Page 1


1. Jesus Ricca (web) 2. Jose Luis Garrido 3. Francisco 6. Carlos Bello 7. Vicente Toti 8. Antonio Ruiz (web) 9. Ivan Rodrig 12. Ventolera Volaverunt 13. Natalia Vilches 14. Koldo


o J. Garrido (blog) 4. Gonzi DĂ­az (blog) 5. ZAM (blog) guez (blog) 10. Miguel Lacha 11. Lino Agudelo (web) Carro (web) 15. Kangrejo 16. Currito MartĂ­nez (web)


SUMARIO EDITORIALLAONUBA LUIS FELIPPERGONZI ELECCIONES EN ZOMBILANDIA CARLOS BELLO ZOMBIELECCIONES 2011 CANGREJO ERH KEVINH LA ISLA DEL FE GARRIDO BARROSO TEST “ERES MARICON?“ERTONY A LACHAZO LIMPIO MIGUEL LACHA NANO EL MARCIANO HUERVANO JESUS RICCA CHOCUS TAXONOMICUM IVAN RODRÍGUEZ DIARIO DE UN MUTANTE ERTONY PEPE RECREZAM PP POWERZAM


DESPIDE CON HUMOR ADIOS A LA LEY DE IGUALDADERTONY LA NUEVA GENERACION DE MUJERESVENTOLERA FOTONOVELAS PINCHO Y CORTO (KOLDO / CURRITO MARTINEZ)

COMO IR VESTIDO A VOTARJOSE LUIS GARRIDO LA BOLAJOSE LUIS GARRIDO DIAS DE CINENATALIA DICE TOTI VICENTE TOTI MUNDO PETARDO CURRITO MARTINEZ

COME NABO VENTOLERA HEDOR 404 Y TU QUE PINTAS KOLDO CRIOGENIZATE EN VIDA ERTONY


Apuntarse al pepé que Vengo del futuro… ¡Y no estáis allí! Ya hemos lavado La Mancha, a pelo, y no hemos dejado ni rastro de sanidad y educación públicas. ¡Con un solo lavao! ¡Este es el poder del Megapearls Oxiaction PPlus!

Lo siguiente son las prestaciones, las dependencias y esas leches. Lavamos Neutro, sin matices y No devolvemos ni el dinero ni arreglamos pamplinas colaterales. No es más barato y No hay Hoja de Reclamaciones. Si os quejáis id al Puta Calle, allí os espera mi Policía, Mi NazionalCatolicismo y la Momia de Norma Duval para amenizar con cultura entre hostias, porrazos y pelotazos. ¡Que os veo venir!

Así que espabilarse y apuntarse al cambio. No es una oferta, es un ultimátum ¡Vengo del futuro y no estáis allí!


Elecciones en

Zombilandia Evaristo Quintanilla, DeadCock-20/11/2011

DeadCock, la capital de Zombilandia, ha amanecido tranquila como otro domingo cualquiera a pesar de la celebración de la jornada electoral. Acostumbrados a no alterarse por los espeluznantes gritos de los pocos humanos que aún no han sido transformados y resignados a andurrear sin sentido por calles rebosantes de harapos, gruñidos, desesperación y carne podrida, la novedad ha sido recibida por la inmensa mayoría de los votantes con algo de agrado, una pizca de ilusión

y mucha curiosidad. “Ya era hora que pasara algo nuevo; la verdad, nos estábamos todos amuermando”, nos cuenta Giorgio Zonotone, nuestro cicerone en la exploración de la ciudad más peligrosa del mundo. Nuestra aventura comienza en un viejo contenedor de basura convertido en urna por la Zombijunta Electoral. Allí, a pesar del calor que nos proporcionan nuestras armaduras de protección y del persistente aroma a


