Issuu on Google+

AGE

Música más allá de la música/3C

TIEMPOS MODERNOS VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l www.elnuevosiglo.com.co

LOS MEJORES MAGOS DEL MUNDO PRESENTARÁN UN SHOW QUE LE PONDRÁ LOS PELOS DE PUNTA

Mundos surrealistas con

The Illusionist

/5C


Age

2C/ EL NUEVO SIGLO l VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l www.elnuevosiglo.com.co

RITMO Y COLOR EN PERFECTA ARMONÍA

ALEJANDRO OTERO, figura del abstraccionismo geométrico latinoamericano.

l A propósito de los 40 Coloritmos que se exponen en Sao Paulo, Brasil. Por Alberto Fernández R. Especial para El Nuevo Siglo

MÚSICA QUE se observa, entre 1955 y 1960, Alejandro Otero desarrolló su serie más emblemática y espectacular: los Coloritmos. Se trata de tablones alargados en donde el color adquiere sonoridad al transmitir la sensación de ritmos y tensiones de gran dinamismo. Y con ellos escribió uno de los capítulos más importantes –pero no tan conocido- de la abstracción geométrica y la historia del arte latinoamericana. Así lo reconocen instituciones como la Bienal de Sao Paulo, que en 1959 otorgó una mención honorífica a esta serie, y el Museo de Arte Moderno de Nueva York, que exhibe el Coloritmo N° 1 en su colección general. Pero no es de extrañar, pues Alejandro Otero (1921-1990) fue un adelantado. Oriundo de El Manteco, una pequeña población en medio de la aún inhóspita Guayana venezolana, entre 1939 y 1944 asistió a la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, donde se destacó como alumno y maestro impartiendo cátedras sin haber terminado sus estudios. Un año más tarde, tras su graduación, los Gobiernos de Francia y de su país lo reconocen con una beca para continuar su formación en París. De su experiencia europea es preciso destacar dos momentos. El primero, cuando en su primera temporada en Francia pintó sus Cafeteras, trabajos que, con una clara influencia de Picasso, marcan su paso de la figuración a la abstracción; además, con la exposición de estas pinturas por primera vez en Caracas en 1949, inicia el abstraccionismo en Venezuela. Precisamente, la obra de Otero se inscribe en la abstracción geométrica, movimiento en el que fungió como teórico y uno de sus principales exponentes; y lo Coloritmos significaron el triunfo de esta tendencia, desatando un ávido interés por las vanguardias. El segundo momento, cuando rastreó la obra de Piet Mondrian hasta Holanda. “Hice muchos ejercicios de organización de colores planos, según la técnica del collage, que no me llevaron a ninguna parte, hasta que inicié unas composiciones hechas con bandas muy estrechas de papel de diferentes colores, dispuestas en orden horizontal-vertical”,

Concierto cinético de Alejandro Otero recordó el artista. Esta indagación es la semilla de los Coloritmos. En 1952 vuelve a Caracas, ciudad en la que desarrolló esta serie, cuyo interés principal radica en el ritmo y el color, en el poder de esta unión. Otero ideó 75 Coloritmos en total. Partía de bocetos en los que, según él, cada obra buscaba su principio y su fin, que luego plasmó con una técnica muy avanzada en aquel momento. Pintó al duco, un tipo de laca industrial que aplicaba con compresor o rodillos, sobre láminas de madera o fórmica ayudándose con plantillas y cinta adhesiva para parcelar el color. Todo esto siguiendo un original sistema de composición, de organizaciones de los colores: los tablones son atravesados por bandas paralelas, siempre blancas y negras, entre las que juegan formas de colores planos y brillantes. Ese juego crea un contrapunto entre bandas paralelas y colores, del que resulta cierta vibración. Un contrapunto que varía de tablón a tablón. Los cuerpos de colores cambian a medida que Otero va desarrollando las obras. En las primeras versiones son contundentes y encarnan una amplia variedad de formas geométricas, que luego se depuran en formas rectangulares más sutiles hasta que al final bandas y colores se funden en un solo bloque, creando sonoridades fuertes y en ocasiones muy refinadas. Por consiguiente cada Coloritmo vibra a su propio ritmo, como una canción, única y autosuficiente. Las barras semejan un pentagrama, donde los colores serían las notas musicales. Y cuando se juntan el espectador asiste a un gran concierto cinético, el arte que se mueve o simula movimiento, lo que lastimosamente no ocurre con mucha frecuencia. Es más, la muestra El espacio resonante. Los Coloritmos de Alejandro Otero, que actualmente se exhibe en Sao Paulo, es la primera dedicada exclusivamente a esta serie realizada fuera de Venezuela. Algo increíble, teniendo en cuenta que son un verdadero icono de la modernidad artística de América Latina. Pero poco a poco va llegando el momento del redescubrimiento de Alejandro Otero. Aunque pequeño, este es un primer paso para la difusión –y el merecido reconocimiento- de su maravillosa obra en un contexto internacional. Y qué mejor que de la mano de sus Coloritmos, el concierto visual más bello.


