Page 1

FC DÍA F A C E TA S CULTURA AL

FC

FC C F F C

de hu a sic an D o ú l rdo M nc e u D dus Ricnacón l E ndré e Ri A qu Du

Oswaldo Rocha en el MAT

Un mundo uniformado Hernán Camilo Yepes Vásquez


6C

DOMINGO 8 DE JUNIO DE 2014 - IBAGUÉ

FACETAS

El duelo: Duncan Dhu Por Andrés Ricardo Duque Rincón* Como consecuencia de la fiebre que se desata en la década de los ochentas por el rock en español en gran parte de Latinoamérica, son muchas las bandas musicales que arriban de la península ibérica y entre ellas se encuentra Duncan Dhu. Dicha agrupación musical se hallaba integrada en sus inicios por solo tres miembros, Mikel Erentxun, Diego Vasallo y Juan Ramón Viles. Originarios de la población española de san Sebastián, Duncan Dhu se forma hacia 1984 y se desintegra hacia el 2001, aunque ya se venía venir dicha disolución. Hacia 1988 se presentan las primeras desavenencias en la banda y Juan viles deja al grupo, con lo cual Duncan Dhu se convierte de ahí en adelante en un dúo. Luego de 12 años de su disolución Mikel Erentxun y Diego Vasallo se reencuentran para tocar juntos en el álbum llamado el duelo y que a mediados del año 2013 sale al mercado en formato EP1. Ninguno de los dos integrantes imaginaba que volverían a tocar como grupo y todo se debe al encargo que les hace la compañía Warner de México para que sacaran un recopilatorio de los números uno que había alcanzado Duncan Dhu en América. Si bien es cierto que ambos se continuaban colaborando en sus carreras como solistas y el contacto no se había perdido, el detonante para el reencuentro fue la propuesta que les ofrecieron desde México. Como una opción para realizar una serie de giras en México y ganar dinero, lejos los integrantes del grupo musical español pensaban que se hallaban ante el nuevo álbum de Duncan Dhu. Mike y Diego tenían bien claro que un par de conciertos en México les ayudaría económicamente a su carrera en solitario y podrían reunir algo de dinero para autofinanciarse. Según evoca Mikel, “una gira por México nos podía ir bien. Y también hay un componente económico. Las cosas están muy mal, Diego y yo tenemos que pagar muchas cosas y esto puede ser una inyección económica importante.” (Citado por Palacios, 2013). Aunque las composiciones se hallan bajo la autoría de ambos, Mikel reconoce que las letras de los temas son autoría de Diego y él se ocupa de las melodías. Sobre ese aspecto Mikel confiesa, “yo tengo más facilidad para las melodías y Diego tiene más facilidad para las palabras. Con eso formamos un buen equipo…quizá es la fórmula con la que más cómodos trabajamos. (Citado por Puchades, 2013). Aunque haya que aclarar que el tema que cierra el álbum titulado precisamente la última canción es enteramente de Diego, él compuso la letra y la melodía. El trabajo discográfico el duelo comienza con la canción más vertiginosa del álbum, bajo el nombre de cuando llegue el fin y la cual hace referencia a los golpes que la vida le va encajando el alma, como en una suerte de pelea boxística la existencia avanza con el “labio partido”. Con un sabor a desconsuelo, dicho tema arremete contra todas aquellas ilusiones que se crearon y que no fueron más que “promesas de paraísos perdidos”, donde solo se busca “una copa en que naufragar” o un lavado para un “polvoriento corazón”. El álbum avanza con la composición que se titula no dejaría (de quererte) y plantea una mirada bien particular

acerca del amor, el cual se encuentra no en la certeza sino en la incertidumbre, no se halla en la posesión sino en la libertad, en “campos abiertos, cielos inciertos o caminos en cruz”. Por ello plantea que el amor se cultiva día a día y requiere de una reiterada creatividad para que el letargo a la que la cotidianidad humana la ha sometido, no lo marchite. Acto seguido surge el primer tema interpretado por Diego Vasallo y que se llama llora

guitarra. Dicha canción es un extenso lamento sobre el amor perdido, el solo título de la canción lo indica y el mismo tañido del instrumento acompañado de la rasgada voz, elaboran el marco para una dolorosa confesión; “escucha mujer que me enamoras, escucha esta oscura soledad. Pensando en ti a todas horas, noche tras días no aprendí a olvidar”. El corazón se resiste a comprender la realidad e invoca de manera suplicante que ese amor pudiera

