Page 1

PERIÓDICO PERIÓDICO «EL «EL PODER PODER DEL DEL ESPÍRITU» ESPÍRITU» ** Comunidad Comunidad «SANTA «SANTA MARÍA» MARÍA» -- RENOVACIÓN RENOVACIÓN CARISMÁTICA CARISMÁTICA CATÓLICA CATÓLICA -- Año X - Nº 115 - Diciembre de 2009 - Edición Mensual - GRATUITO

Fe liz

esús J N av id ad !!!

n Jua 1° 4:9

to se re s e “En stó ent r ife l amo n a m ros e t noso e Dios; nvió d os e u i D ue as en q undo o al m o Únic os Hij e vivam ” Él qu e a d r pa edio m r po

ha nacido


Diciembre: Mes de «CUMPLIMIENTO» «Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros» (Mateo 1: 22-23)

2

Dirección General: Juan Carlos Hovhanessian Diego Hovhanessian Asesor Espiritual: Monseñor José Guido Pesce Redacción: Lic. Anahí Raggio Miriam B. de Mavilian Lic. Valeria Salinas Lidia I. de Papazian Hugo Rucci Colaboran: Cristel Chau López Lourdes Chiapetta Geraldine Miguel Lucía Hovhanessian Milagros Hovhanessian Agustina Spegazzini

TELEFAX (54-11) 4775-1393 // (54-11) 4771-0918 poderdelespiritu@fibertel.com.ar elpoderdelespiritu@gmail.com el_poder_del_espiritu@yahoo.com.ar

Coordinación de contenidos: Dra. Mónica V. de Adanalian

Diagramación y Coordinación General: Roxana B. de Hovhanessian

El Periódico “El Poder del Espíritu” agradece a los hermanos que, con su generoso aporte, hacen posible la publicación de este material de Evangelización. Que Dios les bendiga abundantemente en Jesucristo. «Y Poderoso es Dios para colmaros de toda gracia a fin de que teniendo, siempre y en todo, lo necesario, tengáis aún sobrante para toda obra buena...» 2 Cor 9:8

Comunidad

Actividades

Departamento de distribución y envíos postales: Liliana y José Francia

«Santa María»

Pastoral de Padres de Familia: Cuarto Domingo de mes 15 hs.

Retiro Mensual: Segundo Domingo de mes 10 hs. Ministerio de Intercesión - Misioneros: (Hospitales y enfermos- neuropsiquiátricos, cárceles y geriátricos, ayuda al necesitado y acción social) Pastoral Infantil: Cuarto Domingo de mes 15 hs.

*Lunes: 20hs // 21:30hs *Jueves: 15hs // 16:30hs // 20hs

Cursos de Estudio Bíblico: Martes: 20:30 hs. Viernes -turno noche: 20:30 hs. a 22:30 hs.

Cuarto Sábado de mes 15 hs.

ASAMBLEAS DE ORACIÓN

Pastoral Juvenil: Cuarto Domingo de mes. Mujeres: 13:30 hs. Varones: 13:30 hs. Pastoral de Matrimonios: Cuarto Domingo de mes 16:30 hs. Dorkas (Damas de la Comunidad): Cuarto Martes de mes 15 hs.

HORARIOS

STAFF

«¡Aleluya! Doy gracias a Yahvé de todo corazón, en la reunión de los justos y en la comunidad. Grandes son las obras de Yahvé, meditadas por todos los que las aman» (Salmo 111:1). Esta es la vivencia de quienes pertenecemos a la Comunidad «Santa María»: dar gracias a Dios -ante todo por la Gracia de haberle conocido- y por todas y cada una de las obras que Él realiza en nuestras vidas y también a través nuestro con las diferentes misiones y tareas que se realizan en la Comunidad, siempre en pos de extender el Evangelio y alcanzar al necesitado. Pero también nos congregamos para aplicar todo nuestro corazón y entendimiento a la Palabra de Dios que cada semana es predicada y que tiene Poder para transformar nuestras vidas, familias, etc. Como declara el salmista, esta experiencia se vive «en la reunión de los justos y en la comunidad», pues es ahí donde: «…dispensa el Señor bendición, la vida para siempre» (Salmo 133:3). Firmes y obedientes a la Palabra del Señor, es que la Comunidad «Santa María» y todos sus miembros terminamos este 2009, bendecidos abundantemente. Durante este año se acrecentó la obra misionera, y además, como sucede cada año, seguimos enviando mensualmente donaciones de alimentos a Parroquias y a las Obras de nuestros Asesores Espirituales; visitamos hogares de ancianos y hospitales llevando la Palabra de Dios; donamos ropa nueva confeccionada por las damas de nuestra Comunidad; cada vez que visitamos las salas de pediatría de los hospitales a los que concurrimos llevamos juguetes nuevos para alegrar a los niños que allí estaban internados; se repartieron semanalmente, bolsas de alimentos a los miembros de nuestra Comunidad que lo necesitaban. Además nuestro periódico comenzó a editarse siempre en colores, para llegar con más excelencia a los lectores y nunca se interrumpieron los envíos postales gratuitos que hacemos a todas las provincias del interior de nuestro país, como a tantos destinos en el exterior. Renovamos la mayoría de los equipos de audio, para que la predicación de la Palabra de Dios y la música con la que alabamos al Señor se escuche siempre con la mejor calidad, como Dios se merece… y tantas otras obras más que por la Gracia de Dios pudimos realizar. 2009: un año sumamente fructífero para los niños, jóvenes, damas, padres, y matrimonios puesto que cada grupo de pastoral ha cosechado frutos de un año donde la Palabra de Dios nos guió a acrecentar nuestro compromiso cristiano. Terminamos el 2009 felices por todo lo realizado y con la mirada puesta en ir «por mucho más» para extender el Evangelio del Señor y alcanzar siempre con nuestra acción fraterna y solidaria a todo el que lo necesite. ¡Gracias Señor por el privilegio de poder servirte en Tu Iglesia!

