Issuu on Google+

CRÓNICA DEL CONCIERTO

Por la elegante alfombra beige que conducía al Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya desfilaban artistas, personalidades del gobierno y del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país, miembros de la Iglesia católica hondureña, voluntarios de la Fundación y público amante del arte y la cultura. Mientras una voz en off anunciaba la tercera llamada “¡Artistas a sus lugares!”, el salón se apagó y el escenario se iluminó. Un reflector marcó la silueta de uno de los más emblemáticos comunicadores hondureños de todos los tiempos, el señor Nahúm Valladares y Valladares dio la Bienvenida al público en nombre de Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez. “El Orgullo de lo Nuestro” iniciaba con la entonación de las sagradas notas del himno nacional ejecutadas magistralmente por la Asociación Coral Filarmónica de Honduras e interpretada por el gran Moisés Canelo. El Presidente de la República, la designada presidencial y altos funcionarios del gobierno se unieron al canto de la patria.

La talentosa Delma Adriana con su maravillosa voz, le cantó a la patrona de Honduras su canción, “Virgen de Suyapa” dando inicio a una noche inolvidable, llena de fé, esperanza y amor, de un pueblo que a través de su arte le grita al mundo lo que somos y pretendemos ser los hondureños. Desfilaron por el escenario la Orquesta Filarmónica de Honduras ejecutando la canción “Danza, Magia y Ritual” del Maestro Jorge Mejía, acompañado de una coreografía espectacular en la que intervinieron Grupo Folclórico Zots, Ballet Nacional Garífuna, CC DANZA, provenientes de San Pedro Sula, y el cantautor Mauricio Medina con la canción “Tierra Bella”. Como en un poema los cuerpos en el espacio dibujaron el sincretismo de una cultura maya, criolla y afroamericana.

La cuenta cuentos María Elena Vindel hizo gala de su arte histriónico con la puesta en escena de uno de sus cuentos más significativos, generando una línea de acción teatral con un mensaje claro y reflexivo. A esta magistral apertura le sucedió un grupo de niños y niñas del coro de Discovery School, que le dieron vida a la creación de Tony Sierra, “Así Es Mi Tierra”. Fue el Ballet de d’Arte, en esta ocasión, el responsable de acompañar la música con su danza maravillosa. En un viaje al pasado, la Banda de los Supremos Poderes nos trasladó a la época del mambo con la canción “Mambo No. 5”, acompañados de las talentosas bailarinas del Centro Sampedrano de Enseñanza Artística (CENSEA), que entusiasmaron a los presentes con su energía, vistiendo atuendos coloridos. Seguida a esa canción la Banda de los Supremos Poderes continúo deleitando al público con “Collar de Perlas”.

Invitados especiales entonando las notas de nuestro himno nacional.

El ballet de CC DANZA, durante la presentación de apertura.

El ballet de CENSEA, interpretando el Mambo No. 5 junto a la Banda de los Supremos Poderes.


CRÓNICA DEL CONCIERTO

El maestro Camilo Corea preparándose para comenzar su presentación.

Poco después se escucharon perfectamente las notas ejecutadas por el Maestro Camilo Corea y su grupo Altamar Latino Jazz, los presentes se trasladaron a la época de las plantaciones campesinas y el ferrocarril con la canción “El Bananero” de Lydia Handal y “Así Es Mi Tierra”, en un magistral arreglo que nos hizo evocar las grandes orquestas de New Orleans, cuna del jazz mundial. Nada más propicio para darle continuidad al programa que los jóvenes de Saxofones de Honduras, presentados por la periodista Alejandra Rodríguez, interpretando el tema “Goascorán” al ritmo de jazz y blues. Si “Goascorán” dibuja un pueblo rico en tradición, Lydia Handal dibuja un pueblo rico en sentimiento con su canción “Jamás” en un arreglo al estilo de Los Beatles ejecutado por la banda de rock La Revolución, integrada por Rodrigo Saavedra, Max Urso, Miguel Quiñonez, Denis Delgado y Ferdinando Zornitta que llenaron el escenario de entusiasmo y actitud.

Los Jetspeed agradeciendo los aplausos del público que quedo maravillado con su presentación.

Luego de 45 años de no presentarse juntos en el escenario, Los Jetspeed, conformados por Omar Mendoza, Herbert Ríos, Mario Henríquez, Tony Sierra, Víctor Donaire y Alberto Valladares, que con su jocosidad antes de empezar la presentación, le dio el toque divertido a la noche, interpretaron “Porque La Noche No Es Eterna” y la famosa canción “La Chica del Central” alentando a los presentes a transportarse a los años 60’s con su singular sonido rockero. Ese momento memorable dio paso al magnífico Popurrí hondureño interpretado por la Marimba Usula Internacional, que nos conectó con nuestras raíces al sonido de tal instrumento de percusión. La bellisíma y talentosa cantante Delma Adriana presentó a Moisés Canelo que intervino nuevamente en el escenario para cantar con su aterciopelada voz el tema “Vaya Pues”, uno de sus mayores éxitos. Luego, los sonidos de los tambores al ritmo de la punta y el caribe se apoderaron de la velada, Pilo Tejeda junto a

“Fonchín” y su Orquesta le pusieron sabor a la noche con la canción que en 1991 alcanzará el puesto número 1 en el Hot Latin Tracks de Billboard, “Sopa de Caracol”, emocionando a los presentes. Una vez entrados en calor, el Ballet Nacional Garífuna regresó al escenario al compás de la “Punta”, “Parranda” y “Uanaragagua” donde pudimos observar a la Internacional Ashanty, quien adquirió fama por su participación en el Reality ¡Que Viva! The Chosen. Se podía percibir el ánimo del público, que esperaba con entusiasmo cada presentación. La pasión por la música fluía en el escenario, condición que pudo percibirse con la interpretación de Javier Monthiel, quien subió acompañado de talentosos intérpretes provenientes del interior del país, Oneyda de América, Juan Duarte, Karen Alcántara, Jorge Torres, Celia Regalado, Marcos Chávez, Ferdinando Zornita, Óscar Leonel, Glenda Vega, Starlin Alvarado y Daniel Salomón que invocaron sentimientos de paz en los presentes con la melodía “Una Canción Cantaré”.

