Issuu on Google+

Entrevista a Jorge Angel Clavero, Gran Maestre de la Masonería Argentina

"Los masones tenemos que ser tanto modelo adentro de la logia, como también afuera" Por Javier Plaza y Diego Comba

En una oficina, sobre la calle Necochea, cerca del corredor nocturno de la peatonal Balcarce, un hombre de unos setenta años se recuesta con comodidad en su sillón y sonríe ante la mirada de sus interlocutores y una taza de café recién hecho. El hombre no es cualquier hombre, es El Gran Maestre de La Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones. Jorge Clavero tiene el aspecto de un buen vecino de barrio, de un tío bondadoso que lo demuestra con buenos regalos para las fiestas y los cumpleaños y se expresa como tal; lo que genera confianza nos aleja del "tenebroso mito conspirativo y oscuro de las sociedades secretas del siglo XVIII". Es despachante de aduana, militante político desde su juventud, hincha de Boca, con un matrimonio de casi cuarenta años y veintiocho en la masonería, hace un relato de su vida con pasión y satisfacción de quien ha tenido la vida bastante parecida a lo que planeó en un sus años mozos. Según él, su formación masónica fue preponderante en ese resultado que obtuvo. El Gran Maestre llegó a Salta por dos razones. Una tiene que ver con cuestiones administrativas internas (instalación de autoridades de una nueva Logia, la 5ta en la ciudad, donde además funciona una logia no regular de mujeres) y por la reunión de "Hermanamiento" entre la Logia América sin Fronteras de Salta y la Logia Espíritu Libre, de Antofagaste, Chile, desde donde vinieron algunos de sus miembros acompañados por representantes de otra logia de la misma provincia, la Logia Pokret, en total visitaron Salta unos 20 masones, y algunos acompañados por sus esposas. A esta reunión de hermanamiento asistieron además los representantes de las otras 4 logias que trabajan en Salta, además de un salteño que vive en Buenos Aires y vino para la ocasión en representación de su logia.


Periodistas: Queremos saber cuántas veces en éstos últimos años pasó por estas circunstancias, porque la masonería, en América, se maneja con estos lazos. O sea que la historia política nuestra y la de nuestras sociedades se tejió a través de este tipo de hermanamientos entre logias de diferentes países. Nos puede decir cuántas veces se dio en estos años y cómo se bien la reformulación de la masonería de este último tiempo. Jorge Clavero: La masonería es una gran fraternidad universal. La masonería como institución tiene distintos centros de unión entre los hombres, que tienen características nacionales, como por ejemplo la masonería argentina está imbuida de la impronta que tiene nuestro pueblo, la uruguaya también, la chilena también, entonces, la masonería como institución, como centro de unión universal tiene que tender a hacer confluir todas esas modalidades, esas costumbres en una institución, como la nuestra, y de al lí que viene es to del hermanamiento entre las logias. Las logias son los centros que tiene cada masonería para reunirse, es el núcleo primario. Entonces, logias argentinas, que trabajan de una determinada manera de acuerdo a un patrón universal, pero de una manera diferente, por las costumbres que tenemos a los que viven en otros países, hace que nos juntemos los masones, que si bien pensamos distinto, y que podamos tener un lugar común de reunión para intercambiar las ideas y la manera de ver y la mirada de los distintos problemas que son atinentes a nosotros. P: Hablamos entonces de derrumbar las fronteras de los países y trabajar, como es el nombre de una logia de Salta, por una América sin Fronteras. J.C.: Justamente, y la masonería nos da las herramientas para eso, porque tenemos una base común que es universal, pero no podemos dejar de ver que cada masonería tiene su impronta, porque los pueblos son distintos, pero ahí está el valor tan grande que tiene nuestra institución, la masonería, que es la de poder unirnos, sentarnos al lado, y con el respeto a esos valores que cultivamos, con ese instituto fundamental que tenemos, que es la tolerancia, sabemos dejar que hable al que tenemos al lado, que hable el que está del otro lado, y que entre todos busquemos la verdad. P: En los últimos años se dieron muchos hermanamientos? J.C.: Se vienen dando hermanamientos en todo el país. Nosotros tenemos hermanamientos con logias de Uruguay, con logias de Paraguay, con logias de Brasil, acá en Salta que están trabajando con Bolivia y con