Age

www.elnuevosiglo.com.co l VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l EL NUEVO SIGLO /

3C

LAS «CLÁSICAS DEL AMOR» EN LA SALA SKANDIA

Música más allá de la música l El pasado lunes la agrupación hizo gala de su versatilidad con una especie de vuelta al mundo en ciento veinte minutos y, de paso, Alberto Upegui recordó cómo fue el nacimiento de la Ópera de Colombia. Por Emilio Sanmiguel Especial para El Nuevo Siglo

LA NOCHE del pasado lunes hubo una nueva presentación de las “Clásicas del amor” en Skandia. No una presentación más, porque se celebraba, sí, se “celebraba”, no se “conmemoraba”, el recuerdo de su fundadora, la soprano Carmiña Gallo. Y como era una noche especial, estaba presente su otro fundador, Alberto Upegui, que anda en una especie de retiro espiritual en Fredonia, desde donde sigue manejando algunas de las cuerdas musicales de las “Clásicas”, porque de las otras se encarga el barítono Yener Bedoya que, en cierta medida, es su sucesor. La presencia de Alberto en la sala, Albertoupegui como le dicen en Medellín, convirtió la velada en una noche de gala. Primero porque el fidelísimo público de los lunes de las “Clásicas” lo adora con toda razón, y segundo porque se celebraba el aniversario del nacimiento de la soprano, cuyo nombre ya quedó grabado en la historia de la música colombiana, pese a los inútiles esfuerzos de cierta fracción del Establecimiento para borrarlo. Habló esa noche Alberto Upegui. Como siempre, sin pelos en la lengua y con ese estilo tan suyo que le permite contar, como si nada, los más increíbles y estrambóticos entretelones de las obras musicales, y también poner en orden las cosas, como recordarle a la gente que fue él, junto con Carmiña, el fundador de la Ópera de Colombia “así se escriban libros para cambiar la historia”, dijo. Y bueno, efectivamente la del lunes no fue una noche más, por

Carmiña Gallo junto a Alberto Upegui fundaron “Las clásicas del amor”

el recuerdo de Carmiña, porque Alberto dejó el retiro de Fredonia y estaba presente en Skandia que ha sido el hogar natural de la empresa, y sobre todo por la música: porque hubo un poco de todo. Vaya uno a saber cómo lo hacen, pero son los únicos que consigue mezclar en la misma noche todos los géneros musicales, una especie de vuelta al mundo en ciento veinte minutos, y no exagero. Abrieron con música colombiana y algo del sur del continente, luego se subieron al Caribe para dedicar un par de números al bolero y pasar de inmediato a la música de los 60, 70 y 80, Freddy Mercury incluido. Después Argentina, Rusia, algo de los pasodobles de Agustín Lara y musicales de Broadway, en fin. Pero como decía, la noche era de gala, y apareció como era previsible, el género lírico. Primero con la zarzuela y después con la ópera: la

