Page 1

Proyecto Semanas #5 “Lunares”


Índice

Lunares, de Majo.............................................................3 Caín, de Elito....................................................................4 Frutas Exóticas, de Paco Montañez..................................5


Lunares Majo http://alabordajeargh.blogspot.com.es/ // @mjologar

A la luz de la hoguera los lunares de Zorba parecen fantasmas. Se rasca las costras de las manos solo para descubrir heridas debajo de más heridas, sótanos de viejas batallas, antiguas reliquias. Cuando se da cuenta tiene los dedos manchados de sangre, la piel en carne viva. Zorba ya no recuerda lo que es el dolor pero conoce toda una vida de anhelo y sabe que su sonido es el mismo que el rasgar de una tela, sabe que el anhelo está lleno de ecos y espejos y que nunca llega a calentar los huesos. Lo importante ahora es que da igual y esa indiferencia dibuja toda una geografía de peñascos y acantilados en el humo que huye de la hoguera. Y murmura con la voz repleta de perros feroces y cansados, los labios salpicados de óxido y pena: “Para que el laurel corone tus victorias de gloria, para que la luna pinte de plata tus noches, para que el cielo tenga algún sentido y el mar sea tu último aliento, pon miel en tus labios antes de decir una mentira para que no sepa a engaño… Suspira y ese suspiro es capaz de descarnar mundos hasta matarlos de hambre. … Nunca despiertes con un beso a la doncella dormida que nació para morir.” La noche se llena de viejas profecías que nunca debieron cumplirse, de besos que nunca debieron darse. Y a la luz de la hoguera los lunares de Zorba parecen fantasmas que buscan una tumba en la que descansar, al fin.

3


Caín Elito http://piel-de-nieve.blogspot.com.es/ // @Bajoelalmendro_

Brotan en mí campos de batalla, tierras enfermas y manchadas plagadas de minas inservibles, donde todo lo que siempre queda son el cadáver de unas manos nunca vencedoras. Mira hacia la izquierda y no ignores la herida. Aprieta, aprieta, aprieta, no dejes que nazca la sangre y el pecado de la marca que Dios no ha lamido pero así lo hizo el Diablo. Y en cada tono oscuro de piel nota a los monstruos latentes, leviatanes que cargan temores y lloran en cada esquina del cuerpo. Horrores suplicantes que rezan porque nunca les olvide.

4


Frutas Exóticas Paco Montañez @_aladeriva

«Se fue hacia él; le dijo ya estoy aquí, yo soy Lunares. Y él no supo qué decir».

—Lunares, Pasión Vega

Su piel blanca pálida brillaba cuando le daba el sol. Tenía unos labios de amapola, una sonrisa de frutas exóticas. Un desierto en su torso. Sus manos eran terrones de azúcar, una miel que se derramaba cuando le tocaba. Siempre llevaba una falda, a veces verde, a veces naranja, a veces no importaba. Cerraba la puerta con un suspiro, sin haberme mirado todavía. Se hacía llamar Lunares. Lunares por todos los que recorrían su brazo, sus constelaciones, sus osas, su capricornio y la estrella polar justo en la muñeca. Lunares por las pequeñas manchitas marrón pálido que surcaban sus mejillas de cielo como pequeñas lágrimas térreas.

—Ya estoy aquí, yo soy Lunares.

Decía eso al entrar, y luego se quitaba los zapatos. Cerraba de un tirón las persianas y sólo nos alumbraba la vaga luz de una lámpara decorativa que titilaba al mínimo roce. Luego, por fin, me miraban sus ojos avellana, como recién cortados del árbol. Todavía se mantenía lejos de mí, ahogándome en mi espera. Se empezaba a quitar la ropa con cuidado, haciendo un maravilloso baile en silencio absoluto que me erizaba hasta el último vello del cuerpo. Después, venía hacia donde yo estaba, dando pasos firmes pero delicados. Yo quise probar sus frutas exóticas. Dejaba caer su cuerpo sobre el colchón, me cogía de la mano y me conducía hasta su brazo estrellado. Ella no me reconocía, nunca lo hacía. Aunque fuera el mismo de siempre. Se acercaba hasta mí, agarrándome con una mano nívea la nuca, y posando su boca de jazmín sobre mi clavícula. Rezumaba almíbar por la boca. Yo guardaba silencio y esperaba, tranquilamente, a que terminara de recorrer mi pecho como si polinizara una flor. Su pelo por los hombros me rozaba la piel.

5


Sólo tardaba tres minutos y medio en ponerse sobre mí y hacerme el amor

como lo hacen las ninfas.

—Oh, Lunares. —Eso le decía yo en gemidos. Ella sonreía.

—Son cincuenta euros.

6


Creación del Proyecto: Elito.

Blog: http://piel-de-nieve.blogspot.com.es/

Notegraphy: https://notegraphy.com/Elitoisamoose

Maquetación del Proyecto: Manuel V.

Notegraphy: https://notegraphy.com/Nanashi94

Twitter: @Nanashi94_

Web del Proyecto: http://proyectosemanas.blogspot.com.es/

Gracias a quienes habéis propuesto temas. A quienes habéis votado. A quienes habéis participado. Hemos rozado pieles y hemos sobrevivido al contacto. Y hemos escrito y dado vida. Así que gracias. Esta semana es toda vuestra. Que sigamos escribiendo. (Y creando).

Elito.

Proyecto Semanas #5  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you