Page 1

Inclusión, única vía para un nuevo Egipto/2C y3C

FLASHinternacional www.elnuevosiglo.com.co

DOMINGO 4 de agosto de 2013

¿Hacia una nueva crispación regional?

/6C y7C


Flash

2B EL NUEVO SIGLO l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l www.elnuevosiglo.com.co UN MES DE ENFRENTAMIENTOS TRAS CAÍDA DE MURSI

Inclusión, única vía para un nuevo Egipto l Si quieren construir democracia, como fue su deseo en 2011 cuando lograron derrocar la dictadura de Mubarak, tendrán que sentarse y discutir pacíficamente sus diferencias.

NI DURANTE el mes sagrado del Ramadán se aplacaron las protestas de los islamistas, que exigen que el derrocado Mohamed Mursi retorne al poder./Foto Xinhua

A

Por María Cecilia Angulo Martínez* Especial para EL NUEVO SIGLO EL CAIRO

UN mes del golpe de estado en Egipto, el coletazo de ese acontecimiento sigue ocupando las primeras páginas de las noticias nacionales e internacionales. Pese a que actualmente se está llevando a cabo el Ramadán –importante celebración musulmana que comenzó el 9 de julio y termina el 8 de agosto- no se ha parado de hablar de los hechos políticos en este país árabe y la situación no cambiará hasta que los dos grupos enfrentados logren un acuerdo. La inestabilidad política se avizoró en 2011 cuando Hosni Mubarak se vio forzado a dejar el poder tras lo que se conoció como la “Re-

volución democrática en Egipto” y en la cual participaron más de dos millones de personas. Más tarde, en junio de 2012, se convocaron elecciones y Mohamed Mursi resultó presidente. Sin embargo y a pesar de haber sido elegido democráticamente por primera vez en la historia del país, los resultados electorales no fueron del agrado de todos los egipcios, dado que Mursi hace parte de la Hermandad Musulmana, uno de los movimientos islamistas más radicales del país, e incluso estuvo en prisión meses antes de ser elegido como presidente por razones políticas. Exactamente un año después de su posesión, en las calles de El Cairo, capital de Egipto, se escuchaba una voz unísona que canta “erhal” en árabe, “afuera”. Con el respaldo de más de 20 millones de firman recolectadas en una campaña conocida como “Tamarod”, que en español significa “rebelión”, y el decisivo rol

del Ejército, Mursi fue separado del poder. Las razones del descontento son varias, entre ellas la fuerte influencia de la sharía (código moral, y ley del Islam, contra la cual las democracias musulmanas han luchado por años) en la Constitución Política. El aumento de la inseguridad, especialmente para las mujeres, se reportaron más de 100 violaciones en lo que va corrido del año también influyó, así como los problemas económicos, “derivados” de la escasez de gasolina en un país que había sido exportador de petróleo, -basta con ver las filas de carros en las estaciones de gasolina para entender la crisis-. Esta situación acabó con la paciencia de muchos, especialmente con la de las nuevas generaciones que querían separar religión y política y que estaban esperando un gobierno que escuchara sus necesidades. Así, a pesar del discurso público de Mursi reconociendo sus equivocaciones y haciendo nuevas promesas, el pasado 30 de junio, más de 30 millones de personas se reunieron en la simbólica plaza Tharir en El Cairo, para pedir la renuncia del presidente. El golpe Lo sucedido durante varias semanas ha sido una mezcla entre fervor popular, masivas manifestaciones ciudadanas pero a la vez gran inestabilidad política e incertidumbre; pues los oponentes de Mursi no tenían –ni tienen- un candidato alternativo que pueda remplazar al derrocado gobierno. Esta situación condujo a la intervención de las Fuerzas Militares quienes el 3 de Julio, hacia algo más de las nueve de la noche, anunciaron al país y al mundo que Mursi no continuaba como presidente.

Abdel Fattah al-Sisi, Jefe de las Fuerzas Militares egipcias tomó el control y en un discurso público nombró a Adly Mansour, miembro de la Suprema Corte Constitucional, como presidente interino y a Mohamed al Baradei, premio Nobel de Paz egipcio, como vice presidente del país. Para muchos lo ocurrido es claramente un golpe militar, mientras que para los opositores de Mursi, los militares simplemente estaban cumpliendo con su deber de proteger los intereses de los ciudadanos. Para los egipcios “los soldados no los utilizaron a ellos, sino que ellos utilizaron a los soldados”, como se escuchaba en las calles. Los acontecimientos del presente son una especie de “Déjà vu” pues en 2011 cuando Mubarak se retiró, los militares tomaron el poder temporalmente y llamaron a elecciones. Se espera que en esta ocasión suceda lo mismo. Las reacciones de la comunidad internacional frente a estos hechos no se hicieron esperar. Los gobiernos de Arabia Saudita, Qatar y Siria felicitaron públicamente al pueblo egipcio. Por el contrario, el gobierno de Reino Unido y Turquía rechazaron enfáticamente el hecho tildándolo de inaceptable. Por su parte el gobierno de Estado Unidos le hizo saber a las Fuerzas Militares que deberían llamar a elecciones lo antes posible y han mostrado gran preocupación, especialmente porque Obama ha estado apoyando a Egipto con 1.5 billones de dólares anuales, gran parte de los cuales han sido dirigidos al fortalecimiento del ejército. Es difícil para la Casa Blanca reconocer que esto se trató de un golpe militar pues de hacerlo tendrían que frenar todo el apoyo económico que están brindando. El subsecretario de Estado estadounidense William Burns, visitó

El Cairo en pasados días y afirmó que Estados Unidos no intervendrá en los asuntos políticos, sin embargo, justificó la destitución del presidente Mursi afirmando que su gobierno no había sido democrático. “La democracia va más allá de los resultados en la urnas” afirmó. La semana pasada, el secretario del Estado norteamericano John Kerry declaró que los militares que el 3 de julio depusieron al primer presidente egipcio elegido democráticamente en realidad habían “restablecido la democracia”. Ello avivó la indignación islamista y uno de los voceros delos Hermanos Musulmanes respondió preguntando ¿el secretario de Estado Kerry aceptaría que el secretario de Defensa Hagel destituyera a Obama si se registrasen importantes manifestaciones en Estados Unidos?”. Agregó que “No esperamos nada de Estados Unidos (...) cómplices del golpe de Estado militar”. Baño de sangre Lo cierto es que los militares están jugando un juego muy peligroso. El 8 de Julio murieron 55 personas en una marcha ante el cuartel de la Guardia Republicana, cuando el Ejército y la policía abrieron fuego contra una multitud de manifestantes islamistas. Las imágenes son aterradoras. Gehad el Haddad, miembro de la Hermandad afirmó que los policías emplearon sus armas de fuego contra los manifestantes, “cuanto más siga estrangulando el régimen del golpe militar la voluntad de la ciudadanía, más gente saldrá a las calles a desafiarle sin miedo”, sostuvo. Recientemente siete personas murieron y al menos 261 resultaron heridos mientras los manifestantes pro-Mursi trataban


Internacional

www.elnuevosiglo.com.co l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l EL NUEVO SIGLO

LIDERADOS por los Hermanos Musulmanes, los seguidores del derrocado presidente mantienen las “sentadas” o tomas a emblemáticas plazas de El Cairo, pese a que la policía los desaloja con gases lacrimógenos./Foto AFP

de cortar varias vías en la capital egipcia, entre ellas el puente 6 de octubre. A lo que la policía respondió violentamente. A pesar del ambiente de regocijo que se sintió luego del establecimiento del gobierno militar y de observar como la población civil, la policía y los militares celebraron con fuegos artificiales el “triunfo de la democracia”, la situación ha tomado otro color desde aquellos días. Como era de esperarse quienes apoyan al ex presidente Mursi, muchos de ellos miembros de la Hermandad Musulmana, arremetieron contra las Fuerzas Militares y la policía dando como resultado la muerte de más de 150 personas en distintos enfrentamientos. Quienes apoyan al hoy depuesto mandatario y detenido preventivamente desde el 3 de julio sostienen que han ganado varias elecciones legítimamente y exigen que se les restituya en el poder. Afirman que no van a permitir que se les silencie. El pasado 25 de julio, el Jefe de las Fuerzas Militares Abdel Fattah al-Sisi, llamó a los opositores de Mursi a salir a las calles a respaldar al Ejército y a rechazar las acciones que ellos catalogan de “terroristas” llevadas a cabo por los protestantes pro-Mursi. La posibilidad de enfrenamientos violentos se volvió una realidad. Esa situación volvió a registrarse el pasado viernes, cuando los islamistas se tomaron dos emblemáticas plazas, pese a la orden del gobierno interino a la policía de desalojarlas a la fuerza.

