Page 1

1

DEMOCRACIA Y CONSTITUCIĂ“N Una perspectiva de vida

Por: Elizabeth Pirela M


2

DEMOCRACIA Y CONSTITUCIÓN. Una perspectiva de vida Uno de los vocablos más idóneos para relacionar son precisamente Democracia y Constitución. Para comenzar se puede afirmar que etimológicamente, Democracia proviene del griego “Demos” que significa “pueblo” y kratós que puede entenderse como “poder” y “gobierno”. La noción comenzó a ser empleada en el siglo V A.C., en Atenas. No obstante, en la página web de diccionario virtual se señala lo siguiente: En la actualidad, se entiende que la democracia es un sistema que permite organizar un conjunto de individuos, en el cual el poder no radica en una sola persona sino que se distribuye entre todos los ciudadanos. Por lo tanto, las decisiones se toman según la opinión de la mayoría. En la práctica, la democracia es una modalidad de gobierno y de organización de un Estado. Por medio de mecanismos de participación directa o indirecta, el pueblo selecciona a sus representantes. Se dice que la democracia constituye una opción de alcance social donde para la Ley todos los ciudadanos gozan de libertad y poseen los mismos derechos, y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales Por tanto, puede entenderse entonces que la democracia está íntimamente ligada a la forma de gobierno que ejerce un Estado dentro de sus fronteras para regir la vida de sus ciudadanos. Sin embargo, en criterio de la Asociación Democracia Participativa, no existe un concepto como tal, pues “…la mayoría hacen énfasis en cualidades, procedimientos e instituciones” En tal sentido, la enciclopedia ABC define la democracia de la siguiente manera: La democracia es una forma de gobierno que se caracteriza por hacer recaer el poder sobre la población. Este planteo significa que las direcciones que toma un grupo social se sustentan en la voluntad de la mayoría.


3

Entendiendo que forma de gobierno es el modelo de organización del poder constitucional que adopta un Estado en función de la relación existente entre los distintos poderes, conviene entonces hacer referencia a la Constitución como la Carta Magna de todo estado que contiene todas las normas referentes a la forma cómo se ejerce la autoridad o el gobierno. Por otra parte, en criterio de Carl Friedrich citado en las conclusiones Zamudio (1982) “la democracia posee distintos significados, no solo debe considerarse como forma política, es decir como forma de estado o de gobierno, sino también como una forma de vida, pero también debe estimarse como una aspiración, como

un ideal señalado en las

constituciones modernas a través de principios programáticos”. En este orden de ideas, uno de los principios programáticos a los que el autor hace referencia es al de separación o división de los poderes “en el cual su propósito esencial es evitar la concentración del poder público en un órgano o en un sector reducido de la comunidad política” (p.491) Todo lo anterior, implica que en democracia, tanto los ciudadanos como el Estado tienen una gama de deberes y derechos que tal y como lo señala la Universidad de los Andes, Venezuela en la presentación del curso Democracia y Constitución es necesario que todos los individuos conozcan: “la relación entre Estado, legalidad y sociedad; las técnicas, propósitos y oportunidades para ejercer responsablemente el reclamo de derechos individuales y colectivos”. Conviene traer a colación, el criterio expuesto por Rentería Díaz en su trabajo titulado: “Constitución y Democracia. Vínculos y Límites, publicado en la web hace el siguiente señalamiento: A la base de la democracia está el hecho de considerar en serio el derecho, la Constitución, las reglas del juego político. No poner límites al poder político, por considerarlo como el legítimo representante del poder soberano, comporta dejar en sus manos el conjunto de reglas fundamentales que garantizan la vida en común y la Constitución


4

misma como conjunto de reglas del juego de la democracia: todos sabemos que un juego, cualquier juego, para ser leal y para garantizar a todos los participantes un igual porcentaje de posibilidades de victoria ha de mantener sus reglas, y si a un participante se le concede el poder de modificarlas cuando el juego se está desarrollando, probablemente, lo hará para asegurarse ventajas. El poder político no es, entonces, soberano porque representa al pueblo soberano; soberana, en todo caso, es la Constitución como pacto, como construcción artificial mediante la cual el pueblo ha dado forma a las reglas para convivir en modo pacífico (p.21) Sin embargo, y a pesar de la consideración realizada por Rentería (2012), y en atención a la pretendida soberanía ilimitada en democracia, es importante también recalcar el criterio expuesto por Zamudio (1984) en el sentido que la democracia moderna considera que existen dos aspectos importantes que determinan la eficacia de la democracia la cual se encuentra establecida en la Constitución de cada país, tales como el principio que las normas constitucionales pueden ser objeto de interpretación por los tribunales de justicia, y la función de los partidos políticos como instituciones de carácter constitucional en la realización de sus principios. Lo dicho anteriormente por el precitado autor le permite afirmar que: Desde los inicios del constitucionalismo moderno se reconoció el valor esencial de los derechos de los gobernados, en un principio exclusivamente en su ámbito individual –las llamadas garantías individuales y se concretaron en las declaraciones clásicas de derechos, la francesa –con alcance universal- del hombre y del ciudadano en 1789, las de las constituciones de los estados americanos, y posteriormente en las primeras diez enmiendas de la Constitución Federal de los Estados Unidos. (p.492). Cabe agregar, que aunque esta concepción importante que implicaría más adelante el aspecto garantista de la democracia en las constituciones de cualquier país, ha observado algunas adaptaciones, pues de acuerdo a Zamudio (ob.cit) la concepción individualista de tales garantías con el pasar del tiempo tuvieron una aplicación muy restrictiva, por lo tanto aparece la legislación venezolana marcando la pauta en la ampliación de tales criterios


5

para hacer más efectiva la democracia en el sistema constitucionalista, a tales fines señala lo siguiente: …”Sin embargo, podemos observar una transformación esencial tanto en la concepción y alcance de los derechos humanos como en los instrumentos jurídicos de protección, la que comenzó en la primera postguerra y correspondió a nuestra Constitución Federal de 1917 iniciar este movimiento al consagrar los primeros derechos sociales de los grupos marginados de obreros y campesinos, que anteriormente solo habían sido regulados por leyes ordinarias…”(p.493)


6

Referencias Bibliográficas Diccionario virtual. (2012) Definición de democracia. Disponible en: http://definicion.de/democracia/ Democracia Participativa. (2012) Una definición de democracia. Disponible en: http://democraciaparticipativa.net/documentos/DefinicionDemocracia.htm Enciclopedia ABC. (2012) Definición de democracia. Disponible en: http://www.definicionabc.com/general/democracia.php Rentería Diaz(2012) “Constitución y Democracia. Vínculos y límites. Disponible en: http://confines.mty.itesm.mx/articulos6/RenteriaA.pdf Universidad de los Andes. (2012) Curso de Constitución y Democracia. Disponible en: http://catalogo.uniandes.edu.co/Catalogo_General_2011/Formacion_Integr al/curso_de_constitucion_y_de.php Zamudio (1984) Derecho, constitución y democracia. Disponible en: http://biblio.juridicas.unam.mx/revista/pdf/DerechoComparado/50/art/art2.p df


7

Democracia y Constitucion  

concordancia entre la constitucion y los tratados internacionales en derechos humanos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you