Page 22

portada Unidos asistió al célebre acto contra la constitución de 1980 realizado en el Teatro Caupolicán, donde el orador fue el ex presidente Eduardo Frei Montalva. Ahí se sentó en primera fila junto a José Piñera carvallo, su padre. Fue patrocinador de la campaña del “No”, siendo cercano a Patricio Aylwin, quien lo quería en la Democracia Cristiana, y Genaro Arriagada, coordinador de la campaña y militante del PDC. Luego de apoyar la opción del “No” para el plebiscito del 88’, fue cercano a las pre-candidaturas de Andrés Zaldívar y de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, distanciándose luego de quedar claro que el elegido sería Aylwin. Hasta hoy dice que para los plebiscitos del 78’ del 80’ su voto fue negativo. Sin embargo, sería el jefe de campaña de la carrera presidencial de Hernán Büchi, dándole renovación a la imagen de la derecha, pero alejándolo definitivamente de los círculos democristianos. Sin embargo, las oscilaciones de Büchi y su renuncia lo dejarían fuera de escena. Más tarde Büchi retomaría la campaña, pero sin su presencia. En 1989 postuló como candidato independiente a las elecciones parlamentarias de 1989, pero dentro del Pacto Democracia y Progreso, conformado por la UDI y RN, siendo elegido Senador por la 8ª Circunscripción o Región Metropolitana Oriente, con el 22,77 por ciento de los votos. En su labor integró las Comisiones de Hacienda, de Derechos Humanos, de Salud y Medio Ambiente y Bienes Nacionales. Una de sus mociones, que generó polémica en el último debate presidencial fue la que él mismo retiró, que intentaba extender hasta el 11 de marzo de 1990 la

22 / 22 DE ENERO DE 2010

amnistía concedida a autores de violaciones de Derechos Humanos en el gobierno de Pinochet. El lapso original contempló desde el 11 de septiembre de 1973 hasta el 10 de marzo de 1978. En marzo de 1990 se incorporó oficialmente al Partido Renovación Nacional, mostrando por primera vez sus intenciones de postular a la Presidencia de la República en 1992. Sin embargo, un recordado escándalo protagonizado por él, Ricardo Claro y Evelyn Matthei, arruinaría sus planes.

“En 1988 la fortuna del hoy presidente electo se estimaba en 50 millones de dólares y hoy, casi 22 años después, bordea los 2 mil y está entre los mil hombres (701) más ricos del mudo según la revista Forbes” El 23 de agosto de 1992, el magnate Ricardo Claro, fallecido el año pasado, transmitió en vivo una conversación telefónica grabada secretamente por agentes de inteligencia del ejército. Piñera tenía intenciones de ponerle una trampa a su contendora presidencial en una entrevista televisiva a través del periodista Jorge Andrés Richards. Esto para dejarla fuera del escenario político. Ambos candidatos renunciaron a sus postulaciones. El empresario indagaría sobre el espionaje ordenado por sus adversarios en la misma derecha, pero en mayo de 1993 un

grupo desconocido secuestró a uno de sus hijos durante varios minutos. Los sujetos lo hicieron comunicarse por teléfono y lo amenazaron con represalias si seguía investigando el caso. A largo plazo, Piñera salió favorecido, luego de que se demostrara que grupos pinochetistas estaban tras tal acción. No obstante, el militante RN sería una de las figuras centrales en un acto realizado el 28 de diciembre de 1998, contra la detención de Pinochet en Londres, demandada por el juez español Baltasar Garzón. Piñera fue proclamado candidato a la Presidencia por Renovación Nacional, luego del fracaso de Joaquín Lavín contra Ricardo Lagos en 1999, pero luego de cinco meses de campaña fue presionado a bajarse para darle otra oportunidad a Lavín. A pesar de eso se convertiría en presidente de Renovación Nacional en 2001. Se ofreció, entonces, para postular al Senado por la quinta región Costa, en 2001, pero nuevamente tendría problemas. La UDI preparaba como su aspirante en esa circunscripción al Comandante en Jefe de la Armada de Chile, Jorge Arancibia, a quien Ricardo Lagos le pidió la renuncia inmediata. Una vez más, Piñera bajó su candidatura, a cambio de que Lavín apoyase a candidatos de RN durante la campaña parlamentaria. En 2004 tuvo que renunciar a su cargo en la presidencia de RN luego de fuertes declaraciones entre él y Pablo Longueira, en ese entonces presidente de la Unión Demócrata Independiente. El Caso Spiniak y las acusaciones contra el UDI Jovino Novoa colmaron la prensa y alarmaron a la opinión pública. Tras la debacle, Longueira y Piñera abandonaron sus cargos.

El Periodista 186  

Edición 186

Advertisement