Page 1

Nยบ 33. Febrero 201 7

1


El evangelio de Marcos, y sobre todo el de Lucas, presentan a María como modelo perfecto del discípulo. Lo hemos oído muchas veces. Y de hecho su condición de mujer y de madre de Jesús no es ajena a ello. Más bien es la clave para entender lo que significa ser discípulo de Cristo. No se trata de aprender ideas o doctrinas, ni siquiera de llevarlas a la práctica. Se trata, más allá de todo eso, de estar tan centrado en Jesús, tan pendiente de él y de sus cosas, como lo está ella, en cuanto madre suya. Y también, al mismo tiempo, se trata de cuidar a Jesús (en persona o en los demás, no importa) como una mujer (sobre todo en aquella cultura de María, pero también en la nuestra) cuida de los suyos. Por otro lado, el discípulo de Jesús ha de pasar por la noche oscura de perderlo. Esto es necesario para que aprenda a buscar al Señor, no por lo que nos da o aporta, ni por lo bien que nos hace sentir el estar con Él, sino solo por Él: el discípulo ha de pasar a ponerlo a Él, y no a sí mismo, como prioridad absoluta. Y también de esto es modelo perfecto, como mujer y madre, nuestra Señora, la Virgen María, que vivió a fondo la pérdida de Jesús (en el Templo a los doce años, en la muerte en la Cruz cuando culminó su vida pública) y se mantuvo siempre firme en la búsqueda de su Amado. J. P. Tosaus

Índice

Editorial................................................................................ 2 Viviendo el día a día       María, mujer y madre....................................................... 3         Ser mujer y ser madre .................................................... 4         Mujer y madre... inmigrante............................................. 4         Las dolinas, unas vecinas más de Valdefierro.................5 La página de Cáritas         Un mundo sin últimos...................................................... 6         Otra forma de colaborar con Cáritas................................6 Las cuentas, claras.............................................................. 7 Álbum de fotos..................................................................... 8 Los grupos cuentan         Post-comunión en nuestra parroquia............................... 9         Mujer y madre en la Iglesia............................................ 1 0 Hermanamiento con Nicaragua         Mujer y madre soltera.................................................... 1 2 Muy bueno lo tuyo, Cristo         La mujer del perfume o una mujer que vale el doble..... 1 3 Compartiendo en comunidad         Mujeres y madres.......................................................... 1 5 Fechas a tener en cuenta.................................................. 1 6 2

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes Consejo de Redacción:

Carmen Asensio, Jesús Atencia, Jesús Esteban, José Luis Juste, Mª Pilar Moreno, José Pedro Tosaus. Colaboran en este número:

Olaya Mayans, Juliana Algaba (A.VV. Aldebarán), Monitores de español para inmigrantes (A.VV. Las Estrellas), José Luis Simón, Grupo de Cáritas, Comisión económica parroquial, Catequistas grupo post-comunión, Isabel Javierre, Alicia Esteban Casas, Raquel Montero, Mª Victoria Campos, Xiomara del Carmen García Picado, Fernando Orcástegui, Mabel Ruiz Ruiz (Mujeres y Teología de Zaragoza). Web:

http://elporchevaldefierro.blogspot.com Facebook:

http://www.facebook.com/ElPorcheValdefierro

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


MARÍA, MUJER Y MADRE

Tengo la enorme suerte, y ojalá fuera la de todo el mundo, de haber crecido en un ambiente familiar sereno y de haber recibido mucho afecto tanto por parte de mi padre como de mi madre. Pienso que estos dos amores no son tan distintos, pero que hay matices. Yo soy mujer y religiosa, tengo madre pero no hijos. Me doy cuenta de que cuando pienso en mi madre, el primer recuerdo que me viene a la mente es el de su cuidado cuando me ponía enferma. Su cuidado y sobre todo su presencia. Me sorprendía experimentar cómo con ella al lado los males no eran tan malos… Yo sentía realmente que su cariño me amparaba, porque era más profundo que el dolor o la fiebre. Mi madre siempre ha sido una mujer hacendosa, pero, cuando alguno de sus hijos estaba enfermo, se sentaba al pie de la cama sin reloj. Precisamente en esas situaciones en las que yo me sentía tan poca cosa, ese estar allí de mi madre “porque tú lo

Nº 33. Febrero 201 7

vales” (eslogan que utilizan algunas marcas de cosmética para intentar vender más… ) me hacía sentir la hija más afortunada del mundo. El amor de una madre, como no depende de las apariencias, acompaña tanto los momentos gratos y luminosos, como los insignificantes o costosos de la vida. Con esta reflexión personal de fondo pensaba en las muchas expresiones y advocaciones que se refieren a María, la madre de Jesús: amparo, consuelo, luz de la mañana, salud de los enfermos… y cómo no, aquí en Zaragoza, la virgen del Pilar: fundamento, apoyo, columna firme. Celebrar la fiesta de la Virgen de Lourdes, que da nombre a nuestra parroquia, puede ser una buena ocasión para dialogar internamente con María, y revisar cómo andamos de amor concreto hacia las personas que tenemos más cerca. Ojalá podamos beber de buenas y profundas experiencias, como el amor de una madre, para poner amor donde no lo hay. Olaya Mayans Porras Religiosa del Sagrado Corazón

3


SER MUJER Y SER MADRE

Ser mujer siempre ha sido difícil. Si además eres madre, la cosa se complica. Cuando somos jovencitas, se nos vende el amor romántico como un príncipe azul y una maternidad envuelta de un aura irreal que determina toda nuestra vida. Las mujeres somos muy fuertes, de eso no hay la menor duda. Esto no da derecho a cargar sobre nuestros hombros tanto peso. Además de trabajar fuera de casa, la mujer tiene las mismas obligaciones, por lo general, que la que se denomina “ama de casa”. Yo me pregunto: ¿qué se ha ganado con esta independencia laboral?, ¿ser independiente económicamente? Quizá sea eso. No hay un ser humano encima de la tierra que tenga un trabajo físico y emocional mayor que las mujeres. Se nos educa con esa idea, sin haber aprendido aún a cuidar de nosotras mismas. Las que deciden formar una familia empiezan a cuidar de su hogar y su marido, después vienen los hijos y aquí sí que ya dejas de ser solo una mujer para ser madre. Desde ese momento tu vida jamás te pertenece por completo. Te mentalizan de que lo mejor es dar el pecho a tu hijo. Si decides que no, te dan una charla exhaustiva que te hace sentir el peor ser sobre la tierra, culpable de todos los males que le puedan acaecer a tu hijo. Si trabajas, cuatro meses de baja son para la madre; pero no por ello disminuye la faena, el peso de la casa recae totalmente sobre ella. Cuando una pareja decide tener un hijo es cosa de dos, tendría que estar el padre al mismo tiempo que la madre, pero él cuidando de una mujer que ha pasado por una experiencia dura para su cuerpo y sus emociones. Esto no es posible si lo mandan a trabajar tan pronto (ahora se va a alargar este periodo). Como siempre, la fortaleza de la mujer tiene que poner todo de su parte para que siga funcionando el hogar. Y hay