un año fructífero

P

. ÁG

Todos los Cursos, Jornadas, Seminarios de Estudio Bíblico, Retiros y Reuniones, así como todas las actividades de nuestra Comunidad son GRATUITAS

MINISTERIOS Y SERVICIOS

Comunidad «Santa María»

Ministerio de Evangelización y Enseñanza: Juan Carlos Hovhanessian - Diego Hovhanessian Ministerio de Música: Leo Adanalian Ministerio de Intercesión: Sanación: Norma y Alfredo Arellano; Familia y Trabajo: Huco Rucci Iglesia y Gobierno: Tomás Vigliatore // Colabora: Laura Gómez Ministerio de Difusión de la Palabra y Gráfica: Roxana B. de Hovhanessian Ministerio de Consuelo y Evangelización: (Hospitales y enfermos- Neuropsiquiátricos, cárceles y geriátricos Ayuda al necesitado y acción social ) Coordinación General: Celia M. de Hovhanessian Asesor: P. José Nicolás Romero

El Ministerio de la Evangelización y la Enseñanza

“El Poder del Espíritu”

NO ES REPONSABLE de distribución alguna hecha por terceros

«...y mi pueblo, sobre el cual es invocado mi Nombre, se humilla, orando y buscando Mi Rostro, y se vuelven de sus malos caminos, yo les oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra.» 2 CRO 7:14

PARA CRISTO

BUENOS AIRES DE PIE, POR UNA ARGENTINA:


«Queridos, no os fiéis de cualquier espíritu, sino examinad si los espíritus vienen de Dios, pues muchos falsos profetas han salido al mundo. Podréis conocer en esto el espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa a Jesucristo, venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios; ese es el del Anticristo. El cual habéis oído que iba a venir; pues bien, ya está en el mundo. Vosotros, hijos míos, sois de Dios y los habéis vencido. Pues el que está en vosotros es más que el que está en el mundo. Ellos son del mundo; por eso hablan según el mundo y el mundo los escucha. Nosotros somos de Dios. Quien conoce a Dios nos escucha, quien no es de Dios no nos escucha. En esto conocemos el espíritu de la verdad y el espíritu del error. Queridos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es Amor» (1 Juan 4:1-8). Sí, amados hermanos, «MAYOR ES EL QUE ESTA EN NOSOTROS QUE EL QUE ESTÁ EN EL MUNDO»… ¡Gloria a Jesucristo! Dios ha querido hacerse hombre para participar en nuestro dolor, a raíz del pecado. Dios asume un cuerpo humano, «para deshacer las obras del diablo» (1 Juan 3:8). El «sin pecado», se hace hombre y lleva sobre Su Cuerpo Santo todo nuestro pecado (dolor), en la Cruz del calvario, librándonos de la muerte, de la enfermedad y de toda miseria (ver Gálatas 3:13-14). Entrega Su Cuerpo Santo en la Cruz y nos libra de las garras del diablo, arrebatándole lo que nos había quitado por el pecado y devolviéndonos, lo que el enemigo usurpó, a todos quienes aceptamos sobre nuestra vida la obra de Redención del Verbo de Dios Encarnado, Crucificado, Muerto, Sepultado, Resucitado y Sentado a la Diestra de Dios. ¡Aleluya! Hoy, como en tiempos de Juan, autor de esta Carta, es imprescindible discernir, «examinar los espíritus para reconocer si son de Dios». Falsos profetas y falsas profecías, circulan «alegremente», incluso entre gente que se dice «de Iglesia». Toda clase de cosa mágica, esotérica, que propone al hombre un «camino fácil» para alcanzar «bendiciones». Infinidad de espíritus que niegan a «Jesucristo venido en carne mortal», tratando de imponer «doctrinas paralelas» al

TANTO NOS

AMA !!!

cristianismo. San Juan los declara «Anticristo». Sin más vueltas ni eufemismos, «los llama por su nombre». ¿Cuántas páginas necesitaríamos para hablar de estos engañadores? Toda clase de sectas satánicas, de filosofías «pseudo-religiosas», ese marcado apego a lo que no es de Cristo, sino del «orientalismo», como digo «pseudo-religioso»: «control mental», «meditación trascendental», «viajes astrales», «parapsicología», «animismo» etc. etc. Pululan los embaucadores que con «doctrinas de error», se disfrazan de «apóstoles», de «profetas», con un fuerte signo mercantilista, promoviendo soluciones mágicas, «depredando» al hombre en su desesperación. ¡Qué decir de esos espíritus que niegan las Escrituras y los valores Evangélicos que conserva y defiende la Iglesia de Cristo!

CELEBRAR NAVIDAD ES «RECONOCER A JESUCRISTO VENIDO EN CARNE MORTAL» Promoviendo o defendiendo las uniones homosexuales, el aborto, las manifestaciones pornográficas, etc. ¿Cómo, no hablaban de valores cristianos en sus respectivas campañas, siendo todavía candidatos…? ¿Y ahora qué? ¿Más de lo mismo? Pareciera que los pueblos fueran su «clientela cautiva», que, al no poder estos «optar», les «venden» lo que ellos quieren venderles. ¡Qué tremenda metamorfosis sabe producir el lugar del poder en la mayoría! Después se contrarían cuando escuchan la voz de un pueblo diciendo: «¡Váyanse todos…! ¡Son todos iguales!…» ¿Cuántas maneras hay de negar a Jesús? ¿Podrán celebrar una verdadera Navidad Cristiana quienes «borran con el codo lo que escribieron con la mano»…? ¡No! Pueden «celebrar», total eso lo hacen aún los impíos. Pueden beber, desearse augurios, darse regalos, pero… ¡no la Navidad! Celebrar Navidad es «reconocer a Jesucristo venido en carne mortal»… ¡Confesarlo! Y esto

