Issuu on Google+

Año XII XII -- Nº Nº 131 131 Año Abril de de 2011 2011 Abril Edición Mensual Mensual Edición GRATUITO GRATUITO

CRISTO RISTORESUCITÓ ESUCITÓ DOMINGO GLORIOSO, GLORIOSO, LA LA LUZ LUZ BRILLÓ BRILLÓ DOMINGO DÍA ADMIRABLE, ADMIRABLE, MISTERIO MISTERIO DE DE AMOR… AMOR… DÍA LA VIDA VIDA HA HA VENCIDO, VENCIDO, «DÍA «DÍA DEL DEL SEÑOR» SEÑOR» LA CANTAN LOS LOS CIELOS: CIELOS: ¡CRISTO ¡CRISTO RESUCITÓ! RESUCITÓ! CANTAN LA LUZ LUZ ETERNA, ETERNA, LAS LAS TINIEBLAS TINIEBLAS VENCIÓ, VENCIÓ, LA «HA PERDIDO PERDIDO LA LA MUERTE, MUERTE, SU SU AGUIJÓN»… AGUIJÓN»… «HA LA FE FE ENCIENDE ENCIENDE EL EL HUMANO HUMANO CORAZÓN CORAZÓN LA CANTA LA LA TIERRA: TIERRA: ¡CRISTO ¡CRISTO RESUCITÓ! RESUCITÓ! CANTA «¡VAMOS DESPIERTEN, DESPIERTEN, HA HA RESUCITADO, RESUCITADO, «¡VAMOS JESÚS ESTÁ ESTÁ VIVO!, VIVO!, ME ME HA HA ENVIADO»… ENVIADO»… JESÚS «LA LA MAGDALENA, MAGDALENA» DÍA PREGONÓ PREGONÓ , ESE DÍA SE OYÓ OYÓ EN EN LA LA TIERRA: TIERRA: ¡CRISTO ¡CRISTO RESUCITÓ! RESUCITÓ! SE VOZ DE DE SU SU IGLESIA, IGLESIA, PREGÓN PREGÓN PASCUAL… PASCUAL… VOZ ¡CANTEMOS TODOS!, TODOS!, ¡CRISTO ¡CRISTO RESUCITÓ! RESUCITÓ! ¡CANTEMOS JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

! ! ! s a u c s a P s e c i l e F


EPDE-Pág-2

No te lo podés perder !!! NUEVO LIBRO DE POEMAS ESPIRITUALES CON EL MENSAJE DE LA SALVACIÓN

Viví la Pascua a través de bellos poemas inspirados en la Palabra de Dios. Ideal para regalar, con un diseño de tarjeta pascual en su interior para que puedas dedicárselo a los que quieras llegar con el Mensaje del Amor que Cristo nos tiene.

ABRIL: MES DE «PROCLAMACIÓN» «…es bueno proclamar y publicar las obras gloriosas de Dios…»

(Tobías 12:7)

MONSEÑOR JOSÉ GUIDO PESCE

Toda una vida sirviendo a Dios

PEDIDOS: 15-6856-5888 elpoderdelespiritu@gmail.com

$10.-

STAFF

*Dirección General: Juan Carlos Hovhanessian Diego Hovhanessian

*Asesor Espiritual: Monseñor José Guido Pesce *Redacción: Alba Acosta Miriam B. de Mavilian Lourdes Chiappetta Laura Gómez Lucía Hovhanessian Milagros Hovhanessian Lidia I. de Papazian Geraldine Miguel Lic. Anahí Raggio Hugo Rucci Lic. Valeria Salinas Agustina Spegazzini *Coordinación de contenidos: Dra. Mónica V. de Adanalian

MONSEÑOR JOSÉ GUIDO PESCE JUNTO A CELIA Y JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

NOS GOZAMOS PROFUNDAMENTE EN EL SEÑOR POR EL NOMBRAMIENTO OTORGADO A MONSEÑOR JOSÉ GUIDO PESCE, ASESOR ESPIRITUAL DE NUESTRO MINISTERIO Y PERIÓDICO: «PRELADO HONORARIO DE SU SANTIDAD». DAMOS GRACIAS A DIOS POR SU VIDA Y MINISTERIO EN LA IGLESIA.

DE LA ESTIRPE DEL ÁGUILA REAL 24 DE ABRIL: Día de «Acción por la tolerancia y el DEL LEÓN DE CORAZÓN VALIENTE… respeto entre los pueblos» en conmemoración del DE LA HERÁLDICA, LA MÁS SALIENTE… genocidio sufrido por el pueblo armenio en 1915. ¡FIGURAS DE SU VALOR NACIONAL!

«Estirpe Real»

EN TU ESCUDO POR SIEMPRE VIVIRÁN EL LEÓN Y SU MAJESTUOSA NOBLEZA… EL ÁGUILA Y SU MISTERIOSA BELLEZA… ¡COMO TU PUEBLO, ARMENIA, «HAIASTÁN»!

