Page 1

Nยบ 28. Mayo 201 5

1


La conocida figura de Tarzán es un mito imposible, un personaje literario y cinematográfico fruto de la imaginación de un escritor. Los niños salvajes reales, es decir, los niños que han sido realmente criados por animales, sin contacto con personas, nunca llegan a ser humanos del todo. Este simple hecho basta para demostrar que necesitamos a los demás para llegar a ser, simplemente, hombres y mujeres. Sin los demás no aprenderíamos a hablar, ni a pensar con razonamiento abstracto, ni a controlar nuestros impulsos, ni a elaborar proyectos, ni a muchas otras cosas. Entendida desde este punto de vista, la expresión “Juntos somos más” no habla de una mera suma, de pura cantidad, sino de un abanico de posibilidades. Dicho abanico tiene dos partes fundamentales. En primer lugar, la que subraya “somos” (“juntos somos más”); pues, gracias a los demás, nuestro ser personal crece y aumenta. En segundo lugar, la que pone el acento en “más” (“juntos somos más”), destacando el misterioso resultado de la unión; pues, como sucede con cierta frecuencia (como, por ejemplo, en el caso de la “inteligencia social”), dicho resultado es mayor que la mera suma de las aportaciones individuales. La fiesta parroquial que celebramos bajo este lema, “Juntos somos más”, va, sin embargo, más allá de todo esto. Pues los cristianos sabemos que, cuando nos unimos, no solo crece y aumenta nuestro ser individual, no solo generamos una inteligencia social o una conciencia social más alta, sino que, además, nos convertimos en presencia, rostro y corazón de Dios en medio de este mundo. No es que esta transformación tenga lugar únicamente en tal fiesta parroquial. No se trata de un cambio instantáneo y automático, sino de un proceso largo en el que, sin embargo, dicha fiesta pretende contribuir a clarificar nuestra conciencia, a darnos ánimos y a avivar nuestra esperanza. ¿Para qué? Para ir aprendiendo a hacer presente, segundo a segundo, y entre todos, el futuro que Dios sueña para la Humanidad entera. J. P. Tosaus

Índice

Editorial................................................................................ 2 Viviendo el día a día       “Juntos somos más” por los derechos humanos............. 3         Juntos por nuestro barrio................................................. 4         Juntos somos más........................................................... 4 La página de Cáritas............................................................ 5 Muy bueno lo tuyo, Cristo         Una mañana de pesca..................................................... 6 Los grupos cuentan         Sembrar para recolectar.................................................. 7         Juntos somos más por el derecho a la salud...................8 Hermanamiento con Nicaragua         Desde Valdefierro............................................................ 9 Compartiendo en comunidad         Un hecho inesperado..................................................... 1 0         El mundo de las personas sin techo.............................. 1 0         Pascua en Abobo...........................................................1 1 Fechas a tener en cuenta.................................................. 1 2 2

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes Consejo de Redacción:

Carmen Asensio, Jesús Atencia, Jesús Esteban, José Luis Juste, Mª Pilar Moreno, José Pedro Tosaus. Colaboran en este número:

Fernando Ramos, A.VV. Aldebarán, Eduardo Picazo (A.VV. Las Estrellas), Cáritas Diocesana Zaragoza, Fernando Orcástegui, Javier y Mª Victoria (Grupo de matrimonios), Grupo de Hermanamiento con Nicaragua, Rafa Roldán, María Taboada. Web:

http://elporchevaldefierro.blogspot.com Facebook:

http://www.facebook.com/ElPorcheValdefierro

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


"JUNTOS SOMOS MÁS" POR LOS DERECHOS HUMANOS

Hace ya unos años, para conmemorar el 50 aniversario de la fundación de Nuestra Parroquia, se realizaron una serie de charlas que revisaban la evolución de nuestra Comunidad en todo este tiempo. La última charla de las jornadas tenía que versar sobre el futuro de la Comunidad en nuestro Barrio. Con muy buen criterio, se decidió reorientar la actividad y, en lugar de la charla prevista, toda la Comunidad salió a la calle para Celebrar que el futuro de la misma comienza dentro de un segundo y que todos, desde el más pequeño hasta el más mayor tienen derecho a formar parte de ese futuro. Surgió así "Juntos Somos Más", una gran fiesta de toda la Comunidad Cristiana de Valdefierro que mira al futuro sin prejuicios y con decisión. Nuestro Barrio, en el último medio siglo, ha cambiado muchísimo. Desde su fundación hasta nuestros días, las necesidades de la población han evolucionado y cambiado a un ritmo vertiginoso. Lo mismo ha sucedido con nuestra Comunidad Parroquial, donde los retos del ayer han dado paso a un presente que en ocasiones puede más que nosotros y donde, en muchas ocasiones, tenemos la sensación de estar muy solos. En este contexto, la Fiesta de Nuestra Comunidad "Juntos Somos Más" nos reúne alrededor de Jesús de Nazaret y nos permite, mirándonos a los ojos, entender que no estamos solos, que somos muchos trabajando en una misma dirección y, al igual que en su momento hizo Jesús, tenemos que contribuir a crear una Sociedad más Justa, Solidaria, Digna e Igualitaria. Somos una Comunidad con un frágil relevo generacional y, en estas circunstancias, necesitamos Celebrar y Trabajar unidos, sin Prejuicios. Necesitamos mirar al futuro con determinación. Un futuro sembrado de nubarrones que oscurecen el horizonte donde los Derechos y Libertades de los

