Page 1


EPDE-Pág-2

la fiesta de la Eucaristía Solemnidad de Corpus Christi

JUNIO: MES DE ALEGRÍA

10 de junio

Corpus Christi, la fiesta de la Eucaristía, en la que el Sacramento del Cuerpo del Señor se lleva solemnemente en procesión. ¿Qué significa para nosotros esta fiesta? (…) Las fiestas de la Iglesia, como las judías, siguen el ritmo del año solar, de la siembra y la cosecha. En particular, esto destaca en la solemnidad de hoy, en cuyo centro está el signo del pan, fruto de la tierra y del cielo. Por eso, el Pan eucarístico es el signo visible de Aquel en el que el cielo y la tierra, Dios y el hombre, han llegado a ser uno. (…) Corpus Christi es una manifestación de Dios, un testimonio de que Dios es amor. De un modo único y peculiar, esta fiesta nos habla del amor divino, de lo que es y de lo que hace. (…) El amor lo transforma todo y, por tanto, se comprende que en el centro de esta fiesta del Corpus Christi está el misterio de la transubstanciación, signo de Jesucristo que transforma el mundo. Al contemplarlo y adorarlo, decimos: sí, el amor existe, y, puesto que existe, las cosas pueden mejorar y nosotros podemos esperar. La esperanza que brota del amor de Cristo nos da la fuerza para vivir y afrontar las dificultades. Por eso cantamos mientras llevamos en procesión el Santísimo Sacramento; cantamos y alabamos a Dios, que se ha revelado escondiéndose en el signo del pan partido. Todos tenemos necesidad de este Pan, porque es largo y fatigoso el camino hacia la libertad, la justicia y la paz.

«Y dijo María: Alaba mi alma la Grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador» (Luc as 1:46 -47)

LO TOCAS LO COMES

«¡Cuántas personas dicen hoy: Quisiera ver, el rostro de Cristo, sus rasgos, sus vestidos, sus calzados»! Pues bien, precisamente lo estás viendo a Él, lo tocas, lo comes. Deseabas ver sus vestidos; y Él mismo se te entrega no solamente para que lo veas, sino también para que lo toques, lo comas, lo recibas en tu corazón. Que nadie se acerque con indiferencia o con apatía; sino que todos vengan a Él animados de un ardiente amor.»

San Juan Crisóstomo 15 de junio

Sagrado Corazón de Jesús

S.S. Benedicto XVI

STAFF

*Dirección General: Juan Carlos Hovhanessian Diego Hovhanessian

*Asesor Espiritual: Monseñor José Guido Pesce *Redacción: Florencia Adanalian Alba Acosta Miriam B. de Mavilian Lourdes Chiappetta Laura Gómez Lucía Hovhanessian Milagros Hovhanessian Lidia I. de Papazian Geraldine Miguel Lic. Anahí Raggio Lic. Valeria Salinas Agustina Spegazzini *Diseño: Roxana B. de Hovhanessian Lucía Hovhanessian Geraldine Miguel Agustina Spegazzini *Coordinación de contenidos: Dra. Mónica V. de Adanalian *Distribución y envíos postales: Liliana E. de Francia y José Francia *Coordinación General: Roxana B. de Hovhanessian www.elpoderdelespiritu.org

«El Corazón de Cristo se desborda en amor divino y humano, y porque está lleno de los tesoros de todas las gracias que nuestro Redentor adquirió por los méritos de su vida, padecimientos y muerte, es, sin duda, la fuente perenne de aquel amor que su Espíritu comunica a todos los miembros de su Cuerpo Místico.»

Pío XII

La Sagrada Escritura

CATECISMO

131 «Es tan grande el poder y la fuerza de la Palabra de Dios, que constituye sustento y vigor para la Iglesia, firmeza de fe para sus hijos, alimento del alma, fuente límpida y perenne de vida espiritual» (DV 21). «Los fieles han de tener fácil acceso a la Sagrada Escritura» (DV 22). 133 La Iglesia «recomienda de modo especial e insistentemente a todos los fieles [...] la lectura asidua de las divinas Escrituras para que adquieran «la ciencia suprema de Jesucristo» (Flp 3,8), «pues desconocer la Escritura es desconocer a Cristo» (DV 25; cf. San Jerónimo, Commentarii in Isaiam, Prólogo: CCL 73, 1 [PL 24, 17]).

