Issuu on Google+

Recopilatorio de poemas Antología de poesía del siglo XX

Rubén Mata

1


Índice Modernismo………………………………………………………………………… 3 Generación del 98……………………………………………………………….. 5 Novecentismo y Vanguardia……………………………………………….. 7 Grupo del 27………………………………………………………………………. 9 Años 40: Postguerra…………………………………………………………… 11 Años 50: Poesía Social……………………………………………………….. 13 Años 60: Generación del medio siglo…………………………………. 15 Años 70: Novísimos………………………………………………………….… 17 Poesía Actual……………………………………………………………………... 19 Poemas Propios……………………………………………………………..…… 21 Bibliografía…………………………………………………………………………. 23

2


Modernismo El término modernismo denomina a un movimiento literario que se desarrolló entre los años 1880-1910, fundamentalmente en el ámbito de la poesía, que se caracterizó por una ambigua rebeldía creativa, un refinamiento narcisista y aristocrático y una profunda renovación estética del lenguaje y la métrica.

ABROJOS - XV A un tal que asesinó a diez y era la imagen del vicio, muerto, el Soberano Juez le salvó del sacrificio sólo porque amó una vez. Publicado en 1886 Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 - León, 6 de febrero de 1916)

ABROJOS - II ¿Cómo decía usted, amigo mío? ¿Que el amor es un río? No es extraño. Es ciertamente un río que uniéndose al confluente del desvío, va a perderse en el mar del desengaño. Publicado en 1886 Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 - León, 6 de febrero de 1916)

3


DE INVIERNO En invernales horas, mirad a Carolina. Medio apelotonada, descansa en el sillón, envuelta con su abrigo de marta cibelina y no lejos del fuego que brilla en el salón. El fino angora blanco junto a ella se reclina, rozando con su hocico la falda de Aleçón, no lejos de las jarras de porcelana china que medio oculta un biombo de seda del Japón. Con sus sutiles filtros la invade un dulce sueño: entro, sin hacer ruido: dejo mi abrigo gris; voy a besar su rostro, rosado y halagüeño como una rosa roja que fuera flor de lis. Abre los ojos; mírame con su mirar risueño, y en tanto cae la nieve del cielo de París. Publicado en 1887 Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 - León, 6 de febrero de 1916)

ABROJOS - XXIII De lo que en tu vida entera nunca debes hacer caso: La fisga de un envidioso, el insulto de un borracho, el bofetón de un cualquiera y la patada de un asno. Publicado en 1886 Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 - León, 6 de febrero de 1916)

4


Generación del 98 La generación del 98 es el nombre con el que se ha reunido tradicionalmente a un grupo de escritores, ensayistas y poetas españoles que se vieron profundamente afectados por la crisis moral, política y social acarreada en España por la derrota militar en la guerra hispanoestadounidense y la consiguiente pérdida de Puerto Rico, Guam, Cuba y las Filipinas en 1898. Todos los autores y grandes poetas englobados en esta generación nacen entre 1864 y 1876.

LA LUNA Y LA ROSA En el silencio estrellado la Luna daba a la rosa y el aroma de la noche le henchía —sedienta boca— el paladar del espíritu, que adurmiendo su congoja se abría al cielo nocturno de Dios y su Madre toda... Toda cabellos tranquilos, la Luna, tranquila y sola, acariciaba a la Tierra con sus cabellos de rosa silvestre, blanca, escondida... La Tierra, desde sus rocas, exhalaba sus entrañas fundidas de amor, su aroma... Entre las zarzas, su nido, era otra luna la rosa, toda cabellos cuajados en la cuna, su corola; las cabelleras mejidas de la Luna y de la rosa y en el crisol de la noche fundidas en una sola... En el silencio estrellado la Luna daba a la rosa mientras la rosa se daba a la Luna, quieta y sola. Miguel de Unamuno (Bilbao, 29 de septiembre de 1864 – Salamanca, 31 de diciembre de 1936)