Nº 28. Mayo 201 5

habitantes del planeta Tierra son pisoteados y negados un día sí y otro también. "Juntos Somos Más" pone el acento este año en la necesidad de reponer y hacer cumplir los Derechos Humanos para todos los habitantes de nuestro planeta. Derechos que sistemáticamente son omitidos en muchos países del mundo, y también en nuestro entorno más cercano. Dejemos atrás el sentimiento de culpabilidad, el pecado, el demonio y todo ese lastre de tiempos pretéritos que no ayudan a sumar. Miremos con firmeza al futuro y trabajemos para garantizar el acceso a la Sanidad y a la Educación. Velar por el buen funcionamiento de los Servicios Sociales. Garantizar el acceso a una Vivienda y a un trabajo correctamente remunerado. Reclamar nuestro derecho y el de todos a ser Informados de forma Objetiva. "Juntos Somos Más" nos reúne alrededor de Jesús de Nazaret para trabajar por una Sociedad más Libre e Igualitaria, Digna y Justa. Fernando Ramos

3


JUNTOS POR NUESTRO BARRIO PLAN INTEGRAL DE VALDEFIERRO (PIVAL) 2015-2022

La primera pregunta que nos planteamos es: ¿qué es un Plan Integral?, y la contestación es muy clara: la elaboración en convenio con el Ayuntamiento de las actuaciones necesarias que tienen los barrios para equilibrar y mejorar su entorno, en especial los más degradados. Estas actuaciones se desarrollan en general en cuestiones urbanísticas, ambientales, de empleo, educativas, culturales, de transporte público, etc. Para ello, el Ayuntamiento de Zaragoza tendría que aprobar el Plan Integral y dotarlo de presupuesto económico durante la vigencia, que se estima entre el 201 5-2022. Esto no es nuevo para el barrio de Valdefierro, ya que hace bastantes años se trabajó para que tuviera su Plan Integral; pero parece que esos planes se durmieron en el sueño de los justos (las estanterías del Ayuntamiento). Pero he aquí que volvemos a tener la oportunidad de introducir las mejoras a nuestro barrio que tenemos pendientes, y la oportunidad de desarrollar las nuevas. Para ello, desde la Junta Municipal del distrito OliverValdefierro se nos informa de que el Ayuntamiento de Zaragoza se muestra receptivo ante las necesidades perentorias que tiene Valdefierro y que hemos reclamado hasta el infinito; y, ante la buena disposición de nuestros gobernantes y sin perder ni un segundo, todas las entidades

del barrio nos hemos puesto el mono de trabajo, y en ello estamos. A día de hoy ya nos hemos reunido dos veces las diferentes entidades, ya sean sociales, culturales, deportivas, etc. Y hemos empezado a hacer un diagnóstico sobre el futuro de nuestro barrio, cuyo objetivo es realizar distintas actuaciones en el barrio de Valdefierro que mejoren las condiciones de vida de sus habitantes. Es muy importante que, aunque sería muy complejo estar reunidos constantemente con los vecinos, si tenéis alguna idea o alguna circunstancia que tuviera que realizarse o de mejora en nuestro barrio, os pongáis en contacto con vuestra Asociación o la entidad con que estéis más relacionados, ya que todas las entidades somos vuestra voz. Sabemos que todo es complejo, que algunas cosas se nos quedarán en el tintero, que no habrá partidas económicas para todos los proyectos, pero lo importante es que todo lo que solicitemos, que no será poco, sea por la mejora de nuestro barrio y de sus vecinos, esto que no os quepa ninguna duda. Recordar la importancia de este Plan, que sintetiza las actuaciones futuras en nuestro barrio, tanto urbanísticas, como sociales, educativas, de salud, etc. Estamos abiertos a cualquier sugerencia que nos podáis hacer. Asociación de Vecinos Aldebarán de Valdefierro

JUNTOS SOMOS MÁS

Decir “juntos somos más” puede parecer perogrullada en el mejor de los sentidos. Claro que somos más, pero… eso no garantiza la bondad del hecho; vamos de ejemplos: en nuestro planeta hay naciones muy grandes en extensión y población que a lo largo de la historia, con razón y bastante más sin ella, han ido imponiéndose a las de alrededor y más allá. Las que tienen mucha población junta son más potentes que las otras y les imponen lo que les interesa. Los bancos, los grupos financieros, las multinacionales, están concentrando su poder, se “juntan”… Y ya vamos conociendo –no tanto como debemos– los resultados de esos “ajuntamientos”: crisis, falta de empleos, empobrecimiento de las clases medias, privatización de servicios públicos, carencias en sanidad, educación y servicios sociales… Cuidado con los poderosos, cuidado con gobiernos de mayoría absoluta… Y alguien diría también que cuidado con el personal que con su voto aúpa a los gobiernos absolutos. La clave para que “juntos somos más” sea reconocido como valor positivo sin malas sombras que limiten su claridad es la de saber la dirección en que avanzar. Ya que esto también se puede relativizar y cabe decir “Mira tú, eso de la dirección, cada uno tiene la suya”, o “A ver cómo nos vamos a poner de acuerdo si los caminos de la vida son infinitos”. La mayoría de los mamíferos son capaces de dejar hasta la vida por defender su familia, su clan; nosotros, mamíferos evolucionados, inteligentes, con sentimientos, 4

