Page 1

E:G>D9>8D9:9>HIG>7J8>âC<G6IJ>I6

6xDM>KqC°&)*qB6GOD'%%-

FK8B?979?ãDC;DIK7B";IF;9?7B?P7:7;D ;B97CFE:;B7I7BK:C;DJ7B"?D:;F;D# :?;DJ;" FBKH7B?IJ7" FHE<;I?ED7B O :; EF?D?ãDGK;FHECK;L;B779J?L?:7:¼FI?½

EZg^‹Y^Xd:a£igdYZa{bW^id»Eh^¼GZ\#Egde# >ciZaZXijVac°)&.#(+,[Z_jWZWfeh;:?9?ED;I ;b¤jheGZ\#CVX#9Zg#YZ6jidgc°)*'#',% 8#J#>#I(%"+.(-&(&*"):_h[Yjeh0@eiƒ>$CƒdZ[p

cdiVhnejWa^X^YVYYZabZh

3Eh^Xdad\†V 3HZmjVa^YVY 3De^c^dcZh

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg

VgX]^kdYZZY^X^dcZhVciZg^dgZh

3Eh^XdVc{a^h^h 3C^ŠZo 3De^c^dcZh



EDGBK?I<HEDJ;H7 

LA POLÍTICA EN SU CAMA**



EDG=78H?;B7F;H7BJ7 

EL NIÑO EN LA ERA DE LO INMEDIATO**

A través de la historia, fuese en dictadura o en democracia, el

Cuando recibimos a los padres en nuestros consultorios, escucha-

Estado nacional siempre mantuvo su esencia despótica y nunca

mos muchas veces como queja o denuncia, que algo no anda bien,

dejó de sojuzgar la vida privada de los argentinos.

que necesita arreglo. Una mamá muy angustiada que fue derivada por la escuela dice: “Mi hijo no funciona como los demás, no

=

ay que imaginar la cara de Albert Einstein en aquella tarde de 1941, mientras escuchaba a Wilhelm Reich (1897-1957), el psiquiatra que había revelado de manera ejemplar el origen estrictamente sexual del Movimiento Nacional Socialista (“Psicología de masas del fascismo”, 1933). Luego de contarle la desaparición del dolor reumático de una anciana a la cual le había enseñado a masturbarse para que expulsara sus tensiones, el médico le mostró a Einstein su descubrimiento: la máquina del orgasmo (orgómetro). Se trataba de una gran caja metálica que, al entrar en ella, permitía medir el poder orgásmico de cada persona, pues todos los humanos -sostenía Reichtransmiten una energía sexual y vital semejante a la electricidad. Einstein, el genio bonachón de 62 años de edad, escuchó con interés a Reich y calificó de “bombazo” a sus teorías; pero, luego de una segunda entrevista, rompió una promesa y no volvió a recibirlo en su casa de Princeton. Y al final, el utensilio creado por Reich, fue apenas recordado por Woddy Allen que, bajo el nombre de “Orgasmatrón, la máquina de producir orgasmos”, lo incluyó de manera desopilante en una de sus películas. La curiosa experiencia de Reich con Einstein debería alcanzar para entender que, las ciencias duras, no tienen vocación por las cuestiones sexuales. Pero una anécdota de Carlos Marx, arquetipo del filósofo socialmente implicado, señala que tampoco los políticos sintonizan el tema con facilidad. Paul Lafargue, un cubano nacido en 1842 y autor del libro “El derecho a la pereza”, escribió que “el fin de una revolución es trabajar menos y disfrutar lo más posible. Al día siguiente de una revolución sólo habrá que pensar en cómo divertirse mejor”. La sangre no hubiera llegado al rio si Lafargue y Laura Marx (hija de Carlos), no se hubiesen puesto de novios. En una carta poco conocida, el autor de “El capital”, le advirtió a su yerno: “Antes de que siga sus relaciones con mi hija, necesito serias explicaciones sobre su posición económica, porque el verdadero amor no está en la libertad y la pasión, sino en la modestia, e inclusive, en la timidez”.

sé, no hace lo que hacen todos. Juega todo el día, corre, salta, no Considerando las reacciones de Einstein y Marx se podría pensar que, al hablar de la sexualidad humana, se está mencionando una creación cultural imprevisible y antinómica con cualquier saber sin grietas. Y este texto, por lo mismo, no analizará lo sexual desde sapiencia alguna sino que, por el contrario, aceptará desde el comienzo que se trata de una cuestión no caracterizada por la lógica y el buen sentido. Que el goce humano en general y el de los argentinos en particular, tiene mucho de insensato, podría advertirse considerando la supervivencia de instituciones que, histórica y políticamente, persisten en sobrevivir y maltratarlos. Conviene recordar, para empezar, que en la primera dominación española del Rio de la Plata, participaron

le gustan los videos, ¿es normal?”

:

n otra entrevista con padres, un papá acota: “lo que sucede es que el mayor -hermano del paciente- se crió solo, no trajo un problema, este nada que ver. Todo en él es un problema”.

Ezequiel Martínez Estrada: “Nunca se comprenderá la psicología del gaucho, ni el alma de las multitudes argentinas, sino se piensa en la psicología del hijo humillado, y en lo que un complejo de inferioridad, irritado por la ignorancia, puede llegar a producir en un medio propicio para la violencia

### H^ aV hZmjVa^YVY cd Zh idYd Za YZhZd! h^cd VeZcVhjcVYZhjhZbWV_VYdgVh!YZWZg{gZXdgYVghZ! iVbW^‚c! fjZ Za YZhZd i^ZcZ hj aZnZh n fjZ jcV YZ ZaaVhYZiZgb^cVadh^\j^ZciZ/XjVcYdZaYZhZdcdhZ XjbeaZ!hZiZgb^cVgZeg^b^ZcYd#Ç

solamente varones. Y que la india fue la única mujer que hubo en aquella contienda. O sea que, la madre patria, fue en verdad un padre. Y un padre violador. Ser hijo de india y de varón español es un dato somático, étnico. Pero ser hijo de una ofensa sexual a la madre y de una incontinencia sexual del padre, es un dato difícil de asumir. Sin embargo, a pesar de que ese origen fue denunciado entre muchos otros por Sarmiento, Agustín Alvarez, José Ingenieros y Ricardo Rodríguez Molas, ningún historiador se atrevió a darle la importancia que tiene. Escribe Sarmiento en “Conflictos y armonías de razas en América”: “Señalemos nuestra bastardía, que se trata de ocultar, en donde más se nota, que es en nuestra política”. Y ese mismo redoble de conciencia surgiría, cincuenta años más tarde, en el pensamiento de

y el capricho”. ¿Cómo esperar que la justicia autorice interrumpir un embarazo ocasionado en una violación, si según aquellos pensadores ésa ha sido la forma embrionaria de nuestra demografía y, a la vez, la médula de lo que se llama “crisol de razas”? FORCLUSIÓN NACIONAL Ignorar ese pasado y fingir que era posible unir en el cielo lo que ya estaba enfrentado en la tierra, exigió un esfuerzo desmedido de renegación. Un bando de Fray Cayetano Rodríguez ordenaba a la población “estar arrodillada, donde se encuentre, mientras suenen las campanas de una iglesia, y sin excusas de lodo o de barro”. Mientras en Estados Unidos (lugar 8DCI>Cå6:CFÜ=$)

Algunos adultos hablan de los niños y jóvenes como si fueran irrecuperables. Los hijos suelen ser un trabajo más, no hay una disposición a ceder algo de la propia satisfacción en función de la necesidad del niño y hay una disputa con el partenaire, cuando está presente, planteada en términos de derechos. Escuchamos a madres y padres decir: tengo un hijo, pero no estoy dispuesto a ceder mi libertad. Eric Laurent, en el texto “Las nuevas inscripciones del sufrimiento en los niños”1, nos dice que la estructura familiar no se constituye más a partir de la metáfora paterna, a la manera clásica del complejo de Edipo, sino en la manera en que el niño es el objeto de goce de la familia y más allá, de la civilización. Bauman sostiene que en nuestra época, “los hijos son un objeto de consumo emocional”2 . Al ponerlos en relación con otros objetos de consumo, se pregunta quién elegiría semejante empresa, tan costosa, “un sacrificio en franca contradicción con los hábitos de un prudente consumidor.” Y, sobre todo, una inversión a largo plazo sin garantía ni devoluciones. Al menos por ahora. En nuestra experiencia clínica e institucional encontramos una po½:c cjZhigV sición de falta de implicación de las ZmeZg^ZcX^V Xa†c^" madres y /o padres respecto de los hijos, no se apropian de la función, XV ½ ZcXdcigVbdh relatan los problemas que tienen sus jcV edh^X^‹c YZ [Va" niños como algo que no se presenta como enigmático sino como ajeno. iV YZ ^bea^XVX^‹c YZ No manifiestan alguna idea acerca de adheVYgZh½!cdhZ qué le puede estar pasando. En las entrevistas previas con los padres, se Vegde^Vc YZ aV [jc" vuelve dificultoso que ambos concuX^‹c!gZaViVcadhegd" rran o que puedan contar algo acerca de sus hijos. Por ejemplo, hay padres WaZbVh fjZ i^ZcZc que sostienen que trabajan todo el hjhc^ŠdhXdbdVa\d día y es la madre la que debe hacerse cargo “de estas cosas”, o madres que fjZ cd hZ egZhZc" acercan el teléfono de las maestras iV Xdbd Zc^\b{i^Xd del niño, “porque ellas saben más del asunto”.Como una nueva división h^cdXdbdV_ZcdÇ de trabajo, hay cosas de las que se encargan unos y otros. Pero ¿quién cuida a los niños? Las coordenadas de la subjetividad de la época promocionan el individualismo y la exaltación del ideal de libertad. ¿De qué libertad se habla? La libertad de decisión de la que goza el sujeto de la “sociedad de riesgo”3 no es la libertad de alguien que puede elegir su destino, sino la libertad angustiante de alguien que se ve constantemente impelido a tomar decisiones sin tener conciencia de sus consecuencias. Si la pregunta es cómo educamos a nuestros hijos, nos vemos obligados a dar pasos cuyas consecuencias están más allá de nuestro alcance y de nuestro presente. La ideología dominante trata de vendernos la oportunidad de nuevas libertades pero no quiere oír hablar de las consecuencias o responsabilidades 8DCI>Cå6:CFÜ=$(


'

C7HPE q'%%-

3Eh^XdiZgVe^Vh 3De^c^dcZh

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg



EDGC7H?I7HE:H?=K;P 

ACULTURACIÓN: LA ADAPTACIÓN A LA NUEVA CIUDAD

Las personas migran y se mudan desde siempre. Solas o en familia; las causas y razones son diversas, pero siempre hay una necesidad que la origina, ya sea económica, afectiva, por persecuciones, por búsqueda de realización, etc. Los sentimientos que motivan estas mudanzas suelen ser ambivalentes, alegría y tristeza suelen mezclarse y constituyen los cimientos de la experiencia de desarraigo.