5


ROSA DE SANATORIO Bajo la sensación del cloroformo me hacen temblar con alarido interno, la luz de acuario de un jardín moderno. y el amarillo olor del yodoformo. Cubista, futurista y estridente, por el caos febril de la modorra vuela la sensación, que al fin se borra, verde mosca, zumbándome en la frente. Pasa mis nervios, con gozoso frío, el arco de lunático violín; de un si bemol el transparente pío tiembla en la luz acuaria del jardín, y va mi barca por el ancho río que divide un confín de otro confín. Incluido en Antología de la poesía española del siglo XX (I) 1900-1939. Ramón María del Valle-Inclán (Villanueva de Arosa, 28 de octubre de 1866 – Santiago de Compostela, 5 de enero de 1936)

PROVERBIOS Y CANTARES LVII Algunos desesperados sólo se curan con soga; otros con siete palabras: la fe se ha puesto de moda. Antonio Machado Ruiz (Sevilla, 26 de julio de 1875 – Colliure, 22 de febrero de 1939)

6


Novecentismo y Vanguardia Es la denominación de un movimiento estético, inicialmente artístico y literario, pero extendido a otros ámbitos de la cultura, que se asocia genéricamente a las vanguardias artísticas y literarias de comienzos del siglo XX. Agrupa a un conjunto de autores situados entre la Generación del 98 y la Generación del 27, por lo que también se identifica con la denominada Generación del 14.

ADOLESCENCIA En el balcón, un instante nos quedamos los dos solos. Desde la dulce mañana de aquel día, éramos novios. El paisaje soñoliento dormía sus vagos tonos, bajo el cielo gris y rosa del crepúsculo de otoño. Le dije que iba a besarla; bajó, serena, los ojos y me ofreció sus mejillas, como quien pierde un tesoro. Caían las hojas muertas, en el jardín silencioso, y en el aire erraba aún un perfume de heliotropos. No se atrevía a mirarme; le dije que éramos novios, ...y las lágrimas rodaron de sus ojos melancólicos. Primeras Poesías (1898-1902) Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958)

7


VOCES DE MI COPLA Y CANCIONCILLAS IDEALES I - ASTROS Por fuera luz de plata, por dentro fuego rojo, como los cuerpos mundos del eterno tesoro. La estación total (1923-1936) Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958)

Yo no soy yo Yo no soy yo. Soy este que va a mi lado sin yo verlo, que, a veces, voy a ver, y que, a veces olvido. El que calla, sereno, cuando hablo, el que perdona, dulce, cuando odio, el que pasea por donde no estoy, el que quedará en pie cuando yo muera. Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958)

VOCES DE MI COPLA V - VIVO Y MUERTO Tierra, tierra, tierra, tierra. Y ahora yo, yo, yo, yo. ¡Cielo puro, día libre, sostenedme en mi ilusión! Juan Ramón Jiménez Mantecón (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958)

8


Grupo del 27 Se conoce a una serie de poetas españoles del siglo XX que se dio a conocer en el panorama cultural alrededor del año 1927, empezando con el homenaje a Luis de Góngora que se realizó en ese año en el Ateneo de Sevilla por el tercer centenario de su muerte y en el que participó la mayoría de los que habitualmente se consideran sus miembros. LA SIN PRUEBAS ¡Cuando te marchas, qué inútil buscar por dónde anduviste, seguirte! Si has pisado por la nieve sería como las nubes —su sombra—, sin pies, sin peso que te marcara. Cuando andas no te diriges a nada ni hay senda que luego diga: «Pasó por aquí.» Tú no sales del exacto centro puro de ti misma: son los rumbos confundidos los que te van al encuentro. Con la risa o con las voces tan blandamente descabalas el silencio que no le duele, que no te siente: se cree que sigue entero. Si por los días te busco o por los años no salgo de un tiempo virgen: fue ese año, fue tal día, pero no hay señal: no dejas huella detrás. Y podrás negarme todo, negarte a todo podrás, porque te cortas los rastros y los ecos y las sombras. Tan pura ya, tan sin pruebas que cuando no vivas más yo no sé en qué voy a ver que vivías, con todo ese blanco inmenso alrededor, que creaste. Fábula y signo (1931) Pedro Salinas Serrano (Madrid, 27 de noviembre de 1891 – Boston, 4 de diciembre de 1951)

