Issuu on Google+

IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

FA CE

TAS CULTURA AL DÍA ENSAYO

¿Por qué luchamos? Luis Rozo

EXPOSICIÓN

Los Derechos Humanos

Diego Pava en Rovereto, Italia Historia

José León Armero Roberto Velandia


FACETAS

IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

¿Por qué luchamos?

Eugene Jarecki Por Luis Rozo* Podemos decir que este docu­ mental va más allá de las noticias o que su estructura impone una veracidad mucho más densa y compleja que cualquier informati­ vo de los temas que allí aparecen como clips noticiosos cada uno por separado. Si abordamos cada toma seguramente nos enteramos del discurso de Eisenhower, de las veces que los Estados Unidos han invadido otros territorios, de los argumentos por los cuales han iniciado unas guerras, etc., pero si todos estos clips están relacio­ nados por la lógica que construye todo el texto, la conclusión final es apabullante. Sólo por la inte­ rrelación de un evento con otro, tomando una perspectiva holísti­ ca, nos vamos percatando de una estructura explicativa de cuáles son las razones para la guerra que desarrolló EEUU. contra Irak y contra Afganistán. Pero también de las razones que ha tenido el Estado norteamericano para estar presente en tan variopintos terri­ torios, en geografías tan diversas.

Pero las razones que surgen no son las consabidas y repetidas has­ ta la náusea, luchas para defender la libertad y la democracia, sino otras que se resumen en términos de economía, generando intereses geopolíticos muy vinculados a los intereses de los grandes grupos financieros y empresariales, que han necesitado de otros territorios y riquezas para seguir acumu­ lando y despilfarrando ganancias y recursos. Esas frases sobre la libertad y la democracia como es­ tilo de vida no quedan sino como figuras retóricas muy huecas de su otrora significado. Ya son pala­ bras un tanto vacías de contenido y de referencias precisables. Entre otras cosas no convencen sino a los ingenuos o a los astutos que saben cómo embaucan a millones de con­ sumidores y de receptores. En lugar de ilustres y decen­ tes ciudadanos a la cabeza del Gobierno norteamericano, vemos a grupos de auténticos bandidos y delincuentes de cuello blanco trazando sus estrategias de largo alcance para comprometer los re­ cursos y las vidas de miles y millo­ nes. Los halcones de Bush aparecen en toda su dimensión de mercachi­ fles al mando de todo un poder del cual disponen a discreción. Están allí defendiendo los intereses de las corporaciones donde tienen sus inversiones, a la espera de hacer crecer sus ganancias con el control geopolítico del planeta. Los solda­ dos que mueren en territorios le­ janos rezan por salir vivos de los atentados, pero no se preguntan seriamente sobre los intereses que

están detrás de las palabras libertad y democracia. Mueren como moscas inocen­ tes de los intereses que en verdad están defendiendo. Parece que la eficacia de la función de sistema de toda la estructura social hace que los argumentos más absurdos aparezcan con la justificación de una lógica limpia y sin contraven­ ciones. No es posible la pregunta sobre la justicia que sustenta a la política de guerra, agresiones y expoliación de los territorios don­ de se instalan. Se llega al punto de asumir como absolutamente naturales las acciones en las que comprometen a otros seres huma­ nos y los recursos que se recaudan de sus bolsillos como contribuyen­ tes. A estas alturas debiéramos comprender que la famosa pulsión por el desarrollo de sus economías y las del resto de subordinados, es la trampa en la cual encierran a innumerables seres humanos y a riquezas exorbitantes, en función de que la tasa de rentabilidad siga la línea de ascenso sin declinacio­ nes imaginables. El concepto de desarrollo en verdad se está con­ virtiendo en un suicidio colectivo, que explica más que un poco el ca­ taclismo ecológico que nos anun­ cian expertos y científicos. Una auténtica BARBARIE derivada de esta pulsión a ultranza por el desarrollo está llevando a que la civilización, utilizando lo más re­ finado de la ciencia y la técnica, proponga a todos el colapso. La respuesta a la pregunta ¿por qué luchamos?, se lee explíci­ ta en el texto de la película no sólo desde las voces de los que critican

