Issuu on Google+

LA ATENCIÓN TEMPRANA EN LA ETAPA DE ED. INFANTIL

Trabajo realizado por: Samuel Alonso García Robledo Lourdes López Hervás Sara Mayoral Testón María Navarro Martín Silvia Ortiz Rodrigo Sonia Palomares López Beatriz Sánchez Pozo María Jesús Torralba Carrasco


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil

ÍNDICE Pág.

1.- INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………2

2.- DEFINICIÓN DE LA ATENCIÓN TEMPRANA……………………………….2

3.- OBJETIVOS………………………………………………………………………..3

4.- PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA AT / PRINCIPALES ÁMBITOS DE ACTUACIÓN………………………………………………………………………….5 5.- IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN EN ED. INFANTIL……………………..7

6.- PREVENCIÓN……………………………………………………………………..8 7.- DETECCIÓN……………………………………………………………………….9 8.- INTERVENCIÓN………………………………………………………………….10

9.- CONCLUSIÓN………………………………………………………………….…12

10.- BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………..…..13

Página 1


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil 1.- INTRODUCCIÓN

La Atención Temprana es un ámbito de trabajo relativamente reciente que ha cobrado gran relevancia social y académica en los últimos años. De hecho, se viene observando, por un lado, una creciente sensibilidad de la sociedad ante las necesidades de los niños pequeños y sus familias, y por otro, una mayor confianza de los profesionales en poder ofrecer respuesta a esta creciente demanda social a partir del avance en el conocimiento en el campo de la psicología, de la medicina, de la fisioterapia, etc. (Clemente, 2011). La Atención Temprana se dirige a toda la población infantil de 0 a 6 años, ya que es durante los primeros años de vida cuando el desarrollo infantil está sujeto a diferentes interacciones con el medio natural y social. Somos conscientes de que los niños y niñas reciben una estimulación natural que suele ser suficiente para garantizarles un adecuado desarrollo integral, pero no siempre se les proporcionan las experiencias necesarias para su máximo desarrollo potencial. Es entonces, cuando la Atención Temprana cobra su más amplia funcionalidad, convirtiéndose en una técnica imprescindible.

2.- DEFINICIÓN DE LA ATENCIÓN TEMPRANA

La Atención Temprana es un ámbito de trabajo relativamente reciente que ha cobrado gran relevancia social y académica en los últimos años. Se viene observando una mayor sensibilidad ante las necesidades de los niños y sus familias y una mayor confianza de los profesionales en poder ofrecer respuesta a esta demanda gracias al avance en el conocimiento de la psicología, de la medicina… Siguiendo la definición propuesta en el Libro Blanco de la Atención Temprana define ésta como: “el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 06 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar.”

Página 2


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil Se dirige a la prevención, detección, diagnóstico y abordaje terapéutico de los trastornos de desarrollo del niño/a en proceso de crecimiento y de las situaciones de riesgo social y biológico que puedan alterar dicho proceso. Se utiliza un modelo psicoeducativo que presenta: información, detección, diagnóstico

y tratamientos

multidisciplinares,

orientación

y apoyo

familiar,

coordinación con servicios sanitarios, educativos y sociales, apoyo y asesoramiento a Centros de Educación Infantil para la correcta integración de los niños. La atención temprana no consiste únicamente en la estimulación o el tratamiento que recibe un determinado niño, hay otros aspectos que forman parte de esa atención que recibe el niño y su familia. Estos factores son: la detección temprana, seguimiento, escolarización temprana… La implicación directa de la familia en el trabajo, el tratamiento de sus expectativas, necesidades, propuestas y demandas, le permitirá disfrutar en su vida cotidiana de los logros funcionales que se produzcan y de una relación afectiva más rica y variada.

3. – OBJETIVOS

El objetivo general de la Atención Temprana consiste en ayudar tanto al niño como a su familia a encontrar nuevas formas de adaptación o compensación del déficit o de sus dificultades, que le permitan conseguir en el ámbito cognitivo, una estructuración coherente del mundo físico y alcanzar en el aspecto emocional, un desarrollo armónico de la personalidad. El principal objetivo de la Atención Temprana es “que los niños que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlos, reciban, siguiendo un modelo que considere los aspectos bio-psico-sociales, todo aquello que desde la vertiente preventiva y asistencial pueda potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar, posibilitando de la forma más completa su integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal”. (Libro Blanco, 2000) La Atención Temprana debe llegar a todos los niños que presentan cualquier tipo de trastorno o alteración en su desarrollo, sea éste de tipo físico, psíquico o sensorial, o se consideren en situación de riesgo biológico o social, con especial énfasis en la atención de 0 a 3 años. Página 3