E

ero la vivencia de base es la misma: por un lado sentirse extraño, ajeno, extranjero y por el otro, en el mejor de los casos, tener la imperiosa necesidad de adaptarse al nuevo contexto. En ocasiones una mudanza puede implicar realizar un cambio drástico en el estilo de vida; dichos cambios originan ciertas modificaciones en los propios rasgos de la identidad cultural de quienes los experimentan, generando dificultades en el proceso de adaptación hasta el extremo de suscitar conflictos. Estas dificultades se las conocen con el nombre de Problema de aculturación o dificultad para la adaptación a una nueva cultura o sociedad. En el abordaje del problema el punto central parece estar en relación a la dificultad que representa para las personas, que se han trasladado hasta otra ciudad, acostumbrarse al cambio, adaptarse al nuevo ambiente y disfrutar de la vida, el cómo hacer para adecuarse a un nuevo modo de vivir y no vivir como excluido. Las mudanzas de cualquier índole están consideradas como una de las principales causas de estrés que puede afectar a una persona. Los cambios pueden ser tan profundos, que las actividades que antes resultaban normales ahora hasta pueden perder sentido realizarlas. Practicas que durante años pudieron haber sido comunes - como tomar tal o cual medio de transporte - se pueden ver sustituidas dependiendo del lugar donde nos encontremos por otras prácticas o distintos modos de realizar las

mismas. Actividades usuales en torno a la alimentación, vestimenta y ritmo de vida también pueden verse afectadas. De esta forma, las comidas típicas o los alimentos que eran frecuentes consumir, ahora no los conseguimos. Lo que es moda en un lugar puede no serlo en

otro espacio y tiempo, dificultando la adaptación real y generando problemas en las distintas esferas de la vida. Es aquí cuando hablamos de Problemas de aculturación. Estos inconvenientes pueden traer dificultades que pueden ir de problemas educativos, laborales, malestar físico, orgánico, enfermedades médicas o hasta una adaptación social más amplia. Esta problemática puede afectar a personas de cualquier edad, y es independiente de la motivación que se haya tenido al momento de realizar el cambio. Según la edad de la persona, puede variar el grado de incidencia de la misma ya que puede verse agravada por crisis normales de las etapas del ciclo vital. No implica solo a personas que se mudan a lugares con una idiosincrasia distinta al de origen; muchos expatriados, y más aun muchas personas repatriadas, encuentran dificultad para acostumbrarse nuevamente a lo que durante muchos años de su vida fuera su “hogar” su idiosincrasia. La contención y apoyo del entorno es elemental para comenzar a crear nuevos vínculos que a modo de una red sirvan de sostén y anclaje al nuevo ambiente. En tal sentido, las

AVhbjYVcoVhYZXjVafj^Zg†cYdaZZhi{cXdch^" YZgVYVhXdbdjcVYZaVheg^cX^eVaZhXVjhVhYZZh" ig‚hfjZejZYZV[ZXiVgVjcVeZghdcV#

otro; el ritmo de las actividades diarias también puede verse afectado. Acostumbrarse a los nuevos espacios para habitar, recorridos distintos, la sensación de “lo no conocido” son algunas de las vivencias que se generan y a las que las personas deben adaptarse. Pero cuando la mudanza no solo implica cambiar de “barrio” sino de país, estas vivencias se profundizan. En ocasiones implica alejarse de afectos muy profundos; otra idiosincrasia, cultura, usos idiomáticos. Lo “no familiar” comienza a ocupar la totalidad de la vida y parece que no va a ser posible “acostumbrarse nunca”. El cambio dramático de la vida de una ciudad a otra causa gran desarmonía cultural y social. Sentimientos como la nostalgia, melancolía y la añoranza ponen la mirada en el pasado, centrando nuestro pensamiento en

personas pueden ensayar distintos modos de responder a estos cambios, pero en ocasiones pueden encontrarse en dificultad para emprender por sí mismas este proceso, por lo cual necesitan de asistencia y orientación para realizarlo. La atención clínica psicoterapéutica esta focalizada sobre el modo de cómo resolver dichas dificultades o inconvenientes asociados al ajuste de la persona y su familia al nuevo ambiente. No se trata de negar y renegar de los orígenes, se trata de brindar herramientas concretas que le permitan integrarse de manera armónica resolviendo los inconvenientes que en cada caso puntual dificulten el proceso de adaptación.



B^ZbWgdYZa8ZcigdYZEh^XdiZgVe^V8d\c^"

i^kVeVgVZa8VbW^d#^c[d5XeXX#Xdb#Vg

HI6;; 9>G:8IDG

@eiƒCƒdZ[p_]bZcYZo5^c[dk^V#Xdb#Vg H:8G:I6G>69:G:9688>âC

:[b_W7dZhWZ[ 8DDG9>C69DG6:9>IDG>6A

:Y^X^dcZh:a£igdqiZa#/).*'"(-() bV^a/eZg^dY^Xd5eh^"Zadigd#Xdb#Vg lZW/lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg

=WXh_[bWJkcWha_d

>begZhdZc6\ZcX^VEZg^dY†hi^XV8^Y/)((&"*%*%

B[WdZhe8WhWb[iXdciVXid5aZVcYgdWVgVaZh#Xdb#Vg

ALQUILER DE CONSULTORIOS

FLORES Alt. Rivadavia 6700 CONSULTORIOS de Categoría HORA | DÍA | MES 4631-1520 / 15-4160-9656

9>H:xDN9>6<G6B68>âC

EdgFhe\$B_Y$8[Wjh_p8ehel_Y^J76 BV\†hiZgZc@VWVaV]

EH>8D6C6A>H>H

L797DJ;IB?C?J7:7I

EL NIÑO EN LA ERA DE LO INMEDIATO** 8DCI>Cå69:FÜ=$'

que estas conllevan. Y si esto genera angustia, el ideólogo de la “segunda modernidad” nos acusará de no ser capaces de asumir una completa libertad, o de aferrarnos de manera inmadura a viejas formas estables. Vivimos entonces, un presente perpetuo dominado por la supervivencia y la gratificación. Si lo verdadero siempre tuvo la pretensión del fuera del tiempo4, hoy el margen es el aquí y ahora. La idea de sucesión reduce el espectro temporal en el cual proyectarse imaginariamente, y así, cuando el mediano y largo plazo se desdibuja, el horizonte en el que se evalúan las acciones se vuelve inmediato. ¿Cómo pensar en los niños en este contexto donde la dimensión de futuro parece inconciliable para los mercados actuales? El futuro se produce solo si hay una operación que abra la perspectiva del después. Y tener hijos, como sostiene Bauman, es comprometerse irrevocablemente con un final abierto. Los hijos son un proyecto a futuro. Todas las Instituciones ven sus leyes desdibujadas. En algunas ocasiones los padres no se autorizan como tales pues algo los retiene en otra posición, de cierta irresponsabilidad y falta de decisión. Entonces, suele leerse la indefensión en la que algunos niños se encuentran como pasividad, con lo que Instituciones sociales o aun terapéuticas son llamadas a relevar ese lugar, y duplican el estrago familiar En relación a esto, cuál podría ser la demanda en juego, ante la consulta de padres por sus hijos. Con asiduidad escuchamos una apelación a lo biológico o genético como causa del malestar, como borramiento de la implicación subjetiva, alrededor de lo cual se montan las especialidades y sus quehaceres. En el texto mencionado de Laurent, él señala el odio que retorna cuando el analista menciona que no se trata de un trastorno somático sino subjetivo Por tanto, no se trata de señalar a los padres como culpables, ni preservar o “normalizar”a los niños como objetos de cuidado, amordazando sus síntomas con aquel tratamiento o aquella medicación. Sino de pensar cuáles son las respuestas posibles en esta coyuntura. Y dejarse tomar por las producciones de los niños. Es tal vez la apuesta que tenemos los analistas que, a diferencia de los sociólogos no podemos generalizar. No tenemos estándar. Es en el caso por caso, en las posibilidades de cada niño de ir creando una respuesta, propia, singular, que abra una dimensión de futuro, un después. Alojar el malestar no solo de los niños sino también de sus padres. Quizás sea esta una posición posible para el analista. No la del que se horroriza y añora ese tiempo pasado, que no ha sido mejor, la de quien pueda estar a la altura de nuestra época, ni mejor ni peor, la que nos toca transitar.

NOTAS '#BWkh[dj";h_Y"ÆAVhcjZkVh^chXg^eX^dcZhYZahj[g^b^ZcidYZac^ŠdÇGZk^hiV:caVXZhC•&'#'%%,# (#8WkcWd"Po]ckdj1Æ6bdga†fj^YdÇ#;dcYdYZ8jaijgV:Xdc‹b^XV#'%%, )#P_p[aIbWle`$GZedgiV_ZejWa^XVYdedg E{\^cV&'#'%%*# *#C_bb[h"@#71ÆAVZg‹i^XVYZai^ZbedÇ#IgZh=VX]Zh#'%%(#

 :aZhXg^idZhjcgZXdgiZeZghdcVaYZaigVWV_dgZVa^oVYdZcZaAVWdgVidg^dÆCjZkVh^c[VcX^VhÇ

XdcaVXddgY^cVX^‹cYZ:aZcVC^XdaZii^naVeVgi^X^eVX^‹cYZaVA^X#HVcYgVIdhd!aVA^X#K^k^VcV <ZgWVjYd!Za6h^hiZciZHdX^VaHZg\^d8dgiZonaVA^X#<VWg^ZaVEZgVaiV!VadaVg\dYZaVŠd'%%,#

CONDICIONES GENERALES DE LA PUBLICIDAD: La publicidad es DOBLE para clasificados profesionales, avisos preferenciales y gacetilla (periódico e internet), sin logos - pago por adelantado en Banco Galicia (cta. cte. nº 13575-3001-9 a nombre de José Méndez)

6HD8>68>DC A>7G:

>c[dgbZh/)-&)',+'$&*)&,)'.+& Z"BV^a/WZVig^XZWdgd5X^jYVY#Xdb#Vg lll#`VWVaV]a^iZgVijgV#Xdb#Vg



EDG=78H?;B7F;H7BJ7 

 Eh^XdVcVa^hiV"\VWjeZgVaiV5]dibV^a#Xdb ADVERTENCIA: 1) Las consecuencias legales que pudieran derivarse de las notas publicadas son responsabilidad de los autores y/o entrevistados de las mismas. 2) La legalidad o calidad de los servicios y/o productos que se ofrecen en la publicidad de este medio son responsabilidad directa de los anunciantes. 3) Todos los derechos de publicación quedan reservados para esta edi torial y suponen la aceptación de esta condición previa antes de publicarse.

@676A6=> 8JGHD6CJ6A 8db^ZcoVZa_jZkZh&%YZVWg^aVaVh&.]h ?DI9H?F9?ãD;DC7HPE

3Eh^XdVc{a^h^h 3C^ŠZo 3De^c^dcZh

6YdaZhXZciZhÄ6Yjaidh Egd[Zh^dcVaZhX$ZmeZg^ZcX^V =dhe^iVaVg^V#O$8VWVaa^id

).%)"&.+.

68DBE6x6CI:H I:G6E:JI>8DH

Lic. Analia L. Celentano Psicóloga (UBA)

\

BdnVcdqIdWVg<VgX†V '+#,-'&#,&)' '+#,*/.#-+./ '+#,*+/#,&'(

HONORARIOS ACCESIBLES ZONA CONGRESO / ONCE

4964.4015


C7HPE q'%%-

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg

3Eh^Xdad\Â&#x2020;V 3HZmjVa^YVY 3De^c^dcZh



EDGBK?I<HEDJ;H7 

LA POLĂ?TICA EN SU CAMA** 8DCI>CĂĽ69:FĂ&#x153;=$)

al que no llegaron hombres solos, sino matrimonios), discutĂ­an en el 1700 el Habeas Corpus y la DeclaraciĂłn de los Derechos del Hombre, en la futura Argentina todavĂ­a se hablaba de la InquisiciĂłn, y se lo hacĂ­a con una idea que bien podrĂ­a haber sido suscripta por un dictador: â&#x20AC;&#x153;Hay que quemar vivos a los que pensaron y tambiĂŠn a los que sospechan que pensaron, porque aquel que verdaderamente cree, no piensa nunca sobre lo que creeâ&#x20AC;?. Y si se comprobaba que una persona â&#x20AC;&#x153;habĂ­a pecadoâ&#x20AC;?, su cadĂĄver podĂ­a desenterrarse 30 Ăł 40 aĂąos despuĂŠs para ser sometido a juicio. â&#x20AC;&#x153;La inquisiciĂłnâ&#x20AC;? -y la frase es otra vez de Sarmiento-, â&#x20AC;&#x153;ha hecho catĂłlica la costumbre ya muerta de ofrecer vĂ­ctimas a los dioses y tambiĂŠn la antropĂłfaga de cocinarlosâ&#x20AC;?. Evaluar el tono del control sexual, desde el nacimiento de la Argentina hasta los tiempos mĂĄs recientes, es plasmar el mapa por donde circulĂł la versiĂłn del Poder que culminĂł en el genocidio de la dĂŠcada del 70. En gran parte de la historia nacional imperĂł lo que bien podrĂ­a llamarse sexualidad militar: todo es adentro o afuera, malo o bueno, amigo o enemigo, macho o maricĂłn (lo contrario de lo masculino no es lo femenino, sino la visiĂłn desrealizada de un varĂłn trasvestido). Ese mundo, como lo fue el del gaucho y lo es el de las barras bravas, es enemigo de las formas delicadas y mantiene duras consignas: el mando, la divisa y el coraje para herir y matar. Pero como la homosexualidad siempre estĂĄ latente -y mĂĄs en los ambientes cerrados al sexo complementario-, los machos suelen terminar disfrazados de novias y participando de diĂĄlogos sintomĂĄticos: â&#x20AC;&#x153;MaricĂłnâ&#x20AC;? los insulta uno. â&#x20AC;&#x153;VenĂ­ aquĂ­ atrĂĄs y te muestro lo maricĂłn que soyâ&#x20AC;?, contestan, porque estĂĄn convencidos de que, entre varones, el rol llamado activo no es homosexual. Era tanta la sexualidad que debĂ­a acallarse, que la represiĂłn autorizĂł todas las intervenciones: la masacre de la Patagonia rebelde se justificĂł por los â&#x20AC;&#x153;atropellos gauchos a las damas del Surâ&#x20AC;?; para la â&#x20AC;&#x153;RevoluciĂłn libertadoraâ&#x20AC;? de 1955 fueron invocados â&#x20AC;&#x153;los entreveros de PerĂłn con las chicas de la UESâ&#x20AC;? (y de paso se impidiĂł la Ley de Divorcio y se anulĂł la Ley de aborto eugenĂŠsico aprobada en 1921 por Yrigoyen); en 1974, con la excusa de estar â&#x20AC;&#x153;persiguiendo a un sĂĄtiroâ&#x20AC;? que nunca fue encontrado, las Fuerzas Armadas fueron llevadas a los colegios primarios y secundarios. El almirante Eduardo Massera, al ser ungido como profesor honorario de la Universidad del Salvador de Buenos Aires, dijo que se vivĂ­a una crisis que tenĂ­a tres culpables: Carlos Marx (â&#x20AC;&#x153;puso en duda la intangibilidad de la propiedad privadaâ&#x20AC;?), Sigmund Freud (â&#x20AC;&#x153;atacĂł la sagrada esfera Ă­ntima del ser

