Page 1

REALIZADO POR: Samuel Alonso García Robledo Lourdes López Hervás Sara Mayoral Testón María Navarro Martín Silvia Ortiz Rodrigo Sonia Palomares López Beatriz Sánchez Pozo Mª Jesús Torralba Carrasco


ÍNDICE 1.- Introducción ....................................................................................... 3

2.- Marco legal ........................................................................................ 3

3.- Concepto de valor .............................................................................. 4 3.1.- Valor y actitud ....................................................................... 5 3.2.- Responsables de la educación de valores ................................ 6 - Familia ............................................................................... 6 - Escuela .............................................................................. 6 3.3.- Tipos de valores ..................................................................... 7

4.- ¿Cómo educar en valores? ................................................................. 8 4.1.- Estrategias y recursos ............................................................. 10

5.- Conclusión ......................................................................................... 12

6.- Referencias bibliográficas .................................................................. 13

2


1.- INTRODUCCIÓN Hoy en día estamos sumergidos en una sociedad que carece, en muchas ocasiones, de valores. Por esta razón pretendemos poner de manifiesto, a través de este trabajo, la importancia de su tratamiento desde edades tempranas, tanto en la escuela como en el ámbito familiar. La educación es uno de los derechos más importantes que facilita el desarrollo integral como personas, incluyendo los valores y las actitudes, con el fin de preparar al alumnado para la vida en sociedad. Por lo tanto, cuando hablamos de Educación en Valores nos referimos a forjar hábitos que permitan obrar bien en cualquier situación que vivimos tanto dentro como fuera del aula, y por voluntad propia. Se trata de conseguir que nuestras acciones ayuden a construir un mundo mejor. Los docentes debemos trabajar para que nuestros alumnos comprendan el mundo en el que viven y actúen con sensatez, procurando el bien particular y común. Es necesario empezar a familiarizar al alumnado con valores personales para que empiecen a mostrar independencia y sean capaces de enfrentarse a los problemas que se encuentran en la sociedad construyendo su propia personalidad. No podemos olvidar que existe una estrecha relación entre la educación y los valores puesto que una de las finalidades de la educación es formar personas en libertad, en derechos y en deberes.

2.- MARCO LEGAL El tema que tratamos en este trabajo está abrigado por la normativa vigente que desarrolla los currículos de las distintas etapas educativas. En el caso de la Educación Infantil podemos ver referencias:

3


- En el Decreto 67/2007 de 29 de mayo, por el que se establece y ordena el currículo del segundo ciclo de la Educación Infantil en Castilla-La Mancha. Nos dice que la finalidad es la de contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual del alumnado, para lo cual es necesario la educación en valores. También podemos apreciar la influencia de los valores en cada una de las áreas en las que se encuentra organizado. - En el Real Decreto 1630/2006 de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación Infantil. Nos menciona la importancia de los valores de manera indirecta cuando nos habla de la finalidad del ciclo y en la explicación de las distintas áreas del segundo ciclo. - Ley Orgánica 2/2006 de Educación, en el Preámbulo podemos leer: “… la educación es el medio de transmitir y, al mismo tiempo, de renovar la cultura y el acervo de conocimientos y valores que la sustentan, de extraer las máximas posibilidades de sus fuentes de riqueza, de fomentar la convivencia democrática y el respeto a las diferencias individuales, de promover la solidaridad y evitar la discriminación, con el objetivo fundamental de lograr la necesaria cohesión social…”

3.- CONCEPTO DE VALOR El concepto de valor está relacionado con la propia persona, su conducta, sus sentimientos y la modelación de sus ideas. Depende prácticamente de lo interiorizado a lo largo del proceso de socialización, ya que los niños aprenderán el sentido del valor dependiendo de su experiencia, por tanto no hay valores objetivos ni universales, sino que el proceso de valoración es propio de cada persona. Podemos decir que el valor es la convicción razonada y firme de que algo es bueno o malo y de que nos conviene más o menos. La persona podrá apreciarlos si es educada en ellos, estos enseñan al individuo a comportarse como persona. Los valores reflejan la personalidad de los individuos y vienen marcados por la familia, la escuela y la sociedad.

4


Los valores presentan cuatro características fundamentales: son trascendentes, vienen de hechos externos; son apreciaciones mentales, no se pueden tocar pero sabemos que existen; son a la vez individuales y colectivos, los interioriza uno mismo y se comparte con la sociedad; son históricos-sociales, se asignan a un periodo y a un estado determinado. Por consiguiente, tenemos que decir que los valores son necesarios para poder vivir en sociedad, aprendiendo a tener una buena convivencia tanto dentro como fuera del aula.