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil A continuación se desprende el siguiente conjunto de objetivos propios a la Atención Temprana: 1. Reducir los efectos de una deficiencia o déficit sobre el conjunto global del desarrollo del niño. 2. Optimizar, en la medida de lo posible, el curso del desarrollo del niño. 3. Introducir los mecanismos necesarios de compensación, de eliminación de barreras y adaptación a necesidades específicas. 4. Evitar o reducir la aparición de efectos o déficits secundarios o asociados producidos por un trastorno o situación de alto riesgo. 5. Atender y cubrir las necesidades y demandas de la familia y el entorno en el que vive el niño. 6. Considerar al niño como sujeto activo de la intervención.

Hay dos objetivos que son básicos y muy claros: - Favorecer, desde el nacimiento, el desarrollo de todo el niño en riesgo o con dificultades. - Dar soporte a las familias desde el momento de la detección del déficit, presentándole una atención individualizada.

La identificación temprana de los niños con riesgo de padecer trastornos del desarrollo se ha comprobado reiteradamente que una intervención temprana e intensiva, (principalmente en los años preescolares), conduce a una mejoría en el pronóstico de la mayoría de los niños con autismo en lenguaje, rendimiento intelectual, progreso evolutivo,... Esto es debido a que la primera infancia constituye una etapa especialmente crítica que se caracteriza por la progresiva adquisición de funciones tan importantes como las habilidades perceptivas, motrices, cognitivas, lingüísticas, afectivas y sociales que posibilitarán una equilibrada interacción con el mundo. A estos primeros años se les llama "periodos sensibles del desarrollo" porque en estas etapas de la vida, los niños son especialmente sensibles ante la influencia de factores diversos. Por lo general, es necesario no olvidar que el centro de atención es el niño pero sin dejar de lado el contexto familiar y el entorno en donde se desenvuelve.

Página 4


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil 4.- PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA ATENCIÓN TEMPRANA. PRINCIPALES ÁMBITOS DE ACTUACIÓN.

La atención temprana rige su actuación a través de seis principios básicos, los cuales explicaremos a continuación:

1. Diálogo, integración y participación Desde la atención temprana se debe procurar aceptar y fomentar las características culturales y familiares que cada uno tiene. Las familias tendrán un papel fundamental para llevar a cabo estas actuaciones; se respetarán las distintas culturas de las que provengan, su nivel socio económico y costumbres, además de proporcionarles los

medios

necesarios

para resolver

sus

dificultades

y que asuman sus

responsabilidades.

Se fomentará el diálogo entre las distintas partes involucradas en el desarrollo de la atención temprana además de la participación en los programas que se oferten desde las distintas asociaciones.

2. Gratuidad, universalidad e igualdad de oportunidades, responsabilidad pública La atención temprana actúa para la prevención y evitación de la marginación social de los niños que poseen alguna discapacidad, facilitando la igualdad de oportunidades en distintos ámbitos de la vida cotidiana del niño para que su contexto sea favorable para su completo desarrollo.

Es necesario que la Atención Temprana sea un servicio público, universal, de provisión gratuita para todos los niños y familias que lo necesiten (proporcionar ayudas técnicas y que eliminen barreras a la integración).

3. Interdisciplinariedad y alta cualificación profesional El personal que trabaje con los niños en la Atención Temprana tiene que tener una formación mínima y que pueda satisfacer las necesidades que cada niño presenta. la preparación de estos profesionales implica, tanto la formación en una disciplina específica como en un marco conceptual común a todas ellas con su correspondiente Página 5


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil espacio de desarrollo, en el cual los distintos profesionales se reunirán y coordinarán sus actuaciones. En ese marco común distinguimos cuatro áreas: 

La especialización en desarrollo psicomotor infantil

La profundización en psicosociología de la dinámica familiar

El

conocimiento

de

la

realidad

legislativa,

institucional,

normativa,

características sociales y antropológicas, hábitat y entorno geográfico de la comunidad. 

Formación sobre el trabajo en equipo, dinámica de grupos, distribución de roles, etc.

4. Coordinación Coordinación entre la familia, el centro de Atención Temprana y las instituciones sociales y redes locales que pueden hacer más cómoda la vida diaria de los niños con alguna discapacidad. Además se deben facilitar unas bases de datos en los que se incluyan los sucesivos diagnósticos y valoraciones para evitar la fragmentación de la información que sucedería si intervinieran diversas agencias y centros en el desarrollo de los niños.