humanoâ&#x20AC;?), y Albert Einstein (â&#x20AC;&#x153;puso en crisis la estructura estĂĄtica y muerta de la materiaâ&#x20AC;?). Pero si los ĂĄngeles guardianes de la Argentina no tuvieron vuelo teĂłrico ni moral estimable, sĂ­ poseyeron un alto poder de fuego. Sigmund Freud llamĂł â&#x20AC;&#x153;patrimonio anĂ­mico de la culturaâ&#x20AC;? a las frustraciones, prohibiciones y privaciones (las tres bĂĄsicamente sexuales) que permiten, gracias a esas renuncias instintuales, mantener una vida integrada a la cultura. Sin embargo, millones de argentinos que cursaron esas perturbaciones sobreviven, apenas, en la miseria y la intemperie; pagan todos los impuestos para tener una vida civilizada, pero sobreviven en villas miseria. EL SEXO PERONISTA Evita fue â&#x20AC;&#x153;hija naturalâ&#x20AC;? cuando serlo era un estigma. Y llegĂł a Buenos Aires en un momento en que la â&#x20AC;&#x153;culturaâ&#x20AC;? porteĂąa no creĂ­a que nada bueno pudiese venir del interior. Desde un principio, ademĂĄs, se manifestĂł como una mujer activa en una Argentina en que la actividad era algo masculino. Con Alfonsina Storni, fue una de las primeras mujeres trascendentes que no surgĂ­an de la â&#x20AC;&#x153;gente bienâ&#x20AC;? (como algunos suponĂ­an que eran Mariquita SĂĄnchez de Thompson, Juan Manuela Gorriti o Victoria Ocampo). TomĂĄs Eloy MartĂ­nez en â&#x20AC;?Santa Evitaâ&#x20AC;? dice que, quienes la conocĂ­an en la intimidad, aseguraban que â&#x20AC;&#x153;ella era una de las mujeres menos sexuales de la tierraâ&#x20AC;?. Sin embargo no puede negarse el carĂĄcter sexual de su presencia: suscitĂł un revuelo nacional cuando asistiĂł a una cena con el Cardenal Copello, llevando un vestido que dejaba sus hombros desnudos. Pero, mĂĄs que por hechos de esa naturaleza, la relaciĂłn de Evita con la sexualidad fue la de haber llegado a buscarles novios a las jovencitas presas en el Buen Pastor. El peronismo, con ella, logrĂł cambiar la demografĂ­a nacional, al unir en matrimonio a las personas llegadas del interior (â&#x20AC;&#x153;la negradaâ&#x20AC;?) con los oficinistas de la capital. Y fue de esa manera, conscientemente o no, que un proyecto polĂ­tico se convirtiĂł, para muchos, en lo Ăşnico que puede ser: un proyecto de amor. La presencia de Juan PerĂłn estuvo, tambiĂŠn, vinculada a la sexualidad. Viudo en dos oportunidades, se casĂł tres veces. Y su imagen estuvo durante algĂşn tiempo unida a la de un hombre feliz, con una visera puesta, paseando en motoneta, recibiendo a Gina Lollobrigida, a la que cierta leyenda la hace aparecer desnuda en una foto junto a ĂŠl. Durante el gobierno de PerĂłn, en 1954, se anulĂł la diferenciaciĂłn entre hijos legĂ­timos e ilegĂ­timos (a estos Ăşltimos se los calificaba, por ley, de sacrĂ­legos, incestuosos, adulterinos o naturales). Se eliminĂł entonces esa calificaciĂłn y se concediĂł, a los hi-

jos extramatrimoniales, una parte de la herencia paterna. La pregunta del millĂłn sobre Evita y PerĂłn, entonces, serĂ­a la siguiente: ÂżCĂłmo fueron posibles, de padres asĂ­ de transgresores, algunos hijos tan clericales y militaristas?. Porque, en febrero de 1974, bajo la presidencia de Isabel MartĂ­nez de PerĂłn y con la firma de JosĂŠ LĂłpez Rega, se prohibiĂł â&#x20AC;&#x153;toda actividad destinada al control de la natalidadâ&#x20AC;?. Y se desmantelaron los servicios hospitalarios destinados a la planificaciĂłn familiar, en medio de un ataque general contra la libertad sexual y la sexualidad misma. Para completar una imagen, puede recordarse que Isabel MartĂ­nez, el 10

Se sabe que cuando conociĂł a InĂŠs PertinĂŠ, para seducirla, le regalĂł un libro: â&#x20AC;&#x153;El recurso de la casaciĂłnâ&#x20AC;?... Tal vez, para quien lea, con ese dato â&#x20AC;&#x153;ya estĂĄâ&#x20AC;?. A los minutos de haber renunciado, y con el paĂ­s en un baĂąo de sangre, lo llamĂł un amigo para consolarlo. Y De la RĂşa le contĂł un cuento de Bin Laden. El amigo, sorprendido, le comentĂł que le extraĂąaba su frialdad. Y De la RĂşa le dijo: â&#x20AC;&#x153;Hay que seguir viviendo, Humbertoâ&#x20AC;? (Humberto Bonanata). Se recuerda, finalmente, que InĂŠs PertinĂŠ prohibiĂł el acceso a Olivos de personas divorciadas, vetĂł una publicidad presidencial porque se veĂ­a un culo, y quiso defenestrar a Mirtha Legrand, porque le preguntĂł a una entrevistada si â&#x20AC;&#x153;Âżpasa algo con el presidente?â&#x20AC;?. ESTRUCTURA DEL HARĂ&#x2030;N Si la libertad no es un asunto de lo que se hace en la cama, tampoco vale mucho si no se refleja en la vida privada de las personas. Y mĂĄxime cuando ya no resulta creĂ­ble que, Dios, ademĂĄs de partidario de algĂşn sistema o partido polĂ­tico, sea tambiĂŠn enemigo de la informaciĂłn sexual. Por eso, al llegar la democracia, quien escribe

½aVhhdX^ZYVYZhcdhZ]jcYZcedgaVhXdhijb" WgZhhZmjVaZhneg^kVYVhYZhjh^ciZ\gVciZh!h^cdedg aVhXdhijbWgZheÂ?Wa^XVhYZhjh]dbWgZheÂ?Wa^Xdh#Ă&#x2021;

de febrero de 1992, dio pie a una polĂŠmica famosa por su estupidez: â&#x20AC;&#x153;Entre 1957 y 1958 perdĂ­ dos embarazos de PerĂłnâ&#x20AC;?, dijo, para desmentir a quienes cuestionaban la capacidad del general para concebir hijos. Fue asĂ­ que Roberto GalĂĄn revelĂł que PerĂłn habĂ­a sufrido una lesiĂłn esterilizante â&#x20AC;&#x153;de los conductos espermĂĄticosâ&#x20AC;?. La ex presidenta, entonces, retrucĂł que â&#x20AC;&#x153;PerĂłn es bien hombre y yo lo puedo asegurarâ&#x20AC;?. Damonte Taborda, finalmente, dijo que PerĂłn tenĂ­a un â&#x20AC;&#x153;membrum puerileâ&#x20AC;?, o sea, que en lo que refiere al tamaĂąo, su pene era igual al de un niĂąo... EXCESO DE REPRESIĂ&#x201C;N (SEXUAL) Con la presidencia de RaĂşl AlfonsĂ­n, en 1985, se concediĂł el derecho de pensiĂłn a concubinas y concubinos, hecho que fue el inicio de un reconocimiento de derechos a las parejas no casadas. Se dictĂł, luego, el ejercicio compartido de la patria potestad y (ÂĄcien aĂąos despuĂŠs del casamiento civil de 1888!), se promulgĂł, reciĂŠn, la ley 23.515 de matrimonio civil y divorcio, que permitiĂł a las personas divorciadas realizar un nuevo matrimonio. Pero, sobre los gobiernos radicales, hay que reconocer que Fernando De la RĂşa quedĂł en la historia por sus problemas corporales. Tantos que la lucha de sus publicistas consistĂ­a en que no pareciese veinte aĂąos mayor de lo que era. Apurados por elegirlo y terminar con Menen, quienes lo votaron no descifraron su mĂĄs emitida publicidad televisiva: luego de que ĂŠl prometĂ­a muchas cosas, aparecĂ­a un efectivo de ĂŠlite, luego otro, y despuĂŠs muchos mĂĄs, con chalecos, ametralladoras y una cantidad de armas que, mĂĄs que para un delincuente, parecĂ­an para una guerra.

fue a buscar, en el partido mayoritario, respuestas a temas acuciantes: anticoncepciĂłn, madres adolescentes, Enfermedades de TransmisiĂłn Sexual, mujeres cautivas, prostituciĂłn, feminismo, sexualidad y poder, etc. Pero se encontrĂł con una negativa general: Carlos Menem no quiso opinar, Antonio Cafiero (despuĂŠs de un mes de charlas con su secretario Jorge Telerman) tambiĂŠn se retrajo, Chacho Alvarez dijo que no era la persona indicada para hablar de sexo y, finalmente, el doctor Alberto Cormillot, pidiĂł tiempo para reflexionar, aunque, cuando se decidiĂł por la afirmativa, ya la nota habĂ­a sido publicada. Fue durante los gobiernos de Carlos Menem, sin embargo, cuando la

psicopatĂ­a sexual de la polĂ­tica argentina tuvo su brote mĂĄs florido. Pero, para expresarlo mejor, son necesarias algunas aclaraciones. Una idea de Sarmiento -del loco Sarmiento- dice en el ya citado â&#x20AC;&#x153;Conflictos y armonĂ­as...â&#x20AC;?, que el despotismo es una forma de poder polĂ­tico que se define como absoluta y en la que, el dĂŠspota, tiene una autoridad cuyo Ăşnico lĂ­mite es su voluntad. Agrega que, ese modo de gobierno, se originĂł en los harenes de Persia (de allĂ­ su idiosincracia sexual), fue trasladado despuĂŠs a EspaĂąa y, mĂĄs tarde, viajĂł al Rio de la Plata traĂ­do por el conquistador. Pero el extraĂąo azar que rige las bibliotecas ha hecho que, cien aĂąos despuĂŠs de Sarmiento, un psicoanalista francĂŠs (Alain Grosrichard, â&#x20AC;&#x153;Estructura del harenâ&#x20AC;?), coincida en seĂąalar, igual que el sanjuanino, que el despotismo, bajo la forma del serrallo, se desplazĂł desde Oriente al Occidente clĂĄsico. Aunque sĂłlo se van a mencionar algunas, son muchas las analogĂ­as que pueden encontrarse entre el gobierno de Menem y el serrallo, ese sitio regenteado por el sultĂĄn y habitado por sirvientes eunucos, zarinas advenedizas y sultanas veladas. SegĂşn Grosrichard, el fin del dĂŠspota no es el bienestar del pueblo sino su propio goce, y es por eso que empobrece a la mayorĂ­a y sĂłlo genera el enriquecimiento de sĂ­ mismo y de sus preferidos. CorazĂłn de la mĂĄquina despĂłtica, el harĂŠn produce una sola cosa, que es al mismo tiempo la misma que consume: placer. SegĂşn Montesquieu, el dĂŠspota siempre es teatral y, su gran trabajo, suele transcurrir de noche: la primera campaĂąa polĂ­tica de Menem fue nocturna y en Mar del Plata (Gerardo Sofovich, Alberto Olmedo, Adriana Brodsky, Susana GimĂŠnez, Carlos Spadone, etc.). Se escribe en â&#x20AC;&#x153;Histoire du sĂŠrailâ&#x20AC;?: â&#x20AC;&#x153;Cuando el dĂŠspota abre la boca emite voz, no sentidoâ&#x20AC;? (Menem decĂ­a haber leĂ­do a SĂłcrates y las novelas de Borges y, tambiĂŠn, mencionĂł un satĂŠlite que por la estratĂłsfera llegarĂ­a a JapĂłn). EscribiĂł Espinoza sobre el harĂŠn: â&#x20AC;&#x153;Aparecen nuevos ricos, decae el parlamento y el honor es barrido por el favorâ&#x20AC;?. Se piensa, en el serrallo, que las mujeres son â&#x20AC;&#x153;algo que circulaâ&#x20AC;?. Y una 8DCI>CĂĽ6:CFĂ&#x153;=$+

PSICOPATOLOGIA CLINICA DE ADULTOS ESCUELA FRANCESA

U.B.A. Preparamos alumnos para rendir estas materias desde 1985

estamos cerca de la â&#x20AC;&#x153;facuâ&#x20AC;?