AL GENOCIDA, ¿LO JUZGARÁ LA HISTORIA…? ¡EL «LEÓN DE JUDÁ» ES TU VICTORIA! DE SU JUICIO, LOS IMPÍOS NO ESCAPARÁN… «TE HARÁ LEVANTAR ALAS» A TI, EL SEÑOR «COMO EL ÁGUILA RENOVARÁ TU VIGOR»… ARMENIA… ¡CRISTO ES TU GUARDIÁN! JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

PARA COMUNICARSE CON NOSOTROS PUEDE HACERLO TELEFÓNICAMENTE O POR *SMS AL (011) 15 6856 5888

*Distribución y envíos postales: Liliana E. de Francia y José Francia

O ESCRÍBANOS A elpoderdelespiritu@gmail.com

*Diagramación y Coordinación: Roxana B. de Hovhanessian

Todos los Cursos, Jornadas, Seminarios de Estudio Bíblico, Retiros y Reuniones, así como todas las actividades de nuestra Comunidad son GRATUITAS


EPDE-Pág-3

«Ahora bien, si se predica que Cristo ha resucitado de entre los muertos, ¿cómo andan diciendo algunos entre vosotros que no hay resurrección de los muertos? Si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si no resucitó Cristo, vacía es nuestra predicación, vacía también vuestra fe. Y somos convictos de falsos testigos de Dios porque hemos atestiguado contra Dios que resucitó a Cristo, a quien no resucitó, si es que los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana: estáis todavía en vuestros pecados. Por tanto, también los que durmieron en Cristo perecieron. Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los más dignos de compasión de todos los hombres! ¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos como primicia de los que durmieron. Porque, habiendo venido por un hombre la muerte, también por un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues del mismo modo que en Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo.» (1 Corintios 15:12-22). Maravillosa enseñanza de la Palabra de Dios. Maravilloso Mensaje Pascual que la Iglesia pregona y pregonará, hasta la Venida en Gloria del Señor Resucitado. Sí, hermano cristiano, ¡«NUESTRO DIOS VIVE»! Él es el «Viviente» y Él es el «Vivificante». Uno de los llamados «Padres orientales», San Serafín de Sarov, decía a todos quienes iban a pedirle consejo, dirección espiritual, exponiéndole sus penas, sus problemas, sus dolores, al que había vivido muchos años como «asceta», como «ermitaño» y que ahora recibía a quienes acudían a él confiando en su discernimiento: «¡Hijo, hija, Él -Cristo- ha resucitado!». ¡Qué maravilloso es saber que nuestro Salvador, venció a la muerte! Y que Él nos garantiza que nosotros también, como Él, seremos resucitados. Es más, espiritualmente al reconocer a Jesús como nuestro Salvador «personal», ya «estamos resucitados con Él y sentados en los cielos en Cristo Jesús» (ver Efesios 2:6). Dice el gran apóstol que «vana sería nuestra fe, si Cristo no hubiera resucitado…». También que «Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, ¡somos los hombres más dignos de compasión!». Para concluir con firme certeza y convicción, «¡Pero no! Cristo resucitó de entre los muertos»… Qué valientes y fidedignas palabras, son las que, con la fuerza del Espíritu, anun-

CRISTO RESUCITÓ !!!

cia San Pablo. ¡Poderosa revelación!: «¡Cristo VIVE!». Sólo eso debiera bastarnos para confiar en que «en todas las cosas, somos más que vencedores». Por eso el «hombre de Dios», Serafín de Sarov, ante el dolor, ante el problema, decía sólo esto a las almas abatidas: «¡ÉL HA RESUCITADO!», señalando que no hay obra que Cristo no pueda realizar. ¡Confiemos! Así como aquel grito del «sufriente siervo Job», que exclama en medio de su padecimiento: «¡YO SÉ QUE MI REDENTOR VIVE!» «¡YO SÉ QUE MI DEFENSOR VIVE!» (Job 19:25). ¡Alabado sea nuestro Redentor, nuestro «Defensor», nuestro Salvador y Señor Jesucristo! Hay una tumba que es la más visitada por los hombres, y es precisamente, porque Quien estuvo en ella, Resucitó Victorioso. ¡Está vacía! Sí, hay tumbas que son muy visitadas y que pueden, algunas de ellas, estar vacías pero no a causa de que quien estuvo allí haya resucitado. Cristo resucitó a Lázaro (ver Juan 11), mas Lázaro volvió a morir y resucitará como todos los que viven en Cristo. Estos «aunque mueran, vivirán». Tal vez, al morir después volvió a ocupar esa misma tumba, o no. Pero

neran lo que es en sí toda «doctrina de error»: confundir a quienes por estar «alejados» de la Palabra de Dios, son «arrastrados por cualquier viento de doctrina» (Efesios 4:14), a merced de la malicia humana y de la astucia que conduce al error… La Palabra de Dios nos advierte al respecto: «El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas, por la hipocresía de embaucadores que tienen marcada a fuego su propia conciencia; éstos prohíben el matrimonio y el uso de alimentos que Dios creó para que fueran comidos con acción de gracias por los creyentes y por los que han conocido la Verdad. Porque todo lo que Dios ha creado es bueno y no se ha de rechazar ningún alimento que se coma con acción de gracias; pues queda santificado por la Palabra de Dios y por la oración. Si tú enseñas estas cosas a los hermanos, serás un buen ministro de Cristo Jesús, alimentado con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido fielmente. Rechaza, en cambio, las fábulas profanas y los cuen-