Oscuro panorama Actualmente se habla de que es muy probable una guerra civil al igual que de posibles ataques terroristas por parte de grupos como Hamas que respaldan a los Hermanos Musulmanes y por ende al destituido presidente. Ambos escenarios resultan poco alentadores, pero hay que advertir que cerrados todos los canales de expresión es difícil pensar que los manifestantes pro-Mursii no usen la violencia como medio para exponer sus demandas. Es importante recordar que una de las primeras acciones que llevaron a cabo los militares cuando tomaron el poder fue encarcelar a más de 300 miembros de Herman-

dad Musulmana, cerraron varios canales y periódicos por considerarlos pro-islamistas y congelaron las cuentas bancarias de varios de los líderes del mismo movimiento. Finalmente, hace pocos días, Mursi fue oficialmente declarado culpable por conspiración con grupos como Hamas, asesinar militares y policías durante su gobierno, espionaje, incitación a la violencia y grave daño a la economía del país y tanto el líder de los Hermanos Musulmanes como otros dos directivos del partido –también detenidos- serán juzgados por “incitación a la violencia”. La situación es bastante confusa en Egipto y la pregunta que surge es ¿están los militares aprovechando el caos?

Suspendida la Constitución Política al igual que el Parlamento y con gran apoyo de los ciudadanos y algunos gobiernos extranjeros como el de Estado Unidos, las Fuerzas Militares tienen todo el poder en sus manos, y ellos están jugando sus fichas. Nuevamente hay que advertir que este es un juego riesgoso porque a diario personas inocentes están siendo asesinadas y encarceladas sin un debido proceso. Diego García-Sayán presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, afirma que los actos llevados a cabo por los militares representan gran peligro, especialmente en una región musulmana donde habitan grupos islamistas radicales quienes “podrían nutrirse de esta experiencia para afirmar la tesis de que por medios democráticos es imposible acceder al gobierno.. Y, contrario sensu, buscar legitimar la violencia y el terror como único camino”. El hecho de que las fuerzas militares estén interviniendo y hayan “suspendido la democracia” trae consigo consecuencias muy graves para la misma como afirmó desde un principio Fawaz Gerges, profesor de London School of Economics en la cadena televisiva Aljazeera: “Mursi fue un accidente, fue incompetente, pero fue también elegido por el pueblo. Un golpe militar tiene efectos negativos para la transición de la democracia en el sentido en que no se respetaron los acuerdos democráticos y se ha dado un mal ejemplo a países autoritarios de la región, quienes citarán a Egipto como ejemplo de democracia fallida, ellos dirán: “the democracy cannot be trusted”, afirmó.

DESDE hace un mes los egipcios viven la polarización política y la violencia que ha dejado decenas de muertos./ Foto Xinhua

3B

Diálogo, única vía Lo que se vislumbra tras un mes de enfrentamientos es una gran polarización de la población. La egipcia está lejos de ser una sociedad democrática, en el sentido en el que no hay interés de dialogo. Al entrevistar a miembros de ambos grupos no se observa un deseo mutuo de inclusión ni de discutir los problemas y las diferencias. Por el contrario, lo que se siente en el ambiente es gran exclusión. Como afirma García-Sayán a propósito de lo que está aconteciendo en Egipto, “La inclusión ya no sólo es una buena idea, es un derecho. Grave error olvidarlo”. Ese es el error que están cometiendo ambos bandos enfrentados. Sin embargo, en una nueva posición y ante un país “partido en dos”, el vicepresidente interino Mohamed ElBaradei pidió el viernes un cese de la violencia en su país para entablar conversaciones con los Hermanos Musulmanes y otros grupos que apoyan al depuesto presidente “Lo que necesitamos hacer ya, como primera cosa, es asegurarnos de que cese la violencia”, aseguró ElBaradei, Nobel de la Paz en 2005, en una entrevista con The Washington Post. “Cuando lo logremos, tenemos que iniciar inmediatamente un diálogo para asegurarnos que los Hermanos Musulmanes han entendido que Mursi fracasó. Pero eso no significa que los Hermanos Musulmanes serán excluidos, de ninguna forma”, agregó. En opinión de ElBaradei, que dirigió de 1997 a 2009 la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU, los Hermanos Musulmanes “deben seguir formando parte del proceso político, deben seguir participando en la redacción de la nueva Constitución, interviniendo en las elecciones parlamentarias y presidenciales”. Este no es un conflicto religioso como suele pensarse, lo que se está batallando es la imposición de un modelo de gobierno, y es claro no se puede llegar a un acuerdo a través de la violencia generalizada. Si los egipcios quieren construir democracia, como fue su deseo en 2011 cuando lograron derrocar al gobierno dictatorial de Mubarak, tendrán que sentarse y discutir pacíficamente sus diferencias. La violencia será siempre un error y tanto los musulmanes radicales como los moderados bien lo saben. *Politóloga de la Universidad del Rosario. Enfocada en Desarrollo Internacional y Temas de Género. Ex practicante en la Embajada de Colombia en Canadá Actualmente Asistente de Investigación en la Alianza de la Mujer Árabe en El Cairo, Egipto.


Flash

4B EL NUEVO SIGLO l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l www.elnuevosiglo.com.co NUEVO Y MULTITUDINARIO PULSO CALLEJERO

Corrupción, nuevo campo de batalla política en Venezuela

L

l Presidente Maduro promete “guerra sin cuartel” a este cáncer. Capriles denuncia persecución política a oposición y exige que investigar a líderes chavistas

A lucha anticorrupción es el nuevo campo de batalla de la polarización política en Venezuela: el presidente Nicolás Maduro promete ir tras los corruptos aunque vistan de “rojo” (chavistas), mientras la oposición duda que caigan “peces gordos” y denuncia una cacería de brujas. El último episodio de la confrontación fue el pulso callejero entre chavistas y opositores que con sus líderes a la cabeza, el presidente Nicolás Maduro y Henrique Capriles, se verificó ayer en Caracas y otras ciudades. “Me lanzo a la calle con todo el pueblo en la gran marcha contra los corruptos y contra la corrupción. Vamos a la calle a ganar el derecho a una democracia decente. Como un ciudadano más me sumo a la convocatoria de la marcha desde la Plaza de Venezuela hasta la avenida Universidad”, aseguró Maduro al llamar a sus seguidores a participar en la convocatoria que hizo el presidente del Parlamento y No.2 del chavismo, Diosdado Cabello el miércoles anterior. Por su parte, los dirigentes opositores con Capriles a la cabeza hicieron lo propio para la marcha desde el elevado de Los Ruices hasta Chacaíto (este de Caracas), para no coincidir con la ruta de los chavistas. Capriles argumentó que esta nueva toma callejera obedecía a la “persecución política” de que están siendo objeto los dirigentes opositores y específicamente se refirió a lo ocurrido esta semana en el Parlamento donde se le retiró la inmunidad al diputado Richard Mardo, acusado por el gobierno de presunta defraudación tributaria y blanqueo de capitales. Fue precisamente esa decisión contra Mardo, tomada en encendido debate la que motivó las marchas de ayer, que como en ocasiones anteriores, fueron multitudinarias. “Quedó en evidencia que la corrupción es defendida por los corruptos”, afirmó contra los diputados opositores el jefe del parlamento, el chavista Diosdado Cabe-

“Aquí no hay intocables”

NUEVAMENTE las calles de Venezuela fueron tomadas por chavistas y opositores para exigir una guerra sin cuartel a la corrupción, que según el gobierno se enquista en los antichavistas y para los opositores en la cúpula de la revolución bolivariana.

llo, en el debate del miércoles junto a un enorme retrato del fallecido presidente Hugo Chávez, durante la agitada sesión en la que unos y otros se llamaron “ladrones”. La oposición consideró la medida contra Mardo como una escalada de la “persecución política” que, asegura, emprendió el gobierno para cercarla y aniquilarla, luego de que Maduro ganara las elecciones del 14 de abril por ajustados 1,49 puntos sobre el opositor Henrique Capriles. “Lo ponen (a Mardo) en una pared de fusilamiento (...) Si aquí hubiese justicia, Diosdado estaría preso. Es el más corrupto de la

historia de nuestro país, Al Capone le dice nuestro pueblo”, afirmó Capriles, tras ese hecho y en la convocatoria a la manifestación. Mardo es el segundo diputado del partido de Capriles acusado de corrupción, otros dos gobernadores opositores son indagados, y el dirigente Leopoldo López y su madre están bajo investigación por supuestas anomalías en donaciones cuando trabajaban en la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) hace 15 años. “Mardo es solo la punta del iceberg”, aseguró Maduro quien dijo que toda la cúpula opositora “está podriga”

