Page 1

KRISIALDIAREN IRTEERARI BEGIRA HACIA LA SALIDA DE LA CRISIS XXI. Enpresaburu Topaketa XXI Encuentro Empresarial ELKARGI, E.G.E.ren Bazkideen Batzar Nagusia • 2010eko apirila Junta General de Socios de ELKARGI, S.G.R. • Abril 2010

CLAVES PARA EL PROCESO DE SALIDA DE LA CRISIS Ángel Gurría CRISIS ECONÓMICA: RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN IBEROAMÉRICA Enrique Iglesias EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, CON O SIN NOSOTROS Josu Jon Imaz Moderador: Pedro Luis Uriarte


KRISIALDIAREN IRTEERARI BEGIRA HACIA LA SALIDA DE LA CRISIS XXI. Enpresaburu Topaketa XXI Encuentro Empresarial ELKARGI, E.G.E.ren Bazkideen Batzar Nagusia • 2010eko apirila Junta General de Socios de ELKARGI, S.G.R. • Abril 2010

CLAVES PARA EL PROCESO DE SALIDA DE LA CRISIS Ángel Gurría CRISIS ECONÓMICA: RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN IBEROAMÉRICA Enrique Iglesias EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, CON O SIN NOSOTROS Josu Jon Imaz Moderador: Pedro Luis Uriarte


© ELKARGI, S.G.R. Galarazita dago argitalpen honen atal bat edo lan osoa erreproduzitzea. Quedan reservados todos los derechos de reproducción parcial o total de esta publicación.

Edita:

ELKARGI, S.G.R. Paseo Mikeletegi, 50 20009 DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN

Maquetación: JJK Publizitatea Imprime: Elkar-mccgraphics Depósito Legal: BI-1469-010


AURKIBIDEA ÍNDICE

Pág.

Presentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Jesús Alberdi, Consejero Delegado de ELKARGI, S.G.R.

7

Programa del XXI Encuentro Empresarial de ELKARGI, S.G.R. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

13

Memoria gráfica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

17

Saludo de bienvenida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Victoriano Susperregui, Presidente de ELKARGI, S.G.R.

33

Introducción al Encuentro Empresarial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pedro Luis Uriarte, Presidente Ejecutivo de Economía, Empresa, Estrategia

37

CLAVES PARA EL PROCESO DE SALIDA DE LA CRISIS Ángel Gurría, Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

45

..........

CRISIS ECONÓMICA: RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN IBEROAMÉRICA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano y ex-Presidente del BID, Banco Interamericano de Desarrollo EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, CON O SIN NOSOTROS Josu Jon Imaz, Presidente de Petronor y del Cluster de la Energía

.......

59

73


Jesús Alberdi Consejero Delegado de ELKARGI, S.G.R.

AURKEZPENA PRESENTACIÓN

7


AURKEZPENA

2009. urte benetan zailaren ondoren, aparteko testuinguru ekonomiko eta finantzarioan (jarduera ekonomikoaren ia parametro guztiek izan duten narriadura kezkagarri bezain bizkorraren ondorio), badirudi mendebaldeko ekonomia nagusiak atzeraldi ekonomikotik irteten ari direla eta nazioarteko erakunde ekonomikoak, duela urtebete gertatzen zenaren alderantziz, aurreikuspenak gorantz berrikusten ari direla. Nolanahi ere, ziurgabetasunak bere horretan dirau. Izan ere, herrialde garatuetan oraindik zalantza ugari daude finkatze-itxaropenari dagokionez, uste baitute langabezia handia, kontu publikoetan dauden desoreka historikoak eta sektore pribatuaren palanka-efektu oraindik gehiegizkoa ez direla esparru hoberena gorabeherarik gabeko susperraldirako, egunez egun ikusten ari garenez. Hau da, krisialdiaren irteera motela eta luzea izango da, eta desberdina herrialdearen arabera. Zalantzazko agertoki ekonomiko-finantzario horren inguruan garatu zen gure Enpresaburuen Topaketaren XXI. edizioa, “Krisialdiaren irteerari begira” izenburupean. Horregatik, berriro ere, ekonomiaren, finantzen eta enpresaren esparruko hiru pertsona ospetsuren parte-hartzea izan dugu; hots: Ángel Gurría, ELGAko idazkari nagusia; Enrique Iglesias, Iberoamerikako idazkari nagusia eta Banco Interamericano de Desarrollo-ko (BID) lehendakari ohia; eta Josu Jon Imaz, Petronor-eko eta Euskal Energia Klusterreko lehendakaria. 900etik gora enpresaburu, zuzendari eta profesional izan ziren hiru hizlarien esku-hartze interesgarrien lekuko, eta Economía, Empresa y Estrategia S.L.ko Lehendakari Exekutibo Pedro Luis Uriarte aritu zen moderatzaile gisa maisutasunez. Lehen esku-hartzean, Ángel Gurría ELGA Ekonomia Lankidetza eta Garapenerako Antolakundeko idazkari nagusiaren hitzetan, “arrazoizko normaltasunera iristeko, bost, sei edo zazpi urte beharko dira”; izan ere, aurki datorren aldian ELGAko herrialdeek “hazkunde txikia, langabezia handia eta defizit handia” izango baitute. Era berean, Topaketaz baliatuz, iragarri zuen aurki Euskadira ELGAko ordezkari batzuk etorriko direla “euskal berrikuntzaren jatorriari, ezarpenari eta garapenari buruzko txosten bat” egiteko asmoarekin. Txostena datorren urtean aurkeztuko da.

9


Enrique Iglesias Iberoamerikako idazkari nagusiak nabarmendu zuen Latinoamerika garai ekonomiko “positiboan” sartzen ari dela, “ondo administratutako makroekonomia” bati esker. Iglesiasen iritzian, Iberoamerika “arazoaren parte izatetik konponbidearen parte izatera” pasatu da. Aukera historikoa du nazioarteko esparruan bere kokapena indartzeko. Hitza hartzen hirugarrena Josu Jon Imaz Petronor-eko lehendakaria izan zen. Euskal gizartea ezarrita dagoen “erosotasuna” alde batera uztearen alde agertu zen, “betiko balioak” berreskuratzeko, murgilduta gauden krisialditik atera ahal izateko. “Balio horiek erakutsiko digute bidea” erantsi zuen. Euskadik gizarte eta ekonomia gisa “indargune ugari ditu”, baina, gauzatzeko dituen eginkizunen artean dago “I+G+bko inbertsioa areagotzen jarraitzea”; izan ere, ikerketan, garapenean eta berrikuntzan inbertitzen dutenak “herrialde aberatsenak dira, eta unibertsitate hoberenak eta zientzialari hoberenak dituzte”. “Hobetzea, ametsak, ikuspegia... datozen belaunaldiei gizarte hobea utzi ahal izateko tresna gisa”. Liburu honetan (Enpresaburuen Topaketen gure bildumako 21.a da), aurten apirilaren 15ean antolatu dugun Topaketan parte hartu duten hizlarien mintzaldiak biltzen dira. Gainera, oraingoan Topaketa bat etorri da gure Sozietatea eratu izanaren 30. urteurrenaren ospakizunarekin. 1980ko apirilaren 16an sortu zenetik hiru hamarkada igaro ondoren, eta ekonomiaren, enpresaren eta finantzen krisialdi sakoneko egungo egoeran are gehiago, sarrera labur hau amaitu aurretik gogorarazi nahi dut ELKARGI, E.G.E.k, etorkizunari aurre egiteko, bere balioa eta kaudimena babestera bideratzen duela bere kudeaketa, horregatik enpresen beharrei erantzuteari utzi gabe, 30 urteotan erakutsi duen bezalaxe. Eta bide horrek emango du aukera ELKARGI, E.G.E.rentzat etorkizun sendoa eta arrakastatsua lortzeko, Administrazioarekiko eta kreditu-erakundeekiko lankidetza emankor eta positiboarekin batera, haren ibilbide arrakastatsuan nagusitu den lankidetzarekin, hain zuzen.

Donostia, 2010eko maiatza JESUS ALBERDI AREIZAGA ELKARGI, E.G.E.ko Kontseilari Ordezkaria

10


PRESENTACIÓN

Después de un 2009 verdaderamente difícil y complicado, con un contexto económico y financiero realmente extraordinario, fruto del deterioro tan alarmante como vertiginoso de casi todos los parámetros de la actividad económica, parece que las principales economías occidentales están saliendo de la recesión económica y que, los organismos económicos internacionales, al revés de lo que ocurría hace un año, revisan sus previsiones al alza. No obstante, las incertidumbres permanecen latentes ya que subsisten muchas dudas sobre la perspectiva de consolidación en los países desarrollados, al entender que los elevados niveles de desempleo, los desequilibrios históricos en las cuentas públicas, y el todavía excesivo apalancamiento del sector privado, no constituyen el mejor marco para una recuperación sin contratiempos, tal y como podemos comprobar día sí y día también. Es decir la salida de esta crisis va a ser lenta y larga, y desigual según los países. Sobre este incierto escenario económico-financiero se desarrolló, en su XXI edición, nuestro Encuentro Empresarial, bajo el título “Hacia la salida de la crisis”. Para ello, una vez más, contamos con la participación de tres relevantes personalidades del campo económico, financiero y empresarial como son: Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano y ex-Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como con Josu Jon Imaz, Presidente de Petronor y del Cluster vasco de la Energía. Más de 900 empresarios, directivos y profesionales, fueron testigos de las interesantes intervenciones de los tres ponentes, moderados con maestría por Pedro Luis Uriarte, Presidente Ejecutivo de Economía, Empresa y Estrategia S.L. Durante la primera de las intervenciones, el Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, Ángel Gurría, hablaba de “cinco, seis o siete años para volver a una normalidad razonable” ya que estamos ante un período próximo en el que los Países de la OCDE “experimentarán bajo crecimiento, alto desempleo y alto déficit”. Del mismo modo, aprovechaba el Encuentro para anunciar la próxima visita a Euskadi de una Delegación de la OCDE al objeto de “elaborar un Informe sobre el origen, la implantación y el desarrollo de la innovación vasca” que se presentará el próximo año.

11


Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano, subrayó el período económico “positivo” en el que está entrando América Latina, gracias a “una macroeconomía bien administrada”. En opinión de Iglesias, Iberoamérica ha pasado “de ser parte del problema a convertirse en parte de la solución”. Una oportunidad histórica para reforzar su posición en el concierto internacional. El tercero en tomar la palabra fue el Presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, quien abogó por abandonar la “comodidad” en la que está establecida la sociedad vasca para recuperar “los valores de siempre” como método para salir de la crisis en la que estamos; “son los que nos enseñarán el camino” añadía. Euskadi, como sociedad y economía, tiene “muchas fortalezas” pero entre sus tareas pendientes está en seguir “incrementando su inversión en I+D+i” porque los que invierten en investigación, desarrollo e innovación “son los países más ricos, tienen las mejores universidades y cuentan con los mejores científicos”. “Superación, sueños, visión… como herramientas para poder dejar una sociedad mejor” a las generaciones futuras. Este libro, el número 21 de nuestra colección Encuentros Empresariales, recoge las intervenciones de los ponentes en el mencionado Encuentro que este año, organizamos el pasado 15 de abril, coincidiendo en esta ocasión, con la celebración del 30 aniversario de la constitución de nuestra Sociedad. Después de tres décadas desde su nacimiento el 16 de abril de 1980 y más aún en las actuales circunstancias de profunda crisis económica, empresarial y financiera, no quisiera terminar esta breve introducción sin recordar que ELKARGI, S.G.R., afronta su futuro orientando su gestión a la salvaguarda de su valor y solvencia, sin dejar por ello de dar respuesta a las necesidades financieras de las Pymes, tal y como lo ha hecho a lo largo de estos 30 años. Y será el camino en esa dirección, junto a una colaboración fructífera y positiva con la Administración y las entidades de crédito, las mismas que han prevalecido durante su exitosa trayectoria, los que harán posible un futuro sólido y exitoso para ELKARGI, S.G.R.

Donostia - San Sebastián, mayo de 2010 JESUS ALBERDI AREIZAGA Consejero Delegado de ELKARGI, S.G.R.

12


ELKARGI, E.G.E.ren XXI. ENPRESABURUEN TOPAKETAREN EGITARAUA PROGRAMA DEL XXI ENCUENTRO EMPRESARIAL DE ELKARGI, S.G.R.

13


KRISIALDIAREN IRTEERARI BEGIRA HACIA LA SALIDA DE LA CRISIS

ÁNGEL GURRÍA Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) CLAVES PARA EL PROCESO DE SALIDA DE LA CRISIS El Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) abordará el proceso de salida de la crisis, y las bases necesarias para ello, desde la visión y experiencia como máximo responsable de la principal organización para la cooperación y desarrollo económico internacional, cuyo objetivo es la coordinación de políticas económicas y sociales para maximizar el crecimiento y coadyuvar al desarrollo económico mundial. Ángel Gurría realizará una aproximación al proceso de salida de la crisis, tanto desde la perspectiva internacional como desde la aproximación a la realidad española.

ENRIQUE IGLESIAS Secretario General Iberoamericano y ex-Presidente del BID, Banco Interamericano de Desarrollo CRISIS ECONÓMICA: RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN IBEROAMÉRICA Enrique Iglesias es una de las figuras que brillan con luz propia en el firmamento iberoamericano. Profundo conocedor de la realidad económica y política de ese continente, el Secretario General Iberoamericano, y ex-Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), participará en el Encuentro Empresarial para dar a conocer su visión sobre la crisis económica y los riesgos y oportunidades que ofrece Iberoamérica. En definitiva, una visión general de la actual coyuntura global y regional, unida a algunas reflexiones sobre sus impactos en el futuro de la región. Crisis y cambio de paradigma serán por lo tanto los dos factores de análisis de un binomio que cada vez cobra mayor relevancia, y que nadie se puede permitir obviar.

15


JOSU JON IMAZ Presidente de Petronor y del Cluster de la Energía EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, CON O SIN NOSOTROS Josu Jon Imaz analizará “las transformaciones geopolíticas de los últimos años, y la irrupción de una sociedad en red. Desde la sociedad vasca debemos analizar adecuadamente como dar respuesta, desde nuestras fortalezas, a esas transformaciones y cambios geopolíticos y sociales, para poder seguir siendo competitivos y, lo que quizás es más importante: para que nuestros hijos e hijas puedan tener un porvenir en Euskadi. El mundo está cambiando, con o sin nosotros”.

PEDRO LUIS URIARTE Presidente Ejecutivo de Economía, Empresa, Estrategia MODERADOR Hoy nos toca reflexionar sobre una realidad más amable que, como señala ELKARGI, S.G.R. en el planteamiento de este Encuentro, se sitúa en la salida de la crisis. Han pasado 13 meses, hemos sufrido mucho, se han producido inmensas pérdidas de puestos de trabajo en todo el mundo, pero muy especialmente en España, la restricción crediticia que ha conllevado la misma ha sido excesiva y, como consecuencia de ello, hemos sido testigos privilegiados de las consecuencias de la crisis más intensa que ha experimentado la economía mundial desde la famosa Gran Depresión de los años 29.

16


MEMORIA GRAFIKOA MEMORIA GRテ:ICA

17


Rueda de prensa ofrecida a los medios de comunicación por Victoriano Susperregui, Presidente de ELKARGI, S.G.R. y Jesús Alberdi, Consejero Delegado de ELKARGI, S.G.R.

Una instantánea de la rueda de prensa.

19


Victoriano Susperregui, Presidente de ELKARGI, S.G.R. presentando su informe a la Junta General de Socios.

Jes煤s Alberdi, Consejero Delegado de ELKARGI, S.G.R., desglosa su Informe de Gesti贸n 2009 ante la Junta General de Socios.

21


Instantánea anterior al inicio del Encuentro Empresarial; de izquierda a derecha, Pedro Luis Uriarte, Ángel Gurría, Victoriano Susperregui, Jesús Alberdi, Enrique Iglesias y Josu Jon Imaz.

Ángel Gurría durante su intervención en el Encuentro Empresarial.

23


Enrique Iglesias, en el transcurso de su ponencia en el XXI Encuentro Empresarial.

Aspecto que ofrecía el Auditórium del Palacio Kursaal durante la celebración del Encuentro Empresarial de ELKARGI, S.G.R., que contó con la asistencia de más de 900 invitados.

25


De izquierda a derecha, los participantes en el Encuentro Empresarial: Pedro Luis Uriarte, Ángel Gurría, Victoriano Susperregui, Jesús Alberdi, Enrique Iglesias y Josu Jon Imaz.

Josu Jon Imaz se dirige a los asistentes en el transcurso de su ponencia “El mundo está cambiando, con o sin nosotros”.

27


El Diputado General de Gipuzkoa, los Consejeros de Economía e Industria del G. V., Guillermo de la Dehesa, los ponentes y los máximos responsables de ELKARGI, S.G.R. posan en una “foto de familia” a la conclusión del Encuentro Empresarial.

Intervención del Presidente de ELKARGI, S.G.R. durante el almuerzo-coloquio celebrado tras el Encuentro Empresarial.

29


Carlos Aguirre, Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, durante su intervención en almuerzo-coloquio celebrado tras el Encuentro Empresarial.

Panorámica del almuerzo-coloquio con 548 asistentes en el Palacio Kursaal de San Sebastián.

31


Victoriano Susperregui Presidente de ELKARGI, S.G.R.