infinidad de depresiones pos-parto que se ven con mucha naturalidad... La mujer lleva el mayor cuidado de los hijos. De todas las edades. La educación y los desvelos casi siempre recaen sobre nosotras. Si hay que disminuir la jornada, pocas veces se plantea que lo haga el padre. Estos detalles son fáciles de observar: cuando hay en los colegios charlas, reuniones, tutorías, por cada padre que acude hay diez madres (por algo será…). Cuando los hijos crecen, y por fin te crees que te has liberado…, aún hay mucha mujer en ti para hacer lo que “tus obligaciones no te dejaban”. Te das cuenta de que tus padres ancianos te necesitan y, en su “egoísmo” de niños, te reclaman sin descanso, viendo en esa hija lo que no ven en el hijo: una paciencia y un cariño que hace dependiente al cuidador y al que es cuidado. A esta hermosa mujer-madre, un poco cansada y ajada por el paso del tiempo, le queda mucha correa todavía para ir detrás de los nietos por el parque, llevarlos a la escuela, malcriarlos (como dicen los hijos) y darles cariño por arrobas. Habría que añadir que la mujer-madre-padre también existe: hay cientos de mujeres a las que no les queda más remedio que adoptar este rol por el abandono de los padres. ¡A estas habría que hacerles un monumento! Y cómo olvidarnos de las mujeres-madres víctimas de la violencia de género. ¡Qué sufrimiento más demencial, para estas mujeres, ver no solo su vida desecha, sino también la de sus hijos! ¡ SER MUJER, LO MÁS GRANDE ¡ ¡ SER MADRE, UN MILAGRO ¡ Juliana Algaba Avv. Aldebarán P.D. ¡¡¡Todo parecido con la realidad es pura coincidencia!!!

MUJER Y MADRE… inmigrante Casi todos sabemos que el origen de la población de nuestro barrio es de las zonas rurales de Aragón, de Andalucía, Extremadura, Castilla y poco más. Queremos decir que, en cierta manera, todos tenemos origen emigratorio, y que desde hace unos años este origen se ha ampliado, y tenemos y hemos tenido vecinos de Sudamérica, de Marruecos, Argelia, Rumanía, China, Senegal… En su calidad de mujeres y madres, muchas de orígenes tan lejanos, han venido, y algunas siguen, en nuestras clases de Español para Inmigrantes, y allí recibimos la invitación del Porche para que ellas opinen sobre su doble categoría en nuestro barrio. T.- No he tenido ni tengo problemas, mi país sigue siendo el de mi origen. Buena convivencia con madres españolas. Creo que ha mejorado la relación entre matrimonios en mi país. F.- Tengo dificultades por no saber el idioma español. Me tratan bien y la gente trata de ayudar. A veces hacen gestos como si fuéramos diferentes por llevar pañuelo. F.E.- No tuve problemas desde mi llegada, que fue en 2006. A partir de que hubo menos trabajo, sí que hemos tenido problemas, que son los de muchas familias, también por falta de trabajo. Las ayudas son insuficientes para poder vivir. 4

R.- Soy europea, me siento integrada, no tengo problemas de relación y estoy aquí desde hace seis meses. La gente es pacífica y me ha sorprendido la gran cantidad de coches y ver cuánta envoltura tienen las cosas de comer. Mi relación laboral con la señora que atiendo es muy buena. Me gusta que se respeten los horarios para las cosas, como se hace aquí. S.- No siento que me miren mal. Mi hijo está bien en el cole, tengo buena relación con mis vecinas, aunque no pido favores. Creo que tenemos problemas para que nos admitan a trabajar. R.- No estoy bien del todo porque me falta trabajo. No tengo amigas españolas, no hablo mucho español. Salgo a comprar con mi hija. Estas han sido las declaraciones de seis alumnas, algunas con problemas de comunicación por el idioma. De sus respuestas se conocen y deducen partes de sus vidas en las que muchas veces el pan de la emigración no sabe bien. Ojalá nuestra comprensión normalice el sabor de su pan. Monitores de Español para Inmigrantes. Asociación Las Estrellas. El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


LAS DOLINAS:

UNAS VECINAS MÁS DE VALDEFIERRO Las dolinas o simas son frecuentes en el entorno de Zaragoza, y algunas de ellas tuvieron la “ocurrencia”, hace ya décadas o incluso siglos, de aparecer en lo que ahora es nuestro barrio. Tenemos dos muy importantes en la plaza de las Estrellas y entre las calles Rigel y Obispo Peralta, y otra algo menor junto a la calle Hércules. Las dolinas suelen tener forma redondeada y entre 1 0 y 50 metros de diámetro, y sobre ellas el suelo se hunde. Este hundimiento puede ser lento, alcanzando tasas medias en su centro de varios centímetros por año. Pero, en ocasiones, también se producen episodios de colapso súbito de varios metros de profundidad. ¿Por qué se forman estos traidores agujeros? El origen está en la disolución de rocas solubles que hay en el subsuelo, como yeso y sal, por el agua del freático (infiltrada a partir de la lluvia, riego o pérdidas de tuberías). Esos materiales solubles se hallan a varias decenas de metros de profundidad, enterrados bajo los sedimentos aluviales (gravas, arenas y limos) traídos por el Ebro. Su disolución forma oquedades y galerías subterráneas, que se propagan hacia arriba conforme el techo de aluviones granulares se va derrumbando, hasta alcanzar en ocasiones la superficie, y por las que el agua va evacuando todo ese material que se desprende. Las dolinas existían ya en el centro de la depresión del Ebro antes de que los humanos llegasen aquí. Cuenta Cervantes que Sancho Panza cayó en una de ellas cuando salía, por la noche y de incógnito, de su ínsula Barataria. Los agricultores han ido rellenándolas periódicamente, optando por abandonarlas cuando se hundían demasiado aprisa. Dejadas en su estado natural, forman hondonadas con balsas permanentes o temporales como el Ojo del Cura de Casetas. El problema grave nace cuando, a partir de los años 60-70 del siglo XX, el suelo residencial e industrial de Zaragoza se expande de forma acelerada: las antiguas dolinas se tapan y sobre ellas se construye ignorando el riesgo que comportan. Los intereses económicos de constructores y propietarios de suelo, junto a una actitud laxa de la