El presidente aseguró hace pocos días que libra una guerra sin cuartel contra la corrupción de cualquier color político, la que “se viste de rojo o de la derecha fascista”, como llama a la oposición), al hacer un balance de sus 100 días de gestión. “Todo corrupto es contrarrevolucionario, antichavista y antibolivariano (...). Aquí no hay intocables, aquí vamos con todo”, agregó Maduro, tras anunciar que creó un “equipo secreto de investigaciones”. El gobierno cita como ejemplo el arresto de funcionarios por un desfalco millonario contra el fondo de cooperación chino, acusados de exigir coimas para entregar ayudas sociales y de un importante funcionario portuario. “Aquí no cae ningún pez gordo”, aseguró Capriles, quien impugnó hace tres meses el resultado electoral ante el máximo tribunal de justicia, que aún no resuelve. Tratándose de un tema que eludía Chávez, fallecido en marzo de cáncer, analistas y expertos venezolanos lamentan que el debate esté viciado por el interés político, sobre todo de cara a las elecciones municipales de diciembre próximo, y no vaya al fondo del problema. La corrupción, un cáncer Según el Índice de Percepción de la Corrupción que elabora la ONG Transparencia Internacional (TI), divulgado en diciembre y rechazado por el gobierno, Venezuela ocupa el puesto 165 de una lista de 176 países en el combate a la corrupción. Mercedes de Freitas, directora de TI en Venezuela, se dijo “escéptica” sobre la lucha anticorrupción, al apuntar que el propio gobierno maneja discrecionalmente fondos millonarios, uno de los cuales sale de calcular el presupuesto nacional a 55 dólares el barril de petróleo, cuando se cotiza a un promedio de 100 dólares.

“El gobierno debe empezar por abrir su casa, dar acceso a la información sobre cómo maneja los recursos, y garantizar independencia y fondos para que los órganos de justicia, la Fiscalía y la Contraloría libren esta pelea tan compleja”, dijo a la AFP. La socióloga Maryclen Stelling destacó como un paso “importante” de Maduro reconocer que hereda un “aparato estatal aquejado por el burocratismo y la corrupción”, que incidieron junto a la crisis económica y la inseguridad ciudadana, en la apretada victoria electoral ante el avance de la oposición. “Tenemos a un Maduro terrenal que se deslinda del gobierno de Chávez y acepta que hay un problema de corrupción gravísimo, que hay que desnudar”, subrayó. Al calificar la corrupción como un “cáncer” que ha invadido al país, la analista Margarita López Maya, de la Universidad Central de Venezuela (UCV), celebró que Maduro ponga el tema en el tapete. No obstante, duda que tenga efectividad. “Mientras tengamos un país con tanta regulación, control del mercado y de los poderes públicos, y con tanta impunidad, no va para ninguna parte”, agregó. La fiscal Luisa Ortega, quien niega depender del gobierno, ha reconocido que 90% de los delitos quedan impunes. “La corrupción en el gobierno de Chávez y Maduro es inmensamente grande. No hay nada que se haga sin una comisión (pago adicional) de por medio o una influencia”, comentó el economista Maxim Ross. A quienes atribuyen el mal a los chavistas, Maduro suele recordar la corrupción de la “burguesía” bipartidista tradicional -antes de la llegada de Chávez al poder en 1999- que tuvo incluso a un presidente, Carlos Andrés Pérez, enjuiciado por corrupción./

EL NUEVO SIGLO – AFP


Internacional

C

www.elnuevosiglo.com.co l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l EL NUEVO SIGLO

Por Giovanni E. Reyes (*)

ON toda sinceridad da tristeza, amargura, algo así como vergüenza ajena, eso se siente con todo ese desastre que tiene en agónicos problemas a la mayoría de la población española. En verdad conmueve ver a toda esa gente que nunca ha dejado de trabajar, que había ido forjando un futuro próspero, para encontrarse ahora con la realidad: el sistema en que se desempeñaban estaba basado más en un auténtico pantano, que en sólidos cimientos que permitieran un progreso sostenible. Se podía prever desde las pasadas votaciones. El Partido Popular –PP- ha sido claro, por lo general, en no ocultar sus tendencias en cuanto a inclinarse por políticas de ajuste que beneficiarían con mayor énfasis a los grupos de mayor poder, al gran sistema financiero y a las corporaciones que, dado su gran tamaño, dependen más de la solvencia de activos, que de rotación de inventarios. En eso no hubo engaño, pero así es la democracia. Los pueblos a veces, de manera eficaz y entusiasta, pueden pegarse disparos en los pies. Es cierto, la evidencia lo confirma cada día. Las medidas establecidas, centradas casi con exclusividad en procesos de ajuste más no de reactivación, han sido formidables ingredientes para el continuo desastre que se vive en España y en otros lugares de Europa. Por desgracia, esto ya no es una noticia que impacte titulares de prensa, a no ser el comunicar

5B

ATANDO CABOS

De la crisis de España a las lecciones de Japón l Difícil situación económica en el país ibérico se agrava con la presunta corrupción en el partido gobernante. En el polo opuesto está la nación oriental que cada vez, se hacen más estrechos los márgenes de oportunidades para amplios sectores de población. No obstante, y como si se necesitase de más componentes obscuros, ya es contundente la evidencia circunstancial, y directa en algunos casos, de que hubo corrupción en el partido de gobierno, en el PP. No de ahora, sino desde incluso, mediados de los años noventa. El caso ha sido de sobresueldos, de dineros turbios que convencieron voluntades, dirigiendo conciencias, encaminando con eficiencia políticas y decisiones públicas. Subdesarrollo y tercermundismo en su más pura esencia. Quienes aún ocupan el gobierno, dados con frecuencia a hacer gala de manera reiterativa y grandilocuente, acerca de su pulcritud moral –algo bastante común en partidos conservadores como el caso del PP- ahora tienen más problemas para aceptar los desmanes, las mentiras y en casos, la abierta corrupción en que se ha incurrido. Los montos son superiores a los dos millones de dólares, aunque en lugar de discutir el fondo del asunto, el Primer MARIANO RAJOY, jefe de gobierno español

Ministro Mariano Rajoy –directamente en el centro del huracánhace referencia a datos complementarios y anécdotas que tratan de evitar la discusión de fondo y asegura que su equivocación fue haber confiado en Bárcenas, el ex tesorero del PP. Típica demagogia que intenta mantener el poder del gobierno, más basándose en la ignorancia y rasgo de “impresionables” por parte de gentes con bajo criterio, que en méritos propios, en integridad personal y en competencias, para dirigir y gestionar los asuntos de Estado. El partido de oposición, el Partido Socialista Obrero Español –PSOE- tampoco es de invitarlo a cenar. Ellos también saben de sus faltas, no desconocen que han incurrido en problemas de manejo de fondos. De lo contrario estarían ya con las fauces totalmente cerradas en la yugular del PP. Ese escenario fundamenta que las figuras públicas, mandatarios e integrantes de la “realeza”, con la necesidad de recuperar en algo, cierta credibilidad, y ante la sangrienta tragedia del tren en Galicia, no hayan vacilado en ningún momento en asistir a los actos protocolarios. Rostros compungidos, lutos rigurosos. Nada mejor que una portada en las revistas de la “prensa rosa”, en los medios de las trivialidades cotidianas para levantar en algo el maltrecho ánimo. Para quienes dirigen los destinos de España y para quienes son fundamentalmente figuras decorativas –lo son también los floreros chinos de las salas de las casas- que mejor que la población entera se mantuviese ocupada en cosas que no son importantes pero si muy entretenidas. Los medios están allí: telenovelas, revista Hola, las páginas sociales, la selección de España

campeona del mundial pasado –aunque tengan que llorar ante un Brasil avasallante en la última Copa Confederaciones- y, no faltaba más, culpar de los desastres a los inmigrantes. Toda una aspiración a que la sociedad no piense ni debat a c o n SHINZO ABE, premier de Japón altura, del conocimiento económico elesino que se entretenga. Cada vez se hace mental, pero que no desean ver mayor la presencia de George ni admitir, los fundamentalistas Orwell como profeta del Siglo neoliberales, poseídos como están XXI, un autor crecientemente de una actitud visceral, y por tanto irracional, contra todo lo que son indispensable. las contribuciones de Keynes a la Crecimiento japonés política económica. Japón está demostrando que En contraste a la trágica situación diaria de la España, tene- produce casi tanto como China, pero mos a Japón. El país oriental da contando con sólo un 10 por ciento evidencia de que sabe lecciones de la población de este último país. elementales de economía, que no En efecto, el gigante asiático, para cree en las falacias del pensamien- 2013, tiene una población que rebasa to neoliberal y que es una nación los 1,400 millones de personas. La capaz de emerger de la crisis. evidencia es contundente: Japón ha Este pasado mes trajo lo que es la logrado crecer un 3.5 por ciento en el práctica confirmación en su cargo, total de su economía para el primer trimestre de 2013. Ha generado un del Primer Ministro Shinzo Abe. Su partido se hizo con un reco- importante superávit en la balanza nocido triunfo en las pasadas elec- comercial debido a un decidido estíciones parlamentarias. El partido mulo a las exportaciones, además del de Abe tiene ahora el control de aumento que ha tenido, la demanda ambas cámaras en el parlamento. en el mercado interno. España se debate en un esEse resultado es la expresión de la decisión mayoritaria de un cenario actual que no presenta electorado que se inclina por la salidas ni previsibles, ni baratas, ni continuidad en la ejecución de me- realizables en el corto plazo. La sididas de reactivación económica. tuación general continúa ahogada, Algo que se va conociendo como mientras la ilegitimidad de adueña del gobierno. La amenaza más el “Abenomics”. Los resultados de la economía angustiante es que el país entero japonesa han sido alentadores se enrumbe por el despeñadero de y constituyen una favorable y la ingobernabilidad. (*) Ph.D. University of Pittsoportuna respuesta a la agresiva burgh/Harvard. Profesor de la Espolítica expansiva, tanto mocuela de Administración de la Uninetaria como fiscal, que se ha versidad del Rosario. establecido. Algo que es parte