ONGI ETORRI HITZAK SALUDO DE BIENVENIDA

33


SALUDO DE BIENVENIDA

Quiero dar la bienvenida y agradecer la asistencia a todas las personas que se acaban de incorporar a este Encuentro Empresarial que hemos organizado con motivo de nuestra Junta General de Socios que acaba de finalizar. En esta ocasión el Encuentro Empresarial, que cumple su 21 edición y que coincide con el 30 aniversario de ELKARGI, S.G.R., tiene por título “Hacia la salida de la crisis”. En los últimos meses han surgido algunos signos de cambio de tendencia en la economía real. A ellos se han unido los primeros síntomas de recuperación en algunas de las principales economías del mundo. Por su parte, el sistema financiero internacional parece situarse en un proceso de mayor normalización y progresiva recuperación de la confianza. De tener la percepción de estar al borde del colapso financiero, hemos pasado a contemplar un proceso encaminado hacia la normalización del funcionamiento operativo de los mercados interbancarios internacionales aún cuando todavía diste mucho de esa necesaria normalización. En todo caso, parece que la crisis ha tocado fondo y que iniciamos un proceso de recuperación. Una reactivación económica que según todos los análisis va a ser lenta y larga, y eso sí, desigual según los países. ¿Podemos hablar, por lo tanto, del final de la recesión? ¿Asistimos de verdad a la salida de la crisis? Y si es así ¿cuáles van a ser las bases en las que se asiente este proceso? ¿Asistiremos a un cambio de paradigma? Estas son algunas de las preguntas a las que intentará responder este Encuentro Empresarial de ELKARGI, S.G.R. que, bajo el título “Hacia la salida de la crisis”, analizará desde diversas perspectivas el proceso de superación de la actual situación económica y financiera. Contamos para ello con la participación de tres relevantes personalidades del campo económico y financiero, institucional y empresarial, como son Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano y ex-Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, así como con Josu Jon Imaz, Presidente de Petronor y del Cluster de la Energía. Disponemos también de la inestimable y siempre brillante colaboración de Pedro Luís Uriarte, Presidente

35


Ejecutivo de Economía Empresa Estrategia, que ejercerá las funciones de moderador. A todos ellos quisiera, tanto en nombre propio como en el del Consejo de Administración de ELKARGI, S.G.R., darles nuestra más sincero y cariñoso agradecimiento por su participación en este Encuentro. Eskerrik asko. Empezamos sin más dilación y cedo la palabra a Pedro Luís Uriarte.

VICTORIANO SUSPERREGUI LETE Presidente de ELKARGI, S.G.R.

36


Pedro Luis Uriarte

PRESENTACIÓN DEL ENCUENTRO EMPRESARIAL ELKARGI, S.G.R.

37


PRESENTACIÓN DEL ENCUENTRO EMPRESARIAL ELKARGI, S.G.R. Ante todo, mi agradecimiento profundo a ELKARGI, S.G.R., y a su Presidente, Victoriano Susperregui, por sus amables palabras de presentación y por haberme invitado, de nuevo, a moderar este importante Encuentro Empresarial, el de mayor peso de los que se celebran en el País Vasco, como lo demuestra la numerosa y selecta audiencia que asiste al mismo y lo ratificará el interés de las ponencias y de las preguntas que, sin duda, se van a realizar en el posterior coloquio. El 26 de Marzo del año pasado, en el Encuentro anterior, hablábamos de la crisis. Hicimos una reflexión profunda, enriquecida por las intervenciones del Comisario, hoy Vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, del exDirector General del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdesus, y del eminente físico y Premio Príncipe de Asturias, Pedro Miguel Etxenike. Hoy nos toca reflexionar sobre una realidad más amable que, como señala ELKARGI, S.G.R. en el planteamiento de este Encuentro, se sitúa en la salida de la crisis. Han pasado 13 meses, hemos sufrido mucho, se han producido inmensas pérdidas de puestos de trabajo en todo el mundo, pero muy especialmente en España, la restricción crediticia que ha conllevado la misma ha sido excesiva y, como consecuencia de ello, hemos sido testigos privilegiados de las consecuencias de la crisis más intensa que ha experimentado la economía mundial desde la famosa Gran Depresión de los años 29. La secuela ha sido obvia: un duro impacto sicológico que todavía tiene atenazados a bastantes de los gobiernos, reguladores, sectores, empresas y personas de todo el mundo, porque la crisis de confianza ha sido brutal y generalizada. Por eso es importante hablar aquí y ahora de la salida de esta situación. En esa crisis ha tenido un especial protagonismo el sistema financiero mundial, en el que se situó el origen de la situación que padecemos y que hoy, aunque no completamente saneado (como lo demuestra el esfuerzo que todavía tendrán que realizar los bancos y las cajas españolas para absorber el enorme riesgo potencial que tienen los créditos concedidos, sobre todo, a los sectores de la construcción e inmobiliario) tendrá que aportar “más combustible a la caldera”, de forma que la economía comience a moverse e inicie la senda de recuperación que todos ansiamos.

39


Dijimos en el Encuentro anterior que esta crisis iba a afectar muchísimo a España y, efectivamente, así ha sido. De hecho, España sigue todavía en recesión, aunque recientemente el Servicio de Estudios de BBVA anticipaba que en el primer trimestre del año 2010 su crecimiento ha podido ser ya positivo, aunque mínimo, en el entorno del 0.1%. Vamos a ver si se confirma esta estimación. Pero debe quedar claro que una cosa es superar la recesión y otra muy distinta, más exigente, es superar la crisis. A España le queda un largo recorrido para lograrlo. También decíamos el año pasado que la economía vasca, con toda probabilidad, en esta crisis global, europea y española (es decir, de todos nuestros clientes) se situaría en recesión. Aquel pronóstico se cumplió y hemos tenido que superar una situación para nosotros desconocida desde hacía 15 años, con una significativa caída de nuestro PIB pero, afortunadamente, con un impacto sobre el empleo que ha sido sustancialmente menor que el que ha sufrido la economía española. La recesión vasca ha quedado atrás, pero a la economía vasca le quedan varios trimestres hasta alcanzar su potencial de crecimiento. La recesión que ha sufrido la economía vasca podemos decir que se ha situado, dado que está entre nosotros el Secretario General de la OCDE, entre las menos dolorosas de las que han experimentado los 31 países desarrollados que conforman esta importante institución. Y desde luego, ha sido muchísimo menos intensa que la que nos golpeó en los años 90 y, sobre todo, que la que padecimos todos nosotros (muy especialmente recordada por la persona que les está hablando, pues entonces era Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco), en el inicio de los años 80, en los que vivimos años dramáticos, desde todos los puntos de vista (económico, social y político). Las duras y dolorosas situaciones de los 80 y 90, sin embargo, nos sirvieron para reestructurar nuestra economía y reorientarla para fortalecernos, para aprender y para demostrar, y demostrarnos, que teníamos grandes capacidades ocultas que supimos activar. Todo ello, nos permitió, entonces, superar una coyuntura absolutamente crítica y, situarnos, hoy, dentro del incierto y gris panorama de la economía española, como la Comunidad Autónoma con menor tasa de paro, mayor productividad por persona empleada, mayor PIB per cápita, mejor nivel educativo y mayor índice de desarrollo tecnológico, reflejado en el I+D sobre PIB que acredita hoy Euskadi.

40


Por tanto, para posicionar nuestra economía como la más avanzada, en conjunto, de todas las Comunidades españolas, aunque con un futuro amenazado, como todas las de los países más desarrollados. Sufrimos mucho, hicimos los deberes y aquí estamos dispuestos a superar el singular, e inédito, desafío que nos plantea una crisis diferencial… y que diferenciará más aún de lo que ya lo está haciendo. •

En aquella época tan dura de los años 80, les quiero recordar también que no solamente se supo afrontar la crisis, que duró varios años, sino que se alumbraron realidades muy positivas y muy valiosas, lo cual demuestra que es verdad el axioma de que toda crisis genera oportunidades. Entre esas oportunidades convertidas en realidad citaría, como referencia obligada, el nacimiento de ELKARGI, S.G.R., la entidad que organiza este Encuentro, que, en sus primeros 30 años de existencia, se ha convertido en una referencia muy positiva, a nivel español y europeo. Partiendo de la nada y en un entorno muy negativo, se ha sabido crear en Euskadi una sociedad de garantía recíproca que trabaja con gran efectividad y que consigue los brillantes resultados que viene acreditando ELKARGI, S.G.R. Como Consejero de Economía y Hacienda me cupo el honor de plantear al Gobierno Vasco, en plena crisis, en 1983, la necesidad de la participación del Gobierno en esta naciente iniciativa que ha culminado con el éxito que hoy podemos celebrar. ELKARGI, S.G.R. ha demostrado su gran valor, precisamente, en los momentos de crisis que estamos atravesando, con una aportación decisiva a la economía vasca, en estos duros momentos y a lo largo de los 30 años de fecunda existencia. Zorionak, por lo tanto, amigos de ELKARGI, S.G.R. •

En los 13 meses que han transcurrido desde el Encuentro anterior, podemos decir que, tal como anticipábamos entonces, ha comenzado a salir el sol… pero no al mismo tiempo para todos (como por cierto, ocurre en las 8 crisis que he conocido y padecido, y de alguna de las cuales han sido también testigos privilegiados las personas que hoy nos acompañan en la mesa presidencial).

41


Por resumir el escenario actual, se podría decir que hoy se observan 5 categorías de situaciones muy diferenciadas en relación con la salida de la crisis: 1ª) Tomando el entorno de la OCDE, a la que luego me referiré, existen 3 países que podemos considerar rezagados y alguno con serios problemas. Se trata de Grecia, para la que recientemente Coface (una de las principales aseguradoras de riesgo a nivel mundial) anticipaba hace dos días una caída de su economía del 1,7%, en el año 2010. Se trata también de España, para la que se anticipan decrecimientos del PIB del 0.7%. Y se trata de Irlanda también con crecimientos negativos previstos para este año. 2ª) En un segundo plano se encuentran aquellos países que van a presentar a lo largo del año 2010 un crecimiento débil. Dentro de esos países podríamos situar al conjunto de la zona euro, con distintas proyecciones de crecimiento para este año 2010, con mejores perspectivas para Alemania y Francia, dos de nuestros más importantes clientes. 3ª) Un tercer grupo de países estaría constituido por economías que muestran ya señales claras de recuperación, como por ejemplo Estados Unidos y el Reino Unido, para los que se anticipan crecimientos por encima del 2%, aunque también se observan potenciales situaciones de riesgo. 4ª) Un cuarto grupo de países presentan un perfil de crecimiento mucho más positivo, lo cual ha originado que la organización a la que me estoy refiriendo, Coface, les haya situado, de nuevo, en la calificación de riesgo crediticio más alta (A1; como referencia España está calificada como A3). Se trata de Canadá, Australia y Nueva Zelanda. 5ª) Finalmente, existiría un quinto grupo de países que podríamos calificar globalmente como “emergentes”, a los cuales la crisis parece que no les ha hecho mucho daño, sino que al contrario, les ha permitido corregir determinado tipo de desequilibrios en sus economías y que, en estos momentos, presentan perspectivas de crecimiento muy significativas. En este grupo estaría la mítica China, con crecimientos del PIB para este año por encima del 10%, y también se situarían en este cuadro India, Turquía, Brasil, bastantes de los países latinoamericanos y, en menor medida, México, una economía muy ligada a la evolución de la de su vecino del Norte.

42


A la economía vasca, podríamos situarla en un entorno de crecimiento mejor que el español, pero similar o algo mejor al de la zona euro, es decir, un crecimiento incipiente que debe ser reforzado y asentado para comenzar una recuperación en serio a partir del año 2011. Por lo tanto, nos estamos encaminando hacia la salida de la crisis, con mayor o menor intensidad, en distintos escenarios geográficos, pero con una sensible recuperación, en conjunto, de la economía mundial. Iniciado un nuevo ciclo expansivo, existen, sin embargo, algunos nubarrones relacionados con: • la existencia de los riesgos que todavía tiene asumidos y no liquidados el sistema financiero. • el proceso de fuerte endeudamiento público y privado (con la necesaria corrección en términos de peso de ese endeudamiento, en ambos ámbitos). • o a la ejecución de los planes de salida de los programas de estímulo que se han puesto en juego en todo el mundo, referidos, tanto a los distintos sistemas financieros (como por ejemplo las aportaciones de liquidez que, singularmente, ha arbitrado el Banco Central Europeo), como al apoyo al crecimiento económico por unas vías que podríamos considerar similares a las que en su momento planteó Lord Keynes y que parecían haber quedado olvidadas en el “baúl de los recuerdos”. Pues bien, en esta situación y en Abril del 2010, interpretando el sentir de los asistentes a este Encuentro, lo que nos interesa saber es si es más o menos difícil salir de la crisis, pero sobre todo conocer si la salida de la crisis, en clave positiva, es posible y visible, y en qué plazo se producirá. En definitiva, deberíamos salir de este Encuentro Empresarial con la incógnita despejada de que sí hay esperanza fundada de recuperación o, por el contrario, debemos seguir con el paraguas abierto y el abrigo, esperando a que amaine el temporal. •

Para desarrollar un tema que, como se ve, es del máximo interés para todos nosotros, afortunadamente, contamos en este Encuentro Empresarial con un panel de lujo.

43


Tres personas a las que conozco personalmente y que, por ello, les puedo garantizar que son de la máxima relevancia económica, política, financiera y académica: Ángel Gurria, Enrique Iglesias y Josu Jon Imaz. Cada uno de ellos, desde su profundo conocimiento, nos va a dar su visión particular, que estoy seguro será tremendamente interesante y muy ilustrativa, con el total convencimiento de que, con unos u otros matices, nos dibujarán cómo se puede producir la ansiada salida de la crisis. A continuación voy a pasar la palabra a cada uno de los tres ponentes a los que voy a rogar que se ajusten al tiempo que hemos asignado a cada una de las ponencias, alrededor de 25 minutos, con el objetivo de que podamos cumplir con el horario establecido, teniendo el tiempo necesario para un pequeño descanso, y para cumplimentar a las autoridades que nos van a acompañar en el almuerzo, encabezadas por el Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Carlos Aguirre, ante la imposibilidad de asistir a este Encuentro del propio Lehendakari, y el Diputado General de Gipuzkoa, Markel Olano. Como he dicho anteriormente, al final del almuerzo que seguirá a esta parte del Encuentro, desarrollaremos, con tiempo y muy cómodamente, un intenso e interesante coloquio. •

El orden de las intervenciones en la sesión de hoy va a ser el siguiente: • En primer lugar, hablará Ángel Gurria, a quien voy a presentar a continuación. • En segundo lugar, lo hará Enrique Iglesias. • Y, cerrará el turno de intervenciones, Josu Jon Imaz. Para concluir esta parte del Encuentro, trataré, como moderador, de trasladarles las conclusiones que se deduzcan de las tres intervenciones de los magníficos ponentes que van a intervenir a continuación. Muchas gracias.

PEDRO LUIS URIARTE


Ángel Gurría Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) CLAVES PARA EL PROCESO DE SALIDA DE LA CRISIS

45


PRESENTACIÓN DE ÁNGEL GURRÍA

Paso a presentar al primero de los ponentes, a D. Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), es decir, una de las instituciones económicas globales más representativas, junto con el Fondo Monetario Internacional. Para quienes no conozcan suficientemente la OCDE, les diré que fue creada 1961. Su sede central está en París y hoy la integran 31 países: • los 3 de América del Norte (Estados Unidos, Canadá y México). • 23 países europeos, entre los cuales se encuentran los más importantes y significativos de la Unión Europea y de la zona euro. • 4 países del área del Pacífico (Australia, Japón, Nueva Zelanda y República de Korea). • y, el 11 de Enero pasado, se incorporó el primer país de América Latina, Chile. Un total de 31 países muy desarrollados, coordinados desde la OCDE, cuyo presupuesto es de 320 Mill. €, y que cuenta con una Secretaría General y 2.500 personas de plantilla. Al frente de esta gran organización internacional se encuentra nuestro primer ponente, Ángel Gurría. Su currículum es impresionante: Nacido el 8 de mayo de 1950 en Tampico, México, Ángel Gurría tomó posesión del puesto como Secretario General de la OCDE el 1 de junio del 2006, luego de una destacada carrera en el servicio público mexicano, incluyendo dos cargos ministeriales. Analizar las cuestiones desde una perspectiva global, impulsar el diálogo franco entre los actores y promover la búsqueda de consensos fue el sello de su mandato al frente de la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, desde diciembre de 1994 hasta enero de 1998. A partir de enero de ese mismo año y hasta diciembre del 2000, Ángel Gurría desempeñó el cargo de Secretario de Hacienda y Crédito Público, construyendo un marco macroeconómico solido que permitió a México experimentar el primer cambio de gobierno sin crisis financiera.

46


En ese cargo tuve el placer de conocerle, y de negociar con él, en una situación para México de salida y superación de la tremenda crisis que produjo en aquel país la caída del peso, con la aparición del llamado “efecto tequila”, la quiebra del sistema financiero mexicano, tasas que llegaron a alcanzar el 100%, etc. Por lo tanto, conoce de primera mano de lo que nos va a hablar, como demostró en sus dos importantes cargos ministeriales, en los que completó una brillante gestión. Como secretario general de la OCDE desde junio del 2006, Ángel Gurría ha reforzado el papel de esta organización, como centro global para el diálogo y la discusión de políticas económicas, y llevando a cabo, al mismo tiempo, un proceso interno de reforma y modernización de la misma. Bajo su liderazgo, la OCDE dio inicio a las negociaciones de incorporación de nuevos miembros con Chile, Estonia, Israel, Rusia y Eslovenia. Asimismo, ha estrechado los lazos de trabajo con economías emergentes clave, como Brasil, China, India, Indonesia y Sudáfrica, con la posibilidad de que estos países puedan convertirse en miembros de la OCDE en un futuro, lo cual sería muy positivo. Ángel Gurría participa activamente en varios organismos internacionales sin fines de lucro, entre ellos: • El “Foro de Biarritz”. • El “Population Council”, con sede en Nueva York . • El “Center for Global Development”, en Washington. • Presidió la Comisión Internacional para el Financiamiento del Agua para Todos, un tema crítico en el cual continúa estrechamente involucrado. • Es miembro activo del Consejo de Gobernadores del “Center for Governance Innovation”, con sede en Canadá. • Fue el primer galardonado con el premio del “Globalist of the Year” que le otorgó el Canadian International Council, en reconocimiento a sus esfuerzos como ciudadano del mundo, promoviendo el transnacionalismo, la inclusión y la conciencia global. En el plano académico, Ángel Gurría obtuvo la licenciatura en Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y posteriormente, el Master en Economía en la Universidad de Leeds (Reino Unido).