al sistema, sino desde los mismos que lo respaldan, gracias al mon­ taje que se hace de las entrevistas, con lo que van contextualizándose y aclarándose las posiciones de unos y otros, pero donde igual­ mente el cinismo de los depreda­ dores queda al descubierto, se­ guramente sin que a veces ellos mismos se percaten de esto. Es pasmoso observar lo orgullosos que se sienten los pilotos que ini­ ciaron el bombardeo a Irak, con una conciencia absolutamente sin complicaciones, que nos permite apreciar la manera como funciona todo sin que se atraviese ninguna fractura ética o moral. O al cada­ vérico Rumsfeld ensayando una respuesta en su discurso justifica­

dor de las acciones políticas, ante las cámaras. Las mentiras que se exhibie­ ron sin recato en los medios para justificar la invasión a Irak son desestructuradas por el texto del documental con una narrativa que parte de las entrevistas de los que apoyan como de los que contradi­ cen el sistema. El contraste logra por sí mismo, gracias claro está a la edición muy hábil de los reali­ zadores, hacer caer la imagen de caballeros paladines de la libertad y la democracia a un puñado de sujetos que bien podrían ocupar la página roja del más vulgar de los periódicos. *Grupo Comunicación y Cultura, UT.

Palabra del día Masonería Poco se sabe sobre los comienzos de la sociedad secreta conocida como franc­ masonería, mucho más secreta en épocas pasadas que en la actualidad. Miembros de la franc­ masonería, más conocida hoy como masonería, afir­

man que sus orígenes se re­ montan al Antiguo Egipto. Sin embargo, se cree que, probablemente, los pri­ meros masones vivieron en fecha mucho más reciente en Francia, donde se cobija­ ron bajo los privilegios que habían sido acordados a la

corporación de los albañiles (en francés, maçons). Se los conocía como francmaçons, esto es ‘albañiles libres’, y el gremio que los agrupaba se llamó francmaçonerie. No demoraron en orga­ nizarse en Inglaterra, don­ de adoptaron la traducción

al inglés de francmaçon: free mason. La palabra francesa para albañil viene del latín medieval machio —plural, machiones—, vo­ cablo ya registrado en el siglo VI por San Isidoro de Sevilla, que proviene del

franco makjo ‘albañil’, del antiguo germánico mahon, con el significado de ‘el que hace’. De esta añeja palabra germánica se derivan el verbo inglés to make, ‘ha­ cer’, y el alemán machen, del mismo significado.


IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

FACETAS

De Facebook, Twitter y otros melodramas Por Jorge Ladino Gaitán Bayona*

Héctor Abad Faciolince en “El tiempo muerto”, (El Espectador, 29 de agosto de 2010), señala cómo el ser, la dignidad y la cuestión de la autoría se diluyen en un mundo virtual postmoderno donde, por un lado, todo es de todos, llámese vida privada, un concepto propio o hasta un poema, y, por el otro lado, más que el contacto real entre las personas importa “estar conectado”. Extraña ironía para el cuerpo en las horas solitarias, saber que su dueño se vanagloria porque cada día su Facebook anuncia al ciberespacio cuántos amigos nuevos se tienen, pero sus órganos van olvidando sensaciones que sólo daban la cercanía de pieles concretas. Más que nosotros, puntualiza el escritor antioqueño, somos “las prótesis a las que vivimos conectados: aparaticos de bolsillo, objetos inalámbricos, pantallas titilantes, jueguitos, una lista infinita de personas on-line, como felinos al acecho”. En medio del frenesí, donde nada se consolida porque todo pasa tan rápido (la vida líquida como agua que se escapa de las manos, declara Sigmund Bauman en varios de sus libros), habría que volver, según Faciolince, al valor del tiempo muerto, el del ocio creativo, el de la reflexión que no tiene prisas para leer un libro, contemplar el paisaje o, al menos, “recoger los pedazos del alma”. Por los días en que se publicó la columna, el mundo musical se horrorizó porque Andrés Calamaro cerró su cuenta de Twitter. Lo lógico, según el mercado, es crecer en contactos para vender una imagen, no suicidarse con la desconexión. Las sensibilidades a flor de piel que no en-