3.1.- Valor y actitud Valor

y

actitud

son

términos

fundamentalmente

similares.

Allport (1961) escribe que “las actitudes dependen de valores sociales preexistentes”. Según Rokeach hay grandes diferencias entre valores y actitudes: - Un valor transciende a los objetos y situaciones mientras que una actitud se centra en un objeto o situación concreta. - Un valor es algo estándar, una actitud no es individual. - Los valores ocupan una posición central más importante que las actitudes dentro de la personalidad. Las actitudes expresan valores. - El valor es un concepto más dinámico que las actitudes, teniendo más conexión con la motivación. Si una actitud tiene un componente motivacional, lo tiene debido a que la situación u objeto conectado a la actitud es percibida positiva o negativamente de acuerdo con un valor.

Si nos fijamos en algunas situaciones actuamos de forma diferente, sin pensar, dejando olvidados los valores que nos enseñaron. Esto es porque actuamos conforme a lo que creemos que esta bien. Pero debemos saber que un valor es algo que nos forma, algo nato, que está en nosotros desde que nacemos y crecemos, y la actitud es la forma de actuar de cada persona siempre de modo parecido, de una forma determinada bajo circunstancias determinadas.

5


Es decir, para expresar los valores necesitan de las conductas y estas se organizan en patrones de comportamiento que resultan más o menos estables a lo largo del tiempo. A esa estabilidad de la conducta la llamamos tendencia y cuando la tendencia está centrada en la moral, estamos hablando de actitud. Cuando hacemos lo que consideramos correcto guiados por un valor adquirido y lo solemos hacer de la misma forma, tenemos una actitud moral y ésta es la que da una pista sobre el tipo de personas que somos.

3.2.- Responsables de la educación en valores Los responsables de la educación en valores en nuestra sociedad está en manos de todos sus miembros, pero los más importantes son los siguientes:

-FAMILIA Las familias tienen gran importancia en el desarrollo de valores de los niños porque con ellos adquieren éstos y las normas para integrase en la escuela y posteriormente en la sociedad. En la familia el niño empieza a comprender y construir los sentimientos, distintas conductas… de aquí que sean tan importantes los roles de la familia en la adquisición de distintos valores por parte del niño, éstos deben encontrarse en coherencia con los de la escuela. Sería perjudicial que las familias no tuviesen una implicación con la escuela, porque la efectividad educativa sería menor, es preciso que tengan una buena colaboración y comunicación de la información de sus hijos para favorecer una educación integral de los mismos.

-ESCUELA No debemos olvidar que la educación en valores no se puede plantear como una tarea única de la escuela, ni como algo que sólo compete a los profesores, sino que también debe ser una tarea colectiva y común entre maestros y familias.

6


La labor educativa empieza siempre en la familia, aunque no hay que olvidar que el profesorado comparte con la familia esta responsabilidad, al ampliar las experiencias que han adquirido los niños en el ámbito familiar. Desde la escuela hay que ayudar a los alumnos en el conocimiento y vivencia de los verdaderos valores, para ayudar a construir seres críticos y reflexivos con la realidad. El papel del docente tiene que ser el punto de referencia y los valores que transmitan serán los que desarrollen la personalidad del alumno y le capaciten para vivir feliz en la sociedad. La figura del tutor tiene gran importancia, ya que no se limitan a enseñar conocimientos y procedimientos, sino también valores, normas y actitudes para el desarrollo personal de los alumnos. El tutor será guía y orientador para la construcción personal de sus alumnos.

3.3.- Tipos de valores Aunque los valores son complejos y de varias clases, todos los valores coinciden en que tienen como fin último mejorar la calidad de nuestra vida. La clasificación más extendida es la siguiente:

1.- Valores biológicos: traen como consecuencia la salud, y se trabajan mediante la educación física e higiénica. Son las necesidades básicas. 2.- Valores sensibles: conllevan la alegría, el placer y el esparcimiento. 3.- Valores económicos: proporcionan todo lo que nos es útil, son valores de uso y de cambio. 4.- Valores estéticos: nos muestran la belleza en todas sus formas. 5.- Valores intelectuales: nos hacen apreciar la verdad y el conocimiento. 6.- Valores religiosos: nos permiten alcanzar la dimensión de lo sagrado.

