Page 1

Febrero de 2012

De la mano de la comunidad


2

De la mano de la comunidad

Una publicación de

EL NUEVO SIGLO

Empresarios comprometidos con la

RSE

D

El cuidado y la preservación del medio ambiente es la principal acción sobre la cual recaen las actividades de los empresarios en materia de responsabilidad social.

urante los últimos años el tema de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ocupa un lugar cada vez más importante en la agenda de los colombianos, tal como lo revela la encuesta que al respecto aplica la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), desde el año 2002.

Edición 40 /Septiembre de 2011 ISSN 2011-5172

Un compromiso de todos Dirección General Juan Gabriel Uribe Vegalara Gerente Jaime Eduardo Hoyos Gutiérrez JEFE PUBLICIDAD Angela Garavito Hernández EDICIÓN periodística Edgar Aldana Rosillo Coordinación Publicitaria Claudia Minaya Diseño Departamento Impresos Editorial La Unidad S.A.

EL NUEVO SIGLO

Calle 25 D Bis No. 101 B - 04 Teléfono: 413 92 00 Bogotá D.C.

En la más reciente de ellas, correspondiente al año 2011, se consultó a los empresarios si cuentan con una política o estrategia de RSE y si en la empresa existe un área específica que se ocupa de este tema. En esta dirección cabe destacar que el 73% de los encuestados cuenta con una política de RSE y el 68% de los mismos tiene dentro de su empresa un cargo específico para RSE. También se preguntó sobre los objetivos específicos hacia los que orientan sus acciones. Aparece en primer lugar la sostenibilidad del medio ambiente (90.6%), seguido de reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre (47.2%) y lograr la enseñanza primaria universal (42.8%). No obstante, existen barreras para el buen desarrollo de estas políticas, entre las que se destacan las relacionadas con problemas de costos, seguido en menor medida por la falta de aliados y cooperación. Aparece en cuarto lugar, la dificultad asociada con una verdadera comprensión del tema de RSE. De ahí la importancia de

continuar impulsando el tema en las empresas. Pese a los costos y las dificultades en el desarrollo de una agenda de RSE, los empresarios perciben beneficios de las acciones en este tema, las cuales son necesarias para la sostenibilidad de la empresa moderna. Entre estos se destacan las mejorías en el posicionamiento de marca, la atracción de empleados y la generación de valor para los accionistas. Así mismo, los empresarios han venido sofisticando los mecanismos de medición de esta actividad. Actualmente más del 60% de las empresas encuestadas cuenta con algún tipo de informe sobre RSE. Aunque el balance social sigue siendo el informe más importante (44%), cabe resaltar que los demás han venido ganando importancia en los últimos años, en especial el informe de sostenibilidad bajo directrices GRI (Iniciativa de Reporte Global). En el marco de la Responsabilidad Social Empresarial, las Naciones Uniones han

El concepto y la aplicación de los principios que rigen la RSE son cada día más aplicados por los empresarios colombianos, no como una obligación sino como un compromiso con los diferentes actores.

venido impulsando el Pacto Global el cual se fundamenta en 10 principios que incluyen, entre otros aspectos, los derechos humanos, derechos laborales, protección del medio ambiente y transparencia. Las empresas que firman este pacto se comprometen a acogerse a estos principios y a presentar informes anuales sobre las acciones que han adoptado en los distintos aspectos. Este tema también fue incluido en la Encuesta de RSE y se encontró que aproximadamente el 33% de los encuestados ya se comprometió con esta iniciativa, siendo un porcentaje que ha ido aumentando año a año. Otro aspecto a considerar es que las nuevas agendas globales de desarrollo sostenible y RSE han avanzado de forma acelerada en los últimos años en la consolidación de patrones generales o compromisos que buscan guiar la integración de la sostenibilidad en las estrategias, comunicaciones, procesos y culturas empresariales. Colombia se ha comprometido internacionalmente con el cumplimiento de la Declaración del Milenio, la cual fue aprobada por las Naciones Unidas en el año 2000 y fue acogida por otros 191 Estados. Esta iniciativa de compromiso compartido con la sustentabilidad del planeta, definió 8 objetivos o metas a ser alcanzados hasta el 2015. Las empresas colombianas, en un porcentaje significativo (58%) han comenzado a alinear sus estrategias de RSE con dichos objetivos.