volver, que el presente se convirtiera en ayer y en ese proceso se socava el alma, dejando marcas indelebles en el corazón. Pero aunque la canción llora guitarra manifiesta indudablemente el sentimiento de pena que ocasiona el desamor, asimismo esta composición se convierte paradójicamente en el remedio para superar la desdicha, ya que como en una especie de ejercicio catarquico se reconoce que el que canta “su mal espanta” y por lo tanto se debe dar rienda al desahogo que proporciona la música, en un canto no solo a ese amor que como gaviota se alejó, sino a la vida misma, a la verde primavera, a la tierra al despertar

o a la quietud de la mar. Hacia la mitad del trabajo discográfico aparece el tema que le da título al álbum, el duelo y donde se plantea que la suerte y las circunstancias son las que marcan los derroteros del existir. El individuo se halla perdido en mundo y busca angustiosamente de que o a quien aferrarse, pues no sabe hacia dónde dirigirse .De ahí que solicite un “tiempo muerto”, para poder hallar una respuesta a las inquietudes que atraviesan el alma y en una clara alusión existencial concibe al ser humano como “flores raras. Sin pétalos al sol y sin las cosas claras, solo silabas de más”. En cierto aspecto el

“El duelo’ es un disco bastante adulto, muy coherente y muy consecuente con nuestra edad, no tenemos veinte años, y tampoco era cosa de hacer un disco que no fuera honesto con nosotros mismos” Mikel Erentxun

tema describe la lucha que ha de asumir el ser humano frente a la sensación de incertidumbre que lo invade y que lo hacen sentirse perdido, descarrilado, desorientado. A continuación y siguiendo la misma línea que la anterior composición, surge el tema los buenos día y el cual señala que en la vida se deben atesorar los buenos momentos pues estos no van a ser constantes. En dicha canción se asevera que los días buenos no son más que un puñado desertores que surgen como cortinas de humo que evitan ver como la vida es una partida con mucho para perder y en la cual las esperanzas naufragan. Indudablemente los buenos días es el tema más demoledor de todo el álbum y donde cada frase es de tal contundencia que consigue a lo menos reconsiderar la realidad que enfrenta el ser humano día a día. De ahí que no venda la típica ilusión acerca de que vendrán tiempos mejores y solo aconseja disfrutar esos breves espacios de dicha que la vida otorga y plantea no el enfrentamiento hacia las desdichas que pululan la existencia y que nos superan , sino más bien la huida . Por último se halla el tema que le da cierre al álbum, ‘La última canción’, que de forma autocrítica reflexiona sobre el comportamiento en cierto aspecto prepotente del individuo frente a la existencia. En ningún momento la composición se muestra condescendiente y realiza fuera de la soberbia juvenil, una sensata radiografía del comportamiento humano. De ahí que en con cierta dosis de mordacidad indique en cierta parte del tema. “Los tiempos coreaban las estrofas de nuestra ingratitud. Robábamos luz de cualquier tormenta frente a la plenitud de universos en venta. Caíamos hondo, moríamos por nada. Desviábamos fondos de lo que la vida nos daba (...) Éramos reyes sobre las monturas de oro de nuestras propias leyes, lo queríamos todo. Cruzábamos puentes, atravesábamos las sombras, dejando cuentas pendientes bajo las alfombras”. En cierta medida considera que el mejor juez de los actos humanos es el tiempo, debido a que con el transcurrir de los años se puede ver de manera más objetiva y darles su real dimensión, otorgándole al tiempo la potestad de definir la validez o insensatez de los mismos. *Docente en Lengua castellana

LISTA

A B C D E F G H I J K L

Discografía

.Por tierras escocesas (1985) .Canciones (1986) .El grito del tiempo (1987)

.Grabaciones olvidadas (1989) .Autobiografía (1989)

.Supernova (1991) .Piedras (1994)

.Teatro Victoria Eugenia (1995) .Colección 1985-1998 (1998) .Crepúsculo (2001) .20 años de canciones (2005) El Duelo (2013)


7C

DOMINGO 8 DE JUNIO DE 2014 - IBAGUE

FACETAS Exposición de Oswaldo Rocha en el MAT

El ‘Souvenir’ de un mundo uniformado Entre 121 piezas en cerámica y otras 28 en acuarela se edifica la propuesta del bogotano Oswaldo Rocha, quien da su punto de vista particular sobre la atención del conflicto en Colombia con una muestra de los uniformes representativos en la lucha armada.