administración municipal al planificar el urbanismo y otorgar licencias de construcción, están en el origen de los numerosos casos de ruina de viviendas y naves industriales, y de algunos accidentes con víctimas humanas. Algunos de esos casos más conocidos, como el del bloque de la plaza de las Estrellas, han suscitado alarma social, algo que temen tanto la administración como quienes ven peligrar con ello sus intereses empresariales o profesionales. Una reacción habitual en esos medios es el “todo está controlado” y “todo tiene soluciones técnicas”. Es cierto que, en caso de verdadera necesidad, se podría construir sobre una dolina utilizando cimentaciones especiales, como losas continuas de hormigón o pilotes profundos que se apoyasen sobre terreno sano bajo las cavidades del yeso. Pero esto obliga a perforar e inyectar hormigón hasta 50 ó 60 m de profundidad (como se hizo para cimentar el hipermercado de la plaza de las Estrellas), y el coste se dispara. Para afrontar una operación de esa envergadura hace falta un conocimiento detallado del subsuelo que, desgraciadamente, no siempre se tiene. Cualquier otra medida superficial, como rellenar la dolina con tierra u hormigón, no suele ser más que un “parche” pasajero, ya que el proceso sigue activo en el subsuelo y, tarde o temprano, acaba manifestándose de nuevo. El sentido común dice que, antes de llegar a plantear soluciones desproporcionadas e inciertas, debería evitarse la exposición al peligro, es decir, debería evitarse construir allí donde el suelo se hunde bajo nuestros pies. Una gestión sensata en el contexto de la planificación urbanística exige, por una lado, conocer y cartografiar en detalle las áreas peligrosas y, por otro, renunciar a construir sobre ellas, dejándolas en estado natural, integradas en el diseño de zonas verdes, o destinándolas a otros usos que no entrañen riesgo para las personas. José Luis Simón Catedrático de Geología de la Universidad de Zaragoza y vecino de Valdefierro

Dolina producida por colapso súbito en La Puebla de Alfindén

Nº 33. Febrero 201 7

5


UN MUNDO SIN ÚLTIMOS

“En Cáritas queremos hacer posible un mundo sin últimos. Nuestro horizonte es la justicia y la fraternidad, y nuestra herramienta de trabajo, la esperanza. Nuestro compromiso quiere convertirse en un grito para que ¡nadie se quede sin futuro! Un compromiso que acoge y acompaña, que denuncia y transforma, que construye comunidad e integra a todos. Un compromiso en el que lo primero son los últimos. La misión de Cáritas es la animación de la acción sociocaritativa de la comunidad cristiana, la acogida, el desarrollo y la integración de las personas que viven en la pobreza y la exclusión social, denunciando las causas que la generan, trabajando por la justicia y promoviendo la participación para el cambio hacia una sociedad solidaria. Los valores que orientan nuestro trabajo son: - Caridad y Justicia - Servicio a la persona y empatía - Solidaridad y Participación - Trabajo en equipo y en red - Espíritu de mejora e innovación - Transparencia y austeridad Los equipos de voluntarios de las Cáritas parroquiales acogen y acompañan a las familias que necesitan información, apoyo, orientación o ayuda económica. Se ocupan también de conocer la realidad social (enlace con el archivo de la realidad social) de los pueblos para poder denunciar y sensibilizar sobre las situaciones de injusticia que detectan. Cáritas Diocesana de Zaragoza

En concreto, en la parroquia de Valdefierro colaboramos con Cáritas seis voluntarios, la Trabajadora social y el párroco. Nos reunimos para acoger a las familias necesitadas los martes a las 1 7:30. Estamos deseando que paséis a visitarnos y os invitamos a que alguno se sume como voluntario para colaborar en esta bonita labor de la parroquia. Desde Cáritas os mandamos un fraterno saludo. Grupo de Cáritas Para saber más:

201 1 La crisis económica, una mirada desde las Cáritas Parroquiales (https://www.caritaszaragoza.org/pdf/Crisis_economica_desde_las_caritas_ parroquiales.pdf) 201 2 Afianzamos el compromiso con el territorio (http://www.caritaszaragoza.org/pdf/biblioteca/compromiso.pdf) 201 3 Actuando en el territorio (http://www.caritaszaragoza.org/pdf/biblioteca/201 3 Actuando en el territorio.pdf) Atención a las familias desde las Cáritas Parroquiales. Pautas y orientaciones: Para seguir caminando en tiempos difíciles (http://www.caritaszaragoza.org/biblio/ficheros/08761 25001 238753552.pdf)”

OTRA FORMA DE COLABORAR CON CÁRITAS

¿Qué hacer con nuestra ropa usada, que ya no es imprescindible? Cáritas ha instalado una red de recogida de ropa usada a través de contenedores ubicados en diversos puntos de nuestra capital. Aquí, en Valdefierro, tenemos uno en el porche de nuestra parroquia Ntra. Sra. de Lourdes. La ropa, una vez tratada en los talleres, debidamente higienizada, se pone a la venta en las tiendas “A TODO TRAPO”, a precios simbólicos. En Zaragoza tenemos la tienda “LATIDO VERDE”, en la calle Royo, 20, junto al comercio “Alejandro”. 6