9


PERFECCIÓN Queda curvo el firmamento, Compacto azul, sobre el día. Es el redondeamiento Del esplendor: mediodía. Todo es cúpula. Reposa, Central sin querer, la rosa, A un sol en cénit sujeta. Y tanto se da el presente Que al pie caminante siente La integridad del planeta. Cántico (1928-1950) Jorge Guillén Álvarez (Valladolid, 18 de enero de 1893 - Málaga, 6 de febrero de 1984)

SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR Yo pronuncio tu nombre En las noches oscuras Cuando vienen los astros A beber en la luna Y duermen los ramajes De las frondas ocultas. Y yo me siento hueco De pasión y de música. Loco reloj que canta Muertas horas antiguas. Yo pronuncio tu nombre, En esta noche oscura, Y tu nombre me suena Más lejano que nunca. Más lejano que todas las estrellas Y más doliente que la mansa lluvia. ¿Te querré como entonces Alguna vez? ¿Qué culpa Tiene mi corazón? Si la niebla se esfuma ¿Qué otra pasión me espera? ¿Será tranquila y pura? ¡¡Si mis dedos pudieran Deshojar a la luna!! Libro de Poemas (1918-1920) Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, Granada, 5 de junio de 1898 – entre Víznar y Alfacar, Granada, 19 de agosto de 1936)

10


Años 40: Postguerra Surgen dos corrientes denominadas denominadas poesía arraigada y poesía desarraigada. Tras la Guerra civil española, la producción literaria en España fue muy escasa, ya que entre las preocupaciones de los literatos, tenía primacía la de sobrevivir. Teatro, novela y poesía se llevaron un gran golpe tras el año 1936.

Y ESCRIBIR TU SILENCIO SOBRE EL AGUA No sé si es sombra en el cristal, si es sólo calor que empaña un brillo; nadie sabe si es de vuelo este pájaro o de llanto; nadie le oprime con su mano, nunca le he sentido latir, y está cayendo como sombra de lluvia, dentro y dulce, del bosque de la sangre, hasta dejarla casi acuñada y vegetal, tranquila. No sé, siempre es así, tu voz me llega como el aire de Marzo en un espejo, como el paso que mueve una cortina detrás de la mirada; ya me siento oscuro y casi andado; no sé cómo voy a llegar, buscándote, hasta el centro de nuestro corazón, y allí decirte, madre, que yo he de hacer en tanto viva, que no te quedes huérfana de hijo, que no te quedes sola allá en tu cielo, que no te falte yo como me faltas. Rimas (1951) Primera parte. Luis Rosales Camacho (Granada, 31 de mayo de 1910 – Madrid, 24 de octubre de 1992)

11


MUJERES Oh, blancura. ¿Quién puso en nuestras vidas de frenéticas bestias abismales este claror de luces siderales estas nieves, con sueño enardecidas? Oh Oh Oh Oh

dulces bestezuelas perseguidas. terso roce. Oh signos cenitales. músicas. Oh llamas. Oh cristales. velas altas, de la mar surgidas.

Ay, tímidos fulgores, orto puro, quién os trajo a este pecho de hombre duro, a este negro fragor de odio y olvido. Dulces espectros, nubes, flores vanas... ¡Oh tiernas sombras, vagamente humanas, tristes mujeres, de aire o de gemido! Oscura Noticia (1944) Dámaso Alonso (Madrid, 22 de octubre 1898 – 25 de enero 1990)

AMOR ¡Primavera feroz! Va mi ternura por las más hondas venas derramada, fresco hontanar, y furia desvelada, que a extenuante pasmo se apresura. ¡Oh qué acezar, qué hervir, oh, qué premura de hallar, en la colina clausurada, la llaga roja de la cueva helada, y su cura más dulce, en la locura! ¡Monstruo fugaz, espanto de mi vida, rayo sin luz, oh tú, mi primavera, mi alimaña feroz, mi arcángel fuerte! ¿Hacia qué hondón sombrío me convida, desplegada y astral, tu cabellera? ¡Amor. amor, principio de la muerte! Oscura Noticia (1944) Dámaso Alonso (Madrid, 22 de octubre 1898 – 25 de enero 1990)

12


Años 50: Poesía social Poesía social es un movimiento poético español de los años 1940/1950 caracterizado por las condiciones políticas y la reivindicación de la libertad.