Flash

6B EL NUEVO SIGLO l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l www.elnuevosiglo.com.co

COLOMBIA Y LA

¿Hacia una n

l Confusió

LOS PRESIDENTES de Colombia, Juan Manuel Santos y Venezuela, Nicolás Maduro se reunieron hace dos semanas para “relanzar” la relación bilateral. Días después, un ministro chavista denunció que desde el suelo colombiano se fraguan planes para atentar contra personalidades de la Revolución Bolivariana. /Foto Presidencia de la República

D

Por Juan Carlos Eastman Arango*

U R A N T E lo s pasados junio y julio una serie de eventos colocaron en el centro de declaraciones y controversias a nuestro país en cabeza de su gobierno, con una figuración poco propicia en las relaciones caribeñas y andinas. Esta especie de “bisagra geopolítica” que va caracterizando a Colombia cada vez con mayor contundencia, se fija en medio de pronunciamientos contradictorios de carácter oficial, de silencios inconvenientes marcados por el clima regional y vecinal, y acciones gubernamentales dubitativas. El problema central consiste en que, más allá de la demostración de buenos modales, sonrisas forzadas para los medios y ruedas de prensa apaciguadoras, las contrapartes necesarias para construir confianza desde el diálogo no existen, como tampoco hay certeza de que la negociación conducirá al establecimientos de marcos y conductas sostenibles y defendibles, independientemente de si al día siguiente, una declaración, desde cualquiera de los focos de tensión o malestar, provoca una reacción iracunda que amenaza, otra vez, con suspender o romper relaciones, cerrar fronteras, buscar aliados. Nuestra gran inquietud, como ciudadano que vive en este país es

que los protagonistas de la crispación regional siguen profundizando su hostilidad y preparándose para la siguiente fase de sus programas de reafirmación nacional e integracionista, como bloque de poder. Frente a este tejido elaborado sobre susceptibilidades, verdades incompletas y confusiones surgen conjeturas y preocupaciones valederas sobre nuestra seguridad y defensa, la Otan, la crisis del Caribe Occidental, la reciente XII Cumbre de los países del Alba-TCP, la I Cumbre antiimperialista y anticolonial en Bolivia, las denuncias sobre las actividades y planes de grupos extremistas conspiradores anti-bolivarianos desde nuestro país y la reunión gubernamental entre Colombia y Venezuela del viernes psado. Como señalaba anteriormente, se trata solo de preocupaciones ciudadanas. Seguridad y Defensa, patrimonio ciudadano ¿A quién le pertenece el debate sobre seguridad y defensa en nuestro país? ¿Debe existir algún pronunciamiento de los poderes legislativo y constitucional sobre los acuerdos y pactos que los gobiernos de turno van concretando con países y organizaciones? En pasadas ocasiones y en diversos foros años atrás he defendido la convicción de que los ciudadanos deben ser informados, en forma amplia, so-

bre las implicaciones de los acuerdos de carácter militar que los colocan en situaciones y compromisos adquiridos, en principio, para protegerlos y para garantizar su seguridad en la actualidad y a mediano plazo. ¿Es acaso esta variable temporal la que ha conducido al Ministerio de Defensa, y al mismo presidente de la República a verse enredado en una serie de explicaciones, afirmaciones parciales y conjeturas molestas con gobiernos vecinos y frente a sus conciudadanos?. Porque nuestra primera sorpresa fue encontrar un cruce de declaraciones contrarias entre unos y otros. Algo parecido a “sí pero no”, o la peor, “no estamos interesados pero, qué rico si funciona”. Ecos de un pasado agitado Hace pocos años, el gobierno anterior se vio sumido en un debate agrio y polarizado por su aspiración de concertar un acuerdo militar con Estados Unidos, de enormes implicaciones para la seguridad de Colombia. Como si fuera de menor trascendencia, y camuflado ahora bajo consideraciones menos creíbles, la búsqueda continuada para ser admitido como socio privilegiado de la Otan pasó desapercibida y sin un debate similar o parecido al de años pasados. En esta ocasión, una vez más, el tono y la sensibilidad provinieron de los países vecinos.

Por alguna extraña consideración política y mediática, los colombianos creen que la Otan es diferente a Estados Unidos, o peor aún, que este país no tiene nada que ver o hacer en la organización atlántica. Si bien en su interior existe una puja hegemónica entre británicos y franceses, mientras los alemanes observan y esperan, en la Otan la voz que manda es otra, aún. Esta organización, estimados conciudadanos, es manejada por Estados Unidos, a pesar de su estructura administrativa y de la nacionalidad del actual Secretario General. De hecho, sus acciones militares en algunos países del entorno geoestratégico europeo fueron impulsadas por la hegemonía anglosajona dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Depositaria del imaginario político y culturalista de ser un bastión de los valores democráticos de la civilización Occidental, y a pesar de haber sido considerada como una especie de “elefante blanco” después de la desaparición de la guerra fría, este “huérfano” del orden geopolítico bipolar derribado entre 1990 y 1992 ha vivido dos décadas tratando de construir una nueva identidad, diseñar una nueva razón de ser y proponer los nuevos horizontes en los que puede proyectarse. A raíz del malestar provocado por las denuncias publicadas hace varias semanas, en relación con el espionaje de Estados Unidos en la Unión Europea, y de sospechas sobre las labores de la Otan con sus socios, en el mismo sentido, reapareció el debate con carácter urgente de liberarse de Estados Unidos y construir, por fin, el Sistema de Defensa Europeo. Mientras tanto, allí sigue la Otan. ¿Una visita de cortesía? El pasado 25 de junio, el ministro de defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, fue entrevistado por el canal Euronews a propósito de la firma de un acuerdo de cooperación entre el actual gobierno y la Otan. Mientras la periodista Sara Blanco, integrante del equipo en Bruselas quien formulaba las preguntas tenía la percepción de la incoherencia de las declaraciones del presidente colombiano, emitidas semanas atrás, así como por parte de otros

funcionarios del gobierno, el ministro trató de mostrar lo inexistente, y de convencer a europeos y demás observadores del mundo que en este país, quienes ahora lo orientan, saben de qué están hablando y saben para dónde van. Ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario, como dirían en modo coloquial criollo. O la Otan ha perdido toda trascendencia y se convirtió en una especie de club social, o el gobierno colombiano trata de jugar con las palabras y lograr, por la puerta de atrás, lo que durante una década trató de conseguir por la puerta delantera: ser miembro de dicha organización. Para Euronews Bruselas se trata de un acuerdo único en la región. La noticia, al contrario de lo esperado, no provocó nuevos cuestionamientos regionales, especialmente desde los países vecinos y pertenecientes a la Cuenca del Caribe, como sí había sucedido con el anuncio que semanas antes había hecho el presidente colombiano. Pero, antes como hoy, sí debería suscitar un debate interno, tanto en los organismos de representación popular como en todos los ciudadanos. Reducir el acuerdo a un asunto de “compartir experiencias e información”, y adquirir “manuales” de conducta en materia de derechos humanos que perfeccionen el accionar de las Fuerzas Militares colombianas no es serio ni satisfactorio. En el actual contexto internacional, este “acuerdo” deja en el aire inquietudes y desconfianza. Frente al malestar social creciente en América Latina, en un momento crítico de las cuestionadas negociaciones con las Farc, con el debate del proyecto canalero nicaragüense en auge y un bajo nivel de credibilidad en las relaciones con sus vecinos, la sombra de Otan no puede ser una señal tranquilizadora. ¿Qué clase de oportunidad es ésta para Colombia, como lo afirmó el ministro colombiano en Bruselas? ¿Cómo puede venderse la idea de que también sea una oportunidad para la región? Como si no fuera suficiente, a finales del mes de junio, el ministro colombiano estuvo en España, y allí firmó otro acuerdo de cooperación militar con sus autoridades. ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Para qué se está


Internacional

www.elnuevosiglo.com.co l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l EL NUEVO SIGLO

AS ASIMETRÍAS POLÍTICAS EN EL VECINDARIO LATINOAMERICANO

nueva crispación regional?