Esta ropa usada pretende generar empleo para personas en situación de vulnerabilidad o exclusión social: para ello contamos con la Fundación por la Inclusión Social, promovida por la misma Cáritas Zaragoza. Ya se han creado varios de estos puestos de trabajo. Los objetivos de estos proyectos son, prioritariamente, la creación de empleo, el cuidado del medio ambiente con el reciclaje de la ropa y la gestión ética de esta ropa recogida. Así, pues, echar bolsas de ropa en el contenedor de Cáritas, en nuestra parroquia, es OTRA MANERA DE COLABORAR CON LA MISMA. José Miguel Taboada

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


SEGUIMOS CON MENOS INGRESOS Hemos mejorado algo respecto al ejercicio anterior, pero seguimos con menos ingresos que los gastos normales y mínimos de nuestra Parroquia. Llevamos varios años con este déficit y nos quedamos sin reservas. Hay que hacer un esfuerzo en los ingresos: donativos, cuotas, colectas,… Ya sabéis, si en una familia se gasta más de lo que se ingresa, ¿qué pasa? La Diócesis se porta de maravilla: continúa con sus aportaciones (7.296,- €) para el crédito de obras y nos pide para el Fondo Común el mínimo (2.395,67 + Vicaría, 1 00 = 2.495,67 €). Por encima de estas aportaciones: ¿quién paga los salarios y la seguridad social de nuestro Párroco? LA DIÓCESIS. Hemos de concienciarnos: el que pueda que aporte un poco más. Hay que nivelar los ingresos con los gastos. Recordad que los donativos nominales desgravan fiscalmente en la declaración de la renta UNA BARBARIDAD: los primeros 1 50 € donados, el 75 %; es decir, si donamos 1 50 €, Hacienda te devuelve en renta 1 1 2,50, solo te cuesta el donativo 37,50 €. Adelante, pues, entre todos apoyaremos a nuestra querida Parroquia. A vuestra disposición, un abrazo COMISIÓN ECONÓMICA PARROQUIAL

LA PARROQUIA NECESITA TU AYUDA. ¡COLABORA!

Nº 33. Febrero 201 7

7


Quisimos celebrar el comienzo del año litúrgico con nuestra tradicional fiesta parroquial, para comenzar con alegría y con ganas de hacer mejor las cosas; así nos ayudamos a cumplir con nuestros buenos propósitos de año nuevo. A lo largo de la celebración, todos los grupos que estamos trabajando y conviviendo en la parroquia fueron compartiendo un poco de su alegría y de sus ganas con todos los demás. Terminamos con un vermú compartido donde se volvió a repetir la multiplicación de los panes y los peces. JUNTOS SOMOS MÁS.

TRONCA DE NABIDÁ. Caramelos, música tradicional, bailes, para celebrar un año más esta entrañable tradición de nuestra tierra y bendecir la tronca que calentará nuestras casas y nuestros corazones este invierno.

CELEBRACIÓN DE LA NAVIDAD. Nuestro tradicional Belén nos acompañó un año más gracias al buen hacer de Darío y sus ayudantes. Los niños nos ofrecieron a Jesús en cada celebración: en la foto, ¡ José, María y Ángel! 8

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


POST-COMUNIÓN EN NUESTRA PARROQUIA

La parroquia de nuestra Señora de Lourdes organiza numerosas actividades, este año entre ellas cuenta con un nuevo grupo de post-comunión, formado por niños con edades entre los 9 y los 1 1 años. El año pasado, en las últimas reuniones de catequistas de segundo año, se fraguó la creación de este grupo, ante la perspectiva de que alguno de los niños que iban a tomar la primera comunión mantuvieran su conexión con nuestra comunidad cristiana. Se formó un grupo catequistas,de los que terminaban y de años anteriores, para qué con una adecuada coordinación pudiéramos desarrollar un proyecto con una hora semanal, el domingo a las 1 1 :00, justo antes de la celebración de la eucaristía Las actividades se realizan en las salas de la Parroquia los domingos a las 1 1 :00, justo antes de la celebración de la eucaristía, y están orientadas principalmente a educar en la fe, fomentando los valores humanos y la convivencia en un ambiente sano y divertido. De esta manera, los niños que ya tomaron su primera comunión y pueden participar activamente en la Eucaristía, no pierden la conexión con la comunidad y se sienten pertenecientes a ella, continuando con su crecimiento como cristianos. Nuestra comunidad parroquial no está aislada de un modelo de sociedad que potencia valores deshumanizados, este grupo quiere combatirlo

Nº 33. Febrero 201 7

apostando por los valores del Evangelio: solidaridad, tolerancia, respeto, justicia, igualdad, etc. Para ello utilizamos dinámicas creativas, muy participativas y lúdicas. Algunos de los objetivos de este proyecto son: - Que los niños descubran lo que significa ser cristiano y lo practiquen. - Fomentar la convivencia tal y como nos enseñó Jesús. - Compartir lo que se tiene con los demás y atender a los que más lo necesitan. - Aprender a poner en práctica los valores propios del Evangelio de Jesús allí donde se encuentren. - Conocer el mensaje de Dios a través de la Biblia y construir el Reino de Dios en nuestra sociedad. Es importante recordar que este grupo, en el cual los catequistas disfrutan enseñando y compartiendo estos principios; está abierto a niños y jóvenes que quieran pasar su tiempo libre de una forma diferente, y a las familias que crean que los valores del Evangelio pueden ayudar a nuestros jóvenes en su crecimiento como personas. Catequistas Grupo Postcomunión