tienden las estéticas del desacomodo no soportaron que el creador de “El Salmón” adjurara del todopoderoso Twitter: “Es pérdida de tiempo escribir para hijos de Homero Simpson y doña Rosa (doña Rosa de Neustad), participar en un coro de subnormales generadores de concepto light”. Se había cansado de tantos que, por el hecho de estar “conectados”, creían tener la potestad de amenazarlo, de difamarlo sin discutirle con argumentos, de arrojarle resentimientos a los que otros se iban sumando, sólo porque dio un concepto estético sobre las corridas de toros. El uso de estos medios digitales, que debiera consolidar la interculturalidad y una ciudadanía menos ortodoxa, se vuelve, en muchos casos, tan relax e irresponsable que cualquiera condena o absuelve sin siquiera preguntarse de qué se está hablando realmente. Más que la globalización de conocimientos sobreabunda la globalización de odios. ¿Cuántos grupos de Facebook no se crean por minuto de los que quieren ver “callado o muerto a fulano de tal” porque a unos no les agradó su idea, su cara, o porque así dan gusto a los mercanoticieros? ¿Cuántos no pagan platos rotos sin tener velas en el entierro? Vale recordar, por ejemplo, que tras el coma de Gustavo Cerati, fueron cientos de miles los que se unieron a un grupo titulado “Dios, te cambiamos a Cerati por Daddy Yankie y don Omar”. ¿Qué culpa tienen estos reggaetoneros de los excesos del rockero y de que no escuchara las advertencias de los médicos? Con justa razón Néstor García Canclini en “Odios globalizados” plantea: “En

vez de hechos indignantes que produzcan odios puntuales y precisos, estamos inmersos en interacciones difusas que favorecen, más que explicaciones racionales, creencias colectivas sobre la urgencia de atacar. ¿Es posible limitarnos a los odios verosímiles, dirigidos contra quienes efectivamente nos perjudican?”. No se trata de negar las posibilidades creativas y comunicativas de Facebook o Twitter. Muchos pensadores y artistas los usan para dar a conocer sus creaciones o para proponer cuestiones ecológicas y políticas. A sus obras les regalan una nueva dimensión hipertextual en la pantalla. Quienes moran en tierras lejanas se sienten cercanos a sus familiares gracias a esos medios. Lo preocupante es cuando los que pasan tatuados a la pantalla descuidan a los seres de carne y hueso por andar pendientes de lo que se mueve en la red. Innumerables vidas privadas al servicio de la picota pública. Peor aún, los pensamientos en bruto, que debieran quedarse en el dominio personal, terminan publicados en muros virtuales donde pareciera obligatorio decir a cada rato qué se está pensando y sintiendo. Aquí el monólogo de la señora Bloom, en el “Ulises” de Joyce, se quedaría en pañales. Es como si el Facebook reemplazara al psicoanalista, el muro al diván de Freud y ya el paciente no le cuenta a uno sino a miles su sexualidad y traumas para que otros desconocidos opinen, se masturben y aplaudan. Tantos melodramas y cursilerías al mismo tiempo; zombis quejumbrosos de aquí para allá clamando a gritos sus dosis de popularidad; parejas que