¡Qué maravilloso es saber que nuestro Salvador, venció a la muerte! Cristo Resucitó para no morir nunca más y Él tiene en Sus Manos «las llaves de la Muerte y del Hades» (ver Apocalipsis 1:17-18). «Y del mismo modo que el destino de los hombres es que mueran una sola vez, y luego ser juzgados…» (Hebreos 9:27). La Palabra de Dios es muy clara en relación al tema de la muerte. «UNA SOLA VEZ MUEREN LOS HOMBRES», después el juicio. ¿Cuántos son los cristianos de estos tiempos que adhieren a la «doctrina de error» de la «reencarnación»? Si hasta es léxico de moda el que emplea terminologías como «karma», «dejavú», «prana», etc. etc. Así como la «New Age», donde se mezcla todo como en un «plus sincretismo», intoxicando al alma, a la que le propone ese «nirvana», estado de «éxtasis», mezclando «supuestas gotas terapéuticas de flores», supuestos «ejercicios» que buscan la «elevación del yo»; en fin, sería muy largo nombrar todo ese conjunto de cosas (incluso «poniendo» a Jesús a «la par» de hombres con «supuestos poderes») que al aprobarlas, ge-

tos de viejas. Ejercítate en la piedad. Los ejercicios corporales sirven para poco; en cambio la piedad es provechosa para todo, pues tiene la promesa de la vida, de la presente y de la futura. Es cierta y digna de ser aceptada por todos esta afirmación: Si nos fatigamos y luchamos es porque tenemos puesta la esperanza en Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, principalmente de los creyentes. Predica y enseña estas cosas. Que nadie menosprecie tu juventud. Procura, en cambio, ser para los creyentes modelo en la palabra, en el comportamiento, en la caridad, en la fe, en la pureza. Hasta que yo llegue, dedícate a la lectura, a la exhortación, a la enseñanza. No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos del colegio de presbíteros. Ocúpate en estas cosas; vive entregado a ellas para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.» (1 Timoteo 4:1-15).

Las filosofías seudo religiosas de oriente con sus «viajes astrales», «control mental», «panteísmo», «reencarnación», como fue dicho, están siendo practicadas por muchos cristianos. El «yoga», en apariencia tan inofensivo y para muchos «tan bueno», tiene detrás de sí esta filosofía, enfrentada -por supuesto- a la fe cristiana. Declara también la Sagrada Escritura: «Porque yo estoy a punto de ser derramado en libación y el momento de mi partida es inminente. He competido en la noble competición, he llegado a la meta en la carrera, he conservado la fe. Y desde ahora me aguarda la corona de la justicia que aquel Día me entregará el Señor, el justo Juez; y no solamente a mí, sino también a todos los que hayan esperado con amor su Manifestación.» (2 Timoteo 4:6-8). También es justo decir que cada quien es libre de creer y practicar lo que considere, sin embargo, es menester advertir al cristiano que desea ser fiel a su vocación de tal, que no es de sabios el «saltar de un pie en otro», en el camino de la fe. «Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: «¿Hasta cuándo vais a estar cojeando con los dos pies? Si Yahvé es Dios, seguidle; si Baal, seguid a éste.» Pero el pueblo no le respondió nada.» (1 Reyes 18:21). Hermanos en Cristo todos, ¡NUESTRO DIOS VIVE! ¡ÉL ES EL VIVIENTE! Es todo lo que nosotros necesitamos para «tener vida y vida en abundancia». Somos respetuosos del pensamiento de quienes no piensan así; mas, por sobre todas las cosas somos respetuosos y reverentes con la Verdad de la Palabra de Dios, que nos ha dado vida en Cristo Jesús. Por eso nos llamamos cristianos, pues hemos prometido seguirle y servirle con fidelidad, fieles a Cristo, a Su Palabra, a Su Santa Iglesia, siguiendo las huellas de nuestra Madre, la Virgen María, abandonando los «baales», tengan el nombre que tengan, sabiendo que «MAYOR ES EL QUE ESTÁ EN NOSOTROS, QUE AQUEL QUE EN EL MUNDO ESTÁ» (ver 1 Juan 4:4) Todo lo que necesitamos saber es que ¡CRISTO HA RESUCITADO! y que «por cuanto Él vive, nosotros también viviremos». ¡Qué gocen de una muy Feliz Pascua de Resurrección! Con Cristo todo es posible, hermanos, pues ¡CRISTO RESUCITÓ! ¡GLORIA A SU NOMBRE! ¡FELICES PASCUAS! JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

Ap ar ec ee ls ol …

«Pero para vosotros, los que teméis mi Nombre, brillará el sol de justicia con la salud en sus rayos, y saldréis brincando como becerros bien cebados fuera del establo. Y pisotearéis a los impíos, porque serán ellos ceniza bajo la planta de vuestros pies, el día que yo preparo, dice Yahve Sebaot. Acordaos de la Ley de Moisés, mi siervo, a quien yo prescribí en el Horeb preceptos y normas para todo Israel. He aquí que yo os envío al profeta Elías antes que llegue el Día de Yahve, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo a herir la tierra de anatema.» (Malaquías 3:20-24). Queridos hermanos: El emblema del Ministerio de la Evangelización y la Enseñanza «El Poder del Espíritu» de la Comunidad «Santa María» de la Renovación Carismática Católica, en el 30° aniversario, recibe el agregado del sol que aparece sobre la derecha superior del logo. Hace un tiempo, cuando proyectábamos acerca del 30° aniversario, recibimos esta Palabra: «...brillará el sol de justicia con la salud en sus rayos…». Palabra -para nosotros- profética, que en el corazón de la Comunidad, donde vive esa «visión» de «Argentina para Cristo», nos impulsa a trabajar con mayor fervor y mayor responsabilidad, como corresponde a un «joven adulto» de 30 años. «Sol de Justicia» es «el nombre» de este año y oramos con todos nuestros hermanos en la Iglesia, para que Cristo resplandezca sobre esta Nación. Sobre el mundo, la Luz de la Cruz de Cristo Salvador; la Biblia abierta que hace al que recibe la Palabra de Dios «preparado para toda obra buena» (ver 2 Timoteo 3:17), para elevarse como el águila, tipo del creyente maduro en la Biblia: «subirán con alas como de águilas…» (ver Isaías 40:31). Y ahora, el «Sol de Justicia, CRISTO, Salvador y Señor. La Luz Eterna. «Cristo Glorioso», así como lo contempló Juan en el Cielo: «… Y SU ROSTRO, COMO EL SOL CUANDO BRILLA CON TODA SU FUERZA.» (Apocalipsis 1:16).