Muchas veces en la vida necesitamos “apoyo”: frente a una enfermedad, frente a problemas económicos, familiares, etc. Hay quienes buscan esa ayuda en los bienes materiales, en circunstancias, en relaciones, en personas... todas cosas que pueden ser muy buenas, pero que son limitadas.¡Qué bueno saber que tenemos un Padre Todopoderoso al que podemos recurrir en toda necesidad, por medio de Su Hijo Jesucristo! Un Padre Bueno que nos consuela, nos da nuevas fuerzas y nos colma de Sus bendiciones, porque ¡tanto nos ama! En Él debemos apoyarnos: sólo Dios puede suplir todas nuestras necesidades. Busca al Señor a través de la oración y Él te ayudará. Fíjate, Dios Padre nos dio lo más preciado que tenía: envió a Su Hijo, Jesús, para salvarnos. Si te dio lo más grande que tiene, no hay nada que Él no te quiera dar. El apóstol San Pablo nos dice: “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con Él, todas las cosas?” (Romanos 8:32). No te olvides: ¡JESÚS TE AMA!

JUAN CARLOS HOVHANESSIAN 432 El Nombre de Jesús significa que el Nombre mismo de Dios está presente en la Persona de Su Hijo (cf. Hch 5,41; 3 Jn 7) hecho hombre para la redención universal y definitiva de los pecados. Él es el Nombre divino, el Único que trae la salvación (cf. Jn 3,18; Hch 2,21) y de ahora en adelante puede ser invocado por todos porque se ha unido a todos los hombres por la Encarnación (cf. Rm 10,6-13) de tal forma que «no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos» (Hch 4,12; cf. Hch 9,14; St 2,7).

Jesús

¡CRISTO ¡CRISTONUESTRA NUESTRAVICTORIA! VICTORIA!

tiene que ver con poner por obra en mi vida, lo que confieso con mis labios como profesión de fe. Es decir: SER CRISTIANO. Acomodo, prebenda, soborno, PÁ G. transigencia con el mal, 3 aprobación del antivalor, bajo la supuesta «tolerancia altamente permisiva» como para no caer en el «jugarse» por lo que confesamos con nuestros labios, es al menos un acto de cobardía para el cristiano. Recuerdo que hace tiempo, Su Eminencia, Monseñor Jorge Bergoglio señalaba a este respecto: «Claro que hay que discriminar, no a las personas por supuesto, pero si al mal del bien, al valor del sinvalor, al pecado de la santidad», etc. ¿Qué tal? Saluda uno… ¡Todo bien! Responde el otro… y yo me preguntaba, ¿está todo bien?... ¡NO! Como decía aquel día el Cardenal Bergoglio, hay que discernir. Hay que «examinar» los espíritus para reconocer si son de Dios, pues hay quienes presentándose como cristianos, niegan con sus obras a «Jesucristo venido en carne». San Juan declaraba que el «Anticristo», ya está en el mundo… «Y es precisamente el que no confiesa a Jesús, con sus obras, aunque esté en sus labios», cosa que el mismo Señor llamó hipocresía, al ver a los fariseos y maestros de la ley… «Este pueblo me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mi…» citando a Isaías. «El les dijo: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres» (Marcos 7:6-7). Les dijo también a los del pueblo: «HAGAN LO QUE ELLOS DICEN (confesión con los labios) MAS NO HAGAN LO QUE ELLOS HACEN (sus obras)». «Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen» (Mateo 23:3). «¡Ellos son del mundo!» nos dice San Juan. «Hablan según el mundo y el mundo los escucha». Cuán cierta es aquella sentencia salomónica: «Nada hay nuevo debajo del sol…» (Eclesiastés 1:9). Mas, amados hermanos… «Nosotros somos de Dios, el que conoce a Dios nos escucha…». Nosotros podemos celebrar una «Navidad cristiana», creo que ya hay que llamarla así para señalar la diferencia entre un mero «festejo» tradicionalista, con claros visos de paganismo y la celebración con toda la Iglesia, «confesando a Jesucristo venido en carne mortal»… La venida de este Niño fue la derrota de todas las pretensiones satánicas. «EL VERBO SE HIZO CARNE Y HABITÓ ENTRE NOSOTROS…». Nació de «La Feliz», la Virgen María, nuestra Madre y… «El pueblo que andaba a oscuras vio brillar una gran Luz!!!» ¡Gracias Jesús por la Viva Esperanza! Gracias Señor por venir a nosotros haciéndote semejante a nosotros, creados a Tu imagen y semejanza. Gracias porque como Iglesia tuya confesamos Tu Venida en carne… y queremos vivir cada día, siendo fieles a esa confesión… ¡Gracias!, pues de «Tu Plenitud recibimos Gracia sobre Gracia…». ¡Gracias por ser nuestra Salvación! ¡Gracias…! ¡CRISTO NUESTRA VICTORIA! ¡Gloria a Dios! ¡FELIZ NAVIDAD!

CATECISMO DE LA IGLESIA


G.