ón e imprecisiones sobre seguridad nacional frente a los ciudadanos

EN LA pasada cumbre del Alba, realizada en Guayaquil, se evidenció una vez más el rechazo y temor de sus mandatarios frente al rol de la Otan en América Latina, que calificaron de “peligroso”. /Foto AFP

preparando Colombia? ¿Cuáles tipos de amenazas se ciernen sobre nuestra sociedad, diferentes a las tradicionales, que requieren ahora un complemento internacional de estas características? ¿Todo esto es porque vamos a ingresar en la fase del “post-conflicto”? ¿O se trata de otros “flirteos mediáticos” por parte del gobierno nacional? “Nido de conspiradores” Colombia, no importa lo que diga, es nido de conspiradores, según Venezuela El ministro venezolano de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, hizo el pasado 31 de julio una serie de denunciasrevelaciones sobre la red de conspiración tejida para atentar contra personalidades políticas de la Revolución Bolivariana, y contra el presidente Maduro. Desde hace varios años, incluso durante el segundo mandato del presidente Chávez, la palabra “magnicidio” apareció recurrentemente como instrumento de ese gobierno. Bajo el actual mandato presidencial, el tono y los alcances de las denuncias aumentaron, hasta el punto de llegar a una encrucijada esta semana, porque esa denuncia presentada en vivo y en directo a través de Telesur, en el programa “Cruce de Palabras”, ya no puede

pasar desapercibida: ¿qué sabe el gobierno colombiano sobre este asunto? ¿Qué hace nuestro gobierno frente a los señalamientos puntuales, con nombre y apellido, por parte del gobierno venezolano? ¿Quién y quiénes hacen inteligencia venezolana en territorio colombiano, sin conocimiento aparente de las autoridades colombianas? ¿O el gobierno colombiano autorizó y colaboró en dichas interceptaciones? ¿Puede seguir Colombia en la mira de las denuncias venezolanas como sede de planes conspirativos recurrentes contra la Revolución Bolivariana? Si bien los seguimientos de las reuniones e interceptaciones de comunicaciones desde Medellín y Bogotá datan de mayo y junio, el ministro en cuestión “desconoce” si el presidente Maduro le informó del asunto a su homólogo colombiano durante su última reunión que tuvieron para “limar asperezas”. ¿Cómo puede ser esto aceptable? De momento, dejó una duda en el ambiente y en los televidentes que siguieron el programa, en relación con la colaboración de las autoridades colombianas para verificar la calidad de la información y las reuniones celebradas, la agenda conspirativa y los personajes involucrados. De acuerdo con el ministro Rodríguez Torres, sus

fuentes son “1 A”. En sus denuncias, le recordó a la audiencia que ahí estaba en la memoria de los venezolanos el “Plan Orión” del DAS contra Ecuador, supuestamente interceptado en Venezuela. El campo de las conspiraciones apuntaba a los países vecinos de Colombia. El asunto nos remitió de inmediato a otras denuncias, éstas originadas en nuestro país, formuladas por ex - funcionarios del DAS ante la Corte Suprema, sobre los resultados de las labores de inteligencia sobre países vecinos que no fueron transmitidas al presidente de aquellos años por “temor”. Y todo el mundo tan tranquilo. ¡No, queridos conciudadanos. No más tapen, tapen, tapen!. Es hora de pedir al gobierno de Panamá que no proteja más a la ex directora del DAS, que se presente ante las autoridades judiciales y haga luz sobre tanta confusión y oscuridad nacional. No se trata de satisfacer la vanidad ni las urgencias de presidentes y dirigentes de países vecinos. Es fundamental, para nuestra seguridad como país, comenzar a aclarar el estado actual de nuestra seguridad nacional. ¿Silencios estratégicos? Frente a este telón de fondo, los medios de comunicación informaron

que una de las mesas instaladas en la reunión Colombia-Venezuela del viernes corresponde a “política y seguridad”. ¿Prioridad?: al menos, frente al público, “revisar la coyuntura del contrabando en las fronteras”. Y surgieron nuevas inquietudes; según esos mismos registros periodísticos, los gobernadores del Cesar y Norte de Santander no asistieron al encuentro, “debido a que tenían compromisos en sus departamentos”. Hasta el momento de escribir estas líneas, desconozco por qué no se mencionó al gobernador de La Guajira. Pero sí formaban parte de la delegación venezolana, los gobernadores del Táchira y del Zulia. ¿Pueden creerlo, amables lectores? La reunión que preparó este encuentro fue la de los presidentes Maduro-Santos en Puerto Ayacucho, el 22 de julio pasado; un diario colombiano la calificó como “la cumbre fría”, pero en ella se anunció la reactivación de la agenda vecinal y el establecimiento de las mesas de negociación y acuerdos. ¿Qué asunto puede ser igual de importante, o más aún, para los gobiernos del Cesar y Norte de Santander, que les impide asistir e intervenir como departamentos fronterizos seriamente afectados por la inestabilidad de las relaciones entre Caracas y Bogotá? Silencio, hasta ahora. Alba-TCP recargado: ¿debemos tomarlo en serio? Más allá de los discursos, gritería para los medios y las galerías nacionales y sucesión de declaraciones de “unidad, solidaridad y hermandad de los pueblos”, tal y como pudimos seguirlo por algunos canales internacionales de televisión, queremos llamar la atención sobre los dos temas que se destacan como vitales, en términos geopolíticos, para el resto del hemisferio, y por supuesto, en esta coyuntura, para Colombia. De la XII Cumbre del Alba, celebrada en Guayaquil el pasado 31 de julio, nos quedaron estos desafíos y controversias regionales: El primero es su aspiración a consolidar un bloque regional integrado que “supere cualquier relación capitalista y avanzar hacia el desarrollo integral de sus pueblos”; el segundo, su aspiración apunta incluso a vincular a la Celac a este bloque liderado por Alba-TCP;

7B

el tercero, su rechazo abierto y hostil a la Alianza del Pacífico. Como complemento a las actividades de la XII Cumbre, en el marco de la “Cumbre Antiimperialista y Anticolonial” celebrada en Cochabamba, Bolivia, entre los días 31 de julio y 2 de agosto pasados, con la presencia del vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, se abordaron temas trascendentales también. Y con esto, regresamos al principio de nuestra reflexión ciudadana, recogiendo algunos de los puntos de la declaración de la Mesa 1 de esta cumbre, “El peligro de la Otan para América Latina y el Caribe”. Entre sus 20 puntos, queremos destacar los siguientes: “Fundar una organización social poderosa a nivel internacional para transmitir ideas de liberación para un socialismo comunitario, descolonizador y antiimperialista, y así enfrentar el peligro que representa la Otan para América Latina”. Y éste: “Fortalecer el trabajo con el Consejo de Defensa de la Unasur con el objetivo de llevar claridad sobre el rol de la Otan en América Latina y el Caribe”. Una semana antes de la XII Cumbre de Alba-TCP, el 25 de julio, en el marco del seminario “Seguridad y Defensa” organizado por las Fuerzas Armadas de Bolivia para representantes de los países del Alba, en la ciudad de Santa Cruz, el presidente Evo Morales solicitaba la creación de un “bloque estratégico militar que tenga el objetivo de garantizar la paz en la zona y defender la soberanía regional frente a cualquier agresión imperial”. La idea no es nueva. A mediados de la década pasada, fue una propuesta insistente del entonces presidente Chávez. Sin duda, todos estos elementos y pronunciamientos requieren una apreciación más puntual, pero de momento, no podemos ser indiferentes a la confluencia de contradicciones, que en estos días, exigen labores muy importantes por parte del gobierno colombiano, para anticipar un escalamiento de tensiones en el Caribe occidental, en primera instancia. Nicaragua, queremos recordarles a nuestros conciudadanos, es miembro de Alba. *Historiador, Especialista en Geopolítica y analista de asuntos internacionales. Catedrático de la Carrera de Historia en el Departamento de Historia y Geografía de la Pontificia Universidad Javeriana. Miembro de Cesdai (Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales), Resdal (Red de Seguridad y Defensa de América Latina), Red Latinoamericana para la Democracia, Caribbean Studies Association, Atlantic Community y Alabc, Australia-Latin America Business Council (Member Overseas).