carroña, aguantamos de pié, estoicamente, mientras colas de zombis depositan su voto en un alarde de civismo y buen apetito. Dado que en las elecciones en Zombilandia cada votante muerde a su candidato preferido, arrancándole del ya exhausto pellejo, la ristra de carne que quiera o pueda, las urnas se van llenando de brazos, manos, orejas, y demás colgajos hasta que es necesario vaciar el contenedor y reiniciar el proceso. Cada vaciado supone un nuevo recuento y, si tenemos en cuenta la legendaria gula de los zombis, la participación puede alcanzar niveles hasta ahora nunca soñados por los promotores de la democracia. Ni siquiera mengua las colas la llegada de la noche, fría en DeadCock, Da igual,los zombis, por si no lo sabíais, queridos

lectores de El Percá, no duermen. Ya que las urnas permanecen abiertas indefinidamente, día y noche, apenas existe la abstención, el voto nulo es imposible, el voto en blanco, no digamos, y cada elector puede repetir su ejercicio al voto las veces que considere, la única forma de satisfacer las demandas del electorado es que cada lista electoral la integren unos dos millones de candidatos. Esto, claro, genera problemas. Entre ellos, una encendida y pasional competencia por el voto. “!Mordedme, hijos de puta!” grita desaforadamente un candidato de la UDZ ( Unión Democrática Zombi) que pasa a nuestro lado. Nos intriga, y a la vez nos divierte, esta entrañable costumbre de los políticos zombis de insultar a sus electores durante la campaña. “Sólo buscan


que los mordamos” afirma Carmencita Iribarne, una veterana zombi de 21.169 años de edad. “Estoy harta de escuchar verdades!, nos comenta. No nos resistimos a preguntarle a Carmencita por el sentido de su voto y ella nos responde, sin dudarlo:”Pues mire, usted, yo, al principio, pensaba votar a Rosa Díez, pero, al final, me he decidido por estos jovencitos, ¿cómo se llamaban?. Este..Hitler!! Hitler uno y Franquito, el otro. Verá, yo les voto porque estoy hasta el occipital de estos vampiros joputas que nos quitan la carne fresquita y sé que ellos van a hacer todo lo posible por acabar con esa lacra..Con ellos y con los Hombres-Lobo. !Semejante chusma! !Qué se vayan a su bosque!!” grita, mientras retienen entre sus atrofiadas encías, la minga de Franquito. “Espero que

la cuenten. Es que es muy pequeñita y apenas se ve”. La charla con Carmencita nos hace pensar. ¿Qué es lo que le preocupa a un zombi? La mayoría de los votantes con los que podemos hablar se quejan del elevado coste de la muerte y de la falta de expectativas. “No hay nada que hacer”, nos revela, Germinal Perillovski, un joven zombi de apenas 135 añitos, que lo tiene claro: “Los vampiros y los Hombres-Lobo no son el problema. Es más, son unos pobres desgraciados como nosotros. El problema es que no hay apenas humanos a los que comerse y la gente pasa hambre y, encima, se aburre. La élite momificada tiene oculta a las pocas reservas de carne humana viva disponible para su uso privado, mientras nos


venden sucedáneos a precios de oro. Eso es un asco, a un zombi lo que le gusta es morder a alguien que esté vivo, otro zombi no tiene gracia, y prueba a morder a un gato o a un puerco espín.” Algo cohibidos por su clarividencia, decidimos investigar quienes son esas momias que dominan la riqueza de Zombilandia. Para ello, nos atiende amablemente, en su desvencijado sarcófago, nada más y nada menos, que la momia que, según pronostican todas las encuestas, tiene todas las papeletas para vencer en las elecciones: D.Adolfo Marianez Rajobalcaba. Con rastros de mordedura hasta el corvejón, la elegancia de Rajobalcaba se advierte en la esplendidez de sus vendas y la donosura de sus pitracos. “Es cierto que aquí mandamos las momias”, confiesa. “Y así

va a ser durante milenios, si estos gilipollas no espabilan, claro” nos advierte.”Mi programa electoral es muy sencillo, Para empezar, me meo en la Ley de Dependencia. Como ustedes podrán deducir, esto es una putada en un país dónde a todo el mundo le falta, como mínimo, una pierna” ríe, desvergonzado. “Luego hay que decirle a la gente que somos muchos los que nos dedicamos a la política, las finanzas y a jugar al golf con las rótulas de nuestros vecinos pobres y que la inmensa mayoría somos unos golfos y tenemos nuestras necesidades. Yo en cuanto pueda robar algo lo voy a hacer. Hemos tardado siglos en construir una sociedad basada en mordernos unos a otros y no pienso malgastar esa herencia”. Y dicho esto, me mordió.