4

S.S. S.S. Benedicto Benedicto XVI XVI comentó comentó sobre sobre el el gran árbol de Navidad en la Plaza gran árbol de Navidad en la Plaza de de San San Pedro Pedro (Vaticano) (Vaticano) que, que, como como cada cada año, año, se se puso puso junto junto aa un un Nacimiento Nacimiento con con figuras de tamaño natural: figuras de tamaño natural: «(...) «(...) Significativo Significativo símbolo símbolo de de la la Navidad de Cristo, porque con Navidad de Cristo, porque con sus sus hojas hojas siempre siempre verdes verdes recuerda recuerda la la vida vida que que no no muere,…» muere,…» yy concluyó concluyó poniendo poniendo de de relieve relieve que que «la «la Navidad Navidad es es una fiesta cristiana y sus símbolos una fiesta cristiana y sus símbolos -entre entre ellos ellos especialmente especialmente el el Belén Belén yy el el árbol árbol adornado adornado de de donesdonesconstituyen constituyen referencias referencias importantes importantes al al gran gran misterio misterio de de la la Encarnación Encarnación yy del del Nacimiento Nacimiento de de Jesús, Jesús, que que la la liturgia liturgia del del tiempo tiempo de de Adviento Adviento yy de de la la Navidad Navidad evocan evocan constantemente.» constantemente.» Ciudad Ciudad del del Vaticano, Vaticano, diciembre diciembre 2007 2007

Un árbol, un símbolo Según la la Tradición, Tradición, San Según San Bonifacio, Bonifacio, evangelizador evangelizador de de Alemania Alemania e e Inglaterra, derribó el árbol que representaba al dios Odín, y en el el mismo mismo Inglaterra, derribó el árbol que representaba al dios Odín, y en lugar plantó plantó un un pino, lugar pino, símbolo símbolo del del amor amor perenne perenne de de Dios Dios y y lo lo adornó adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano: las manzanas representaban representaban las las tentaciones, tentaciones, el el pecado pecado original original y y los los pecados pecados de de los los hombres; las velas representaban a Cristo, la Luz del mundo y la Gracia hombres; las velas representaban a Cristo, la Luz del mundo y la Gracia que que reciben reciben los los hombres hombres que que aceptan aceptan a a Jesús Jesús como como Salvador. Salvador. El primer árbol de Navidad del que hay constancia El primer árbol de Navidad del que hay constancia se se puso puso en en la la Catedral Catedral de Estrasburgo en 1539. En el siglo XVII comenzaron a ponerse de Estrasburgo en 1539. En el siglo XVII comenzaron a ponerse arbolitos arbolitos en en las las casas casas de de familia. familia. La La costumbre costumbre del del arbolito arbolito de de Navidad Navidad se se difundió difundió por toda Europa en la Edad Media y con las conquistas y migraciones, por toda Europa en la Edad Media y con las conquistas y migraciones, llegó llegó a a América. América. Las Luces Las Luces de de Navidad Navidad nos nos recuerdan recuerdan que que Jesús Jesús es es «La «La Luz Luz del del mundo». mundo». Cada uno de nosotros debe ser también luz que brilla con Cada uno de nosotros debe ser también luz que brilla con Su Su Luz: Luz: «Yo «Yo soy soy la la luz luz del del mundo; mundo; el el que que me me siga siga no no caminará caminará en en la la oscuridad, oscuridad, sino sino que que tendrá tendrá la la luz luz de de la la vida» vida» (Juan (Juan 8:12). 8:12). Comer del árbol prohibido del Comer del árbol prohibido del Paraíso Paraíso (Gen (Gen 3:2-23) 3:2-23) nos nos trajo trajo la la muerte. muerte. Pero Jesucristo en el árbol de la Cruz nos trajo la Redención (San Pero Jesucristo en el árbol de la Cruz nos trajo la Redención (San Pablo Pablo hace hace el el paralelo paralelo entre entre Adán Adán y y Cristo Cristo en en Romanos Romanos 5:14-18). 5:14-18). ** En En Ezequiel Ezequiel 47:12 47:12 y y en en Apocalipsis Apocalipsis 22:2 22:2 el el árbol árbol aparece aparece como como símbolo símbolo de vida nueva y fecunda. de vida nueva y fecunda. El El árbol árbol de de Navidad Navidad nos nos recuerda recuerda que que Jesús Jesús nació nació para para redimirnos redimirnos dando dando su vida en el madero de la Cruz, el árbol de la vida. su vida en el madero de la Cruz, el árbol de la vida.

El nacimiento de Cristo no fue un efecto necesario de la naturaleza, sino obra del Poder de Dios; fue la prueba visible del Amor Divino, la restauración de la humanidad caída. El mismo que, sin nacer, había hecho al hombre del barro intacto tomó, al nacer, la naturaleza humana de un cuerpo también intacto; la mano que se dignó coger barro para plasmarnos también se dignó tomar carne humana para salvarnos. Por tanto, el hecho de que el Creador esté en su criatura, de que Dios esté en la carne, es un honor para la criatura, sin que ello signifique afrenta alguna para el Creador. Hombre, ¿por qué te consideras tan vil, tú que tanto vales a los ojos de Dios? ¿Por qué te deshonras de tal modo, tú que has sido tan honrado por Dios? ¿Por qué te preguntas tanto de dónde has sido hecho, y no te preocupas de para qué has sido hecho? ¿Por ventura todo este mundo que ves con tus ojos no ha sido hecho precisamente para que sea tu morada? Para ti ha sido creada esta luz que aparta las tinieblas que te rodean; para ti ha sido establecida la ordenada sucesión de días y noches; para ti el cielo ha sido iluminado con este variado fulgor del sol, de la luna, de las estrellas; para ti la tierra ha sido adornada con flores, árboles y frutos; para ti ha sido creada la admirable multitud de seres vivos que pueblan el aire, la tierra y el agua (…) Nace, pues, Cristo para restaurar con su nacimiento la naturaleza corrompida; se hace niño y consiente ser alimentado, recorre las diversas edades para instaurar la única edad perfecta, permanente, la que Él mismo había hecho; carga sobre Sí al hombre para que no vuelva a caer; lo había hecho terreno, y ahora lo hace celeste; le había dado un principio de vida humana, ahora le comunica una vida espiritual y divina. De este modo lo traslada a la esfera de lo divino, para que desaparezca todo lo que había en él de pecado, de muerte, de fatiga, de sufrimiento, de meramente terreno; todo ello por el Don y la Gracia de nuestro Señor Jesucristo, que Vive y Reina con el Padre en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, ahora y siempre y por los siglos inmortales. Amén. San Pedro Crisólogo