Flash

8B EL NUEVO SIGLO l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l www.elnuevosiglo.com.co

L

Por Tomás Molina (*)

as revelaciones del ex analista de inteligencia norteamericano Edward Snowden no deberían sorprender a nadie que sepa algo sobre cómo funcionan los imperios en la realidad. Todos ellos, desde Persia y Roma, hasta Venecia, la Francia de Luis XIV, la China imperial y EEUU han vigilado a sus ciudadanos de un modo u otro. Ningún imperio ha funcionado sin una amplia red de espionaje. Eunucos, emperadores, e incluso burócratas anónimos han tenido sus propias redes de espionaje. Nada realmente importante sucede en un imperio, por secreto que sea, sin que algún burócrata, en alguna parte, lo deje registrado. Lo revelador, por lo tanto, no es que EEUU vigile y espíe a sus propios ciudadanos y a los ciudadanos de otros países; lo revelador es que los demás gobiernos hagan como si no supieran nada. Lo revelador, también, es que las personas de a pie no sospechen, en lo más mínimo, que los espían cuando, como se ha dicho, la evidencia histórica prueba que todos los sujetos imperiales han sido sujetos a algún tipo de espionaje. Soplones, denuncias anónimas, espionaje de correspondencia y sobornos, han sido los métodos clásicos de vigilancia. Desde que la tecnología lo permite, empero, los gobiernos han recurrido a métodos más sofisticados: micrófonos, cámaras, y ahora, espionaje de llamadas telefónicas, emails, e inbox de Facebook. Sin embargo, hay una diferencia fundamental entre el espionaje antiguo y el moderno. No se trata simplemente de una cuestión de la cantidad y calidad del espionaje, sino que se trata de la naturaleza misma de nuestras sociedades modernas comparadas con las antiguas. Según Foucault a finales del siglo XVIII se instauró en Europa algo que él denominó la sociedad disciplinaria. Ésta sociedad, nos dice, ejerce un poder de disciplina constante. Es decir, no espera a que el sujeto infrinja la ley para disciplinarlo, sino que la sociedad disciplinaria siempre lo considera sospechoso y por ello lo disciplina constantemente. Se juzga, entonces, por medio de virtualidades: por lo que el individuo es capaz de hacer y no por lo que ha hecho. Así se justifica un control constante sobre el individuo. El espionaje de EEUU y las nuevas prácticas legales del Patriot Act pueden entenderse a la

LA AGENCIA de inteligencia norteamericana está en el ojo del huracán por las revelaciones que hizo el ex analista Edward Snowen.

UNA VERDAD DE A PUÑO

Espionaje masivo, imperios y disciplina l Lo revelador no es que nos vigilen sino los gobiernos objeto de ello hagan como si no supieran nada.

AUNQUE el espionaje es tan antiguo como la humanidad, lo que actualmente se debate si en aras de la inteligencia se puede traspasar la línea de la intimidad personal.

luz de Foucault: no son más que la fase más reciente de la sociedad disciplinaria, donde todos somos sospechosos de cometer un crimen sólo porque en teoría somos capaces de cometerlo. Cualquiera puede ser un terrorista; todos nos podemos volver, en teoría, terroristas. Por lo tanto, todos debemos ser, justificadamente, según la lógica disciplinar, controlados. Las prácticas disciplinarias subyacen a la lógica social moderna, de modo que para acabar el sistema masivo de vigilancia no basta una reforma liberal -en el sentido clásico del término- para limitar el poder del gobierno y, por lo tanto, su capacidad de espionaje sobre los individuos. EEUU necesitaría cambiar la misma lógica social disciplinaria para poder abandonar definitivamente sus prácticas de espionaje y devolverles la privacidad perdida a sus ciudadanos. Una empresa nada fácil. Pero además hay otra razón, en relaciones internacionales, por

la que EEUU no puede volver fácilmente a las antiguas prácticas de espionaje, donde sólo se vigilaba a unos pocos individuos sospechosos. El país del Norte está obligado, por la misma lógica del sistema internacional, a continuar con sus prácticas. Me explico: si EEUU abandona el espionaje masivo, China tendrá una ventaja en inteligencia, pues ese país también tiene prácticas de espionaje masivo. De hecho, según un artículo de Foreign Policy, China está diseñando un aparato masivo de vigilancia en África. Así las cosas, EEUU se ve obligado a no perder la delantera frente a sus competidores. ¿Cómo pueden recuperar su privacidad entonces los ciudadanos del mundo? Es una pregunta muy difícil que no pretendo responder aquí. Sólo quiero dejar claro algo: la competencia en el mundo de la inteligencia es brutal, de modo que ningún Estado abandonará ninguna ventaja que tenga. El Congreso puede limitar de modos legales la vigilancia, pero si el interés nacional de EEUU está ligado al espionaje masivo, puede uno estar seguro de que lo seguirá habiendo. Sin embargo, es posible que el mismo espionaje masivo no sea una ventaja. No sólo porque disminuye el prestigio de EEUU en el mundo, y no hay imperio que sobreviva sin prestigio, sino porque los costos de un sistema de vigilancia como ese y los beneficios que ofrece puede que no sean balanceados. Nadie sabe con seguridad qué tan efectivo es el sistema para detener amenazas a la seguridad norteamericana. Si resulta que no sirve de mucho con relación a su costo, es posible que EEUU lo abandone. No obstante, aunque la dirección de inteligencia, NSA, abandone algunos de sus programas masivos, podemos estar seguros de que seguirá habiendo espionaje y disciplina. No creo que los burócratas de las agencias de seguridad dejen de meter sus narices en nuestros emails en el corto plazo. Parece que, por ahora, nuestra privacidad está en manos de ellos. Como decía Nicolás Gómez Dávila: “Las decisiones despóticas del estado moderno las toma finalmente un burócrata anónimo, subalterno, pusilánime, y probablemente cornudo”. (*) Investigador de las Facultades de Ciencia Política y Gobierno y de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario.


Internacional

www.elnuevosiglo.com.co l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l EL NUEVO SIGLO

9B

POR EL ASILO A EDWARD SNOWDEN

Pragmatismo distensionará relación EU-Rusia

E

l El enredo diplomático por las filtraciones ocurre cuando el gobierno Obama enfrenta cuestionamientos del Congreso por la vigilancia a las telecomunicaciones

L ASILO político que otorgó Rusia al estadounidense Edward Snowden asesta un duro golpe a las relaciones ruso-estadounidenses, que podría llevar incluso a la anulación de la próxima visita del presidente Barack Obama, pero tanto el Kremlin como la Casa Blanca no tienen interés en romper definitivamente su cooperación, estiman analistas. Estados Unidos reclamó a Rusia en varias ocasiones la expulsión del ex consultor de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). El jueves el portavoz de la Casa Blanca expresó la extrema decepción de las autoridades estadounidenses y añadió que se evaluaba la “utilidad” de una cumbre bilateral a principios de septiembre entre Barack Obama y Vladimir Putin antes del G20 de San Petersburgo. “La decisión de Moscú tendrá consecuencias negativas a corto plazo. Estados Unidos presionó a Rusia para que no recibiera a Snowden, Rusia no respondió a la altura de lo esperado por Estados Unidos y ahora Washington no puede ignorarlo”, subrayó el politólogo Fedor Lukianov, jefe de redacción de la revista “Rusia en la política mundial”. “Obama no podrá hacer como si no hubiese pasado nada y reunirse con Putin en especial cuando ya se lo critica en Estados Unidos por su débil posición hacia Rusia”, continuó el experto interrogado por la AFP, que estimó además que hay “pocas probabilidades” de que la visita a Moscú se mantenga. El caso Snowden se suma a una larga lista de diferendos que son la causa del desmejoramiento de las relaciones bilaterales en los últimos meses. “Las relaciones son muy malas”, constata María Lipman del centro Carnegie, que cita la prohibición para los estadounidenses de adoptar niños rusos votada en represalia a la “lista Magnitiski”, una ley que prohíbe el ingreso a

EL EX ANALISTA Edward Snowden reveló los programas de espionaje del gobierno norteamericano, desatando una ola de críticas tanto en Estados Unidos como a nivel mundial por la vulneración a los derechos fundamentales.