47


Ha recibido condecoraciones de 23 países, entre ellos España (Orden de Isabel la Católica). Está casado con la Dra. Lulú Quintana, uno de los oftalmólogos más destacados de México, y tienen tres hijos mayores de edad. Como se deduce de todo lo anterior, pienso que el Secretario General de la OCDE es la persona adecuada, en el momento oportuno, para darnos una visión de cómo nos estamos encaminando hacia la salida de la crisis global y cómo se va a producir la misma. Y estoy seguro, además, de que hablará también de realidades muy próximas a nosotros. Cuando quieras Ángel.

PEDRO LUIS URIARTE

48


CLAVES PARA EL PROCESO DE SALIDA DE LA CRISIS

Dicen que en los toros y en el boxeo una de las más grandes artes es saber retirarse a tiempo. Yo, después de esta introducción, lo que debería hacer es despedirme e irme ya y dejarlo así. La verdad es que la “troica” llamó y es muy difícil resistir al llamado de la “troica”, Guillermo de la Dehesa, Enrique Iglesias y Pedro Luís Uriarte y cuando ellos llaman, hay que venir. Además, estoy encantado de estar aquí en esta que es, nuevamente, una de las más vibrantes regiones de Europa inclusive después de esta crisis tan severa. Y digo nuevamente, porque hay un repunte, hay una retoma del dinamismo que comentaremos ahora. Así que, felicitaciones a Pedro Luís y a ELKARGI, S.G.R. por este trabajo que llevan a cabo y que, ahora, es más importante que nunca. La economía mundial efectivamente, como se dijo aquí, se está recuperando, es un hecho: la crisis financiera y económica más grande de nuestras vidas está quedando atrás y cuando digo la más grande de nuestras vidas, es literal. Recientemente escuchaba decir a un periodista económico que “los gobiernos no están haciendo nada…”, y es que verdaderamente, casi no tenemos idea de lo que nos pasó. Ha sido o está siendo tremendo, y no tenemos una forma de comparar la gravedad de lo que le sucedió a la economía mundial. Además, la globalización ayudó tanto a transmitir esta expansión, la más larga expansión desde la postguerra como decía Pedro Luís, que la misma se volvió en contra nuestra en el momento en que las cosas se complicaron. El comercio mundial bajó en términos absolutos, 13 ó 14%, cosa que no había sucedido en la historia reciente, la actividad manufacturera global apenas se reactiva… y ya en el año 2010 creemos que el PIB global va a aumentar un 4% y en 2011 más o menos parecido. Bien, esto estaría muy bien, si no fuera por estas diferentes velocidades que comentaba hace un momento Pedro Luís. Él mencionó varias velocidades, China por supuesto al 10%. Hoy mismo, han salido unas cifras del 11 y pico por ciento… Si se analiza, resulta ser un poco menos que la India. Los americanos, como fueron los primeros que se “metieron en líos” pues son los primeros, también, que están saliendo: un estímulo fiscal enorme y, por supuesto, por todos los lados tasa 0 de interés. Dos factores que siguen constituyendo un estímulo muy importante. La ventaja, por cierto, en el

49


caso de Estados Unidos, es que el paquete de estímulo fiscal todavía sigue gastándose, no ha terminado. Todavía veremos en el año 2010 el efecto favorable de ese gasto público muy alto. En todo caso, ya veremos después algunas de las cicatrices que nos deja. Pero está ayudando todavía. Y, después, conviene mencionar el caso de Europa, con el crecimiento más modesto. En este sentido, puedo decir que en general, lo que vemos hacia delante, y son no sólo el año 2010 y 2011, sino digamos en los próximos 5 ó 6 años, son bajos crecimientos, altos desempleos y altos déficit fiscales. Es decir, un marco muy difícil. Un contexto éste, en lo que lo único que necesita uno es tirar la colilla del cigarro y se enciende todo aquello, generándose un siniestro bastante considerable. Muy mal ambiente a nivel internacional. En el caso de los asiáticos, no es que no les haya afectado esta crisis. Es que los chinos pusieron un paquete de estímulo del 15% del PIB y todavía se lo están gastando. ¿Las razones? Ellos consideraron, en su desarrollo político-económico, que no podían entrar en una recesión del tipo de la de occidente. Y volviendo a Europa, en el caso de España alguna ligera contracción en este año; un crecimiento modesto en el 2011; pero una recuperación que, efectivamente, será de las más lentas de la zona euro. El impacto del sector de la vivienda, que ustedes conocen muy bien, sigue contribuyendo negativamente al crecimiento en estos años; y quizá, sea pertinente plantear en este Encuentro el tema del cambio del modelo productivo y la migración; de las necesidades y también, de todo lo que se necesita para poder apuntalar esa migración hacia un nuevo modelo, basado no tanto en el tema de la construcción y sí más, orientado y basado en la manufactura y en el conocimiento. De manera que se han producido heridas profundas y unos procesos de cicatrización que apenas empiezan. Primera herencia, el desempleo y primer reto, revertir el problema. Sólo en la zona de la OCDE, en la que están los países más ricos del mundo, 17 millones de personas más se quedaron sin trabajo en los últimos dos años, 2008 y 2009. Son datos bien medidos, frente a otras latitudes del mundo, y estamos hablando de unos 17 millones de personas desempleadas más: casi un 10% de incremento en Estados Unidos o 10% en Francia, son sólo algunos ejemplos. Además, con algunas características muy malas y perversas, porque le ha afectado de manera especial a 1 de cada 4 jóvenes americanos o a uno de cada 3 jóvenes franceses. Por no hablar del caso español en donde el paro ha afectado a 1 de cada 2

50


jóvenes; jóvenes, a los cuáles les prometimos que si estudiaban dos, tres o cuatro años más y obtenían un diploma, eso el mercado se lo recompensaría con creces; y ahora, resulta que tendrán que envolverse en el diploma porque no les estamos dando las oportunidades. Eso no es todo, ya que la pérdida de empleos continúa y, en muchos casos, sigue inclusive aumentando. Si bien en Estados Unidos parece haberse estabilizado, en muchos lugares de Europa sigue aumentando. Mientras tanto, los líderes políticos anuncian que “en el trimestre anterior ya hubo crecimiento positivo, que ya llevamos dos trimestres de crecimiento consecutivo y que ya salimos de la recesión…”. Pero, sin embargo, todos los días la realidad del tema de los empleos tercamente nos recuerda que, efectivamente, no estamos hablando sólo de un problema de tener cifras positivas de crecimiento, sino también, de que haya recuperación en el tema del empleo. Segunda grande cicatriz o grande herida de herencia de la crisis. Para ponerlo en pocas palabras, hacia 2011 –fin de 2010 o principios de 2011–, la relación de deuda pública como porcentaje del PIB de la zona OCDE, superará el 100%. Es decir, será más grande la deuda de los países más ricos, el 60% del PIB que acumula la OCDE, el PIB del mundo, será más grande esta deuda acumulada. Hay países que tienen, si se me permite la expresión, la medalla de oro, como es el caso de Japón, con una deuda que se acerca al 200%. Pero incluso países que habían mantenido una moderación muy grande están aumentando su deuda, entre ellos por cierto, España; que había mantenido ejemplar moderación fiscal y que enfrentó la crisis en ese sentido con mayor fortaleza porque no tenía estos endeudamientos enormes. Estamos viendo ya en otros países, la enorme vulnerabilidad que da el tener que enfrentarse a tener que conseguir 10% del PIB, además de estar renovando los vencimientos que ya venían de la deuda anterior acumulada. Hace unas pocas semanas estuve por aquí en España, presentando el Informe de la OCDE “España, políticas para una recuperación sostenible”, en donde nosotros hacemos una recomendación sobre los temas básicos que sentimos que son los fundamentales para enfocar la recuperación. Hemos visto, además, que en los paquetes de medidas político-económicas que ha anunciado el Gobierno, todos estos temas están considerados de manera importante: el tema de la consolidación fiscal, el empleo, la innovación, el tema del medioambiente, la educación, las pensiones, entre otros muchos. Y yo quisiera reiterar mi voto de confianza al Gobierno español en virtud del coraje que

51


ha mostrado. Y sobre todo, una vez que se ha creado este consenso a los más altos niveles del Gobierno y a los niveles de los líderes empresariales, de los líderes obreros y de la opinión pública, respecto de la necesidad de tomar medidas muy severas. Los mercados hoy tienen el problema de siempre. Los mercados siempre son jueces muy severos, pero ahora son particularmente intolerantes. Algunos de nosotros todavía nos acordamos de aquella campaña de AVIS, en la que iba uno a alquilar un vehículo y el empleado tenia colgado un letrero que decía “nosotros somos el número 2 y por eso nos esforzamos más”... Bueno, pues nosotros somos el número 2 y, por eso, nos tenemos que esforzar más. No cabe duda de que los mercados tienen mucha más paciencia con, por ejemplo, Inglaterra, Alemania, Italia y Estados Unidos… Pero además, hay que decirlo también, cuando se trata de dar señales a los mercados nos podemos fijar en el caso alemán; y es que los alemanes han puesto en su Constitución que en el año 2016 se van a un presupuesto en equilibrio y las regiones de Alemania que en el 2016 o un poco después no lo estén… Bueno, pues ante este escenario económico-financiero, los propios alemanes están discutiendo cómo lo van a lograr, pero no cabe duda de para dónde van, y de que no es sencilla la decisión… Por eso, el problema no sólo es la dirección y el anuncio de medidas, sino también los instrumentos y la señal que se da respecto de la voluntad política y de cuánto hay de consenso dentro de la sociedad para llegar a esos resultados. Necesitamos superar otra gran herencia, muy mala y negativa, y es el hecho de que el crecimiento potencial al cuál podremos aspirar en los próximos años será menor al que tuvimos antes de la crisis. Nosotros tenemos alto desempleo, altos déficits y precisamente por el alto desempleo, por la mayor reticencia a la inversión, por la mayor aversión al riesgo, porque los bancos todavía no han normalizado sus créditos, por razones de oferta pero también por razones de demanda, porque han apretado las condiciones… En fin, realmente todavía nos quedan algunos deberes para volver siquiera a aspirar a la situación que teníamos antes. ¿Qué va a suceder? Serán 5, serán 6, serán 7 años perdidos y, además, por otro lado, la normalización fiscal puede llevar hasta una década en la mayor parte de los Países. Las herencias son tremendas, porque repito, lo que nos pasó fue de una enormidad difícil de entender.

52


Por eso hay que evitar que esto suceda otra vez, a toda costa. Hay que trabajar en una economía mundial que sea más fuerte, que sea más limpia, que sea más justa. Más fuerte en cuánto a que esté mejor regulada, sobre todo en el sector financiero; mejor supervisada, ya con un sector bancario y financiero saneado, transparente, que vuelva a prestarle a la actividad productiva. Por cierto, hay que recordar a los bancos que no es suficiente con que no quiebren, también tienen que prestar. Y en este sentido, el papel que desempeña ELKARGI, S.G.R. es especialmente importante. Pero también más fuerte en cuanto a la gobernabilidad corporativa de las empresas y a la gestión de riesgo por parte de las mismas. Y más fuerte también, de cara a que podamos manejar mejor lo que se ha conocido tradicionalmente como los “equilibrios estructurales”. ¿A qué me refiero?, pues que el ahorro se está concentrando todo del lado de Asia, y el gasto se había concentrado todo del lado de Occidente, habiendo demasiado ahorro en Asia y demasiado gasto en Occidente. Ahora, por la crisis, se han medio equilibrado o se han desequilibrado menos estos enormes desequilibrios estructurales. Sin embargo, lo malo es que durante la crisis no hicimos nada de fondo para que, a la hora que vuelva el crecimiento, se corrijan los desequilibrios; entonces ahora ocurre que los desequilibrios empiezan a surgir otra vez, se empiezan a ver los problemas de los déficits de un lado y de los superávit de otro. Tenemos el raro caso de que China, en marzo, tuvo un déficit comercial… Pero me parece, ciertamente, que una golondrina no hace verano. Además, el tema del tipo de cambio sigue vigente en el caso chino; y cuidado, el tener un tipo de cambio más flexible, que lo habrá seguramente, no será la solución última, porque lo que los chinos necesitan es más tranquilidad sobre su futuro, respecto de sus pensiones, respecto de su seguro médico, respecto de la posibilidad de acceder a una habitación decorosa y respecto de poder retirarse bien. Supone un cambio con respecto a familias que “absorbían” a los viejos cuando salían del servicio activo…, porque ya los jóvenes se están yendo hacia las ciudades; habrá una migración de 200, 300 ó 400 millones de personas en las próximas décadas y entonces los mayores se quedarán “por ahí” sin esta garantía de poder contar con la familia. Estas circunstancias son a las que me refiero cuando hablo de una economía más fuerte. Pero también más limpia, y en dos sentidos: más limpia en el sentido del medioambiente, tema muy conocido y discutido pero que no por eso deja de ser de actualidad; más aún tras los

53


nada satisfactorios resultados de Copenhague… y ahora Méjico, Sudáfrica, etc. llegarán hacia el 2012 en que hay que renovar los acuerdos de Kioto para poder plantear lo que tendría, necesariamente, que ser un futuro de un economía más verde, de un crecimiento más verde… Y no como opción, sino como la única alternativa real. Pero también más limpio, en el sentido del combate a la ilusión fiscal, más limpio en el sentido del combate a la corrupción, en los negocios internacionales, más limpio en el sentido de las prácticas económicas para que las prácticas en beneficio de algún país no afecten a los otros. Y más justo porque el impacto que ha tenido la crisis habrá sido brutal pero déjenme decirles a ustedes que antes de la crisis, en 24 de los 30 países de la OCDE, los más ricos del mundo, se estaba aumentando la diferencia entre los más pobres y los más ricos. Y que con la crisis, los que sufren más son, en general, los más pobres. Y me explico: no es que aumenta la brecha dentro de los países más ricos, que también, sino que, entre los países más pobres y más ricos la diferencia está aumentando de manera brutal. Y que los países que, ni crearon la crisis ni son culpables de la misma y ni tuvieron nada que ver con ella, están teniendo un impacto enorme porque se caen los precios de las materias primas. Ahora se han recuperado un poco… Pero ciertamente, se caen las exportaciones y, por otro lado, se caen los flujos de inversiones, se caen los flujos de crédito, se caen las remesas, se caen los flujos de turismo... De manera que lo que tenemos después de la crisis son unos 100 millones de pobres más y alrededor de unos 1.000 millones de personas en el mundo que padecen hambre. Este es otro de los legados de la crisis. Señoras y señores, el progreso consiste en renovarse. Eso decía un ilustre paisano de por aquí, Miguel de Unamuno. Y esta afirmación sigue siendo muy válida. La salida de la crisis no puede ser la entrada a un mismo sistema. Ya comprobamos que esto no nos funcionó. La recuperación tiene que estar fundada en nuevas fuentes de crecimiento, como dije más fuerte, más limpio y más justo, pero además con capacidad de hacer frente a unas dificultades enormes. Fíjense ustedes lo que le pedimos alguien que es el responsable de las finanzas públicas. Le decimos al Ministro de Hacienda o al Primer Ministro o al Presidente del Gobierno… Mire usted, resulta que la crisis es tremenda ¿eh? Entonces hay que ponerle billete ¿eh? Gasto público para salir de la recesión lo más pronto posible. Y luego al día siguiente le

54


decimos, oiga, por cierto, terrible desempleo. Hay que cuidar el tema del desempleo, oiga, pero además, está creciendo mucho el déficit y como ha crecido tanto el déficit, y ya llevamos dos o tres años de crecimiento del déficit, la deuda se está acumulando a una velocidad que es inaceptable. Así es que, por favor, empecemos a dar señales de consolidación fiscal. Y qué quiere decir la consolidación fiscal, bueno, pues que como se están cayendo los ingresos por la recesión, como están aumentando los gastos obligatorios por la Seguridad Social y el desempleo, y como, además, hemos tenido que gastar de más, extra, para salir del agujero… Todo esto junto está generando unos déficits explosivos. Y añadimos, pero oiga, pero no lo haga todavía, anúncielo usted; anuncie todos los detalles pero no lo haga todavía, porque como seguimos en el agujero y no hemos terminado de salir; pues eso que cuidado, ya que una señal fuerte de los mercados de responsabilidad fiscal, de que vamos… Y todo es al mismo tiempo. Toda esta conjunción de elementos, agravado por accidentes no previstos. Como dicen los banqueros, nosotros estamos acostumbrados a las malas noticias, lo que no nos gustan son las sorpresas. Podemos centrarnos en algún caso concreto. Con el caso griego qué pasó: que los europeos, el Eurostat y nosotros en la OCDE con el Comité de Estadística, le seguíamos la pista a Grecia, con las cifras que nos decían los griegos. Pero hubo “un pequeño” problema de redondeo, ya que no era 3 ó 4% de déficit, sino 13%. Y esta circunstancia, en primer lugar, afecta directamente a la confianza mundial de manera muy severa porque la gente pierde fe en las instituciones; instituciones que hemos construido en 40 ó 50 años. Por otro lado, se vuelve obvio que hay unos problemas institucionales muy graves, hasta el punto de que no se les puede hacer frente sólo; pero es que, además, está prohibido ofrecer ayuda; es decir, existe alguna prohibición de esa índole, de ayudar a algún país de la zona euro, en la nueva Constitución Europea de Lisboa, etc. Por lo tanto, hemos tenido que configurar una creatividad extraordinaria para poder, cuando menos, hacer un ofrecimiento recientemente ya un poquito más definido, con alguna inexplicable reticencia a pedirle que viniera Dominique Strauss-Kahn con una chequera lista para… Vamos, como lo hizo con Latvia, y como lo hizo con Hungría, y como lo hizo con Bulgaria o Rumania, etc. Pero resulta que no, que con Grecia no se puede porque estamos hablando del euro. ¡Es que es el euro! Entonces deben resolverlo ellos y, por tanto, “la pelota está en su cancha”. Sí, sí, pero no porque no se puede…

