Page 21

LA

LA ACTUALIDAD POLÍTICA

Suspensión de las sesiones de Cortes por un plazo de ocho días La medida ha sido adoptada por decreto, habiendo acordado el señor Martínez Barrio no celebrar la sesión de ayer, dejando para el martes próximo la comunicación a la Cámara del citado decreto

ENTIERRO DEL TEMIENTE DE ASALTO SEÑOR CASTILLO LA-SUSPENSIÓN DE LAS SESIONES DE CORTES Los jefes de derecha se oponen a la suspensión de las sesiones En el expreso de Barcelona llegó a Madrid e: jefe de la minoría de la «Luga», señor Ventosa. A poco de llegar se trasladó <il domicilio de-1 señor Gil Robles, donde coincidió con los señoras Cid y Goicoechea. Los reunidos cambiaron impresiones sobre la situación política presente y. acordaron oponerse a la suspensión de sesiones, a menos que éstas se dispusieran por decreto. El señor Gil Robles dio cuenta .por teléfono al presidente de la Cámara de dicho acuerdo, y 61 señor Martínez Barrio, a su vez, informó al jefe de la Ceda de que el Gobierno habla acordado suspender las sesiones de Cortes por decreto en un plazo de ocho días.

El señor Gil Robles dice que hablará eíí la reunión de la Diputación Permanente, de todo lo que está Ocurriendo '. -El señor Gil Robles conversó con un periodista a mediodía, después de haber' asistido a Ja conferencia que celebraron los jefes de las minorías de oposición. Él jefe de la Ceda hizo las manííestaciohiís Siguientes: —En la reunión que hemos, celebrado los señores Ventosa, Cid, Goicoedhea y yo, hemos acordado mantener unánimemente el criterio de la necesidad de que no se' suspendan las sesiones de.Cortes. Asi se lo hemos dicho al sefior Martínez Barrio, pero éste me ha dado cuenta de Ja decisión del Gobierno de suspenderlas por decreto. Nosotros—aiiadló—tendremos que conformarnos con esta resolución, pero como no estamos dispuestos a que se baga el silencio eri torno a los luctosQs sucesos últimos, iremos a la reunión de la Diputación Permanente, que seguramente se celebrará mañana, y en esa reunión hablaré de lo que está sucediendo, de' lo que se está tolerando y de lo que puede suceder. —¿Hablará también en la Diputación Permanente el señor Ventosa?—preguntó un periodista. —No lo sé. Aunque creo que sí. • Seguidamente el señor Gil Robles se despidió de] informador.

, El decreto suspendiendo las sesiones de Cortes El texto del decreto suSpendieiido las sesiones de Cortes es como sigue: «S. E. él, Presidente de la República se ha servido expedir, én el día dé hoy, el siguiente decreto: «En uso dé la prerrogativa que me confie. re el párrafo segutido del articulo 81 de la Constitución de la Repúbiea, de conformidad con lo preceptuado en él artículo 58 de] mismo texto constitucional,'• de'.'^cuerdo con el Consejó de ministros y• a propuesta de ?u presidente, vengo eri decretar. , Articulo único.—A partir de esta fecha quedan suspendidas las sesiones de, Corte? durante él Plazo de ocho días. ,' : Dado en El Pardo a. 14 de. julio de 1936. Manuel Azafia,—E] presidente del Consejo de ministros, Santiago Casares, Quiroga. Lo aue tenso el honor de trasladar a V. E. para su conocimiento y demás efectos. Ma. drid 14 de julio ©te. Santiago Casares. Señor presidente del Congreso de Diputados.»