El emblema o «logo», es un signo que señala un objetivo, una «visión» que siempre requerirá de fidelidad a Jesucristo, a Su Palabra, a Su Santa Iglesia Católica, en comunión fraterna con su jerarquía y en auténtica pureza de pensamiento y de obra. Bajo la mirada de Nuestra Madre, la Virgen María, de la que nos honramos en llevar su nombre como Comunidad, anhelando siempre ser «hijos dignos» de Ella y verdaderos servidores -como Ella- del Padre Celestial. Que el Espíritu Santo, guíe siempre nuestros pasos, proyectos y decisiones, para que así sea!!! Un abrazo en Cristo.

Juan Carlos Hovhanessian


EPDE-Pág-4

! ! O ! s o D i TOervir a D

s a r a p

ión e Grabac d io d tu s lente opio E s de exce uró su pr g le u a a ic in s » u es m María d «Santa oduccion r a p id e n d u a n m ealizació o program r » de la Co tr u s la it e e ír u it p n s a m E par e per r del ublicitario «El Pode ración qu p lian. e t io r n o e p te s g l is a e in nd eo Adana pecialmente ltim lM e L ú ió c e o e a z d d r b l a s a a r o m t ic g de e la n, es mus apara s. En el mes generació estreno fu ian y la dirección ado con a n ip a u r im q g lt duccione E ú u o r e s l. p d a s y n s s s a e to u io r s n n s o a e utad na d Profe namie n, al Hovh con comp elencia en cada u Salvació en funcio música de Diego o e d tá d a s . e ip je d u a a a y q s d e c cali ción ual, y ex l Men tra y de Graba n audiovis r absoluta calidad de Su Palabra y e u», con le io ió it d c ír c tu p u s s d !! E E o l r l E la Gloria! oder de para la p ara logra difusión P a p io l e a la c s E d a a « s a p r s ñ a io io e e p d D A ñor: de ra s otro ea dis ado al Se uguramo ndo un ár a ic ie in d S e n , d s ié e l, b n e Tam er niv stos fi as para e r de prim d a a g r a lu p n e r u p on s ahora c Contamo . la Iglesia e d io ic v ser


EPDE-Pág-5

1 PASCUA 201

Conspiración contra Jesús: los sumos sacerdotes y los fariseos habían convocado un consejo porque les preocupaba que el pueblo comenzara a creer en Jesús por los muchos signos que realizaba. El Sumo Sacerdote Caifás, junto con un grupo de ancianos y fariseos, se reunieron y «… desde ese día se pusieron de acuerdo para matarlo» (ver Juan 11:47-53). Unción en Betania: «Seis días antes de la Pascua Jesús fue a Betania, donde estaba Lázaro, y allí le dieron una cena. María la hermana de Lázaro, tomando una libra de perfume de nardo puro, muy caro, ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos...» (ver Juan 12:1-3). Este perfume costaba trescientos denarios, que equivalían a 300 días de trabajo. María muestra con este acto, tener un amor muy grande y agradecido al Señor. Última Cena: «…habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.» (Juan 13:1). Pedro y Juan fueron los encargados de todos los preparativos de la Cena Pascual. Durante la Última Cena sucedieron muchas cosas: Jesús lava los pies de los discípulos, nos deja un mandamiento nuevo: amarnos como Él nos amó. Anuncia la traición de Judas y la negación de Pedro. Jesús dice: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí», y promete la venida del Espíritu Santo. Nuestro Señor oró al Padre por Sí mismo, por Sus discípulos, y por los futuros creyentes (ver Juan caps. 13 a 17). El momento más solemne de la Cena fue cuando tuvo lugar la Institución de la Eucaristía. «Tomó luego pan, y, dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío. De igual modo, después de cenar, alzó la copa, diciendo: Esta copa es la Nueva Alianza en mi Sangre, que es derramada por vosotros.» (Lucas 22:19-20). Traición de Judas: Durante la Cena «… Satanás entró en Judas…» (Lucas 22:3-6). Los sumos sacerdotes le ofrecieron a Judas treinta monedas de plata por entregarles a Jesús, y él aceptó. A partir de ese entonces buscaba la oportunidad para entregarlo sin que la gente lo advirtiera. Cuando Judas vio que Jesús había sido condenado, acosado por el remordimiento, devolvió las treinta monedas de plata y se ahorcó (Mateo 27:3-5).