55


Bueno pues entonces el Fondo Monetario Internacional… ¡Ah! que no, porque es el euro... Y así llevamos dos meses. Y mientras, Grecia está renovando a 325 ó 350 puntos base por encima de los alemanes. Y si tiene que renovar, a lo mejor puede renovar 50.000 millones así, quién sabe, pero quiere decir que va a estar pagando 2.000 millones de dólares más en los próximos años sólo por lo que renueve este año. Eso quiere decir que el apretón del cinturón terrible que se están dando los griegos va a ser para pagar a los acreedores. Y éste, no es el diseño de un paquete de apoyo, ni de rescate, ni de vuelta al crecimiento de ningún país de ninguna parte. Puedo afirmar lo que digo con una muy dolorosa experiencia personal. Se lo puedo decir por todos los problemas que tenemos en mi País pero también América Latina y en todos los países en desarrollo. Allí se llegó a la conclusión de que esa vía no era sostenible… Que aquellos que han sido gastadores y han sido poco disciplinados deben luego pagar, sí. El problema, es que no estamos hablando de valores éticos y morales. Estamos hablando del futuro de toda una sociedad. De tal manera que esta dura realidad significa un costo altísimo porque lo que está en juego, es que si en un momento dado un país se ve acorralado y se ve contra las cuerdas… pues, obviamente, hará lo que tenga que hacer; aquello que sea en su mejor interés. Y es en ese punto, cuando una situación mala se vuelve malísima. La situación es manejable según su dimensión; generalmente, el tamaño de los problemas de un País de manera individual es manejable, esto se puede. Pero obviamente tenemos que estar organizados mejor. Podríamos decir que estos coletazos que todavía nos está dejando la crisis, no los estamos manejando de manera muy brillante, hasta ahora. Creo que lo tenemos que hacer mejor. De manera que habrá que pensar también en estas construcciones institucionales como parte de lo que nos deje la crisis. Termino ya, señor Presidente, antes de que me pase usted la tarjeta roja y les diría que quisiera celebrar con ustedes el esfuerzo de innovación de Euskadi. El llamado Tridente Vasco de la innovación conformado por el Consejo Vasco de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Agencia Vasca de Innovación - Innobasque, que presidió precisamente Pedro Luís hasta hace poco, y la Fundación Ikerbasque. Las tres entidades se están convirtiendo en el núcleo duro de una nueva era de crecimiento sostenible en el País Vasco y en España.

56


Nosotros en la OCDE trabajamos con España en docenas de proyectos. Y estamos listos para apoyar el esfuerzo de los vascos. De hecho, estamos trabajando en un estudio, la innovación al País Vasco, que publicaremos el año próximo. Tanto es así que una delegación de la OCDE llega aquí la próxima semana para aprender de la experiencia y para poder preparar este Informe. Queremos aportar lo que sabemos. Así que a los vascos no les vamos a decir qué hacer con el País Vasco, pero sí les podemos decir qué es lo que están haciendo todos los demás países pertenecientes a la OCDE para salir adelante y, seguramente, estas experiencias les serán de utilidad. Así es que eskerrik asko, muy amables.

57


Enrique Iglesias Secretario General Iberoamericano y ex-Presidente del BID, Banco Interamericano de Desarrollo

CRISIS ECONÓMICA: RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN IBEROAMÉRICA

59


PRESENTACIÓN DE ENRIQUE IGLESIAS

En nombre de todos los asistentes, muchísimas gracias, querido Secretario General, por tu brillantísima e interesante intervención, que nos ha permitido conocer en detalle la visión de la OCDE sobre la recuperación de la economía mundial y los principales desafíos con los que nos encontramos, además de la referencia, muy ponderada, a nuestra realidad económica más próxima. Quiero poner un especial acento, también, en la referencia que ha hecho Ángel Gurría al papel imprescindible de la innovación en la construcción del futuro crecimiento mundial. A continuación vamos a escuchar la intervención de otro gran conocedor de la economía global, D. Enrique Iglesias, el Secretario General Iberoamericano. Para los que no estén familiarizados con la organización que dirige, recordaré que en la primera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica (celebrada en 1991 en Guadalajara, México) se creó la Conferencia Iberoamericana, formada por los estados de América y de Europa de lengua española y portuguesa. A lo largo de los años se han ido celebrando sucesivas reuniones y, para reforzar el avance en todos los ámbitos de la cooperación política, económica y cultural entre los distintos pueblos que conforman la Conferencia Iberoamericana, en la XIII Cumbre (celebrada en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en el año 2003) se decidió crear la Secretaría General Iberoamericana, como nueva organización internacional. La SEGIB tiene su sede en Madrid y es el órgano permanente de apoyo institucional y técnico a la Conferencia Iberoamericana y a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, integrada en estos momentos por los 22 países iberoamericanos, 19 en América Latina y 3 en la península ibérica (España, Portugal y Andorra). En definitiva, el objetivo de estos países es construir una fuerte alianza al servicio de la paz, la democracia, los derechos humanos y el desarrollo sostenible, económico y social, objetivos en los que por lo tanto coincide con bastantes de los de la OCDE. Pues bien, el primer Secretario General Iberoamericano es nuestro ponente, Enrique Iglesias, a quien voy a presentar, con mucho gusto, a continuación. Como en el caso del ponente anterior, el currículum de Enrique es riquísimo, por lo que lo voy a resumir:

60


• Es un destacado Economista uruguayo, de origen español. • Actualmente, es el primer Secretario General Iberoamericano, cargo que ocupa desde el 2005. • Anteriormente, fue Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), desde 1988 hasta el 2005. El BID es una institución financiera internacional que agrupa 48 países y que es la mayor fuente de financiación para el desarrollo de América Latina y el Caribe. Tuve el placer de conocer a Enrique, hace ya bastantes años, cuando el banco para el que trabajaba inició el desarrollo de su estrategia de expansión latinoamericana. • Nuestro ponente conoce, por tanto, en profundidad la realidad de esa zona del mundo, pues además fue Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas, desde 1972 a 1985. • En su país ha sido Ministro de Relaciones Exteriores (Canciller) desde 1985 a 1988, y Presidente del Banco Central. • Fue también el Secretario General de la Conferencia Mundial de Energía, en 1981, y recientemente formó parte de la Comisión de Alto Nivel nombrada por el Secretario General de la ONU, para formular recomendaciones sobre la reforma de esa Organización y sobre la paz, el desarrollo y la seguridad nacional. • También ha sido miembro de la Comisión de Alto Nivel nombrada por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, para impulsar el Programa “Alianza de Civilizaciones”, propuesto conjuntamente por los Jefes de Gobierno de España y Turquía. • Como reconocimiento a sus méritos se le han otorgado diez doctorados “honoris causa” por universidades internacionales (dos españolas) y ha sido reconocido con las más altas condecoraciones de numerosos países, entre ellos la Gran Cruz de Isabel la Católica. • Entre otros premios, hace unos años le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. • Es, finalmente, hijo predilecto de Oviedo y de Asturias. Cuando quieras, Enrique.

PEDRO LUIS URIARTE

61


62


CRISIS ECONÓMICA: RIESGOS Y OPORTUNIDADES EN IBEROAMÉRICA

Muy buenos días estimadas amigas y estimados amigos, D. Victoriano, querido Pedro Luís, amigos de la mesa. Primero quiero agradecer a ELKARGI, S.G.R. por esta muy amable invitación de compartir con ustedes estos minutos del Encuentro Empresarial y que, en esta ocasión, coincide con los 30 años de la creación de ELKARGI, S.G.R., institución que como recordaba Ángel Gurría es un verdadero modelo de solidaridad, de dinámica creativa, aquí en Euskadi, en España y en Europa; y un punto de referencia realmente, de las cosas que hay que hacer. Por eso los felicito muy sinceramente y creo que es un buen ejemplo a examinar y a procurar emular en otras partes. En los próximos minutos, les voy a hablar sobre algunas de las lecciones que va dejando la crisis. Ángel Gurría les habló muy bien, con todo el bagaje además que traen estos importantes documentos con que nos tiene acostumbrados la OCDE. Creo conveniente tomar como punto de partida, parte de lo que él dijo: yo creo que esta crisis que tenemos por delante, es una crisis muy seria y va a llevar tiempo. Va a llevar tiempo salir de esta situación, va a ser lenta y larga decía Victoriano y, es verdad. Yo creo que, a veces, nos olvidamos que la crisis del 30, que tiene en su recorrido en un entorno con los grandes totalitarismos, una guerra y una brutal crisis internacional… recién comenzó a ver el horizonte del mercado funcionando, con cierta normalidad, a mediados de los años 50. Y no estoy anticipando que esto se repita ahora pero digo que, es importante que pensemos que estas grandes crisis van a repercutir y van a llevar tiempo. Entre otras cuestiones porque van a tener que proyectarse en tres grandes dimensiones. En primer lugar, vamos a hacer una nueva economía como también lo fue la postcrisis del 30. Una nueva economía basada en el conocimiento, en la innovación y muy competitiva. Yo creo que el mundo que viene va a ser muy competitivo y muy cruel en ese sentido. Segundo, vamos hacia una nueva sociedad, yo estoy pensando en mi región, en América Latina. Es una región de clase media, con nuevas demandas, con nuevas perspectivas y además, como tercer elemento, vamos a un nuevo sistema de relaciones internacionales. El mundo está viendo cómo vamos hacia una distribución del poder económico, que está cambiando vigorosamente con el ingreso dinámico de China, la India, es decir, del mundo asiático. Esta situación va a acarrear un cambio en el poder político y, más tarde o más temprano, en el poder militar.

63


Es decir, que esas tres grandes perspectivas nos anuncian que estamos en presencia de una nueva etapa. Será mejor que la actual, espero, pero será difícil armarla y estructurarla porque además vamos a tener ahora lo que no tuvimos en los últimos 200 años. la concesión de un mundo entre grandes polos. Lo que conocíamos hasta la fecha era Europa y Estados Unidos, Inglaterra y Estados Unidos, que hablaban inglés y tenían la misma filosofía occidental. Acomodar todo esto al mundo oriental va a ser complejo, ya que habrá que conciliar visiones y realidades que tienen dificultades… Y se va a lograr pero no va a ser fácil. Por eso, es bueno ser consciente del momento que nos toca. Yo creo que, de alguna forma, la evaluación de la crisis o su definición está bastante clara. En el fondo, aquí lo que ha habido es por una parte una liquidez abundante y barata, que alimentó grandes especulaciones; y por otra, la codicia, de la mano de ingenierías financieras brillantes pero a veces perversas, sin control y sin regulación. En el fondo eso es lo que nos pasó, y lo que nos llevó al borde del abismo. En este tesitura, es pertinente plantearse algunas preguntas que ya las sabemos y que, por cierto, es bueno que no las pongamos en el cajón del olvido. ¿Por qué se produjo esta crisis? ¿Por qué no la anticiparon los Gobiernos responsables? ¿Por qué no la anticiparon las instituciones internacionales? Y yo debería decir, ¿Por qué no lo anticipamos las instituciones internacionales? ¿Por qué no lo anticipó la academia, los economistas, los expertos financieros? De manera que, de alguna manera, hasta uno se podría preguntar… ¿Y qué recursos humanos estuvimos formando durante estos 40 años que alimentaron este tipo de fenómenos? Grandes previsiones y ocasiones que trataban de generar, en una ecuación, los complejos problemas del riesgo y que han fracasado de forma espectacular. Yo creo que todo eso queda, e importante es que no lo perdamos de vista. La pregunta que ha planteado hoy Pedro Luís, es la pregunta central. ¿Estamos saliendo de todo esto? Yo diría que la respuesta, usando ahora una imagen que usó hace poco un documento del Banco Interamericano, depende en función de si nos preguntamos si estamos en la primavera o, todavía, en el invierno. Yo llegué ayer de Estados Unidos. Allí “hay primavera” y polen, dicho sea de paso. Bueno. Con “hay primavera” quiero decir que realmente en Estados Unidos hay un espíritu de que las cosas están saliendo; de que el producto bruto va a empezar a crecer; que tenemos además el comercio, que está creciendo; los consumidores empiezan a reaccionar… En ese sentido, nos faltan un trillón de dólares que hay que recuperar para que la economía realmente sea a plena velocidad. Tenemos también un espíritu muy

64


positivo, la economía americana, yo creo a diferencia de la economía europea, es una economía mucho más flexible, mucho más volcada a creer y a sumar esfuerzos. Yo creo que Europa todavía no está en ese clima. Yo no percibo aquí, en Europa, ese espíritu que lo veo en los Estados Unidos. Quizá esto nos haga pensar que, para algunos países, estamos todavía en el invierno. Y es que, como digo, no toda la banca está saneada. Para incidir en alguno de los temas que también se recordaban anteriormente, no sabemos todavía cómo administrar los estímulos, si podemos salir o no. Todo el mundo está con mucha preocupación de hacia dónde nos lleva una retirada violenta de los estímulos. En fin, de alguna manera y como decía, para alguna parte del mundo todavía estamos en el invierno. Y es cierto que después del invierno viene la primavera, pero yo no creo que estemos todavía en condiciones de cantar victoria. Si yo tuviera que referir los principales o grandes problemas que veo para la economía internacional, y sobre todo en los países industrializados de ahora para adelante, señalaría tres. El primero se fundamenta en que, ¿será este mundo capaz de construir una nueva arquitectura financiera internacional? Recuerdo el espíritu y las declaraciones del primer G20 en Washington, que no fue el último, y tengo mis dudas de que realmente estemos en condiciones de poder hacerlo. El ExDirector del Fondo Monetario Internacional Michel Camdessus, muy amigo de todos ustedes y ponente de este Encuentro Empresarial hace ahora un año, estuvo peleando y bregando en los años 90 por una nueva arquitectura financiera internacional… Hasta hoy. Y después de las crisis ocurre que cuando ya ha pasado lo peor, por esa inercia que tiene el mundo financiero de que no le gusta moverse en el fondo, poco cambia. Yo creo que hay algo de eso. Pero, en todo caso, es importante; el mundo debería tener una nueva arquitectura financiera integral. Lo vamos a hacer o no, todavía estamos con las preguntas y sin una respuesta clara. Segunda preocupación. Estamos ante una importante nueva globalización, pero esta globalización va a funcionar si realmente las reglas del juego valen para todos. Si tenemos tasas de cambio que se correspondan como las verdaderas respuestas de los mercados, las monedas devaluadas no son buenas para el resto de la economía... Si somos capaces, de alguna manera, de no tener ese tremendo superávit en cuenta corriente sin pensar en los demás; es decir, de alguna forma, hablamos de una globalización responsable en la que se construya para hacer frente a las grandes asimetrías, sin las cuáles la descomposición del crecimiento a largo plazo no será posible.