Estados Unidos de responsables rusos implicados en la muerte del abogado ruso, o también “el tema sirio” en donde los dos países jamás hallaron un compromiso. “Existe un riesgo de que el presidente Obama, ofendido, pierda su interés sobre Rusia, pero incluso así no sería fatal”, estima la experta. “Rusia no quiere romper definitivamente sus relaciones con Estados Unidos. Las declaraciones de Putin sobre el caso Snowden muestran bien que estas relaciones representan para él cierto interés”, agrega. El presidente Obama está por su parte interesado en la colaboración con los servicios de inteligencia rusos, luego de los atentados de Boston cuyo principal sospechoso es oriundo del Cáucaso ruso, o sobre el desarme, subrayan los analistas. El presidente ruso declaró que “privilegiaría” las relaciones bilaterales en el caso Snowden y subrayó que el fugitivo podría quedarse en Rusia si cesaba sus actividades perjudiciales para Estados Unidos. El pasado jueves, apenas se

conoció que Rusia le otorgaba asilo a Snowden, el influyente consejero del Kremlin, Yuri Ushakov, intentó minimizar el impacto de la decisión estimando que el caso era “muy insignificante como para influir en las relaciones bilaterales”. Un día después Ushakov se reunió con el embajador estadounidense Michael McFaul para discutir con él sobre el nuevo estatuto de Snowden. El parlamentario Alexei Pushkov, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Duma, respondió por su parte al senador estadounidense John McCain que calificó la decisión de Moscú de “bofetada” y de “intento deliberado de contrariar a Estados Unidos”. “No es cierto. Ha sido Estados Unidos el que privó a Rusia de poder escoger” al cortar a Snowden las rutas para dejar Moscú”, escribió. Un punto de vista que comparte Valeri Garbuzov, experto del instituto EEUU-Canadá. “Rusia no necesitaba del caso Snowden. Pero una vez ante los hechos el gobierno tuvo que

reaccionar. Extraditar no sería humanista y acordar el asilo significa agravar las relaciones que son más importantes que Snowden”, comentó. Los expertos concuerdan no obstante al estimar que el pragmatismo se impondrá de ambos lados y tras una pausa las relaciones se reanudarán de una manera u otra. “Las relaciones ruso-estadounidenses siempre fueron movidas, alternando el diálogo constructivo y las tensiones y confrontaciones”, concluyó Garbuzov. Para Steven Pifer, experto en relaciones entre ambos países en el Instituto Brookings de Washington, el asilo concedido no es “una buena noticia” y especulando sobre el abanico de represalias que puede tomar Estados Unidos, Pifer predijo una reacción medida ya que “Putin ha demostrado que reacciona muy mal a las amenazas”. “Debido a Snowden y a la represión política (...) si Obama participa en la cumbre bilateral con Putin será criticado” en Estados Unidos, vaticinó Pifer. “La verdadera cuestión es saber si

Putin está dispuesto a que esta cumbre sea fructífera para que los resultados justifiquen el precio político que el presidente pagará” en Estados Unidos. La portavoz del departamento de Estado, Marie Harf, dijo que una reunión de los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa también podría ser suspendida. Harf destacó sin embargo que ambas naciones han cooperado en temas como la guerra en Afganistán, el controvertido programa nuclear iraní y sobre la reducción de los arsenales nucleares. Rusia y Estados Unidos tienen “ambos muy claro que este es un ejemplo de algo que queremos tratar separadamente, que no queremos que afecte el conjunto de las relaciones”, agregó. El enredo diplomático por el asilo dado a Snowden por Rusia llega cuando el gobierno demócrata debe enfrentar una crisis política interna por los cuestionamientos en el Congreso por el programa de vigilancia de las telecomunicaciones. El 24 de julio, la Cámara de Representantes rechazó por un ajustado resultado una enmienda que habría cortado la financiación del programa. El texto unió a congresistas demócratas y republicanos, a pesar de las consignas del gobierno y de la oposición. En un intento por aliviar la presión, la Dirección de Inteligencia Nacional (ODNI) desclasificó esta semana documentos secretos sobre las operaciones de vigilancia, en nombre de la “transparencia”. En una de sus escasas declaraciones sobre este tema, Obama pidió encontrar un “equilibrio” entre la transparencia y la seguridad nacional. Los miembros del gobierno de Obama “intentan encontrar una forma de proteger los programas que siguen siendo importantes, en su opinión, para la seguridad nacional”, estimó Pifer, para quien deberán responder a muchas preguntas “si quieren que el Congreso siga apoyando estos programas”.


Flash

10B EL NUEVO SIGLO l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l www.elnuevosiglo.com.co EL JEFE DE GOBIERNO DE ZIMBABUE

Mugabe sigue en el club de mandatarios longevos

A

l Su partido logró la mayoría de los dos tercios del Parlamento y sus seguidores le respondieron masivamente

SUS 89 años, Robert Mugabe continuará rigiendo los destinos de Zimbabue, convirtiéndose en uno de los que ostentan el record de mayor tiempo en el poder y ratificando la credencial de un selecto club, conformado actualmente por sólo nueve miembros: el de los gobernantes mayores de 80 años. Mugabe que en los comicios del miércoles pasado se jugó su re-re-re….reelección, encarna para sus compatriotas la historia moderna desde este país africano: desde la lucha por la independencia al hundimiento económico de los años 2000, pasando por el autoritarismo creciente a lo largo de los 33 años que lleva en el poder. “Sólo Dios puede quitarme el poder que me dio”, había advertido en 2008 el más antiguo jefe de Estado de África ante las presiones de Occidente, que en un tiempo lo consideraba sin embargo como su niño mimado. Lejos estaba del tono moderado que utilizó en 1980, cuando tras haber encabezado la guerrilla contra el régimen racista de Ian Smith asumió el mando en un país nuevo, surgido de la ex Rodesia del Sur británica. “Ustedes eran ayer mis enemigos, hoy son mis amigos”, dijo en un discurso en el momento de la independencia, dirigiéndose a la minoría blanca, a la que incluyó inicialmente en su gobierno. Veinte años después, Mugabe que luchaba por su sobrevivencia política, lanzó contra las granjas comerciales, aún en manos de los blancos, a sus veteranos de la guerra de la independencia, provocando el éxodo precipitado de unos 4.000 agricultores. El país empezaría a sufrir desde entonces un creciente aislamiento internacional. Mugabe, nacido el 21 de febrero de 1924 en la misión católica de Kutama, siempre ha sido descrito como un solitario. Estudiante bri-

ROBERT MUGABE tiene 89 años, de los cuales 33 ha fungido como presidente de Zimbabue. Ahí está y ahí se queda/Foto Xinhua

llante, coleccionó siete títulos universitarios, incluida una maestría en Derecho obtenida en la cárcel. Marxista en sus albores, descubrió la política en la Universidad de Fort Hare, la única abierta a los negros en la Sudáfrica del apartheid, donde conoció a varios futuros líderes de la región. La enseñanza, su oficio, lo llevó al norte de Rodesia (hoy Zambia) y luego a Ghana, que acababa de independizarse, donde el panafricanista presidente Kwame Nkrumah ejerció una profunda influencia en él. Allí también conoció a su primera esposa, Francesca Sarah (Sally) Hayfron. De vuelta a su país en 1960, se alistó en la lucha contra el poder segregacionista y fue arrestado en 1964 por “subversión”. Después de pasar diez años en la cárcel reapareció encabezando la lucha armada, que dirigirá desde la vecina Mozambique. En 1980, después de los acuerdos de independencia de Lancaster House (1979), Mugabe fue elegido jefe de gobierno. En los primeros diez años del nuevo régimen el país progresó en todas las áreas y Mugabe “se

volvió popular en el mundo entero por haber dado a Zimbabue democracia, educación, salud e inversiones”, dice el analista independiente Takavafira Zhou. La comunidad internacional cerró incluso ante la masacre de miles de “disidentes” en la provincia de Matabeleland, entre 1982 y 1985. Mugabe lanzó luego una reforma agraria y, a partir de 2000, empezó a acusar a periodistas, opositores, occidentales y agricultores blancos de ser enemigos del Estado. La represión iba en aumento, a medida que la economía se hundía. Después de su derrota histórica en las elecciones de marzo de 2008, Mugabe respondió con la violencia. En esos comicios, su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (Zanu-PF) perdió por primera vez desde la independencia la mayoría parlamentaria, frente al Movimiento por el Cambio Democrático (MDC) de Morgan Tsvangirai. Pero las autoridades electorales aseguraron que el MDC no obtuvo

la mayoría absoluta y forzaron una segunda vuelta, de la cual Tsvangirai se retiró para poner fin a los ataques contra sus partidarios, que habían dejado unos 200 muertos. Los países de África meridional lo presionaron y en 2009, el déspota fue obligado a compartir el gobierno de “unidad nacional” con la antigua oposición y a nombrar a Tsvangirai primer ministro. Para desembarazarse de este molesto “brazo derecho” Robert Mugabe convocó a las elecciones que se realizaron el pasado miércoles. Y su apuesta dio resultados: no sólo su partido obtuvo la mayoría de dos tercios en el Parlamento, sino que se daba por descontado una victoria aplastante. La oposición liderada por Tsvangirai calificó los comicios como una “enorme farsa” y dijo que “tal elección es nula”, disparando los temores de un nuevo capítulo de violencia política y encendiendo las alarmas en la comunidad africana, cuyos observadores aunque calificaron la votación de “libre y pacífica” se abstuvieron de señalar si fueron transparentes./EL NUEVO SIGLO – AFP