Hernán Camilo Yepes Vásquez Hablar de conflicto armado en Colombia parecía algo únicamente posible desde la frialdad de un noticiero, desde la condición implacable de los victimarios o desde la variabilidad de las víctimas y las narraciones que de ellas emanan a diario. Sin embargo, el aporte del bogotano Oswaldo Rocha, en la actualidad en el Museo de Arte del Tolima, consiste en una mimetización creativa de los principales actores, ya sea legales o irregulares, desde la mirada de una balanza que no se inclina ni por el uno, ni por el otro. Lo que importa aquí, de acuerdo con esta propuesta icónica, es refrescar la memoria, de una manera didáctica.

con la que cada uno de los grupos militares se promociona, ya sean medios de comunicación, accesorios, museos, prendas de vestir, banderas, museos, etc. Precisamente el vocablo francés souvenir traduce ese “objeto que sirve como recuerdo de la visita a un lugar”). De ahí las 121 piezas que integran esta selección. Es la cerámica el material

base de estas elaboraciones. El proyecto ‘Souvenir’ -describe el autor- se basa en estas piezas en cerámica y se da a la tarea de construir sus antagonistas, (aquellos innombrables e inmostrables por fuera del contexto violento), y los despoja del aura malvada que los rodea. De ahí que estos souvenirs muestren la gran variedad

de uniformes utilizados por las fuerzas armadas militares. “Estos encarnan todas las virtudes de la legalidad y la defensa a la justicia, haciéndonos recordar que sus portadores gozan del respaldo y admiración por parte de la comunidad”. En dichas representaciones se activa un fiel reflejo de la idolatría que la sociedad -o gran parte de ellaha mostrado históricamente hacia ellos -fundamentalmente hacia los buenos-, aunque “sus acciones bélicas no se pueden comparar con los actos atroces de sus enemigos en el conflicto”, afirma Rocha. ‘Souvenir’ es producto del Programa Distrital de Estímulos 2011 - Bogotá, en el que ganó el primer lugar en cuanto a beca de creación.

irregulares en Colombia’ contempla, por su parte, 28 ilustraciones en acuarela que resultaron de una investigación que desarrollado el artista sobre los modos de representación de los cuerpos armados no hegemónicos en los conflictos que han afectado al país a partir de 1810. El periodo de tiempo abarca desde la Independencia hasta la Guerra de los Mil Días. Pero insiste el autor: la intención no es enaltecer a ninguno de los actores, sean buenos o sean malos. El combatiente indígena, el municionero, el jinete llanero perteneciente a una muta y la suministradora de productos alimenticios, entre muchos otros personajes, se configuran aquí

como identidades marcadas de dicho lapso, y que para bien o para mal, han quedado en la memoria de los colombianos.

Uniformes irregulares

La muestra ‘Historia de los uniformes en los grupos armados

necerán ama rm e p io n ju te Duran n el Museo de bas muestras e Arte del Tolima.

Souvenir

El guion de esta ‘minimuestra’ sugiere una suerte de exaltación a esa imagen

Dichos proyectos han pasado por salones como el 13ª Regional de Artistas Zona Centro, el 42º Nacional de Artistas, la Biblioteca Nacional de Colombia y Salón de Artistas Arte al Paso 2010.


8C

DOMINGO 8 DE JUNIO DE 2014 - IBAGUÉ

FACETAS CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LA VIDA MISMA

LA ANTOLOGÍA DE UN LABERINTO BOGOTÁ, COLPRENSA El escritor y poeta samario José Luis Díaz-Granados, se ha entregado en cuerpo y alma a estas pasiones, y ahora, el Fondo de Cultura Económica decidió reunir en un sólo volumen, lo más selecto de su obra poética, bajo el título de ‘El Laberinto’. Su trabajo está lleno de ingredientes como el humor y la malicia,, con un tono intenso y una musicalidad, entre endecasílabos, alejandrinos perfectos, heptasílabos. En esta antología los poemas que se mete entre las laberínticas relaciones de los seres humanos, en especial del hombre hacia la mujer, con gran acierto y nitidez.

IBAGUÉ En ocasiones creemos saber esa fórmula que nos puede llevar a la felicidad y a obtenerlo todo, incluso el dinero. Sin embargo, hay secretos que parecen nunca haber sido revelados y que tienen relación directa con la manera como el ser humano se encuadra en esa búsqueda. Es una mezcla de factores, entre ellas la preparación del presupuesto, la previsión de las oportunidades, así como la planeación familiar, las estrategias para un empleo estable o para la creación de una próspera empresa y hasta la imagen personal. Eduardo Alghieri es un economista bogotano, que desarrolló desde joven su espíritu empresarial, participando en la creación de empresas. “Es un libro que atesorarás, porque se convertirá en un manual de tu vida que te ayudará a cumplir tus sueños”, asegura.