65


Y el tercer elemento, pensando fundamentalmente en Europa, es el tema de la conciliación: la necesidad de realizar, en ese estupendo Estado de Bienestar que tiene Europa, las grandes reformas que necesita para vencer el desempleo estructural, la reforma de la Seguridad Social o las migraciones. Es tratar de ver cómo es posible conciliar estas dos realidades: reformas estructurales al frente y su aceptación social. Un equilibrio que no va a ser fácil. Por tanto, son tres grandes temas que están en la agenda internacional y me parece que, de alguna manera, deben ser elementos a tener en cuenta. Claramente el tema central, y nosotros hemos vivido en América Latina todas las crisis que ustedes se puedan imaginar, es la confianza. Si a la hora de abordar esta crisis no somos capaces de ganar la confianza del productor, del consumidor, de la sociedad consigo misma… yo creo que es muy difícil lograr una verdadera solución a la misma. Realmente sin la confianza, no se puede hacer frente a esta situación con la rapidez que el momento requiere. En todo caso y si les parece, me centraré ahora en el tema de América Latina que fue, básicamente, para lo que me invitaron. Además parte de lo que pueda comentarles seguramente ustedes ya lo conozcan o les pueda resultar familiar porque, en este auditorio, seguro que hay muchas personas que tienen inversiones en aquella zona o conocen a quien pueda tenerlas, o tienen parientes… En definitiva, todos finalmente formamos parte de este gran complejo que es Iberoamérica. Y desde esa perspectiva, yo creo que nosotros en América Latina hemos sido el gran laboratorio de “modelos”. Como yo ya tengo una edad, conocí bastante casi todos esos “modelos” en los últimos 50 años. Y de todo ese período, entre otros muchos momentos, diría que es muy interesante lo que pasó hace dos años. En un primer momento, hace algo más de dos años, nosotros creíamos que esa crisis que se estaba produciendo en Norte América no nos llegaría; no se venía la crisis. Mucha gente decía, o era un comentario generalizado, que “no, no, es una cosa de los gringos en Estados Unidos no es nuestra...” Nada más lejos de la realidad porque sí que fue nuestra, de todos. En todo caso y entrando a analizar datos, el año pasado nos fue relativamente bien: América Latina cayó entre 1,5 y 2% y muchos países no cayeron. Se puede afirmar que salieron de la crisis sin pasar por la resección. Es el caso de Uruguay, Perú y otros países que siguieron creciendo. Este año 2010 tendremos un crecimiento que estará entre el 4 y el 5% y, además, existe un estado de ánimo positivo en América Latina. No sólo eso, la inflación está bajo control, el desempleo es de un dígito, hay ingresos de capital que vuelven de

66


forma importante, creándonos incluso problemas por la apreciación del tipo de cambio… Y ustedes se preguntarán, ¿por qué no fue así? ¿Por qué América Latina no volvió a caer en su tradición de replicar las crisis y aún aumentar las del pasado? En primer lugar, se puede decir que porque hemos aprendido de los errores del pasado con sangre, sudor y lágrimas. De alguna manera, hemos aprendido a manejar la macroeconomía. Hoy en América Latina, y pese a las excepciones que existen, la mayoría de los Países tienen una macroeconomía bien administrada; especialmente en las áreas que fueron para nosotros particularmente dramáticos. Por un lado, está la inflexibilidad del tipo de cambio, ya que se podría escribir la historia de muchos Países de América Latina con la historia del tipo de cambio; y por otro, el respeto por el diversificar o el no diversificar. Yo creo que esas circunstancias fueron unas lecciones muy duras pero que, a día de hoy, están bastante incorporadas en la actitud de los Países, e incluso de la sociedad. Y, finalmente, la independencia de la autoridad monetaria. Una realidad que nos costó muchísimo. Recuerdo como en los años 90 estuvimos con diálogos permanentes de decir, “no miren señores es que a los Bancos Centrales hay que darles cierta independencia porque si no las cosas no van…” Creo que esa cultura está hoy incorporada. Yo creo que esta conjunción de factores nos permitió ir manejando la situación y salir del problema. En todo caso, nos quedan dos frentes pendientes; uno a corto plazo y otro a medio-largo plazo. En el corto plazo, la mayor preocupación hoy en día es lo que acabo de mencionar, la apreciación de las monedas. El ingreso de capitales es muy fuerte, las exportaciones son muy abundantes en muchos países, no en todos, y de alguna manera estamos enfrentando nosotros un problema de apreciación cambiaria que no es fácil de manejar. El Fondo Monetario Internacional acaba de decir la semana pasada que para manejar estas monedas apreciadas y estoy pensando en las monedas de Brasil, Uruguay, Chile, Colombia… Digo que para manejar esas monedas apreciadas tenemos que tener mucho cuidado: hay que tomar mezclas de política, hay que hacer un poquito de acumulación de reservas, otro poquito de flexibilidad cambiaria… E incluso, según el Fondo y fíjense cómo cambian las cosas, a veces habrá que hacer control de capitales. Si en los años 90 se nos ocurría mencionar lo que les acabo de transmitir nos sacaban del mapa, si me permiten la expresión. Sin embargo, el mundo cambia, nosotros cambiamos. Esto es bueno, por cierto.

67


De manera que esta situación es una de las cuestiones que les quería mencionar. ¿A medio plazo? Sinceramente, yo creo que a medio plazo estamos frente a una gran oportunidad en América Latina. ¿La sabremos aprovechar? Espero que sí, pero no es seguro porque eso implica muchas cosas, mucha decisión política y mucho compromiso de todos y todas. En este momento, nosotros tenemos dos grandes áreas en América Latina: de Panamá para arriba y de Panamá para abajo. Al norte de Panamá se encuentran los Países que son dependientes, de manera muy acusada, del ciclo americano; y, por tanto, ahí todo depende de qué pasa con la Iberoamericana… Ciertamente eso de que Méjico, en particular, tiene problemas muy serios debido a las grandes dificultades que padece para mantener la seguridad… Bueno es difícil de cuantificar. En todo caso, es cierto que podemos tener un problema porque de esas realidades dependen las exportaciones, el precio de las mismas, el turismo, la remesa, etc. Por el contrario, la sur de Panamá estamos en lo que podríamos denominar como “el ciclo chino” y en esos Países nos hemos beneficiado porque los precios, pese a haber caído en el primer año, después se han vuelto a recuperar. No, tal vez, con la exuberancia de principios de la década pero tenemos una situación de recuperación importante. Estamos estimados amigos, al 10% de crecimiento. Seguramente un crecimiento algo menor al de China y eso, desde luego, es un buen tónico para cualquiera. En estos momentos creo que hay una gran oportunidad porque el punto de partida es ciertamente sólido. Diría, además, que en gran parte debido al estado de ánimo. Y es que en América Latina hay un estado de ánimo positivo en general. No en todas partes, vuelvo a repetir, pero hay un buen estado de ánimo y eso es muy importante. Es como con las enfermedades: si el estado de ánimo es bueno la enfermedad mejor se lleva. En segundo lugar, hay una gran oportunidad en el escenario internacional. Se pude afirmar que, en el fondo, el ingreso de China en el mercado mundial durante los últimos 20 años, ha significado como si se construyera “un segundo piso del mundo”. Y, en cierta forma, en ese escenario que podríamos calificar de “segundo piso” nosotros, los Países de América Latina tenemos mucho que hacer y decir. Disponemos de lo que ellos necesitan: tenemos alimentos, tenemos energéticos y tenemos metales… Por tanto, de alguna manera, se abre un espacio importante, una oportunidad. Sinceramente, creo que en el

68


escenario mundial tenemos que contar como “materias primas valorizadas”. Probablemente no hoy pero sí en breve, y todo esto unido a las lecciones del pasado, nos hacen pensar que disponemos de una base importante para construir sobre esos elementos un crecimiento importante. Me van a permitir que les recuerde una serie de datos: • América Latina tiene el 9 ó 9,5% del territorio mundial, más o menos. • El 10% de la población. • Tiene, por ahora, el 15% de las tierras arables del mundo, con una creciente productividad y con revoluciones agrícolas como la que hay en Argentina, por ejemplo; que es equivalente a la que hubo con la Revolución Verde. • Tenemos el 35% del agua potable. • En materia de metales tenemos el cobre, 50%, hierro, etc. • Tenemos energéticos: tenemos petróleo, tenemos gas, es decir, 25% de los bosques naturales del mundo. • Y somos, además, casi 600 millones de personas, que están empezando a consumir, a crear un mercado y que, están empezando a educarse. De manera que, si bien estamos muy lejos de donde podríamos estar, el camino es el correcto y vamos en la buena dirección. Ahora bien, yo creo que nosotros podemos aprovechar esta coyuntura si recordamos que los Países no se desarrollan, solamente, porque dispongan de materias primas. Esta lección la hemos aprendido bastante bien mirando los petroleros. Y, fundamentalmente, porque no podemos insertarnos en la nueva Globalización del siglo XXI con una estructura productiva del siglo XIX. Una estructura productiva con el 70% de partidas de materias primas… Por lo tanto, algo hay que hacer para diversificar el aspecto productivo. Y no sólo eso porque la Globalización, además, implica flexibilidad. Una realidad que ustedes bien que la conocen aquí en Euskadi: la flexibilidad del sistema productivo, como el gran elemento que permite incorporarse con fuerza e inteligencia en el mundo globalizado. Para avanzar en esta línea, estamos trabajando en cuatro grandes batallas. La primera, es que tenemos que ingresar también nosotros en la Economía del Conocimiento y la Innovación. Para ello, estamos mirando mucho a lo que se hace aquí en el País Vasco y lo que se hace

69


en Europa y Asia; porque el conocimiento y la innovación son la clave del crecimiento futuro. En segundo lugar, trabajamos en la gran aventura de formar Recursos Humanos; en este sentido, hoy en día las tecnologías modernas permiten acelerar la formación como nunca había ocurrido en el pasado. No hay como equivocarse para aprender, también con los recursos humanos. Bien que lo saben ustedes. Como tercer elemento, tenemos que medir con inteligencia la Política de Reducción de Pobreza. Algunas de las políticas que se han usado, como lo pueden ser todo lo que tiene que ver con transferencia de recursos condicionados, nos permite alimentar un poco de esperanza, en forma de solución relativamente rápida sobre algunos problemas dramáticos de pobreza. Y finalmente, añadiría una variable importante: tenemos que aprender; también de cara a lograr una verdadera integración. En su momento, América Latina fue pionera en iniciar los procesos de integración regional. Sin ir más lejos, este año se cumplen 50 años desde que se lanzó en Montevideo la ALALC, la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio. Yo estuve en su origen, no en la dirección pero sí como ayudante, y me acuerdo del entusiasmo con el que nació… Comenzamos a trabajar a favor de la integración regional. Pero 50 años después, podemos afirmar que una de las frustraciones dominantes es que nunca logramos aprovechar ese trabajo para la integración de forma inteligente. Nunca fuimos capaces de instrumentar, verdaderamente, una integración real. Hoy tenemos que hacer esa integración con más motivo que nunca; una integración pragmática. Todos los Países tienen problemas, pero se trata de una integración basada en la cooperación bilateral en proyectos, el trabajo de las empresas “multilatinas” que la OCDE ha venido poniendo de manifiesto de forma inteligente y creciente… En definitiva, todo lo que podamos hacer para favorecer la cooperación regional sería ciertamente bienvenido. Eso nos va a llevar por tanto a un nuevo modelo, esos 4 frentes, yo creo que son las cosas sobre las cuáles estamos trabajando. Y no quisiera terminar mi intervención en este Encuentro Empresarial, sin referirme a las relaciones con Iberoamérica. Obviamente, tengo que hacerlo. Creo en Iberoamérica y creo que la relación entre esta península y América Latina, la América Hispano-Portuguesa, tiene mucho sentido. Y la tiene por una razón muy importante: porque hoy, la relación con América Latina ha cambiado de signo. Durante décadas nosotros formamos parte del problema y hoy, somos parte de la solución. Por lo que, como se pueden imaginar, en ese tipo de matrimonio se pueden hacer muchas cosas. Si no, que lo digan las grandes empresas españolas que están instaladas en el Continente y que, realmente,

70


están haciendo sus balances allí. A continuación, Josu Jon Imaz, nos podrá decir algo de todo esto. Insisto, creo que el que tengamos esto en cuenta, que somos parte de la solución, es importantísimo. Hay un nuevo ambiente para hacer cosas juntos. Y se lo transmito a ustedes que son empresarios: pongan la mirada en ese Continente. Tenemos muchas cosas que se pueden compartir para poder hacer cosas juntos, porque creo que nos abren oportunidades. Y termino diciendo lo siguiente. Un juicio final. Entramos en un mundo incierto, confuso y, en cierta forma, incierto. Más que nunca en el pasado. Desgraciadamente no hay grandes Fórmulas Económicas sobre la mesa, pero existe sentido común y pragmatismo. Es decir, probablemente no hay grandes edificios teóricos. Todavía no apareció “el Keynes de los 30” para darnos una respuesta a la situación actual. Quizá tengamos que pensar en forma de prueba y error y basarnos, sobre todo, en las experiencias pasadas. En lo que hemos venido haciendo con inteligencia. Así es como nos vamos a tener que mover en el mundo que viene, ya que va a ser un mundo bastante más complicado de lo que hemos imaginado. Vuelvo a repetir que la confianza es fundamental: la confianza de la Sociedad con sus gobernantes, la confianza de los partidos políticos, la confianza entre consumidores y productores, la confianza entre el Estado y el mercado, la confianza en las reglas del juego internacionales. Toda esta suma de confianzas, es lo que va a acelerar la salida. Y además, tenemos que pensar en recuperar los valores éticos que, y no son elementos poéticos, de alguna manera esta crisis ha descubierto como olvidados. Valores éticos para disponer de la capacidad de hacer las cosas mejor: la solidaridad, el compromiso y el poder trabajar juntos. Para caminar “Hacia la salida de la crisis” como reza el título de este Encuentro, recuerdo tres interesantes frases o hechos de otros tantos ingleses. Adam Smith, que fundó la Teoría del Capitalismo, antes de enseñar economía enseñaba moral. John Keynes, antes de quedar atrapado por el Neoclasicismo empezó a preocuparse de la conducta de los consumidores, de sus expectativas. Y por último Winston Churchill dijo que “lo único que no se puede aceptar en una crisis es no aprovechar la oportunidad para cambiarla”. Ese es el futuro que nos espera. Muchas gracias.

71


72


Josu Jon Imaz Presidente de Petronor y del Cluster de la Energía

EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, CON O SIN NOSOTROS

73


PRESENTACIÓN DE JOSU JON IMAZ

Muchísimas gracias al Secretario General Iberoamericano. Has realizado una intervención magnífica, como todas las tuyas, que además ha contribuido a completar la visión de la ponencia de Ángel Gurría, con los riesgos y oportunidades que la crisis económica y global plantea para América Latina y los impactos, que todos deseamos sean muy positivos, para el conjunto de la extensa y prometedora región latinoamericana. Una zona del mundo cultural y afectivamente muy próxima a nosotros, que ha sabido resistir muy bien el impacto de la crisis, no solamente a nivel económico, sino muy especialmente financiero, pues yo creo que por primera vez, una contracción de la economía global tan brutal como la que hemos tenido, no ha tenido consecuencias negativa para el sistema financiero latinoamericano, lo cual es muy positivo para el futuro. El tercero de nuestro ponentes, Josu Jon Imaz, Presidente Ejecutivo de Petronor, es conocido por la totalidad de los asistentes a este Encuentro, pues se trata de una de las personalidades de más talla, y más relevante, de la vida económica y política del País Vasco. De la misma forma que he hecho con los dos ponentes anteriores, voy a tratar de resumir a continuación su rico currículum: Josu Jon nació en Zumárraga el 6 de Septiembre de 1963. Está casado, tiene tres hijos y como demostración de que es un hombre muy inteligente, tiene su domicilio en Donostia-San Sebastián: Como referencias académicas es: • Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea. Completada la tesis doctoral en la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Bilbao (1994). • Licenciado en la Facultad de Ciencias Químicas de Donostia, con Premio Extraordinario Fin de Carrera. Especializado en Polímeros. • Formación en Dirección General de Empresas, en el curso 89-90, dentro del Plan de Formación en Dirección General de IkasbideGrupo Cooperativo Mondragón.

74


Como referencias profesionales, en el inicio de su carrera: • En diciembre de 1986 es enviado por el Centro Tecnológico INASMET al Centro francés CETIM de Nantes, becado por el Ministerio de Industria y Energía, dentro de su programa de formación de investigadores en el extranjero. • Responsable del Área de Composites y Polímeros de INASMET en el período 87-89. Incorporado al Grupo Cooperativo Mondragón en el período 89-91, como promotor industrial. Responsable del Departamento de Marketing y Relaciones Exteriores de INASMET en el período 91-94. Haciendo paréntesis en su vida profesional, Josu Jon ha acreditado una brillante trayectoria política: • En junio de 1994 es elegido Eurodiputado en las elecciones al Parlamento Europeo, cargo que desempeña hasta su nombramiento el 7 de Enero de 1999, como Consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco. Aunque ya conocía a Josu Jon (el no recuerda que le saludé por primera vez en un autobús del aeropuerto de Barajas, cuando era europarlamentario) tuve ocasión de comprobar su gran visión, cuando me planteó la necesidad de crear, en 2002, una Fundación para potenciar Ciencia, Investigación, Tecnología e Innovación, en Euskadi. Fue la semilla de Innobasque. Como consejero de Industria fue Presidente del Ente Vasco de la Energía (EVE), presidente de la Sociedad de Promoción y Reconversión Industrial (SPRI) y portavoz del Gobierno Vasco. • El 17 enero de 2004 fue elegido presidente del Euzkadi Buru Batzar (ejecutiva nacional) de EAJ-PNV. En otoño de 2007 anuncia su decisión de no presentarse a la reelección. Finalmente, tras esta etapa política que ha durado 14 años, Josu Jon: • a partir de enero y hasta junio de 2008, reemprende su carrera profesional y asiste, como investigador visitante, a la Kennedy School of Government (Universidad de Harvard) • El 4 julio de 2008, reunido el Consejo de Administración de Petronor S.A., es nombrado Presidente ejecutivo de la compañía, una de las más importantes del País Vasco.

