Meléndez) Fecha: Viernes 31 de mayo Hora: 10:00 a.m

Evento:Una introducción a las estadísticas sociales Como parte de la celebración del año internacional de la Estadística, la Escuela de Estadística de la Universidad del Valle invita al ciclo de conferencias gratuitas Lugar: Auditorio Diego Garcés. Biblioteca Departamental Fecha: Lunes, Mayo 27, 2013 Hora: 10:00 a.m.

Sweet Grass Dir. Lucien Castaing, Lisa Barbash. Fecha: Viernes 31 Hora: 7:00 p.m. Entrada Gratuita)

Teatro Salamandra del barco ebrio

Evento: Carnaval Matemático Lugar: auditorios y torreones Campus Universitario Fecha: Jueves 30 de mayo Hora: 9:00 a.m. Responsable: facultad de Ciencias Básicas Informes: Ext. 11460

Evento: ECC - English Conversation Club Would you like to practice your English? This is best opportunity to do it. Havefun, meet new friends. Lugar: Biblioteca Mario Carvajal. Audiovisuales, sala 1(Meléndez) Fecha: Viernes 31 de mayo Hora: 1:00 p.m.

Cineclub Cinemateca la Tertulia Lugar a Dudas

Evento: Seminario CIER. ‘Proceso de paz: avances y retos’ Invitado: Historiador Marco Antonio Palacios Lugar: Auditorio Xepia Fecha: Miércoles 29 de mayo Hora: 2:00 p.m.

Alianza Francesa Entre nos mains Dir. Mariana Otero 2010 - 88 min Fecha: Miércoles 29 Hora: 6:30 p.m.

Evento: Concierto de lanzamiento del nuevo sencillo de Mama Julia y los Sonidos Ambulantes La Revista El Clavo te invita al lanzamiento del nuevo sencillo de Mama Julia y los Sonidos Ambulantes, Distrito. Un concierto con todo el repertorio de la banda y la proyección del videoclip de Disitrito Jueves 30 de mayo de 2013 Lugar: Centro Cultural Comfandi, Cra. 8 # 6-23 Hora: 7:00 p.m. Información y boletería en: www.ElClavo.com @RevistaElClavo Cra 6 # 2-61 Barrio San Antonio 489 0996 - 313 684 1640

Santiago de Cali


30

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

ACTUALIDAD OPINIÓN

ACTUALIDAD OPINIÓN

31

Edición No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co

Otra vez los partidos

H

Aquí, como dice un colega, hizo carrera la jurisprudencia del expresidente Uribe, quien en algún momento durante su periodo les dijo a los congresistas: “Voten mientras se los llevan presos”. Es decir, esa pedida de perdón me suena más bien a carreta y a la única salida posible, pues pedir perdón de verdad habría sido no volver a hacer campaña con quienes todos sabíamos que se venían robando la plata en Bogotá.

ablar de la crisis de los partidos políticos no es nada nuevo; de hecho, en este espacio he abordado en varias oportunidades ese tema.  Sin embargo, los acontecimientos recientes de la política nacional me obligan a mencionarlos de nuevo. Todo empieza con el anuncio que hizo el presidente del Senado, Roy Barreras, quien  manifestó que existía una posibilidad de que el Partido Cambio Radical se uniera al Partido de la U, que valga la aclaración es el partido de Gobierno.  En este mundo de incoherencias, difíciles de entender, dicho anuncio me generó ciertas inquietudes: ¿Qué razón ideológica y acuerdo programático existen para que se dé dicha fusión? Rápidamente vino a mi cabeza la respuesta: en este país no existe una sola colectividad agrupada por ideas, todas ellas no son cosa distinta que empresas electorales.  Así que si se da esa unión, de tener la posibilidad jurídica, no obedecería a cosa distinta que al  riesgo que tienen los integrantes de Cambio Radical en el Congreso de no poder salir elegidos en los próximos comicios. Pero la visión sobre lo nefasto que son los partidos políticos en Colombia se me agudizó después de observar lo sucedió con los candidatos a la Alcaldía del Cartagena y con el desarrollo judicial del escándalo de la contratación en Bogotá, especialmente. La capital, como muchos saben, bajo el gobierno del alcalde Samuel Moreno se vio inmersa en un escándalo de corrupción en el que participaron la mayoría de las colectividades políticas que tenían representación en el Concejo de la ciudad. Desde que se empezó a conocer este lamentable episodio, la ciudadanía y los medios de comunicación les reclamábamos a los dirigentes de cada uno de estos partidos políticos que tomaran medidas al respecto. Esto por supuesto no se dio.

Por Camila Zuluaga Twitter: @zuluagacamila

Hoy, con ojos de ironía, los ciudadanos miramos cómo aquellos dirigentes, que en su momento cuestionamos por sostener en sus partidos a miembros que estaban siendo acusados de corrupción, están pidiendo perdón.

Perdón hoy ya para qué. “Para sanar las heridas”, dirán muchos. Aunque me queda la duda de si esa petición de excusas se da porque no queda otra salida o porque es real. Porque la explicación dada ayer y hoy, de la falta de actuación frente a estos integrantes corruptos de las colectividades, era que no contaban con las herramientas para expulsarlos. Supongamos que nada se podía hacer, que evidentemente no tenían las herramientas legales para sacarlos o suspenderlos, ¿no creerían estos dirigentes que por lo menos tenían las herramientas éticas para no hacer política de nuevo con ellos?

Y ojo, no crean que me refiero exclusivamente a Juan Lozano, exdirector del Partido de la U, quien sin duda ha sido la figura más representativa de lo que estoy explicando. Aquí también le cae el mismo guante a Cambio Radical, al Partido Liberal, al Polo Democrático y al Parido Verde. Con estos dos ejemplos que he querido traer a colación en este espacio estoy reafirmando una vez más  que aquí ni los partidos políticos, y mucho menos sus senadores, representan a la comunidad. Como muchos me tildaran de negativa y poco propositiva por repetir y repetir lo mismo en esas columnas, quisiera responderles que no, que como colombiana, pero sobre todo como persona interesada en el acontecer político, me duele que esto sea así. Por eso me parece que es menester decirlo a viva voz cada vez que sea posible, para lograr despertar un sentimiento de proactividad ciudadana a través de la cual podamos encontrar una salida, o por lo menos la concientización de la ciudadanía, para que frente a esta realidad algo podamos hacer. Una cosa más: ¿En serio alguien llegó a pensar que el procurador general Alejandro Ordóñez tenía la intención de lanzarse a la Presidencia y renunciar a la Procuraduría?.

Lo que veremos en Elpueblo.com.co

Ovación de pie para Ospina y Guerrero Por Pablo Uribe Twitter: @pablouribe90

www.elpueblo.com.co

Con la inauguración de la Avenida Colombia, las 21 Megaobras ya tienen para mostrar su mejor cara, esta obra de urbanística e infraestructura es el símbolo de una inversión sin precedentes para el futuro de Santiago, por eso hoy hay que darles una ovación de pie a los dos personajes que están haciendo esto posible. Lea esta columna en elpueblo.com.co


32

Edici贸n No. 48 / Cali, del 25 al 31 de mayo de 2013 / Valor $ 1.500 / www.elpueblo.com.co


Semanario 48