5. Descentralización Este término se refiere al establecimiento de un sistema organizado en torno a las necesidades de la familia, a su proximidad incluyendo la prestación de servicios a domicilio.

6. Sectorización La sectorización hace referencia a la necesidad de limitar el campo de actuación de los servicios para garantizar una correlación equilibrada entre proximidad y conocimiento de la comunidad y el hábitat, funcionalidad y calidad operativa de los equipos y volumen suficiente de la demanda para facilitar la inclusión de todo tipo de servicios sanitarios, educativos o sociales en el área de referencia que se constituya

Página 6


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil 5.- IMPORTANCIA DE LA AT EN ED. INFANTIL

Según la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de Educación (LOE) la etapa de Educación Infantil tiene carácter voluntario y, según el artículo 14 de dicha ley, se divide en dos ciclos: el primero de 0-3 años y el segundo de 3-6 años, cuya finalidad consiste en aprovechar al máximo las posibilidades de desarrollo del niño, potenciándolas y afianzándolas a través de la acción educativa, y dotar a los niños de las competencias, destrezas, hábitos y actitudes que pueden facilitar su posterior adaptación a la Educación Primaria. La formación de un individuo comienza en el vientre materno y, en los primeros años de la vida, las estructuras nerviosas se encuentran en un proceso madurativo en el que continuamente se establecen nuevas conexiones sinápticas y la mielinización de sus estructuras. Esto hace que los bebés y los niños tengan una gran plasticidad cerebral, es decir, una gran capacidad para desarrollarse al máximo, y adquirir funciones muy importantes (control postural, autonomía en el desplazamiento, la comunicación, el lenguaje verbal y la interacción social). En consecuencia, es un momento idóneo para prevenir y/o solucionar-reducir las desventajas, físicas o sociales, que se puedan producir a estas edades. Por ello, la Educación Infantil es una etapa ideal para compensar las desigualdades madurativas y evolutivas en los niños de estas edades, lo que hace que la atención temprana se presente como un medio preventivo y rehabilitador para los niños que presentan deficiencias o tienen un riesgo de poder padecerlas en algún momento de su desarrollo. Los maestros son el referente principal para la detección y/o prevención de posibles problemas en el desarrollo de los niños: habilidades motoras, de socialización, del lenguaje, dificultades en la atención, problemas perceptivos sensoriales y limitaciones cognitivas o emocionales; que con la ayuda de la familia y otros profesionales (pediatras, psicólogos o personal sanitario en general) pongan de manifiesto las desviaciones del desarrollo evolutivo del niño/a en los distintos aspectos mencionados, así como la gravedad del trastorno, para hacer un diagnóstico completo y poder iniciar una intervención educativa adecuada. Por tanto, los primeros años de vida son determinantes para un desarrollo físico y psicológico armonioso del niño; por eso, tiene una gran importancia la atención Página 7


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil temprana, no simplemente como método de actuación sobre patologías ya instauradas (prevención secundaria); sino como medida de prevención o evitación de posibles alteraciones en el desarrollo (prevención primaria) y para evitar que se intensifiquen.

6.- PREVENCIÓN

Las prácticas de prevención son entendidas, como aquellas actividades que permiten a las personas tener estilos de vida saludables, además de permitir a las comunidades crear y consolidar ambientes donde se promueva la salud y se reduzcan los riesgos de la enfermedad. La prevención conlleva desarrollar acciones anticipatorias. Los esfuerzos realizados para "anticipar" acontecimientos, con el fin de proporcionar el bienestar del ser humano y así evitar situaciones no deseables.

La atención temprana comprende tres niveles de intervención: 

Prevención primaria: son el conjunto de actuaciones orientadas a la protección de la salud, y a promover el bienestar de los niños y sus familias. Son medidas de carácter universal con intención de llegar a toda la población. Comprende derechos como la asistencia sanitaria, el permiso por maternidad o situaciones de acogida o adopción. Los derechos que genera la reciente Ley de Conciliación de la Vida Familiar y Laboral (BOE de 6 de noviembre de 1999) también pueden incluirse es este nivel.

Prevención secundaria: que se basa en la detección precoz de las enfermedades, trastornos o situaciones de riesgo. Se organiza a través de programas especiales dirigidos a colectivos identificados en situación de riesgo, como los niños prematuros de menos de 32 semanas o de menos de 1.500 g, los embarazos de adolescentes menores de 18 años, los embarazos a partir de los 35 años, con riesgo de cromosomopatías, la detección precoz de enfermedades metabólica, la detección precoz de hipoacusias, etc.