debemos tener claro a estas alturas, como nuestros gatos, monos o leones, que debemos luchar contra todo lo que suponga agresión, dominación, humillación y más y más, de las personas de nuestro mundo, de nuestro clan. Esa es nuestra dirección. Y si hay dudas, se sienta uno tratando de tener tranquila la mente y poquito a poco haciéndose preguntas: “Esto, ¿es educativo o todo lo contrario?” “Aquello, ¿no parece consumismo alienante?” “Lo de al lado, ¿no atenta contra los valores cívicos?”, etc., etc. Y va uno rechazando lo que no sea positivo y metiendo en la mochila del equipaje lo que sea bueno y nos servirá para andar el camino. Llegados hasta aquí, se nos puede adjudicar aquello de “Haced lo que decimos y no hagáis lo que hacemos”, como si fuera un reproche por falta de coherencia o por ser demasiado humanos, referido casi siempre a lo de “meter la pata” y perder credibilidad. Bueno, aunque hubiéramos caído en esto, en los buenos militantes siempre debe ganar el mejor ánimo que hace superar los tropezones y seguir en la senda de la buena dirección hasta la victoria final, que será el haber vivido a gusto poniendo dignidad, valores y trabajo para que nuestro clan, nuestra inmensa tribu humana no sea pasto de malas hienas. De la fe que se tenga se puede pensar o creer en ir más allá, pero este es otro lado no conocido de la historia del que pueden hablar otros con más conocimientos de ello. Eduardo Picazo. A.VV. Las Estrellas

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


CÁRITAS ZARAGOZA SE SUMA AL COMUNICADO EMITIDO POR CÁRITAS ESPAÑOLA ANTE LAS TRÁGICAS DESAPARICIONES DE INMIGRANTES EN EL MEDITERRÁNEO Cáritas Española, ante la trágica muerte de setecientas personas (se habla ya de mil en algunos medios) en aguas del Mediterráneo, en su huida hacia Europa, ha emitido un comunicado en el que, con absoluta rotundidad, manifiesta que ni queremos ni podemos acostumbrarnos a estos hechos. Cáritas Zaragoza hace suyo también el comunicado. Este hecho, calificado como de los más dramáticos ocurridos en aguas del Mediterráneo desde la segunda guerra mundial, no puede ser sólo una mera noticia de las páginas de sucesos, ni puede ser una mera constatación de cifras o de datos estadísticos o unas impactantes imágenes colgadas a modo de espectáculo en las redes sociales. Cada uno de estos centenares de personas ahogadas –entre las que hay menores de edad, muchos de los cuales viajaban solos– tienen un rostro, un nombre, tienen familia. Eran seres humanos únicos e irrepetibles y, desde nuestra perspectiva creyente, eran y son hermanos nuestros. Ninguno de los fallecidos había tomado libremente la decisión de embarcar hacia Europa. La mayoría huía de la guerra, de las matanzas, de la miseria, de la sinrazón de los conflictos que difunden a diario, casi como una macabra salmodia, los medios de comunicación. El Papa Francisco, que desde los primeros meses de su pontificado expresó su denuncia al respecto personándose incluso en la propia Lampedusa, ha solicitado “que a nadie la falte el socorro necesario”.

Nº 28. Mayo 201 5

Cáritas afirma que estas muertes podrían haberse evitado. Es evidente, y los responsables de la Unión Europea deben saberlo, que los dispositivos de búsqueda y rescate establecidos, además de insuficientes, son la consecuencia de reajustes presupuestarios, que los dispositivos de lucha contra las mafias que “organizan” estos fatales viajes dejan mucho que desear y que la razón última de estas huidas de los países de origen se debe a una situación mundial económica injusta generadora de desequilibrios y desigualdades, de miseria y de falta de futuro. Es triste escuchar y leer ahora manifestaciones de mandatarios de primer orden lamentándose hipócritamente de los hechos. Cáritas Zaragoza invita a toda la comunidad eclesial y sociedad en general a unirse en oración por tantas vidas perdidas y quiere expresar su dolor, su solidaridad y su condolencia a sus familias. Al mismo tiempo hace una llamada a mantener viva la sensibilidad, a no dejar de padecer-con todos esos hombres, mujeres y niños que asumen riesgos porque quieren simplemente vivir con dignidad y en libertad. Si hay algo verdaderamente ajeno al Evangelio es la “cultura del descarte” que impregna hoy nuestra sociedad. Estas personas muertas en el mar no eran descartables, sino seres humanos imprescindibles para construir la sociedad justa y fraterna en la que creemos. Cáritas Diocesana de Zaragoza