Jesús en Getsemaní: estando en el huerto de Getsemaní, Jesús se separa de sus discípulos para orar. Sus primeras palabras fueron: «...¡Abbá, Padre!; todo es posible para ti…» (Marcos 14:36). Jesús comenzó a sentir pavor y angustia. Su alma estaba triste hasta el punto de morir. Entonces, se le apareció un ángel venido del cielo que le confortaba. Sumido en agonía, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caían en tierra. Jesús también lloró (Hebreos 5:7). Prendimiento de Jesús: Estando Jesús en el huerto de Getsemaní junto a sus discípulos, le sale al encuentro Judas. Junto a él, una muchedumbre de soldados romanos armados. Al beso de Judas, los soldados detienen a Jesús, quien se vuelve a ellos y dice: «¿Por qué han venido con cuchillos y palos, como si yo fuera un criminal? Todos los días estuve enseñando en el Templo, y allí nunca me apresaron. Pero todo esto debe suceder para que se cumpla lo que anunciaron los profetas.» (Mateo 26:55-56). Al término de ser pronunciadas estas palabras, sus discípulos huyeron por miedo a ser capturados. Ultrajes sufridos por Jesús: Los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de Él a toda la cohorte. Además de ser azotado, «le desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura; y trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre Su Cabeza, y en Su Mano derecha una caña; y, doblando la rodilla delante de Él, le hacían burla diciendo: «¡Salve, Rey de los judíos!»; y después de escupirle, cogieron la caña y le golpeaban en la Cabeza.» (Mateo 27:28-30). Todo esto lo aceptó Jesús, por amor a nosotros, para reconciliarnos con el Padre. La Crucifixión: «Era la hora tercia», dice la Sagrada Escritura (entre las nueve de la mañana y el mediodía), cuando Jesús, con Sus manos y pies traspasados por los clavos, cubierto de sangre, fue levantado en medio de dos malhechores. Sobre Su Cabeza se escribió la causa de Su condena: «Este es Jesús, el Rey de los judíos». La inscripción decía la verdad. ¡Rey de reyes, Señor de señores! Y esa Cruz que era signo de humillación, muerte y derrota; por el Sacrificio Vicario de Cristo, se convirtió en signo de Exaltación, de Vida y de Victoria. «Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre que está sobre todo nombre. Para que al Nombre de Jesús, toda rodilla se doble, en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para Gloria de Dios Padre.» (Filipenses 2:9-11). Muerte de Jesús: Se oscureció el sol y toda la tierra quedó en tinieblas; desde el mediodía hasta las tres de la tarde hubo oscuridad. Jesús antes de morir clamó al Padre: «¡Dios mío! ¡Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?». Nuestro Señor estaba en la Cruz cargando sobre Sí todos nuestros pecados. Uno de los que estaban allí le dio a beber vinagre, así se cumplía lo predicho en la Escritura: «...han apagado mi sed con vinagre» (Salmo 69:22). Jesús dando un fuerte grito, dijo: «Padre, en Tus manos pongo mi espíritu» y luego expiró. «Por esto clamó con voz fuerte, para dar a conocer que todo aquello sucedía en virtud de su gran poderío y al dar un fuerte grito al tiempo de morir, manifiesta claramente que es verdadero Dios porque los hombres cuando mueren, apenas pueden expresarse con una voz muy débil.» (San Juan Crisóstomo). Sepultura de Jesús: Al atardecer, José de Arimatea, un hombre recto y justo que pertenecía al Sanedrín, y que era discípulo de Jesús, fue ante Pilato y le pidió autorización para retirar el Cuerpo de Jesús de la Cruz. Habiendo bajado el Cuerpo, lo envolvieron en lienzos limpios junto con los aromas según la costumbre judía. Lo depositaron en un sepulcro nuevo excavado en una roca, que pertenecía a José; luego, éste hizo rodar una gran piedra hasta la entrada del sepulcro y se fue (Mateo 27:57-60). Jesús resucitado: Al alborear el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. Un ángel del señor se dirigió a las mujeres y les dijo: «Vosotras no temáis, pues sé que buscáis a Jesús, el Crucificado; no está aquí, ha resucitado, como lo había dicho.» De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: «Alégrense»… «No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán». (ver Mateo 28:1-10). Tras el saludo de Jesús, reaccionan inmediatamente adorando al Señor y salen decididas a anunciar lo que han visto: Jesús está VIVO!!! Las mujeres avisaron a Pedro de lo ocurrido y él «…se levantó y corrió al sepulcro. Se inclinó, pero sólo vio los lienzos y se volvió a su casa, asombrado por lo sucedido.» (Lucas 24:12).

S O R T O S O N R O P Ó T I C U S E R Y MURIÓ


EPDE-Pág-6

aceptó libremente

CATECISMO

609 Jesús, al aceptar en Su Corazón humano el Amor del Padre hacia los hombres, «los amó hasta el extremo» (Jn 13, 1) porque «Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos» (Jn 15, 13). Tanto en el sufrimiento como en la muerte, Su humanidad se hizo el instrumento libre y perfecto de Su Amor Divino que quiere la Salvación de los hombres (cf. Hb 2, 10.17-18; 4, 15; 5, 7-9). En efecto, aceptó libremente Su Pasión y Su Muerte por amor a su Padre y a los hombres que el Padre quiere salvar: «Nadie me quita la vida; yo la doy voluntariamente» (Jn 10,18). De aquí la soberana libertad del Hijo de Dios cuando Él mismo se encamina hacia la muerte (Jn 18,4-6;Mt 26,53).