75


• El 14 de julio de 2009, es elegido presidente del Cluster de la Energía del País Vasco. • y hace pocos días ha sido nombrado Director General de la Unidad de Nuevas Energías de Repsol, manteniendo su cargo de Presidente Ejecutivo de Petronor. Como reconocimientos a su trayectoria, en el año 2006 fue distinguido con la Creu de Sant Jordi, otorgada por la Generalitat de Cataluña. Cuando quieras, Josu Jon

PEDRO LUIS URIARTE

76


EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, CON O SIN NOSOTROS

Lo de “es un honor estar aquí” son palabras muy usadas. En mi caso puedo decirles que es verdad. En primer lugar por estar acompañado de dos personalidades como Ángel Gurría y Enrique Iglesias. El que alguien de la talla de mi admirado Pedro Luis Uriarte modere las intervenciones, es un honor añadido. Y permítanme que les diga que estoy muy a gusto. Este foro es especial para mí. Juego en casa, lo cual supone más responsabilidad. He compartido con ustedes este encuentro de ELKARGI, S.G.R. desde otras posiciones en momentos muy especiales. Por todo esto, hoy es un día importante para mí. El título general es Hacia la salida de la crisis. El título ya condiciona la intervención. Lo acepto. No porque tenga la verdad absoluta o el axioma de que salimos de la crisis. La organización así lo entiende y tengo que decirles, para no parecer un descreído, que yo también. Y si me quedaban dudas, la institución que dirige Ángel GurrÍa, la OCDE, afirmaba hace diez días en Praga que 2010 será un año de crecimiento a nivel mundial. Pero siguiendo con los axiomas, conviene traer a colación las virtudes cardinales. Una de ellas es la prudencia, que en mi caso suelo asimilar a la humildad. Necesitamos faros, luces en la costa para no encallar. Aún a riesgo de equivocarnos, empezamos a visualizar que salimos de la crisis. Prácticamente todas las instituciones internacionales así lo confirman. Pero bueno. En abril de 2008, hace solamente veinticuatro meses, el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos anunciaba un año 2009 en el que el crecimiento de la economía española sería del 2,4%, del 2,1% en el conjunto de las economías avanzadas, y del 1,6% en Estados Unidos y en la Zona euro. Entre las economías significativas, solamente Islandia tendría un crecimiento negativo en 2009. No necesito decirles lo que ha pasado este año 2009. Vean este mapa, y comprobarán que todas las economías de nuestro entorno han tenido un crecimiento negativo, y prácticamente sólo las economías emergentes de Asia, las de Oriente Medio, y algunos países de América Latina y África se han salvado de la contracción de su economía a lo largo de este último año. No hago estos comentarios para regodearme en las previsiones de una institución que considero muy seria. Sencillamente quiero indicar que

77


hace veinticuatro meses las instituciones más especializadas no eran conscientes en sus previsiones de la magnitud de la crisis financiera que iba a estallar. Esto me lleva a dos reflexiones. La primera en ser prudente en mis premisas en esta ponencia. Lo previsible es que vayamos a una reactivación económica en 2010 que nos permita tener un crecimiento positivo a nivel mundial, incluso en todos los países salvo en una docena de ellos, en los que casualmente nos encontramos. Este crecimiento puede convertirse en positivo en prácticamente todo el globo, incluso para la economía española en 2011, y la evolución mejorará ligeramente hacia el horizonte 2014 en el que incluso los crecimientos de la economía española alcanzarían niveles similares a los de la zona euro, aunque a decir verdad, las previsiones del FMI nos indican unos crecimientos débiles en la zona euro frente a la media de la economía mundial, y por supuesto respecto a los países emergentes. Coincide también con el análisis de la OCDE de la pasada semana sobre las tres velocidades del crecimiento: China, India y los emergentes a toda vela, Estados Unidos y Japón a buen ritmo, y Europa, a paso lento. Pero bueno. Todo esto ya lo saben ustedes. La segunda reflexión es de otra índole. Al preparar esta intervención pensaba que en la sociedad actual exigimos a los responsables políticos e institucionales que nos digan si estamos en crisis y cuándo vamos a salir exactamente de ella, en unos tiempos en los que los más reputados organismos especializados tienen serias dificultades siquiera para detectarlas. Todo ello es una dificultad añadida para el ejercicio de los liderazgos en la sociedad actual. Pero bueno, este tema merece otra conferencia. Como no sabemos exactamente qué va a suceder, juguemos a los escenarios futuros. Vamos a ponernos en un escenario en el que las previsiones en lo que respecta a la economía española son algo peores a lo que indica el FMI. Supongamos que la crisis nos golpea durante tres años consecutivos con un empeoramiento de las perspectivas de consumo, con un deterioro progresivo del mercado de la vivienda que empeora la tasas de morosidad de las entidades financieras llevando a muchas de ellas a una situación insostenible y mantiene las cifras de paro en niveles elevados provocando un deterioro notable de las cuentas públicas. Imaginen por un momento que este escenario más duro se cumple, y que dentro de dos años, en abril de 2012, ELKARGI, S.G.R. invita a esta jornada a un ponente que viene a describir cómo fue la crisis del país.

78


Me transformo en el ponente de 2012, y empiezo a describir la dura crisis que hemos pasado. En primer lugar analizaría los prolegómenos de la crisis, cuál era la situación antes del estallido de los factores externos. El equilibrio fiscal era bueno, con un bajo nivel de deuda pública comparativamente con otros países europeos. El empleo se encontraba en un buen nivel, con una alta tasa de creación de nuevos puestos de trabajo. El ritmo del crecimiento del PIB era fuerte, con incrementos importantes del consumo y de la inversión. Como elementos preocupantes, el déficit por cuenta corriente se encontraba en niveles muy elevados respecto al PIB, y el sector privado contaba con una fuerte deuda que se había doblado en los cuatro años anteriores a la crisis. Y en este contexto, repentinamente, debido a factores externos, la crisis estalló. En tres años el consumo privado se contrajo en un 10% y la inversión privada en un 50%. El precio de la vivienda bajó un 50% en los dos últimos años, lo cual unido a la fuerte bajada bursátil produjo un tremendo efecto en la riqueza de los ciudadanos. El PIB se contrajo un 13% en tres años, y el PIB bajó al valor que tenía cinco años atrás. El número de empleos descendió en un 20% en tres años, creciendo la tasa de paro en 15 puntos porcentuales a los valores anteriores a la crisis, con un fuerte aumento del paro de larga duración y los niveles de pobreza en ese segmento de la población. La ola de suspensiones de pagos y la deuda de los hogares generó fuertes problemas, llevándose por delante una parte importante del sistema de cajas de ahorros, obligando a recapitalizar la banca, provocando un sinfín de fusiones bancarias y rescates que costaron al contribuyente en su conjunto un 8% del PIB. Sigamos con la hipótesis de endurecimiento de la crisis. El costo de la recuperación del sistema financiero, el aumento en diez puntos del PIB del gasto social para atender a los parados y sus necesidades y la caída de la recaudación provocada por la caída de la actividad económica y el consumo provocaron tres años consecutivos de déficit público del 14%, 13% y 12% respectivamente, y tras la crisis, la deuda total del país había crecido en 48 puntos respecto al PIB. Algunos errores de subida de la fiscalidad sobre el empleo, agravaron el problema del paro y alimentaron la espiral. ¿Desolador verdad? Espero que cuando escuchen esto en el año 2012, no salgan todos corriendo desesperanzados. Al ponente se le habrá olvidado un pequeño detalle a la hora de describir esta horrorosa crisis. Le falta una transparencia… perdón, no es esta… Es esta

79


otra, indicando el país en el que se produce. Lo que acabo de exponer en este juego es la descripción exacta de la crisis que vivió Finlandia en los años 1991-93. Finlandia, nuestro modelo, el país que cuando entró en la Unión Europea en enero de 1995 compartía con España los niveles más altos del paro en Europa, era sólo siete años más tarde una realidad atractiva: nuestro modelo. Sorprende que un país que encabeza las evaluaciones de estudiantes del programa PISA, que es el primero de Europa en personal investigador y el segundo en inversión en I+D tras Suecia, que ha rebajado su tasa de paro al 5,9% y que supera en renta per cápita a Alemania, Francia, Japón y Gran Bretaña, viviese tan recientemente esa debacle. Las causas de la crisis en aquel caso no son las mismas. Tampoco las recetas de choque deben coincidir exactamente, ya que por ejemplo Finlandia tenía su propia moneda y nosotros no. Pero fueron las medidas a largo plazo las que permitieron a Finlandia llegar a su prosperidad social actual. Finlandia definió un modelo de innovación para el país, y apostó por él sin fisuras, con organismos de apoyo al I+D+i tan potentes como Tekes, redes de centros tecnológicos líderes en Europa como VTT, o empresas tecnológicamente avanzadas como Nokia. En 1993, con esos déficits brutales, lo fácil hubiera sido ahorrar en formación, en tecnología e innovación, tanto en gobiernos como en empresas. Pero se hizo todo lo contrario. Hoy, cuando las apreturas presupuestarias nos ahogan a instituciones y empresas, puede ser también una tentación en nuestro país. Volvamos a nuestra realidad. Estamos enfilando la salida de la crisis. Este año y el próximo todo nuestro entorno comienza a tener unos crecimientos positivos. Desde el 9,5% de China hasta niveles más modestos en los países desarrollados. El mundo va a salir de la crisis. La pregunta que debemos hacernos es si va a salir con nosotros o sin nosotros. No nos van a esperar. Van a hacerlo. Y nosotros, incluso en el peor de los escenarios de evolución de la misma por nuestras particulares características, podemos salir incluso reforzados si acertamos en las medidas a tomar. Una pista sobre el principal problema que tenemos nos la da la revista The Economist, en su comparativa del déficit por cuenta corriente de diferentes países. En el ejemplar de esta semana, la economía española es la tercera de esta lista, con un 4,5% del PIB, detrás de Grecia y Sudáfrica. Pagamos mucho para que otros fabriquen lo que necesitamos.

80


Vivimos por encima de nuestras posibilidades. Este es el nubarrón que subyace detrás de la crisis financiera e inmobiliaria que vivimos, y que seguirá ahí cuando éstas se estabilicen. Tenemos que salir de esta crisis con un modelo más competitivo, y para ello necesitamos un consenso político y social con una apuesta clara por el conocimiento y el desarrollo tecnológico. Esa es la vía para poder sostener el empleo de calidad en un futuro próximo, porque el riesgo de fabricar productos de bajo valor añadido es que los chinos y los hindúes los hagan tan bien como nosotros y a un coste menor. Si queremos que nuestros hijos vivan en una sociedad con un nivel de renta como el nuestro, el esfuerzo debe de ser sostenido en el tiempo, también en momentos de crisis como éste. Porque los vascos hemos alcanzado un nivel de vida elevado, incluso comparativamente con nuestro entorno europeo. La sociedad vasca de hoy es una economía con una de las rentas per cápita más elevadas de Europa. En este mapa podemos ver cómo Euskadi comparte el privilegio de ser de las pocas regiones europeas en tener una renta superior al 125% de la media europea. En este mapa publicado por Eurostat compartimos el color más intenso de las áreas más ricas de Europa. ¿Qué es lo que deberíamos cumplir como condición para poder garantizar que a futuro vamos a estar también entre las regiones de más renta? Veamos este mapa en el que se refleja el esfuerzo inversor en I+D de cada una de las regiones europeas. Aquí, aunque salimos bien parados en la foto, nuestro territorio no se señala en el color de los que invierten más del 3% de su PIB en investigación y desarrollo. Ni siquiera alcanzamos, aunque por poco, el nivel de los que invierten más del 2%. ¿A dónde quiero llegar con este juego de los mapas? A que nuestra posición actual, ventajosa sin lugar a dudas, no garantiza en absoluto el que podamos seguir manteniendo el nivel de riqueza actual de la sociedad vasca, en la medida en la que hay otros que están invirtiendo más que nosotros en el desarrollo futuro. Esto indica desde mi punto de vista la necesidad imperiosa de continuar aumentando nuestros niveles de inversión en investigación y desarrollo, si queremos realmente garantizar nuestro desarrollo económico futuro. La investigación y el desarrollo tecnológico no son el único parámetro para medir la potencialidad de una sociedad en garantizar su bienestar futuro. Hay otro que es también sumamente importante: el nivel de formación de las personas, que podemos por ejemplo medirlo entre otros parámetros a través del nivel de sus universidades. Vemos aquí la colocación sobre el

81


mapa de Europa de las mejores universidades. No estamos en esa relación. Sin embargo, si se fijan bien, existe una correlación bastante afinada entre las regiones que tenían mayor renta per cápita en Europa, aquellas que llevan a cabo un mayor esfuerzo en I+D, con aquellas que tienen las universidades que ocupan los puestos más relevantes en los rankings. Nosotros no estamos en la cabeza de este último ranking, lo cual produce un punto de incertidumbre sobre nuestra capacidad de poder seguir siendo líderes en posición económica en Europa si no invertimos esta situación, con una clara apuesta por incluir nuestras universidades entre las mejores de Europa. Es interesante también nuestra capacidad, bien para generar, o en su caso para atraer a los mejores científicos del mundo. Si analizamos en este mapa dónde se encuentran esos investigadores que son los más citados en las publicaciones científicas, vemos que nuestra situación tampoco es la de un líder. Así que sin una posición relevante en la localización del talento de vanguardia mundial en materia científica, sin unas universidades que lideren estos rankings, sin niveles de investigación y desarrollo a nivel de los líderes europeos y mundiales, nuestra posición competitiva para seguir siendo una de las sociedades más ricas de Europa y del mundo, queda comprometida. Me atrevo por tanto a apuntar que desde mi punto de vista la apuesta por el conocimiento, la investigación, el desarrollo, la educación y la universidad es la prioridad número uno de Euskadi, si queremos dejar a nuestros hijos un país en el que vivan con niveles de bienestar iguales o superiores al nuestro. Otro factor que analiza nuestra capacidad de mantener o mejorar nuestra posición actual lo constituye la existencia de empresas tractoras que tienen aquí su sede social o centros de decisión. Tenemos doce en España, y de ellas dos en Euskadi. La posición de las empresas españolas y su capacidad de tracción es importante en esta lista (hay cinco empresas entre las doscientas mayores del mundo), y en Euskadi contamos con dos entre las doscientas primeras. La capacidad de tracción industrial de estas corporaciones, constituye un elemento notable de competitividad para nuestro tejido industrial. Buscar ser atractivos para que esas empresas crezcan, se desarrollen y estén entre nosotros debe ser otra de las prioridades de la política económica. Hablamos de empresas, de I+D, de universidades…pero, ¿qué pasa con los vascos? Pues que cada vez somos mayores. Si vemos esta pirámide de población al día de hoy, vemos que empieza a estar completamente mermada por su base, y si proyectamos al 2020 la expectativa de la pirámide, los que estemos entonces entre los 50 y los 60 años,

82


seremos el segmento de población más numeroso en esa década. La reposición efectiva de la población, asegurando la presencia de niños y jóvenes, es también una necesidad imperiosa en una sociedad que quiere ser dinámica e innovadora. El desarrollo económico futuro implica también el ser capaz de crecer demográficamente con nuestro propio crecimiento vegetativo, o en su caso ser lo suficientemente atractivos para atraer hacia nosotros a aquellos que nos aporten renovación, y además, en la medida de los posible, talento. Es verdad además que en un mundo en red, la existencia de centros y periferia no es tan evidente. Pero todavía hay áreas más centrales y más periféricas, aunque posiblemente en un futuro próximo estos conceptos se vayan diluyendo. ¿Estamos nosotros en el centro? Podemos miramos en nuestro propio mapamundi, sin embargo, ¿se han fijado ustedes en que los mapas de antaño en los que el Atlántico ocupaba el centro del globo y nosotros estábamos en el meridiano cero empiezan a ser sustituidos por aquellos en los que el Pacífico es el centro y nosotros estamos en el corner más absoluto? La nueva realidad de dos potencias, Estados Unidos y una emergente China, con una indecisa Europa en la que además la ampliación a centroeuropa ha aumentado nuestra perificidad, no es especialmente positiva. En una década ha cambiado la geopolítica con la irrupción de poderes emergentes. La crisis que estamos viviendo y las respuestas a la misma han dejado de manifiesto que la propia gobernanza mundial está cambiando, con la irrupción de nuevos actores y foros que antes ni siquiera existían, como el G-2 o el G-20. En este escenario, Europa está más orillada. La globalización no es un fenómeno nuevo: existía ya entre los siglos XVII y XIX, en los que se globalizaban los imperios, o en el XX las empresas. Sin embargo, la irrupción de la red en esta primera década del siglo XXI, permite la globalización de las personas e incluso los servicios que pueden prestar, en un fenómeno inédito. Hoy, competimos más que nunca por las personas. Y ello nos debe hacer reflexionar sobre cómo nos queremos posicionar en el futuro. Tengo tres hijos. Un chico de once y dos niñas de nueve y cuatro años. Estén tranquilos que no voy a sacarles la foto de la cartera ni la voy a proyectar en la pantalla. Mi pasión de padre no me lleva a ser tan pelma. Por mi trabajo y el de mi mujer, los dos mayores tuvieron que estar durante un curso escolarizados en un colegio de los Estados Unidos, y la pequeña en una guardería. No sé si en un futuro próximo deberé ir a vivir a otro país. Si tuviese que hacerlo, desde la experiencia de haberlo vivido, mi preocupación fundamental será el entorno

83


para que mis hijos se eduquen: qué colegios hay, qué educación reciben, en qué ambiente viven… No sé dónde vivirán mis hijos cuando sean mayores. Mi hijo con once años sigue en contacto por e-mail con sus compañeros de clase de Boston. En el mundo que nos está tocando vivir, quizá trabajen y residan en otros países. Ellos elegirán. Los de todos ustedes también. Esta reflexión es válida para sus hijos, y en algún caso, para sus nietos. Nuestro único deber es hacer posible que si quieren, puedan vivir aquí. Por eso tenemos que hacer un país competitivo y de vanguardia. Pero supongamos que algunos de mis hijos o de los suyos, por razones personales o profesionales, optan por vivir en otro lugar. No pasará nada, siempre y cuando seamos capaces de atraer otros talentos, otras personas, otras familias, otros niños y jóvenes que vayan a pasar su vida entre nosotros. Y ello supone hacer de Euskadi un lugar atractivo para que haya profesionales que opten por venir aquí, por quedarse entre nosotros, por emprender aquí su vida, por venir aquí a investigar, por enseñar en nuestras universidades, por crear aquí una empresa… ¿Qué van a valorar para ello? Por supuesto el entorno económico, fiscal o laboral, pero tanto o más que eso, el nivel y modelo de nuestra enseñanza primaria y secundaria en la que sus hijos se van a educar, nuestro sistema sanitario, la calidad de vida en nuestras ciudades y entornos urbanos, el nivel de inglés en nuestra sociedad, nuestra calidad medioambiental, nuestra tolerancia social respecto al diferente y hacia los demás, así como unas buenas comunicaciones. En definitiva, que sus hijos tengan un entorno atractivo en el que crecer y formarse. Si nos preparamos en esta dirección, tendremos potencial para ser competitivos en los próximos tiempos y para que Euskadi aproveche la salida de la crisis para posicionarse entre los líderes. He hablado de comunicaciones. Tenemos el tren de alta velocidad en marcha que nos conectará a Madrid, Barcelona y París. Esto va a ser un gran paso, pero necesitamos una estación de metro de la red mundial, y esto se llama un aeropuerto internacional con los destinos básicos con buenas frecuencias, que dé servicio a un hinterland de cinco millones de personas, que es el de nuestro área de influencia. Esto no da para tres vuelos diarios a Nueva York, pero si para cuatro diarios a Frankfurt, Londres, Paris y Milán. Tenemos por tanto una economía, que ha sido capaz de posicionarse entre las líderes europeas, que ha sido golpeada por la crisis, pero que debe hacer con absoluta prioridad los deberes que le permitan poder mantener o incluso mejorar esa privilegiada posición. ¿Tenemos forta-