Prevención terciaria: son el conjunto de acciones encaminadas, una vez se ha diagnosticado una enfermedad o problema de salud, a minimizar las consecuencias y secuelas del mismo.

Página 8


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil 7. DETECCIÓN

Se consideran factores de riesgo todas aquellas circunstancias del niño o de su entorno que puedan conllevar una mayor posibilidad de trastorno psicopatológico que la que se observa en la población general. Un factor de riesgo, por sí solo, no tiene porqué ser significativo, pero la asociación de varios potencian ese riesgo, por lo que es importante su detección para una intervención especializada lo antes posible, aunque nunca hay que olvidar que no todos los niños tienen la misma vulnerabilidad (basada en mecanismos biológicos y psicológicos). Debido a la importancia que para el desarrollo psíquico del niño tienen unas bases emocionales sólidas, unidas a la diversidad de criterios para la evaluación y orientación terapéutica de los problemas psíquicos (dependiendo estas del origen y la formación del profesional que primeramente atienda al niño, bien sea pediatra, neurólogo, psicólogo, psiquiatra, profesional de atención temprana o de educación), se hace necesario la elaboración de una guía clara entre diferentes profesionales, favoreciendo la detección precoz de trastornos mentales en la primera infancia y su derivación a los dispositivos específicos de salud mental infante juvenil. Sin embargo, estos trastornos son detectados tardíamente, pues se "pierde" mucho tiempo de tratamiento mientras se realiza el proceso diagnóstico entre diferentes especialistas. Además, en muchos casos, son considerados como problemas deficitarios o de diferentes discapacidades, por lo que no reciben un tratamiento específico.

En relación a los factores psicopatológicos, algunos de ellos ya pueden estar incidiendo desde el embarazo y pueden ser detectados, por lo que es importante tenerlos en cuenta en los programas de preparación al parto y consultas prenatales. Las primeras manifestaciones de estos trastornos psicopatológicos en los niños muy pequeños suelen ser fundamentalmente de naturaleza somática y/o psicosomática, en un principio, por lo que se recurre primeramente a los servicios de Pediatría y/o de Neuropediatría, que se encuentran en una posición privilegiada para la detección precoz. Por otra parte, en los centros de salud de atención primaria se desarrollan los programas de seguimiento a los niños sanos, siendo un lugar prioritario para la detección. Igual importancia tienen los servicios sociales de base que, por lo general, desarrollan programas para la infancia, especialmente cuando el niño pueda estar en riesgo o desamparo. Página 9


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil Uno de los factores importantes de riesgo es la psicopatología de los padres, por lo que desde los equipos de salud mental de adultos se debe desarrollar un trabajo en este sentido. Por último, las escuelas infantiles son lugares donde suelen detectarse muchas alteraciones relacionales y del desarrollo psicomotor de los niños, así como en los equipos de atención temprana que, por su propio trabajo, atienden niños con diferentes problemas en su desarrollo y que por tanto pueden presentar trastornos psicopatológicos. Para que este protocolo mejore su eficacia se propone que se complemente con: - Los protocolos ya existentes: "detección de alto riesgo psicosocial en el neonato", "detección precoz del niño sordo y del niño ciego", los "programas de preparación al parto" y con el "programa del niño sano". - La creación, en cada área sanitaria, de circuitos claros que agilicen las exploraciones que se realicen (neuropediátricas, psicológicas, psíquicas y sociales) para poder llegar a un diagnóstico lo más claro y rápido posible. De este modo se garantizaría que todo niño detectado tenga el estudio diagnóstico realizado a través de una actuación coordinada de los diferentes especialistas. - La formación continuada para los distintos profesionales que atienden al niño en esta primera etapa. - La realización de un registro específico de estos niños, que pueda valer para estudios futuros.

8.- INTERVENCIÓN

Una vez que hemos detectado los factores de riesgo que pueden entorpecer el correcto desarrollo de los niños y niñas, y hemos considerado las posibles medidas preventivas, deberemos de llevar a cabo nuestra actuación e intervención para favorecer en la medida de lo posible las capacidades de nuestros alumnos, en relación a la atención temprana. Estas intervenciones deben garantizar las condiciones del niño y la respuesta familiar ante estas circunstancias en los diferentes entornos vitales.

La intervención debe ser planificada con carácter global y de forma interdisciplinar, considerando las capacidades y dificultades del niño en los distintos ámbitos del desarrollo, su historia y proceso evolutivo, así como las posibilidades y Página 10


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil necesidades de los demás miembros de la familia y los recursos de que se dispone; y el conocimiento y actuación sobre el entorno social.