EN EL CONGRESO

Visitas al señor Martínez Barrio en su domicilio Esta mañana visitó ai presidente de las Cor tes, en su domicilio, el ex presidente del Consejo señor Pórtela Valladares. La entrevista fue muy extensa. ' A la una salió el señor Pórtela y ,dijo a los periodistas qué se trataba de-una visita de cortesía, ya que anoche no había podido acudir a la cita que le dio el señor Martínez Barrio, por lo que fue el diputado de su minoría, señor Fernández Mato. Se le preguntó si el presidente de la Cámara le había dado cuenta de la suspensión de las sesiones y en qué forma se realizaría está suspensión. —En efecto —respondió el señor Pórtela—. Me ha dado cuenta de ello, y la suspensión se'hará por. decreto. , Visitaron > después en su domicilio al señor Martínez. Barrio los ministros: de su; partido, señores Blasco Garzón ; y : Alvarez Buylla. • Poco después estuvo.en casa del.-señor Martínez Barrio el jefe de Izquierda Republicana, don Marcelino Domingo. , •

, Reunión de la minoría de Izquierda Republicana Esta mañana ge^ reunió la minoría de Izquierda Republicana presidida por don Marcelino Domingo. Al terminar la reunión, ei ex ministro de Instrucción Pública facilitó a los periodistas ]a siguiente referencia: . «Se ha reunido Ja minoría.- de Izquierda Republicana para estudiar la situación política actual y el acuerdo del Gobierno de suspender las sesiones de Cortes por ocho días, y ha acordado prestar su asistencia al Gobierno para que cumpla la función que en todo mo. mentó se ]e impone, sobre todo en la hora presente. La reunión continuará esta tarde a las cinco.» •'.:"'.

El Jefe del Gobierno comunica que S. E. ha firmado el decreto de suspensión El presidente del Consejo permaneció toda ¡;i mañana en el ministerio d$ la Guerra.Minulos después de la una de la tarde, se trasladó al Palacio Nacional donde sometió a la firma del Jefe del Estado una extensa lista de de. cretos aprobados em el Consejo celebrado ayer. •Desde Palacio, «1 señor Casares Quiroga, se dirigió a la Presidencia del Consejo,^donde, después de entregar a los informadores'el índice de la firma sometida al Presidente de la República, les dijo gue también habla sancionado S. E... haciendo uso'de las - atribuciones que le confiere ]a Constitución, ét decreto euspeodiendo las sesiones de'Cortes. •'

¿i

VAMiUAHUlA

Fijación en la Cámara del decreto suspendiendo las sesiones El decreto de suspensión de las sesiones de Córtesfué llevado al Congreso y entregado al oficiar mayor señor San Martin,: por un ayudante del Jefe del Gobierno. El séftór San M&rtln lo püáo inmediatamente en conocimiento del presidente de la Cámara' El propio señor San Martín aclaró qué rio era necesario la lectura de este decreto en sesión. Por c,onsiguienfe lo hizo fijar en el acto en el tablón de anuncios del pasillo-del orden del tíía.

de Renovación Española Esta tarde estuvieron.en el Congreso los diputadosdé Renovación Española, señores conde de VslleUano y Gamazo. Inmediatamente visitaron

lo d e j u l i o

ile

1«»