Mazurca de las sobrillas y el Coro de los esclavos de “Cecilia Valdéz” de la primera, y de la ópera el “Coro de sirvientes” de “Don Pascual” de Donizetti y tres coros patrióticos de Verdi: el de “Macbeth”, el de “Los lombardos” y el de “Nabucco”, dirigidos por Alberto, que en materia de dirección de coros de ópera se defiende como una pantera: es parte de la historia de la ópera en Colombia que el “Coro de los esclavos” de “Nabucco” que él dirigió en el Colón, en la “Maratón de ópera” de 1979, con todos los solistas de la temporada de ópera de ese año, no ha podido ser superado: así lo han dicho hasta sus malquerientes. El puntillazo de la noche llegó al final, Porque como de una gran noche se trataba, programaron el “Himno de las Naciones” de Verdi, una obra enorme y ambiciosa que en Colombia sólo se ha oído en cuatro oportunidades, la del lunes

fue justamente la cuarta, siempre interpretada por el coro y la orquesta de “Las clásicas”, siempre bajo la dirección de Alberto. El lunes hubo la grata oportunidad de oírla con la intervención del tenor Juan Carlos Villarraga en la parte solista, perdón, en la comprometidísima parte solista, una de las más exigentes creadas por la mano de Verdi y salió Villarraga más que airoso del compromiso, incluidos los sobrehumanos sobreagudos de su parte y un cierto tono heroico muy a tono con el espíritu general de la obra, que tiene texto, nada más y nada menos que de Arrigo Boito. Final por todo lo alto y como suele ocurrir en estas grandes noches, el aplauso para el grupo, la ovación

para Upegui y en la parte alta del escenario, el retrato de Carmiña Gallo que sirvió de fondo para la presentación del coro, una de las especialidades de su vida: crear coros, en donde se diera la oportunidad, en el Conservatorio, en su casa, donde fuera, tanto así que a la hora de la verdad, fue de uno de sus coros que nació la Ópera de Colombia: habían montado una ópera con el coro y al momento de presentarla las directivas del conservatorio se atravesaron para impedir su presentación, Carmiña desolada se encontró con Alberto y él, para quien la palabra imposible no existe en su diccionario, con ese sentido tan práctico y tan paisa de las cosas lo resolvió en cosa de segundos: “Mirá Carmiña, le cambiamos el nombre al coro, lo llamamos Coro Verdi y hacemos la ópera en otro lado” y… ¡así nació la ópera de Colombia!


Age

4C/ EL NUEVO SIGLO l VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l www.elnuevosiglo.com.co l Juan Páez es el dueño de este negocio en donde reposan más de 200 mil historias de vaqueros. EN MEDIO de una caótica ciudad como Bogotá, se encuentra un lugar en donde el viejo oeste aún sigue vivo. Sí, la tierra de los vaqueros y las balas a distancia sigue vigente gracias a Juan Páez y sus más de 200 mil historietas sobre estos personajes. Su negocio, ubicado en el centro de la ciudad, más exactamente en la carrera 8 con calle 21, es un templo de recuerdos, de historias escritas por Marcial Lafuente y Craig Luger, entre otros. Allí, en medio de la lluvia y de unas historietas que parecen escaparse de su sitio de origen, llegan diariamente alrededor de 30 personas a leer y pasar un buen momento en compañía de los vaqueros de estas narraciones. La afición de Juan por coleccionar todos estos títulos nació a la corta edad de nueve años, pues se levantaba muy temprano a leer las novelas y empezó a guardar en su casa, también en el centro, todas esas historias que lo apasionaban y, como dice él, su amor hacia ellas se convirtió en “una enfermedad crónica”: “Yo leía y cada vez me metía más y más en la lectura, y fue tanta mi afición que dije las

RETOMANDO LA TRADICIÓN DE LAS CUENTERIAS

Un rincón del viejo oeste en Bogotá

JUAN PÁEZ se dio cuenta a los nueve años que leer historias de vaqueros se le estaba convirtiendo en una “enfermedad crónica”

voy a coleccionar” Un día tomó la decisión de montar un local, en donde los pocos seguidores que quedan de esta tradición tuvieran la oportunidad de recordar alquilando por tan solo 300 pesos una de estas historias. Juan también las intercambia, pues las personas que tienen otras novelas lo visitan y hacen un trueque de narraciones. Con su local, que apenas tiene

tres años, Juan pretende retomar esa tradición de las cuenterías, un lugar en donde varias personas se sentaban y alquilaban la historieta y la leían. Este pequeño vaquero asegura que su negocio es el único que existe en el país, ya que dejamos perder la costumbre de los famosos “cambiaderos” de historia y aventuras en el viejo oeste. “Hace más de cuarenta años Bogotá estaba llena de cuente-