Obispo y Doctor de la iglesia

«La prueba del amor de Dios» El año llega a su fin. Concluye una etapa y vienen las “fiestas”. Pero puede que tal vez este tiempo no sea del todo festivo para ti. Quizás estés pasando por momentos de enfermedad o conflictos familiares, o quizás una difícil situación económica… O tan sólo experimentas cierta tristeza, o una especie de melancolía que ni tú mismo puedes explicar. Pero querido hermano: ¡Navidad es tiempo de milagros! La Palabra de Dios nos dice: “Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez y este es ya el sexto mes de la que se decía que era estéril, porque no hay nada imposible para Dios” (Lucas 1:36-37). Esto le dice el ángel Gabriel a María cuando le anuncia el Nacimiento de Jesús: ¡no hay NADA imposible para Dios! Créelo y recibe al Niño de Belén en tu corazón, porque Él puede y quiere transformar toda realidad dolorosa de tu vida en gozo y paz; y te espera con los brazos abiertos. Muy Feliz Navidad!!!

CRÉELO!!!

«EL

SALVADOR»

NOCHE QUE QUE NUEVA NUEVA VIDA VIDA CONTIENE CONTIENE NOCHE ESTRELLA DE DE INDESCRIPTIBLE INDESCRIPTIBLE LUZ… LUZ… ESTRELLA «LES HA HA NACIDO NACIDO HOY, HOY, EL EL NIÑO NIÑO JESÚS…» JESÚS…» «LES ¡TODO UN UN DIOS DIOS AL AL HOMBRE HOMBRE VIENE! VIENE! ¡TODO EL REY REY DE DE GLORIA GLORIA SE SE HA HA HECHO HECHO POBRE POBRE EL NACIENDO EN EN UN UN AUSTERO AUSTERO PORTAL… PORTAL… NACIENDO TRAE SU SU VIDA, VIDA, AL AL ALMA ALMA MORTAL… MORTAL… TRAE ¡DIOS AHORA, AHORA, ES ES TAMBIÉN TAMBIÉN HOMBRE! HOMBRE! ¡DIOS ANUNCIAN LOS LOS CIELOS CIELOS SU SU SANTO SANTO PREGÓN PREGÓN ANUNCIAN CORO DE DE ÁNGELES… ÁNGELES… CELESTIAL CELESTIAL CANCIÓN… CANCIÓN… CORO «¡PAZ A A LOS LOS HOMBRES HOMBRES QUE QUE AMA AMA EL EL SEÑOR!» SEÑOR!» «¡PAZ MISTERIO DE DE AMOR AMOR ES ES LA LA NOCHEBUENA NOCHEBUENA MISTERIO DIOS «IRRUMPE» «IRRUMPE» EN EN LA LA HUMANA HUMANA ESCENA… ESCENA… DIOS «¡HOY LES LES HA HA NACIDO… NACIDO… EL EL SALVADOR!» SALVADOR!» «¡HOY

JUAN JUAN CARLOS CARLOS


Luego del obsequio que la Comunidad “Santa María” enviara a S.S. Benedicto XVI (un reloj con un pez en su cuadrante tallado a mano por Juan Carlos Hovhanessian y trece brillantes incrustados), recibimos una hermosa Carta desde el Vaticano donde se agradecía este gesto de comunión, respeto y amor filial hacia quien

como sucesor de Pedro, tiene la misión de ser el Pastor Universal de la Iglesia (ver Edición 113 de «El Poder del Espíritu»). Recientemente, recibimos también la Bendición Apostólica. Con gran emoción, agradecemos profundamente esta bendición de Su Santidad que nos llena de gozo y fortaleza, para ser siempre

fieles instrumentos al servicio del Evangelio. Y agradecemos al Señor por PÁ nuestro Sumo Pontífice: G. 5 Benedicto XVI, con enorme estima y reconocimiento por esta tarea que el Señor le encomendó.


G PÁ

.6

hombre obediente, hombre de fe

San José, hombre obediente a los mandatos divinos, es elegido por Dios para ser parte fundamental del plan de salvación: habría de ser el padre terrenal de Jesús. El «santo del silencio» tiene el privilegio y la alegría única de ser el padre terrenal de Jesús. No se conocen palabras expresadas por él en la Biblia, mas su accionar está siempre alineado a la voluntad de Dios. Con el embarazo de María, José es probado en la fe. No conoce el misterio de la Encarnación (Lucas 1:26-28), por eso resuelve abandonarla en secreto, para evitar la deshonra de su prometida. Pero el Ángel del Señor se le aparece en sueños (Mateo 1:28-25) y entonces José acepta su misión. Casto varón, íntegro, de «una sola pieza», mantiene la unión conyugal, en comunión de corazones por amor a Dios. Un par de tórtolas es lo que ofrecen en el Templo, el carpintero y su esposa la Virgen María (Lucas 2:22-24). La ofrenda más humilde… Después llega el momento de abandonar su tierra (Mateo 2:1314). La ambición y barbarie del rey Herodes, les obliga a huir a Egipto. ¡Cuántas dificultades se le presentan a este justo varón! Lejos de sus parientes, en un lugar con otras costumbres, otras tradiciones, otra lengua... Pero no está solo, el Espíritu Santo le da fortaleza y coraje para proteger a su familia. Templanza para sobrellevar el destierro. Seguramente trabaja con esmero, con corazón alegre comparte y enseña. Escucha y aconseja con una sabiduría donada por el Altísimo. Pasan los años y regresan a Nazaret (Mateo 2:19-23). Cuántos sueños y proyectos. ¡Qué felicidad estar otra vez con su gente! En tanto el Niño va creciendo en estatura y Gracia delante de Dios (Lucas 2:39-40). José no aparece en el relato de las bodas de Caná, ni a los pies de Jesús en la Crucifixión. Tampoco en el Cenáculo en Pentecostés. Sale de nuestra visión silenciosamente, como inadvertido. Un hombre de acción. Celoso guardián y tierno protector, laborioso, emprendedor. Acompaña a su hijo con amor. Patriarca San José: a ti miramos para ver la vida de un hombre de Dios. Modelo de fe, piedad y justicia, fuiste elegido para la gran misión. ¡Soldado fiel del Señor! Hugo Rucci