un día rompen, al otro se recomponen y cuentan cada detalle del proceso amoroso, en una suerte de metapatetismo con el soporte de imágenes que van y vienen, tomadas a carreras con la webcam para atrapar el instante justo de la lágrima o el beso. Cuestiona Abad Faciolince, “¿qué es una telenovela, comparada con la telenovela real de Facebook?”. Curioso Facebook y Twitter, donde el “estar conectado” amenaza las relaciones humanas, donde una apariencia y un comentario a las carreras intentan capturar un ser, su memoria y su tiempo. “El poder mortífero de las imágenes, asesinas de lo real”, como sostiene Baudrillard en “Cultura y simulacro”. Cuántos viajes y momentos que debieran gozarse a plenitud terminan reducidos a la banalidad porque importa más lo que digan los demás, la cámara en su disparo incesante para meter fotos en carpeta Facebook, dándole pasto al ego con cada fantasma ciberespacial que las mira

y da click en “me gusta esto”. El reino de las simulaciones arruinando el sentido de lo profundo y lo concreto. ¿Qué es “estar conectado”? Esos “amigos virtuales” o “contactos” son afines a los cables que sostienen al que anda en coma y con salud incurable. Tantas cifras indicando “felicitaciones, tienes 80 amigos”, similares a los números en pantalla de la sala de cuidados intensivos que miden los signos “vitales”, aunque la vida esté ausente. ¿De vez en cuando no vendría bien una eutanasia internáutica? ¿Para qué estar donde la vida brilla por su ausencia, apenas caparazón, simulacro, imagen vacía? Acertadamente advierte el cineasta Jacson Reitman: “Puedes recibir mil mensajes en Facebook, pero eso nunca será lo mismo que la posibilidad de mirar a alguien a los ojos directamente”.

*Becario Facultad de Educación, UT. jlgaitan@ut.edu.


FACETAS

IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

Exposición internacional

t

Diego Pava y el secuestro El problema de la violación de los Derechos Humanos es una preocupación que llega a todos los países del mundo y que no solamente aqueja a naciones que, como Colombia, afrontan un conflicto interno con serias repercusiones en la población civil. Si bien las denuncias son claras y los hechos contundentes, es necesario en algunas oportunidades comprender desde una perspectiva más amplia, más universal, como los mismos Derechos, esta situación; se requiere de una expresión múltiple para interpretar aquello que ocurre detrás de la tragedia, del ultraje y la violación. Es de esta manera como el curador italiano Roberto Ronca decidió reunir a varios de los mejores artistas del mundo, cuyas temáticas se centran en la violación de los Derechos Humanos: cerca de 24 países participantes entre los que se cuenta Colombia, representada por el artista ibaguereño Diego Pava. Pava fue contactado por Ronca a través de la página web del artista to-

limense quien ha centrado gran parte de su trabajo alrededor del tema del secuestro en nuestro país y de las implicaciones del mismo en el mundo. “Uno de los crímenes de lesa humanidad que más puede afectar a una sociedad es el secuestro, pues este lo que hace es que cosifica a la persona, la vuelve un objeto intercambiable, le pone un precio al ser humano, y es precisamente esta cosificación la que más me ha llamado la atención y en la que esta centrada mi obra”, comentó Pava. La exposición “Human Rights 2010” se lleva a cabo desde este fin de semana y hasta el próximo 17 de octubre en Rovereto, Italia, sobre el Cerro de Miravalle, hogar de La Campana de la Paz, que cada día da 100 repiques en memoria de las víctimas de todas las guerras que se han desarrollado a lo largo de la historia de la humanidad. Es precisamente en este espacio en la que la obra de Pava se dará a conocer ante la comunidad europea e internacional, pues como él mismo lo ha explicado: “Más allá de ser una puer-

ta, lo más importante es el tema dentro del que se da la exposición, pues es un espacio para la reflexión acerca de la violación de los Derechos Humanos, del secuestro no sólo en Colombia sino en todo el mundo”, agregó. La obra de Pava titulada “PW_ NM125”, hace parte de un conjunto de obras de artistas que al igual que él han sentido una preocupación constante por los Derechos Humanos y su situación actual dentro de las sociedades modernas, y a la indolencia de todas aquellas personas para quienes el problema siempre será ajeno.