rías, tanto así que los barrios tenían más de cinco en donde fanáticos de estas historias llegaban a leer”, recuerda Páez. En ese tiempo la televisión hasta ahora estaba llegando y la distracción más común de los jóvenes y niños era leer estas novelas; con la entrada de la caja mágica al país, esta tradición empezó a ser relegada poco a poco hasta que desapareció. A pesar de la lluvia, el polvo y el olor a guardado, como si fuera un cajón lleno de papeles, Juan asegura que son sus historietas las que ahora le dan de comer a él y a su familia. Sin embargo, y a pesar de dar la impresión de que los libros se están escapando, él los sigue cuidando como un tesoro, ya que este bogotano de 54 años aspira a abrir un café en donde muchas personas se sienten con un “tintico” a leer las magníficas historias de su escritor favorito Marcial Lafuente. Algo es seguro, a Juan le pueden pasar los años pero a sus libros no, pues su rutina diaria es plastificarlos, ponerles cinta y cuidarlos de los ácaros. Al entrar a su pequeño local, se siente el amor de este hombre por una de las tradiciones latinoamericanas que tuvo furor en los años 50, 60 y 70. Las predilectas de Juan son las historias de vaqueros, pero él también guarda con mucho recelo las historietas de Kalimán, Memín, Corín Tellado y Condorito. “Aquí nada se vende, yo las plastifico para que duren cincuenta o cien años más”, afirma Juan, muy satisfecho y orgulloso de su trabajo. Al mismo tiempo, le gusta cuando los jóvenes universitarios lo visitan, pues está seguro que son sus padres los que les han contado de estas historias. A veces el alquiler de las novelas no le da para mucho y Juan tiene que rebuscárselas vendiendo “parches” para pegar en las chaquetas, bolsos o en algún accesorio de la predilección de sus visitantes. “Afortunadamente tengo un señor que los fabrica y me los vende, porque sin eso no sé qué haría”, nos comentó a eso de las cuatro de la tarde y solo lo habían visitado seis clientes. Juan no quiere que esta tradición se pierda, para él hace parte de la cultura y de las costumbres que debemos guardar con mucho aprecio. Cada vez que saca las revistas de los estrechos estantes que tiene en su local, se le nota en los ojos la felicidad de posar junto a ellas en una foto o de mostrárselas a las personas que igual a él siguen amando este arte. La esquina de los vaqueros está en Bogotá y es propiedad de Juan Páez, un hombre sencillo que gracias a su amor por las historietas tiene este rincón, en donde se encarga de mantener viva la tradición.


Age

www.elnuevosiglo.com.co l VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l EL NUEVO SIGLO /

l Una ruleta rusa, levitación, lectura de la mente, desaparición y escapismo serán algunos de los actos con los que el público se deleitará. DESPUÉS DE agotar sus presentaciones en el Ópera de Sidney, Australia, el espectáculo The Illusionists por fin llegó al país. Este grupo conformado por los mejores magos del mundo se presentará este fin de semana en el Palacio de los Deportes de Bogotá. El público que asista a este magnífico show podrá apreciar una puesta en escena que realiza una mezcla entre una estética nueva y actualizada con un excelente diseño de escenografía y vestuario, el cual brindará al espectáculo una teatralidad que rara vez se ha visto. Antes de su presentación EL NUEVO SIGLO conversó con el gran ilusionista, el encargado de reunir este grupo de magos que con sus actos le pondrán los pelos de punta al público asistente. EL NUEVO SIGLO: Usted es nombrado como “el gran ilusionista”, sería muy bueno hablar de los primeros pasos. ¿Cuál fue su primer truco? THE GRAND ILLUSIONIST: En mi primer truco hice que una servilleta desapareciera en mis manos y fue ante mi madre, ella era mi único público. ENS: ¿Qué tan largo fue el proceso para llegar a ser The Grand Illusionist? TGI: He hecho magia por 35 años, en mi primer truco tenía 4 años, después creé muchos trucos de ilusionismo originales. ENS: Hablemos de este proyecto. ¿Cuándo comenzaron esta aventura y qué países visitarán? TGI: Empezó en enero pasado y todavía no se sabe cuándo termina. El próximo país es Ecuador, después Panamá, quizás Venezuela, y luego volveremos a Australia. ENS: Los jóvenes ya no se sorprenden muy fácil con la magia. ¿Cómo lo logrará con este show?

