Page 17

o partidos en los últimos años. El triunfo de Sebastián Piñera, por un 51,6% de la votación, no implica por sí mismo un crecimiento de la centro derecha, sino que más bien el surgimiento de un porcentaje de la población que asume una posición liberal, abandonando las tradicionales concepciones de izquierda y derecha. En otras palabras, este triunfo no es necesariamente el resultado de una mejor oferta ideo-

“El triunfo de Sebastián Piñera, por un 51,6% de la votación, no implica por sí mismo un crecimiento de la centro derecha, sino que más bien el surgimiento de un porcentaje de la población que asume una posición liberal, abandonando las tradicionales concepciones de izquierda y derecha” no sucedió necesariamente con los partidos políticos. Son justamente estos elementos los que han permitido a Chile avanzar de manera sostenida hacia el desarrollo. En este sentido, los partidos que componen la Concertación fueron entregando la responsabilidad de canalizar las demandas

a los gobiernos, dejando de lado el rol que les corresponde como articuladores de las demandas ciudadanas. Con ello, no sólo se genera el desgaste propio de una coalición que gobierna por tantos años, sino que se genera una crítica interna y pública al proceso de concentración de poder que se vive al interior de los

lógica, sino que es la consecuencia de un cambio social que los partidos no han logrado incorporar en sus lógicas políticas y que termina expresándose en los liderazgos que disputaban el poder. Por otra parte, la victoria de Piñera representa la llegada al poder de una 22 DE ENERO DE 2010 / 17

El Periodista 186  
El Periodista 186  

Edición 186

Advertisement