al presidente de las Cortes, quien dijo después, a propuesta dej de Hacienda, vengo en decreque el objeto de la visita de los diputados ha- • tar lo siguiente: bía sido informarse si esta tarde habría sesión Articulo primero. En cumplimiento de io o iba a leerse el decreto suspendiéndolas para dispuesto por la ley de 3 del actúa!, que pro. obrar en consecuencia. El presidente les dio rroga para el tercer trimestre del año en curso cuenta de la suspensión y de que no ia comuni- los Presupuestos generales del Estado, aprobados para 1935, por la de 29 de junio de dicaría hasta la reapertura el próximo martes. cho año, y en uso de la autorización conteniHoy se reunirá ia Diputación Permanente da en la misma, se aprueban pora el indicado período trimestral, con carácter de" créditos de las Cortes propios dea ejercicio económico de 1936t los que por un importe tota] de. 1.261.978.676 peMañana, a las once, se reunirá la Diputación Permanente de las Cortes. El motivo que obliga setas 88 céntimos, se expresan en el ádjún. a esta convocatoria es la prórroga de) estado de to estado, letra A, y que responden a I a dialarma. ferencia entre los 1.264.122.442 pesetas 87 cénEn la reunión, el Gobierno dará cuenta del de- timos a que asciende el 25 por 100 de los cré-creto suspendiendo las sesiones por espacio de ditos anuales líquidos fijados por el decreto ocho días y es muy posible que se hable de la de 2 de mayo último, incrementado en el exconveniencia de prorrogar esta suspensión de ceso entre los aumentos y reducciones autorisesiones hasta el próximo mes de octubre. zados por la referida ley, que en detalle figuEn esta reunión, el jefe de la Ceda, señor Gil ran en el estado da modificaciones, que tamRobles, pronunciará un discurso en el que hará bién se adjunta, y los 2.143.765 pesetas 99 cénreferencia a la parte del que se proponía pro- timos, que se deducen de dicho 25 por 100, por nunciar esta tarde, en el salón de sesiones, re- los, servicios en los cuales las consignaciones latando al país las circunstancias en que se ha del trimestre no se ajustan a la cuarta parte desarrollado el asesinato del jefe del Bloque Na- de los créditos anuales, que asimismo se expresan en dicho estado de diferencias. . cional, señor Calvo Sotelo. Artículo segundo. El Gobierno dará cuenta a las Cortes dea presente decreto.» Organización de la vigilancia

en el Palacio del Congreso A las tres y media de la tarde, llegó a la Cárnnra el comisario de Policía, señor Lino, delegado especial del director general de Seguridad para la vigilancia del Congreso durante la tarde ele hoy. El señor Lino, pasó al despacho del señor Martínez Barrio, con quien celebró una conferencia en la que el presidente de la Cámara le dio amplías facultades para desenvolverse en el interior del edificio. Inmediatamente el señor Lino, acompañado de los agentes que ordinariamente realizan estos trabajos de vigilancia, recorrió las dependencias del Congreso. En el interior y en el exterior del edificio las precauciones adoptadas esta tarde, son extraordinarias.

Comentarios en los pasillos Durante toda la tarde continuó en el Congreso la afluencia de diputados y periodistas que comentaban, con gran viveza, la actualidad política. En general se deploraba el. estado de bárbaro apasionamiento en que se encuentra el país y la repetición frecuente de sucesos sangrientos. Entre los que se pronunciaban en tonos más vivos se contaba el señor Trias de Bes, el cual dijo: —Es inconcebible que todo esto pueda pasar en un país civilizado. Siguiendo así, terminaremos porque un día u otro tendrá que haber una intervención extranjera en España. Será, deplorable, pero me temo mucho que así ocurra. Por causas menores, la Historia registra infinidad de casos de ocupación. El diputado nacionalista vasco, seflor Picavea, le daba la razón, y añadió: —Lo mejor sería que trajéramos al Negus a que nos gobernase. Algunos diputados de la «Ceda» entre ellos el señor Fernández Heredia, decía que el responsable de todo es el Gobierno, por la conducta partidista que adoptó desde el primer instante en que empezaron a producirse en España estos hechos. ' También se comentaba mucho entre los concurrentes al Palacio de las Cortes el extraordinario lujo de precauciones desplegado por la autoridad precisamente en un día en Que no habla sesión.