(

REGULARES / PARCIALES FINALES / LIBRES - privilegiamos el entendimiento antes que la memoria - cubrimos los vacĂ­os de comprensiĂłn universitaria IDFLOLWDPRVJUiĂ&#x20AC;FRVUHV~PHQHV\SUHJXQWDV del programa RUJDQL]DPRV\RULHQWDPRVDODOXPQR - trabajamos con un mĂŠtodo regularizado de enseĂąanza - aseguramos el 90 % de efectividad

tel.: 4952-3834


)

C7HPE q'%%-

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg ABRIL 2008

SUICIDOLOGIA

SEMINARIO DE INTRODUCCION A LA OBRA DE LA DRA. SILVIA BLEICHMAR

6<:C96 9:68I>K>969:HĂ&#x2020;EH>Ă&#x2021; buscar herramientas prĂĄcticas de trabajo y cuestionar la posibilidad de iniciarse en esta clĂ­nica.

PSICOANALISIS

La actividad -inicialmente- estĂĄ prevista en forma individual, para luego integrarse a grupos de discusiĂłn de casos clĂ­nicos, supervisiones y seguimientos en la direcciĂłn de la cura.

PSICOPATOLOGIA Ambas CĂĄtedras PREPARACION PARA EXAMENES ALUMNOS DE LA CARRERA DE PSICOLOGIA

Es nuestro objetivo resolver las dudas en la formaciĂłn, en preguntas prĂĄcticas, lecturas, elecciĂłn y participaciĂłn en instituciones, promoviendo discusiĂłn de teorĂ­a y la investigaciĂłn en psicoanĂĄlisis.

Desde 1985

Solicitar entrevista al 15-4418-4833

PARCIALES - FINALES REGULARES -LIBRES INDIVIDUAL - GRUPAL | Dominio del programa punto por punto de acuerdo a lo requerido por la cĂĄtedra con las Ăşltimas variaciones de bibliografĂ­a requerida | Ensamble de Historiales ClĂ­nicos con los teĂłricos | GrĂĄficos y ResĂşmenes de los temas mĂĄs difĂ­ciles y extensos Muy prĂłximo a la Facultad Informes: 4952-3834 / (15) 4418-4833

GRUPO DE ESTUDIO LACAN Para estudiantes avanzados, graduados y prĂłximos a iniciarse en la clĂ­nica â&#x20AC;&#x153;IntroducciĂłn a la enseĂąanza de Lacanâ&#x20AC;? De la formulaciĂłn teĂłrica a la clĂ­nica prĂĄctica. | Panorama elemental, introductorio y bĂĄsico de los conceptos claves (Esquema L, Z, Rho, Grafo del deseo, etc.) | GuĂ­a de estudio | Estudio de casos clĂ­nicos con aplicaciĂłn teĂłrica | ReuniĂłn cada 15 dĂ­as | Grupo mĂ­nimo 3 personas Lic. JosĂŠ MĂŠndez | jmendez@comnet.com.ar

GACETILLA: Proponemos una transmisiĂłn del psicoanĂĄlisis a la altura de las dificultades de la clĂ­nica actual. Tomando de los textos lo necesario como sostĂŠn y soporte; para crear nuevas respuestas frente a lo sorpresivo e imprevisto de los modos de presentaciĂłn de los sĂ­ntomas de los sujetos contemporĂĄneos. SĂ­ntomas que siempre desbordan el saber adquirido. En el trabajo colectivo del seminario buscamos provocar un efecto de formaciĂłn que conduzca a cada analista a una posiciĂłn ĂŠtica y creativa en sus respuestas frente a lo que la clĂ­nica le presenta. Lic. Gustavo Cappelli 4786-4144 Lic. Carlos Vilaseca 4783-9218

4952-3834 | 15-4418-4833

Docente a cargo: Lic. Carlos MartĂ­nez (Licenciado en PsicologĂ­a â&#x20AC;&#x201C;Presidente AAPS)

ABRIL 2008 SEMINARIO: â&#x20AC;&#x153;ADOLESCENTES VIOLENTOS Y VIOLENTADOSâ&#x20AC;? DOCENTE: Lic. Laura Diego DIA: Viernes 4 de Abril HORARIO: 19 a 21hs. SE REQUIERE INSCRIPCIĂ&#x201C;N PREVIA SE EXTIENDEN CERIFICADOS DE ASISTENCIA INFORMES Avda. Rivadavia 2431 (Pje. Colombo) Entrada 2 - 4to. piso - depto. â&#x20AC;&#x153;9â&#x20AC;? â&#x20AC;&#x201C; Capital 4953-5789 asappia@intramed.net, www.asappyahoo.com.ar

PSICOLOGIA LABORAL

Certificados de la AsociaciĂłn Argentina de PrevenciĂłn del Suicidio METANOIA de Lic. Graciela Adam CURSO ANUAL de FORMACIĂ&#x201C;N y ENTRENAMIENTO en SUICIDOLOGĂ?A e INTERVENCIĂ&#x201C;N EN CRISIS

Cursos â&#x20AC;&#x201C; MARZO 2008 GRAFOLOGĂ?A PARA SELECCIĂ&#x201C;N DE PERSONAL 10 encuentros de 3 horas cada uno MiĂŠrcoles de 18.30 a 21.30 hs. Inicio: MiĂŠrcoles 05/03. Valor: $370

Docente a cargo: Lic. Carlos MartĂ­nez (Licenciado en PsicologĂ­a â&#x20AC;&#x201C;Presidente AAPS) Requisito excluyente: tĂ­tulo universitario de grado.

LIQUIDACION DE SUELDOS Y JORNALES 6 encuentros de 2.30hs cada uno Viernes de 19.00 a 21.30 hs. Inicio: 14/03. Valor: $190 PROCESO INTEGRAL DE SELECCIĂ&#x201C;N DE PERSONAL 10 encuentros de 3 horas cada uno MiĂŠrcoles de 18.30 a 21.30 hs. Inicio: 12/03. Valor: $ 370 ENTREVISTA LABORAL: LENGUAJE VERBAL Y NO VERBAL 6 encuentros de 2.30 horas cada uno Jueves de 19 a 21.30 hs. Inicio: 13/03. Valor: $190

seminariodepsicoanalisis@gmail.com PADRINAZGOS EN FORMACION PSICOANALITICA Para egresados de la carrera de PsicologĂ­a ÂżCĂłmo comienzo? ÂżQuĂŠ hago con mi primer paciente? ÂżCĂłmo ser convocado como analista? ÂżCĂłmo fijo mis honorarios? ÂżPodrĂŠ vivir de esta profesiĂłn? ÂżEstoy preparado para trabajar con pacientes? ÂżQuĂŠ hago con mi actual trabajo? ÂżQuĂŠ debo leer para comenzar? ÂżCĂłmo continĂşo formĂĄndome? ÂżQuĂŠ orientaciĂłn es la mĂĄs conveiente? ÂżQuĂŠ instituciĂłn me conviene? ÂżQuĂŠ necesito para comenzar? Convocamos a los interesados en la formaciĂłn de la prĂĄctica del psicoanĂĄlisis que deseen orientarse,

ASAPPIA Asociación Argentina de Psiquiatría y Psicología de la Infancia y la Adolescencia Fundada en 1969 Presidente: Lic. Jorge Cantis Vicepresidente: Dra. Mabel Belçaguy MARZO 2008 SEMINARIO INTENSIVO SOBRE ADICCION Y ROBO EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA: Vínculos intersubjetivos. Estructuras psíquicas predominantes en familia DOCENTE: Lic. Carlos Títolo INICIO: 18-3-2008 D�AS Y HORARIOS : Martes de 12.30 a 14 hs. DURACION 4 ENCUENTROS de marzo a junio LUGAR: sede de Asappia

PSICOANALISIS (PrĂłximo a la Facultad)

HONORARIOS PARA ESTUDIANTES

4306-4003

(animate con un mensaje)

PROGRAMA: s ,A 3UICIDOLOGĂ&#x201C;A Y EL !CTO 3UICIDA s )NTERVENCIĂ&#x2DC;N EN #RISIS 4EORĂ&#x201C;AS %SCENARIOS Y $ISPOSITIVOS s -ODELOS DE EvaluaciĂłn Cualitativos y Cuantitativos del Riesgo Suicida Y SUS FACTORES ASOCIADOS s )NTERVENCIONES 3UICIDOLĂ&#x2DC;GICAS ) INDIVIDUAL FAMILIAR Y GRUPAL s )NTERVENCIONES 3UICIDOLĂ&#x2DC;GICAS II (Crisis Suicidas, Autolesiones Deliberadas â&#x20AC;&#x201C;DSH- y Hostigamiento Escolar â&#x20AC;&#x201C;Bullying- en Instituciones %SCOLARES  s )NTERVENCIONES 3UICIDOLĂ&#x2DC;GICAS ))) (Hostigamiento Laboral â&#x20AC;&#x201C;Mobbing-, Autopsia PsicolĂłgica Y !BORDAJES %PIDEMIOLĂ&#x2DC;GICOS ) s )NTERVENCIONES SuicidolĂłgicas IV (Abordajes EpidemiolĂłgicos II, Programas Locales, Sectoriales, Nacionales e Internacionales). s ,A %STRUCTURA DEL $ISCURSO 3UICIDA Y SU IDENTIlCACIĂ&#x2DC;N $IFERENTES MODELOS DE TRATAMIENTO DE DATOS s 0REVENCIĂ&#x2DC;N Y PosvenciĂłn: Monitoreo y EvaluaciĂłn de Programas. DuraciĂłn: 9 clases (9 meses) DĂ­a y Horario: 1er sĂĄbado del mes de 9 a 13 hs. y de 14 a 16 hs. Inicio: SĂĄbado 5 de Abril. FinalizaciĂłn: SĂĄbado 6 de Diciembre -Vacantes Limitadasâ&#x20AC;&#x201C;

SEMINARIO OBSTACULOS PARA EL ANALISTA EN LA CLINICA ACTUAL - Respuestas del analista a las demandas de tratamiento en la actualidad - Herramientas para establecer un diagnĂłstico - Modos de localizar y tratar los sĂ­ntomas de los sujetos contemporĂĄneos - Condiciones necesarias para el alojamiento del consultante en un tratamiento analĂ­tico. - Decisiones del analista - Deseo del analista, dificultades para su puesta en ejercicio y operaciĂłn

| OrientaciĂłn de estudio

CURSO INTENSIVO TEĂ&#x201C;RICO-PRĂ CTICO de ENTRENAMIENTO en EVALUACIONES e INTERVENCIONES SUICIDOLĂ&#x201C;GICAS

DOCENTES: Lic. Lidia Orbe, Lic. Alicia Leone de Lurie INICIO: 11 de abril de 2008 DURACIĂ&#x201C;N: 8 reuniones (2Âş viernes de cada mes) HORARIO: 13 a 16 hs

TEST DE ZULLIGER-SIST. COMPREHENSIVO EXNER TeĂłrico y Taller con estudio de casos10 encuentros de 2.30hs c/uno. DĂ­as a confirmar de 18.30 a 21.00 hs Inicio: fecha a confirmar. Valor: $310 Jornada dĂ­a sĂĄbado 05/04 Assesstment Centre Nivel II - $120 Jornada dĂ­a sĂĄbado 29/03 EvaluaciĂłn del Potencial â&#x20AC;&#x201C; $120 - Otras actividades profesionales: * SupervisiĂłn de actividades; * Coaching - Consulte por cursos a distancia Informes e inscripciĂłn en nuestra sede de: PerĂłn 1457, Piso 3Âş, Dto. 31 (1037) Tels: 4374-1823/4371-5795 metanoiacv@speedy.com.ar / gracielaadam@speedy.com.ar

