Page 1

Salud Viernes 28 de junio de 2013

28 de junio de 2013

Salud, Belleza y Estética

Suplemento de Diario El Oeste - Año 1 - N° 4

Página 1

B e ll e z a y

Diferencia entre artrosis y artritis Control frizz, la lucha diaria de muchas mujeres

E s t é t i c a


Página 2

Salud, Belleza y Estética

Viernes 28 de junio de 2013

Diferencia entre artrosis y

Es habitual oír hablar de artrosis y artritis como si fueran la misma enfermedad. A pesar de que tanto la artrosis como la artritis afectan a las articulaciones móviles provocando mucho dolor, e incluso inmovilidad en sus fases más avanzadas, son dos dolencias diferentes con orígenes y tratamientos distintos. Diferencias entre artrosis y artritis La artritis es la consecuencia de una inflamación. La membrana sinovial, una de las que recubre cada articulación, se inflama provocando las primeras molestias. Posteriormente el tejido de la membrana crece anormalmente y termina atacando al hueso y cartílago colindante, provocando lesiones y dolor. La artrosis tiene un componente degenerativo. Es la consecuencia del desgaste del cartílago que envuelve la cabeza de los huesos de cada articulación y que evita que rocen entre ellos. Al ocurrir esto los huesos implicados rozan, la articulación ya no flexiona con la misma facilidad y el propio rozamiento genera deformaciones en los huesos que dificultan aún más el movimiento y además provocan dolor.

Causas de la artritis Aunque no se conocen con exactitud las causas de la artritis, sabemos que es más habitual en mujeres que en hombres y principalmente en quienes poseen antecedentes familiares. Los médicos han identificado algunos factores relacionados con el desarrollo de la artritis: -Una infección, en cualquier parte del cuerpo, provocada por un hongo, virus o bacteria que posteriormente afecte a alguna articulación, causando fiebre, dolor e inflamación. -Exceso de peso: supone un sobreesfuerzo para las articulaciones, lo que puede deformarlas. -Fallo del sistema inmunológico: el sistema inmunológico del cuerpo humano está diseñado para defenderlo de agresiones externas pero, en ocasiones, falla y agrede a los tejidos del propio cuerpo. En el caso de la artritis ataca a los tejidos de las articulaciones.

Causas de la artrosis Al igual que en la artritis, la artrosis es más habitual entre las mujeres. Hay varias causas identificadas aunque no explican todos los casos de artrosis: -Deterioro provocado por la

edad: el tejido del cartílago envejece y no cumple su función correctamente. -Fallo en uno de los genes responsable del colágeno, parte fundamental del cartílago. Suele heredarse. -Viejas lesiones en la articulación. -Exceso de peso: el sobreesfuerzo de rodillas y cadera por un exceso de peso incrementa el riesgo de sufrir artrosis. -Exceso de trabajo repetitivo: una

tarea repetida muchas veces en el tiempo, y que suponga un esfuerzo importante para una articulación, puede ser determinante para desarrollar artrosis.

Principales síntomas de la artritis Normalmente la artritis empieza en las articulaciones pequeñas como las de los dedos, manos y muñecas. El movimiento cada vez es más difícil y se ve acompañado de inflamación y enrojecimiento. Afecta a varias articulaciones a la vez y suele hacerlo de manera simétrica, es decir, la misma articulación a izquierda y derecha del cuerpo. Es muy característica la rigidez al levantarse de la cama o después de permanecer mucho tiempo inactivo. Pueden combinarse temporadas de remisión de la enfermedad, en las que el paciente no sufre molestias, con otras épocas menos llevaderas.

Principales síntomas de la artrosis Las articulaciones afectadas suelen ser las de las manos, columna, cadera, rodillas y pies. Coincide con la artritis en la rigidez matutina. Con la artrosis la articulación se deforma y un crujido acompaña a los movimien-

tos, que empeoran el dolor. El descenso de la movilidad puede acabar provocando atrofia muscular.