9


MUJER Y MADRE EN LA IGLESIA

En torno a la fiesta de Nuestra Madre, Virgen de Lourdes, en este número queremos hacer muy presente a las mujeres, madres, en la vida de la Iglesia, su compromiso, su vivencia. Fueron las primeras en creer en la resurrección de Cristo. ¿Cuál es el papel de la mujer en la Iglesia? Ésta es la pregunta que lanzó el Papa Francisco. Su respuesta fue exigente, una invitación a toda la comunidad eclesial a ser coherente con la visión del Evangelio. ¿Qué presencia tiene la mujer en la Iglesia? ¿Puede sermás valorada? «La Iglesia es femenina: es Iglesia, es esposa, es madre», recordó. «El papel de la mujer en la Iglesia no se puede limitar al de mamá, al de trabajadora, limitado… ¡No! Es otra cosa». No se puede entender a la Iglesia sin mujeres activas (Papa Francisco). Estamos ante una realidad en la Iglesia, que tenemos que profundizar. Hablar de Iglesia sin hablar del papel fundamental que desempeñan las mujeres en ella se hace muy difícil, por no decir imposible. Es innegable el aporte de la mujer en todas las áreas del quehacer eclesial. Pero con sólo reconocerlo, ¿es suficiente? Hablar de mujeres significa descubrir un mundo, el de las mujeres en la vida de la Iglesia, un mundo de una riqueza extraordinaria yprofunda. Parte de esa riqueza que goza esta Iglesia, en esta Comunidad de Valdefierro, es el Testimonio de estas mujeres, madres. Es difícil recoger en unas pocas palabras mi experiencia personal de fe y mi crecimiento dentro de la Iglesia. Con el paso del tiempo, mis vivencias personales han ido adaptándose a mi crecimiento personal como mujer. Cuando era sólo una adolescente seguía los pasos de mi familia, comprometida en la parroquia del barrio en distintas actividades, y tras la confirmación yo decidí continuar su labor. Esta decisión marcó también mis amistades, ya que los grupos con los que compartía actividades se fueron convirtiendo también en los amigos con los que decidía pasar el tiempo libre. Después decidí formar mi propia familia y tuve la suerte de encontrar un compañero de viaje que comparte conmigo esta inquietud, y hasta que nacieron mis hijos pudimos compartir juntos nuestra fe. En mi matrimonio siempre hemos vivido en igualdad, y eso es muy importante para poder desarrollarnos como pareja sin perder nuestra individualidad, porque lo que veo en mi entorno es que habitualmente el peso de la familia recae más en la mujer. Después llegaron los niños, y eso marcó un punto… y aparte. Cuando nacieron decidí dedicarme por entero a 10

ellos y en el ajetreo del día a día, la verdad, cuesta encontrar tiempo para Dios. No es fácil compaginar un trabajo, una casa, unos hijos… Aun así, he intentado no mantenerme muy alejada, y, como siempre, Él ha encontrado el camino para acercarse más, y lo ha hecho de forma casual con una llamada de José Luis a colaborar en la preparación de los niños para hacer la primera comunión. Han sido dos años de muchas emociones y de trabajo duro; pero, sobre todo, un recordatorio de lo importante que es Dios en mi vida y de lo feliz que me hace descubrir que hay personas que sienten esa misma necesidad, personas comprometidas a las que te encuentras en las celebraciones de cada domingo, en los momentos compartidos, porque en el mundo en el día a día, en el trabajo, en el colegio de mis hijos, ser cristiana “no está de moda” y ahora más que nunca es necesario el respaldo de una comunidad para mirar con la cabeza alta al futuro y seguir siendo cristianos felices y en continuo crecimiento. Isabel Javierre Según el Papa Francisco, “La Iglesia es Mujer” y tiene toda la razón. La iglesia es y debe ser como una mujer que acoge, protege, no se queja y tira para adelante con carros y carretas. Como lo hizo María, la primera mujer de la iglesia que aceptó el encargo de ser Madre de Dios, Madre de Todos. En mi humilde opinión y estoy absolutamente convencida, la Mujer es el sostén de La Iglesia, igual que lo es de la familia y la sociedad en general. Sin la mujer, el mundo no existiría. No hace falta que la mujer tenga estudios u ostente un cargo ejecutivo en una empresa. Cualquier mujer, por el hecho de serlo, puede con todo. En silencio, sin darse importancia, con generosidad y entrega, hace que La Iglesia siga adelante con su hacer cotidiano buscando el bien de la Humanidad. Hay muchas mujeres que trabajan en la iglesia y por La Iglesia, mujeres con responsabilidades en la pastoral, el acompañamiento espiritual de personas o en comisiones importantes del vaticano. Gracias a Dios, la mujer está siendo valorada como un elemento indispensable para el sostenimiento de La Iglesia. El mismo Francisco lo ha destacado en numerosas ocasiones. Me vienen a la cabeza muchas mujeres que han dado su vida por La Iglesia: Misioneras, enfermeras, catequistas. Algunas se han ido lejos, lo han dejado todo y están entregadas a los demás en cuerpo y alma. Otras están aquí, muchas de ellas madres de familia, que trabajan como catequistas, alfabetizando o enseñado El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


español inmigrantes, prestando su voluntariado a Caritas, estableciendo hermanamientos con otros hermanos y por qué no decirlo, manteniendo el templo y sus instalaciones limpios. A todas ellas les doy las gracias y les animo a seguir siendo esenciales para La Iglesia. Alicia Esteban Casas He tenido la suerte de conocer la parroquia y su vida desde pequeña, junto a mis padres. Durante este tiempo han sido varios los sacerdotes que han prestado sus servicios a la comunidad parroquial, cada uno con su estilo, dejando mayor o menor huella en la parroquia en general y en mi persona en particular, ayudándome a crecer en la fe y como persona. Disfruté de la confirmación, junto a un grupo estupendo que habíamos apostado por seguir las enseñanzas de Jesús y que más tarde se convirtió en el grupo de jóvenes de la parroquia y, a raíz del cual surgió mi implicación en los campamentos, catequesis y en el voluntariado en general. También he tenido la fortuna de conocer muchas comunidades diferentes, en parte por mi trabajo, y acompañar a grupos de personas a las que su fe les llevado a comprometerse y apostar por los más pobres. Ninguna de estas personas me ha defraudado. Siempre he seguido implicada en la vida parroquial, en ocasiones con más compromiso y otras menos, por las circunstancias de la vida: hijos, trabajo,… Ahora desde el grupo de Betania intento mantener momentos de reflexión y la vinculación con la comunidad parroquial y el compromiso con los que menos tienen a través de las Becas para Perú. Como mujer me he sentido plenamente integrada en la vida parroquial, mi sexo nunca ha supuesto ningún impedimento a la hora de preparar y participar en las actividades parroquiales, otro cantar es la iglesia como institución jerárquica. Hace unos años tuve la suerte de poder conocer y disfrutar la ciudad de Londres con mi familia. Visitando la Abadía de Westminster nos encontramos con una celebración religiosa. Una mujer, la presbítera, estaba hablando a las personas allí reunidas, no llegue a entender lo que les decía pero el ambiente era de tranquilidad, escucha y respeto. Recuerdo que le comenté a mi marido la suerte que tenían de que las mujeres pudieran celebrar al igual que los hombres y comentamos que nos gustaría ver a una mujer ocupando un puesto similar en nuestra iglesia. Las mujeres podemos ofrecer mucho a esta iglesia que se nos está marchitando. Cada vez hay menos vocaciones sacerdotales, las comunidades están envejecidas, tras la primera comunión hay muchos niños que no vuelven a pisar una iglesia,… hay algo que no se está haciendo bien. Dejar que las mujeres puedan ser sacerdotes no va a solucionar el problema, pero la ordenación sacerdotal sí que puede traer un aire nuevo, una visión más femenina de la iglesia, siempre que no se reduzca la presencia de la mujer en la iglesia a la mera administración de sacramentos. Nº 33. Febrero 201 7

