Page 1

6C

DOMINGO 13 DE MAYO DE 2018 - IBAGUÉ

FACETAS En el Museo de Arte del Tolima

Yuma, el río amigo

FOTOS: JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA

ALEJANDRA CAVIEDES

“Yuma es el nombre dado por los pueblos prehispánicos al río Magdalena, y significa Río Amigo (...) así los indígenas bautizaron al río, mucho antes que el conquistador español Rodrigo de Bastidas le diera un nombre cristiano: Río grande de la Magdalena, en 1501. Es la primera arteria fluvial de Colombia con más de 1500 km de longitud”. Ese sonido, ese olor y hasta ese sabor tan propio que emanaba el río grande de la Magdalena es hoy tan solo un recuerdo. Los tiempos de bonanza, de la gran subienda, han perdido su magia con el paso del tiempo. Sí. Si usted recuerda aquellos días en que junto a su familia organizaban el tradicional paseo de olla para rematar con un sancocho de pescado al lado de la rivera, es prácticamente cosa del pasado. Y no porque se haya secado, aún no; es nada más porque contra todo pronóstico muchos se aprovechan de las bondades de sus aguas y cuando llega el momento de navegarlo para la recolección de peces, su nivel es bajo, o el invierno ataca sin precedentes. Yuma, el río amigo es una exposición que hace un llamado de atención importante a las nuevas generaciones para que no se olviden de las tradiciones de las que hoy en día, todavía se puede disfrutar de algunas. El colectivo La Embarrada, integrado por un grupo de nueve personas, en su mayoría estudiantes de quinto y sexto semestre de Artes Plásticas y Visuales de la Universidad del Tolima, decidieron emprender un recorrido, una investigación con diario de campo en mano; río arriba en la ciudad de los puentes, Honda, para recoger toda la sabiduría popular que fuera posible. Los pescadores que aún existen, contaron con detalle aquellas historias que aunque algunas siguen siendo míticas, otras son radiografía de la realidad colombiana. Al comienzo, este colectivo era un since-

La exposición irá hasta el 20 de mayo en las salas del MAT.

Una exposición que retrata el pasar del tiempo y el cambio de las prácticas pesqueras en las aguas del majestuoso afluente que cruza el país.

ro y entregado semillero de investigación universitario, llamado SAL, Semillero de Arcillas Locales, guiado por la docente de cerámica, Gloria del Pilar Garzón, que decidió conformarse como un colectivo que les permitiera ser acreedores de beneficios. De esta manera se presentaron al Programa Municipal de estímulos, en el que ganaron como proyecto de la “Beca de Creación para Artistas Emergentes”.

Somos el colectivo La Embarrada porque queremos abrazar el hacer de la cerámica, el hacer del ceramista que trabaja con el barro, es una reivindicación

La instalación La arcilla es el principal elemento de producción. De ella parte todo. Moldean sus piezas con materia prima extraída de los cerros que circundan Ibagué, que pueden verse casi en la totalidad de la obra. Asimismo, son tres piezas: dos plásticas y una audiovisual que componen la exposición, además de otras que también tienen una narrativa y contextualizan al espectador del trabajo hecho por estos jóvenes artistas que se estrenan como expositores en un recinto museal. Un elemento importante en la exposición es el paso del tiempo que se evidencia en cada una de las piezas hechas en cerámica, que cobran vida con el detallado trabajo que estos artistas le dieron. Según Juan Gutiérrez, integrante del colectivo y uno de los artistas que hace parte de la exposición “es a través de la cerámica y su hacer artesanal que se pueden manejar lenguajes contemporáneos en el arte. Podemos contarle a la gente lo que ha pasado (…) incluso muchos se preguntan por qué no trajimos elementos desde el territorio, y ahí nosotros respondemos que es por no alterar el curso natural de las cosas que de una u otra manera pudimos representarlas con la arcilla. Vamos mucho más allá de moldear como simples ceramistas”. DATO

El colectivo La Embarrada asume el río como elemento clave para comprender la identidad regional, que hace parte del imaginario de la gente, proveedor de recursos naturales a través de todas las generaciones, y en su transcurrir, flujo de vida y la historia del territorio colombiano.