Tratamiento de la artritis y la artrosis Ni artritis ni artrosis tienen cura, tan sólo tratamientos paliativos para reducir el dolor y aumentar la calidad de vida. Estos tratamientos pueden ser farmacológicos para reducir las molestias, quirúrgicos para los casos más graves y tratamientos paliativos a través de ejercicios y una dieta personalizados que ayudarán a frenar la enfermedad y mitigar las molestias.

Plantas analgésicas generales Entre ellas destacan la ulmaria y el sauce. Ambas presentan en su composición salicilato de metilo por lo que constituyen

una fuente natural de ácido salícico, del cual es sobradamente conocida su acción analgésica, antipirética y antiinflamatoria. Por otro lado, el pao d’arco, planta poco conocida en Europa, se caracteriza también por sus propiedades analgésicas, antibióticas y antiinflamatorias que le confiere el lapachol, su principio activo más importante. Las tres son de uso frecuente en procesos que cursan con dolor, fiebre y/o inflamación y para dolores reumáticos en general.

Harpago y ácidos grasos esenciales, los antiinflamatorios más eficaces En la lucha contra el dolor que genera cualquier proceso reumático juega un papel fundamental la elección de los antiinflamatorios más eficaces. Actualmente, la terapéutica natural, avalada por estudios científicos, se centra en la combinación de plantas y suplementos de ácidos grasos esenciales como la mejor forma para combatir la inflamación en las artritis. Así, el tratamiento fitoterapéutico utiliza plantas cuyos principios activos sean derivados salicílicos como el sau-

ce y la ulmaria, de las que ya hemos hablado anteriormente; azulenos, de acción antiinflamatoria leve como la aquilea y la manzanilla; y los irinoides, como la escrofularia y el harpago. De entre todas, esta última merece especial atención ya que actualmente es la que presenta mayor interés debido a su potente acción antiinflamatoria y su excelente tolerancia sin ningún efecto secundario. De ella, además de ser la planta antiinflamatoria más eficaz conocida, se aprovechan también sus propiedades diuréticas y una cierta actividad analgésica. El plan de ataque a los procesos inflamatorios se completa con suplementos de ácidos grasos polinsaturados de la serie omega 3 y 6. Ricos en omega 3 son los suplementos de aceites de pescado, que permiten la síntesis de la prostaglandina E1, antiinflamatoria, y equilibra la E2, mediadora de la inflamación. Ricas en omega 6 son las plantas onagra y borraja. Sus ácidos grasos se emplean en la síntesis de prostaglandinas de la serie 1, que actúan en el sistema antiinflamatorio inhibiendo la síntesis de sustancias proinflamatorias. Otras plantas antiinflamatorias de probada eficacia son: casis o grosellero negro, fresno, zahareña o rabo de gato, zarzaparrilla y yuca. Mantener el cartílago en las mejores condiciones Las enfermedades reumáticas degenerativas, como en el caso de la artrosis, se caracterizan por que afectan principalmente al cartílago hialiano y al hueso subcondral. En estos casos, el objetivo es procurar mantener el cartílago en las mejores condiciones. La crisis aguda se resuelve mediante la utilización de antiinflamatorios, mientras que en el tratamiento de fondo (de mantenimiento) juegan un papel fundamental los antioxidantes, las plantas remineralizantes y algunos suplementos dietéticos capaces de parar o enlentecer el proceso degenerativo. En la lucha contra la hiperproducción de radicales libres que se producen como consecuencia de la destrucción del cartílago, se utiliza el ginkgo biloba por su potente acción antioxidante -actúa como secuestrador de los radicales libres- y su acción beneficiosa en la vascularización. También son recomendables los suplementos ricos en vitaminas A, C y E, y en cinc y selenio, los antioxidantes por excelencia. En otro aspecto, es fundamental el empleo de plantas remineralizantes especialmente ricas en silicio (cola de caballo, fenogreco, ortiga y bambú)

o suplementos ricos en este mineral, ya que este elemento se encuentra en altas concentraciones en el tejido conjuntivo y tiene un efecto estimulante en su desarrollo.