La iglesia tiene que evolucionar y cambiar mucho si quiere realmente seguir transmitiendo el mensaje de Jesús, y nos queda mucho camino por recorrer, aunque confío en que los aires nuevos que ha traído el Papa Francisco nos refresquen a todos y dejen actuar al Espíritu. Raquel Montero Las mujeres no sólo tenemos la misión en la Iglesia como catequistas, preparar liturgias, que está muy bien… También la tenemos en la calle colaborando en comedores sociales, en voluntariados contra cáncer, como Amacgema. Los voluntarios de médicos sin fronteras hacen una labor extraordinaria. Cuando una madre nos demuestra lo feliz que es con un hija con encelopatía epiléptica, pensamos, yo me hundiría, y, ella dice que cada mañana cuando la ve, es feliz… Cuando alguien dice que sus padres vivieron sin rencor por el exterminio nazi de varios familiares, fue Dios. Su actitud le enseñó que es capaz de sobrevivir al odio. Hay que tener una capacidad enorme de perdón, pero es posible, porque el odio no conduce a nada. También cuando la familia se pasa por situaciones duras hay que estar al pie del cañon. Un abrazo para todas las mujeres valientes. Mª Victoria Campos

11


MUJER Y MADRE SOLTERA Soy Xiomara del Carmen García Picado, de 38 años de edad, habito en el barrio René Cisneros. Soy madre soltera, a los 1 8 años salí embarazada. Al principio me sentí mal porque no estaba preparada, a mi familia tampoco le gustó la noticia, y el padre de mi hijo nunca me apoyó, ha sido un padre irresponsable. Lo demandé y nunca hicieron nada, ya que la justicia de mi país es muy mala. Al nacer mi hijo fue de gran alegría para mí, y para mi madre y mis hermanos, ellos son los que me han apoyado siempre. Mi hijo para mi mama era el rey de la casa, ella es la que me enseñó a cuidarlo. Lamentablemente ya falleció hace dos años, pero gracias a Dios seguimos unidos como familia. Es muy duro ser madre soltera, principalmente cuando económicamente se hace lo posible para sobrevivir. Mi hijo nació con problemas de retraso

12

moderado, y voy luchando con el cada día para que salga adelante. No ha sido fácil, pero lo doy todo mi apoyo según mis posibilidades. Él se llama Eliezer Steven Aguirre García. Actualmente tiene 1 9 años, estudia en un Colegio de niños especiales llamado Centro Educativo Mundo mágico. Le gusta mucho jugar fútbol sala, me apoya en las tareas de la casa. Gracias a Dios lleva buen desarrollo y aprendizaje. Mis hermanos y yo, desde hace años, estamos organizados y pertenecemos a las Comunidades Eclesiales de Base. Siempre nos llamaban “los García”, porque somos tres hermanos. Casi ningún año faltamos a las misiones de Semana santa y Navidad. Mi mamá siempre me apoyó en eso, ella me cuidaba a Eliezer cuando asistíamos a las actividades. Tuve mucha formación eclesial, y animábamos el grupo de jóvenes de mi barrio. Conocí a mucha gente a la que le tengo mucho cariño, especialmente al padre Arnaldo, que me ayudó a que me operaran de un tumor que tenía, del cual temía me pasara algo más grave, ya que mi hijo estaba aún pequeño. El padre en ese momento fue un ángel para mí. Le doy gracias a Dios porque me dio la bendición de ser mamá. Desde mi operación ya no puedo tener más hijos. Mi mayor sueño es que mi hijo aprenda algo en la vida, y por eso hago sacrificios para que siga estudiando. Muchas veces me cuesta conseguir para la mensualidad, pero siempre sale un ángel que me ayuda. Yo trabajo por cuenta propia, y con eso salimos adelante para que no falte el pan de cada día. Yo les digo a las jóvenes que se cuiden, que no es fácil ser madre soltera. La vida me ha enseñado mucho, y he salido adelante porque Dios camina a mi lado y me da la fortaleza todos los días. Xiomara del Carmen García Picado

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


LA MUJER DEL PERFUME O UNA MUJER QUE VALE EL DOBLE (Mc 14, 3-9)