5


UNA MAÑANA DE PESCA Es una de las últimas escenas del Evangelio de Juan, al final del capítulo 21 . Tras la muerte de Jesús, se narran tres encuentros del resucitado con sus discípulos. Éste es el tercero y último de ellos y tiene por propósito plantear el tema de la misión de la comunidad cristiana. Para ello, el evangelista utiliza la metáfora de la pesca, una figura que entronca directamente con el Antiguo Testamento y que aparece con fuerza también en los sinópticos, hasta el punto de que los discípulos de Jesús son presentados ejerciendo el oficio de pescadores. En el Antiguo Testamento, la pesca es utilizada en ocasiones para referirse a una acción violenta y destructora de los imperios que invaden sucesivamente Israel. Sin embargo, el uso que de esta figura hacen los evangelistas enlaza más directamente con la visión descrita en Ez 47,1 0, en la que se dice que del templo sale un manantial que se va convirtiendo en un río caudaloso que fluye hasta Arabia y luego desemboca en el mar. A la orilla de ese río se colocarán pescadores que pescarán “una muchedumbre inmensa de peces”. Los evangelios, en sus relatos de la llamada de los primeros discípulos y de la pesca milagrosa, tienen como telón de fondo esta profecía de Ezequiel, pero cambian totalmente la perspectiva. Ezequiel hablaba de un nuevo templo purificado, de una reforma de las instituciones que aseguraría el bienestar y la prosperidad del pueblo de Israel. Sin embargo, los evangelistas no hablan de pescar peces, sino hombres. La pesca ya no se realizará para el beneficio de los pescadores, sino que la misión para la que Jesús llama consiste en sacar a los hombres del mar que fluye del templo, es decir, liberarlos de la influencia de unas instituciones que no dan vida, sino que la ahogan. Volviendo a la narración de Juan, vemos cómo, en los primeros versículos, el cuarto evangelio enmarca la escena de manera que se entienda que se va a hablar de la misión universal de la comunidad cristiana. La referencia “junto al mar de Tiberíades” remite al episodio de la multiplicación de los panes; pero, mientras que allí se nombraba el lago con sus dos denominaciones, judía (de Galilea) y romana (de Tiberíades), aquí se suprime el nombre judío, con lo que la escena se coloca en contexto pagano. A continuación, presenta a los discípulos; se dice de ellos que “estaban juntos”, es decir, formando comunidad. Curiosamente, son siete (no doce), lo que hace referencia directa a los paganos, ya que uno de los significados del número siete está en relación con la creencia judía reflejada en el Génesis de que en el mundo existían 70 naciones. Es Pedro el que 6

toma la iniciativa: “me marcho a pescar”. Como ya hemos dicho, esta imagen expresa la misión de la comunidad. “Aquella noche no cogieron nada” recuerda al capítulo 9 del evangelio, cuando Jesús se presenta a sí mismo como “la luz del mundo” y afirma que sus obras se realizan “mientras es de día”. De esta manera, se dice que la comunidad realiza la misión centrada en sí misma, en ausencia de Jesús, es decir, sin tener en cuenta su mensaje y, por tanto, sin obtener ningún fruto. Por eso se asocia la llegada de la mañana con la aparición de Jesús: “al llegar ya la mañana, se hizo presente Jesús en la playa”. La comunidad está frustrada por el fracaso de su actividad y responden con un seco “no” al unísono cuando Jesús les pregunta si tienen “algo para acompañar el pan”. Entonces, Jesús no sube a la barca ni se pone a pescar con ellos, sino que deja claro que su acción en el mundo se realiza a través de la actividad de la comunidad. Pero ésta debe ser dócil a las palabras de Jesús, debe poner en práctica el mensaje que él les ha enseñado con su actividad liberadora en el mundo y con su muerte por amor. Cuando lo hacen así, cuando echan la red donde él les indica, la pesca es abundantísima. “La muchedumbre de los peces” que llenan la red pone en conexión este pasaje con el de la curación del paralítico de la piscina, en el que se habla de “la muchedumbre de los enfermos” que simboliza al pueblo oprimido. Así que el mensaje para la comunidad está claro: la misión debe dirigirse al pueblo oprimido y desesperanzado, sólo así su actividad obtendrá frutos. A continuación, se produce una escena de gran densidad simbólica: el discípulo a quien Jesús quería reconoce su presencia y se lo dice a Pedro, quien todavía no ha comprendido ni aceptado el mesianismo de entrega y servicio que Jesús propone. Se produce entonces un cambio de actitud; Pedro “se ató la prenda de encima a la cintura, pues estaba desnudo, y se tiró al mar”. Está desnudo porque no lleva aún el “manto” de Jesús, es decir, su espíritu; se ciñe la prenda como Jesús se ciñe la toalla en el lavatorio de los pies como expresión de su actitud de servicio y su disposición a dar la vida. Tirarse al mar, una referencia al bautismo, expresa el radical cambio de actitud de Pedro. En la escena siguiente, con el grupo reunido con Jesús alrededor de las brasas, resuena la celebración de la eucaristía. Ya hay un pescado y pan, es la aportación de Jesús, el don que ofrece a sus amigos en cada (Sigue en la página 7) El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


SEMBRAR PARA RECOLECTAR Después de haberle dado algunas vueltas, me he decidido a escribiros esta fábula o cuento que desde adolescente hasta adulto me ha hecho pensar.