Una publicación de

EL NUEVO SIGLO

Como es importante también dar a conocer lo que se hace sobre el particular, la mayoría de los encuestados respondieron que la principal herramienta de comunicación es la página web de la empresa, seguido por otros medios de comunicación (e-mail interno, foros y eventos, prensa, reportes de sostenibilidad, intranet, revistas internas) y por último redes sociales y páginas web especializadas en el tema. Los compromisos Las actividades de RSE, según la parte interesada hacia quien se dirige la actividad social, pueden clasificarse en dos grandes categorías: internas y externas. Dentro de las primeras estarían los trabajadores y accionistas. Las externas incluyen la comunidad, los usuarios o clientes, la cadena de aprovisionamiento y el Gobierno. En lo interno la mayor prioridad está en los trabajadores quienes tienen la mayor cercanía con la empresa, en tanto que en lo externo la comunidad ocupa el primer lugar, lo cual demuestra el compromiso de las empresas con la RSE. En las relaciones con los clientes, como era de esperarse en la empresa moderna, la mayoría de los empresarios desarrolla sistemas de gestión de calidad orientados al mejoramiento. Al desagregar según las estrategias específicas, se destaca el sistema de reclamos (90%), seguido de productos diferenciados por características ambientales (31%). Más allá de estos resultados generales, se observa una tendencia interesante hacia una conciencia de las empresas por tener estrategias de mercados inclusivas y dirigidas a poblaciones marginales y a que sus acciones ambientales repercutan en sus estrategias de negocios, de acuerdo con la Andi.

De la mano de la comunidad

3

La divulgación de las diferentes actividades que se realizan en materia de responsabilidad social se hace principalmente por las páginas web de las empresas, pero también se acude a otros medios para obtener resonancia. En cuanto a la relación con los empleados, los principales programas desarrollados por las empresas incluyen la formación de sus trabajadores (95%). Sin embargo, llama la atención el alto porcentaje de iniciativas para la contratación local (63%), lo que indica la preocupación del empresariado por el desarrollo de su región. Dentro del marco de la contratación de empleados, el 43.5% de los empresarios encuestados incluyen dentro de su nómina personas con alguna discapacidad; dentro de las limitaciones que presentan estas personas la más común es la discapacidad física (77%), seguida por la auditiva (44%). El compromiso empresarial en materia ambiental encuentra una amplia acogida entre los afiliados de la ANDI, demostrado en el hecho de que más del 78% de los encuestados manifestó contar con una política ambiental que es un sinónimo de la formalización de la gestión ambiental de la empresa; un indicador de acciones concretas a favor del ambiente; y una manifestación de la incorporación del sistema de gestión ambiental, todo lo cual aporta a la mejora continua del desempeño ambiental empresarial. Como reflejo de lo anterior, las empresas manifestaron que están desarrollando

iniciativas que les permiten superar las exigencias normativas que hace el Gobierno. Cabe destacar en este punto la búsqueda de una mayor eficiencia en el manejo de los residuos peligrosos, en el uso del agua, electricidad y materiales. Complementariamente, las empresas expanden su gestión ambiental más allá de sus instalaciones, haciendo de esto no sólo una muestra de la RSE, sino además fortaleciendo su cadena de valor. Se destaca que un 70% de los proveedores son involucrados en la gestión ambiental al igual que un 56% de las comunidades vecinas, abriendo de esta manera importantes oportunidades de sinergias. La encuesta confirma que el sector empresarial colombiano en temas ambientales no se limita solamente a las agendas locales, sino que se involucra con las principales iniciativas ambientales multilaterales. Se destaca la participación en aquellas relacionadas con residuos peligrosos en un 45% y sustancias químicas en un 29%; igual las iniciativas relacionadas con la atmósfera como cambio climático y protección a la capa de ozono, logran la participación de más del 56%. Las empresas desarrollan diversas acciones de gestión de la responsabilidad social relacionadas con el establecimiento de códigos de conducta, prácticas responsables, relacionamiento y diálogo con grupos de interés. Sin embargo, existen acciones en materia de inversión social muy significativas y de gran impacto en el país que se deben destacar. Dichas acciones se materializan a través del uso planificado de recursos privados en proyectos que impactan a la sociedad y no sólo al personal interno de la empresa.