Hoy:

Promotoris vulgaris

La naturaleza es como un tahúr que guarda ases en la manga. Hace aparecer y desparecer especies antes de que podamos siquiera apercibirnos. Un caso fascinante de brote ecológico entrópico e inesperado podría ser el del promotoris vulgaris. Aunque hoy nadie lo recuerda, hubo un tiempo en que este animalillo pobló –y superpobló- nuestras avenidas y parques.

El promotoris no era un bicho agraciado. Solía lucir una barriga en forma de bulbo protuberante, pelaje grasiento pegado al cráneo y un apéndice de piel velluda desarrollado en torno a la cintura con la funcionalidad de guardar el teléfono móvil. Al sonreír dejaba ver una dentadura afilada y brillante. Un poco a la manera de los tiburones justo antes de cercenar una presa de


una dentellada. También se desplazaba siempre en artilugios cromados que consumen grandes cantidades de hidrocarburo y es cosa común que disponga de un medio de transporte acuático atracado en algún puerto deportivo. Al igual que el cuco cabildiensis o el ursus rocierus, de los que ya nos hemos ocupado en esta sección, pertenece al subdominio animal parasitario. Es decir, de los que la lían parda con facilidad.


Es bien sabido que todos los seres vivos necesitan un lugar en el que cobijarse. Hasta la llegada del promotoris, las opciones de residencia más frecuentes del reino animal han sido las ma-

drigueras, los nidos o las cuevas. Sin embargo, esta especie desarrolló una habilidad especial dedicada a la construcción de viviendas para el resto de criaturas de su entorno. Viviendas caprichosamente diseñadas y de frágil hechura que, en realidad, ningún animal necesita. Sin embargo, el promotoris utiliza materiales campestres (una hoja de colorines aquí, un armazón de ramitas por acá) para colocar vistosos reclamos en los que proclama, para todo aquel que


quiera prestarle atención, lemas de dudoso atractivo como “primeras calidades”, “vistas al mar” o “zonas verdes”. Sin embargo, el reclamo funciona y cuando el incauto se acerca a preguntar, antes de que pueda decir pío, mú o cualesquiera otra de las onomatopeyas que representan los bellos sonidos de nuestra fauna, se encuentra atrapado en un hipoteca de por vida y trabajando como una hormiga dopada para pagarse el caprichito. No hay uno (ni una) que, contemplando ascender aerostáticamente los intereses de su hipoteca, no se diga a sí mismo: porqué no me habré quedado yo en mi espaciosa madriguera… Sin embargo, cuando menos lo esperábamos, el promotoris vul-

garis desapareció de nuestros campos y ciudades. Sí, dejó tras de sí un horrendo espectáculo de colmenas de hormigón pintadas de colores vivos, solares abandonados y plazas despobladas. Y sí, la vida fue mucho más tranquila desde entonces. Sin embargo, un cambio en el entorno (por ejemplo, un giro urbanístico o un plan anticrisis vigoroso) podría hacerlo resurgir en cualquier momento, quizás hasta urbanizar la última parcela de nuestra madre tierra. Mientras ese momento llega, este zoólogo bizarro que les habla sólo puede aseverar: en ocasiones veo… promotores. La leche. Dr. Frente para El percá. do son buenos.