5C

pero resulta que no es verdad. Hubo un gran episodio en México, fue una pequeña niña y ella le temía al agua, ella vio mi acto y dijo “si él puede hacer eso yo puedo nadar” y ahora empezó a tomar lecciones de natación. El Chamán

SIETE DE los mejores ilusionistas del mundo realizarán actos individuales durante el espectáculo.

UNA PRODUCCIÓN HECHIZANTE

Magia y teatralidad con The Illusionists

TGI: Muy buena pregunta. Pienso que la magia de hace 10 años era siempre el mismo estilo, no era realizada en un nivel alto y era un poco ordinaria. Nosotros cambiamos eso, ahora en el escenario tenemos una banda de rock, hay coreografía, bailarines y más de 100 personas atrás del escenario acompañándonos. ENS: ¿Qué le dice a esas nuevas generaciones que están surgiendo y que se inclinan por ser ilusionistas? TGI: Es un buen estilo de vida y si te encanta la misma magia te va a escoger y si tú lo ves como imposible de alcanzar, entonces ahí

mismo te vas a desanimar y te vas a dar por vencido. Sigue tus sueños y ve tras ellos que los vas a alcanzar. EL NUEVO SIGLO, además de conversar con el gran ilusionista, también tuvo la oportunidad de hacerlo con The Scapologist, o el escapista, y El Chamán, quienes dieron un adelanto de lo que se verá en su número. The Scapologist ¿En qué consiste su show? Soy el escapista, presento en el show retos imposibles de escape, mi mayor acto es meterme esposado con unas esposas policíacas, con los

LOS ELEMENTOS teatrales mezclados con la magia serán el plato fuerte de este show.

tobillos atados y sumergirme de cabeza en una celda llena de agua. ¿Qué tan importante es la apariencia física en los magos? Por supuesto es  muy importante, así como la apariencia en el rockstar, pero lo bueno de este producto es que no solo reunió a los mejores magos, sino que también tiene a magos que en apariencia llaman la atención y son originales. ¿Los niños qué dicen cuando ven este tipo de show? Lo primero que es típico es que el niño que ve el show lo quiera imitar, eso es lo que uno piensa,

¿Por qué le llaman El Chamán? Bueno, me llaman El Chamán porque juego con los cuatro elementos: tierra, fuego, aire y agua ¿Cómo ve el nivel latinoamericano? Los latinos son de los mejores haciendo magia con las manos, que es el tipo de magia más puro para mí. Sobre todo en Colombia, Argentina y México hay magos conocidos mundialmente, por ejemplo una de las ilusiones ejecutadas por David Cooperfield para su gira mundial está diseñada por The Surrealist (mexicano), entonces están empezando a repuntar en este arte, que está muy rezagado. Nombró a David Cooperfield. ¿Qué tan importante es dentro del mundo de la magia? Bueno, él sigue siendo el más importante de la magia en el mundo, es el único que está haciendo una gira mundial paralelamente con nosotros, es un privilegio tener un show de la misma calidad, pero con la diferencia de que nosotros tenemos más variedad. En este espectáculo la cuota latina estará a cargo de The Surrealist, un artista mexicano que tiene particularmente una media barba, lo que él considera lo justo medio entre lo que es real y lo que es ilusión. “Soy el único latino que está en el show, me contrataron inicialmente para la gira latinoamericana, pero gracias a los resultados seguiré con la gira en diferentes países de otros idiomas. Ellos buscaban un mago que tuviera originalidad en sus actos y que sobre todo se diferenciara de los demás presentes en el show, pues está súper nivelado, tiene escapismo, mentalismo, desaparición, aparición, levitación, entre otros. Para mí es un honor hacer parte de este grupo.


