Page 1

discolar


07.

Discolar

Sonido_01: Un sonido bañado por aguas concéntricas y en cuya atmósfera planean cometas. Es la verdadera esencia de la sintonía, sólo nos despierta los deseos, uno tras otro, hasta darnos cuenta que, sin perder ninguno, formamos parte de él. El sonido que da forma al deseo toma del deseo su sonido y creemos que gozamos de él cundo sólo somos su esclavo. Sonido_02: Indica una huella por el paso del tigre por la arena, el segundo timbre un pantano que anuncia una vena de agua, el tercer timbre una flor del fin del invierno. Sonido_03: Subacuático, como surgido de la ciudad de los mil pozos, con un perímetro de orillas oscuras, bajo un profundo lago subterráneo. Un sonido inaudible que condiciona al audible. 1. C El iris puede ser utilizado para mirarse introspectivamente, o como escribió Sarte en el prefacio de “Les fleurs du mal” en relación a su autor: “Baudelaire es el hombre que jamás se olvida de sí mismo,… se mira para verse mirar es decir, para contemplarse a sí mismo, la complejidad interior del propio yo. 2. C El iris ocular tiene una triple lectura: el iris es un objeto con la capacidad de ver?, el iris pertenece al rostro de alguna persona?, es un iris vectorial?. En otras palabras, como ojo, objeto y objetivo; iris, iridólogo e irisación. La existencia de estas capacidades no implica necesariamente un equilibrio entre ellas, sino que, como si de tres coordenadas se tratara, cualquier iris se posicionaría en un punto determinado por proximidad o alejamiento de esas tres referencias. Sea porque su propia naturaleza tecnológica le ha impedido a ello o simplemente porque determinados usos históricos así lo han propiciado, los iris han vivido bajo la tiranía de ser considerados objetos con la capacidad de ver cada una de las partes que conforman la Realidad. El iris no ve cosas sino figuras de cosas que significan otras cosas. Cosas que se extienden hasta el vacío horizonte, donde se abre el cielo donde corren las nubes. En la forma que el azar y el viento dan a las nubes el iris se empeña en reconocer figuras de jardinería. 3. V Vaya a saber cómo hubiera podido acabar algo que ni siquiera tenia principio, que se dio en mitad y cesó sin contorno preciso esfumándose al borde de otra niebla. Cortazar conoce a Silvia en una realidad solo compartida por una visión mágica. Existen


realidades que conviven pero que solo comparten una manera de comprender sus propias vivencias. 4. D Un incierto e indeterminado año después de ver por primera vez el océano inmenso, sin luces y sin ruidos, surge, tras noches pasando frente a pueblos deshabitados, un disco. Es el movimiento de cuatro manos como canoas iluminadas entre las orillas arenosas durante un amarre silencioso. Sus espíritus tienden a una vida libre y a una civilización refinada. Son portadoras de mensajes, las mentiras no están en sus palabras, están en la cosas. 5. D En la forma con que el iris ve el mundo, existe una tendencia que aflora contemporáneamente por varios lados: el mundo, en sus distintos aspectos, se ve como “discreto” y no como contínuo. Empleo el término “discreto” en su sentido matemático: cantidad “discreta” es la que se compone de partes separadas. El pensamiento que hasta ayer se nos parecía como algo fluido, evocando entre nosotros imágenes lineales como un río que discurre o un hilo que se devana, hoy tendemos a verlo como una serie de estados discontinuos, de combinaciones de impulsos sobre un número finito de órganos sensores y de control. Shannon, Weiner, Von Neumann, Turing, han cambiado radicalmente la imagen de nuestros procesos mentales. En lugar de esa nube cambiante que teníamos en la cabeza hasta ayer y de cuyo espesamiento o dispersión intentábamos darnos cuenta describiendo estados psicológicos impalpables, sombríos paisajes del alma, en lugar de esto, hoy sentimos el rapidísimo paso de señales por los intrincados circuitos que conectan los relés, los díodos, los transistores que abarrotan nuestra bóveda craneal. Podría decir que la numerabilidad, la finitud, están triunfando sobre la indeterminación de los conceptos que no pueden ser sometidos a medición y a delimitación. La complicación matemática puede ser digerida instantáneamente por los cerebros electrónicos. Su ábaco de dos únicas cifras permite cálculos instantáneos de una complejidad inexpugnable para el cerebro humano. Sólo ahora encuentra su plena actualidad una de las más arduas experiencias de la Edad Media: la del monje catalán Ramón Llull y su “ars combinatoria”.