PARA COMUNICARSE CON NOSOTROS POR *SMS AL (011) 15 6856 5888 O ESCRÍBANOS A

elpoderdelespiritu@gmail.com

www.elpoderdelespiritu.org Todos los Cursos, Jornadas, Seminarios de Estudio Bíblico, Retiros y Reuniones, así como todas las actividades de nuestra Comunidad son GRATUITAS.


EPDE-Pág-3

«Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. El temor se apoderaba de todos, pues los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales. Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba En ello debemos mantenernos constantes, firmes en la Palabra de Dios, el cada día a la comunidad a los que se habían de salvar.» (Hechos 2:42-47). Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. A ejemplo de la primera Comunidad Cristiana, cada comunidad, en el seno de la Santa Iglesia, debiera caminar. Dice luego «... en la Comunidad...», la Iglesia es Comunión antes que Institución -que por supuesto, lo es-. Desde el Concilio Vaticano II, en particular, se exhorta al pueblo cristiano a Comunión fraterna, más allá de toda diferencia que pudiera existir. En vivir una RENOVACIÓN; esto es: VOLVER A LA FUENTE, que es la Palabra de obediencia y respeto, como el Espíritu Santo lo quiere: EN EL MUTUO AMOR. Dios, en concreto, al Libro de los Hechos. Sin comunión, no hay edificación. Para ello, necesitamos un NUEVO PENTECOSTÉS que con las «lenguas de «...en la fracción del pan...». La Vida Sacramental, La EUCARISTÍA: «Fuente fuego» del Amor y del Poder del Espíritu Santo, traiga a nuestras vidas, desde esa experiencia de comunidad, un fuerte y valiente impulso apostólico y Cumbre de la Vida Cristiana». El Pan de Vida, de Unidad y Amor, en el «EUJARISTOS» - «ACCIÓN DE GRACIAS»-: la Santa Misa. evangelizador para poder llevar a los -en la mayoría de los casos- ya bautizados «...y en las oraciones...». La oración personal y la oración comunitaria. Sin la a un «ENCUENTRO PERSONAL CON JESUCRISTO MUERTO Y RESUCITADO» como oración, la fe se va marchitando; pues -así como una planta necesita el agualo piden los Obispos de nuestra amada Iglesia, en el Documento de APARECIDA la fe necesita la oración. (ver destacado). Vemos -a muy grandes rasgos- cuatro cosas: En nuestra Comunidad «Santa María» hace 31 años -para la Gloria de Jesús1-PALABRA DE DIOS que tratamos de hacerlo, en la experiencia de la Renovación Carismática 2-COMUNIÓN FRATERNA Católica y ahora, a la luz de la voz de nuestros Obispos, con renovado 3-VIDA SACRAMENTAL entusiasmo aprovechando también los medios de comunicación a nuestro 4-ORACIÓN alcance: radio, televisión, gráfica e internet. Esta enumeración es para seguir el orden en que están escritas, aun cuando Esta será siempre una tarea en comunión: Parroquial, Diocesana, Universal. sabemos que cada una es igualmente importante, esencial para poder edificar Siempre en comunión y en la dirección en que S.S. Benedicto XVI, como Pastor sobre el «cimiento» de esas «cuatro columnas». Universal expresa: «(...) sentíos comprometidos a sembrar en la cultura Cualquiera que faltare o se debilitare, sería grave problema para la edificación de este nuevo ambiente comunicativo e informativo los valores sobre de la Vida Cristiana. los que se apoya vuestra vida. En los primeros tiempos de la Iglesia, los Apóstoles y sus discípulos llevaron la Buena Noticia de Jesús al mundo ¿Queremos los resultados gloriosos grecorromano. Así como entonces la que el Señor «les hacía alcanzar» a evangelización, para dar fruto, tuvo nuestros primeros hermanos en la fe? Hemos de reforzar en nuestra Iglesia cuatro ejes: necesidad