Un anciano muy pobre se dedicaba a sembrar árboles de mango. Un día, un joven observó al anciano y le dijo: “¿Cómo es que usted se dedica a plantar mangos? Seguro que no vivirá suficiente para consumir sus frutos...”. El anciano respondió apaciblemente: “Toda mi vida he comido mangos de árboles plantados por otros. Quiero que los que ahora planto rindan frutos para los que me sobrevivan”. Continuando con su explicación, el sembrador sentenció: “Habitamos en un universo en el que todo y todos tienen algo que ofrecer; los árboles dan, los ríos dan, la tierra, el sol, la luna y las estrellas dan. ¿De dónde, entonces, esa ansiedad por tomar, recibir, amasar, juntar, acumular sin dar nada a cambio? "Todos podemos dar algo, por pobres que seamos. Podemos ofrecer pensamientos agradables, dulces palabras, sonrisas radiantes, conmovedoras canciones, una mano firme y tantas otras cosas que alivien a un

(Viene de la página 6) eucaristía. Pero les dice “traed pescado del que habéis cogido”, ya que también es necesaria la aportación de la comunidad fruto de su esfuerzo. No puede haber verdadera eucaristía sin esa reciprocidad en la que el don de unos a otros responde al amor de Jesús. Pedro tira de “la red repleta de peces grandes, ciento cincuenta y tres; a pesar de ser tantos, no se rompió la red”. El evangelista condensa en esta imagen el resultado de la misión cuando la comunidad actúa de acuerdo con el mensaje de Jesús. El número es la suma de tres grupos de cincuenta que representan a las comunidades, formadas por personas adultas (peces Nº 28. Mayo 201 5

corazón herido. Yo he decidido sembrar mangos, para que otros que vengan después que yo los disfruten". "Y tú, joven –preguntó el anciano–, ¿has pensado en lo que quieres dar?”. A lo largo de nuestra vida recibimos unos dones: la vida, la fe, talentos, personas que está a nuestro alrededor, nuestra relación, bienes materiales, etc., dones que debemos administrar con espíritu solidario. Somos llamados a compartir nuestro tiempo, nuestros talentos y riquezas con los demás para que nuestro mundo llegue a ser mejor. De esta manera hacemos fructificar nuestros dones y concretamos nuestro compromiso dentro de la comunidad cristiana, porque el don más preciado que podemos ofrecer es, sin duda, nuestra relación de amor. Es en esta capacidad de amar donde podemos encarnar el amor de Cristo y hacerlo presente a nuestro alrededor. En nuestro camino encontramos personas que aman y hacen que su amor sea visible, todos conocemos parejas y matrimonios así, o sacerdotes, o religiosas. Cuando hablamos de estas personas solemos decir: “Irradian algo diferente”, y lo llamamos “energía relacional”. Con energía relacional nos referimos a la fuerza que irradiamos en una relación de amor. Transmitimos unidad, alegría, complicidad, generosidad, disponibilidad, cercanía, confianza... Cierto que la vida y la sociedad van haciendo mella en nosotros, y que la rutina, la comodidad, nuestra forma de ser, difuminan nuestro amor hacia los demás. Si queremos vivir en estado de felicidad, hemos de tomar decisiones de amar, escuchar, confiar, perdonar, interiorizar y compartir nuestros sentimientos. Hacer de nosotros buenos, o mejores, sembradores de amor. Javier y Mª Victoria Grupo de matrimonios

grandes); el tres, que representa a Jesús, realiza una función multiplicadora, indicando que el éxito de la misión está en proporción con su presencia en la comunidad. La indicación de que la red no se rompe está en relación con la túnica que no se rompe en la crucifixión, es decir, indica la unidad a pesar de la diversidad de comunidades. El colofón lo pone el reparto del pan y el pescado por parte de Jesús, que se convierte en el centro de la comunidad para transmitirles la fuerza de su espíritu que les hará capaces de entregarse como él. Fernando Orcástegui Candial 7


JUNTOS SOMOS MÁS POR EL DERECHO A LA SALUD

Creó Dios al ser humano a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y hembra lo creó. Y lo bendijo Dios. El Señor Dios no hizo discriminaciones entre el ser humano. Ni por su sexo, ni por su lugar de nacimiento, ni por su religión, ni por su ideología, ni por ser grande o chico, ni por su clase social. Hizo al ser humano libre para que fuera feliz con todas las cosas buenas que puso en la tierra para todos por igual. El Padre bueno y Creador vio con infinita tristeza cómo a lo largo de la historia de la humanidad sus hijos no eran felices. Se peleaban, se dominaban unos a otros. Vio cómo algunos lo tenían todo y la mayoría no tenían casi nada. Y no le gustó lo que vio porque no era lo que Él había soñado. Y decidió bajar Él mismo a la Tierra para que las cosas cambiaran. Recordó a la humanidad que todos tenían los mismos derechos. Y se puso de parte de los más pobres convirtiéndose en uno de ellos. Y se quedó para siempre. La situación mejoró algo. Muchos hombres y mujeres buenos se preocuparon por que todos fueran iguales. Pero los poderosos... ¡Ay, los poderosos! A esos les costaba cambiar. Dios seguía llamando y tocando el corazón de las personas. Después de varios siglos, gente de muchos países se juntó para decidir que ya era hora de terminar con tantas desigualdades e injusticias. Y elaboraron una Carta de Derechos Fundamentales para toda la humanidad. Una Carta preciosa, sí, pero después de algunos siglos aún estaba muy lejos de cumplirse. Los derechos se ignoraban, se pisoteaban. El artículo 25 de esa carta reconocía el derecho a la asistencia médica y los servicios sociales necesarios. Sin embargo, en el siglo XXI, un gran número de hombres y mujeres fueron excluidos de la 8