La reducción de la pobreza y el hambre también figura entre las prioridades de los empresarios como parte de su RSE.

Los principales mecanismos empleados por las empresas para desarrollar actividades de RSE son donaciones en especie a proyectos, seguida de donaciones en dinero a proyectos y de patrocinios.

La educación, especialmente de las comunidades del entorno donde se ubica la empresa, es otro de los aspectos a los cuales se dedican recursos de inversión por parte de las empresas colombianas.


4

El sistema financiero es socialmente

De la mano de la comunidad

EL NUEVO SIGLO

Los grupos con los que interactúan los bancos son múltiples y muy diversos por eso se debe trabajar de manera coordinada y responsable con cada uno.

so integral que exige ejercer bien la actividad bancaria en todo momento y situación. Esto es, trabajar por garantizar y promover el respeto por los derechos humanos, el cuidado del medio ambiente, la generación de empleo en condiciones laborales dignas, la inversión social y la calidad en la atención y servicio al consumidor, entre otros asuntos.

Una publicación de

responsable

P

ara la banca colombiana, la responsabilidad social con el país y con los diferentes grupos con los que se relaciona directa e indirectamente es un asunto de la mayor relevancia. Generar canales de comunicación y trabajar con los empleados, accionistas, directivos, proveedores, prestadores de servicios, competencia, gobierno, ONG’s, organismos internacionales y la sociedad en conjunto, retroalimenta su labor y los impulsa a innovar y a desarrollar productos y servicios cada vez más ajustados a las necesidades e intereses de los consumidores financieros, según indicó la presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar López.

Los empleados, accionistas y el público forman parte del grupo de personas con los cuales la banca tiene una responsabilidad que cumplir y para lo cual se basa en principios internacionales.

definir la mejor manera de reportar y divulgar su impacto social, económico y ambiental en el entorno y su aporte al desarrollo.

El sistema financiero en un actor clave para la economía y juega un papel central en la vida de las personas, al servir como facilitadores e intermediarios de múltiples actividades que se realizan a diario y que contribuyen al ahorro, la agilización de los pagos y la financiación de actividades productivas y de consumo.

Para la mayoría de los ciudadanos, la relación entre la banca y el desarrollo pasa desapercibida. Contar con un sistema bancario sólido y organizado como el colombiano ha sido indispensable para propiciar un crecimiento económico sostenido. Así mismo, generar continuamente caminos y herramientas para aumentar la inclusión financiera y la bancarización, ha sido y será una apuesta de las entidades para aumentar el crecimiento de la economía y la calidad de vida de los colombianos.

Es por ello que desde principios de la década de los noventa, el sector ha venido trabajando tanto en incluir la responsabilidad social dentro de sus procesos de gestión como en

Asobancaria y sus entidades afiladas están convencidas de que no existe un único concepto de lo que significa la responsabilidad social. Para el gremio, supone un compromi-

De acuerdo con Cuéllar López “somos conscientes de que son muchos los retos que tenemos por delante. Al mismo tiempo, queremos dar a conocer los aportes de nuestro trabajo. Uno de ellos es nuestra contribución a la generación de empleo, pilar esencial de la responsabilidad social de las entidades. Hoy en día continuamos siendo líderes en la creación de puestos de trabajo estables y seguros, contribuyendo de esta manera a superar uno de los mayores desafíos estructurales en materia social que enfrenta el país. De igual forma, la alta inversión en capacitación para nuestros empleados demuestra el compromiso de la banca con la generación de condiciones para que Colombia cuente con talento humano capacitado para llevar a cabo, con altos estándares de transparencia, profesionalismo y honestidad, las tareas a cargo del sector”. Para el sector financiero se han desarrollado instrumentos que pretenden guiar hacia una gestión que propenda por el desarrollo sostenible en frentes como la actividad crediticia (Principios del Ecuador), gestión social y ambiental del riesgo (UNEP FI, IFC), inversiones del portafolio (Principios de Inversión Responsable), inclusión y educación financiera (The Smart Campaing, CGAP) entre otros. También se han promovido conceptos como el de consumidor responsable, que promueve la inclusión en las decisiones de compra, elementos distintos al precio y la calidad, como el impacto social y ambiental del producto y la conducta de las empresas que lo elaboran. No obstante, la responsabilidad social nace de una decisión individual, propia de cada entidad, que reflejará sus principios y valores y su entendimiento acerca de lo que significa ejercer bien la actividad en todas sus dimensiones y en todo momento.