de una atenta comprensión ¿Verdad que sí? de la cultura y de las costumbres de ¡Comencemos a practicar sus a) La experiencia religiosa. En nuestra Iglesia debemos ofrecer a todos aquellos pueblos paganos, con el fin ejemplos! Miremos el PROCESO, para nuestros fieles un «encuentro personal con Jesucristo», una experiencia religiosa de tocar su mente y su corazón, así que podamos obtener el RESULTADO. profunda e intensa, un anuncio kerigmático y el testimonio personal de los también ahora el anuncio de Cristo en A menudo ponemos los ojos en los evangelizadores, que lleve a una conversión personal y a un cambio de vida el mundo de las nuevas tecnologías resultados, soslayándonos del integral. requiere conocer éstas en proceso que es menester para   profundidad para usarlas después de lograrlo. b) La vivencia comunitaria. Nuestros fieles buscan comunidades cristianas, manera adecuada (...) os corresponde ¿Podremos? ¡Claro que sí! Nos anima en donde sean acogidos fraternalmente y se sientan valorados, visibles y de manera particular la tarea de el mismo Espíritu Santo. Somos eclesialmente incluidos. Es necesario que nuestros fieles se sientan realmente evangelizar este «continente miembros de la misma Iglesia. Somos miembros de una comunidad eclesial y corresponsables en su desarrollo. Eso digital».» (24-01-09) como ellos, amados de Dios. permitirá un mayor compromiso y entrega en y por la Iglesia. Es un muy oportuno momento, ¿Entonces? Entonces... ¡Manos a la   hermanos y amigos de «El Poder del obra! VAYAMOS POR MÁS, siempre en c) La formación bíblico-doctrinal. Junto con una fuerte experiencia religiosa Espíritu», para volver a mirar el accionar Cristo. Siempre como hijos santos de y una destacada convivencia comunitaria, nuestros fieles necesitan profundizar de nuestros primeros hermanos y Nuestra Madre Iglesia. Siempre en el el conocimiento de la Palabra de Dios y los contenidos de la fe, ya que es la padres en la fe. modelo de fe de nuestra Madre, la única manera de madurar su experiencia religiosa. En este camino, Veamos... Virgen María. Siempre en comunión acentuadamente vivencial y comunitario, la formación doctrinal no se «Acudían asiduamente a la con todos nuestros hermanos en experimenta como un conocimiento teórico y frío, sino como una herramienta enseñanza de los apóstoles...» Los Cristo y siempre como TESTIGOS DE fundamental y necesaria en el crecimiento espiritual, personal y comunitario. cuales enseñaban la Palabra de Dios. SU AMOR.   Seguramente, como lo vemos en el d) El compromiso misionero de toda la comunidad. Ella sale al encuentro ¡Que Dios te bendiga! discurso de San Pedro, la mañana de de los alejados, se interesa por su situación, a fin de reencantarlos con la Pentecostés, era el Antiguo Testamento, Iglesia e invitarlos a volver a ella. donde cita al Profeta Joel. Mostrando DOCUMENTO DE APARECIDA (226) cómo Jesucristo el Señor, es el cumplimiento de las Promesas del Padre Eterno, que en el Espíritu Santo, ahora manifestaba a los hombres, Su Presencia. Daban testimonio de Jesucristo, Muerto, Resucitado, Exaltado y Glorificado... es decir: el KERYGMA.

facebook.com/JuanCarlosHovhanessian www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pรกg-4

www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pรกg-5


EPDE-Pág-6

«Con la Misa se tributa a Dios más honor, que el que pueden tributarle todos los Ángeles y Santos del Cielo. Puesto que el de éstos, es un honor de criaturas, mas en la Misa se le ofrece Su mismo Hijo Jesucristo, que le tributa un Honor Infinito.»