Deja de llamar “compañero” a tu marido y llámalo “mi marido”, y no se te ocurra hablar de sexo cuando estés en público. ................................................................................... Sigue ocupándote como hasta ahora de los niños, pero en vez de decir los “joputa niños”, debes hablar de las bondades de la maternidad y la felicidad de la familia. ................................................................................... Sigue llevando los niños a colegios concertados, pero a partir de ahora, deja de hablar de lo importante que es la educación pública. ................................................................................... Si trabajas, no dejes de hacerlo, pero laméntate del tiempo que no le dedicas a la familia. Si no trabajas, sonríe... el paro es bueno para el cutis y para el suelo del piso. ................................................................................... No te preocupes si tu marido te ayuda en las tareas del hogar, eso no te convierte automáticamente en feminista. Saca partido de esta situación y vuelve a hablar de lo importante que es para ti dedicar tiempo a la familia.

Esfuérzate en modificar tu lenguaje. Todo lo que antes era “guay” ahora tiene que ser “ideal” ................................................................................... Cuidar tu imagen es fácil, tras las elecciones tendrás a tu disposición una amplia gama con el vestuario adecuado para cada ocasión… en el chino de la esquina. ................................................................................... Puedes modificar tu estilismo por un módico precio en cualquier academia de peluquería. En cualquier caso, el pelo decentemente recogido y bien peinado arregla cualquier desaguisado. ................................................................................... Casi sin notarlo tendrás unas nuevas aficiones, y te gustarán: tenis, equitación, pádel, snowboard... no tienes que practicarlas todas. Sólo tienes que decir “me encanta” o “es ideal” cuando alguien las nombre. ................................................................................... Apréndete de memoria el horario de misas, así podrás decir en cuál has estado. ................................................................................... La más difícil de todas: Engánchate a Intereconomía… ellos harán el resto.


Pues estoy muy disgustada. Sí, cansa-

da de todo. Esto de las elecciones me ha tenido muy nerviosa. Que si la banca está por los suelos, que si el ibex35 de interés, que si los eres, que si la inflación, ¡estáis todos locos! ¡iros donde pica el pollo!. Que a mí, lo único que me preocupa son pillar las ofertas del Día.

Y es que la cosa está muy mala. Mi

Paco cada vez hace menos portes con la furgoneta, y mi Jessi y el Jhonny están todo el día pidiéndome dinero. Ahora para el botellón, después que se quieren hacer un piercing nuevo, que si la Jessi quiere unos pendientes de oro. Niña, ¿no ves que se te van a rajar las

orejas?. ¡Qué sufrimiento! y encima de todo, se presentan en casa con la Soraya y la Yurena, que no veas como jalan las niñas.

En fin que ya había acabado de reco-

ger toda al casa a las 10 de la mañana, porque me despierto muy temprano. Claro, a las 6 ya se me pasa el efecto de las pastillas y el Paco se levanta para ir a trabajar, que anda que no hace ruido el gachón. Abriendo los cajones, tropezando con todos los muebles y encima me da un beso de despedida con todo el aliento mañanero, que eso despierta a un muerto. Así que me preparaba mi cafelito con mi buen chorreón de coñac Luis Felipe, vamos que me lo re-


galó mi cuñao Luis, pero es marca Hacendado. Me puse a gusto en el sofá y cambiando de canal estaba la película Juana de Arco en el video. ¡Qué mujer!, qué manera de luchar con la espada y qué ovarios más bien puestos. Porque si hoy en día ya hay mucho machista suelto, en aquella época ya sería el colmo.

Lo

interpreta la Milla Jovovich. Cuenta la historia de Juana, una muchacha muy religiosa, que decide luchar contra el ejército invasor inglés. Y muy bien que lo hace. Pero claro, el rey de aquella época Carlos II no se fía un pelo y como hombre que es, tiene que hacer el numerito de esconderse entre su corte y poner a un siervo suyo en su lugar, que seguro sería un becario, por si a la muchacha se le cruzan los cables y le da por matarlo. Me imagino al rey poniendo el siguiente anuncio entre sus empleados: “Oferta de trabajo, se necesita a alguien que haga de yo, es decir


de Rey. Se ofrece talla L de traje. Cotizar una hora en la seguridad feudal. Se requiere experiencia como bufón. Quizás os maten, pero no os preocupéis, que mola. Se recompensará con un sitio en el cielo eterno”. Y los empleados diciendo, “Quillo, que trabajo más guapo, te dejan hasta ponerte la corona del rey. Y encima viene una tía francesa, que está muy buena”.