Ejes TemĂĄticos: s ,A 3UICIDOLOGĂ&#x201C;A ENTORNOS Y ARTICULACIONES EPISTEMOLĂ&#x2DC;GICAS s )NTERVENCIĂ&#x2DC;N EN CRISIS s %VALUACIĂ&#x2DC;N CUALICUANTITATIVA DEL 2IESGO 3UICIDA s 3UICIDIO EN LA INFANCIA Y EN LA ADOLESCENCIA s %L ABORDAJE SANITARISTA DE LA CRISIS SUICIDA Y SUS DIFERENTES Ă&#x2C6;MBITOS DE INTERVENCIĂ&#x2DC;N s $ESARROLLOS actuales en investigaciĂłn e intervenciĂłn suicidolĂłgica. DĂ­a y Horario: MiĂŠrcoles de 19 a 21 hs. Inicio: MiĂŠrcoles 9 de Abril. FinalizaciĂłn: MiĂŠrcoles 26 de Noviembre. Receso: Semana del 4 de Agosto -Vacantes Limitadas â&#x20AC;&#x201C; Certificados de la AsociaciĂłn Argentina de PrevenciĂłn del Suicidio

CURSO de ACTUALIZACIĂ&#x201C;N: SUICIDIO ADOLESCENTE, BULLYING y AUTOLESIONES DELIBERADAS (DSH) Docente a cargo: Lic. Carlos MartĂ­nez 4 CLASES s-ODELOS CONCEPTUALES DE ABORDAJE DEL SUICIDIO EN LA ADOLESCENCIA )NDICADORES s (OSTIGAMIENTO ESCOLAR n"ULLYING s %L DOLOR PSĂ&#x201C;QUICO LA RECAPTACIĂ&#x2DC;N DEL CUERPO A TRAVĂ?S DE LA LESIĂ&#x2DC;N s $IVERSAS CONlGURACIONES EN dispositivos de abordaje: clĂ­nico â&#x20AC;&#x201C; terapĂŠutico, grupal â&#x20AC;&#x201C; familiar, institucional â&#x20AC;&#x201C; escolar y comunitario â&#x20AC;&#x201C; social. DĂ­a y Horario: Martes de 19 a 21 hs. Inicio: Martes 29 de Abril. FinalizaciĂłn: Martes 20 de Mayo -Vacantes Limitadasâ&#x20AC;&#x201C; Certificados de la AsociaciĂłn Argentina de PrevenciĂłn del Suicidio Informes y reserva de vacantes: (011) 4982-3299 (Febrero y Marzo de L a V de 11 a 15 hs) aaps@suicidologia.org.ar // www.suicidologia.org.ar

R E D A S I S T E N C I A L D E P S I CO LO G Ă? A

ATENCION PSICOLOGICA Profesionales (UBA) con amplia experiencia clĂ­nica Zona Once | Congreso

4952-3834


C7HPE q'%%-

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg CE SA MEN DE Coordinadora Docente y Miembro Fundador: Silvia González Parma

GRAFOLOGIA GRAFOLOGIA OFICIAL INSTITUTO SUPERIOR EMERSON – A 1191 – Articulación Universitaria Primer Establecimiento Oficial de Grafología Argentina Excelencia para el trabajo Sede central – Congreso – Bmé Mitre 2082 – Piso 2 – Bs.As.

tel.: 4953-5130/1 | directo: 4951-5370 NUEVA SEDE: Ayacucho 560 – Cap. Fed.

emerson@emerson.com.ar | www.emerson.com.ar

___________________________________________ TITULO OFICIAL GRAFOLOGIA. 2 AÑOS. Cursa 3 días por semana, en turnos mañana, tarde o noche. NUEVA MODALIDAD INTENSIVA, desde marzo 2008 Cursa 2 días por semana: viernes, de 20:20 a 23 hs y sábados de 9 a 13 y 14 a 18 hs. - Régimen de equivalencias para todas las profesiones. - Salida Laboral en Consultora Grafológica Emerson. - Matrícula de la “Asociación de Grafólogos Oficiales de la República Argentina” - Biblioteca - Laboratorio con instrumental óptico e informático - Convenios de Práctica Profesional con Escuelas, Instituciones y Empresas 3º AÑO DE ESPECIALIZACIÓN optativa en las siguientes opciones: a) Grafoselección de Personal b) Grafología Infanto – Juvenil c) Grafopatología ARTICULACION CON LA UNIVERSIDAD DE LA MARINA MERCANTE: a) En dos Años: Licenciatura en Psicología con título intermedio de Acompañante Terapéutico b) En dos años: Licenciatura en Psicopedagogía con título intermedio de Asistente psicopedagógico GRAFOLOGÍA OFICIAL - CLASE DEMOSTRATIVA/SIN CARGO - Con apoyo del laboratorio Emerson (instrumental óptico, lumínico e informático) CURSOS DE INICIACIÓN - Grafología: Intensivo y Práctico - Bases Grafológicas para la Selección de Personal CURSOS TÉCNICOS (PARA GRAFÓLOGOS CON TÍTULO OFICIAL) - Grafología Forense - Grafopatología - Grafología Infanto - Juvenil - Grafoselección de Personal

emerson@emerson.com.ar www.emerson.com.ar NUEVA SEDE: Ayacucho 560 – Zona Facultad Cap. Fed. - Buenos Aires - Argentina

CLASES PERSONALIZADAS PARA TODAS LAS EDADES

YOGATERAPIA . STRESS RELAJACION ARANCELES PREFERENCIALES P/ESTUDIANTES

YOGA INTEGR AL

www.caminodelyoga.blogspot.com 4865-7987 15-5529-8369

Liliana Zeoli

profesora F.A.D.Y. lilianazeoli@fibertel.com.ar



EDGBK?I<HEDJ;H7 

PROGRAMA DE FORMACIÓN TEÓRICO CLÍNICO EN PSICOANÁLISIS DURACIÓN : 2 AÑOS A cargo de : SILVIA JUSTO, GRACIELA FALCÓ, SILVIA GONZÁLEZ PARMA, GREGORIO NOCEDA, DORA NOIMAN, ANA MARQUIS, CAROLINA PIROVANI 1er. Año 1er Cuatrimestre ( de Abril a Julio de 2008) * Clínica del Duelo * Toxicomanía y Alcoholismo * Introducción a la Psico-Oncología y los Cuidados ...Paliativos * Conversaciones Clínicas 2do. Cuatrimestre (de Agosto a Noviembre de 2008) * Patologías del Amor y del Odio * Patologías del Narcisismo * Clínica de la Urgencia * Conversaciones Clínicas 2do. Año 1er Cuatrimestre (de Abril a Julio de 2009) * La Clínica en Niños * Anorexia Bulimia y Obesidad * Introducción a la Psicofarmacología * Conversaciones Clínicas 2do. Cuatrimestre (de Agosto a Noviembre de 2009) * Las Modalidades del Goce * El Cuerpo en la Clínica * Abordaje Clínico en Psico-Oncología y Cuidados Paliativos * Conversaciones Clínicas. Inicio: 19 de abril de 2008 Frecuencia: Semanal (Cada seminario será dictado en forma quincenal) Días y Horarios: Sábados de 10.00 hs a 13.15 hs. Lugar: Carlos Antonio López 3651 Dpto “5”. Ciudad Autónoma de Bs. As. Dirigido a: Psicoanalistas, Psicólogos, Médicos, Psicopedagogos, Psicólogos Sociales,Estudiantes avanzados de Psicología y carreras afines interesadas en el psicoanálisis. ACTIVIDAD ARANCELADA CON INSCRIPCIÓN PREVIA Aranceles: - Matrícula $100,00. - Arancel mensual $100,00. - Seminarios que se cursen por fuera del Programa: $70,00 mensual por cada seminario VACANTES LIMITADAS - ENTREVISTA DE ADMISION SE ENTREGAN CERTIFICADOS PARA RECIBIR INFORMACIÓN SOBRE LOS PROGRAMAS DE LOS SEMINARIOS INGRESE A NUESTRO SITIO WEB www.cesamende.com.ar Secretaría: de lunes a viernes de 10.00hs a 16.00hs Al tel.: 4504-7710

Instituto Superior Emerson (A-1191) Más información: Bmé Mitre 2082 – Piso 2 – Bs.As. tel.: 4953-5130/1 | directo: 4951-5370

3Eh^Xdad\†V 3HZmjVa^YVY 3De^c^dcZh

*

ACOMPAÑAMIENTO PSICOTERAPEUTICO A-COMPAÑAR EN SU 26º ANIVERSARIO Fundada en 1982, dedicada a la Asistencia, Formación e investigación en Salud Mental Director: Lic. Guillermo J. Altomano Acompañamiento Psicoterapéutico Abre su 79º CURSO ANUAL 1º Nivel: Semestral: Teoría y Técnica: Psicopatologia Y función del acompañamiento 2º Nivel: Semestral: Práctica Clínica: Concurrencia supervisada de acompañamiento con niños, adultos y 3º edad. MODULO DE INSERCION LABORAL Se entrega certificado que acredita experiencia laboral. Pasantías Clínicas: con pacientes del ámbito hospitalario y de juzgados civiles de familias Frecuencia: 1 reunión semanal de 2 hs. Horario: vespertino o nocturno Inicio ABRIL Auspiciado por: Secretaria de Salud del Gobierno de La Ciudad de Bs. As. EN CAPITAL e-mail: acompaniar@acompaniar.com Informes: Tel.: 4374-6966 Rodríguez Peña 286 4º piso – Buenos Aires www.acompaniar.com

LA POLÍTICA EN SU CAMA**

8DCI>Cå69:FÜ=$)

idea semejante cometió Miguel Angel Vicco (el de la leche adulterada) en “El Jefe”, de Gabriela Cerruti: “Eran al principio mujeres berretas, pero en la gobernación subió el nivel y en la presidencia subió del todo” (Cerruti dice que Vico era amante de María Julia Alsogaray pero que, con tal de que no fuese descubierto por la esposa, Menem inventó un idilio para cubrirlo). El eunuco es bendecido por el deseo del déspota. Y su papel sería comparable, sin decir que es igual o parecido, al de un Ramón Hernández que, luego de organizar eventos y fiestas para el presidente, habría obtenido una -¿supuesta?- cuenta de seis millones de dólares. Segundo personaje en importancia del harén, es la madre del déspota. Y al respecto se recuerda que, Mohibe Menehem, obligó a Carlos a dejar el amor de su vida, Ana María Luján. Pero los que más sufren en el serrallo son los hijos: la ambición de los que no son ignorados o defenestrados, es mantenerse como niños grandes y en medio de lujos sin medida. Como el sultán los anula y malcría, los hijos ejercen crueldades ciegas: Zulemita, que de adulta daba piquitos a su padre, se entretenía de niña mirando cómo su perro de policía cazaba pajaritos. Habría más pero, para finalizar, se menciona el “salam”, un regalo que trae escrito un mensaje cifrado; un jeroglífico sólo entendible para el déspota y la zarina, y sobre el cual los estudiosos del haren dicen que puede ser más valioso que cualquier otra cosa: en uno de sus cumpleaños, María Julia le regaló a Menem un anillo de oro con unos números que nadie entendió, pero que eran los del dia, el mes y el año de la privatización de Entel. EROS GLOBAL En 1947, al visitar Nueva York, a Simone de Beauvoir le sorprendió la moda que, para seducir, usaban los jóvenes: romper la ropa. Que ese estilo haya llegado a la Argentina mucho después, indica que siempre hubo usos globales, sólo que se han acelerado. Ahora la sentimentalidad pasó de moda, hay “relaciones microondas” (intensa y breve), mis América que

en los 40 pesaba 64 y medía 1.72 hoy mide 1.76 y pesa 53, políticos que pedian privacidad hoy exhiben romances, las drogas atraen más que el sexo, hay más exhibición que consumación sexual, y si hasta hace poco se “amaba demasiado” hoy se dice “ojalá pudiera sentir algo”. La sexualidad, también ella, se ha globalizado. Y entre otras son dos las conclusiones que podrían sacarse del enorme éxito que tiene el actual consumo masivo: 1º) A pesar de tantos objetos nuevos no apareció ninguno que logre “taponar” el deseo. 2º) A diferencia de la ciencia y de la tecnología, que nunca dejan de avanzar, lo que sigue sin progresar es el alma. Lo que hoy es la Argentina se ha ido formando a través de malones (españoles, indios, montoneros, militares, etc.) y todos tuvieron fuertes contenido de violencia sexual. Pero en 2008, al cumplirse 25 años de democracia -¡un cuarto de siglo!- con indigentes en las calles y con mujeres que sufrieron un aborto clandestino como primera causa de muerte en ginecología nacional, debería haber llegado el momento grave y maduro de elegir: ¿El malón o la República? Si se ha elegido la República deberá entenderse que, en materia de sexualidad, no legislan la iglesia, ni los dueños del dinero, ni el ejército, sino el pueblo a través de sus representantes y de sus científicos. Y otro concepto a tener en cuenta es que las sociedades no se hunden por las costumbres sexuales y privadas de sus integrantes, sino por las costumbres públicas de sus hombres públicos. Esther Díaz, siguiendo a Gilles Deleuze y Felix Guattari, recuerda que la sexualidad es una segmentación del deseo. O sea que el deseo no reconoce al sexo sino que, la cultura, es lo que obliga al deseo a ser sexuado. Si la sexualidad no es todo el deseo, sino apenas una de sus embajadoras, deberá recordarse, también, que el deseo tiene su leyes y que una de ellas determina lo siguiente: cuando el deseo no se cumple, se termina reprimiendo.