“El título de la obra intenta mostrar un poco esa división que hasta el momento se ha presentado en mi obra: NM hace referencia a Naturaleza Muerta, pues son estas series de naturaleza muerta las que he dedicado al tema del secuestro en Colombia, y 125 es el número de secuestrados actualmente en el país, claro está que esta cifra puede variar pues no existen datos oficiales sobre la cantidad de personas que se encuentran privadas de la libertad”, aseguró Diego Pava, en entrevista con la redacción de EL NUEVO DÍA. Adicionalmente comentó lo compli-

cado que fue lograr condensar todo lo que para él significa el secuestro y las implicaciones de estos conceptos en el tratamiento de su obra, pues junto a esta obra en técnica mixta que viajó a Italia en días pasados debía enviar un precis cercano a las 12 líneas con la intención de su obra. “...El secuestro constituye un bárbaro ataque contra la capacidad individual de autodeterminación de las personas, pero no sólo afecta la autonomía del ser humano para determinarse por sí mismo en el tiempo y en el espacio. Todo secuestro implica también la cosificación de la persona, la brutal reducción de ella al triste papel de mueble con total desprecio por su dignidad...”, sección del precis que acompaña a la obra en Italia.

FACETAS


FACETAS

IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

El cuento

Teoría de Dulcinea Juan José Arreola*

En un lugar solitario cuyo nombre no viene al caso hubo un hombre que se pasó la vida eludiendo a la mujer concreta. Prefirió el goce manual de la lectura, y se congratulaba eficazmente cada vez que un caballero andante embestía a fondo uno de esos vagos fantasmas femeninos, hechos de virtudes y faldas superpuestas, que aguardan al héroe después de cuatrocientas páginas de hazañas, embustes y despropósitos. En el umbral de la vejez, una mujer de carne y hueso puso sitio al anacoreta en su cueva. Con cualquier pretexto entraba al aposento y lo invadía con un fuerte aroma de sudor y de lana, de joven mujer

Poesía No aplazará más el alborozo ahora que la inaugura la certeza, emprende al fin el anhelado vuelo mientras el mar aparta los hilos del apego. Ya no hay nostalgias, no hay miedo ya no hay culpas; la soledad central al sumergirse en aire, deja atrás las cóncavas regiones del recuerdo.

campesina recalentada por el Sol. El caballero perdió la cabeza, pero lejos de atrapar a la que tenía enfrente, se echó en pos a través de páginas y páginas, de un pomposo engendro de fantasía. Caminó muchas leguas, alanceó corderos y molinos, desbarbó unas cuantas encinas y dio tres o cuatro zapatetas en el aire. Al volver de la búsqueda infructuosa, la muerte le aguardaba en la puerta de su casa. Sólo tuvo tiempo para dictar un testamento cavernoso, desde el fondo de su alma reseca. Pero un rostro polvoriento de pastora se lavó con lágrimas verdaderas, y tuvo un destello inútil ante la tumba del caballero demente. *Escritor mexicano

María Clara González Poeta colombiana

Abandona su cuerpo a las corrientes junto a la prisa por los atardeceres. ¡Sólo espacio interior ilimitado! Tras el manto del aire —alto en el cielo— se esconden las palabras. En la otra orilla el agua será mar transparente, el viento será quieto y más fácil, volar hacia la altura. Ella es garza-luz.

Abandonó su árbol para habitar la brisa, está presta a volar por los amaneceres. En una playa nueva construirá su nido y se dispone ahora a cantos y a palmeras. Alguna vez atravesó el desierto sola, sedienta, anhelando un oasis sin darse cuenta entonces que era el desierto lo que poseía.