San Alfonso M. Ligorio

Un gesto de purificación

Luego de recibir las ofrendas en el altar, el sacerdote lava sus manos. Antiguamente, esta era una práctica higiénica, pues el sacerdote –que había recibido por parte de los fieles dones de toda clase–, separaba el pan y el vino que habría de consagrar, y debía lavar sus manos para esto. Con el paso del tiempo, cobró un significado litúrgico y se llamó «lavabo» (del latín: lavaré). Este nombre fue tomado del Salmo 26:6: «Lavo y purifico mis manos…» que recitaba el sacerdote –en voz baja– mientras lo realizaba. En la actualidad, (también en voz baja) se recita un versículo diferente: «…lávame a fondo de mi culpa, purifícame de mi pecado.» (Salmo 50:4). Este rito es un gesto de purificación, y nos enseña a todos que nuestro ser debe estar limpio y purificado para recibir el Cuerpo y la Sangre del Señor.

Todo tiene su «porqué»

Durante la celebración de la Santa Misa, el sacerdote que la preside y otros ministros utilizan las vestimentas litúrgicas. Las más comunes que utiliza el sacerdote son: *El AMITO: Lienzo rectangular de lino blanco que se coloca sobre los hombros y alrededor del cuello antes de ponerse el alba (a no ser que ésta cubra también el cuello). Se sujeta por medio de cintas cruzadas a la cintura. Simboliza la defensa contra las tentaciones. *El ALBA: Del latín «alba», «blanca». Es una larga túnica de lienzo blanco, que se utiliza, generalmente, con cíngulo a la cintura. También, la utilizan otros ministros como los monaguillos y los diáconos. Tiene un sentido bautismal: simboliza la pureza del alma lavada por el bautismo. *El CÍNGULO: Cordón con que se ciñe el alba. Simboliza la castidad. *La ESTOLA: Es una banda larga y estrecha que llevan sobre el alba colgando del cuello y hacia el frente, y sostenida por el cíngulo. Generalmente es del mismo color que la casulla y simboliza la autoridad sacerdotal. *La CASULLA: Del latín «casula», «casa pequeña» o tienda. Va por encima del alba y la estola, a modo de capa. Simboliza el yugo de Cristo y la caridad. El color varía según la liturgia teniendo un significado diferente: Blanco: símbolo de gloria, alegría, inocencia, pureza del alma; Rojo: significa el fuego de la caridad y la Sangre derramada por Cristo; Verde: esperanza; Morado o violeta: humildad y penitencia; Rosado (utilizado en algunos lugares): alegría, amor.

AL PUEBLO ARMENIO Y SUS MÁRTIRES

Por tu fe

Iglesia: Comunión de los Santos Juan Pablo II

Al inicio de la celebración eucarística, cuando el sacerdote nos acoge con el saludo del apóstol Pablo: «La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todos vosotros» (2 Co 13,13), se nos recuerda habitualmente este misSE ROBARON TU SERENA ALEGRÍA, terio de la Iglesia-Comunión. (…) ¿Qué TE ASALTARON, CUAL FEROZ JAURÍA significa la compleja palabra «comuCON DIENTES Y GARRAS ASESINAS… nión»? Se trata fundamentalmente de MATARON TUS HOMBRES Y MUJERES, la comunión con Dios por medio de JeCON LA CRUELDAD DE BESTIALES SERES INSPIRADOS POR «HUESTES MALIGNAS»… sucristo, en el Espíritu Santo. Esta comunión tiene lugar en la Palabra de Dios TUS «SAGRADOS LUGARES» PROFANARON y en los Sacramentos. El Bautismo es la TUS «ALTARES» DEL TODO ARRASARON puerta y el fundamento de la comunión MAS NO LOGRARON TU FE ARRANCAR… en la Iglesia. La Eucaristía es fuente y DE ESAS RUINAS, DIOS TE LEVANTÓ, culmen de toda la vida cristiana (cf. DEL CRISTIANO PUEBLO, JAMÁS SE OYÓ Lumen gentium, 11). La comunión del QUE ALGUIEN LO PUDIERA DERROTAR… cuerpo eucarístico de Cristo significa y produce, es decir edifica, la íntima co¡JESUCRISTO EN TU CORAZÓN HABITA! munión de todos los fieles en el cuerpo ÉL TRANSFORMA EN GOZO TU DOLOR… de Cristo que es la Iglesia (cf. 1 Co ¡NADIE PODRÁ SEPARARTE DE SU AMOR! 10,16 s.)». (…) Iglesia quiere decir co¡«ARMENIA»! ¡POR TU FE, ERES BENDITA! munión de los santos. (…) Unión a Cristo y en Cristo; y unión entre los cristiaJUAN CARLOS HOVHANESSIAN nos dentro la Iglesia.» La Pastoral de Jóvenes de nuestra Comunidad participó de un encuentro especial, donde Juan Carlos Hovhanessian predicó un mensaje de la Palabra de Dios, con fuerte llamado a vivir la identidad cristiana, comprometiéndose con la realidad que cada uno vive. A ejemplo de jóvenes de la Biblia, llamados por Dios, como nuestra Madre: la Virgen María, Ester, Juan, etc. que desde su identidad religiosa, étnica y cultural se comprometieron con la gente de su tiempo, siendo dóciles y