Age

6C/ EL NUEVO SIGLO l VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l www.elnuevosiglo.com.co l La constancia y la dedicación son la clave del crecimiento intelectual. EN LOS últimos años las diferentes técnicas de estudio han tomado fuerza en estudiantes que quieren mejorar su nivel académico. En una sociedad cada vez más competitiva, salir bien preparado del colegio y luego de la universidad puede ser el primer paso para triunfar en el mundo laboral. Las técnicas de estudio es un conjunto de herramientas que ayudan al estudiante a obtener mejores resultados. En el momento de comenzar, lo primero es hacer una planificación de tiempo y espacio, es decir tener un horario y un lugar destinado para estudiar. El horario es posible gracias a una agenda en donde están anotados todos los trabajos, información que después es necesaria para realizar lo que más tiene prioridad. Los consejos para realizar un apropiado horario son: hacerlo semanal, especificar el tiempo de cada asignatura, el grado de dificultad, lo mejor es empezar con lo más complicado y luego irlo alternando con lo de menor dificultad, también con tiempos flexibles realistas que pueden generar un innecesario agotamiento. No obstante, los horarios deben incluir una programación a largo plazo, o sea de trabajos que llevan mucho más tiempo de realización que los semanales. Para estudiar se necesita un espacio cómodo, tranquilo, sin ruido y con buena luz, el cual también debe contar con la higiene y limpieza adecuadas. Un ambiente apropiado es sinónimo de concentración, lo cual también es válido para cualquier actividad que se realice en la vida. Precisamente la concentración implica ante todo voluntad e interés por estudiar. Esta se logra después de alejar lo que desconcentra y manejando el tiempo con intervalos que pueden ir con dos horas de estudio acompañados de 15 minutos de descanso, lo cual hace recargar energía y concentrar de nuevo la mente. La lectura es un aspecto que merece toda la atención. Muchos estudiantes presentan inconvenientes a la hora de analizar y comprender un texto. La buena comprensión es garantía de éxito en un examen de opción múltiple. Lo primero es hacer una prelectura, o sea leer rápidamente el texto y sacar las siguientes consideraciones: el tema, los datos más importantes, el autor o autores y si es algo que ya se vio en clase o no. Después se realiza una lectura comprensiva que, a diferencia de la primera, se hace despacio, analizando párrafo a párrafo y sobre todo

LOS MEJORES estudiantes son los que más leen, por eso la visita a las bibliotecas no está de más.

MENTES INQUIETAS POR EL CONOCIMIENTO

Aprenda a ser el mejor con las técnicas de estudio

ES INDISPENSABLE tener un plan de trabajo a la hora de estudiar.

reflexionando a profundidad sobre ella. En este caso se recomienda leer sin interrupciones, cuando se está leyendo, se está leyendo nada más y leer mucho, la constancia forma buenos estudiantes. Asimismo, se hace una lista con las palabras que no se entienden o no se conocen, las cuales se buscan en el diccionario, con el objetivo de ampliar el vocabulario. A la hora de estudiar, subrayar es una buena opción para llegar a los mejores resultados. El subrayado tiene varias ventajas como comprender la estructura y organización de un texto, fijar la atención en frases importantes o en palabras relevantes, captar la atención y estimular la capacidad de criterio y análisis del estudiante. Lo principal para subrayar son las ideas, que pueden estar al comienzo, en el medio y al final. Ideas que son expuestas varias veces por el autor con diferentes argumentos y que tienen a su vez ideas secundarias. Lo adecuado es subrayar en la segunda lectura, o sea en la de comprensión, cuando ya se ha asimilado el texto lo suficiente.

Después de subrayar se realiza un esquema que lleva ideas principales, ideas secundarias y otros detalles como comentarios y frases. Estos esquemas tienen varios modelos que van desde mapas conceptuales hasta listas con su respectiva enumeración. Y por último, hacer un resumen con un vocabulario propio, diferenciando qué comentario es personal y cuál viene del texto, con una breve redacción y de estilo narrativo, que además debe ser objetivo y exponer las mencionadas ideas del subrayado, el cual se mejora con las opiniones del profesor y los compañeros de clase. Otro aspecto para tener en cuenta es trabajar la memoria, la cual se estimula a través de varias técnicas. A grandes rasgos, para tener una buena memoria hay que ejercitar la observación, entrenarse para captar los detalles y evocar cada rato estas imágenes. La mala memoria es también producto de falta de concentración. Por otro lado, un aspecto que es fundamental es conocer paso a paso los métodos para presentar un examen, en donde se utilizan las técnicas de estudio ya mencionadas y se hacen reiterados repasos. Para obtener notas sobresalientes en los exámenes se debe estudiar con tiempo, descansar lo necesario y realizar con juicio los trabajos dejados por el profesor. El último aspecto, pero no menos trascendente, es la relajación, ya que muchos estudiantes se bloquean por los nervios cuando exponen o les hacen alguna prueba. Investigar sobre las diferentes formas de relajación sería de gran ayuda para este tipo de personas.