Editorial: Fondo de Cultura Económica Título: El laberinto Autor: José Luis DíazGranados Páginas: 164

Editorial: Independiente Título: Cómo hacer dinero de la nada Autor: Eduardo Alighieri Páginas: 149

EL ARTE Y LA CULTURA DE HOY

UMBERTO ECO AL BOLSILLO BOGOTÁ, COLPRENSA Umberto Eco, uno de los pensadores más respetados de las últimas décadas, en este libro que ahora se presenta en edición de bolsillo, analiza distintas estrategias de mentira, desfiguración, abusos del lenguaje y vuelco irónico de estos abusos. Se trata de cuatro ensayos sobre Cagliostro, Manzoni, Campanile y los cómics de Corto Maltese. En ellos, expone las mentiras que han convertido a Cagliostro en un mito; señala la oposición en Los novios entre lenguaje verbal y signos naturales Allí, disecciona los juegos que hace Campanile con el lenguaje, dando vueltas a las frases hechas, y analiza cómo juega Hugo Pratt con la geografía y emplea mapas verdaderos para convertirlos en improbables, haciendo levitar las distancias y con ellas nuestra imaginación.

BOGOTÁ, COLPRENSA Ticio Escobar es un reconocido curador, profesor, crítico de arte y promotor cultural paraguayo, quien recientemente su secretado de cultura de su país, por lo que es considerado toda una autoridad en el tema del arte y la cultura. En su libro ‘El mito del arte y el mito del pueblo’, analiza diferentes fenómenos culturales, incluyendo lo que sucedió con la telenovela de Fernando Gaitán, ‘Yo soy Betty, la fea’, la cual en su género ha sido la que más versiones ha tenido en el mundo. Pero va más allá, analizando lo que sucedió en la guerra de Bosnia, donde existía un alto al fuego durante la transmisión de la telenovela brasileña ‘La Esclava Isaura’, y de acuerdo a datos suministrados por la UNESCO, en 1999 en Costa de Marfil muchas mezquitas adelantaron sus horarios de oraciones para permitir a los televidentes disfrutar de la mexicana ‘Marimar’ de Thalía.

Editorial: Metales pesados Título: El mito del arte y el mito del pueblo Autor: Ticio Escobar Páginas: 190

Editorial: Mondadori Título: Entre mentira e ironía Autor: Umberto Eco Páginas: 136

Palabra del día

Quiritas Quiritas era el nombre que los romanos daban a los sabinos, un pueblo itálico que vivía en la colina del Quirinal, situada al este del Tíber, cuya religión ejerció gran influencia sobre las costumbres de Roma. El gentilicio de este pueblo y el nombre de la colina representaban un homenaje a su dios de la guerra, Quirino. Cuenta una leyenda que los hombres de Rómulo raptaron a las mujeres sabinas, lo que provocó una guerra que duró largos meses, hasta que las víctimas aparecieron sobre el campo de batalla con sus niños recién nacidos, hijos de los soldados romanos, lo cual dio lugar a la reconciliación entre ambos pueblos. A partir del siglo III a. de C., los sabinos pasaron a formar parte de la sociedad romana como ciudadanos influyentes. Tan poderosos eran que, en el siglo I a. de C., el historiador romano Marco Terencio Varrón aseguraba que después de la integración de los sabinos a la sociedad romana había surgido en la ciudad la expresión pedir «ayuda a los quiritas», que con el tiempo quedó resumida en el verbo quiritare. Quiritare fue adquiriendo el significado de «gritar por socorro» y, en el latín vulgar de la Edad Media, se convirtió en critare, que llegó al español como gritar. Este vocablo latino de tan singular historia ha permanecido en otras lenguas romances, como en el francés crier y en el italiano gridare y, además, a partir del francés, llegó al inglés como to cry, con el mismo significado.

El cuento

Perdido en la ciudad Rusvelt Nivia C.* Todo este misterio fantástico, me sucedió hace unos días. Era la mañana de un lunes caluroso. Yo deambulaba por las calles de París, queriendo evitar el trastorno que padecía. Me sabía exasperado, sufrido en paranoia. Tenía la mente pesada. Por eso andaba tomando aire, para calmarme. Trataba de olvidar los problemas. A solas, ya divisaba las mansiones del barrio Montmartre. Las fachadas eran clásicas, estaban adornadas con jardines. Como humilde colombiano, exploré cada unas de esas estructuras gigantescas. Tal particularidad, claro que de a poco me desahogó, así pude equilibrar los pensamientos, apreciando las afueras. Eso fue haber encontrado el futuro ante mis ojos. En lo personal, quedé pasmado. Se percibía la esperanza. Además las mozas, con sus pañoletas rojas en la cabeza, salían a los balcones para oír a los pájaros. Desde temprano, ellas presentían sus cánticos de fiesta, añorando a los sizerines. Entre tanto, yo admiré a las mujeres. Sus bellezas colmaban todo con docilidad. De manera inesperada, hacían resurgir el al-