Jesús: El Cordero de Dios

La Pascua fue instituida mientras el Pueblo de Dios (Israel) estaba esclavo en Egipto (ver Éxodo 12:1-14). Dios mandó a Moisés y Aarón a decirle al pueblo que debían tomar una res por familia (cordero o cabrito) y, en el día 14 del primer mes del año, debían inmolarla (sacrificarla) y untar con su sangre el marco de la puerta donde la familia comería, para que sirviera de señal y así evitar que la décima plaga (la muerte de los primogénitos) que Dios mandó a Egipto, los exterminase a ellos también. Después de muchos años encontramos a Jesús y a Sus discípulos haciendo los preparativos para la cena pascual (ver Marcos 14:12-16). Al día siguiente Jesús sería entregado por Pilato para ser crucificado (ver Marcos 15:15). Los cristianos en la Pascua conmemoramos el día en que Jesús entregó Su Vida por nosotros, venciendo a la muerte, y dándonos cobertura con Su Sangre; ya no sangre de corderos, sino Sangre de un Cordero sin mancha: el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Gloria a Cristo, el Cordero de Dios!!! Lucía Hovhanessian

La Verdadera Estrella

«Evangelizar exige recurrir a los medios de comunicación» Al presentar una «nueva etapa» misionera a la Iglesia en América Latina, S.S. Benedicto XVI aseguró que ésta no debe limitarse a homilías o conferencias, sino que tiene que recurrir a los modernos medios de comunicación. Este fue el llamamiento que lanzó en el discurso de la primera sesión de la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, que pronunció en el salón de actos del Santuario de Nuestra Señora Aparecida ante los 266 participantes, en su mayoría obispos y cardenales. En la obra de evangelización a la que convocó a la Iglesia en el continente de la esperanza, el Papa reconoció que «no hay que limitarse sólo a las homilías, conferencias, cursos de Biblia o teología, sino que se ha de recurrir también a los medios de comunicación». En concreto, mencionó «prensa, radio y televisión, sitios de internet, foros y tantos otros sistemas para comunicar eficazmente el Mensaje de Cristo a un gran número de personas».

(Mayo 2007-ZENIT.org)

Silente

S.S. Benedicto XVI OH DULCE SILENCIO DEL ALMA CREYENTE LA VOZ DEL AMADO, EN «PALABRA SILENTE» EN EL CORAZÓN QUE DEL RUIDO SE ALEJA… «RUMOR DE CASCADAS», AMOR DERRAMA «ABISMO QUE A OTRO ABISMO» LLAMA Y COMO EN UN ESPEJO, SU ROSTRO REFLEJA… OH ETERNO SEÑOR DE INFINITA BONDAD SUMÉRGEME EN LAS AGUAS DE SANTIDAD EN TU MANANTIAL DE CONFORTANTE CALMA… CREADO SOY «A TU IMAGEN Y SEMEJANZA» POR TI MI DIOS, DIOS DE MI ALABANZA TE BUSCO EN LO PROFUNDO DE MI ALMA…

TE HE BUSCADO, SIN ESTAR BUSCANDO TE HE BUSCADO EN TUS HERMOSAS CREATURAS… HE DESEADO HABLARTE, EN ELEVADAS ALTURAS, MAS TÚ, EN MI SER, ME ESTABAS ESPERANDO JUAN CARLOS

«La Palabra de Dios es la verdadera estrella que, en la incertidumbre de los discursos humanos, nos ofrece el inmenso esplendor de la Verdad Divina. Queridos hermanos y hermanas, dejémonos guiar por la estrella, que es la Palabra de Dios; sigámosla en nuestra vida, caminando con la Iglesia, donde la Palabra ha plantado su tienda. Nuestro camino estará siempre iluminado por una luz que ningún otro signo puede darnos. Y también nosotros podremos convertirnos en estrellas para los demás, reflejo de la luz que Cristo ha hecho brillar sobre nosotros.»

¿Lo sabías? «De la casa de Caifás llevan a Jesús al pretorio. Era de madrugada. Ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse y poder así comer la Pascua.» (Juan 18:28). Este es el inicio del pasaje bíblico que relata el traslado de Jesús ante Pilato, el entonces procurador romano para la provincia de Judea. El procurador (cuyo lugar de residencia era el pretorio), era el encargado de la administración -civil y militar- y de impartir justicia. Los judíos no ingresaron allí porque, conforme a la Ley, al entrar en la casa de un pagano o gentil quedaban impuros, y por ende, incapacitados para celebrar la Pascua. Lic. Anahí Raggio