asistencia sanitaria por el hecho de ser extranjeros y carecer de medios económicos. Fue un gran atentado a la dignidad humana. Y mientras que los países más desarrollados gozaban de hospitales y centros de atención médica, en otros países menos favorecidos no tenían ni los medios ni los recursos humanos sanitarios para curar las enfermedades más básicas. Y el Espíritu de Dios soplaba y soplaba... Nunca se rendía. Y se iba extendiendo por todos los rincones de la Tierra, hasta por los más recónditos. Así es como llegó hasta el corazón de un barrio bondadoso, en un pequeño trocito del planeta. Allí fue donde Dios pidió a una joven enfermera sencilla e inquieta, María, su granito de arena para llevarlo lejos, muy lejos de donde ella vivía.

Ese lugar tan lejano era Abobo, una aldea muy pobre de Etiopía, en el continente africano; uno de los más desfavorecidos del planeta. Desde allí, María hacía lo que podía. Mucho más de lo que nadie podía imaginar. En un hospital, si se le podía llamar así, sin camas ni apenas medicinas y con muy pocos recursos humanos iba sacando adelante la vida de cientos de niños con problemas de salud. Los medios eran escasos y muchas las dificultades, pero tenían una esperanza infinita. Era una esperanza que nacía de la solidaridad. Porque el Espíritu del buen padre Dios no se cansaba de soplar y soplar. Y de nuevo llegó hasta los niños de aquel barrio bondadoso al otro lado del planeta. Aquellos niños se pusieron a trabajar para hacer más pequeñas las desigualdades que los separaban de sus hermanos de Abobo. Se hicieron sensibles a su sufrimiento. Y decidieron poner también su granito de arena para que todos los seres humanos pudieran tener los mismos derechos. Y la historia continúa. Y el Espíritu de Dios sigue soplando en los hombres, mujeres y niños de buena voluntad. Y esto –¿por qué no?– es Palabra de Dios. Mª Pilar Moreno Grupos de Poscomunión

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


DESDE VALDEFIERRO Cumpliendo con el compromiso que nos marcamos al comienzo del curso, volvemos a tener un pequeño espacio en nuestra revista “El Porche”. Este compromiso no es otro que teneros al corriente de nuestras vivencias con ellos, y de ellos con nosotros, grupo de hermanamiento de la Parroquia de N. S. de Lourdes y Comunidad la Amistad San Judas. Este intercambio de comunicaciones con ellos nos permite saber de sus inquietudes y conocer algunos de los proyectos que llevan a cabo, así como de los que quieren poner en marcha. Todas y cada una de sus inquietudes y todos los proyectos que quieren sacar adelante tienen un inicio muy bonito, pues son personas muy comprometidas y trabajadoras. Todos y cada uno aportan lo mejor que tienen. Unos es su tiempo y otros sus conocimientos. Es verdad que no todo es posible únicamente con buena voluntad, hay cosas que requieren un aporte económico, cualquier desplazamiento que realizan para estar al lado de otros, cualquier ayuda puntual a la persona necesitada, el simple mantenimiento de la casa en la que se reúnen y que a la vez les sirve para todo tipo de actividades, todo ello requiere un gasto, y es ahí donde parte de nuestra ayuda se hace presente, donde nosotros vamos aportando a lo largo del año nuestras pequeñas ayudas. También queremos deciros que es muy bonito ir descubriendo cómo, a pesar de muchas cosas, van consiguiendo superarse; cómo, a pesar de otras muchas, van consiguiendo que muchos jóvenes puedan tener la posibilidad de no abandonar sus estudios antes de tiempo, así como escuchar de sus bocas la palabra “gracias”. Y desde aquí queremos deciros que las gracias se las tenemos que dar nosotros a ellos por todas y cada una de las clases que nos dan con su forma de actuar y de vivir el Evangelio, así que desde aquí queremos daros las gracias y, a la vez, pediros que nos sigáis ayudando en nuestro caminar por la vida.