Atrás, entre las sombras de las hojas, la silueta que vuela a la intemperie hacia el techo del mundo. Un paisaje distante, la sal y un aire nuevo la invitan otra vez. El violeta del arco iris será su morada —o su primera escala—. A la sombra del soplo, cuando calle, ¡ha de volver a izarse el día!


IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

José León Armero, prócer, jurista y mártir Por Roberto Velandia*

Es este uno de los libros que faltaban en la bibliografía histórica colombiana: la biografía del prócer de la independencia José León Armero, quien personifica el proceso emancipador de la muy importante Provincia de Mariquita iniciado en 1810, por el cual luchó hasta proclamar la independencia y darle una constitución como República, en la que plasmó su sabiduría de legislador y los principios de la de la filosofía de la democracia, que por entonces comenzaban a imponerse como doctrina y sistema de Gobierno. La simple lectura de su texto es una cátedra de Derecho Constitucional. Álvaro Cuartas Coymat con esta obra se consagra como investigador e historiador analista y crítico, documentada en fuentes manuscritas y editoriales. Sus anteriores libros: biografía del capitán Andrés López de Galarza, fundador de Ibagué; El Estado Soberano del Tolima, Ibagué ciudad histórica, entre otros, que le dan el título de cronista de esta ciudad capital; Tolima insurgente y la biografía del general Tulio Varón, recogen el historial de un pueblo que durante el siglo XIX agitó las banderas de la revolución en más de una docena de campos de batalla en las que brilló por su bravura y arrojo. Cuartas Coymat ya tiene puesto prominente en la historiografía del Tolima como discípulo de una disciplina que encarna el sentido de Patria, cuyo título le ha otorgado la Academia Colombiana de Historia como Miembro Correspondiente, y también la Academia de Historia del Tolima como Miembro de

Número y otras que han justipreciado su obra. Rescata del olvido la figura máxima del procerato emancipador del Tolima, José León Armero, cuya efigie debiera presidir en mármoles y bronces las ciudades de Honda, Mariquita e Ibagué, representativas de aquella época, tardías en el reconocimiento que la posteridad debe a quienes se sacrificaron en aras de la libertad, diosa política de América. Los hombres que reviven en mármoles y bronces enaltecen la personalidad histórica de una ciudad, una Nación, y le dan identidad. Sólo los griegos, los romanos y otros pueblos del Mediterráneo concibieron su grandeza y la perpetuaron en monumentos como trofeo para la posteridad. Comienza la biografía de León Armero por donde comienza la vida histórica: por su raíz genealógica, por su nombre y su lugar de origen, rasgo que da individualidad a los protagonistas de la historia. Hombres con genealogía también mandó España al Nuevo Mundo y al final se dio el privilegio de fusilarlos. José León Armero fue uno de los colegiales de San Bartolomé, que junto con el Rosario son las dos universidades donde se formaron las generaciones de criollos que afloraron el 20 de julio de 1810, concibieron la Patria y sus cenizas fueron los cimientos de la República. Centros universitarios donde también se formaron otros forjadores de la República fueron los conventos franciscanos, dominicos, agustinos, jesuitas principalmente, quienes en función del apostolado se incorporaron al mundo intelectual de las artes, las letras

y las ciencias. Participó de las deliberaciones sobre la organización política del Gobierno nacional que estaba conformando la Junta Suprema de Santafé; en ese gran debate entre quienes querían un Gobierno en la capital tradicional de la Real Audiencia y el Virreinato, que era Santafé, y quienes querían un Gobierno en pedazos repartido en las demás ciudades. La Constitución de Mariquita, su obra, ha sido admirada por tratadistas del Derecho. Ahí están los principios esenciales de la