Según prescribía la Ley, cuando una mujer daba a luz debía esperar un tiempo determinado para su purificación. Dependiendo de si era varón o mujer, la cantidad de días sería diferente. En el caso de un niño era así: siete días luego del parto, al octavo se le circuncidaba y luego treinta y tres días más, hasta que su madre quedaba por completo purificada. Hasta ese momento la mujer no podía acercarse a los lugares sagrados ni tocar ninguna cosa santa (Ver Levítico capítulo 12). María, al dar a luz al niño Jesús, cumplió exactamente con todo, pues leemos en la Escritura: “Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le puso el Nombre de Jesús…” (Lucas 2:21). “Cuando se le cumplieron los días en que debía purificarse, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor…” (Lucas 2:22-23). Tanto María como José se mantuvieron en la observancia de la fe de sus padres, y así también lo hicieron con su niño: Jesús.

¿LO SABIAS?

Como familia espiritual

«ESA «ESA LUZ» LUZ»

El domingo 22 de Noviembre, un grupo de 150 hermanos de la Comunidad “Santa María” realizó una salida recreativa. La misma se llevó a cabo en un predio ubicado en la localidad bonaerense de Pontevedra, en un hermoso lugar que dispone de una gran superficie y de todas las comodidades para disfrutar del día (parque, campo de deportes, parrillas, quinchos, juegos para niños, etc.). Muchas familias, adultos, jóvenes y niños gozaron de un día de esparcimiento y diversión. Se preparó asado para el almuerzo; hubo partidos de voley y de fútbol y hacia la tarde compartimos la merienda, antes del regreso. Agradecemos profundamente al Señor por esta jornada tan especial, y por la gracia de poder vivir en Comunidad, como verdadera familia espiritual.

San Agustín, en su libro «Confesiones», relata el camino que siguió para conocer a Dios y cómo a partir de ese conocimiento pudo descubrir que en Él estaba la luz que habría de guiarlo hasta su último día. Nosotros también debemos, como ese gran santo de la Iglesia, seguir «esa Luz» -la Palabra de Dios (ver Salmo 119:105)y poder, a su vez, ser «lumbrera» para todo aquel que camine a nuestro lado. Nuestro deleite es estar en la Presencia del Señor… y lo demás viene por añadidura. ¡¡¡Aleluya!!!

Celia M. de Hovhanessian

«Confía «Confía en en el el Señor Señor yy haz haz lo lo bueno, bueno, vive vive en en la la tierra tierra yy mantente mantente fiel. fiel. Ama Ama al al Señor Señor con con ternura, ternura, yy Él Él cumplirá cumplirá tus tus deseos deseos más más profundos. profundos. Pon Pon tu tu vida vida en en las las manos manos del del Señor; Señor; confía confía en en Él, Él, yy Él Él vendrá vendrá en en tu tu ayuda» ayuda»

Salmo 37:3-5


La oración es «un arma poderosa» que Dios nos dio. Jesús oraba, por tanto imitemos Su manera de orar. Veamos algunos de esos momentos: Lucas 3:21-22 «Todo el pueblo se estaba bautizando. Jesús, ya bautizado, se hallaba en oración, se abrió el cielo, bajó sobre él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado». Luego de esta oración vino sobre Jesús el Espíritu Santo. Este pasaje nos enseña que es a través de la oración que «los cielos se abren» y desciende el Espíritu Santo sobre nosotros. Y no sólo eso, si no que además podemos oír la voz de Dios que nos llama «hijo», pues al orar tú dices: Padre Nuestro. La oración trae a nuestras vidas el poder tener con Dios una relación filial de Padre e hijo. Marcos 1:35: «De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario y allí se puso a hacer oración». Mira lo que sucedió mientras Jesús estaba orando: «Simón y sus compañeros fueron en su busca; al encontrarle, le dicen: «Todos te buscan.» El les dice: «Vayamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para que también allí predique; pues para eso he salido.» Y recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.» (vs. 36-39). ¿Cuál fue el fruto de la oración? L a predicación. ¿Queremos tener predicaciones con todo el Poder del Altísimo? Oremos, porque cuando oramos se expande el Reino de Dios. Por supuesto que la acción (ir a predicar, hablar a otros acerca de Jesús) es fundamental, pero si no oramos antes -como lo hizo Jesúsla pr e d i ca ci ón s e r á « dé bi l y vacía». Cuando oramos se abren puertas y nuevos caminos para llevar la Palabra de Dios y así muchos conocerán a Jesucristo como Señor y Salvador. Lucas 5:15-16: «Su fama se extendía cada vez más y una numerosa multitud afluía para oírle y ser curados de sus enfermedades. Pero él se retiraba a los lugares solitarios, donde oraba». ¡Oraba! ¿Sabes dónde está la fuerza de un servidor, de un líder, de un sacerdote, de todo creyente? En la oración. Cada uno de

nosotros, como obreros de la viña del Señor, debemos darle gracias a Dios y orar diariamente. Hermano querido, luego de orar vienen a nuestra vida: entendimiento, sabiduría y paz. La oración hace que mantengamos el equilibrio espiritual, nos mantiene unidos al Señor. Marcos 6:45-46: «Inmediatamente obligó a sus discípulos a subir a la barca y a ir por delante hacia Betsaida, mientras él despedía a la gente. Después de despedirse de ellos, se fue al monte a orar». Esto es lo que sucede luego de la primera multiplicación de los panes, donde Jesús dio de comer milagrosamente a más de 5000 personas. Después de tremendo milagro, Jesús fue a orar. Él oraba siempre. Entonces, querido hermano… ¡¿qué a ti, que a mí?! La oración hace milagros, hace realidad aquello que para nosotros es imposible. ¡Dios ve a los que oran! Al que ora Dios le ve, le bendice. Ora, ora mucho: ORA COMO JESÚS. Lucas 9:28-29: «Unos ocho días