Chile. El hermanamiento es algo natural que va desprendiéndose de ese instinto que tienen los masones de juntarse con los demás para seguir debatiendo los problemas que la sociedad nos va poniendo por delante. No olvidemos que nosotros somos una institución iniciática, pero por sobre todas las cosas es filosófica, filantrópica y progresista. Entonces, dentro de los cánones iniciáticos, que es lo que encierra todo, que es lo que hacemos adentro de los templos y por eso lo hacemos a puertas cerradas, donde no hay ventanas, donde nadie los ve, es allí donde internalizamos los valores de la masonería, pero después se los tenemos que dar a la sociedad, porque si no, no seríamos

masones completos, es decir: la parte esotérica, lo que aprendemos adentro del templo, lo tenemos que llevar a lo que nosotros llamamos la sociedad profana. ¿Cómo se lleva?, Se lleva a través de nuestra conducta, a través de nuestro accionar diario y según a donde nosotros militamos, yo lo hago en un partido político, otro en una sociedad vecinal, otro en una sociedad profesional, otro en su oficina o su lugar de trabajo, o en su familia. Por eso los masones tenemos que ser tanto modelo adentro de la logia, como también afuera, que es lo que dice el ritual, que nos dice expresamente que tenemos que conservar la misma conducta tanto adentro del templo como afuera de él. P: Qué nos puede contar de su vida personal, en su familia… J.C.: Soy un hombre que viene de la pampa húmeda de la Provincia de Buenos Aires, y a los 20 años me toca hacer el servicio militar en la marina, en 1964, y me tengo que ir a Buenos Aires y ahí me quedé a estudiar y a trabajar y luego me casé con una mujer de allí y me quedé a vivir. Pero soy un hombre que viene de la ciudad de Junin, con los problemas propios del provinciano que llega a la gran ciudad y está medio perdido, y ahí es donde comienza la búsqueda, porque uno cambia de sociedad y va haciendo nuevos amigos que son los que cursaban materias conmigo, después me hice socio de un club, comencé a trabajar y me acostumbré a la sociedad porteña, me ayudó mucho el que me gusta la política y en el barrio me metí en el comité de un partido tradicional al que yo ya estaba afiliado, y ahí seguí ganando amigos. Pero siempre estaba leyendo sobre masonería, no olvidemos que hace 50 años era difícil pertenecer a la masonería, porque al ser una institución abierta, laica librepensadora, con la sucesión de gobiernos militares, la última dictadura y todo, la masonería un poco se recluyó, se encerró en sus templos, entonces me costaba llegar, siempre buscaba libros o publicaciones sobre el tema y siempre me pregunté cómo entrar, hasta que encontré a un señor que militaba en el comité y me dice: "vos sos un muchacho callado, que te gusta leer y te voy a llevar a una institución que te va a gustar", y me da un folleto de la masonería y la solicitud; la cosa es que pasaron unos meses y este señor fallece y yo me quedo con el folleto, con la solicitud y sin padrino, y en aquel tiempo si no te llevaba alguien de la mano, a la masonería no se entraba, entonces yo pasaba por la sede durante varios días a diferentes horas y siempre estaba todo cerrado y me daba miedo tocar el timbre, y todo el tiempo de sucesiones entre golpes militares y democracias me agarraron afuera de la masonería, hasta que en 1983 vuelve la democracia y vuelvo al comité y ahí me encuentro a dos militantes que estaban hablando de masonería y me cruzo en la conversación y se quedaron medio helados y me preguntaron qué sabía yo, y les dije que yo había leído algo y que siempre quise entrar sin saber cómo se hacía, entonces nos fuimos a tomar un café y ellos me vincularon con otros y otro me dio la solicitud y me hizo entrar y tuve la gran suerte que al ingresar entro en otra logia donde caí muy bien porque es una logia muy comprometida con la política y con las cuestiones profanas que hacen al ciudadano, que es la