obedientes a la Palabra de Dios. Damos gracias a Dios por este maravilloso encuentro donde además, pudimos compartir nuestras experiencias y disfrutar de un grato momento compartido. A Dios sea la Gloria!!! Alba Acosta

Obra de Amor

Damos gracias a Dios por poder proveer -a través de la Obra de acción social que nuestra Comunidad lleva a cabo- a parroquias y hospitales, con alimentos y ropa nueva (confeccionada por la Pastoral de Damas), juguetes; además de cubrir otra clase de necesidades materiales tales como cortinados completos (para la sala de pediatría); y suplir pedidos especiales que nos hacen en estos lugares de acuerdo a las necesidades momentáneas. Los misioneros, además de llevar estos bienes, llevamos fundamentalmente un Mensaje de la Palabra de Dios, Palabra que alienta, que levanta, que sostiene y consuela. En el caso de los hospitales, también les brindamos un mensaje de fe, a las familias de los niños allí internados, exhortándoles a que pongan toda su esperanza en el Señor Jesús y brindándoles el abrazo fraterno, tan necesario en esas difíciles situaciones. La Comunidad «Santa María» lleva 31 años de vida apostólica en la Santa Iglesia Católica y así como nunca se ha interrumpido la proclamación del Evangelio en estos 31 años, así también hemos dado continuidad a la obra de caridad -por la Gracia de Cristo- porque dijo Jesús que «cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis» (Mt 25:40). Por esto es que me uno a mis hermanos misioneros y a todos nuestros hermanos para dar las gracias a Dios por el privilegio de poder servirle en una Comunidad Cristiana Viva, y le pedimos nos fortalezca para alcanzar aún a muchos más... «porque la mies es grande». A Dios sea toda la Gloria!!! Celia M. de Hovhanessian www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pág-7