LA MUERTE DEL TENIENTE SEÑOR CASTILLO El entierro

El cadáver del teniente de asalto señor Castillo fue trasladado esta madrugada desde la Dirección de Seguridad al cementerio civil. Hasta las once de la mañana no se verificó el entierro a fin de dar tiempo a la formalización de documentos y diligencias. Antes de las diez de la mañana, se congre* garon en los alrededores del cementerio numerosas personas, la mayoría afiliadas a sociedades obreras. En el acto del sepelio el subsecretario de Gobernación ostentaba la representaEl señor Martínez Barrio decide no abrir la ción del señor Moles. Con él asistieron el alcaide de Madrid, tenientes de alcalde, director sesión. El decreto será leído en la semana de Seguridad, diputados señores Prieto y La•'•.'.;.-,'¡ . próxima. Visitas moneda, teniente coronel Mangada, el hermano ,. PTimét&:. hora de la tarde: llegó a la Cáma- del capitán Galán y representando al presidente de las Cortes el diputado de Izquierda Rera su presidente,* don Diego Martínez Barrio. publicaa señor Figueroa Rojas. Poco después pasó a visitarle el señor Prieto Concurrieron numerosos oficiales de Asalto y sostuvo con.él una larga,entrevista, de la que y varias secciones de las «Juventudes marxisno, se dio referencia. tas» uniformadas y conduciendo banderas. Estuvo luego en el despacho el señor Cid, El féretro fue envuelto en una bandera roja aüien a la; salida dijo que habí*, acudido llay cubierto de flores del mismo color. Detras mado pot el señor Martínez Barrio, quien le comunicó .que mañana &•> las once se reunirá la marchaban sus hermanos don Valeriano, teniente coronel del Cuerpo Jurídico de la ArmaDiputación permanente y le rogó que no dejara da, don Pedro, don Francisco, su hermana pode asistir. lítica doña Dolores, oficiales y guardias, perEstuvo después con el presjdente de la Cátenecientes al grupo del teniente Castillo. mara el señor Guerra del Río, y: al salir dijo a En el momento del sepelio los militares hicielos periodistas ? que nabía acudido con su proron el saludo y los paisanos levantaron los pia: representación j 1 había,requerido al seflor puños. Martínez Barrio para que abriera la sesión y Se depositaron numerosas coronas de los faen <#la diera cuenta del-decreto -suspendiendo miliares, compañeros, guardias, organizaciones ¡as sesiones, según Ordena el Reglamento. obreras y de la Peña Colón. Añadió el señor Guerra del; Río que el señor Las milicias comunistas y socialistas uniforMartínez -Barrio le ,había respondido a u e no madas, desfilaron por delante del cadáver marestaba dispuesto,» abrir-la sesión y que del de1 cando el paso marcialmente. creto. daría cuenta en Ja>semana próxima, asuLuego, en el momnto de ser enterrado el fémiendo personalmente la responsabilidad de retro, usó de la palabra el teniente coronel esta decisión. Mangada, el cual hizo un elogio de la figura y El presidente de la Cámara recibió luego a de la obra del teniente Castillo. Añadió que hay los>periodistas .y les dijo: . , que defender la República y su sentido sociali—Ya conocen ustetlés ei" decreto del Gobierno zajite y proletario y terminó clamando venganza suspendiendo las-sesiones por ocho días. Esta para la víctima disposición se ha dictado a indicación mía y Se volvieron a dar gritos marxistas, mientras teniendo en cuenta que lo estimo de , convelas milicias ponían el puño en alto y seguidaniencia general dé la Camera y del país. He mente se dio por disuelta la manifestación dispuesto se cumplimantr sin dar cuenta hasta fúnebre. el ptóxirao martes,'o sea Mn-dar notificación de ella a las Cortes.

lina consulta de los diputados

— Miércoles

LA PRORROGA DE LOS PRESUPUESTOS

Texto del decreto La «Gaceta» publica un decreto de prórroga del Presupuesto que dice así: «De acuerdo con el Consejo de Ministros, y