Javier Monthiel, acompañado de once artistas provenientes de diferentes lugares del país, interpretaron “Una Canción Cantaré”


CRÓNICA DEL CONCIERTO

A tan maravilloso acto, le siguió nuestro representante de Viña del Mar 2011, Luis Bustillo que con mucho sentimiento interpretó su más reciente creación musical “Y yo te vi”, dándole el toque romántico a la noche. Posteriormente, engalanó el escenario de la noche artístico- cultural “El Orgullo de lo Nuestro”, Eduardo Umanzor, que con su talento sampedrano se acompañó de su guitarra para interpretar “Un Poco de Amor”, dándole el toque juvenil al espectáculo, asistido de “Fonchín” en los teclados. Otro momento significativo fue la presentación de Polache quien entró al escenario y colocó su sombrero en el suelo, para posteriormente cantar con su guitarra “Mira Honduras”, tocando el corazón con sentimientos de patriotismo y amor cívico a todo el público que lo observaba con atención.

A poco tiempo del final, la amante del rock y el metal, Myrna María Barahona, introdujó al escenario a los talentosos Diablos Negros con la romántica canción rockera “No Me Lastimes”, con la cual emocionaron a los presentes y se despidieron con el grito del vocalista Nilo Espinal “¡Que viva el rock!”, mismo que dio paso a la sorpresa de la noche, el Padre Johnathan Fúnez acompañado de un grupo de danza interpretando la canción “Plaza Fuerte”, del género pop rock. Para cerrar la noche con broche de oro, Guillermo Anderson, una de las figuras más importantes de Honduras, deleitó al público con su sonido contemporáneo lleno de ritmos tradicionales interpretando conocidas canciones como “El Encarguito”, “Dale Play a la Esperanza”, que fue acertadamente coreografiada por CENSEA, y “En Mi País” que recibió un largo y caluroso aplauso del público mientras se escuchaba que gritaban “¡Otra! ¡Otra!”.

Con una sonrisa Guillermo se despidió, dando paso a Moisés Canelo que culminó la noche con la interpretación de “Sobre Mi Huella Tu Huella” de Alberto Valladares, misma qu e unió a todos los artistas y organizadores en el escenario para despedir la velada mientras todos cantaban al unísono. Las luces del escenario se apagaron, los asistentes se pusieron de pie y atravesaron la salida del Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya para disfrutar de un coctel con una sonrisa en el rostro y el sentimiento de satisfacción de haber asistido a esta gran manifestación cultural y al reencuentro de nuestra identidad nacional.

Guillermo Anderson interpretando “El Encarguito”, llenó de alegría y entusiasmo el Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya. Polache interpretando con sentimiento la canción “Mira Honduras”, contagio al público de emoción.

Llegó el turno de Requiem, banda de rock integrada por Miguel Matute, Fabián Lobo, Alexis Pineda, Roberto Chico, Gerardo Martínez, Leonel López y René Zelaya que interpretaron “La Astronauta” acompañados de una dulce niña violinista que terminó de encantar al público.

Guillermo Anderson interpretando “El Encarguito”, llenó de alegría y entusiasmo el Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya.

Moisés Canelo acompañado de artistas y organizadores en la clausura del espectáculo.


EXPOSICIÓN DE ARTE Durante el preámbulo del evento los presentes pudieron apreciar el arte plasmado en los lienzos por un grupo de alumnos de la Escuela de Arte Carolina Carías.


GALARDONADOS Los galardonados durante este espectáculo fueron Nelia Chavarría por su desempeño como Directora en la Escuela Nacional de Música, su trabajo en pro de la música hondureña, galardón que fue recibido por su hija Melina Pineda. El según galardón fue entregado en las manos del sacerdote Settimo Rossoni, representante del Instituto Técnico Don Bosco, ya que considerando que en un país donde no todos los jóvenes tienen acceso a una educación profesional, el Instituto les ofrece educación técnica a los jóvenes de escasos recursos. El último galardón fue entregado al Padre Antonio Quetglas por las obras sociales que el desarrolla en pro de la niñez.

Dirección Ejecutiva Olmeda Rivera Dirección y Producción Fredy Ponce Asistencia de Producción y Coordinación General Beatriz Benítez Iluminación y Sonido André Ferrer Mango’s Producciones Decoración y Escenografía Marcos Licona Raúl Vargas

Mercadeo y Ventas Liliana Mantilla Diana Andino Coordinador de Coreografía Sara María Buck Presentadores Fredy Ponce Nahúm Valladares Myrna María Barahona Delma Adriana Alejandra Rodríguez

Los fondos recaudados en esta actividad se utilizarán para mejorar del monumento Cristo de “El Picacho”, otorgar becas de estudio a jóvenes, apoyar familias de escasos recursos y continuar con otros proyectos de desarrollo sostenible que ejecuta la Fundación.

Redacción: Fredy Ponce Bea Benítez Diagramación: Bea Benítez Fotografías: Patrick Alvarado


Crónica del Concierto "El Orgullo de lo Nuestro"