Democracia aplicados a la realidad social. Se destaca cómo en algunas de las otras Provincias Republicanas, que además del capítulo de Derechos tiene el de los Deberes del Ciudadano, que las constituciones nacionales fueron suprimiendo, hasta llegar hoy en que solamente tienen Derechos, lo cual parece ser norma universal, pues la confederación mundial de la ONU en su carta no tiene Deberes sino sólo Derechos Humanos sin limitación, al extremo de que se ha convertido en un mito a cuya expensas se violan los

FACETAS mismos derechos. León Armero fue fusilado en Honda el 31 de octubre de 1816. Sus cenizas no se sabe dónde quedaron, porque la posteridad desgraciada las dejó para confundirse con el polvo del fin del mundo. Es este un libro de mucha crítica y análisis, lo cual lleva a una conclusión aclaratoria de las dudas y confusiones provenientes de historiadores anteriores. Hay algo que hiere el sentido patrio: saber que sobre un banquillo de madera fue fusilado José León Armero y no saber dónde quedó el banquillo, si como leña fue llevado a un fogón casero o como tabla ensangrentado quedó botado allí. El único responsable de la pérdida de ese banquillo fue el Alcalde de Honda, quien como primera autoridad si hubiese tenido un centímetro de sentimiento patrio lo hubiese conservado como testimonio de la epopeya de la Independencia. Pero ya sabemos que los alcaldes han sido los padrinos de la desaparición de centenares de banquillos de los patíbulos del martirologio de la Independencia, pues no quedó uno de tantos del centenar de ciudades y pueblos donde fueron fusilados los patriotas. Unos conquistaron la gloria y otros destruyeron los pedestales donde aquellos la erigieron. Mariquita tendrá el honor de rebautizarse como ciudad procera con este libro que exalta al más meritorio de sus hijos. Debiera adoptarlo como texto de enseñanza en los colegios para que las nuevas generaciones reciban el mensaje de grandeza que la historia trasmite al presente, a este presente iconoclasta, destructor, en cuyos colegios el Gobierno prohibió la enseñanza de la historia Patria al suprimirla. Del almanaque nacional ya fueron borradas las fechas centenarias y bicentenarias. Entramos en la era de la anti-historia. *De la Academia Colombiana de Historia.


FACETAS

IBAGUÉ, SEPTIEMBRE 19 DE 2010

o Título: Historia de Méxic Autor: Varios ra Económica Editorial: Fondo de Cultu

Colprensa

Por estos días México celebra su Bicentenario de Independencia. Como si fuera poco, también el centenario de la Revolución Mexicana, por lo que sus festejos son en grande. Por eso, la Academia Mexicana de Historia reunió los textos de 13 autores, la mayoría de trayecellos historiadores reconocidos por su e sus desd toria profesional, quienes presentan, vida la de propias visiones, diferentes pasajes de un país como México. mirar Como suele suceder, cuando se quiere más son , hacia atrás y ver el camino recorrido enencu las preguntas que se abren que las que da mira tran una respuesta contundente. Una , ento mom de un país que no pasa por su mejor r sabe logre y conociendo su historia, quizá se mopor qué está pasando estos angustiosos mentos.

Título: La palabra más hermosa Autor: Margaret Mazzantini Editorial: Random House Mondadori

Título: Los Idus de Marzo Autor: Valerio Massimo Manfredi Editorial: Grijalbo

Colprensa

Si de maestros en el arte de la novela histórica se trata, el italiano Valerio Massimo Manfredi es uno de los escritores vivos más reconocidos por dominar este difícil género, en el que los límites de la realidad y la ficción son casi invisibles. En “Los idus de marzo”, Valerio realiza una intensa crónica de las 48 horas anteriores a uno de los hechos más sangrientos que se vivieron en el mundo Romano, cuando el Cesar está a punto de morir y el cambio en el poder puede generar la peor de las crisis en el Imperio. Una historia relatada a través de secuencias cortas y dinámicas, con más visos de guión de cine que de obra literaria, del episodio durante el cual Julio César hizo caso omiso a los avisos sobre el complot para asesinarlo, por lo que su historia fue una muerte anunciada.