EZg^dY^hiVnZhXg^idgÄ[gdciZgVaj^h5\bV^a#Xdb  EjWa^XVYVZcGZk^hiVDej_Y_WiYZ:Y^idg^Va EZgÒaZa%'$%'$'%%-


+

C7HPE q'%%-

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg

6AFJ>A:G

8A6H>;>869DHEGD;:H>DC6A:H

9:8DCHJAIDG>DH

9edikbjeh_ei9WbWiWdp

PedW7d][b=WbbWhZe o9ehh_[dj[i

Av. Rivadavia y San José de Calasanz Dos cuadras Acoyte (Est. Subte A) Secretaría- A/Acondic Disponibilidad horaria

Alquilo Consultorios. Silenciosos. Por hora. Desde $6 )-*)"-')'$)-++"*%++

).%("(((' lll#Xdchjaidg^dXVaVhVco#Xdb#Vg

=kWoWgk_b [%@$C$Ceh[deo8[WkY^[\

7l$9ehh_[dj[io=WiYŒd

2 cuadras est. Acoyte Subte A Confortables - Silenciosos Cálida decoración

Luminoso. Hora/día y mes A dos cuadras del subte )-+'"((-.

<j†VYZegd[Zh^dcVaZh"L7BEH+&njh[ic[i[iYedi[Ykj_lei!Z[ijWYWZeZ[h[]Wbe BZY^YVh/7adfjZ'Xbm)Xb(+XVgVXiZgZhm*a†cZVh"EjWa^X^YVY:E8B;EZg^‹Y^Xdne{\^cVLZW

;ADG:H

8676AA>ID

6AB6<GD

H_lWZWl_W,-&& e/ Gavilan y Caracas Zona de fácil acceso. Serv de secr. amplia disp. horaria. Consultorios luminosos. Hora-módulo-mes )+((")-** ZhiZaVWVm5\bV^a#Xdb

7bjH_lWZWl_W,-&& Consulturios de Categoria Hora - Día - Mes )+(&"&*'%$&*")&+%".+*+

).%'"*-.+$&*"*-%*",.%)

PSICOTERAPIAS

PSICOANÁLISIS

9[djheZ[Fi_Yej[hWf_W 9e]d_j_lWfWhW[b9WcX_e

B_Y$7dWb_WB$9[b[djWde

B_Y$:_[]eF[h[p

6YdaZhXZciZhn6Yjaidh =dcdgVg^dh6XXZh^WaZh OdcV8dc\gZhd ).+)")%&*

Eh^Xdad\dJ76 8dchjaidg^dOdcVHjg =dcdgVg^dhVXXZh^WaZh &*"+,*%"*-..

B_Y$;ij[bW8Wn

D_bZW9W‹Œd

7i_ij[dY_WFi_YebŒ]_YW

6YdaZhXZciZhn6Yjaidh =dcdgVg^dhVXXZh^WaZh OdcV8Ve^iVa;ZYZgVa )+((")-**

Eh^X‹ad\VJ76#=dcdgVg^dhn]d" gVg^dhZheZX^VaZheVgVZhijY^VciZhYZ Eh^Xdad\†V#Eg^bZgV?jciV"8VWVaa^id ).%("&&%%

6YdaZhX#"6Yjaidh"IZgXZgV:YVY OdcVh7Za\gVcd"EVaZgbd =dcdgVg^dh6XXZh^WaZh )-%+")+)*$),,(".-**

IZgVe^Vh;dXVa^oVYVh>cY^k# IZgVe^V\eVae$IgVhidgcd YZ6ch^ZYVYn;dW^VHdX^Va ),,,"%-.-

aZdcdg*5X^jYVY#Xdb#Vg

A 3 cuadras de Av. Rivadavia y a 4 cuadras de Av. Corrientes Consultorio amplio y luminoso Por módulo y mes ).*-"(,.,

B>8GD8:CIGD

DC8:

Fh_d]b[io:_WpL[b[p

B_Y$HeiWdWJhWlW]b_e B_Y$7dW@kb_WLWbbed[

PSICOANÁLISIS

7l$H_lWZWl_Wo@kd‡d

9WbbWeo9ehh_[dj[i

B_Y$I_bl_e7$BŒf[p

Alquiler de consultorios Luminoso - de Lunes a Sábado Descuento por cantidad de horas

Sala para Grupos y Seminarios. Consultorios. Por día y hora. Secretaria. Mensajería. Sala de espera.

Eh^XdVcVa^hiV# OdcV/DcXZnAdbVhYZOVbdgV )')("+-*-$&*"+''-"&)(.

).*("+-*)$&*"*-(*")%(.

&*"+%.("&-*-$ )(,&"..(.

76GG>D  CDGI:

IWbWi[dWbgk_b[h @kdYWboBWfh_ZW Para atender niños y/o adultos Solo por módulos 8-12 hs., 12.30-16.30 hs., 17-21 hs.

8>:GG:9::9>8>âC ADH ', 9:  8696  B:H 6CI>8>E:HJ6K>HD

nV]dgVnd5]dibV^a#Xdb

Para dictado de clases, Conferencias, Seminarios o Talleres, Presentaciones de Libros Corrientes 1680, Primer Piso )(,("%-)& ^c[d5_VgY^cYZVc\ZaZh#Xdb lll#_VgY^cYZVc\ZaZh#Xdb

8DHIDH9:EJ7A>8>969 36K>HD9:HI6869D

9ED:?9?ED;I0

:HE68>D/*8B#M*8B#*%#

3EjWaX^YVY9dWaZ/

36K>HDEG:;:G:C8>6A

E{\^cVLZW :Y^X^‹c<g{[>XV# 38^ZggZYZZY^X^‹c/Y†V',YZXVYVbZh 3EV\dZc7VcXd<Va^X^V# 8jZciV8dgg^ZciZC°&(*,*"(%%&". VcdbWgZYZ?dh‚B‚cYZo# 38dWgdZcYdb^X^a^d/ *#"YZXVYZiZg†V

:HE68>D/)8B#M(8B# HDA6B:CI:6AFJ>A:G 9:8DCHJAIDG>DH#(%#

VciZhYZaX^ZggZYZXVYVZY^X^‹c

FH?C;HC;I0KD7L?IE:;IJ797:E:;H;=7BE

K87

Eh^X‹ad\VEh^XdVcVa^hiV 8^jYVY?VgY†cYZaEVadbVg ),*-"-(-&

B?9$HEI7D7 JH7L7=B?E

B_Y$C_hjW=edp|b[pK87

Egd[Zh^dcVaZhJ76XdcVbea^V ZmeZg^ZcX^VXa†c^XVOdcVDcXZq 8dc\gZhd ).*'"(-()

Eh^XdVcVa^hiV 8dchjaidg^dh8VWVaa^id"6abV\gd )+(("'.-*$&*"*)&.")--%

B_Y$HeiW7ai[dY^ka

B_Y$7b[`WdZhe9Wijhe

Eh^X‹ad\VJ76 6YjaidhÄ6YdaZhXZciZh &*"+),("-**&

Eh^XdVc{a^h^h"Eh^XdiZgVe^V OdcV7Za\gVcd 6gVcXZaZhVXdckZc^g &*"+%&%"('%)

B_Y$C$IebWdW:Wl_Zped

B_Y$BkY_bW8WcXWbb_

Eh^Xdad\VJ76 8dchjaidg^dZc8VWVaa^idnEVaZgbd XdchjaiVgedgdigVhodcVh =dcdgVg^dhVXXZh^WaZh &*$**-'"%(-+

Eh^X‹ad\VJ76#BC)%-)& 8dchjaidg^d8Ve^iVa;ZYZgVa OdcVCjŠZon7Za\gVcd =dcdgVg^dhVXdckZc^g ),%'"+..%

69DA:H8:CI:HN69JAIDH =DCDG6G>DH688:H>7A:H

9787BB?JEÅH7CEIC;@?7

ODC6DC8:$8DC<G:HD

BZchV_ZhVa/ *,+,#&+,'+#+/+-#-)*'

lll#eh^Xda^cZV#Xdb#Vg

Eh^XdVcVa^hiV ),,&"'),*

bVgXdhbÒcV5nV]dd#Xdb#Vg

CURSOS F[hiedWbjhW_d[h 6YjaidhnIZgXZgV:YVY OdcV8Ve^iVa;ZYZgVa hdaVbZciZh{WVYdhnYdb^c\dh 6Zg‹W^Xd$adXVa^oVYV$ igdiZ$W^X^XaZiV$Zadc\VX^‹c$ idc^ÒXVX^‹cbjhXjaVg# Egd[#/BVg^a^cV )+,'"*.-%

ACOMPAÑAMIENTO TER. HWok[bW B_Y$7dZh[WL$7]k_bWh Eh^X‹ad\VJ76BC(.)(, 8dchjaidg^d8dgg^ZciZhnEjZnggZY‹c =dcdgVg^dhVXXZh^WaZh &*"**&*"'*&,

8Zcigd6h^hiZcX^VaEh^XdVcVa†i^Xd C^Šdh!VYdaZhXZciZhnVYjaidh 6gVcXZaZh]dhe^iVaVg^dh "H^ca^hiVYZZheZgV" )+-("(*,%$)-+("-,*.

7YecfW‹Wdj[ij[hWfƒkj_Yei BdnVcd"IdWVg<VgX†V &*"+,&%"+%(& &*"+).-",*-. &*"+)*."+%&'

hdbdhgVnjZaV5]dibV^a#Xdb

ASISTENCIA PSICOLOGICA

EH>8D6C6A>HI6 9D8:CI:J76 IgVnZXidg^V=dhe^iVaVg^V 9edikbjeh_ei[d

Eh^X‹ad\VJ76#Dg^ZciVX^‹cn IgViVb^Zcid8a†c^Xd"Eh^XdegdÒaVm^h Fj^gg\^XV#8dchjaidg^dh8Ve#;ZY# =dcdgVg^dhVXdckZc^g &*$+,'+"%**(eWhVWVii^c^5\bV^a#Xdb

B_Y$CWhYei<_dW H[Z7i_ij[dY_WbZ[Fi_Yebe]_W

lll#a^WgZg^VaV[VXjaiVY#Xdb

Consultorio zona Recoleta- Belgrano

9[b$0&'''+#+'&*#(&'+

B_Y$FWjh_Y_WIWXWjj_d_ 6YdaZhXZciZhÄ6Yjaidh Egd[Zh^dcVaZhX$ZmeZg^ZcX^V =dhe^iVaVg^V#O$8VWVaa^id ).%)"&.+.