Age

www.elnuevosiglo.com.co l VIERNES 14 DE SEPTIEMBRE DE 2012 l EL NUEVO SIGLO /

7C

ALESSANDRA, LA VOZ CARIOCA

Fiesta y sabor de Pernambuco para

Bogotá

Alessandra Leão llegará con la música tradicional brasilera a impregnar los escenarios bogotanos

l La artista Alessandra Leão se presentará con sus guitarras y tambores en diferentes escenarios del país. Los sonidos del nordeste brasileño irrumpirán en el Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional con la presentación de Alessandra Leão, quien estará acompañada de seis músicos, que entre cuerdas y tambores traerán un poco del folclor carioca a los escenarios capitalinos. Alessandra es percusionista, compositora y cantante. Inició su ca-

rrera en el grupo Comadre Fulozinha y a partir de ese momento y por más de 15 años se ha presentado con grandes músicos como Silvério Pessoa, Antônio Carlos Nóbrega, Siba, Zé Neguinho do Coco, Kimi Djabaté (Guiné Bissau), artistas reconocidos en la escena musical brasilera. En 2006 Alessandra incursionó como cantautora con un álbum que fue considerado uno de los mejores 10 trabajos musicales de Brasil en ese mismo año y por el cual recibió el Prêmio Uirapuru. De esta forma se inicia un maravilloso camino para una mujer que experimenta intrépidamente con los ritmos circundantes de Pernambuco.

Su segundo trabajo musical ha sido uno de los más apoyados y aclamados por el público. Fue seleccionado por el programa Petrobrás Cultural y a través de la Ley Federal Incentivo a la Cultura su proyecto contó con la participación de Caçapa, importante productor y arreglista. Los sonidos de Alessandra están compuestos por tres guitarras eléctricas de 6, 7 y 12 cuerdas complejamente armonizadas, con influencias de contrapunteo europeo y fuga africana, por otro lado las tradiciones brasileras están presentes con el espiritual trío de ilús: tambores utilizados en los “terreiros de Xangô” (como es conocido el candomblé), estos instrumentos estarán acompañados por caxixis, triángulos y güiros. La voz de Alessandra Leão sobresale como un sonido fuerte, que emerge de la alegría de los campesinos del norte de Brasil dando un ánimo diferente, intenso y cadencioso a su música saliendo de los esquemas de los ritmos de su país. A las creaciones de Alessandra no se le puede encasillar entre música de eruditos o música popular, pues la libertad que existe entre sus canciones permite comprenderla y disfrutarla desde cualquier punto de vista, desde la complejidad armónica entre voz y guitarras hasta la profunda sencillez de las letras y ritmos de los tambores. La inspiración de la intérprete brasilera está en todos lados: en la cotidianidad de Pernambuco, el hecho de ser amigo, en la violencia, en las llegadas y las partidas hasta en la espiritualidad, Yemayá, tradición, amor, América y África, todos tratando de retratar la renovación folclórica de su tierra. La cita será el 26 de este mes

a las 7:30 p.m. en Bogotá y el 27 en el Teatro Amira de la Rosa en Barranquilla. Allí la artista brasilera se estará presentando dentro del marco del 1er Festival de Música del Mundo, en donde también realizarán muestras culturales y charlas académicas en torno al arte y las melodías de las diferentes naciones participantes. Esta es una gran oportunidad para que los amantes de la cultura de este país de Suramérica puedan aprender un poco más de sus tradiciones y sus costumbres, que van de la mano con la música y el arte.


Age(14-21 septiembre)