Logia Sol de Mayo Nº8, que es la primer logia que se constituJ.C.: Yo creo que la masonería tiene las herramientas ye después de las 7 primeras, porque la Gran Logia de la Ar- como para adaptarse a las distintas épocas, la masonería es gentina institucionalmente nace con 7 logias, luego de que la una escuela de vida: la parte filosófica la hacemos adentro de Gran Logia de Uruguay le da la carta patente y después se nuestros templos, en lo que comúnmente les llamamos talleempiezan a crear las demás logias. res de ideas; la filantropía se nos enseña también adentro de Mi logia madre es la primera luego de esas 7 y se funda los templos, a ser solidarios con el prójimo, y lo que tiene que en 1858, y ahí empecé a hacer la carrera, y por otro lado hacer el masón es luchar por el progreso, y para eso se tiene estaba haciendo carrera política afuera y va de suyo que hay que adecuar a las distintas épocas. que hacer política adentro de la masonería, y fui Venerable Hoy no podemos trabajar adentro de los templos con Maestro en 1993, 1994 y 1995 y de ahí ya me pulos cánones de 300 años atrás, hoy se trabaja dissieron en la Comisión de Disciplina, fui Gran Consetinto, y hay que adecuar los tiempos también: no jero, Gran Orador Adjunto, Gran Secretario y en "La informa- podemos tener a un aprendiz, como en la época 1999 fui Gran Secretario hasta el 2005, y hasta 2008 ción llega en pitagórica donde había que dejarlo 7 años sentado fui Pro Gran Maestre, o sea vicepresidente de la en silencio para poder ascenderlo, hoy los tiempos masonería y desde ese año soy Gran Maestre con el momento cambiaron, la gente viene con otra conformación. un equipo de algunos hermanos que me quisieron y hay que Antes había que formar a los que venían a la masoacompañar, pero todo esto es porque a uno le gusnería, hoy ya vienen con una formación superior, ta hacer lo que hace, no es que uno toma los car- tenerla en el entonces el masón, y mucho más el dirigente magos como si fuera una carga, a mi me gusta la mamomento" són, tiene que estar preparado para los cambios, y sonería y me gusta trabajar para ella, es ese insdebe adecuarse a los cambios y por supuesto que tinto superador que tiene todo ser humano. hay que adecuarse a la tecnología. P: Claro, todo con el afán de construir… Yo por ejemplo, que me acuesto tarde, después de reJ.C.: Claro, porque el masón es el verdadevisar los mails que llegaron del día, me leo todos ro constructor. Antiguamente éramos constructo- "La masone- los diarios y me voy a dormir. res operativos que poníamos piedra sobre piedra, P: Ahora te vas a dormir informado y anría es una tes te informabas después, como hijos de la ilustración comenzamos al despertar a hacer el templo del ser humano, el templo de la J.C.: Exactamente, antes se leía el diario en institución humanidad y hoy nos dedicamos a eso, entonces desayuno para tener alguna información, ahora humana que el seguimos trabajando. Hay un equipo de gente que la información llega en el momento y hay que teme acompaña, me gusta lo que hago, estoy contiene sus nerla en el momento, y la masonería tiene que tetento con mi trabajo, mi familia está contenta… esa habilidad, de adecuar la masonería a los herramien- ner P: Cuéntenos sobre su familia tiempos, porque es filosófica, filantrópica y progreJ.C.: El año que viene cumplo 40 años de tas, y en el sista. casado, ¡siempre con la misma!. Cuando me casé Entonces, filosóficamente trabajamos en los buen uso de templos, tenía 29 años, era un militante político y estábamos filantrópicamente también, y la asignatuen plena pelea política entre Balbín y Perón y me ella está su ra pendiente es qué hacemos con y por el progreestaba casando en ese momento, y ahí le dije a la Hay algunos que me dicen que el Gran Maestre grandeza" so. que hoy es mi esposa que me gusta la política y eso no puede dar declaraciones en los medios, pero es inversión en tiempo, porque la política en eseneso pasaba en 1717 cuando no había periodistas y cia es tiempo más información, y el que más trabaja llega, cuando los periodistas no venían a la masonería a preguntarle siempre que esté imbuido de buenos ideales por supuesto, y al Gran Maestre, cuando esto era una cosa oculta, encerrada ella me acompañó un par de veces, comprendió lo y se la vinculaba con los círculos de poder. Hoy la que hacía y así seguimos juntos hasta hoy, o sea "La masone- masonería es más abierta, además los masones que siempre en el matrimonio tuve libertad y tuve tenemos que mostrarnos como somos para darle ría es un la suerte que mi mujer también independiente, y aceptación social a la masonería, entonces la genen la masonería seguí igual. reservorio te tiene que ver que los masones, y mucho más el Hasta que vino lo del 2001 cuando la política Gran Maestre, son hombres de familia, que manmoral" entraba en banca rota y estaba peleada la dirigencia dan a sus hijos al colegio, que trabajan todos los con la sociedad, con el famoso que se vayan todos, días, que pagan sus impuestos y son buenos ciuday fui dejando de lado la política partidaria y decidí