Suplementos dietéticos de acción natural comprobada Krill: es uno de los últimos descubrimientos en la lucha contra los problemas articulares. Bajo esta denominación se agrupan unas 70 especies de crustáceos que habitan en la zona Antártica y que contienen una interesante gama de componentes de gran valor biológico y nutricional, y un alto contenido en ácidos grasos omega 3, además de una gran variedad de minerales, oligoelementos y vitaminas A, D, E y complejo B. Se suele asociar al cartílago de tiburón y al extracto de molusco verde (Perna canaliculus) para potenciar sus efectos. Cartílago de tiburón: es un eficaz antiinflamatorio utilizado para mejorar los procesos articulares y un potente inmunoestimulante. Además, contribuye a aumentar la viscosidad del líquido sinovial, mejorando así la agilidad y la flexibilidad de las articulaciones. Glucosamina: es una precursora de los proteoglicanos, sustancia fundamental del cartílago articular. La mayoría de suplementos dietéticos destinados a combatir los trastornos articulares se centran en la riqueza en glucosamina de sus ingredientes (el extracto de molusco verde, el krill y el cartílago de tiburón son ricos en glucosamina) Hidrolizado de colágeno (o de gelatina): tiene la función de facilitar y mejorar la función del colágeno, componente principal del cartílago. El colágeno es una proteína que rodea algunos órganos o parte de ellos con la finalidad de protegerlos y mantener la elasticidad y la estructura del tejido. Es indispensable en todos los casos en que sea necesario contribuir al mantenimiento de los tejidos cartilaginosos o estimular su formación. Estudios clínicos demuestran que la administración diaria de este hidrolizado a las dosis recomendadas y durante dos meses mejora las alteraciones de los pacientes con artrosis en fase inicial y la motricidad en personas con artrosis crónica. Extracto de molusco verde Perna canaliculus: es un compuesto habitual de los preparados naturales antirreumáticos y articulares, también rico en glucosaminas. Con una acción muy beneficiosa en los procesos de tipo inflamatorio


Viernes 28 de junio de 2013

Salud, Belleza y Estética

Página 3

artritis de las articulaciones, artritis, reumatismos, o en los procesos degenerativos como la artrosis, no sólo ayuda a calmar el dolor si no que también actúa en la regeneración de los cartílagos dañados, retrasando o reteniendo la evolución de la enfermedad.

Gota, la dieta es fundamental La gota es una artritis aguda por depósito de cristales en las articulaciones. El dolor y la hinchazón aparecen cuando el ácido úrico, un producto de deshecho de las purinas que se encuentra en los alimentos proteínicos, se acumula en el organismo en forma de cristales en las articulaciones, los riñones y otros tejidos. Aunque existe una fuerte propensión hereditaria a la gota, ésta puede controlarse bien si se adoptan unos buenos hábitos alimentarios. En este sentido, es muy importante eliminar de la dieta todos los alimentos ricos en purinas que estimulan la producción de ácido úrico. Tienen un elevado porcentaje las vísceras animales (hígado, riñones...), la pesca salada (sardinas, anchoas, arenque, cangrejo,

marisco...), los champiñones, la caza, el caldo de carne y la levadura. No es recomendable la carne en general y, de entre los vegetales, sólo conviene prescindir de los espárragos, la coliflor, las espinacas, los guisantes y las legumbres secas (judías secas). Por otro lado, se ha de evitar el café y el té, y en especial el alcohol, que estimula la producción de ácido úrico. Además de estas medidas dietéticas, es necesario el empleo de plantas uricosúricas (favorecen la eliminación de ácido úrico y desechos nitrogenados del organismo). Con esta acción destacan la lespedeza, el té de Java, y otras como la gayuba y la vara de Canadá. De todas ellas se aprovechan también sus propiedades diuréticas. Como curiosidad, el consumo de cerezas (un mínimo de entre 15 y 25 al día), es uno de los tratamientos más antiguos utilizados para aliviar la gota ya que contribuye a eliminación del ácido úrico y son ricas en quercitina, un flavonoide antiinflamatorio y antioxidante. Las crisis de dolor se tratan con antiinflamatorios.


Página 4

Salud, Belleza y Estética

Viernes 28 de junio de 2013

Controlar el cabello con frizz, encrespado y esponjoso es la lucha diaria de muchas mujeres Este frecuente problema que se acentúa en los días muy secos o cuando hay mucha humedad, se produce cuando el cabello está deshidratado o dañado por su exposición constante a secadores, planchas, tinturas o permanentes. El origen del frizz

humedad que está presente en el ambiente.