7C

DOMINGO 13 DE MAYO DE 2018 - IBAGUE

FACETAS A través del ajedrez, la literatura y la pedagogía

Un maestro

en busca de la partida perfecta

E

ALEJANDRA CAVIEDES

José Ignacio Rengifo Escobar desde el deporte ciencia y la literatura, ha logrado reunir a miles de niños para que formen su intelecto y se conviertan en ciudadanos integrales.

ste ibaguereño desde muy pequeño supo que sus grandes amigos serían los libros. Así lo recuerda cuando en su niñez tuvo el privilegio de leer la biblioteca que tenían los hermanos Salesianos, durante los ratos libres mientras estudiaba interno en el Colegio Salesiano. Las obras más representativas de la literatura europea, entre otras, provenientes de oriente, hicieron parte del amplio conocimiento que fue adquiriendo Rengifo. Fue así, con ese inmenso gusto hacia las letras y las historias diferentes, que conoció por completo los pensamientos filosóficos que como el ajedrez, llevan miles de años siendo elementales para la humanidad. “El hecho de ser un estudiante interno fue algo complejo, pero el amor por los libros lo adquirí porque fue la manera de salir de ese mundo y encontrar otras historias (...) pasaba más tiempo en la biblioteca leyendo diferentes autores y no compartía con los demás niños”, relató Rengifo. A la par, el ajedrez llegó a sus días para enseñarle que tanto en la vida como en el tablero siempre se está en un campo de batalla en el que hay que desarrollar habilidades y aplicar estrategias para ganar, para derrocar al Rey. Lo primero que aprendió fue a jugar damas chinas con un tío y un primo que fueron muy cercanos a él, y de los que cultivó mucho más que un juego. El ajedrez fue

LAR - EL

E CUÉL

JORG FOTOS

un paso más que lo elevó a espacios donde se hizo un referente del deporte ciencia. Aunque fue durante la adolescencia que desarrolló el gusto y aprendió técnicas, no dejó de obtener títulos que hasta la actualidad suman decenas y decenas. Es un estratega, lo ha hecho con humildad y sin jactarse de sus logros; solamente procura compartir sus saberes con niños y jóvenes, quienes además de convertirse en deportistas, también se esmeran por ser unos ciudadanos ejemplares, críticos con la realidad y conscientes de las consecuencias que traen los malos actos.

Su inspiración Este hijo del sur de Ibagué, ha tenido tantas experiencias que le sirvieron de inspiración para sus obras; ya completa seis, la más reciente lanzada en la Feria del Libro en Bogotá donde muchas personas se acercaron a él por lo particular de su contenido y la manera en cómo ha hecho más fácil entender este deporte, a la par de entretenerse con sus poesías y microrrelatos. Hay algo especial en aquellas historias, y resulta ser por su corta extensión, pues para el maestro Rengifo, “hay que escribir poco y decir mucho”. Esto lo aprendió desde muy joven cuando se desempeñó como periodista para distintas revistas y periódicos, entre ellos El Derecho, quien fue dirigido por Floro Saavedra y Adriano Tribín Piedrahíta. Del mismo modo, su familia. Sus padres, sus cinco hermanos y su hija Daniela, una Administradora de empresas que se especializó en literatura; además el majestuoso Cañón del Combeima que siempre lo ha acogido en su tranquilidad y donde disfruta del vuelo de las garzas negras sobre los árboles y el río.