Nº 28. Mayo 201 5

En estos días estamos preparando con mucha ilusión la fiesta de la Cruz, una fiesta que ellos celebran y que nosotros hemos hecho nuestra también. La celebraremos el día 1 0 de mayo, primero con una misa especial en la que vuestras cartas, vuestras inquietudes y vuestra música sonará de forma especial en nuestra Iglesia de N. S. de Lourdes; segundo, con una comida solidaria en la que, una vez cubiertos los gastos, el resto de lo recaudado pasa a formar parte de la ayuda que periódicamente enviamos a Nicaragua; y tercero, con una sobremesa en la que la música, las canciones y alguna proyección que ellos nos mandan, nos ayudarán a descubrir todo aquello que hacen y todo lo que les queda por hacer. Y por último, recordar que el grupo de Hermanamiento está abierto a todo aquél que quiera formar parte de él, no se requiere ningún gasto extra, simplemente querer estar cerca de ellos. Nos reunimos los últimos domingos del mes en los salones parroquiales, os animamos a formar parte de él. Grupo de Hermanamiento de la Parroquia N.S. de Lourdes, Valdefierro Comunidad la Amistad San Judas, Nicaragua

9


UN HECHO INESPERADO El día 27 de marzo, el autor del libro “Sin techo y de cartón”, Rafael Roldán, tuvo el placer de presentarlo en Valdefierro. El acto tuvo lugar en los salones parroquiales. Todo el evento, de principio a fin, estuvo acompañado de unas sesenta personas que, con su presencia, dieron a esta presentación un realce mayor. Fue un momento sencillo, pero lleno de vida, fue una presentación que llegó a todos los asistentes, una exposición sobre los problemas, sobre la forma de vida que estos a los que llamamos transeúntes llevan y viven. Pero, sobre todo, fue una manera de mostrar a todos los asistentes el rostro de cada uno de ellos, de conocerlos un poco más, quizás hasta de entenderlos y, por qué no, también nos enseñó a respetarlos. Dicho esto, también nos invitó a cada uno de los allí asistentes a que nos conociéramos a nosotros

mismos, a que descubriéramos nuestras caras ante semejante situación, pues los problemas de estas personas tienen una mejor solución cuando las caras de unos y de otros quedan al descubierto, cuando las caras de unos y de otros hablan y se miran de igual a igual, cuando el sufrimiento de unos es compartido por los demás y cuando los sueños y las ganas de estos llamados transeúntes por llevar una vida digna no sólo se ven como una aspiración de ellos, sino que se ven o se miran como un acto de verdadera justicia. Gracias, Rafa, por haber pensado y por haber querido que una de las presentaciones de tu libro tuviese lugar en Valdefierro, un barrio que no te es desconocido, pues, como tú mismo dijiste, forma parte de ti, y gracias también por tu colaboración en esta revista. Un asistente a la presentación del libro

EL MUNDO DE LAS PERSONAS SIN TECHO

Estamos inmersos en una crisis económica, social e incluso cultural que dura ya demasiado tiempo. Como siempre sucede, la cuerda se rompe por su parte más endeble. Las consecuencias de la crisis las sufren las personas más débiles y con menos recursos. Estamos conociendo todos los días noticias de personas que son desahuciadas y obligadas a abandonar su domicilio por falta de recursos económicos. Son familias que se quedan en la calle de un día para otro sin un techo donde cobijarse. Un ejemplo de la precariedad de vida a la que nos podemos ver abocados por esta maldita crisis. Pero además existe un colectivo, desconocido para muchos, en el que vivir bajo el techo del cielo es su domicilio habitual. Estamos hablando de los transeúntes o también denominados “sin techo”. Individuos desarraigados de su tierra, de su hogar, que transitan de un lado a otro en busca de los recursos básicos necesarios para subsistir cada día. Sin un trabajo que les proporcione una ocupación y una estabilidad económica digna. Personas que deambulan en solitario por las calles, pueblos y ciudades, estigmatizados con el sello de la marginación social. Alejados de su familia, la mayoría de las veces mostrando el aspecto más tosco, incluso agresivo, que les aísla todavía más de la sociedad. Una sociedad que hace la vista gorda ante estas situaciones de precariedad humana mientras no las perciba como una amenaza. Un colectivo que está a expensas de las instituciones benéficas que les proporcionan el alojamiento, la comida, el vestido y la higiene necesaria para poder subsistir día a día. En su mayoría son 10

hombres, pero también mujeres, que han entrado en una espiral de abandono personal, cayendo en lo más hondo del pozo y se encuentran sin las fuerzas, ni la capacidad para hacer todo lo posible por salir adelante en sus vidas. Han llegado a bajar tanto en la pendiente de su autoestima que pueden llegar a sentirse incapaces de integrarse en la sociedad y simplemente se acomodan a sobrevivir precariamente día a día. Con el fracaso como compañero de camino, la frágil salud debida a la falta de una equilibrada alimentación, la carencia de cuidados, los desequilibrios psíquicos personales acumulados por las rupturas familiares, el consumo del alcohol o las drogas, hace muy difícil que estas personas puedan retomar hábitos saludables en el ámbito físico, psíquico y social. De todas estas situaciones en las que se ven sumergidas estas personas, habla el libro “Sin techo y de cartón”, que intenta expresar la vulnerabilidad de la vida reflejada en individuos que deambulan, mendigan, viven e incluso duermen en las calles protegidos por cartones. A veces se piensa que la vida que llevan estas personas no tiene nada que ver con nosotros, pero no se puede olvidar que nadie está libre de ser frágil, de cartón. “Sin techo y de cartón” es un ejercicio de empatía, de ponerse en la piel de cualquier persona vulnerable. Pretende hacer reflexionar al lector sobre el aprendizaje que todos podemos realizar a partir de nuestras relaciones. Comprender la debilidad del ser humano, saber gestionar las emociones y luchar contra las adversidades que surgen. Rafa Roldán