Esta intervención se ha de entender como un proceso tendente a conseguir el máximo desarrollo físico, mental y social de los niños. En la planificación de la intervención, se debe considerar el momento evolutivo y las necesidades del niño en todos los ámbitos y no sólo el déficit o discapacidad que pueda presentar.

La intervención dirigida a los niños que presentan trastornos en su desarrollo debe iniciarse en el momento en que se detecta la existencia de una desviación en su desarrollo. Cuando la detección se realiza a través de las consultas pediátricas, de las escuelas infantiles o de los propios padres, la atención se inicia en los centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana o en las unidades de Atención Temprana, que dan continuidad a la atención cuando ésta se ha iniciado en la unidad neonatal.

El programa de intervención deberá incluir la temporalización de los objetivos, la modalidad metodológica y la evaluación de los objetivos propuestos o del resultado de la aplicación del programa. La intervención terapéutica en atención temprana va dirigida al niño, a la familia, a la escuela infantil y al entorno social e institucional en general:

Intervención dirigida al niño: Cada niño tendrá un programa de atención global e individualizado, que recogerá las aportaciones de los diversos profesionales del Servicio. Este programa se realizará con la participación de los padres o tutores. La intervención se podrá realizar bien en el CDIAT en el propio domicilio o en otro lugar, como en el centro educativo o en el hospital, en el caso de los neonatos o niños que por su problemática estén obligados a permanecer durante largos periodos de tiempo ingresados.

Intervención dirigida a la familia: La atención a la familia se podrá realizar de forma individual o en grupo, en función de la realidad y necesidades del momento. Se deberá informar a los padres debidamente de cualquier cambio que esté relacionado en la intervención, así como por ejemplo, lo concerniente a objetivos, metodología o los diferentes contactos Página 11


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil establecidos con otros profesionales de la sanidad o la educación. Del mismo modo, se deberá facilitar información de todos los recursos administrativos, tanto a nivel asistencial, ayudas económicas y legales con las que los padres pueden contar.

Intervención dirigida a la escuela: El equipo escolar y los educadores podrán fijar espacios en los que se revisen o se discutan los objetivos pedagógicos, las estrategias de aprendizaje, y la utilización de suficientes recursos materiales o personales para poder cumplir los objetivos prefijados.

Intervención en el entorno: Desde los CDIAT se diseñan estrategias para la adaptación del entorno a las necesidades de los niños, teniendo en cuenta el entorno natural de cada niño y familia, para obtener así su integración en el medio social donde se desenvuelve.

9.- CONCLUSIÓN Como conclusión, nos parece fundamental que la atención temprana esté desarrollada por profesionales. Estos profesionales sean guías, orientadores de familias y escuelas para que entre todos se trabaje con unos objetivos comunes y claros. Los objetivos han de estar encaminados al desarrollo íntegro del niño/a, y han de ser funcionales y responder a sus prioridades. Los métodos de intervención han de ser específicos, porque es un hecho que se alcanzan mejores resultados siguiendo unas metodologías entienda al niño en su globalidad, teniendo en cuenta todas las facetas del ser humano, y no únicamente las meramente cognitivas o psicomotrices. Además, los padres deben estar implicados en el proceso, y ha de tenérseles en cuenta a la hora de tomar decisiones.

Página 12


El Proceso Educativo en la Etapa de Ed. Infantil 10.- BIBLIOGRAFÍA

LIBRO BLANCO DE LA ATENCIÓN TEMPRANA Autor: Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana (GAT) 2003 http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0211-57352002000200010&script=sci_arttext http://www.neurologia.com/pdf/Web/44S03/xS03S035.pdf http://www.efdeportes.com/efd118/atencion-temprana-prevencion-de-las-necesidadeseducativas-especiales.htm http://www.aepap.org/familia/atenciontemprana.htm http://educaespecial.espacioblog.com/post/2008/05/20/la-importancia-la-atenciontemprana http://ruc.udc.es/dspace/bitstream/2183/6683/1/RGP_3-22.pdf http://repositorio.ual.es/jspui/bitstream/10835/1159/1/Clemente_%20Villegas_Gador.pd f http://triangulocet.com/Articulos/tabid/86/EntryId/6/IMPORTANCIA-DE-LAATENCION-TEMPRANA.aspx http://www.apepa.org/index.php?menu=documentos&id_doc=458&show=1

Página 13


Tema 10: La atención temprana