Page 1

Veintiséis horas en bus no eran impedimento. Ni el cansancio, ni las elecciones podían detenerme en mi viaje al ‘Metalfest’ en el DF mexicano... Sólo los ex PAC. Sí, allí estaban esos personajes pintorescos machete en mano, obstaculizando el paso a la altura de Retalhulehu, y ocasionando una cola de más de 10 kilómetros.

Desde antes de mi llegada a México, pude escuchar noticias sobre Marilyn Manson. El gobierno de Nuevo León había prohibido su presentación debido a las presiones de grupos religiosos, quienes declararon non grato a Bryan Warner. Mientras preparaban el escenario para Manson, mi mente viajó hasta la secundaria de Columbine, donde hace cuatro años sucedió la masacre de los estudiantes a manos de dos seguidores de Manson. Los recortes de periódicos se mezclaban en mi mente con portadas de discos como ‘Hollywood, in the valley of death’, y ‘Portrait of american family’ . Estas desfilaban una a una, como preparándome para ver lo que a muchos (incluyendo a mi mamá) les parecía el ser más repugnante del planeta. Al llegar al lugar donde sería el concierto, una manta negra cubría la enorme tarima y un helicóptero sobrevolaba en círculos el Foro Sol, sumando expectativas a la espera. La cantidad de seguidores que querían acercarse al escenario provocó tremendas avalanchas humanas. Con la respiración cortada, pisoteado y navegando con la masa, me preguntaba ¿habrá valido la pena? De repente retiraron la manta y los acordes de ‘This is the new shit’ dibujaron la caris-

STANLEY HERRARTE Enviado especial El reloj marcaba las 10 de la mañana, y el intrépido equipo de redactores de Monitor ya estaba planificando el número de la siguiente semana. Todo parecía una mañana normal de octubre hasta que ingresó un mail que destacó (modestia aparte) del resto; era una invitación de Sony para la conferencia de prensa y concierto que Korn ofrecería en México. Sólo imaginen ese momento, decenas de fotógrafos activando sus cámaras a la derecha, a la izquierda reporteros, y al centro Monitor junto a los Korn, filosofando sobre la vida, los sueños y el dinero... suena bien. Pero eso no era todo; la invitación era una oferta 4x1 ya que no solamente estaría Korn, sino además, Marilyn Manson, Mudvayne y Apocalyptica. Juntos en un festival de rock.

Dedocráticamente fui electo para tal misión. Después del incidente con los ex PAC, cinco horas más tarde, mi paciencia estaba por llegar al límite.La salvación fue que el bus comenzó a moverse poco a poco. Todo fue un pequeño retraso comparado con el gran concierto que me esperaba. Un día después, ya me encontraba en México DF. Allí abordé un taxi que me llevaría al hotel, y mientras recorriamos el paseo de la Reforma, hablamos sobre la política con el piloto, pinche Fox me decía. Pinche Portillo pensaba yo. HOMBRES DE MAÍZ Varios televisores alineados a los costados del salón principal del hotel Four Seasons, proyectaban continuamente el video de la canción ‘Right Now’, dándole así la bienvenida a la gran

cantidad de medios de comunicación, quienes tenían su lugar previamente reservado. Una línea roja al frente indicaba el lugar de los fotógrafos, al centro estaban los reporteros y hasta atrás las cámaras de video. Una bandera mexicana que decía ‘Korn is Life’ cubría el cuerpo del presidente del club de fans. Él le entregaría una placa de reconocimiento a la agrupación gringa. De pronto apareció, vestido totalmente de negro y portando sus tradicionales gafas oscuras, de aro ancho. Era Jonathan Davis, voz líder de Korn. Los flashazos comenzaron a iluminar el salón con la respectiva frase de “¡Mister, over here!” Todos luchaban por tomarle la mejor fotografía a Davis. Durante la conferencia se habló de todo: desde las motivaciones para crear la

agrupación, hasta la violencia en los conciertos, pasando por la política. También se habló del primer concierto de la agrupación en México y

el asombro de todos fue cuando Davis declaró que tenía ganas de hacer algo junto a dos mitos de la música popular mexicana. Aun-

CYAN MAGENTA AMARILLO NEGRO

que no lo crean, los titulares al día siguiente fueron: “Quiero tocar con los Bukis o los Tigres del Norte”. Hasta hoy, sigo con la boca abierta.