dedicarme danos. todo el tiempo a la construcción masónica. Yo desde el año P: Cómo es un domingo de Jorge Clavero 1999 voy todos los días a la masonería: salgo de mi oficina a J.C.: Yo ahora estoy trabajando mucho y todos los fines las 17, voy a casa, me tomo unos mates con mi esposa, me de semana salimos al interior, porque me gusta visitar mucho pongo el traje y me voy a la masonería hasta la hora que sea las logias del interior, porque le tenemos que dar alicientes a necesario. las provincias para que haya mucha masonería: uno de los P: Pero usted hace cosa de seres humanos… cánones fundamentales de nuestros 33 puntos cuando asumiJ.C.: Y bueno, ahí está… (risas) mos era aumentar la masa crítica, entonces la visita del Gran P: El masón tiene una realización progresiva, hay Maestre ayuda a los hermanos de las distintas provincias para un proceso de formación que tiene sus tiempos, y hoy parece que sigan trabajando. que eso es antagónico con el ritmo de vida, sobre todo con el Yo tengo la obligación de visitar constantemente las disritmo que imprimió internet y las redes sociales, donde la no- tintas logias de las provincias, entonces ahora un domingo ticia viaja en tiempo real y es como que hay un tiempo que difícilmente estoy en casa, pero cuando estoy en Buenos Aires atenta contra los procesos. Entonces cómo se adapta la ma- me gusta estar en casa. sonería en general y usted en particular a estos procesos? P: Le gusta el futbol?


J.C.: Me tuve que ir del hotel así que no puede ver cas se llevan bien dentro de la masonería? Que hay alguna Velez-Santos, pero estoy tranquilo porque Boca ganó. Pero magia en la masonería? miren lo sabía que es la masonería: cuando vos llegas hasta J.C.: No, no hay magia en la masonería. La masonería maestro los mandiles son rojos con blanco, pero cuando lle- es una institución humana que tiene sus herramientas, y en el gas a los altos grados los mandiles son azules y amarillos buen uso de ella está su grandeza. Nosotros somos herederos (risas de todos los presentes) de los viejos constructores, entonces nuestras herramientas P: Dijimos que la masonería derrumba las fron- son aquellas de la construcción: tenemos la escuadra, el cinteras de los países, pero a la vuelta de ella hay una cel, la llana o trulla para alisar paredes, y otros. serie de mitos. Esto de atender a los medios y viaEsos instrumentos tuvieron un significado operatijar mucho al interior es una forma de derribar esos "Como hijos vo que sirvieron para medir la rectitud de las paremitos? de la ilustra- des, los ángulos con el compás, etc. J.C.: Justamente. Cuando con el equipo lleComo hijos de la ilustración que nos dedicagamos a nuestros cargos dijimos que la masonería ción comen- mos a construir el templo interior del ser humano, estaba un poco adormecida y sus cimientos un poco zamos a ha- esas herramientas hoy tienen un valor simbólico anquilosados, entonces sobre ellos tenemos que moral, entonces el presidente de la logia tiene una reconstruir, no hacer una nueva masonería, pero cer el templo escuadra porque es el que nos indica que tenemos nosotros la tenemos que adecuar a los tiempos y del ser hu- que tener rectitud en la vida, o sea que para lo que me parece que la realidad nos está dando la razón, sería la escuadra hoy la usamos como un valor simmano" porque la prensa nos recibió muy bien y hay muy bólico moral. El compás nos indica la esfera de nuespoca prensa que nos ataca como antes. tros derechos, y no nos debemos salir de allí porAntes pasaba esto de que el Gran Maestre salía en al- que afectamos los derechos de los demás. La llana o trulla, gún medio con fotos oscuras y títulos que decían, por ejemplo, que sirve para alisar las paredes es la que nos enseña que "El poder oculto de la Masonería" y la gente común cuando las bajas pasiones nos salen de adentro, miraba eso y decía que para ser masón hay que tenemos que usar esa herramienta para bajar los pertenecer a alguna clase social determinada, ha- "La masone- decibeles. Y con la ayuda de ese instituto que tenebrá que tener plata y no se animaban a entrar. que es fundamental en la masonería, que es ría es una mos, Hoy la masonería está a la altura del ciudala tolerancia, podemos dialogar adentro de la loescuela de gia. dano común, de ese buen ciudadano que se quiere elevar moral, espiritual e intelectualmente. Esa perEntonces esa es la grandeza de nuestra insvida" sona mira el modelo nuevo de la masonería y dice: titución, que nos permite trabajar con el que está "pero