Colprensa

Margaret Mazzantini, además de ser escritora, es una reconocida actriz italiana, que al lado de su esposo, Sergio Castellito, ha trabajado en incontables producciones en el cine y la televisión de su país. Con “La palabra más hermosa” acabó con ocho años de silencio literario. Es una novela que le hace un verdadero homenaje al arte de la literatura, pues “nada puede silenciar la palabra más hermosa”. Es una historia de amor en medio de la convulsionada Sarajevo, entre sus instantes de paz y cruentas guerras i­nútiles; sus personajes crecen en ese entorno, donde nada es perfecto, lo cual la hace más real.

Título: El ratón de la ciudad y el ratón del campo Autor: Kathrin Schärer Editorial: Norma

El ratón de ciudad visita a su amigo, el ratón del campo, y se encuentra con las “maravillas” del campo, como bestias con cuernos y olorosos cerdos, y se lleva el susto de su vida… ¡Pero el cielo estrellado es tan bonito! Luego, el ratón del campo visita al ratón de la ciudad y se encuentra con un mundo tan rápido que le da vueltas la cabeza… ¡Pero las luces de la ciudad en la noche son tan hermosas! Aunque cada uno decide que no cambiaría su vida por la del otro, deciden que de vez en cuando se visitarán para disfrutar de la vida del otro por un momentito. Durante todos estos siglos, la fábula de los dos ratones ha servido para alabar la modestia de la vida campesina y criticar la opulencia de la vida urbana. La autora e ilustradora Kathrin Schärer no ha querido enfrentar los distintos estilos de vida. “Lo importante es que cada niño pueda disfrutar su propio estilo de vida y apreciar el de los otros. He allí la interacción de la identidad y la tolerancia”.

Título: Las pesquisas comenzaron en Baker Street Autor: Jairo Buitrago Editorial: Norma

Lombardi es un detective novato que tiene mucho que aprender sobre su oficio y Durán es un detective experimentado que guiará paso a paso a su joven socio. Juntos se enfrentarán a su primer caso valiéndose de lo que les ha enseñado la literatura detectivesca y el cine de género negro. Sin embargo, el caso resulta ser más complicado de lo pensado pues, desafiando las reglas de los misterios detectivescos, parece haber algo sobrenatural detrás de todo el embrollo. La sección Sol del libro, basándose en obras clásicas del género, presenta un típico caso en el que un detective y su ayudante trabajan en equipo siguiendo las pistas del crimen para llegar a una resolución lógica. La sección Luna explora los orígenes de la literatura de detectives. Desde los primeros casos de la Antigüedad, pasando por los autores clásicos —como Poe y Conan Doyle, y algunos personajes que los insDIRECTOR: Antonio Melo Salazar JEFE DE REDACCIÓN: Martha Myriam Páez Morales piraron—, hasta llegar a los relatos de hoy en día, incluyendo COORDINADOR: Benhur Sánchez Suárez, Redacción cultural EL NUEVO DÍA PERIODISTA: Nazly Johanna Pita López algunos nombres latinoameriEDITOR: Billy Edisón Zúñiga Valencia canos. También presenta las DISEÑO: Katherine Moreno Beltrán reglas que por mucho tiempo ILUSTRACIONES: obras del maestro Juan Antonio Roda. Colarte.com FOTOS: suministradas, Internet, EL NUEVO DÍA. Carrera 6 No. 12-09 se siguieron al pie de la letra Tels. 2770050 - 2610966 Ibagué para crear los misterios que en Tolima - Colombia Apartado Aéreo 5476908-K la actualidad divierten a lectowww.elnuevodia.com.co res de todas las edades. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización expresa del Grupo Editorial Aguasclaras S.A.. ISSN: 021545-8.


FACETAS 19 DE SEPTIEMBRE