De la mano de la comunidad

5

Tu fracciรณn siempre gana

ยกCon nuestros aportes seguimos

generando mรกs salud para los colombianos!

www.loteriadebogota.com


6

De la mano de la comunidad

Una publicación de

EL NUEVO SIGLO

Transparencia, tema de RSE en empresas de servicios públicos

Energía de del Quindío (85,37), Transportadora de Gas Internacional (TGI) (85,63) y Central Eléctrica de Caldas (CHEC) (82,17). En cuanto a apertura informativa la calificación promedio fue de 85 puntos sobre 100. El crecimiento de este indicador, que durante el 2008 estaba en 56/100 puntos, refleja cómo las empresas ofrecen a sus grupos de interés información completa y oportuna sobre su gestión responsable y sostenible a través de canales efectivos de comunicación. Respecto al diálogo con los clientes, este indicador obtuvo 82 puntos sobre 100 y allí se miden las características de los sistemas de atención, su nivel de seguimiento y capacidad para mejorar la atención a los usuarios. En la primera medición, este factor estaba en un grado de desarrollo de 57/100 puntos, lo que permite identificar un crecimiento de espacios para la relación de las empresas con los grupos de interés, y un mejoramiento de los sistemas de atención para elevar los niveles de satisfacción de clientes y usuarios de los servicios.

Las empresas de acueducto fueron las que más se sometieron al análisis de transparencia para reflejar el trabajo que realizan de cara a la comunidad y en beneficio de ella.

U

no de los pilares de la responsabilidad social empresarial en el caso de las empresas de servicios públicos es el nivel de transparencia en su gestión y operación y por eso varias de ellas en el país se han sometido a examen por parte de la Corporación Transparencia por Colombia. El modelo de evaluación de la “Medición de Políticas y Mecanismos de Transparencia” está compuesto por 66 indicadores que analizan el grado de apertura de las empresas hacia sus grupos de interés; la eficacia de los sistemas de atención a clientes; las acciones de autorregulación en ética empresarial y las buenas prácticas de gobierno corporativo, y la eficacia de sus sistemas de control internos y externos. En total 8 empresas de energía y gas, 13 de acueducto y aseo, y 2 de telecomunicaciones que atienden a más de 38 millones de usuarios en diferentes regiones de Colombia midieron de manera voluntaria, el año pasado, su nivel de transparencia. Este índice evalúa aspectos como el grado de apertura de las empresas hacia sus grupos de interés y la eficacia de los sistemas de atención a clientes. ISAGEN, Empresas Públicas de Medellín (EEPPM) y Gru-

La atención de los usuarios, la información clara y oportuna, y la credibilidad, forman parte de los retos que tienen las empresas de servicios públicos como parte de su responsabilidad social. po Telefónica obtuvieron los tres primeros puntajes en la medición. Cuatro años después de la primera evaluación de estos estándares, los resultados reflejan, según Transparencia por Colombia, avances importantes en la implementación de políticas y medidas de transparencia, herramientas clave para combatir la corrupción en el sector. Mientras que en el 2008 el promedio general de las 10 empresas evaluadas fue de 57/100 puntos, el promedio de resultados de 2011 fue de 79/100 puntos. En los diez mejores puntajes de la medición se encuentran ISAGEN (99,80), Empresas Públicas de Medellín (EEPPM) (95,31), Grupo Telefónica (95,00), Empresa de Energía de Bogotá (91,43), ISA (89,97), Gas Natural (89,37), UNE – EPM (88,64), Empresa de