EN EL PRINCIPIO Si he perdido la vida, el tiempo, todo lo que tiré, como un anillo, al agua, si he perdido la voz en la maleza, me queda la palabra. Si he sufrido la sed, el hambre, todo lo que era mío y resultó ser nada, si he segado las sombras en silencio, me queda la palabra. Si abrí los labios para ver el rostro puro y terrible de mi patria, si abrí los labios hasta desgarrármelos, me queda la palabra. Pido la paz y la palabra (1955) Blas de Otero Muñoz (Bilbao, 15 de marzo de 1916 – Majadahonda, Madrid)

EPÍLOGO Y al fin reina el silencio. Pues siempre, aún sin quererlo, guardamos un secreto. Buenos días, buenas noches (1976) Gabriel Celaya (Hernani, Guipúzcoa, 18 de marzo de 1911 – Madrid, 18 de abril de 1991)

13


HOMBRE Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte, al borde del abismo, estoy clamando a Dios. Y su silencio, retumbando, ahoga mi voz en el vacío inerte. Oh Dios. Si he de morir, quiero tenerte despierto. Y, noche a noche, no sé cuándo oirás mi voz. Oh Dios. Estoy hablando solo. Arañando sombras para verte. Alzo la mano, y tú me la cercenas. Abro los ojos: me los sajas vivos. Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas. Esto es ser hombre: horror a manos llenas. Ser —y no ser— eternos, fugitivos. ¡Ángel con grandes alas de cadenas! Ángel fieramente humano (1950) Blas de Otero Muñoz (Bilbao, 15 de marzo de 1916 – Majadahonda, Madrid)

LA VIDA NADA MÁS La vida que murmura. La vida abierta. La vida sonriente y siempre inquieta. La vida que huye volviendo la cabeza, tentadora o quizá, sólo niña traviesa. La vida sin más. La vida ciega que quiere ser vivida sin mayores consecuencias, sin hacer aspavientos, sin históricas histerias, sin dolores trascendentes ni alegrías triunfales, ligera, sólo ligera, sencillamente bella o lo que así solemos llamar en la tierra. Penúltimos poemas (1982) Gabriel Celaya (Hernani, Guipúzcoa, 18 de marzo de 1911 – Madrid, 18 de abril de 1991)

14


Años 60: Generación del medio siglo El eje de esta poesía es la preocupación ética por el ser humano y sus temas esenciales son el paso del tiempo, la infancia, la amistad, el amor, reflexionan a partir de su propia experiencia.

VIDA Después de todo, todo ha sido nada, a pesar de que un día lo fue todo. Después de nada, o después de todo supe que todo no era más que nada. Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!». Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!». Ahora sé que la nada lo era todo, y todo era ceniza de la nada. No queda nada de lo que fue nada. (Era ilusión lo que creía todo y que, en definitiva, era la nada.) Qué más da que la nada fuera nada si más nada será, después de todo, después de tanto todo para nada. José Hierro del Real (Madrid, 3 de abril de 1922 - Madrid, 21 de diciembre de 2002)

COMO LA ROSA: NUNCA Como la rosa: nunca te empañe un pensamiento. No es para ti la vida que te nace de dentro. Hermosura que tenga su ayer en su momento. Que en sólo tu apariencia se guarde tu secreto. Pasados no te brinden su inquietante misterio. Recuerdos no te nublen el cristal de tus sueños. Cómo puede ser bella flor que tiene recuerdos. Con las piedras, con el viento... (1950) José Hierro del Real (Madrid, 3 de abril de 1922 - Madrid, 21 de diciembre de 2002)

15


ESTO NO ES NADA Si tuviésemos la fuerza suficiente para apretar como es debido un trozo de madera, sólo nos quedaría entre las manos un poco de tierra. Y si tuviésemos más fuerza todavía para presionar con toda la dureza esa tierra, sólo nos quedaría entre las manos un poco de agua. Y si fuese posible aún oprimir el agua, ya no nos quedaría entre las manos nada. Áspero mundo (1956) Ángel González Muñiz (Oviedo, 6 de septiembre de 1925 – Madrid, 12 de enero de 2008)