:HE68>D/,8B#M+8B#*%#

3AdheV\dhYZWZcgZVa^oVghZ

A^X#<VWg^ZaVIjbVg`^c

B_Y$CWh]Wh_jW?Z[bie^d

Eh^XdVcVa^hiV"9dXZciZJ76 IgVnZXidg^V]dhe^iVaVg^V 8VWVaa^id"GVbdhBZ_†V )+*+"%**,$&*"*.*,",()&

_jkVaadcZ5\bV^a#Xdb

7ieY_WY_ŒdB_Xh[

hYVk^Yodc5\bV^a#Xdb

:HE68>D/(8B#M(8B#*%# IG:HB:H:H8DCH:8JI>KDH#

6I:C8>DC EH>8DAD<>86

Eh^X‹ad\V#6iZcX^‹cYZC^Šdhn 6YdaZhXZciZh#8dchjaidg^dhZc 8Ve^iVanGVbdhBZ_†V &*"*),,".&--

3<68:I>AA6Ä6<:C96 36K>HD8A6H>;>869D

PSICOANÁLISIS

Adolescentes y Adultos Honorarios Accesibles

PSICOLOGIA PSICOANALISIS FILOSOFIA DICCIONARIOS TEST Av. Independencia 3065 P.B. info@librerialafacultad.com

&*"))).".++& $),,&"&+'*

4957-5816 / 4931-5550 Interno 125

I:G6E>68D<C>I>K6 ;D86A>O696:CA6 G:HDAJ8>âC 9:EGD7A:B6H IG6HIDGCDH9:6CH>:969 9:EG:H>âC 8G>H>HK>I6A:H EGD7A:B6HG:A68>DC6A:H

>C;DGB:H

),,,"%-.-


C7HPE q'%%-

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg

A>7GDH I6E6Hq8DCIG6I6E6H >;H79B?JE;D<H;K: CdgVE†ccdaV EdaZbdhq'*'e{\h#

Aunque el problema del ser y del lenguaje provenga de los comienzos mismos de la filosofía, este libro vuelve a la cuestión desde una doble vertiente: filosofía y psicología. Desde allí investiga la pertenencia del dualismo pulsional freudiano con relación al pensamiento heraclíteo, en particular con la noción de pólemos. Busca la matriz clásica, desde la cual creció la elaboración del modelo pulsional freudiano, así como el Edipo de Sófocles le prestó al psicoanálisis la trama argumental para explicar el momento mítico que describe el pasaje del niño -das Kind- al varón o mujer. Para ello se dirige a la extraordinaria figura de Heráclito, proponiendo que Freud encuentra en su pensamiento una estructura, que comprueba en otra dimensión: lo pulsional. En 1937 Freud declara el origen de su teoría pulsional refiriéndolo a Empédocles, y no a Heráclito, diciendo que sus lecturas juveniles eran tan vastas, que ya no podía estar seguro. Se aplica, entonces, en lo lagunoso, el ejercicio freudiano, de decir: aquí hay algo. Se investiga y ensaya un olvido de Freud, lo cual conduce a repensar el olvido, el recuerdo -encubridor-, lo hipernítido la verdad como desocultamiento, el juego entre lo latente y lo fanente. Un porcentaje del producido por las ventas de este libro será donado por la autora a la Fundación Educando, fundación que promueve e implementa programas de alfabetización para jóvenes y adultos con menos oportunidades, en un marco de integridad, compromiso social y excelencia educativa.

;BJ;9>E:;9H?IJ7B E:GHE:8I>K6H EH>8D6C6A>I>86H HD7G: A6H BJ?:G:HN:AED9:G BVg^Vb6a^oVYZ$7Zi]HZZa^\8dbe^aVYdgVh AjbZcq''%e{\h#

El techo de cristal es una metáfora que designa un tope, generado por los poderes sociohistóricos, para las realizaciones de las mujeres en la vida pública. El límite detiene la ascensión piramidal hacia los altos cargos de realización personal en la esfera de reconocimiento público. Implica una idea afín a la de injusticia social e inequidad de género. El concepto, nacido en el fértil campo de la sociología, recibió posteriormente el aporte de distintas disciplinas. Este libro lo explora a la luz del psicoanálisis. En el techo de cristal confluyen perspectivas de género de psicosexualidad, de jerarquías sociales, de roles y de ideales superyoicos y narcisistas. Los diez ensayos que componen el libro pertenecen a destacados psicoanalistas de nuestro continente. La mayoría de ellos se reunieron hace un par de años ela ciudad de Atlanta (año 2000), Estados Unidos, en una intensa jornada científica donde se debatió la problemática del poder en la vida de las mujeres. Los contrapuntos, las oposiciones y las potenciales controversias planteadas en las páginas del libro reflejan los desencuentros entre los mandatos de la cultura y la complejidad del universo deseante de las mujeres.

B7<KD9?EDF7J;HD7 ;DB79B?D?97<H;K:?7D7 9Vc^Za:#HX]d[[Zg@gVji

B797D?7D7 ADHH:B>C6G>DH9:?68FJ:HA686C &.+)"&.,.

Aj\Vg:Y^idg^Vaq&.%e{\h

BdjhiVe]VHV[djVc EV^Y‹hq(-)e{\h 

Este libro aborda la cuestión de la función paterna en la clínica psicoanalítica. A lo largo de sus páginas el autor se adentra en los textos freudianos identificando y diferenciando conceptos, organizándolos y ordenándolos para definir, desde la clínica, “de qué se habla” o “de quién se habla” cuando del padre se trata. ¿Se trata del padre imaginario, del padre simbólico o del padre real? La función paterna, en tanto función de corte, es garante de lo que en la disciplina psicoanalítica da cuenta de la falta y del acceso a la vida erógena del sujeto. Por esta razón la intervención del padre es fundamental en el advenimiento del sujeto en su condición sexuada y cultural. Se trata de una función que hace posible que el niño se perciba como hijo de una pareja, protegiéndolo del peligro de quedar atrapado en la posición narcisista de ser el falo de la madre, es decir, un objeto de fabricación materno, que lo puede condenar al goce de la fusión/ confusión imaginaria. En este libro Daniel Schoffer hace un seguimiento en el que va señalando los principales momentos de conmoción que produjo la presencia del padre, en tanto metáfora de la subjetividad, en los textos de Sigmund Freud. En la realización de esta tarea recorre y retorna a Freud construyendo un entramado entre teoría y clínica, entre modos de comprender la propuesta freudiana y fragmentos de casos que la ilustran.

?DJHE:K99?ED7B7;F?:;C?EBE=?7 CVdbVgYZ6abZ^YV;^a]d %BVg^VO‚a^VGdjfjVngda Aj\Vg:Y^idg^Vaq'.+e{\h#

La Epidemiología se constituye actualmente en la principal ciencia de la información en salud. Se trata, sin duda, de una importante ciencia complementaria para las ciencias clínicas, y básica para la salud pública. Amplía cada vez más su importante papel en la consolidación de un saber científico sobre la salud humana, sus determinantes y sus consecuencias en, por lo menos, tres aspectos principales: s 0RIMERO LA INVESTIGACIØN EPIdemiológica posibilita el avance del conocimiento sobre los determinantes del proceso salud-enfermedad: s %N SEGUNDO LUGAR LA DISCIPLINA DESARROLLA TECNOLOGÓAS EFECTIVAS para la descripción y el análisis de las situaciones de salud, dando sustento a la planificación y a la organización de las acciones de salud; s 0OR ÞLTIMO LA METODOLOGÓA EPIDEMIOLØGICA PUEDE SER EMPLEADA en la evaluación de programas, actividades y procedimientos preventivos terapéuticos, tanto en lo que se refiere a sistemas de prestación de servicios como al impacto de las medidas de salud en población. ¿Cómo se creó esta ciencia tan importante? ¿Cuál es su historia? ¿Cómo se estructura el objeto epidemiológico? ¿Qué teorías de saludenfermedad orientan la ciencia epidemiológica? ¿Cuáles son sus principales instrumentos, indicadores y medidas? ¿Cómo se constituye la metodología epidemiológica? ¿De qué modo se realizan los análisis epidemiológicos? ¿Cuáles son las perspectivas de la epidemiología? Introducción a la Epidemiología aborda estas y otras importantes cuestiones, esenciales para la comprensión de los análisis de riesgo en salud. Esta obra incluye una lista de 109 manuales y libros de texto de epidemiología, y también guías sobre epidemiología en Internet, con direcciones de 144 sitios web sobre epidemiología, bioestadística y metodología de investigación en salud.

PERSONALADULTOS TRAINER Y TERCERA EDAD AERÓBICO / LOCALIZADA / TROTE BICICLETA / ELONGACIÓN / TONIFICACIÓN MUSCULAR ZONA CAPITAL FEDERAL (SOLAMENTE SÁBADO Y DOMINGO)

PROF: MARILINA

4672-5980

Lic. Nilda Cañon Psicoanálisis (UBA)

Consultorios en Primera Junta - Caballito

4903-1100



El célebre seminario que Jacques Lacan dictó a lo largo de mas de veinticinco años -de 1953 a 1979constituye sin duda una de las obras fundamentales de la teoría psicoanalítica. La complejidad de su lectura no sólo está dada por la originalidad y sutileza del pensamiento de Lacan: el factor de la traducción –de por si arduo en todo texto- encuentra en el discurso lacanianao una dificultad suplementaria, dado su constante juego en el plano del significante, a lo que se suma el hecho de que varios cursos anuales no conocen aún una versión establecida en español Moustapha Safouan, uno de los discípulos mas cercanos de Lacan, ha emprendido la ambiciosa tarea de realizar una lectura de sus seminarios, avanzando a través de ellos cronológicamente, independientemente de las vicisitudes de su edición. En este volumen, que reúne la colaboración de Roland Chemama, Christian Hoffmann, Alain Lemosof y Bernard Vandermersch, se analizan los casos que dio entre 1964 y 1979. Asi, se completa la obra iniciada en el volumen 243 de esta colección, donde se examinan los primeros seminarios. Ambos libros poseen un índice de conceptos, fundamental para el psicoanalista o investigador que desee rastrear la evolución de los términos en Lacan, cuya obra viva, no cesa de reverberar Moustapha Safouan nació en Alejandría, Egipto. Psicoanalista, hombre de letras y filósofo, a principios de los años cincuenta conoce a Lacan y se convierte en un destacado discípulo. Tiene una vasta obra, entre las que se cuentan los siguientes títulos: Jacques Lacan y la cuestión de la formación de los analistas (1985), La palabra o la muerte (1994) y Lacaniana (Paidós , 2005), que complementa el presente volumen.

?DJHE:K99?ED7B7FI?9EC;JH?7 H^ak^VIdgc^bWZc^!:Y\VgYdE‚gZo!;VW^{cDaVo EV^Y‹hq'--e{\h 





Este libro constituye una introducción a la psicometría en un doble sentido: por un lado, explicita los conceptos clásicos de la disciplina, con un lenguaje claro y riguroso; por el otro, brinda un panorama de los enfoques más actuales, sin eludir las controversias teóricas y la diversidad de perspectivas. Tanto el alumno de psicología como el profesional en ejercicio encontrarán en esta obra una descripción exhaustiva de nociones centrales de la psicometría, desde los fundamentos mismos de la medición en psicología hasta las problemáticas específicas que supone la construcción o adaptación de tests provenientes de otras culturas. Las consideraciones que aquí se realizan son el resultado de una extensa trayectoria de los autores de campo de la psicometría en nuestro medio. En este sentido, podría decirse que la obra propuesta por los compiladores, que además ha contado con la colaboración especial de Nuria Cortada de Kohan, Alberto Fernández y Marcos Cupani, viene a llenar un vacio bibliográfico en español y resulta de especial interés en un momento en que la informatización de los tests psicológicos y los nuevos desarrollos teóricos abren nuevas posibilidades y desafíos a una disciplina que tiene aún mucho para ofrecer

PSICOANALISIS

Niños, Adolescentes y Adultos Honorarios Especiales para Estudiantes de Psicología

,

BTJTUFODJB!QTJDPBOBMJUJDB

MJD/!NJSUB!HPO[èMF[! )BEPMFTDFOUFT!Ñ!BEVMUPT*

LIC. MARGARITA IDELSOHN

\

PSICÓLOGA PSICOANALISTA

=DCDG6G>DH68DCK:C>G

CIUDAD JARDÍN DEL PALOMAR

4758.8381

[POB!DBCBMMJUP!0!BMNBHSP =DCDG6G>DH:HIJ9>6CI>A:H

)+(("'.-*$&*"*)&.")--%


-

C7HPE q'%%-

38dajbcVYZde^c^‹c

lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg



EDG;:?J8;7JH?PJ;D:B7HP 

PSICOANALISIS Y PSICOTERAPIAS

EN EL MUNDO QUE NOS TOCA VIVIR

En distintos lugares del planeta, existe hoy una duda sobre el estatuto de ese saber que es el inconsciente. Si incluso un cierto número de analistas ha llegado a dudar del psicoanálisis, parece explicable que muchos sujetos, aquejados por esa misma duda, se abalancen sobre prácticas más rápidas y más productivas. Al menos en apariencia, esto es así para quienes las eligen.