Nadie es profeta en su tierra Aunque ha sido un enceguecido por su ciudad natal, Rengifo recorrió el país desempeñando actividades comerciales, oficio que paralelamente ha llevado a cabo, pues

NUEVO

DÍA

según él, el ajedrez, la literatura y la pedagogía son un nada más que un disfrute. “A veces uno es muy extraño en su misma ciudad”, lo dice refiriéndose a que aunque en otras plazas ha sido gratamente sorprendido por la calidad humana y el valor que le dan a este deporte y sus conocimientos, sigue firme en continuar trabajando por los tolimenses que han demostrado sus destrezas en el tablero de batalla. Durante más de 30 años, ha sido el promotor y director tanto de la Escuela de Formación Deportiva de ajedrez “Cuadrante Mágico”, como de la Academia Tolimense de ajedrez, consiguiendo títulos en todas las categorías y dejando en alto el nombre de su región. Aunque en algún momento representó al departamento de Cundinamarca, decidió regresar para quedarse y tener la satisfacción junto a amigos y colegas suyos, de haber enseñado y certificado a través de la Secretaría de Educación Municipal y el Imdri a más de 8 mil niños en este deporte. “Sólo he pretendido ser bueno en el ajedrez (...) y para mí es muy importante compartir lo que he aprendido durante todos estos años”, agregó. Rengifo es seguramente el único maestro en este deporte que se adelantó en el tiempo, ante la poca literatura que se ha hecho. Sus textos, que entregan fáciles maneras de comprenderlo, han sido bien tomados en distintas escuelas y por eso cantidad de personas lo han hecho propio. “Tanto los niños, como los ancianos son tan parecidos. En este momento damos clase a un público entre los 5 y 97 años, todos felices aprendiendo y pensando por sí mismos”.

Pedagogía de la motivación “El maestro es un servidor, y los niños y jóvenes son protagonistas”. Este maestro, al que logros y derrotas lo formaron, asegura que no hay nada más importante que transmitir los conocimientos, pensamientos y sentires, “por eso es que mi literatura se basa en vivencias y estados en los que me he encontrado. A veces suele ser oscura y otras llenas de satisfacción (...) como todos los seres humanos, en mi caso yo he filosofado a través del ajedrez para la vida de las personas”. Su último libro, ‘Filosofando con el rey de madera’, fue prologado por el reconocido maestro, periodista, escritor y traductor Antonio Gude, directamente desde España; personaje que desde la infancia de Rengifo fue su inspiración y ahora tuvo la labor de crear una presentación de lo que él recopiló luego de varios meses; escritos en los que integra además de saberes e inquietudes, representaciones gráficas de los espacios que habita.

En noches de lunas saturnales garzas negras vuelan silenciosamente, en aguas del Combeima en subida en bodas de la muerte y la vida unos mueren, otros nacen...

Así pasa los días el maestro José Ignacio, vigilante y deseoso de seguir aprendiendo y enseñando. Escribiendo y bebiendo café. Pensando en cómo ganará la siguiente partida, donde no solo basta con mover las fichas, sino ser preciso y paciente para cuando llegue la hora de derrocar al rey, y decir ¡Jaque mate!


8C

DOMINGO 13 DE MAYO DE 2018 - IBAGUÉ

FACETAS Periódico viejo

El cuento

Cuando ya no importa que los muertos se mojen, es fácil cubrirnos de la lluvia con un periódico viejo las manchas de las noticias se deslizan por el cuello dejando nombres propios en la piel. Recorremos el invierno atragantados con los mismos titulares de ayer, de mañana y cien años más con un hombre inmóvil en cada semáforo como última señal de que estamos cambiando la piel. Autora: Mery Yolanda Sánchez Guamo, Tolima. 1956.

El mundo de Axlin está plagado de monstruos. Algunos atacan a los viajeros en los caminos, otros asedian las aldeas hasta que logran arrasarlas por completo y otros entran en las casas por las noches para llevarse a los niños mientras duermen. Axlin es la escriba de su aldea, la única que saber leer y escribir. Debido a ello, nadie de su entorno comprende realmente la importancia de su trabajo. Pero ella se ha propuesto investigar todo lo que pueda sobre los monstruos y plasmar sus descubrimientos en un libro que pueda servir de guía y protección.