Mandatarios de más de 80 años Al igual que el presidente Robert Mugabe, que a sus 89 años manda en Zimbabue, otros líderes mundiales superan los 80 años. Mugabe preside su país desde que éste se independizó del Reino Unido, en 1980. Es el jefe de Estado de mayor edad de África, aunque el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, de 71 años, lleva más años en el cargo, que ostenta desde hace 34 años y al que accedió en 1979. El presidente de Etiopía, Girma Wolde-Giorgis, tiene 88 años y lleva en el cargo desde 2001. En Camerún, el presidente Paul Biya, de 80 años, está en el poder desde 1982. En Oriente Medio, el presidente israelí, Shimon Peres, cumplió 90 años el viernes pasado y ostenta este cargo simbólico desde 2007. Peres lleva medio siglo ocupando puestos de responsabilidad en los sucesivos gobiernos de su país. En Italia, el presidente Giorgio Napolitano tiene 88 años y fue elegido en febrero para un segundo mandato, al que accedió en 2006. En Cuba, el presidente Raúl Castro, de 82, fue reelegido en febrero para un segundo mandato de cinco años. Raúl Castro se convirtió en presidente oficialmente en 2008 y es primer secretario del partido comunista desde 2011. En el terreno de la realeza, el rey Abdalá de Arabia Saudí, de 90 años, lleva en el poder desde que murió su hermano Fahd, en 2005. En el Reino Unido, Isabel II tiene 87 años y reina desde hace 61. Es la segunda jefa de Estado de su país que reina desde hace más de seis décadas. El récord lo ostenta su antepasada Victoria, con 63 años. El rey de Tailandia, Bhumibol, de 85 años, es el monarca que reina desde hace más tiempo en el mundo, 67 años, desde 1946, cuando tenía 18. El anterior jefe de Estado del Vaticano, el papa Benedicto XVI, de 85 años, sorprendió a muchos en febrero cuando anunció su renuncia./AFP


Internacional

www.elnuevosiglo.com.co l DOMINGO 4 de agosto de 2013 l EL NUEVO SIGLO

11B

UNA ACTIVIDAD LUCRATIVA DESDE JAPÓN HASTA NUEVA ORLEANS

“Turismo catástrofe”, industria en auge l Lugares donde la fuerza de la naturaleza segó cientos de vidas reciben gran número de turistas, quienes descartan curiosidad mórbida y por el contrario rinden tributo a las víctimas.

UNO de los principales “atractivos” del “Tsunamiland” es ver el único pino que quedó en pie. /Foto

R I K U Z E N TA K ATA era una ciudad famosa por su playa y por sus pinos majestuosos en el Pacífico japonés. Pero desde el tsunami de 2011 se convirtió en un polo de “turismo catástrofe”, una actividad lucrativa en muchos puntos del planeta. La atracción para algunos es puramente mórbida -ganas de contemplar las desgracias ajenaspero también hay quienes buscan compartir el dolor y figurarse lo impensable. “Uno no puede darse cuenta de la monstruosidad del tsunami sin venir aquí para verlo con sus propios ojos”, dice Akira Shindo, un japonés de 15 años que reside en Nueva York. El muchacho se inscribió en un “tour” por el litoral noreste del archipiélago, donde una ola gigantesca arrasó el 11 de marzo de 2011 todo lo que encontraba a su paso. El tsunami y el sismo que lo había precedido, de magnitud 9, dejaron al menos 18.000 muertos.

Uno de los principales “atractivos” de este “Tsunamiland” es el único pino que quedó en pie. Los otros 70.000 fueron arrancados de cuajo por la embestida de los elementos. El “pino milagroso” también acabó por morir, corroído por el agua marina, pero se invirtieron 150 millones de yenes (1,6 millones de dólares) para reconstituirlo. Los medios de comunicación siguieron paso a paso el proceso y el tronco embalsamado se convirtió en un tótem contra el olvido. “Era el árbol más alto, de 27 metros”, afirma Mitsuko Morinaga, un guía voluntario, de 62 años, que pasea a los turistas por la ciudad aún desfigurada por la furia de la tierra y el mar. “Quería impedir que el recuerdo del desastre se borrara”, dijo Shuichi Matsuda, el agente de viaje que organizó esta excursión de 24 personas. El autobús se detiene frente a un pequeño altar, donde cada participante

AFP

deja una flor, incluida en la tarifa. Los turistas no dejan entrever ninguna fascinación malsana. Parecen ante todo impactados por el panorama de devastación y tratan de expresar, cuando se los interroga, el espanto por la cantidad de vidas perdidas. Pese a todo, las zonas siniestradas fascinan, como fascinan las imágenes de un domador atacado por sus fieras o de un equilibrista que cae al vacío. En Luisiana (sudeste de EEUU), numerosos turistas siguen visitando los barrios de Nueva Orleans sumergidos hace siete años por las aguas del ciclón Katrina. Los habitantes de un barrio reconstruido, saturados de la curiosidad mórbida de muchos visitantes, obtuvieron la prohibición de ese tipo de excursiones. En un cruce de calles, un cartel proclama: “Turistas, avergüéncense. Sigan su camino. Están pagando por mi dolor. Aquí murieron 1.600 personas”. Una portavoz de la oficina de

De paseo por zona de guerra IRAK convive con la sangre, el estruendo y el furor de los atentados, pero eso no impide que turistas occidentales apasionados por la arqueología y la historia sigan llegando a Bagdad y visiten la ciudad, bajo escolta policial. Al gobierno le gustaría pensar que se trata de una avanzadilla ya que este país, que se proclama “cuna de la civilización”, desea abrirse al turismo cultural de masas. Paradójicamente Irak es un país de turismo, pero se trata ante todo de un “turismo religioso” ya que millones de peregrinos, en su mayoría iraníes, vienen a recogerse en los santuarios del chiismo, una de las ramas del islam. Los otros raros visitantes tentados por la aventura lo hacen casi siempre en viajes organizados y evitan las regiones más peligrosas. “Hace mucho que quería venir. No habría podido hacerlo solo. Por eso, cuando oí hablar de este viaje, me dije: esta tal vez sea una oportunidad, y la aproveché”, explica el estadounidense Greg Lessenger, fascinado por la estación de Bagdad. “Cada lugar es totalmente diferente”, recalca Lynda Coney, una británica que participa en este mismo viaje, organizado por la agencia británica HinterlandTravels.

“Los árabes, la historia, la arqueología me apasionan”, añade, recorriendo la estación, reconstruida en 1948 por los británicos. Guiados por Geoff Hann, propietario de la agencia de viajes, el grupo se desplaza en minibús, sin publicidad ni marcas distintivas. Su viaje de quince días los lleva de Kurdistán (norte) hasta Basora (sur) pasando por Nimrud y Hatra (antiguas ciudades de Mesopotamia), así como por la antigua Babilonia y las ciudades santas de Kerbala y Nayaf. El precio del viaje organizado por esa agencia, una de las pocas autorizadas por el gobierno, es de 3.100 euros, sin contar los tiquetes de avión ni los visados. Y aunque el principal problema sigue siendo el de la seguridad, Hann explica que la clave para realizar turismo es la discreción. El policía que los escolta puede pedir refuerzos en cualquier momento y a los turistas se les pide que no indiquen con anticipación los trayectos ni los programas de sus visitas. Zein Ali, de 21 años, admite que la violencia puede desalentar a los turistas, pero con ánimo tranquilizador dice que “Bagdad no es como la muestra la televisión”./AFP

turismo, Lauren Cason, asegura que los visitantes son bienvenidos, pero que a los habitantes les gustaría que se vean las cosas positivas, como los esfuerzos por reconstruir sus vidas y su ciudad. “Tratamos de destacar que (Nueva Orleans) es de nuevo una ciudad floreciente”, dijo Cason. Los grandes autobuses ya no vienen, pero los “voyeurs” siguen llegando. Dos agencias de turismo (de las treinta con que cuenta la ciudad) proponen sus “Katrina tours”. Otros curiosos vienen con sus coches o en taxi, rastreando vestigios del desastre. En Nueva Zelanda, los habitantes de Christchurch tuvieron que habituarse a esos turistas que no paran de fotografiar y filmar las ruinas de la catedral anglicana, otrora símbolo de la ciudad destruida en febrero de 2011 por un

sismo que dejó 185 muertos. Un estudio de una universidad local indicó que los habitantes querían pese a todo reglamentar los tours y exigían una actitud respetuosa de visitantes fascinados por la muerte y las catástrofes. Esos turistas, poco importa sus motivaciones, aportan sin embargo fondos a zonas que los requieren con urgencia para los trabajos de reconstrucción. En Rikuzentakata, Akira Oikawa lo sabe y vende pescado, algas y otros productos del mar a los turistas. “Les agradecemos que vengan y compren productos locales”, dice el vendedor, antes de agregar: “Pero duele cuando nos preguntan cuántas personas murieron aquí. Nos gustaría percibir un poco más de empatía”, comenta. Un total de 1.800 personas murieron en Rikuzentakata./AFP

Flash Internacional (4 - 11 agosto)  

Magazine, Egipto, Mursi, Hosni Mubarak, Ramadan, Venezuela, Corrupcion, Japon, Espana, Juan Manuel Santos, Nicolas Maduro, ALBA, Unasur, Mer...