Escuchaba hace poco un programa de radio en el que se proponían hacer un listado de los científicos más influyentes de la historia pidiendo a diversos investigadores que nombraran a los tres que a su juicio más se lo merecieran. Sólo les planteaban una condición: uno de los tres debía ser una mujer. Después, al establecer el orden, todas las mujeres que aparecieran recibirían doble puntuación. Discriminación positiva en atención a las enormes dificultades que las mujeres científicas han tenido que salvar hasta hace bien poco para poder desempeñar su vocación al servicio de la humanidad: incomprensión social y familiar, problemas para compatibilizar su vida personal y familiar debido a las expectativas sociales, prohibiciones absurdas y exclusión de la comunidad científica, falta de reconocimiento, mentiras y disfraces para hacerse pasar por hombres y hasta el robo descarado de sus descubrimientos por parte de compañeros varones. Y yo me preguntaba: si la contribución de las científicas debe valer por dos para hacerles justicia, ¿por cuánto habría que multiplicar el valor de cada mujer dentro de la Iglesia? No hace falta decir que formamos parte de una institución que a lo largo de la historia ha considerado a la mujer, en el mejor de los casos, como menor de edad. Y todavía hoy el techo que impide la participación de la mujer dentro de la comunidad eclesial en pie de igualdad con los varones no es de cristal, sino que está hecho con las páginas del Derecho Canónico. José Manuel Vidal, teólogo y periodista, afirma que la situación de la mujer en la Iglesia “es un pecado que clama al cielo y una flagrante discriminación ideológica que no tiene cabida en el Evangelio, uno de esos graves pecados de los que la Iglesia suele arrepentirse siglos después”. Como siempre, es bueno preguntarnos si encontramos en el Evangelio algo que nos ilumine. Con frecuencia, es en sus páginas donde se han encontrado argumentos para mantener una situación discriminatoria e injusta hacia la mujer. Por ejemplo, cuando se dice que Jesús sólo tuvo discípulos y que, en todo caso, aquellas mujeres que le seguían por los caminos de Galilea se encargaban de la intendencia, de “tareas de mujeres”, vamos. Parece que debemos ampliar un poco la mirada. Jesús fue un predicador itinerante, un maestro Nº 33. Febrero 201 7

que no reunió a sus discípulos en un lugar determinado ni les ofreció un plan de estudios cerrado, sino que los invitó a experimentar en su propia persona la Buena Noticia que él predicaba siguiéndole y colaborando con él en sus acciones liberadoras al servicio de la gente. En el Evangelio de Marcos, Jesús aparece rodeado de mujeres en la escena de la cruz; se dice de ellas que “lo seguían y lo servían cuando estaba en Galilea” y que “muchas otras habían subido con él a Jerusalén”. Mateo también nombra a este grupo de seguidoras al pie de la cruz, mientras que Lucas, al describir la labor itinerante de Jesús anunciando el Reino, dice que le seguían los Doce y, tras presentar por sus nombres a algunas mujeres, se concluye diciendo que “le acompañaban (… ) muchas otras que lo servían con sus bienes”. Estamos probablemente ante un dato histórico ya que, el hecho de que un maestro se dejara acompañar por mujeres es algo tan raro y anacrónico en las costumbres de la época, que de no ser cierto lo más probable es que los evangelistas se lo hubieran ahorrado. Es importante insistir en el hecho de que ese “servicio” al que se refieren los evangelistas nada tiene que ver con coser la ropa o lavar los platos en los que comían los apóstoles. El servicio es la característica del discípulo asociado a la misión de Jesús. Dicho esto, quiero poner de relieve una escena del Evangelio de Marcos, conocida por todos, en la cual es precisamente una mujer la que representa a toda la comunidad cristiana (como dice Francisco, con cierta ironía, “la iglesia es mujer, es la Iglesia, no el Iglesia”). Estamos en Betania, lugar simbólico de la comunidad cristiana; en casa de Simón “el leproso”, lo cual es una manera de señalar que la comunidad se encuentra separada del sistema oficial de la religión del templo y de la ley, ya que se identifica con un leproso que es figura de los marginados. Entonces entra en escena la mujer. En Marcos no tiene nombre ni cualidad alguna (no es la María de Juan ni la pecadora arrepentida de Lucas, protagonistas de escenas paralelas a ésta), lo que acentúa su carácter representativo. Marcos actualiza en esta escena a los personajes del Cantar de los Cantares, donde puede leerse que “mientras el esposo estaba recostado en su diván, mi nardo exhalaba su perfume” (Cant 1 , 3). El perfume simboliza el amor; que sea de mucho precio señala la 13


calidad del amor que se entrega; que el frasco se quiebre, derramando todo el perfume es una manera de decir que es un amor que se da totalmente, sin medida, hasta incluso la entrega de la propia vida. Esa es, pues, la respuesta de los verdaderos seguidores al amor de Jesús: hacer lo mismo que él, amar hasta dar la vida por el bien de la humanidad. A la vez, el gesto de ungir, es decir, derramar el perfume por la cabeza, recuerda al rito con el que se nombraba a los reyes de Israel; la comunidad proclama la realeza de Jesús, es decir, lo reconoce como Señor de su vida. Algunos de los presentes critican la acción de la mujer (“¿para qué se ha malgastado así el perfume?,

podría haberse vendido ese perfume por más de trescientos denarios y habérselos dado a los pobres”). Por un lado, al negar el valor al gesto de la mujer, se lo niegan al amor mismo y a la muerte de Jesús; para ellos, entregar la vida es algo inútil, un verdadero fracaso. Por otro lado, la apelación a los pobres es una coartada que oculta una relación con los pobres desde la beneficencia y no desde la creación de igualdad. Los que critican están dispuestos a dar su dinero, pero no su propia vida. La comunidad cristiana no debe realizar caridad ocasional, sino que debe estar siempre del lado de los pobres y “hacerles bien”, es decir, luchar por su libertad y su desarrollo material y humano. La escena termina con una sentencia solemne: “en cualquier parte del mundo entero donde se proclame esta buena noticia, se recordará también en su honor lo que ha hecho ella”. El evangelista ha elegido precisamente una figura femenina para ejemplificar para las futuras generaciones de cristianos lo que significa auténticamente seguir a Jesús, la unión entre la adhesión a su persona y la práctica, la perfecta respuesta a su amor compartiendo su entrega al servicio de la humanidad. En el Evangelio de Marcos, el discípulo perfecto es una mujer. Fernando Orcástegui

TUS LIBROS PUEDEN SER SOLIDARIOS ¿Tienes en casa libros de cuentos, novelas juveniles o de adultos que ya has leído y que no vas a volver a leer nunca? ¿Quieres que esos libros que ya no te sirven para nada puedan ser útiles a otros?