84


lezas que nos lo permitan? Sin duda. En primer lugar un tejido industrial competitivo y diversificado, que convierten a Euskadi, junto a áreas como Lombardía, Renania del Norte-Westfalia o Bohemia en uno de los talleres más relevantes de Europa. Desde mi convicción de que la industria es el sector que va asegurar también en el futuro próximo una elevada generación de valor añadido en nuestras sociedades, me parece una fortaleza clave. Además tenemos un gran conocimiento en el campo de la Ingeniería. Somos una sociedad de ingenieros. Tenemos en Euskadi una magnífica red de Escuelas de Ingeniería, que pueden llegar a ser diez u once, si contamos las superiores y las medias, que nos dan una capacidad de generar profesionales para la industria muy elevada. A esto acompañamos con una magnífica formación profesional. Creo por tanto que centrarnos en esto en lo que somos líderes, debe ser nuestra apuesta también a la salida de esta crisis. Nuestro sistema fiscal y financiero propio nos da la capacidad para tomar nuestras propias decisiones adaptadas a nuestras necesidades económicas en esta materia. El Concierto Económico ha sido un factor clave en el desarrollo económico y en la competitividad de la sociedad vasca. Además, contamos con una competitiva red de centros tecnológicos, mayoritariamente de naturaleza privada, tenemos una economía abierta y exportadora y además un carácter emprendedor que caracteriza a nuestro tejido empresarial. He descrito nuestras debilidades y fortalezas. Pero, ¿por dónde van a venir los retos? Me aventuro a apuntar que los drivers, o motores del desarrollo económico en los próximos tiempos van a ser tres. En el fondo, serán cuestiones que nos lleven a mejorar nuestra calidad de vida, y que direccionen a la sociedad por ese camino. Me atrevo a apuntar tres ejes fundamentalmente: el medio ambiente, con la presión social y regulatoria que vaya dirigida a mejorar la calidad del agua que bebemos, del aire que respiramos, de la calidad de nuestros suelos y la incidencia de nuestra actividad en las futuras generaciones; la movilidad y el urbanismo de calidad, que vaya transformando nuestras duras ciudades en espacios cómodos en los que nos sintamos a gusto paseando a nuestros hijos o en los que no tengamos que coger el coche una hora para ir a trabajar, y la demanda de una sociedad envejecida que busque más salud, y unos servicios sociales que nos permitan vivir con una alta calidad de vida. Desde mi punto de vista estos van a ser los tres grandes motores de los mercados, las tecnologías, y por tanto de la economía en los próximos tiempos.

85


La búsqueda del bienestar social moverá sectores como los de las tecnologías de la información y la comunicación, la movilidad y la calidad urbana empujará el sector del transporte y las infraestructuras, transformará la automoción y modificará los hábitos energéticos; a su vez el área de la salud desarrollará las biotecnologías, y el medio ambiente será el gran tractor de sectores como el energético. En este tipo de sectores deberemos de estar posicionados si queremos tener una posición de liderazgo relativo en el mundo económico. En algunos de estos sectores tenemos fortalezas, y en aquellos en los que no estemos deberemos de hacer un esfuerzo ímprobo. Además, es posible reposicionarse. Hace diez años el sector del las biotecnologías no existía prácticamente en Euskadi. Hoy, gracias a una acertada política público-privada, la fotografía es real, hay numerosas empresas, y empezamos a posicionarnos en un sector que puede alcanzar en 2025 el 20% del PIB europeo. Permítanme que destaque la energía, que va a ser un sector de crecimiento importante. ¿Por qué? Miren este mapa nocturno del mundo. Destaca fuertemente la iluminación que tenemos en los países desarrollados. Europa Occidental, la mitad oriental de Estados Unidos, la costa del Pacífico y Japón somos una gran mancha de luz. África es un gran apagón. Sólo algunas zonas parecen mostrar alguna iluminación. África tiene 53 países. Entre los cinco del norte, en el Maghreb y Sudáfrica, hay 47 países con 730 millones de habitantes. Entre todos ellos tienen una potencia instalada de generación eléctrica de 20.000 MW, exactamente igual a la de Holanda con 16 millones de habitantes, cuarenta y cinco veces menos población y setecientas veces menos superficie. América Latina, China e India empiezan a encenderse. Y pronto le seguirán Brasil, Turquía, Sudáfrica y otros. Cada vez, año a año, el contraste de luz va a ir disminuyendo entre ellos y nosotros. Es decir, el consumo energético crecerá en un 45% en las dos próximas décadas. Y en este sector tenemos empresas líderes en Euskadi, y todo un tejido industrial para acompañar a estos líderes por el mundo. Además, nuestro liderazgo está asentado en las apuestas de las nuevas energías, que van ser las que más crezcan, así como en la nueva movilidad y el transporte. Por tanto, parece que el mundo sale de la crisis. Lo va a hacer también sin nosotros. Y se está conformando un mundo que es diferente. Pero

86


nosotros tenemos por delante una oportunidad si nos preparamos para salir en una posición ventajosa. Acompañemos además esta apuesta con valores. Valores como los que tuvieron la generación de nuestros padres. He hablado de mis hijos y de sus hijos. Miremos a nuestros padres. Cada uno tenemos una historia detrás. Todas son diferentes, pero sé que la de muchos de los que estamos aquí se parecen. Mi padre nació en el caserío de sus padres. Trabajó en una empresa industrial. No pude casi conocerle, pero he sabido que con mucha menor preparación de la que he podido tener yo, se movía en Francia, Colombia, Checoslovaquia, Pakistán o Alemania. Compraba maquinaria o vendía herramientas de mano. Íbamos de vacaciones a Vitoria en agosto, y nos dejaba con mi madre en las piscinas de Gamarra mientras se iba a aprender inglés a un curso. Además se involucró en la directiva de padres de La Salle para que Zumarraga tuviese un buen colegio y una buena formación profesional, para que los hijos de la gente que trabajaba en Orbegozo, Irimo o Patricio tuviesen oportunidades y futuro. La historia de algunos de ustedes, los más mayores, o las de los padres de otros muchos no es muy diferente a ésta. La de algunos será sin duda más heroica o destacable, y puedo acordarme de personas como Ángel Iglesias, nuestro llorado Joxe Mari Korta, Miguel Odriozola, Jesús Guibert o el nunca suficientemente reconocido José Mari Vizcaino. Pero en el fondo son historias de valores. De trabajo. De hacer en definitiva tres cosas: salir al mundo sin miedo, aunque en muchos momentos nos sintamos muy pequeños y extraños; prepararnos y formarnos, aunque tengamos cuarenta y seis años, sin ningún complejo. Y crear un entorno educativo atractivo para nuestros hijos y los hijos de los que quieran venir aquí a desarrollar su talento. La generación de nuestros padres sacó el país adelante. Nosotros podemos hacerlo con los mismos valores. Sin contaminarnos con complejos de sociedad acomodada, que mira más a sus derechos que a sus deberes, que piensa más en el ocio que en el trabajo, que se opone a los proyectos en lugar de luchar por ellos. Esos no son los valores que nos sacarán adelante. Ya sé que no está de moda, pero reivindico nuestros valores de siempre para que en la salida de la crisis tomemos la senda del liderazgo. Les he hablado hoy poco de financiación y de reforma de mercado laboral. Tenía que optar, y he preferido hablar de estas cosas.

87


Porque creo que en ellas nos jugamos el futuro. Y el futuro dependerá de lo que hagamos fundamentalmente nosotros. Los triunfadores de esta crisis en este nuevo paradigma, con un mundo radicalmente diferente, serán los que luchen, los que tengan sueños, los que tengan visión y los que tengan hambre de salir adelante. La receta para la crisis no está en lo que digan los gurús. Está en los que han hecho nuestro tejido industrial. En sus valores, en su esfuerzo, en su ilusión. Esa es la receta. Ser mejores. Estar más preparados. Ser más atractivos. Pero todo ello adaptado a un mundo que ya no es el mismo.

Donostia, 15 de abril de 2010

88


CONCLUSIONES DEL ENCUENTRO EMPRESARIAL ELKARGI, S.G.R.

Muchísimas gracias Josu Jon por tu brillante y documentada presentación, en la que hemos podido constatar que, efectivamente, el mundo está cambiando y que, además, lo puede hacer con o sin nosotros. Has sabido analizar muy bien las transformaciones geopolíticas de los últimos años y la importancia que tiene para todos nosotros la irrupción de una sociedad en red. Por otro lado, has enfatizado que desde la sociedad vasca debemos analizar adecuadamente cómo dar respuesta, desde nuestras fortalezas, a las transformaciones y cambios geopolíticos y sociales que se están produciendo a nivel global y que se van a producir, todavía con más intensidad, para poder seguir siendo competitivos, y lo que es más importante, para que nuestros hijos e hijas puedan tener un porvenir en Euskadi. Eskerrik asko, bihotz bihotzez Josu Jon. Creo que estaremos de acuerdo en que las tres magníficas ponencias que acabamos de escuchar –las de Ángel Gurría, de Enrique Iglesias y de Josu Jon Imaz– además de su enorme interés, nos han ayudado a situarnos mejor, a conocer dónde estamos y a perfilar, con mucha mayor claridad, cómo se va a producir la salida de la crisis, tanto a nivel global como europeo, latinoamericano, español y vasco. Como moderador, me toca ahora trasladarles las conclusiones que se deducen de este importante Encuentro Empresarial, en el que estamos participando más de 1.100 personas. Voy a tratar de sintetizar, con brevedad, lo que ha expuesto el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, quien luego estoy seguro aportará nuevas visiones de gran interés en el coloquio al final del almuerzo. En primer lugar, nos ha trasladado la visión que hoy tiene la OCDE sobre la recuperación de la economía mundial, la de los 31 países que integran esta organización y muy en particular de la de España. Como habréis podido observar, ha puesto el acento en que los recientes indicadores, apuntan, todos ellos, a una recuperación continuada de la economía mundial aunque, como decíamos al principio, con velocidades de recuperación y ritmos de crecimiento muy variables, entre los distintos países y regiones.

89


También ha enfatizado que las condiciones financieras están mejorando, con una mayor actividad de los mercados de capitales y un flujo más intenso de las condiciones de crédito en todo el mundo, aunque los bancos pueden seguir siendo vulnerables a pérdidas crediticias y a la exposición del riesgo de interés. Ha apuntado también que los países de la OCDE se están viendo beneficiados por los vínculos oficiales y comerciales que ligan su economía a distintos países emergentes, cuya actividad y demanda ha crecido fuertemente en el último año y, muy singularmente, la de China, India y Brasil. Tras hacer un análisis muy completo de la situación en la que nos encontramos, el Secretario General de la OCDE, ha puesto el acento en los principales desafíos con los que nos tenemos que enfrentar en esta fase de salida de la crisis. Los ha centrado en 3 campos, muy especialmente: • En primer lugar, por el dramatismo personal que conlleva y también por las graves consecuencias colaterales que tiene, sitúa el del desempleo. (Entre estas consecuencias, como anteayer señalaba acertadamente el Gobernador del Banco de España, refiriéndose a la economía española, está la de que con una situación de desempleo masivo, como la que se está sufriendo en España, resulta muy difícil una recuperación del sistema financiero y, por lo tanto, del crecimiento del crédito). • El segundo desafío que ha señalado Ángel Gurría, es el de la necesaria consolidación fiscal, pues el mundo, en ninguno de sus niveles (y aquí podríamos citar el ejemplo singular de Estados Unidos y el más próximo de España), puede aguantar volúmenes masivos de endeudamiento que, en bastantes casos, se sitúan en el 100% del PIB o incluso lo superan. • El tercer desafío es quizá el más difícil, el de definir cuáles son las estrategias más convenientes para superar la crisis, no sólo para salir de la recesión que es lo ya logrado a nivel global. Todos estamos de acuerdo en la conveniencia de construir una salida que posibilite una evolución positiva y sostenida de la economía, y un nuevo tipo de crecimiento mucho más fuerte, más limpio y más justo que el que hemos tenido en el ciclo expansivo anterior.

90


Todos sabemos también que los objetivos y la meta a alcanzar que ha formulado el Secretario General de la OCDE (en lo que creo que se puede decir que existe un consenso universal) va a resultar muy difícil de llevar a cabo, pues la respuesta tiene que ser profunda y diferenciada por regiones, países y sectores, para que la suma de todos los esfuerzos realizado conduzca a esa “buena salida” que necesita la economía global, la europea, la latinoamericana, la española y la vasca. Finalmente, el Secretario General de la OCDE ha puesto el acento en el papel que debe tener la innovación en la construcción de ese nuevo modelo de crecimiento. En esa línea, Angel Gurria ha señalado que en la OCDE consideran que esta crisis es una gran oportunidad para fortalecer las estrategias políticas de innovación, porque la inversión en innovación es una condición indispensable para el crecimiento económico a largo plazo. Esta referencia a la innovación realizada en la última parte de su exposición por el Secretario General de la OCDE, la valoro como especialmente importante y significativa para el País Vasco, pues como todos sabemos que, desde Julio del año 2007 (con el lanzamiento de la Agencia Vasca de la Innovación – Innobasque que tuve el honor de presidir), Euskadi está realizando un esfuerzo muy importante para aumentar su nivel de innovación, con el objetivo de situarse como la región innovadora de referencia en Europa, en un horizonte de largo plazo. La última publicación, el pasado 31 de Marzo, de los datos del Instituto Vasco de Estadística – Eustat sobre el “European Innovation Scoreboard” (el índice de innovación europeo), refleja la mejora que se está produciendo en la economía vasca, que ya se sitúa en innovación a nivel del 10º país de los 27 que integran la Unión Europea, habiendo superado, por ejemplo, en el último año, el nivel que acredita Francia. Por esta razón, la mención que ha hecho el Secretario General de la OCDE a la innovación como un pilar fundamental para construir una salida coherente y positiva para un país es de especial relevancia para todos nosotros. Te reitero la felicitación por tu magnífica intervención, Ángel.

91


En la segunda ponencia, el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, ha abordado, con el conocimiento profundo que se deduce de su dilatada y rica experiencia en aquella parte del mundo, los riesgos y oportunidades que tiene la crisis para América Latina. Esta región que aún tiene pendiente completar un importante proceso de bancarización y de crecimiento económico, sin embargo ha superado el impacto de la crisis económica con mucha mejor trayectoria que por ejemplo el que ha acreditado Europa y, muy específicamente, España. El Secretario General Iberoamericano nos ha trasladado, por tanto, una visión muy precisa de la actual coyuntural global y regional, junto con interesantes reflexiones sobre la región latinoamericana, poniendo el acento en que América Latina está en el umbral de una gran oportunidad para superar, por ejemplo, problemas muy importantes de su pasado como los que todavía tiene en el campo social y, muy específicamente, de la juventud. Cree Enrique que América Latina está entrando en un ciclo económico positivo frente a la crisis económica, que la coloca ante una histórica “gran oportunidad” para reforzar su posición política. Apoyando el punto de vista de Enrique Iglesias, debemos recordar que América Latina cuenta hoy con una capacidad de influencia que no tenía en el pasado, pues la presencia de varios países de esta región en el G-20 (muy especialmente de Brasil) constituye, sin duda, una oportunidad única para avanzar en el campo político y para participar, y aportar ideas y criterios, en las grandes decisiones que este grupo de países va a adoptar para construir un mejor futuro, global y regional. El optimismo económico que hoy se vive en América Latina es, en su opinión, el resultado de la política acertada de distintos Gobiernos latinoamericanos que han aprendido de los errores del pasado, y han impulsado a sus economías, hasta situarlas en la avanzadilla de la recuperación, posición impensable en crisis pasadas. La explicación a este gran éxito está en “cinco joyas” que atenuaron el impacto de la crisis en aquella región económica: una buena política macroeconómica, una economía abierta, un crecimiento económico más orientado a garantizar la distribución de la riqueza, acciones contra la pobreza y un papel mucho más activo de los Gobiernos.

92


Por otro lado, como he señalado anteriormente, la experiencia de la crisis que ahora estamos superando, en la que el sistema bancario latinoamericano ha demostrado una mayor resistencia que el de otras zonas del mundo (no solo en comparación con los países desarrollados, sino con muchos emergentes como los de Europa del Este) avala la actual convicción de que la región latinoamericana está en condiciones de lograr una salida de la crisis en clave positiva, con un modelo económico y social más “virtuoso”. Enrique Iglesias, ve unas décadas de cambio positivo para América Latina, como consecuencia de que la crisis ayudará a transformar, más aún, su economía, y dará mucha más relevancia, a nivel político y económico, a esta zona del mundo. Para ella, el paradigma futuro estará marcado por una economía basada en el conocimiento, una clase media más amplia y unas relaciones internacionales más enfocadas hacia Asia, sobre todo hacia China, con un menor peso e influencia de Estados Unidos. Pero hasta llegar a ese momento se tendrán que ganar ciertas “batallas” como la mejora de la productividad, la inversión activa en más y mejor capital humano y lograr una integración regional más pragmática y “no sujeta a la historia de la Unión Europea”. Finalmente, Enrique Iglesias ha destacado que mientras que Europa sucumbe ante el pesimismo y es poco receptiva a las buenas noticias, el “espíritu más fuerte” y la “confianza” de América Latina, y de Estados Unidos, marcarán el camino hacia su recuperación económica. Es una pena que compromisos oficiales ineludibles impidan al Secretario General Iberoamericano participar en el almuerzo. Te vamos a echar en falta, Enrique. •

La intervención del Presidente Ejecutivo de Petronor, Josu Jon Imaz, me ha parecido también magnífica. Además, aunque ha hablado, y muy bien por cierto, de lo macro, fundamentalmente se ha centrado en lo micro. Es decir, en “nosotros”, en la respuesta desde Euskadi. Y de ahí lo significativo que resulta lo que ha enfatizado de que el mundo está cambiando, con o sin nosotros.