PORVENIR Te llaman porvenir porque no vienes nunca. Te llaman: porvenir, y esperan que tú llegues como un animal manso a comer en su mano. Pero tú permaneces más allá de las horas, agazapado no se sabe dónde. ... Mañana! Y mañana será otro día tranquilo un día como hoy, jueves o martes, cualquier cosa y no eso que esperamos aún, todavía, siempre. Sin esperanza, con convencimiento (1961) Ángel González Muñiz (Oviedo, 6 de septiembre de 1925 – Madrid, 12 de enero de 2008)

16


Años 70: Novísimos El grupo de poetas se caracteriza por una absoluta libertad formal; el recurso de la escritura automática, técnicas elípticas, de sincopación y de collage; la introducción de elementos exóticos y de artificiosidad; la influencia de los medios de comunicación y del cine; y el influjo de lo camp.

Inútil escrutar tan alto cielo... Inútil escrutar tan alto cielo inútil cosmonauta el que no sabe el nombre de las cosas que le ignoran el color del dolor que no le mata inútil cosmonauta el que contempla estrellas para no ver las ratas. Pero el viajero que huye (1990) Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, España, 27 de julio de 1939 - Bangkok, Tailandia, 18 de octubre de 2003)

V. Yo no sé qué esperamos los unos de los otros... Yo no sé qué esperamos los unos de los otros, ni la razón para tener a mi mano como un fiel aliado. Nada puedo esperar de una mano capaz de señalar al justo y al perverso o escribir poemas en las habitaciones de un verano impregnado de vino y sal y sangre. Sólo, quizá, recordar otra gente que ahora se arrastra entre pájaros muertos y vivir seriamente un calendario cuyas mentiras apenas disimulan lo efímero de su numeración. Félix de Azúa Comella (Barcelona, 30 de abril de 1944)

17


Breve conversación con Dios Alguno que otro día me amanece el deseo de invitarte un café, de abrazarme a la certeza con la que me nombraste para siempre. Quiero escuchar como respira en vos el universo y descubrirme en el milagro sin edad de tus pupilas. Días en los que necesito darte gracias por lo que me concediste infinito, por la posibilidad de hacer y re-inventar cada trozo de vida a mi propia semejanza o a la tuya, Por la angustia y la fe en lo que anhelo, por la alegría simple de los frutos. Vos sabes que este amor mío renegó tanto de nombrarte. Se ufanó de sí mismo, evadiendo el diálogo cara a cara, refugiándose en tu sustancia, cumpliéndote en los principios pero sin la humildad serena de aceptarte. ¿De qué he huido? Si todo rumbo me devolvió tu aliento; si toda libertad sin vos siempre fue cárcel. Aquí estoy otra vez, como emergiendo del útero materno: confiándote mi vida, abandonándome a tu ímpetu despertando a tu amor fundiéndome en tu nombre. Guillermo Carnero Arbat (Valencia, 1947)

18


Poesía Actual Andaluz No me di cuenta al principio, me fijé después porque le hablabas. Y se iba y volvía, llevando cosas, sonriéndote, con gracia desusada... Vi entonces sus bellos ojos negros, sobre la piel oscura, y la sonrisa, que mostraba los dientes como flores blancas. Y empecé a pensar: ¡Qué dulce aquello...! Y daba vueltas por ese cuerpo justo, oscuro, fino y joven: como silvestres cañas. Y oía la voz al responderte, alada, cantarina, inconsciente en su magia. Después, ya abajo, en la soleada plaza, pensé en los garzos ojos negros, y me vi enamorado de un acento del sur: Vivo, grácil, musical. Igual que quien hablaba. Luis Antonio de Villena (Madrid, 31 de octubre de 1951)

Cuarto Apoyar la frente enfebrecida en la nublada celosía del confesionario. Enumerar los inasibles recorridos de la serpiente. Buscar un nombre para hacer cada crimen discernible. Dibujar las noches; las llagas de las paredes encaladas en la oscuridad, brillando; los colibríes enzarzados, enredando sus lenguas de pistilo bajo los rígidos almidones de mis tocas. Apoyar la frente. Abandonarse. Sentir cómo el anillo que atenaza mi corazón, se me resbala por el pecho como un crisantemo decapitado. Virgo Potens (1994) Ana Rossetti (San Fernando, Cádiz; 15 de mayo de 1950)