Cuando participamos de la Eucaristía, recibiéndola con la debida Reconciliación, y creyendo que es el Verdadero Cuerpo de Cristo y la Verdadera Sangre de Cristo, estamos diciéndole a Jesús: «quiero ser partícipe de Tu Vida, de Tu Salvación, de Tu Sanidad y de Tu Libertad». Porque cuando recibimos Su Cuerpo y Su Sangre, estamos afirmando y confirmando, el Pacto, la Alianza, entre Jesús y nosotros. Ésta es una realidad poderosa, hay una verdadera manifestación de la «Nueva Alianza». Cuando comulgo confirmo que estoy en Pacto con Jesús, en Alianza con Jesús, Unido a Jesús. Significa que todo lo de Él, es mío: Su Salvación, Su Liberación, Su Poder, Su Autoridad, Su Unción. Pero también significa que todo lo mío es de Él: mi vida, mi alma, mi mente, mi corazón, mi tiempo y mi dinero. Como dice Jesús en Juan 6:56 «El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él». Esto es «Comunión en la Comunión». Según 1 Corintios 11:25-26, cuando recibimos la Comunión estamos «recordando» -no una sola vez- sino cada vez que bebemos de Su Copa, estamos recordando, Su Muerte y Su próxima Venida. ¿Y qué es lo que recordamos en la Eucaristía? Su Muerte, nuestra Salvación, nuestra Sanidad, nuestra Santificación, por su Obra Redentora en la Cruz del Calvario. En este «recuerdo» Eucarístico, estamos viendo, palpando, comiendo, el Pan partido, que se transformó en Su Cuerpo, que fue herido, lastimado, traspasado por nosotros, para nuestra Salvación. Y cuando bebemos el vino que se hizo Su Sangre, estamos bebiendo la Sangre derramada por nosotros para el perdón de nuestros pecados y para nuestra liberación. Por eso cada vez que comemos Su Cuerpo y bebemos Su Sangre, estamos «recordando» (vs.25) y estamos «anunciando» (vs.26), Su Muerte y Su Venida. Cuando tomamos la Comunión estamos manifestando que seguimos y servimos a Jesús, que se hizo carne y que dijo que quien ponga su fe en Él y en Su Sacrificio, será reconciliado con Dios, será salvado, será sanado, será restaurado. Esto es el Evangelio. Todo eso estás «anunciando» en la Eucaristía. Ahora, junto al milagro del Cuerpo de Cristo en la Comunión, también el Apóstol Pablo, nos dice que la Iglesia es «Cuerpo de Cristo» (ver Efesios 1:22-23) y que somos Sus miembros; muchos miembros de un sólo Cuerpo (Colosenses 1:18 / Colosenses 1:24 / Efesios 4:10-13 / Efesios 5:29-30). Al recibir la Comunión estamos manifestando, que somos un solo Cuerpo, una sola Iglesia, el Cuerpo de Cristo. Cuando comulgamos estamos manteniendo una unidad con todos los cristianos del mundo formando un sólo Cuerpo. Leemos en 1 Corintios 10:16-17 «La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? Porque aún siendo muchos, un sólo pan y un sólo cuerpo somos, pues todos participamos de un sólo pan.» y veamos que la clave es: «comunión (unión) en la Comunión». Dice el Catecismo de la Iglesia Católica en el número 1368: «La Eucaristía es igualmente el sacrificio de la Iglesia. La Iglesia, que es el Cuerpo de C r i s t o , participa en la ofrenda de su Cabeza. Con Él, ella se ofrece totalmente. Se une a su intercesión ante el Padre por todos los hombres. En la Eucaristía, el sacrificio de Cristo es también el sacrificio de l o s miembros facebook.com/DiegoHovhanessian de Su Cuerpo. La vida de los fieles, su alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo se unen a los de Cristo y a Su total ofrenda, y adquieren así un valor nuevo. El sacrificio de Cristo, presente sobre el altar, da a todas las generaciones de cristianos la posibilidad de unirse a Su ofrenda.» Jesús mismo se revela en el Banquete Eucarístico. No es sólo pan: «Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros...» (Lucas 22:19). Hay una transformación espiritual (TRANSUBSTANCIACIÓN).

Ahora, aquí tenemos la «Primera Pascua Cristiana», instituida por Jesús, que nos encomienda celebrarla hasta que Él vuelva. Dice el CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA, 1374: (…) En el Santísimo Sacramento de la Eucaristía están «contenidos verdadera, real y substancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el Alma y la Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero» (Concilio de Trento). Dice San Cirilo: «No te preguntes si esto es verdad, sino acoge más bien con fe las palabras del Señor, porque Él, que es la Verdad, no miente». Querido hermano, nunca olvides las palabras de Jesús en el capítulo 6 del Evangelio según San Juan (versículos: 51,53,57) «Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo. (...) Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. (...) Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí». (EXTRAÍDO DE «EL PODER SANADOR DE LA EUCARISTÍA»)

«El hombre debería temblar, el mundo debería vibrar, el Cielo entero debería conmoverse profundamente cuando el Hijo de Dios aparece sobre el altar en las manos del sacerdote». San Francisco de Asís

www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pรกg-8

Periódico EL PODER DEL ESPÍRITU - junio 2012  

Comunidad Santa Maria Renovación Carismatica Catolica Buenos Aires Argentina

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you