93


Por supuesto, lo que ha defendido Josu Jon es que el mundo debe cambiar “con nosotros”, para que aprovechemos la oportunidad que nos brinda la salida de la crisis. En su ponencia ha destacado lo siguiente: En primer lugar, que en sólo una década ha cambiado profundamente la geopolítica, con la irrupción de nuevos poderes emergentes. La crisis que estamos viviendo y las respuestas a la misma han dejado de manifiesto que la propia gobernanza mundial está cambiando, con la irrupción de nuevos actores y foros que antes ni siquiera existían, como el G-2 o el G-20 (al que acabamos de hacer referencia al hablar de los miembros latinoamericanos del mismo). Ha apuntado el Presidente de Petronor que la globalización no es un fenómeno nuevo. Existía ya entre los siglos XVII y XIX, en los que se globalizaban los imperios, y en el XX, en el que lo hacen las empresas. Sin embargo, la irrupción de la red en esta primera década del siglo XXI, permite la globalización de las personas, e incluso de los servicios que pueden prestar, lo cual nos sitúa ante un fenómeno inédito. A su vez, ha destacado Josu Jon, que la irrupción de las economías emergentes va a incrementar las necesidades energéticas para impulsar su crecimiento, lo que va a tener consecuencias evidentes en el tensionamiento de la oferta-demanda, incidiendo en los precios y en la configuración del futuro mix energético. En función de todo lo anterior, ha apuntado el Presidente de Petronor que los catalizadores o “drivers” de la transformación económica y social durante los próximos años van a ser, posiblemente, los cuatro siguientes: • el envejecimiento de la población y la demanda de mayores prestaciones sanitarias y sociales. • la concienciación en materia medioambiental y el cambio climático, • la necesidad de seguridad en sociedades más acomodadas. • y, por último, la búsqueda de una calidad de vida más confortable, con transformaciones en los entornos urbanos y en la movilidad, que tenderán a ser más “amigables”. Estos cuatro catalizadores de la transformación van a generar, en su opinión, grandes oportunidades en nuevos mercados y nuevas tecnologías que hay que visualizar y saber aprovechar.

94


Por último, nuestro ponente ha puesto el acento en algo que cobra una especial significación: que la sociedad vasca tiene indudables fortalezas para posicionarse en ese nuevo entorno. Pero el que tengamos un País con atractivo para nuestros hijos e hijas (y nietos, añado yo por mi parte) va a depender de nuestra respuesta a este entorno de cambio. Podemos actuar para que esto “dure”, mientras nosotros estemos en edad laboral, o apostar de verdad por generar un entorno atractivo, con capacidad de atraer talento, con una apuesta intensiva por la educación, el conocimiento, la ciencia, la tecnología y la innovación. Si esa es la respuesta de la sociedad vasca, y de sus empresas, seremos actores del cambio que se está produciendo en el mundo y tendremos oportunidades (y posiblemente las tengan nuestras hijas e hijos). Si no, perderemos un gran ocasión para garantizar el futuro. De nosotros depende la respuesta, ha concluido el Presidente de Petronor y del Cluster de la Energía del País Vasco. •

En opinión de este moderador creo que podemos extraer las siguientes grandes lecciones de lo mucho e interesante que hemos escuchado y aprendido de nuestros tres excelentes ponentes: 1) La primera lección que podemos sacar de este Encuentro, que creo que es alentadora, es que está saliendo el sol. Es cierto que no lo está haciendo al mismo tiempo en todos los lugares y que España todavía se sitúa en la zona de sombra económica del mundo. Pero el sol empieza a despuntar, en el mundo, y sus rayos bañan ya Euskadi. Para que caliente de verdad y, con ello, crezca lozano el árbol de la recuperación (lo que en definitiva significa superar la situación de crisis), es necesario conseguir una mejora clara en el modelo de crecimiento económico y social que hemos tenido hasta ahora. Para lograrla, se requiere una respuesta potente y coordinada a nivel global, en la que tienen que jugar un papel decisivo los organismos multilaterales internacionales, como es por ejemplo la OCDE, o en su plano regional, la Conferencia Iberoamericana.

95


Pero no sólo ellos. En el caso español, la necesidad de esa respuesta potente y coordinada (que hoy es un sueño, dado el entorno de confrontación política en el que vivimos) es absoluta y se tiene que producir, al menos, desde 6 ámbitos: • La Administración Central • Las Comunidades Autónomas • Las empresas • Los agentes sociales • El sistema educativo • y los agentes científico-tecnológicos. Esta afirmación, que es válida para España, es absolutamente aplicable para el caso del País Vasco. Nosotros, los asistentes a este Encuentro, somos parte de la solución. Además, como decía muy acertadamente el Secretario General de la OCDE, Angel Gurria, tenemos que innovar, más y mejor. Y, yo recalco por mi lado, que esto exige transformar a mejor nuestro modelo de crecimiento. Y que, para ello, se precisa innovar profundamente en la sociedad, las universidades, las empresas, las instituciones, en definitiva, en todo lo que constituye el entramado social, institucional y productivo de un país. El necesario proceso de transformación que tenemos que abordar como salida de la crisis, nos tiene que permitir lograr el resultado último de toda innovación: generar valor, económico y social, de una forma creciente y recurrente. 2) Como segunda conclusión, podemos decir que de la exposición de tres ponentes se deduce que, como respuesta a un mundo que está a punto de superar una situación de intensa crisis, y que va a experimentar un proceso de acelerado cambio, hay que trabajar mucho más en concretar la visión, entendida esta como la máxima aspiración que puede tener un país (¿a qué aspiramos en Euskadi?) y en definir la estrategia necesaria, para convertir la situación actual de riesgo potencial en una gran oportunidad. Todo ello exige: 1ª) Mucho más liderazgo, factor del que estamos ciertamente escasos. 2ª) Mucha menos confrontación y más consensos

96


3ª) Un posicionamiento mucho más visible y activo de los líderes de la sociedad civil. 4ª) Y generar un imprescindible clima de confianza, como destacaba muy acertadamente, en un artículo publicado hace unos días, uno de nuestros más ilustres economistas, Guillermo de la Dehesa, hoy presente entre nosotros. El objetivo de este necesario proceso de transformación que tenemos que afrontar como salida de la crisis, ha sido delineado por nuestros tres ponentes de una forma muy precisa. Como habéis visto, de lo que se trata, como es lógico, es de construir un mejor futuro para todos y para todas, y también entre todos y entre todas, logrando que, tras la profunda transformación de nuestra economía y de nuestra sociedad, todos y todas salgamos beneficiados. Para ello: •

En primer término, tendremos que comenzar a pensar de una forma diferente, porque “las mismas personas, con las mismas ideas y al mismo ritmo, obtienen siempre los mismos resultados”.

En segundo lugar, tenemos que potenciar todavía más nuestras capacidades y para ello es absolutamente decisivo que se articulen fórmulas de intensa cooperación pública – privada, para desarrollar mucho más el ámbito de lo que compartimos.

Y, en tercer lugar, tenemos que actuar con visión global, porque el mundo, la economía, la propia cultura, se está globalizando a marchas agigantadas y debemos dar respuestas globales a desafíos globales (sabiendo preservar, dado que estamos hablando en el País Vasco, nuestra “alma local”, pero siempre con esa visión global).

En definitiva, deduzco de las tres intervenciones que la salida de la crisis supone y exige un cambio de modelo o un cambio profundo en el modelo de crecimiento. Este cambio de modelo es un clamor universal que otros países están abordando, con más o menos acierto, y que podemos hacer realidad en España y, por supuesto, con más facilidad, porque estamos en mejor situación, en el País Vasco. Ese nuevo modelo exige cambiar de ritmo, cambiar de ideas y cambiar a las personas, para afrontar el exigente futuro que viene.

97


Cambiar de ritmo, significa que tendremos que hacer mejor lo que hasta ahora hemos hecho bien. Cambiar de ideas, significa que tendremos que construir nuestro país con visión de futuro, no de pasado, asumiendo que el mundo y su economía están cambiando mucho y que tras la crisis va a cambiar más aún. Cambiar a las personas, exige potenciar fuertemente el sistema educativo e impulsar la formación, para generar mucho más conocimiento, aplicar y transferir ese mayor conocimiento a la economía real y a los agentes que saben como aplicarlo. Ese impulso a la educación y a la formación habrá que acompañarlo de políticas activas para atraer y retener talento (hoy somos exportadores del mismo), cuidar el que tenemos aquí… y sembrar para que germine. Todo ello, debería permitir aumentar mucho más la competitividad de nuestra economía, pues de eso se trata, generando dosis masivas de valor añadido. Mejorar nuestra posición en el mundo tras la salida de la crisis es imperativo, pues vamos a tener que atender imprescindibles retos sociales, que van a exigir una dedicación masiva de recursos. Esos recursos podrán lograrse, tras la salida de la crisis, si conseguimos mantener sucesivas etapas de crecimiento intenso de nuestra economía, en condiciones mucho más complejas que en el pasado, por la mayor competencia de países emergentes y las mayores exigencias medioambientales, en clave de sostenibilidad. Pero, queridas amigas y amigos, creo que la principal conclusión que deberíamos sacar de este Encuentro Empresarial es que no se trata de “preocuparse”, sino se trata de “ocuparse”. De que nosotros tenemos que aportar nuestro granito (o saco) de arena para superar la crisis. Y para ello, con la brillante visión que nos han aportado Ángel Gurria, Enrique Iglesias y Josu Jon Imaz, tenemos sobre la mesa las claves de por dónde tenemos que empezar a caminar y a aportar. En nombre de todos los asistentes, debo expresar nuestro agradecimiento más profundo a Elkargi, y también la felicitación reiterada por los 30 años de brillante trayectoria que acredita, al haber tenido el acierto de convocar, en estos momentos, este Encuentro Empresarial, sobre un tema que ha revestido el máximo interés.

98


Por último, en nombre también de todos los presentes, tenemos que expresar nuestro reconocimiento más expresivo, y nuestra felicitación más calurosa, al Secretario General de la OCDE, al Secretario General Iberoamericano y al Presidente Ejecutivo de Petronor, por la brillantez de sus ponencias y por el interés que han tenido para todos nosotros sus tres intervenciones. Voy a pedir un aplauso fuerte y cariñoso para nuestros tres ponentes. Eskerrik asko, bihotz bihotzez.

PEDRO LUIS URIARTE

99


“ELKARGI, E.G.E.ren ENPRESABURUEN TOPAKETA” BILDUMA COLECCION “ENCUENTROS EMPRESARIALES DE ELKARGI, S.G.R.” ARGITARATUTAKO IZENBURUAK TITULOS EDITADOS 1. Euskal Enpresaburu eta Enpresak 2000ko Erronkaren aurrean Los Empresarios y las Empresas Vascas ante el Reto del 2000 Juan Miguel Antoñanzas 2. Hirugarren Industria-iraultza. Automobila 90ko hamarkadan La Tercera Revolución Industrial. El Automóvil en la Década de los 90 José Ignacio López de Arriortua 3. Japonia, enpresa-erreferentzia Euskadirentzat Japón, una Referencia Empresarial para Euskadi Tatsuo Yamaguchi, Antonio de Oyarzábal, Taiji Nureki, Juan Miguel Antoñanzas, Takeshi Mizuno, Adrián Piera 4. Gaur egungo egoera ekonomikoa eta 1993rako aurreikuspenak Situación Económica Actual y Perspectivas en 1993 Pedro Schwartz, Luis Angel Lerena, Juan Antonio García Díez 5. Gaur egungo egoera ekonomikoa. Susperraldi-aurreikuspenak 1994an Situación Económica Actual. Perspectivas de Recuperación en 1994 Carlos Espinosa de los Monteros, Enrique Fuentes Quintana 6. Pentsio-sistemak: Mende bukaerako Erronka Los Sistemas de Pensiones: Un Reto del Final del Siglo José Barea Tejeiro, José Piñera Echenique 7. Ekonomiaren eta Enpresen 1996rako Aukerak Perspectivas Económicas y Empresariales 1996 Xabier de Irala, José Antonio Garrido, Santiago Bergareche, Antonio Cancelo, Carlos Espinosa de los Monteros, Eugenio Domingo Solans

100


8. 1997a, Maastricht-en urtea 1997, el Año de Maastricht Juan Antonio García Díez, Jaime García Añoveros, Pedro Luis Uriarte, Miguel Boyer 9. Europa eta europarrak 1998ko maiatzaren ondoren Europa y los Europeos después de Mayo de 1998 Guillermo de la Dehesa, Pedro Luis Uriarte, Antonio Garrigues Walker, Juan José Ibarretxe 10. Munduko ekonomiaren egoera Milurteko berriaren atarian Panorama de la Economía Mundial ante la Entrada en el Nuevo Milenio Manuel Guitián, Ricardo Hausmann, Guillermo de la Dehesa, Eugenio Domingo Solans 11. Klima ekonomiko berria mundurako Un Nuevo Clima económico para el mundo Guillermo Ortiz, Michel Camdessus, Pedro Luis Uriarte 12. Nazioarteko ekonomiaren moteltzea? Doikuntza? Atzeraldia? Neurrizko hazkundea? ¿Desaceleración económica internacional? ¿Ajuste? ¿Recesión? ¿Crecimiento moderado? Eduardo Aninat, Luis de la Calle, Michel Camdessus 13. Hazkunde-aurreikuspenak AEBetako ekonomian eta Latin Amerikako egoeraren bilakaera. Egoera horrek nazioarteko ekonomian eta Europako Batasunean izandako eragina Perspectivas de crecimiento de la economía en U.S.A. y evolución de la situación en Latinoamérica. Su incidencia en la economía internacional y en la Europa Comunitaria Guillermo A. Calvo, Agustín Carstens, Mario I. Blejer 14. Mexiko, Brasil eta Argentinako arazoak, irtenbideak eta zalantzak munduko egungo egoera ekonomikoan Problemas, soluciones e incertidumbres de México, Brasil y Argentina en la actual coyuntura económica mundial Eduardo Sojo Garza-Aldape, Pedro Sampaio Malán, Ricardo H. López Murphy

101


15. Ekonomiaren eta Enpresen 2004rako Aukerak Perspectivas Económicas y Empresariales 2004 Eduardo Montes, Jesús Catania, Jesús Ruiz-Beato, Enrique de Aldama, Guillermo de la Dehesa 16. Zer egiten dute besteek eta zer egingo dugu guk Txinan? ¿Qué hacen los demás y qué vamos a hacer nosotros en China? Eugenio Bregolat, Ion de la Riva, Andrés Cosmen, Juan Lladó, Jesús Catania, Qiu Xiaoqi, José Eugenio Salarich, Ana Agirre 17. Garrantzizko aldaketak nazioarteko egoera ekonomikoan: horiek euskal enpresa-ehunean duten eragina; euskal enpresen erronka Cambios importantes en el panorama económico mundial: su incidencia en el tejido empresarial vasco; el desafío de la empresa vasca José Antonio Marcotegui, Álvaro Videgain, Ricardo Martí Fluxá, Txema Gisasola, Alfonso Basagoiti, Andrés Arizkorreta 18. Enpresa gaur egungo egoeran: garai berriak, erantzun berriak La empresa en el momento actual: nuevos tiempos, nuevas soluciones Alberto García Erauzkin, Itziar Unzueta, Manuel Beraza, José Luis Larrea, Manuel Iraolagoitia, Mikel Urizarbarrena 19. Enpresa egungo testuinguru ekonomiko-finantzarioaren aurrean: egoera, perspektibak, etorkizuneko gakoak La empresa ante el actual entorno económico-financiero: situación, perspectivas, claves de futuro Guillermo de la Dehesa, Alejandro Ruelas–Gossi, Pedro Luis Uriarte 20. Aterako gara krisialditik!. Nola eta Noiz ¡Saldremos de la Crisis!. Cómo y Cuándo Joaquín Almunia, Michel Camdessus, Pedro Miguel Echenique 21. Krisialdiaren irteerari begira Hacia la salida de la Crisis Ángel Gurría, Enrique Iglesias, Josu Jon Imaz

102


SEDE PRINCIPAL Paseo Mikeletegi, 50 20009 DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN Tel. 943 309060 Fax 943 309190 elkargi@elkargi.es ELKARGI ARABA Postas, 24 - 1º 01001 VITORIA - GASTEIZ Tel. 945 231212 Fax 945 144183 earaba@elkargi.es ELKARGI BIZKAIA Plaza Circular, 4 - 2ª 48001 BILBAO Tel. 944 238228 Fax 944 236683 ebizkaia@elkargi.es ELKARGI GIPUZKOA Paseo Mikeletegi, 50 20009 DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN Tel. 943 309177 Fax 943 309178 egipuzkoa@elkargi.es ELKARGI NAVARRA Sangüesa, 4 - 3º D 31003 PAMPLONA Tel. 948 227022 Fax 948 224142 enavarra@elkargi.es ELKARGI LA RIOJA Vara de Rey, 5 - 1ª 26003 LOGROÑO Tel. 941 242232 Fax 941 242822 elarioja@elkargi.es ELKARGI ZARAGOZA Bilbao, 2 - 1º 50004 ZARAGOZA Tel. 976 484208 Fax 976 484209 ezaragoza@elkargi.es

www.elkargi.es


Encuentros Empresariales 21  

Resumen de las ponencias del Encuentro Empresarial de ELKARGI, S.G.R. Abril 2010.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you