EL PROCESO POR LA MUERTE DEL CAPITÁN FARAUDO Las conclusiones del fiscal En la causa seguida por el asesinato del capitán Faraudo, el fiscal, señor Huidobro, ha solicitado sobreseimiento para los procesados Romualdo Ramón Vilora y Antonio Valera Cortón, y formula a continuación las siguientes conclusiones provisionales: Primera.—El día 7 de mayo de 1936, hacia las die.i de la noche, unos sujetos que no han pódido indentificarse, pertenecientes o simpatizantes a la agrupación política Falange Española, se situaron en el automóvil M.-40024, en un punto de la calle de Lista, de Madrid, próximo a su confluencia con la calle de Alcántara, y esperaron a que pasase por aquel paraje el capitán del Ejército español don Carlos Faraudo, que pasaba diariamente por dicho lugar de regreso a su domicilio, sito en la mentada Calle de Alcántara, número 43. Uno de dichos individuos se apeó del automóvil y esperó a pie en la acera el paso de don Carlos, y cuando a los pocos minutos pasó éste, por la espalda, y cuando no podía esperar lá agresión, ni apercibirse de ella, pues iba acompañado de su esposa^ doña Elena Piloche, y hablando con ella sin atender a lo que ocurría a su alrededor, hizo un disparo de arma de fuego contra don Carlos, a quien alcanzó la bala en la región glútea izquierda, saliéndole por la parte derecha de la región epigástrica, causándole lesiones que determinaron su fallecimiento a las doce horas. Los sujetos referidos abandonaron más tarde el vehículo, instrumento del delito, en la calle de Rafael Calvo, de Madrid, y el día 8, hacia las cuatro de la tarde, los procesados Ramón Laguna López y Manuel Arranz Ayuso, que tenían conocimiento de la perpetración del asesinato y que sabían que sus autores se habían servido, para cometerlo, del repetido vehículo, se llegaron hasta donde se encontraba el auto con propósito de llevárselo a otro punto donde no pudiera encontrarse, impidiendo así el descubrimiento de los asesinos de don Carlos Faraudo. Segunda.—Los hechos relatados constituyen un delito de asesinato, según el artículo 412 del Código penal. Tercera.—Del expresado delito son responsables, en concepto de encubridores, los procesados Arranz y Laguna.' ' Cuarta.—No son de apreciar circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. Y quinta.—Procede imponer a cada uno de estos procesados la pena de siete años de prisión mayor, accesorias y costas, e indemnización de 75.000 pesetas a los familiares de la víctima. La Sala ha acordado esta mañana, a tenor de lo dispuesto en el artículo 642 de la ley de Enjuiciamiento criminal, se, haga saber la apreciación del Ministerio fiscal, al solicitar el sobreseimiento, a la familia del capitán Faraudo, para que, dentro del término de cinco días,1 comparezcan a defender su derecho. En el caso de que no lo hagan, con arreglo al mencionado articulo, el tribunal habrá de acceder al sobreseimiento y libertad pedida por el fiscal.

DE LOS SUCESOS DE ASTURIAS Se deniega la prisión atenuada al general López Ochoa La Sala sexta del Tribunal Supremo lia examinado la petición de prisión atenuada formulada por el general López Ochoa, no accediendo a ella, y acordando siga, en concepto de detenido, en el Hospital de Carabanchel. También ha examinado una petición del fiscal general dg la República, eneaminada a la práctica -le nuevas diligencias, habiéndose acordado su admisión, así como también otras que estima, pertinentes la Sala.

LA REFORMA AGRARIA Los asentamientos de ayer El ministro de Agricultura facilitó la siguiente nota:

.

• .

Asentamientos realizados en ,el día de hoy, 13 de julio de 1936 . ,, . Provincia de Sevilla: Término de Ecija, corüjo «Las Barraca.-;» Asentados cabezas de familia, 35. '. ; \ Cortijo «Cucarrón» y «Cucarroncülo». Aseriados cabezas de familia, 35. Cortijo «Soto del Moro». Asentados cabezas de iamilia, 45. Cortijo «La Reina». Asentados cabezas de !»• milia, 50. Término de Camón de los Ci'apeiiés,rtri.;> «Lerena». Asentados cabezas de familia, 50. Provincia de Córdoba: Cortijo de «Cíisablanca». Asentados cabezas da familia, 144.

La Vanguardia 15 julio 1936  

Periódico La Vanguardia del 15 de julio de 1936.

La Vanguardia 15 julio 1936  

Periódico La Vanguardia del 15 de julio de 1936.

Advertisement