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes


PASCUA EN ABOBO

Queridos amigos y amigas de Valdefierro: Hoy continuáis celebrando todos la pascua, nosotros acá en Abobo (con el rito ortodoxo) celebramos esta mañana el domingo de Ramos y me sentía unida especialmente a cada uno de vosotros, ya que todos celebramos una sola cosa, una misma alegría, celebrar a Jesús, celebrar su vida y el aporte e impulso que supone para cada una de nuestras vidas. Y aprovechando este motivo de compartir, me salía del corazón contarles algunas penas y alegrías que vamos viviendo por acá en Abobo y que nos dan ese impulso también para afrontar la vida. Hace unos días despedimos a Alexandra, una estudiante de pediatra que ha estado entre nosotros el último mes y que ha dejado una huella hermosa una vez más entre el personal y la gente. Hemos estado muy contentos con su presencia, que, junto con la de otra pediatra italiana, Roberta, nos ha llenado de novedad y alegría. En el hospital han estado haciendo un gran trabajo, porque no dejan de ver niños de la mañana al cierre y son verdaderamente un tesoro con la gente y con el personal en general. A algunos les contaba en un anterior correo la dificultad que hemos tenido últimamente con una cantidad grande de niños sufriendo diarreas fuertes y malnutrición; bueno, ¡¡poco a poco se mejora la situación y es hermoso ver cómo los niños se recuperan y vuelven a ser activos!! Lamentablemente, algunos casos no terminan bien, como el de Omán, un pequeño de cuatro años que, después de hacer todos los esfuerzos posibles por mandarlo junto con su familia y con un traductor hasta Addis Abeba, llegó demasiado tarde y, tras un mes allá de pruebas y tratamientos, falleció. Ha sido triste acompañar a la familia en este desenlace, pero también les agradecíamos el ejemplo que han sido de amor y cuidado para su pequeño, y en especial agradecemos enormemente al joven Okello, que les acompañó. Sin conocerles, les ha acompañado hasta el último momento, cuidándoles como si fuesen su familia, hablando por ellos, luchando con ellos y llorando con

Nº 28. Mayo 201 5

ellos. Gracias, Okello, porque en tu sencillez nos has dado un ejemplo de gratuidad y amor genuino entre seres humanos, nos has dado un ejemplo de humanidad emocionante. Mucha gente en los poblados está pasando dificultad, porque se están muriendo muchos animales. Ya sabéis que usan los bueyes para arar, así que están viendo con temor la temporada de siembra que comenzarán dentro de poco. Ya varios de nuestros trabajadores nos han pedido que les hagamos un préstamo para poder comprar un buey y salvar la temporada. Normalmente accedemos a esta ayuda, porque son familias que viven del campo y no tienen otra forma de prestarse y mejorar su situación. Por otro lado, en el hospital hemos incorporado con alegría un nuevo incentivo entre los trabajadores: en las fiestas importantes entregaremos un pequeño apoyo económico por cada hijo y algo de ropa (camisetas) a los trabajadores que tienen cinco hijos o más. Ya hemos comenzado en esta pascua y todos han quedado muy contentos. En la parroquia estamos de fiesta porque se acerca la Semana Santa y en ella celebraremos el bautismo de 20 chavales y chavalas que vienen participando en la comunidad desde que eran pequeños. Ahora ya forman parte del coro y han recibido unos meses de formación con Aldo, para celebrar en estas fiestas su incorporación oficial a la comunidad cristiana; están muy contentos, y esperemos que sean semilla de valores de paz y solidaridad para este pueblo. Bueno, amigos, lo dejo aquí para poder mandaros al menos estas noticias. Ah, también deciros que nosotros también tenemos elecciones el próximo mayo, así que compartiremos este momento de participación, ojalá sea para ambos países oportunidad de mayor justicia e igualdad para todos, especialmente los más débiles. Un abrazo con todo mi cariño y muchos saludos también de Tere. Feliz Pascua, y gracias por vuestro recuerdo y apoyo, María Taboada, Abril de 201 5 11


13 de junio, sábado

Jornada de convivencia en el Santuario de Rodanas (Épila) con los niños y familias de Poscomunión y Confirmación. Reunión con los padres que bautizan a sus hijos en el mes (17:30 h):

1 3 de junio, 1 1 de julio. Celebración del Bautismo (17:00 h):

12 al 22 de julio.

CAMPAMENTO INFANTIL EN PINETA. 1 al 11 de agosto

CAMPAMENTO PARA FAMILIAS. El próximo número de El Porche saldrá el 29 de noviembre

30 de mayo, 20, 21 , 27 y 28 de junio, 1 8, 1 9, 25 y 26 de julio.

JUNTOS CON JESÚS RESUCITADO CONSTRUIMOS UN MUNDO MÁS JUSTO Y MEJOR

¡FELIZ PASCUA! 12

El Porche de la Parroquia de Nª Sª de Lourdes

El porche 28  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you