En reglas claras la calificación promedio en este indicador es de 62 puntos sobre 100, con un grado de desarrollo inicial de 45/100 puntos. A pesar de los esfuerzos en la implementación de prácticas formales de gobierno corporativo, es el indicador que plantea mayores desafíos en la medición. Temas como la gestión de políticas y mecanismos anticorrupción y el alineamiento de las cadenas de valor con estas iniciativas, son algunos de los retos de los empresarios del sector de servicios públicos. Sobre control interno y externo las empresas alcanzaron un puntaje de 88/100. Además de la implementación de controles legales y voluntarios, las empresas han comenzado a crear espacios para que los ciudadanos participen en el cuidado de los asuntos públicos. En todo caso, Transparencia por Colombia hizo un llamado al sector empresarial a participar de acciones que midan el grado de implementación de sus prácticas de transparencia y tomen las acciones necesarias para elevar esos estándares en el entorno de negocios del país. “La ética y la transparencia –señala la Corporación- son elementos que definen la reputación empresarial y son activos tan frágiles que debe protegerse y cultivarse para generar confianza y credibilidad de cara a sus grupos de interés”.


Una publicación de

EL NUEVO SIGLO

De la mano de la comunidad

7

En 2012, la entidad financiera invertirá $5.930 millones

BBVA Colombia aumenta en 17%

presupuesto de Responsabilidad Corporativa

E

n el marco de su Plan de Responsabilidad Corporativa, en el que en los últimos años ha invertido más de 20.000 millones de pesos, BBVA Colombia en 2012, con un crecimiento del 17 por ciento en relación al año anterior, destinará 5.930 millones de pesos, con el fin de continuar con sus iniciativas de apoyo social, especialmente a la educación, de niñas y niños de escasos recursos en todo el país. El programa Becas de Integración, que durante 2011 alcanzó la cifra récord de 12.000 niñas y niños beneficiados en todo el país, durante 2012 verá ampliada su cobertura, no sólo geográfica sino también en beneficios facilitando las posibilidades de acceso a estas ayudas a un mayor número de colombianos. De otro lado, la entrega de kits educativos cuyo programa ya inició BBVA en el presente año entregando en Cartagena más de 2.000 morrales con útiles escolares a niñas y niños de distintas organizaciones que apoya en esa ciudad, como CDA del barrio El Pozón y de la Fundación World Coach Co-

lombia, se extenderá en los próximos días a todo el país, y entregará durante el año, más de 30.000 kits escolares. Como aspectos novedosos del Plan de RC de BBVA en 2012, podemos mencionar a Adelante con tu futuro, el programa de Educación Financiera de BBVA Colombia que durante el presente año llegará a 12.000 colombianos, permitiéndoles acceder fácilmente a conocimientos básicos de temas financieros como ahorro, tarjeta de crédito, salud crediticia, canales transaccionales y seguridad bancaria, entre otros, gracias al aula móvil que estará en Bogotá y en otras ciudades del país, ofreciendo este curso de manera gratuita a clientes y no clientes de BBVA. Por otro lado, la llegada a Colombia por primera vez de la Ruta Quetzal BBVA, donde 300 jóvenes de todo el mundo a recorrerán gran parte de la geografía colombiana y rendirán un homenaje a José Celestino Mutis y a la Real Expedición Botánica dirigida por él, en 1783. Esta expedición llegará a mediados de año a Cali y por más de 20 días recorrerá el Eje Cafetero, el norte del Tolima, parte del

Río Magdalena y llegará a la Costa Caribe visitando el Parque Tayrona, Santa Marta y Cartagena para terminar en Bogotá donde partirá hacia España. Alianza con Unicef BBVA integra una alianza con Unicef y el Ministerio de Educación desde 2008 en la que los clientes de la entidad financiera han realizado donaciones a los programas de Unicef, recaudando más de 3.800 millones de pesos, que han permitido financiar entre otros proyectos, el de Escuela busca niñas, niños y adolescentes que con un presupuesto de 1.200 millones de pesos permitió que más de 1.000 niñas y niños de Cartagena, retornarán a las aulas. En cuanto al apoyo de la cultura, BBVA inició este 2012 patrocinando el Hay Festival y el Festival de Cine en Cartagena, además de continuar con la itinerancia del Salón de Arte BBVA Nuevos Nombres Banco de la República que la próxima semana llegará a Pereira y posteriormente, viajará a Bucaramanga, donde finalizará la itinerancia de esta muestra, la más representativa de la plástica colombiana.


8

De la mano de la comunidad

Separata Seguridad Social (1 marzo)  

magazine, finanzas, empresa, bancos

Advertisement