Page 23

Domingo 12 de enero, 2014 : CULTURA : EL MOSQUITO 23

FILMAFFINITY.COM

finanzas estadounidenses entraron en estado de crisis, en 2008, presentándonos anverso y reverso de un mundo que para muchos es ajeno pero que tiene tantas implicaciones en la vida cotidiana, soberbiamente interpretada por gente como Kevin Spacey, Paul Bettany, Jeremy Irons, Demi Moore y Stanley Tucci, totalmente contrapuesta en sus formas a la que nos ha presentado Scorsese. Quizá la más famosa de todas las películas de corte financiero sea aquella dirigida por Oliver Stone, «Wall Street. El poder y la avaricia» (1987), en donde conocíamos el perfil de uno de un individuo sin recato moral como Gordon Gekko, encarnado de manera precisa por Michael Douglas.

Cartel de la película «El lobo de Wall Street»

impresionar a la crítica y al gran público. La cinta es todo DiCaprio, que lo hace bien pero que se hace excesiva su presencia en pantalla, desarrollando uno que otro «gag» que te parte de la risa pero también tirándose discursos que se supone deberían estar llenos de ironía, pero que te sacan más de un bostezo. El filme está lleno de frivolidad, de un humor que seguramente le encantará a chicos adolescentes, exclusivamente hombres, porque todo está visto desde el punto de vista masculino (demasiada testosterona, para mi gusto). El texto fílmico está basado

en la novela homónima escrita por Jordan Belfort, en donde se nos quiere presentar la inmoralidad ya por muchos conocida de aquellos aspirantes a ocupar un escritorio en «Wall Street», de los deshumanos que venden acciones de empresas que probablemente estén a nada de quebrar, prometiendo a los compradores que éstas se encuentran en vías de la expansión. Me parece que la película que mejor expone el asqueroso mundo de los tiburones financieros neoyorquinos es «Margin Call» (J.C. Chandor, 2011), obra que retrata aquel día en que las

Creo que «El lobo de Wall Street», siendo una cinta entretenida, cansa y cojea del mismo pie que ese título de culto dirigido por David Fincher, «El club de la pelea» (1999), en donde se nos quiere presentar la configuración del hombre moderno, todo pragmático y evolucionado en términos de valores sociales, pero que a nivel formal y narrativo pecan de «modernidad», se hacen excesivas y saturan la trama. En términos generales, creo que «El lobo de Wall Street» es una película que se deja ver pero que cansa; me da la impresión que (como en el propio relato ocurre) Scorsese y DiCaprio debieron estar hasta arriba de cocaína durante el rodaje, sobre todo por el ritmo que le imprimieron a la narración; es mucha excitación, griterío y chiste fácil. Veo una cinta con un Scorsese sobrado, conocedor de su sapiencia fílmica y de que cualquier cosa que haga será redituable, tanto en los terrenos comerciales como en los de la crítica. Yo pongo a «El lobo de Wall Street» del lado de las películas de Scorsese que me son indiferentes. TWITTER: @RODOLFOESLO

El Mosquito, enero 12  

El Periódico de la Gente

El Mosquito, enero 12  

El Periódico de la Gente

Advertisement