19


¿Qué espero aún de la espiral del tiempo... ¿Qué espero aún de la espiral del tiempo, de esos cuernos epílogos que suenan en los bosques? ¿Quién atardece junto a mi corazón helado? Por el paisaje gris de mi memoria, cruzan arrieros sin retorno, pastores y alfareros olvidados, bardos ahogados en el miedo lacustre de sus propias leyendas. Solo estoy, en esta noche última, coronado de cierzo y flores muertas. Solo estoy, en esta noche última, como un toro de nieve que brama a las estrellas. Julio Alonso Llamazares (Vegamián, León; el 28 de marzo de 1955)

20


Poemas Propios El baloncesto me enseñó a soñar siendo una súper estrella, con una liga como la NBA. Me enseñó a llorar cuando fallaba el tiro final, pero más me dolía cuando no podía jugar. Me enseñó a creer más que nunca en mis amigos, me enseñó a festejar cuando ganamos un partido... El baloncesto me enseñó a ayudar al amigo que se lesiona. Me enseñó a valorar cada tiro en una zona. Me enseñó a tirarme por esa pelota perdida. Me enseñó a levantarme tras esa lesión seguida... El baloncesto me enseñó la sensación de pasar el balón y levantar la mirada. Me enseñó a dedicar aquel triple la persona que quiero. Me enseñó a encarar y respetar mis instintos... El baloncesto me dio amigos, me regaló un mundo. Me formó un camino, me hizo valorar cada segundo (dentro y fuera de la cancha). El baloncesto me enseñó a perder y a tener revancha. Me enseñó que todo se puede, aunque queden 3 milésimas en cancha. Me enseñó a cuidar la pelota como a una amiga. Me enseñó a confiar y ver cómo la amistad y el coraje se combinan. Me enseñó a saltar más allá del tablero. Me hizo pensar y a luchar por lo que quiero... El baloncesto me enseñó que en la cancha nadie se suplanta, todos se complementan. Me enseñó que vale el esfuerzo... El baloncesto me enseño a luchar hasta el final, me enseñó a valorar cada vez que entro. Y a sufrir más que ellos si en un partido me ausento. Me enseñó a entregar todo en un partido con la mente helada y el corazón encendido. Me enseñó a sacrificarme a darles confianza a los demás. Me enseñó a agradecer cada asistencia que me dan... El baloncesto me enseñó la satisfacción de sudar la camiseta. A matarme en defensa y soñar en una pirueta. Me enseñó a quererlo porque es parte de mí. Yo vivo el baloncesto porque el baloncesto me enseñó a vivir, Y porque para mí es más que solo un juego.

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable, Para los temerosos, lo desconocido, Para los valientes es la oportunidad.

21


Os cuento lo que hace la vida tan interesante, la teoría de la evolución afirma que solo los fuertes sobreviven, pero la teoría de la competición dice: Por el simple hecho de que sean más fuertes, no significa que no se les pueda derrotar, asique cualquier don nadie que haya tenido la oportunidad te va a decir esto: El otro puede ser el favorito, las probabilidades pueden estar en tu contra, de acuerdo, pero lo que las probabilidades no saben; es que, esto no es un examen de matemáticas, se trata de un tipo de prueba totalmente distinta, una donde la pasión tiene una forma curiosa de vencer a la lógica, asique, antes de que te rindas, antes de que suene el silbato y el reloj comience a correr, recuerda que aquí los resultados no siempre se suman, no importa lo que digan las estadísticas, o lo que los expertos piensen o lo que los comentaristas puedan haber pronosticado, asique no te sorprendas si alguien decide darle la vuelta al guion y renuncia a rendirse y de pronto como dice el refrán, todos tenemos nuestra oportunidad.

22


Bibliografía Wikipedia www.wikipedia.org Poesías www.poesi.as A media voz www.amediavoz.com

23


Recopilacion de poesias