7


7.- Valores morales: su práctica nos acerca a la bondad, la justicia, la libertad, la honestidad, la tolerancia, la responsabilidad, la solidaridad, el agradecimiento, la lealtad, la amista y la paz… De la clasificación anterior, los más importantes son los valores morales ya que son los que dan sentido y mérito a los demás, son los que orientan nuestra conducta, sobre la base de ellos decidimos cómo actuar ante las diferentes situaciones que nos plantea la vida.

4.- ¿CÓMO EDUCAR EN VALORES? Es desde la primera infancia cuando se han de interiorizar los valores ya que las cosas que se aprenden desde los primeros años son difíciles de olvidar, se convierten en hábitos y costumbres fáciles de aplicar. Todos influimos en los valores, pero el que se educa es uno mismo, los valores los hace suyos el sujeto. Cada individuo se forma a sí mismo descubriendo los valores con su propia libertad experiencial, y una vez interiorizados, los valores se convierten en guías y pautas que marcan las conductas.

8


De este modo permiten encontrar sentido a lo que se hace, tomar decisiones, responsabilizarse de los propios actos y aceptar sus consecuencias. Nos ayuda a aceptarnos tal y como somos, nos hacen comprender a los demás, facilitan la relación con el entorno, con las personas… Para entender cómo actuar sobre algunos valores es preciso comprender una serie de aspectos: - Para abordar los valores hay que tener en cuenta las características de la sociedad actual en la que nos encontramos. - Conocer el marco legal vigente con el que el docente tiene que enfocar el trabajo sobre educación en valores. - Plantear una propuesta práctica que contenga puntos significativos: que sea útil, facilitando elementos de trabajo que puedan usarse libremente. Como docentes nos tenemos que preguntar qué personas queremos formar para que nuestros alumnos sean capaces de poder enfrentarse a los problemas que se dan en la sociedad. Teniendo en cuenta aquellos valores que desarrollen la personalidad del alumno para su mayor integración en la sociedad/aula. Hay que educar sobre valores relacionados con los Derechos Humanos como la libertad, la igualdad, la justicia, la solidaridad, la tolerancia, la participación… valores que ayudarán a la resolución de posibles problemas que se puedan dar en el centro. Educar en valores debe formar parte de la programación del aula, teniéndolo en cuenta en el desarrollo de todas nuestras actividades de una forma transversal a lo largo de todo el curso, puesto que no se trata de de conceptos aislados que debamos aprender, sino que es una interiorización para que formen parte de nuestra personalidad y ayudarnos a actuar ante las diferentes situaciones que nos vayamos encontrando a lo largo de nuestras vidas. La educación en valores ha de ser trabajada desde la globalidad, relacionada con las distintas áreas del currículo vigente y presentando especial atención a la etapa de desarrollo en la que se encuentren los niños y sus contextos sociales y culturales, para que así, estos principios tengan sentido para ellos.

9


Es importante que desde la Educación Infantil se trabajen valores como la autoestima y la empatía, para que desde los primeros años se vaya fomentando el respeto de los valores dentro del aula. Es de gran importancia prestar atención a ofrecer a los alumnos modelos de identificación, es decir, que los docentes enseñen con su ejemplo, de modo que puedan interiorizar fácilmente las actitudes propuestas. Volver a decir que la educación en valores debe de ser una tarea compartida, continuada y coordinada entre la escuela y la familia. Por esto la escuela debe poner los medios suficientes para que esta labor sea posible. Hay que tener en cuenta que hoy en día nos encontramos sumergidos en una sociedad en la que se han ido perdiendo valores y que a su vez se hace más necesarios que nunca por las desigualdades sociales, inmigración, globalización…

4.1. Estrategias y recursos A la hora de trabajar los valores en el aula nos podemos encontrar con un enorme conjunto de recursos didácticos (canciones, poemas, cuentos, textos para la reflexión, citas célebres y datos curiosos) como complemento a la labor educativa que se desee poner en práctica. Aunque si son utilizados correctamente, estos recursos pueden llegar a convertirse en herramientas y actividades con entidad propia.