¡Colabora con la iniciativa “TU LIBRO SOLIDARIO”! Trae esos libros a la Parroquia, el producto de su venta se destinará a un proyecto en la misión de ABOBO (Etiopía) gestionado por nuestra misionera Maria Taboada. (NO TRAIGAS ENCICLOPEDIAS NI LIBROS DE TEXTO)

¡También tus libros pueden ayudar! 14

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


MUJERES Y MADRES Me llamo Mabel y tengo 50 años. Soy madre de 3 hijos. Hablo, escribo y comparto desde mi experiencia. Soy mujer. Soy madre. Soy cristiana. Para la generación de mujeres anterior a la mía, eso no era ningún problema: la Madre de Jesús era también madre, una madre representada sufriente o esplendorosamente virginal. Esa madre, María, era la que trajo la redención a todas las mujeres con su concepción virginal, con su absoluta entrega, con su sufrimiento... para limpiar, o al menos compensar, aquel terrible pecado que, nos dicen, cometió Eva, la primera mujer. “Parirás con dolor...”. Castigo divino por haber osado desobedecer. Mis conflictos empiezan porque el Dios en el que creo no castiga. El Dios de Jesús es todo Amor, dicho en mil ejemplos y parábolas. El Dios en el que creo y experimento es acogida. En Él me siento criatura, y de Él he obtenido el título de hija. Me chirriaba pues, esa frase del Génesis. “Dios mío, ¿de verdad me has castigado a sufrir al parir a mis hijos?”. Mantuve una búsqueda que me pudiera servir como mujer para encajar lo que me enseñaron sobre la sexualidad, la religión, la fe, el feminismo, el género y sobre lo que es ser una mujer. La mayor parte de mis experiencias entraban en conflicto unas con otras, y sin embargo era yo misma. Todo formaba parte de mi experiencia vital, y quise darles un discurso personal coherente en el momento de la crianza. Empecé mi reflexión, acompañada de varias constataciones: - En la pirámide del orden natural, las mujeres estamos abajo. Cuanto mejor hacemos lo propio de nuestra condición, más santas somos porque hacemos la voluntad de Dios. Pero Dios nos ha hecho humanas; por lo tanto,

Nº 33. Febrero 201 7

cuanto más humanas seamos, más nos pareceremos a lo que Dios quiere. - La Iglesia propone un orden natural que deriva en orden social. Las teologías descontextualizadas y las antropologías están al servicio de lo que se quiere imponer. - La modernidad nos dice que somos naturaleza. Se reparten los roles por naturaleza, y también los espacios. - Para poder romper con la sociedad patriarcal e incorporarse a la vida social, laboral, política... se consideraba necesario superar el perfil de mujer maternal como exclusivo rol que la sociedad había reservado para las mujeres. En la actualidad, todavía no está claro el poder optar libremente a la maternidad, desgraciadamente. - Carecemos de nuevos paradigmas: la falta de significación nos crea malestar. Y las mujeres creyentes nos sentimos mal. Las madres somos modelo de fe en crisis. Y sin embargo, poder elegir ser madre sé que es un buen camino, si se hace conscientemente, para recuperar el poder de dar vida, para ser mejores personas, para ser mejor Humanidad, para avanzar hacia la Utopía en la que creo. Y la fisiología la avala. Michel Odent (conocido obstetra francés) señala que la capacidad de amar está en gran medida determinada por las primeras experiencias durante la vida fetal y el periodo cercano al nacimiento. ¿De qué utopía hablo? De la del Evangelio, de la de Jesús de Nazaret, de la del Amor. Estamos hablando de lo mismo. Donde no hay amor, no puede surgir amor. El amor es el pegamento para unir maternidad, teología y feminismo. Hay una base fisiológica del amor, somos seres humanos adictos al amor y a la amistad. Dependemos, para nuestra armonía biológica de nuestro vivir, de la cooperación y de la sensualidad, no de la competencia y de la lucha. Ponerlo en práctica es otro cantar... Es difícil cuando hay que caminar para establecer hábitos del compartir en lugar de arrebatar, de cuidar antes que oprimir. Y nos es costoso pensar en el poder como responsabilidad y no como dominación. La maternidad nos brinda esa oportunidad, es una buena tarea recuperarla. La Sabiduría, representación bíblica femenina de lo Divino, viene a reafirmar más mi convicción de que en la concepción-gestaciónparto-crianza amorosa, está el aliento divino, el aliento del AMOR. Así pues, indaguemos cómo interpretar el texto del Génesis. Veamos cómo esos textos nos influyen en nuestra percepción, en nuestra concepción de la vida y del bienestar. Hagámoslo para hoy ser mujeres y ser madres. Mabel Ruiz Ruiz Mujeres y Teología de Zaragoza 15


1 de marzo, MIERCOLES DE CENIZA.

1 7:00 h: Celebración Niños de 1 º Comunión 1 9,30 h: Celebración Imposición Ceniza. A partir del 27 de Marzo, la misa diaria será a las 19,30h 9 de abril, DOMINGO DE RAMOS.

1 2:00 h: Eucaristía y bendición de ramos. 11 de abril, MARTES SANTO.

1 9:00 h: Celebración del Sacramento del Perdón. 13 de abril, JUEVES SANTO.

1 0:00 h: Preparación Iglesia y Monumento. 1 8:00 h: Celebración Cena del Señor. 22:00 h: Hora Santa. 14 de abril, VIERNES SANTO.

1 2:00 h: Vía Crucis. 1 7:00 h: Celebración Pasión y Muerte del Señor. 15 de abril, SÁBADO SANTO.

22:30 h: Vigilia Pascual.

16 de abril, DOMINGO DE RESURRECCION.

1 2:00 h: Celebración de la Pascua de la Resurrección del Señor. 14 de mayo, domingo.

1 2:00 h: Hermanamiento con Nicaragua, FIESTA DE LA CRUZ. Celebración del Sacramento del Bautismo, Sábados, 17:00 h:

1 8 y 25 de febrero; 1 1 , 1 8, 25 de marzo; 8, 22 y 29 de abril; 1 3, 20 y 27 mayo. Domingos, 13:00 h:

1 2,1 9 y 26 febrero; 1 2, 1 9, 26 de marzo; 9, 23 y 30 de abril; 1 4, 21 y 28 de mayo. Reunión con los padres que bautizan a sus hijos en el mes, 17:30 h:

Primeros sábados de cada mes. Celebración de la Primera Comunión, 12:00 h:

29 y 30 de Abril; 6, 1 3, 20 y 27 de Mayo El próximo número de El Porche saldrá el 14 de mayo

BUSCA ESTA CUARESMA LA HUELLA DE JESÚS EN TI

16

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes

El porche 33  

Revista de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes. Barrio de Valdefierro. Zaragoza (España)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you