«¡AÑO NUEVO EN EL SEÑOR!»

sus discípulos: Señor, enséñanos a orar…» (Lucas 11:1). Y el Señor les enseñó el Padre Nuestro. Ahora bien, todos aquellos que en la Iglesia tienen la misión de enseñar, catequizar, de ser formadores, deben

cumplir esta maravillosa tarea como fruto de la oración y -por supuestodel estudio de la Palabra de Dios. Quien no cuida su vida de oración, no puede luego enseñar acerca de cosas espirituales; pues él mismo no está viviendo en comunión, en intimidad, en la relación Padre-hijo con el Señor. Jesús oró cuando su alma estaba turbada: «Ahora mi alma está turbada. Y ¿qué voy a decir? ¡Padre, líbrame de esta hora! Pero ¡si he llegado a esta hora para esto! Padre, glorifica tu Nombre…» (Juan 12:27-28). Se acercaba la hora crucial de Jesús y en ese momento ¿qué hizo? ¡Orar! Cuando alguien ora, cuando glorifica el Nombre de Dios, cuando le busca en el momento de angustia: la paz de Dios viene a su vida para guardar su corazón (ver Filipenses 4:6-7). Si tú, querido hermano que estás leyendo esto, te hallas atravesando problemas, dificultades, te sientes agobiado… esta Palabra es para tu

Lo importante es

Una cena bien servida, un brindis especial, frutas secas, pan dulce, mucho ruido e intercambio de regalos en una reunión familiar... Los preparativos previos incluyen la efusiva y

EN «AÑO NUEVO… VIDA NUEVA» EL MUNDO ESTO ASÍ LO APRUEBA PARA DESCUBRIR AL FIN CON DOLOR QUE TODO EN LA VIDA SIGUE IGUAL Y A VECES, HASTA EMPEORA EL MAL… ¡FRACASOS, TRISTEZAS… SINSABOR!

«animada» conversación para determinar dónde nos

PARA UNA «VIDA NUEVA» EN VERDAD, EN PAZ, EN AMOR Y EN PROSPERIDAD ¡DEJA ENTRAR EN TU VIDA AL SEÑOR! SÓLO EN JESUCRISTO HAY ALEGRÍA, LIBERTAD, FORTALEZA Y ARMONÍA… ¡CON ÉL, TÚ SERÁS UN VENCEDOR!

nacimiento del Salvador: nuestro Señor Jesucristo. Jesús

reuniremos este año.

Seguramente habrá un pariente

disfrazado de papá Noel, para alegría de los más pequeñitos. Y así pasa todos los años. Todo esto es lindo, pero... ¿No te da la sensación de que el verdadero motivo del festejo se ha «olvidado» en muchos hogares? En Navidad celebramos el vino para darse por completo y por amor a los hombres. Es Su fiesta lo que estamos celebrando. El Nacimiento del Único, del Cristo Redentor, que vino para Salvación del hombre todo y de todos los hombres. Por eso, en esta Navidad, lo

PRUEBA Y VERÁS, GRANDE ES SU AMOR NO ACEPTES MÁS NINGÚN ENGAÑO, CONSAGRA A CRISTO EL NUEVO AÑO… Y «¡FELIZ VIDA NUEVA EN EL SEÑOR!»

más importante no es la comida ni con quien y donde lo

JUAN CARLOS

entonces habremos comprendido el verdadero motivo de la

FELIZ 2010

7

COMO JESÚS ORABA

Para que la oración sea «efectiva» hay que conocer la Palabra de Dios y permanecer firme en Ella después de estas palabras, tomó consigo a Pedro, Juan y Santiago, y subió al monte a orar. Y mientras oraba, el aspecto de su rostro se mudó, y sus vestidos eran de una blancura fulgurante». Este es el momento de la Transfiguración del Señor. Subió al monte a orar y sucedieron cosas maravillosas. Ahora lleva esto al plano de tu vida. Cuando alguien ora accede a la Presencia del Señor; y con esto Jesús tiene otra enseñanza para nosotros: si oramos como Él nos enseñó, la sombra del Altísimo nos cubrirá -como declara el Salmo 91- y moraremos al amparo del Todopoderoso. Es ahí cuando Dios derrama Su Gracia en nuestras vidas, cual vasijas de barro rendidas a Su Voluntad. En la oración, el inefable Poder de Dios transforma nuestras vidas. Jesús oró, precisamente, antes de enseñar a sus discípulos a orar: «Estaba él orando en cierto lugar y cuando terminó, le dijo uno de

G.

celebremos. Lo importante es Jesús, adorarle y recordar por qué y para qué Él -que es el Verbo Eterno- se hizo carne y habitó entre nosotros. Si Él está presente el día de Su fiesta, celebración. Y en ese ágape, reunidos alrededor de una mesa, viviremos el verdadero sentido de la Navidad. Lidia I. de Papazian

vida: Ora, y tendrás paz en medio de «la tormenta» y la convicción de que: ¡el Señor está contigo! En Juan 17 también lo vemos a Jesús orando. Todo el capítulo es una oración de Jesús por sus amigos. Y eso mismo es lo que nosotros debemos hacer: orar por los amigos, los hermanos en la fe, la familia; intercediendo ante el Padre por ellos para que siempre tengan el favor de Dios en sus vidas. Jesús oró por sus perseguidores y los perdonó desde la Cruz. El perdón es fruto de la oración. «Jesús decía: «Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen» (Lucas 23:34). La oración debe acompañar toda la vida del creyente, tanto la oración personal como también la oración comunitaria, porque recuerda que cuando vino el Espíritu Santo (Pentecostés) los creyentes estaban reunidos en oración (ver Hechos 1:14). Recuerda lo que dice Jesús: «Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos» (Mateo 18:20). Finalmente, debes saber que para que la oración sea «efectiva» hay que conocer la Palabra de Dios y permanecer firme en Ella. Jesús nos dice: «Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis.» (Juan 15:7). ¡Que Dios te bendiga! EXTRAÍDO DEL MENSAJE PREDICADO POR