EPDE-Pág-7

«Una vez bautizado Jesús, salió luego del agua; y en esto se abrieron los cielos y vio al Espíritu de Dios que bajaba en forma de paloma y venía sobre Él. Y una voz que salía de los cielos decía: Este es mi Hijo amado, en quien me complazco.» (Mateo 3:16-17). Imaginemos por un instante ese momento en la vida de Jesús: un joven judío, hijo de un carpintero y criado en un hogar sencillo; que como muchos judíos en esos días, se dirige ante Juan el Bautista para ser bautizado en el Jordán. Pero cuando Juan lo ve venir declara: «…He ahí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.» (Juan 1:29). Jesús era consciente de lo que le esperaba en los años siguientes. Sabía de la hostilidad que recibiría de parte de los judíos, de las veces que iba a estar en peligro de muerte, del discípulo que lo traicionaría, de los azotes... de la Cruz. Fue entonces cuando escuchó la voz: «Este es mi Hijo amado, en quien me complazco». Era el reconocimiento de Su Padre. Las palabras precisas que necesitaba escuchar en ese momento tan crucial, que lo reconocían como el Mesías prometido, como el Salvador; pero sobre todo, como el Hijo de Dios. ¡Qué importantes son las palabras de un padre! Por eso debemos reflexionar sobre nuestro papel como padres y la importancia de nuestra aceptación sobre cada uno de nuestros hijos. Una de las principales causas de inseguridad personal, delincuencia juvenil, sexo «libre» y un sin número de problemas que surgen en la niñez y la adolescencia, es la falta de aceptación y reconocimiento por parte de los padres. No hay opinión más importante en la mente de un hijo, que la opinión que su padre tiene de él. Ningún maestro, tío o amigo podrá tomar jamás el lugar que le pertenece a un padre. La aceptación -o falta de ella- del padre para con su hijo, marcará el resto de sus días. Esta aceptación se traduce en: Una demostración de orgullo: «Este es mi Hijo». Nuestros hijos deben saber que nos sentimos orgullosos de ellos, y debemos demostrarlo públicamente. Una muestra de amor «amado»: Deben saber que les amamos, deben escucharlo de nuestros labios y verlo, experimentarlo en nuestras acciones. Es de vital importancia -en el tiempo en que vivimos- que los padres expresen a sus hijos cuanto les aman. Una señal de deleite «en quien me complazco»: La palabra complacencia equivale a deleite, satisfacción, felicidad. Debemos aprender a deleitarnos en nuestros hijos. Ellos deben saber que tenerlos como hijos no es una carga sino un deleite. Tenemos un claro ejemplo en la vida del rey David, quien tenía muchos hijos de diferentes esposas. Absalón era uno de ellos. Cuando Absalón termina en rebeldía y muere, David expresa todo su amor por él, pero ya era tarde… Hay varias maneras de expresarles amor a los hijos: Amando a su madre: David tuvo varias mujeres y cayó en grave pecado con Betsabé (ver 2 Samuel 11). Sin embargo, la Palabra nos enseña que el esposo debe amar a su esposa «como Cristo amó a la Iglesia» (Efesios 5:25). Si amas a tu hijo demuéstralo amando a su madre. Que tus hijos vean que en ti hay un amor especial por esa mujer que Dios puso a tu lado: respetándola, siéndole fiel, ayudándola. Siendo modelos espirituales para ellos: es muy importante el ejemplo que damos a nuestros hijos, lo que ellos ven en nosotros, en nuestro obra r. «El justo procede honradamente; ¡dichosos los hijos que le siguen!» (Proverbios 20:7) «Hijo mío, confía

DECÁLOGO DEL SERVIDOR EN LA COMUNIDAD COMUNIDAD «SANTA MARÍA» MARÍA» «SANTA

en mí y mira con buenos ojos mi conducta.» (Proverbios 23:26). Debemos vivir lo que predicamos. Dedicándoles tiempo: Había muchas cosas que David desconocía sobre sus hijos, muchas de ellas terminaron con t e r r i b l e s consecuencias. Por ejemplo, en 2 Samuel 13 vemos que David desconocía el amor de Amnón por Tamar (vs. 1-2); la amistad de éste con Jonadab (vs. 3) y los sentimientos de Absalón respecto a lo sucedido a su hermana Tamar (vs. 22). Los padres deben estar envueltos en las relaciones y sentimientos de sus hijos. Hay que dedicar tiempo para hablar con ellos. Hay que conocer sus amistades, con quiénes salen, dónde se mueven, cómo es su entorno. Hay que interrogar a los jóvenes que salen con nuestras hijas. Al principio tal vez no les guste, pero mañana lo agradecerán. También debes disponer un tiempo para divertirte con tus hijos. Disciplinando a tiempo: David no ac o s t um b r ab a a decirle nada a sus hijos cuando hacían algo malo (1 Reyes 1:6). La disciplina es parte de nuestra demostración de amor. No disciplinar envía el mensaje a nuestros hijos de que no nos importa lo que ellos hagan. Expresando con nuestros labios cuánto les amamos: Absalón no pudo escuchar de boca de su padre David cuánto lo amaba; cuando David pronunció estas palabras ya era tarde, su hijo había muerto (2 Samuel 19:1). No esperes a que sea tarde para decirle a tu hijo cuanto le amas. Exprésalo con afecto, con palabras, abrazos, besos etc. ¡No importa la edad! Entonces, ¿cómo podemos consolidar, apuntalar, afianzar a nuestros hijos? 1- Mostrando aceptación en cada nueva etapa de sus vidas: Antes de cualquier evento importante en sus vidas, nuestros hijos necesitan esa seguridad que da la aceptación paterna. Ya sea cuando van a entrar al jardín de infantes o a la universidad. Ya sea cuando por primera vez van a jugar en un equipo de fútbol, o cuando les haya llegado el momento de casarse. 2- Reconociéndolos en cada momento y en cada lugar: La opinión que nuestros hijos se formen de sí

Tengan la edad que tengan

lo que realmente necesitan nuestros hijos !!! mismos en base a nuestro reconocimiento, influirá en todo lo que hacen: las amistades que eligen, su creatividad, la elección de una carrera, pero sobre todo en su integridad. 3- La aceptación debe ser por lo que son y no por lo que hacen: Muchas veces les hacemos sentir que son importantes por lo que hacen y no por lo que son. Cuando el hijo regresa a casa en la parábola del hijo pródigo, vuelve en condiciones deplorables que no merecían «la aprobación» de su padre, pero al leer la historia aprendemos que para el padre era más importante la identidad, que el desempeño de su hijo (Lucas 15:11-32).