Between 900 and 1500 million years. Since the present. F.J.Tipler

Gracias a la propia existencia del caos se resuelve la cuesti n del predecir. F.J.Tipler

En las carreras ya se sabe cu l es el secreto: todo est en c mo se toman las curvas. La galaxia de Pfwfq tend a a cerrarlas. I.Calvino

cada doscientos cincuenta millones de a os se forma, como perla entre las valvas de la ostra, un luciente tomo de hidr geno. I.Calvino

El ser humano es un ente de car cter puramente f sico. F.J.Tipler

Yo era un chico y ya me hab a dado cuenta -cont Qfwfq-. Los tomos de hidr geno los conoc a uno por uno, y cuando aparec a uno nuevo lo sab a. I.Calvino

Donde quiera que estemos lo que o mos m s frecuentemente es ruido. Cuando lo ignoramos no molesta. Cuando lo escuchamos lo encontramos fascinante. J.Cage

Y pasamos a cielos vac os Y todos los tomos y tambi n estos cielos nuevos que ten a epezaron a poblarse, y escondidos los lanc as sucesivamente. I.Calvino

al espacio.

I.Calvino


cada vez que nos pon amos a contar las vueltas de la n bula empezaban las discusiones, porque en la oscuridad no hab a puntos de referencia.

y cuanto m s crece m s me imagino que la veo, en cien, en mil posturas diversas, ella por la que es Luna es la Luna y que en cada plenilunio hace aullar a los perros toda la noche y a m con ellos. I.Calvino

Casi la totalidad del tiempo y el espacio se encuentra en el porvenir.

La abuela Bb«b se acordaba todav a de que cuando la materia estaba uniformemente dispersa en el espacio, y el calor, y la luz. I.Calvino

Todos reconocimos a G«d (w)»: espantada quiz por el incendio del Sol

El mecanismo f sico responsable de la resurreci n individual consiste en la simulaci n de todas y cada una de las personas fallecidas hace tiempo en los ordenadores del futuro lejano. F.J.Tipler

En 1986, John Barrow y yo indicamos que los autom viles eran seres vivos. Se autorreproducen en las f bricas de coches, empleando a obreros humanos.

Œbamos a recoger leche, con una gran cuchara y un balde. La leche lunar era muy densa, como una especie de reques n.

Jam s he escuchado un sonido sin amarlo, el nico problema con los sonidos es la m sica J.Cage

F.J.Tipler

I.Calvino

F.J.Tipler

I.Calvino

I.Calvino

En ese momento, el libro que me gustar a escribir no es el que estoy escribiendo. Por otra parte, cuando estoy escribiendo algo muy autobiogr fico, ligado a las particularidades de la vida cotidiana, mi deseo va en direcci n opuesta. El libro se convierte en uno de invenci n, sin relaci n aparente conmigo mismo y, tal vez por esa misma raz n, m s sincero.


Discolar es el séptimo libro de la colección Alear v_shots y está formado por dos partes indisociables, por un lado aparece un texto fragmentado y por otro lado unas ilustraciones que interpretan este mismo texto. Cada texto coincide con una de las nueve partes que conforman el reactivo reactivo Alear v_cd y funciona como introducción a las 12 páginas ilustradas siguientes. En estas cortas introducciones textuales se podrán identificar pasajes, frases, expresiones o simplemente sensaciones de otros autores de nuestra cultura contemporánea. Utilizo y transformo fragmentos seleccionados de obras de autores como Italo Calvino, Julio Cortazar, G. García Marquez, John Cage, Joan Fontcuberta, Bioy Casares, Frank J. Tipler, Samuel Becket, Joan Perucho, Lou Reed y J. L. Borges. Quien busque una lógica entre los autores mencionados no la encontrará de una forma evidente. El impulso azaroso hacia los libros que disponía en mi biblioteca era el sistema que determinaba la construcción desordenada de todo el texto. Mi interés se centró en cómo utilizando fragmentos de otros y manipulándolos podía crear mi propia historia y dirigirla hacia mi propio interés, a modo de mashup.

Alear v_shots / Discolar  

Discolar es el septimo libro de la colección Alear v_shots

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you