DIEGO HOVHANESSIAN EN ABRIL DE 2006

Jesús


Y sucedió que... Los pastores El ángel PÁ

«...envió Dios el ángel Gabriel a un pueblo de Galilea, llamado Nazaret…» (Lucas 1:26). Los ángeles son siervos y mensajeros de Dios. Ellos son enviados por Dios para protegernos: «que Él ordenará a sus ángeles que te guarden en todos tus caminos» (Salmo 91:11); y también son todos ellos espíritus servidores, con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación (ver Hebreos 1:14). El ángel Gabriel le anuncia a nuestra madre, la virgen María, que ella iba a concebir y dar a luz a Jesucristo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús» (Lucas 1:30-31). El ángel Gabriel anuncia también el nacimiento de Juan el Bautista «...Yo soy Gabriel, el que está al servicio de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena noticia» (Lucas 1:11-19).

«Hágase...»

«Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu Palabra» (Lucas 1:38). Esta frase nos muestra la obediencia incondicional de María al Señor; de la misma manera tenemos que obedecer nosotros a Dios.

José

Él crecía

«Bendita tú...»

«Bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; ¿cómo así viene a visitarme la madre de mi Señor?»(Lucas 1:42-

Luego de la Anunciación del Ángel, María se dirige hacia Ain Karim, a visitar su prima Isabel, la cual por milagro de Dios y siendo estéril, había concebido en la ancianidad y se encontraba en el sexto mes de embarazo de Juan el Bautista. Isabel reconoce a María como la «Madre del Señor» y la llama «¡Feliz!». En ese momento María alaba a Dios por el favor concedido y pronuncia lo que hoy conocemos como el «Magnificat» (ver Lucas 1:39-56).

El pesebre

8

«Había en la misma comarca unos pastores (…) El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» (ver Lucas 2:8-20). El evangelio de Lucas presenta como primeros conocedores del nacimiento de Jesús a los pastores. «He aquí cómo los ángeles anuncian a los pastores el nacimiento del Pastor principal, que nace y se manifiesta como un cordero en un establo.» (Griego). «Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes Él se complace». Los ángeles piden la paz para los hombres que ama el Señor; así pues, no hay paz para los malvados (Isaías 57:21), pero sí la hay abundante para los que aman a Dios «Os dejo la paz,mi paz os doy» (Juan 14:27).

«…una virgen desposada con un hombre llamado Jos酻 (Lucas 1:27). Cuando un joven judío deseaba casarse, preparaba un contrato de matrimonio llamado kituba -el cual enumeraba las obligaciones entre marido y mujer- y se lo presentaba a la muchacha, proponiéndole matrimonio (desposorio). Si ella aceptaba desde ese momento los dos estaban desposados así como María y José (Lucas 1:27). Por lo menos pasaba un año entre el desposorio y el matrimonio. Fue durante el período entre el desposorio y el matrimonio, que María se encontró encinta por obra del Espíritu Santo.

43).

G.

«Y «Y sucedió sucedió que, que, mientras mientras ellos ellos estaban estaban allí, allí, se se le le cumplieron cumplieron los los días días del del alumbramiento, alumbramiento, yy dio dio aa luz luz aa su su hijo hijo primogénito, primogénito, le le envolvió envolvió en en pañales pañales yy le le acostó acostó en en un un pesebre, pesebre, porque porque no no tenían tenían sitio sitio en en el el alojamiento» alojamiento»

«Y fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre» (Lucas 2:6-7) (Lucas 2: 16). La palabra pesebre, significa establo, caballeriza, corral, cuadra, etc. Jesús, el «Cordero de Dios», nació en un pesebre, lugar habitual para los corderos (ver Juan 1:29-36 * Isaías 53). En el pesebre contemplamos a la Sagrada Familia: María, José y el Niño Jesús.

«Jesús crecía en sabiduría y edad y gracia ante Dios y ante los hombres» (Lucas 2:52). «Dice, pues, ante Dios y ante los hombres, porque primero se debe agradar a Dios y después a los hombres» (Teofilacto). Según la tradición judaica, de pequeño, el niño estaba siempre al cuidado de su madre, pero a medida que crecían, los varones participaban del oficio de su padre. En su infancia, Jesús, seguramente, aprendió el oficio de carpintero. También, junto a José, su padre, participaría de la vida religiosa, estudiando las Escrituras y familiarizándose con la Ley. La infancia y juventud de Jesús, nos habla hoy de obediencia, sumisión a los padres, «…y les estaba sujeto» (Lucas 2:51) de trabajo, dedicación, fe.

Obediencia «Cumplidas todas las cosas según la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a la ciudad de Nazaret» (Lucas 2:39)

Al volver Jesús a la ciudad de Nazaret se cumplió así lo dicho por los profetas: que sería llamado Nazareno (Mateo 2:23) Según la ley de Moisés: «todo varón primogénito será consagrado al Señor…» (Lucas 2:22-23) Cumpliendo con esta ley María y José «llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor». Esta actitud debe ser para nosotros un ejemplo a imitar: nuestra vida tiene que estar consagrada al Señor, en obediencia siempre a Su Palabra.

PERIODICO "EL PODER DEL ESPIRITU" N115  

JESUS HA NACIDO NAVIDAD 2009

Advertisement