boroto en medio de las plazas y por lindas, posaban como modelos en tanto los fotógrafos les hacían el arte. Mientras, sucedió lo fortuito, yo cogí de rumbo en bajada por unas escaleras. Y pensé que en las cosas simples, muchas veces aparece la felicidad. De paso, rebasé a varios poetas malditos. Algunos de ellos, inquirieron en mi espíritu según como sus rostros permanecían impasibles. De a poco, se dejaban arrastrar por la misma despreocupación. Casualmente uno de esos rapsodas, quien tenía puesto un sombreo, fumaba bajo un almendro, viendo nomás pasar a la gente y esta contemplación, quizá la hacía para espolear su inspiración, luego para poetizarla. En tanto lo individual; se me perdió el tiempo, volteé en una esquina de perfumes, fui recorriendo los andenes, seguí adelantando al destino y pronto, pasé por un parque amarillo, crucé sus prados, sin detenerme. De efecto, los rapsodas se quedaron atrás y solos con sus quimeras. A lo distinto, por allí había varios niños jugando a ser libres. Los

unos dichosos, se resbalaban por un rodadero y los otros risueños, montaban en columpio. En cuanto a lo preferido, yo los precisé por un tiempo, ellos se sabían fraternos. Acto seguido, reanudé de camino a pie. Avancé con pleno despabilo. Tanto que no recapacité en como volver por los distritos ya transitados. Eso vagué por entre diferentes edificios y muchos callejones, sin desgana. Cada vez más, quedaba hechizado con esta capital famosa. Por lo linda, sus portales me empujaron hacia otros sitios desconocidos. Ya pasada una hora, me di cuenta de que estaba perdido. Lo primero que hice fue tratar de no asustarme, ni ponerme a llorar. De reacción, llamé a un transeúnte con la mano para que viniera adonde yo resistía, sin embargo el señor no entendió y salió corriendo. Ante tal situación, fui al restaurante que había al frente mío. Actué sin pensarlo ni nada. Llegué allí sólo por intuición. Cuando estuve adentro, un camarero se me aproximó con prudencia. Iba vestido de blanco. Dijo unas palabras en francés que no descifré. Para lo mejor, le formé un rectángulo con los dedos, aparte de haberle ejecutado una mímica como pintor. Por suerte, el señor adivinó esta peti-

ción. Comprendió, que yo era extranjero. Entonces extrajo de su bolsillo una libreta con un lapicero, pronto me entregó esas dos cosas. Gracias a ello, pude dibujar la plaza de Tertre. Una vez acabé lo pretendido, el hombre de ojos azules, logró reconocer aquel sitio. Lo examinó con detenimiento. A su razón; tomó el boceto entre sus manos, figuró un muñeco donde nosotros estábamos con el restaurante y después trazó un camino que llevaba a la plaza de culto. Bien, mucho tiempo después, llegué a donde los maestros de Tertre. Fue extenuante la caminata, no lo niego. Aunque ya estando allá, entre ellos y sus cuadros, volví de repente a estar tranquilo. Se me disipó lo confuso. Desde ese paraje; recordé en cómo ir hasta el hotel Menosal, donde llevaba varias noches de estadía. Así que por lo vivenciado, fui hasta aquel edificio de tres pisos. Más cuando ingresé al cuarto donde dormía, sentí alivio al observar mi máquina de escribir intacta, aún con la hoja llena de letras hasta la mitad. En sucesión, para no recaer en ningún otro percance, me puse a terminar este cuento. *Cuentista colombiano

GERENTE: Miguel Ángel Villarraga Lozano EDITOR GENERAL: Edwin Ballesteros Vásquez COORDINACIÓN: Redacción Cultural EL NUEVO DÍA PERIODISTA: Hernán Camilo Yepes V. EDITOR: Óscar A. Varón B. DISEÑO: Néstor Iván Pérez FOTOS: Suministradas. Colprensa. Internet TEL.: 2770050. Ibagué - Tolima - Colombia. PÁGINA WEB: www.elnuevodia.com.co CORREO ELECTRÓNICO: culturales@elnuevodia.com.co FACEBOOK: Cultura El Nuevo Día - Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización expresa del Grupo Editorial Aguasclaras S.A.. ISSN: 021545-8.

Facetas 08 de junio de 2014  

Facetas 08 de junio de 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you