Una ciudad sin mar de la que parece imposible escapar, desaparece gente. De noche. Gente de la noche que no le importa a nadie, porque a nadie le importa nada en la ciudad. Un bar. El bar de Lola, donde a veces suena jazz y a veces disparos. Un flautista de paso que solo consigue tocar sus maravillas sentado en el váter. Un policía que escribe poemas con la misma brutalidad con la que apalea detenidos. Una hermana pequeña y perversa. Un borracho residente y sin convicción, al que llaman el Poe, porque solo llegó a ser medio poeta. Y un erudito en el arte de caer, encadenado a esa barra y a ese bar, tan cansado de equivocarse, que confía sus decisiones a las cerillas. Y las cerillas también se equivocan, pero al menos tienen a quien echar la culpa. Una noche en la que no va a ocurrir nada, y ocurrirá de todo. Editorial: NAVONA Título: Que decidan las cerillas Autor: Carlos Salem

Editorial: Montena Título: El bestiario de Axlin (Guardianes de la Ciudadela 1) Autor: Laura Gallego

NOVEDADES LITERARIAS La Selección Colombia de fútbol ha participado en cinco mundiales: Chile “62, Italia “90, Estados Unidos “94, Francia 98” y Brasil 2014. Y está próxima a aterrizar en su sexta participación en Rusia 2018. Este libro, lleno de anécdotas, fotografías a color, fichas técnicas, estadísticas y recuerdos, es un recorrido periodístico e histórico, desde el mítico 4-4 contra la Unión Soviética hasta las eliminatorias a Rusia 2018. Es un viaje hasta estos mundiales en los que ondeó la bandera tricolor, para grabarnos en piedra los momentos más especiales de nuestra Selección en las citas mundialistas. Un libro de colección. Editorial: Aguilar Título: De Rusia a Rusia Autor: Iván Mejía, Wbeimar Muñoz y César Augusto Londoño

La dibujante estadounidense acompaña a dos amigos reporteros en un viaje por Turquía, Siria e Iraq con el fin de descubrir historias que ilustren el efecto causado por la guerra de Iraq en Oriente Próximo en general, y en los refugiados en particular. Al trío se une un amigo de la infancia y exmarine, cuyo servicio en Iraq aporta un punto de vista inesperado y a menudo desconcertante, tanto para las personas que van conociendo en el camino como para ellos mismos. Editorial: Salamandra Graphic Título: Oscuridades programadas: crónicas desde Turquía, Siria e Irak Autor: Sarah Glidden

La palabra de la semana

FULANO Se emplea para aludir a alguien cuyo nombre se ignora o no se quiere mencionar. Usada en español desde los tiempos de Gonzalo de Berceo, en el siglo XIII, proviene del árabe fulán, que significaba ‘cualquier’, ‘cualquiera’. En su obra Milagros de Nuestra Sennora, Berceo dijo, en su español medieval, que escribía “por alma de un monje de fulana mongía”. También la usó con ese sentido Alfonso X el Sabio, en las Partidas, en las que dice “descomulga a fulano ome”. El primer registro en castellano aparece en el Fuero de Avilés, en 1155, mientras que en lengua portuguesa solo se observa en el siglo VXI, proveniente del español y no el árabe. En los textos peninsulares, fulano se suele escribir con minúscula inicial; en cambio, en textos hispanoamericanos es muy frecuente verla con minúscula. Se suele decir fulano, mengano y zutano para aludir a varias personas cuyos nombres no se conocen. Mengano proviene del árabe man kan ‘quien sea’, y zutano, del español citano, derivado del latín scitanus ‘sabido’.

GERENTE: Miguel Ángel Villarraga Lozano EDITOR GENERAL: Edwin Ballesteros Vásquez COORDINACIÓN: Redacción Cultural EL NUEVO DÍA DISEÑO: Edison Guarnizo FOTOS: Suministradas. Internet. Colprensa. TEL.: 2770050. Ibagué - Tolima - Colombia. PÁGINA WEB: www.elnuevodia.com.co CORREO ELECTRÓNICO: culturales@elnuevodia.com.co FACEBOOK: El Nuevo Día - Colombia - Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización expresa del Grupo Editorial Aguasclaras S.A.. ISSN: 021545-8.

Facetas mayo 13 de 2018  
Facetas mayo 13 de 2018  
Advertisement