Entre estos recursos podemos encontrar: - Recursos muy básicos que pretenden actuar como pequeños flashes para introducir en cualquier momento y situación. Aquí se incluirían las citas y frases célebres, que se pueden usar como pensamiento o lema del día, de la semana o del mes. Estas se pueden escribir en grandes letras y colgarse en el tablón para que todos puedan tenerlo presente a lo largo de la jornada. - Recursos como base de reflexión, discusión o debate: cuentos o relatos cortos, textos, películas propuestas, temas musicales o poesías. Los cuentos nos permiten analizar una situación imaginaria o real (testimonios, reflexión…) como ejemplo, es un proceso para clarificar nuestra visión de las cosas. Las poesías y canciones aportan un

10


componente creativo que permitirá a los alumnos estimular su afición por la literatura o la música. Este tipo de recursos pueden ponerse en práctica tanto al comienzo en la asamblea, como al final, de manera reflexiva. - Las actividades de dramatización o juegos de rol pretenden poner de manifiesto algunos casos y promover la discusión desde una perspectiva del papel que a cada uno le toda desempeñar, generando así un sentimiento de empatía. Estos recursos son situaciones ejemplificantes que pueden representarse como pequeñas obras de teatro en las que cada alumno desempeña un papel de una situación determinada. - Los juegos, tanto de interior como de exterior, y las dinámicas de grupo son actividades lúdicas con un importante trasfondo de aprendizaje y concienciación. Entre ellos se encuentran juegos de confianza y conocimiento; juegos de afirmación, juegos de comunicación; juegos de cooperación; juegos de distensión; y juegos de resolución de conflictos.

La puesta en práctica de los distintos recursos estará centrada en el alumnado y fundamentada en los siguientes aspectos: - Se partirá de unos intereses y conocimientos previos del alumno. - Se potenciará la funcionalidad de los contenidos procurando garantizar que les sean útiles en circunstancias reales. - Se favorecerá la interacción en el aula como elemento impulsor del aprendizaje. - Se adaptará a los diferentes ritmos del aprendizaje del alumnado. - Se primará al alumno como el verdadero protagonista del proceso. - Parte del aprendizaje se basará en la resolución de problemas, pretendiendo así una mayor autonomía personal. - Se llevará a cabo una metodología activa, participativa, cooperativa, autónoma, grupal y creativa. - El trabajo en equipo será fundamental en muchas de las actividades que se realicen.

11


Con estos recursos se pretende: - Sentir, experimentando en primera persona el contenido que se desea trabajar. - Pensar, reflexionando sobre la vivencia y contrastando los resultados de la experiencia con la teoría. - Actuar, aplicando en la práctica las conclusiones obtenidas.

5.- CONCLUSIÓN Con la realización de este trabajo nos hemos dado cuenta de que cada día se hace más indispensable una educación en valores, tanto en las aulas, como en el entorno familiar y en la propia sociedad que nos rodea, porque muchos valores son ignorados o simplemente no se aplican de una manera adecuada Pensamos con esto, que los valores no son simplemente unos enunciados teóricos sino aspectos que cada persona tiene que interiorizar, por ello han de ser vivencias que estén presentes en todas las dimensiones de nuestras vidas. Somos seres sociales por naturaleza, y necesitamos relacionarnos con los demás. De ahí que la convivencia sea el medio para adquirir y poner en práctica los valores fundamentales que deben regir la vida entre las personas. Respetarnos a nosotros mismos y a los demás, no prejuzgar, saber cooperar, son valores que tanto los docentes como el entorno inmediato de cada alumno hemos de transmitirles para que desde sus primeros pasos aprendan a ser libres y felices. Por todo ello, como docentes debemos garantizar a los alumnos una educación en valores que les permita tener unos conocimientos básicos y que se convierta en un apoyo, motivándole y encaminándole hacia los verdaderos valores de la vida.

12


6.- REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Alvarez, M. (2009). Valores y educación infantil: Cómo enseñar valores humanos a los niños pequeños. http://kronovida.com/revista/articulos/valores-y-educacioninfantil-como-ensenar-valores/ (Consulta: 28 de marzo de 2013)

Buxarrais, M. R. (1997). La formación del profesorado en educación en valores. Propuestas y materiales (3ª ed.). Bilbao: Desclée De Brouwer.

Decreto 67/2007 de 29 de mayo, por el que se establece y ordena el currículo del segundo ciclo de Educación Infantil de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha

Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, Boe número 106 de 4/5/2006. Martín,

A.

(2011).

Fomentar

los

valores

en

la

educación

infantil.

http://techtraining.es/revista/numeros/PDF/2011/revista_31/125.pdf (Consulta: 22 de marzo de 2013)

Onetto, F. (2000). Con los valores ¿Quién se anima? Argentina: Bonum. http://www.ilustrados.com/tema/5216/Valores-Quien-anima.html (Consulta: 25 de marzo de 2013)

Real Decreto 1630/2006 de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación Infantil.

13


Tema 6: Los valores en el aula de infantil  

Tema grupal, los valores.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you