CYAN MAGENTA AMARILLO NEGRO

mática figura de Marilyn Manson. Surgió de un castillo parecido al de Disney. La inercia me llevó hasta la valla de contención al frente. Estaba a dos metros del ‘Anticristo superestrella’. El sudor me inundaba la cara, las manos me temblaban. Estaba viviendo mi sueño. Jonathan Davis dijo en la conferencia de prensa que Manson era de los pocos músicos que combinaban rock con el teatro. Estaba en lo cierto. En hora y media el reverendo cambió de escenario cinco veces; dos chicas, simulando estar desnudas, fueron parte de la coreografía de ‘Mobscene’ y de ‘Sweet Dreams’. Todo esto mientras una robot se paseaba por la tarima durante ‘Tourniquet’. No podía faltar el clásico podio y las imágenes gigantes de Mr. Manson para concluir su presentación con ‘Beatiful People’. El Foro Sol simplemente enloqueció. Ese hombre tan temido se paseó en la tierra de la Virgen de Guadalupe...

Cuando Manson bajó del escenario, todo el equipo de mantenimiento trabajaba en las vallas de contención. Me sorprendió ver cómo entre canción y canción un grupo de profesionales soldaba y remachaba los soportes, que aunque eran inmensos, cedían a la presión física de los asistentes. Mientras tanto, en la tarima se montaba un nuevo equipo de luces para Korn, la batería y su base, así como un pedestal cromado con figura femenina y la cabeza deformada al estilo de la pelicula ‘Alien’. Ese fue el toque final para el micrófono que Davis usaría. Para este momento el público pedía a gritos que les dieran agua. Cientos de chavos eran desalojados, algunos conscientes, otros desmayados, con síntomas de deshidratación y asfixia. Cuando las luces se apagaron, los gritos, aplausos y rechiflas anunciaron el plato fuerte de la noche: ‘Right Now’ fue el tema con que Korn inició su presentación. Los asistentes coreaban las canciones, pero el clímax vino con el potente bajo de ‘Fallin away from me’. El Foro Sol se estremeció. Fue tanta la emoción de los chavos que tuve que pedir auxilio, me asfixiaban los miles de asistentes, que en su euforia, se habían convertido en una masa pulsante. El equipo de seguri-

dad me extrajo de enfrente del escenario y cuando me llevaron al centro de la Cruz Roja, me di cuenta que los piés me sangraban. Me costaba trabajo respirar y el concierto no terminaba; mientras me aplicaban los primeros auxilios, pensaba en lo que Jonathan Davis dijo en la conferencia, "este concierto será más agresivo que el anterior". Tenía razon. Cuando estuve en condiciones de regresar, me coloqué en una posición estratégica para apreciar el gran final. Mientras sonaba ‘Freak on a leash’, una halo de luz simuló ser la bala del video e impactó en una torre de sonido, explotando en miles de pedacitos de papel que llenaron completamente el Foro. Fue una escena impresionante. Siempre pensé que el concierto de mi vida sería cuando por fin, y después de varios años de haberse retirado, vendría a Guatemala el panzón y veterano Axl Rose. No fue así, afortunadamente el Chopo, la lucha libre, el tequila, Sony, Marilyn Manson y Korn fueron una de las mejores experiencias en mi vida. ¡Viva México cabrones!

CUERDAS VIOLENTAS Cerca del Foro Sol se escuchaba un estruendo a varios metros de distancia. Era nada más y nada menos que el grupo finlandés Apocalyptica, quien con la elegancia de sus instrumentos de cuerda, agredían con la violencia del rock. Interpretaron temas de Metallica (‘Sad but true’, ‘One’) y una excelente adaptación de ‘Beatiful people’ de Manson. Luego subieron los Mudvayne, quienes a pesar del escenario, luces y las impecables pantallas, no fueron bien recibidos. Siendo los más jóvenes en el medio, hicieron retumbar la tierra, pero el público mexicano parecía no ponerles atención y estaba entretenido en evadir la seguridad y lanzarles cualquier objeto a la mano.

metalfest  

HOMBRES DE MAÍZ Varios televisores alineados a los costados del salón principal del hotel Four Sea- sons, proyectaban conti- nuamente el vid...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you