8

uando un paciente golpea una puerta, hay un sufrimiento que llama. Aquí convergen psicoanálisis y psicoterapias. A alguien le duele. Desde Lacan, podemos sostener que a partir de una cierta vacilación fantasmática la cosa cambió. Aquello que antes no resultaba ser problemático se transforma en problema: molesta, duele, desorganiza cierta homeostasis subjetiva. En lo que van a resultar divergentes una práctica de la otra -las psicoterapias y el psicoanálisis- es en qué posición se ubican psicoterapeuta y psicoanalista. Las psicoterapias se cuentan por decenas, desde el reforzamiento del yo hasta las terapias más breves. ¿Cuál es el principio de unificación, qué tienen en común? La clave, según JacquesAlain Miller, se encuentra en que todas cuentan con la incidencia de la palabra del Otro. El elemento decisivo viene a ser que existe un Otro que dice qué es lo que hay que hacer, que aprueba, que dice sí, que dice “está bien”. Desde la hipnosis hasta el Zen el uso de la palabra es, en todas las terapias, más o menos evidente. En todas ellas hay un Amo que vigila, que induce, que procura que el paciente se identifique con él por introyección. Es el maestro, desempeña el papel del modelo con el que identificarse. Todas las psicoterapias coinciden en ser terapias de la imagen de sí: según Miller, encuentran su fundamento en el estadio del Espejo. Pueden pasar por el movimiento del cuerpo o por su inmovilidad, pero lo esencial es siempre la sujeción a ese Otro al que se ve como modelo, otro sin barrar, y al que se considera, en la jerga de las psicoterapias, como a un “padre” o como a un ser capaz de brindar “contención” a los desamparados. Cuando en las psicoterapias nos alejamos o directamente nos ahorramos el pasaje por el cuerpo, entramos en un área que presenta intersecciones con el psicoanálisis. Miller parte de la idea de que el psicoanálisis comparte con otras terapias ciertos efectos terapéuticos. Ha propuesto que para el Estado francés el psicoanálisis sería una forma de psicoterapia más.

Miller llama “logoterapias” a estas psicoterapias. La pregunta es ¿de qué se valen las logoterapias? En todas ellas juega el efecto hipnótico del significante. El significante “terapiza”, es un modo de tratamiento de lo real. Las psicoterapias en general ejercen efectos sobre todo en esta relación en la que se hace hablar al paciente. Por una parte, se valen de los efectos dormitivos del significante, pero sobre todo, lo que había destacado Jacques Lacan, tratan de reubicar al yo en una función de dominio y de síntesis que el yo pierde cuando aparece el síntoma como aquello que viene de lo real lo cual había sido destacado por Jacques Lacan. La matriz de todas estas psicoterapias no corporales se da en la frase célebre You are ok, I am ok, título de un célebre best seller de los años 70, del psiquiatra transaccional Thomas A. Harris1. Aquí entra en función el rudimento de una técnica que consiste en instituir al Otro, investirlo del significante Amo para obtener de él un asentimiento: el significante que salva. Lo que afirma Miller condice con la Conferencia 16 de las Conferencias de Introducción al Psicoanálisis 2 donde Freud se las ve en dificultades cuando intenta separar lo que es la sugestión de la transferencia; otro tanto ocurre, con más detalle, en la Conferencia 28. En este último texto se pregunta: “por qué en la terapia psicoanalítica no nos servimos de la sugestión directa, ya que admitimos que nuestra influencia se basa esencialmente en la transferencia, es decir, en la sugestión”. Aquí podemos ver ese límite donde se encuentran psicoterapias y psicoanálisis, según la caracterización de Miller. Se ha llegado a decir que en el psicoanálisis la sugestión es inclusive más pura: ha sido el caso de los analistas posfreudianos, que se alejaron de Freud. Para Lacan, existe, en cambio, la ética del psicoanálisis: el deseo del analista es un deseo diferente que el de ser el amo. En este deseo, dice Lacan, hay un enigma.

Agrupación Psicológica PROFESIONALES U.B.A CON TRAYECTORIA CLINICA

Adultos - Adolescentes - Parejas Atención en consultorios privados en: Av. Santa Fe y Cerrito

Honorarios Accesibles

###YZaVedh^X^‹cYZaVcVa^hiVYZeZcYZg{aVZc" igVYVYZaVc{a^h^h#H^ZaVcVa^hiVhZ^YZci^ÒXVXdcaV edh^X^‹cYZjceh^XdiZgVeZjiV!X^ZggVZhVhejZgiVh# HdaVbZciZh^hZc^Z\VVaVeh^XdiZgVe^V!hZVWg^g{c aVhY^bZch^dcZhVcVa†i^XVhYZaY^hXjghd#Ç según Lacan paga “algo para sostener su función. Paga con palabras –sus interpretaciones-. Paga con su persona, en la medida en que, por la transferencia, es literalmente desposeído de ella”4. Lo que separa al tratamiento analítico de aquel otro basado puramente, únicamente en la sugestión –según ya lo había indicado Freud- es que finalmente el análisis desmonta la sugestión, deconstruye la transferencia. En los tratamientos que se apoyan sólo en la sugestión, como la hipnosis, se mantiene, hasta el final, instalado el andamiaje de la sugestión; por el contrario, el psicoanálisis, que prevé un final de análisis, al concluir deja desarmada la transferencia. En relación con esta cuestión, Miller -siguiendo a Lacan- propone una salida a la posición de la sugestión. Esa salida gira en torno a lo que Lacan llama “deseo del analista”. En este punto justamente es donde se opone a la orden del hipnotizado. Por la sugestión, el psicoterapeuta trabaja con la cuestión del ideal del

¿Cuál es la única salida a la posición de la sugestión? La salida consiste en un analista deseante; lo que Lacan llama “deseo del psicoanalista”. El deseo del psicoanalista se opondría aquí a la orden del hipnotizador, no al silencio del analista. Desde la perspectiva del Estado- sea el francés en el caso de Miller o el argentino en el nuestro- hay que decir que el psicoanalista no resulta identificable. Es decir que el discurso del amo es el reverso del discurso del analista5. Solamente puede ser el analista identificado por el Estado en aquella intersección que mencionábamos entre psicoanálisis y psicoterapias: esto es, en la medida que se encuentra en la posición de ejercer una terapia por identificación. Si el Estado tiende a identificar psicología y psicoanálisis con psicoterapias, es porque prolonga a una identificación histórica de los posfreudianos que confundían psicoanálisis y medicina. De esta manera, adjudica al dispositivo analítico la finalidad de curar. En esta definición,

se confunde psiquismo y funcionamiento del cerebro, con lo cual se piensa que la curación sirve para que el sujeto se incorpore nuevamente de manera útil a la sociedad. Sin embargo, el inconsciente es diferente del psiquismo: el inconsciente no es un órgano. Freud decía que había que buscarlo en las profundidades, mientras que Lacan, apoyándose sobre el estructuralismo lingüístico de Ferdinand de Saussure, dirá que el inconsciente ha de buscarse en el discurso mismo. Y el psicoanálisis se ocupa del inconsciente, no del psiquismo. No se trata de adaptar al sujeto a una realidad construida fantasmáticamente, ni de reincorporar el pleno funcionamiento del principio del placer que asegure una regulación psíquica. Miller ha partido así de la idea central de que hay efectos terapéuticos que el psicoanálisis comparte con otras psicoterapias. En general, no obstante, las psicoterapias se sirven de los efectos dormitivos del significante. Lacan subraya, como dijimos, que tratan de devolver al yo una función de dominio que el yo pierde cuando aparece un síntoma: algo que perturba, que molesta, que angustia, que funciona como una fuente de padecimiento. Es decir, algo del fantasma ha vacilado: eso que servía al sujeto para adormecerse en una significación coagulada que gobernaba su vida, ha caído. Aquello que incumbe a la clínica psicoanalítica es discriminado claramente por Miller: el psicoanálisis es una clínica bajo transferencia, donde hay efectos propios, y el deseo sirve de guía para lo terapéutico en la operación analítica. El psicoanálisis abre la posibilidad del encuentro del sujeto con su deseo. Se pueden considerar dos niveles de efectos terapéuticos propiamente analíticos. Un primer nivel de efecto terapéutico que se consigue en la entrada a análisis, a menudo después de algunos encuentros, algunas sesiones y que no debe confundirse con una curación, y otro que se considera a la salida del análisis. Existe una terapéutica de la entrada y otra de la salida. 8DCI>Cå6:CI?J?EM;80lll#eh^"Zadigd#Xdb#Vg

NOTAS '$J^ecWi7$>Whh_i"NdjVgZd`!>Vbd`#CjZkV Ndg`/6kdc!&.,+# ($I_]ckdZ<h[kZ"8dc[ZgZcX^VhYZ>cigdYjX"

X^‹c Va Eh^XdVc{a^h^h P&.&+"&,R! Æ&+¯ Xdc[Z" gZcX^V/Eh^XdVc{a^h^hnEh^fj^Vig†VÇ#:cDWgVh 8dbeaZiVh MK>! 7jZcdh 6^gZh/ 6bdggdgij! &.,+!ee#''("'()# )$@WYgk[iBWYWd"ÆAV Y^gZXX^‹c YZ aV XjgV n adheg^cX^e^dhYZhjedYZgÇ!Zc:hXg^idh'#7jZ" cdh6^gZh/H^\adMM>!&.-*!ee#*+*"+'+# *$ @WYgk[i BWYWd" HZb^cVg^d K>>/ AV ‚i^XV YZa

eh^XdVc{a^h^h# 7jZcdh6^gZh"7VgXZadcV/EV^Y‹h! &.--!e#(),# +$9\$@WYgk[iBWYWd"HZb^cVg^dMK>>/:agZkZg"

hdYZaEh^XdVc{a^h^h# 7jZcdh6^gZh"7VgXZadcV/ EV^Y‹h!&..'#

 Eh^XdVcVa^hiVÄZiZcYaVg5ÒWZgiZa#Xdb#Vg

H6A6H:C6AFJ>A:G EVgVY^XiVYdYZXaVhZh!8dc[ZgZcX^Vh! HZb^cVg^dhdIVaaZgZh! EgZhZciVX^dcZhYZA^Wgdh PED79;DJHE 9ehh_[dj[i',.&"Fh_c[hF_ie"9Wf_jWb<[Z[hWb

4813-3572 http://www.arespsi.com.ar

Aquí nos encontramos en las puertas del análisis. Esto quiere decir que de la posición del analista dependerá la entrada del análisis. Si el analista se identifica con la posición de un psicoterapeuta, cierra esas puertas. Solamente si se niega a la psicoterapia, se abrirán las dimensiones analíticas del discurso. El tratamiento analítico se sirve también de la sugestión, pero no solamente, mientras que las psicoterapias se basan puramente en ella, más aún, únicamente en ella: por aquí pasa la línea de clivaje entre uno y otros. Lacan señala que nadie ignora que, en la dirección de la cura, “el secreto del análisis” debe buscarse en “el manejo de la transferencia”3. El analista

yo, le vende al yo una imagen amable: es la cuestión misma del estadio del espejo, el niño que reconoce su imagen en el espejo a partir de la imagen de su madre. La terapia sugestiva repite ese momento original, donde se enamoró de su madre especular. No sólo importa la imagen especular para el niño en la constitución del yo, sino también aquel que porta al niño en brazos, en el lugar del ideal del yo. Le indica a ese niño “el que está en el espejo sos vos”. No hay reconocimiento de la imagen especular sin esa orden, sin esa sugestión que proviene del lugar del ideal del yo. En la hipnosis propiamente hablando, también aparecen estos tres lugares. Tenemos al hipnotizador que viene a ocupar el lugar del ideal del yo, tenemos al hipnotizado, pero, ¿a qué se identifica este hipnotizado sino a la imagen amable que el hipnotizador le vende? Si le ordena que maúlle, el sujeto hipnotizado lo hace. En este ejemplo podemos ver cómo juegan los tres lugares del estadio del espejo: el yo, el yo ideal y el ideal del yo. La práctica de la hipnosis, la práctica sugestiva comporta esta tríada, de algún modo siguiendo a Miller. Es una tríada que está ligada a la estructura del lenguaje, porque la estructura del lenguaje es sugestiva. El psicoanalista tiene que saber esto, ya que eventualmente no sólo por decirse “psicoanalista” él va a poder no sugerir, no hipnotizar. A veces el analista ni siquiera con los silencios deja de sugerir: a veces, no hay nada más sugestivo, sugestionador, hipnotizador, que el silencio.

)(,("%-)& e-mail:arespsi@speedy.com.ar

El Otro psi . nº145  

El Otro psi . nº145 . Marzo 2008