si son como yo". sentado al lado, que piensa distinto, que tiene una Yo leo que llegan los mails de gente que quiere ingresar educación distinta, una carrera diferente, y esa es la grandeza y en la solicitud hay una pregunta que dice "motivo por el cual de la masonería que la hace una escuela de vida. desea ingresar" y veo que hay muchos que ponen Por supuesto que la masonería no se basa frases que yo digo, entonces veo que el discurso "La masone- en dogmas, no somos corderitos que seguimos tal está entrando en la ciudadanía y queremos seguir o cual cosa, nosotros forjamos ese viejo ideal de la ría tiene que fraternidad y se nos dan las herramientas y entre por este camino. Después está la aceptación social de la ma- estar siemtodos los hermanos me ayudan a formarme, pero sonería. Hay masones que no le dicen a otros que me tengo que formar yo, se tiene que formar cada lo son porque hay como un miedo de que los maso- pre por en- uno a su criterio. Y no es que, por ejemplo, yo, que nes están mal conceptuados en la sociedad, o sea el Gran Maestre estoy ya formado, yo soy el cima y de- soy que pertenecer a una determinada religión está bien eterno aprendiz que tengo que seguir a la piedra y y lo podés decir a vos en cuello y orgullosamente, lante de los al cincel y sigo aprendiendo de mis hermanos, porpero si yo digo que pertenezco a una logia masónica problemas" que en dos años termina mi mandato y vuelvo a mi me miran y tal vez no me comprendan. En mi caso logia, me pongo el mandil colorado a seguir dándopor ejemplo, que tengo casi 28 con una militancia le a la piedra. activa dentro de la masonería, a mi esposa le preguntaban Pero ese es el sentido que tiene la masonería, porque porque su marido salía todos los días de noche y de traje y me nosotros nos ayudamos para forjarnos nosotros, no es que esposa tuvo que mentir, por qué hay que mentir?, porque voy vamos atrás, por eso somos una institución librepensadora, a hacer una cosa mala?, no, entonces tenemos que lograr donde nos tenemos que formar como librepensadores y aprenmostrarnos como somos los masones, que somos buenas per- demos a pensar libremente, no hay un masón universal al cual sonas, padres de familia, buenos ciudadanos, trabajadores, y le debemos pleitesías, nosotros tenemos absoluta libertad de mostramos resultados. conciencia, porque hay un instinto superador que tiene el ser Somos la sociedad, defendemos la institución de la fa- humano de hacer el bien, cada uno a su manera, pero todos milia, porque si no pareciera que los únicos que defienden la de acuerdo al ideal común de la fraternidad, que es el fin familia es la iglesia católica. Nosotros no defendemos la fami- último de la masonería: hacer mejores hombres, más lleno de lia?, todos tenemos una familia bien formada. Por qué siem- virtudes para que sean mejores ciudadanos, y si somos mejopre somos los malos?, entonces nos tenemos que mostrar en res ciudadanos vamos a mejorar la calidad de vida de los paíla sociedad. Por eso dijimos hace 4 años que tenemos que ses. poner en valor comunicacional a la masonería y tal es así que Menuda tarea tiene la masonería, y ahí está el éxito de siempre está viniendo el periodismo a entrevistar al Gran esta institución que tiene milenios y nunca decae, porque es Maestre. una tarea constante, porque tiene que estar siempre por enciP: Por qué judíos, católicos, protestantes, evan- ma y delante de los problemas, porque las sociedades son gelistas y gente de todas las religiones o agrupaciones políti- cambiantes y nos van trayendo diferentes problemas que te-


nemos que solucionar. En 1700 los masones éramos los constructores en toda Europa, pero el arte de la construcción fue decayendo, evoluciona la cultura, evoluciona la civilización, el mito del cristianismo fue decayendo y el hombre fue creciendo intelectualmente, aparecieron las escuelas filosóficas y de allí aparece la ilustración donde se dijo que se va a dejar desarrollar solo al ser humano, que tiene su potencialidad interior y allí aparece la masonería y deciden dejar de construir piedra sobre piedra para cambiar y ayudar al ser humano a construir su templo interior, y de allí que somos aceptados, porque comenzaron a entrar en la masonería filósofos, poetas, literatos, médicos, científicos, hombres de letras y hombres de todas las religiones porque se universaliza; y somos libres, pero somos libres de todo dogmati smo, somos librepensadores. Por eso, tomando ese ejemplo, los masones tenemos que ir resolviendo