4- Cuando se trata de dar aceptación, la edad de nuestros hijos no importa: Tal vez, querido hermano, puedas estar pensando: «Bueno, esto suena muy interesante, pero mis hijos ya crecieron...» Jesús tenía treinta años de edad cuando recibe el reconocimiento del Padre, y sin duda alguna, cada uno de nuestros hijos también lo necesita, no importa cuál sea su edad. BREVE EXTRACCIÓN DEL MENSAJE PREDICADO POR

DIEGO HOVHANESSIAN EN ABRIL DE 2003

1º BUSCA A DIOS, POR SOBRE TODAS LAS COSAS. 2º ACÉRCATE AL SEÑOR CON HUMILDE FERVOR. 3º APÁRTATE DE LA VANIDAD DEL «MUNDO» Y DE LA «CARNE». 4º ABANDÓNATE EN LOS BRAZOS DEL SEÑOR, EN TU DEBILIDAD Y FRAGILIDAD. 5º NO PRESUMAS DE SABIO: «NO ES LO QUE TÚ SABES DE DIOS», SINO LO QUE DIOS ES. 6º SEA TU GUÍA: SU SANTA PALABRA. Y TU FUERZA: LA ORACIÓN. 7º SEA DIOS «TU PENSAR Y TU OBRAR» EN TODO MOMENTO. 8º DEPOSITA EN EL SEÑOR, TUS CARGAS, FRACASOS Y PREOCUPACIONES. 9º DÉJATE ABRAZAR POR SU DIVINO AMOR, QUE HACE FELIZ. 10º SIRVE A TUS HERMANOS, EN EL AMOR QUE ERES AMADO POR EL SEÑOR.

«CUANDO TE BUSCO A TI, QUE ERES MI DIOS, BUSCO MI FELICIDAD»

«ten tus delicias en Yahve, y te dará lo que pida tu corazón.»

(SAN AGUSTÍN)

(SALMO 37:4)


EPDE-Pág-8

«...es bueno bueno «...es proclamar y y proclamar publicar las obras gloriosas de de Dios» Dios» gloriosas TOBÍAS 12:7

elpoderdelespiritu.org «...por sus frutos los reconoceréis» (Mateo 7:20)

FRUTOS

para la Gloria de Dios!!!

JUAN CARLOS Y DIEGO HOVHANESSIAN EN LA PRESENTACIÓN DEL NUEVO LIBRO DE POEMAS

«Emprendimientos exitosos» (ver 1 Reyes 2:3) es el nombre que proféticamente se dio al pasado mes de marzo en la Comunidad «Santa María». Es por ello que en nuestro Encuentro mensual de los segundos domingos de mes (al que asisten cientos de hermanos que colman el lugar de reunión) el mensaje de la Palabra de Dios fue preciso y revelador: las claves para hacer propio este éxito al que Dios nos llama tanto a nivel personal, familiar y eclesial. En este contexto, vivimos un momento sumamente especial: la presentación del tercer libro de Poemas Espirituales de Juan Carlos Hovhanessian: «Todo lo hice por ti», el cual expresa con gran dulzura y sensibilidad la Obra de la Salvación y el Amor de Dios hacia cada uno de nosotros. Un libro especial para meditar y reflexionar en el Tiempo Pascual, que llega hasta lo más profundo del corazón. Agradecemos a Dios por este nuevo y maravilloso fruto, y por todo lo que vendrá, pues para la Gloria de Dios, son el resultado de 30 años de vida apostólica ininterrumpida, en la Iglesia Católica de Argentina.

Te esperamos en nuestro canal

.com/elpoderdelespiritu «PODER DE DIOS PARA TU VIDA» POR LAS ONDAS DEL AIRE, TE LLEGARÁ UN MENSAJE DE DIOS PARA TU VIDA… BÁLSAMO SANADOR DE TODA HERIDA LA PALABRA DE CRISTO, TE BENDECIRÁ… CUANDO SE AMA, NADA ES DERROCHE SE DA SIEMPRE, LO BUENO Y LO MEJOR… PRÉSTALE TU OÍDO, AMADO DEL SEÑOR, A JESÚS, EN LA «RADIAL MEDIANOCHE»… ES ÉL, QUIEN A TU PUERTA HOY LLAMA… «EL PODER DEL ESPÍRITU», TU PROGRAMA… ¡BENDICIÓN POR EL AIRE TRANSMITIDA! CUANTO EN NOSOTROS, CRISTO HA OBRADO, QUEREMOS COMPARTIRTE, OYENTE AMADO… ¡PODER DE DIOS PARA TU VIDA! JUAN CARLOS HOVHANESSIAN


PERIODICO "EL PODER DEL ESPIRITU" N131