El cabello está compuesto por un 70% de proteínas, el resto, es lípidos y agua. El problema surge cuando disminuyen los hidratantes y la grasa, lo que produce la pérdida del brillo y de la flexibilidad y en consecuencia la aparición del frizz.

Para una terapia antifrizz intensiva, aplica un tratamiento de proteínas una vez al mes. Este puede realizarse en la mayoría de los salones de belleza, donde utilizan colágeno, aminoácidos o queratina. También, puede hacerse desde casa, comprando productos profesionales que contengan proteínas entre sus principales componentes. Una receta natural muy efectiva contra el frizz es la aplicación de la yema del huevo sobre el cabello, dejándola actuar durante diez minutos y lavando como de costumbre.

El frizz no se manifiesta por igual en todas las personas. A la gente con cabello muy fino el clima seco le puede producir carga de estática, mientras que aquellos con cabello grueso padecen más el clima húmedo y tropical.

Prevenir y controlar el cabello con frizz La primera estrategia para prevenir el cabello esponjoso es cortar las puntas cada 6 u 8 semanas, pues éstas son aliadas del frizz. También, se recomienda no hacerse cortes con navaja, porque predisponen a las puntas florecidas. Si deseas mantener un corte con capas hay que procurar mantenerlas largas para que permitan recogerlo. Además, se debe tener cuidado al cortar los rizos, en ángulos que ayuden a definir su forma y reducir la posibilidad de frizz. Uno de los tips principales que recomiendan los profesionales es aplicarse una crema humectante sin

Consejos útiles para evitar el frizz - Utilizar buenos productos para lavar y acondicionar el cabello. - No lavar el cabello diariamente - Utilizar el secador con boquilla para direccionar con precisión el calor. - Utilizar un cepillo redondo de cerdas naturales y mango de madera, que es antiestático. - No abusar del uso de planchas enjuagar en el cabello húmedo, previamente mezclada con un serum de silicona. Esta combinación acondiciona y evita que se absorba la

- No teñirse con colores más allá de dos matices más claros del color natural, pues cuanto más claro, se incrementa el frizz.

- No abusar de los tintes y decolorantes, pues el amoníaco que contienen destruyen la estructura de la cutícula capilar. - Durante el verano, acondicionar el cabello antes de exponerlo al sol, el mar o la piscina y utilizar pañuelos o sombreros para protegerlo.

Recomendaciones * Vinagre de manzana.- Después de lavar el cabello con un shampoo sin sal, terminar enjuagando con vinagre de manzana y agua. * La hidratación es muy importante para que el cabello esté brilloso y sedoso, es recomendable consumir por lo menos 2 litros de agua diariamente, comer frutas frescas por las mañanas y es mejor si están crudas y bien lavadas, de igual manera comer vegetales al vapor. * Los masajes exfoliantes al cuero cabelludo dos veces por semana para liberar los poros, eliminar células muertas y permitir así una mejor irrigación sanguínea. * Reemplazar los productos cosméticos que utilizas a menudo que contengan base de alcohol, sulfatos, sulfitos, aceites minerales, y sueros de siliconas, por productos cosméticos con base de aloe vera, aceite de oliva y huevo, pues éstos elementos fortifican la célula capilar al tiempo que ayuda a eliminar el frizz. * Cortar las puntas cada 6 u 8 semanas *Evitar los colorantes, evitar las tinturas, no usar gel (la mayoría tiene base de alcohol) descontinuar el uso de pinza de rizos, plancha y secadora. * Si necesita tinturar su cabello, utilice tinturas naturales, es decir, que no contengan amoníaco, y usa decolorantes naturales. * Para el secado.- Secadoras de cápsula, y de baja temperatura, otra opción es aplicar aceites naturales que protejan tu pelo del calor extremo.

Para publicitar en este suplemento escríbanos a: suplementosmr@diarioeloeste.com.ar

Salud_28_06_2013  

Salud_28_06_2013