los problemas que la sociedad nos pone por delante. P: Cuáles son los desafíos hoy? J.C.: Por ejemplo, yo que llegué a Gran Maestre y tengo que representar a la masonería argentina en las reuniones masónicas internacionales, donde nos reunimos para discutir los temas en común que tenemos como una gran institución humana, pero además discutimos los grandes problemas mundiales y justamente llevé una posición a la última reunión, que fue en Cartagena de Indias, que fue muy debatida y no salí muy bien parado, que fue sobre cuestiones pendientes como que tenemos que resolver, no hoy o mañana, pero los ponemos en discusión para que en algún momento se resuelvan. El trabajo de la masonería argentina se llama "Discriminaciones actuales de la masonería", claro que esto es dentro de un ámbito reservado para grandes maestres, y son 2 cuestiones que en argentina una tenemos resueltas y la otra nos llevará algún tiempo: homosexualidad y mujer. El debate sobre si el homosexual puede o no ingresar a la masonería, y para mi la condición sexual no es privativa: ¿qué tiene que ver la preferencia sexual con la capacidad para el librepensamiento?. Nosotros somos una entidad laica y librepensadora y, a mí, qué me importa lo que alguien haga adentro de 4 paredes en su vida privada. P: Basado en esas discusiones. Cuál cree que es su aporte en la conducción? J.C.: Yo a los problemas los pongo arriba de la mesa, porque los masones siempre estuvimos por encima y delante de todas las reformas sociales. Dijimos que en 1717 nos dimos cuenta que el mundo cambiaba y cambiamos los masones, pero los ideales siguieron impolutos, los principios no se cambiaron. P: Cuantos guardaespaldas tiene Jorge Clavero J.C.: (Risas) Tengo un secretario y camino tranquilo por la calle. P: Porque se escuchó decir que para llegar a la

masonería y ser gran maestre tiene como 10 guardaespaldas, nunca sale solo. J.C.: El Gran Maestre es un hombre común que tiene su trabajo, que tiene su familia. P: Usted se vuelve a Buenos Aires en avión y no en una alfombra mágica entonces J.C.: ¡Exactamente! (risas) P: Habla con el más allá? J.C.: ¡Ojala pudiera! P: Se comen niños dentro de la masonería? J.C.: No se comen niños, no se hacen cuestiones satánicas como dicen también... Y el aporte que podemos hacer es poner los problemas en la mesa, discutirlos, resolverlos y obrar en consecuencia. Por ejemplo en la masonería argentina el problema de la homosexualidad no es problema, ellos ingresan y trabajan al lado de heterosexuales sin inconvenientes. Hay otras masonerías que dicen con orgullo que están libres de homosexuales, pero para nosotros eso está resuelto. Y el otro tema es el de la mujer, y esa es una asignatura pendiente que tiene la masonería. Yo no digo que mañana las mujeres tienen que estar sentadas con nosotros adentro de la logia porque es una situación compleja, es una institución iniciática, pero estos problemas tenemos que resolverlos, y los resolvemos poniendo el problema sobre la mesa y discutiéndolo con la altura con que nosotros discutimos las cosas, pero tenemos que hablar de esto. La mujer es presidenta, primer ministro, dirige compañías multinacionales y nosotros a la mujer la tenemos afuera de los templos y la realidad nos puede pasar por arriba. Ahora estamos hablando con los rectores de las universidades nacionales para la apertura de las cátedras de librepensamiento, y ya conseguimos en La Plata, en Buenos Aires, estamos por firmar convenio con una universidad de La Matanza y con la nueva universidad de Avellaneda y en el interior nos estamos metiendo en las universidades. Tenemos que sacar a la masonería a la sociedad para darle aceptación, para que nadie tenga que mentir y todos puedan decir que son masones sin ningún temor. Y en estos 4 años que salimos a la sociedad hay que ver lo bien que nos recibieron: Por ejemplo, yo hace 35 años que trabajo en el mismo lugar y en 26 años mis compañeros de trabajo no sabía que yo soy masón y se enteraron cuando un día el portero me vio en el diario y estaba todo el mundo contento, o sea que a mí me recibieron bien por ser masón. Y porque no tenemos de qué escondernos porque no hacemos nada de malo es que vamos a las universidades y hablamos con los jóvenes, yo soy un convencido que la gente no ingresa a la masonería porque no la conoce. Hoy, en este mundo, la masonería es un reservorio moral y así el ciudadano que nos conoce nos toma, por eso no hay que tener miedo de pertenecer a la masonería.


Entrevista a Jorge Clavero