Total, que Juana llega y como es muy

larga, se da cuenta que el que interpreta al rey no es el rey, sino un impostor. Según ella, lo había visto en visiones divinas, mi opinión es que tomaba de la mala. Pero consigue su propósito, formar un ejército y vencer en varias batallas al ejército inglés.

Viendo esta película, me doy cuenta

de lo que se ha luchado en esta vida, y sobre todo, el sufrimiento de muchas mujeres para conseguir los derechos que disfrutamos hoy en día. Por esta razón, yo voy a votar fijo. ¡Con el trabajito

que nos ha costado conseguir el derecho al voto! Porque para la mujer, esto de la discriminación positiva y cuatro cosas más, es de hace cuatro días. Que hemos estado muy marginadas durante mucho tiempo, y más en política. Hemos servido para llevarle el cafelito al politicucho de turno y poco más. Y si tenías un buen escote, mejor aún. Y míralas ahora, mujeres en todos los partidos políticos, unas mejor que otras. Alguna que otra petarda, pero en general, muy dignas. Aunque algunas me llevan unos tipitos, que con los posibles que tienen ya les vale. Vamos las del PP con esos trajes grises, tipo varonil, con chaquetas imposibles, que se parecen a las monjas de mi colegio o recién salidas de la sección femenina. Las del Psoe, que son como más modernas pero alguna que otra con tanto colorido han ido un poco mamarracha a alguna fiesta, que lo veo en “corazón, corazón”. Por no hablar de las de IU, que parecen que están de resaca permanente y que digo yo, que un poco de pinturitas no las van a


hacer menos progres. Y ya no digo ná de las mujeres de Bildu, que para quemar contenedores no hace falta estar arreglá pero hijas esos pelitos que me lleváis, esos entrecejos y las mallas de lycra y estampados de mercadillo, que no me las compro ni yo. Después hay casos que se entienden, como el de la Merkel. No tiene ni un parado en su país. Está todo el día la mujer trabajando, pues normal no tiene tiempo ni de ir a la peluquería y lo que se ahorra en ropa, se ve que le gusta el parné.

En fin, el final de la película no me

gusta nada. No sé quién lo ha escrito, guionista de antena 3 seguro. Porque después de todo lo que ha luchado esa chiquilla, los mamarrachos de turno, que no soportan que una mujer esté ahí dando el callo, la matan. Os dejo ya, a ver si me pongo a hacer los ejercicios de la ESA y me levanto del sofá, que tengo el puchero puesto y le hace falta agua seguro.


lo que viene...


lo que hay...


Infórmate primero:

El nabo es una hortaliza de escaso aporte calórico porque posee abundante cantidad de agua y un bajo contenido de hidratos de carbono y es buena fuente de fibra. Respecto al contenido vitamínico, aporta una apreciable cantidad de vitamina C y de folatos, y cantidades discretas de vitaminas del grupo B (B6, B3, B1 y B2).

La vitamina C además de poseer una potente acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos. Asimismo favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la


formación de anticuerpos del sistema inmunológico. En cuanto a su composición en minerales, el más abundante es el potasio, seguido del calcio, el fósforo y el yodo. El calcio de estas raíces no se asimila apenas en relación con los lácteos y otros alimentos ricos en dicho mineral. Hoy día de nabos se pueden comprar en cualquier época del año, pero es en otoño cuando cobran mayor presencia en nuestros mercados. http://verduras.consumer.es/documentos/hortalizas/nabo/intro.php

Y cambia de acera después: Económico y rico, rico. Se prepara en puchero, o se le añade al exquisito guiso de arroz, imprescindible en la sopa o de cualquier otra forma que te atrevas a tomarlo. No te olvides: Come Nabo, Come Sano…


El perca número 8  

El fancine choquero del internete ESPAÑA OTRA VEZ TIENE BIGOTE

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you