Page 1

Proyecto Semanas #2


รndice

Un vestido de novia y un lago, de Viv............................3 Ella necesitaba respirar, de Sab.......................................4 Abandonarse, de Verรณnica Laeddis........................................5 El invierno mรกs bello de todos, de Trece..........................6 Encontrarรกs la verdad lejos, de Lucero del Alba..................7


Un vestido de novia y un lago Viv @vivekadawks

Un vestido de novia y un lago. El primero no era suyo, pero le iba a la perfección: como si lo hubieran creado para ella. El segundo, a desgarre, formaba parte de su pasado. Robusto pero turbio, un poco perturbador. Lugar que solo alcanzaba de ella su pasado. Una chica con un vestido de novia manchado, que nunca había sido suyo, en un lago del cual pertenecía más éste que no ella. Llevaba un vestido cubierto de sangre, pero la fría agua disimulaba el posible crimen que habría detrás. Si no fuera porque en su cara estaba marcado el terror y la angustia; si no fuera porque sus manos temblaban, tiritaban, y sus piernas no querían obedecer. Si no fuera porque a veces hay acontecimientos que las personas tienden a arrepentirse toda su vida, hasta la mera explosión: ¿quién hubiera confiado en ella? ¿Quién hubiera sacrificado su vida para liberarla de sus nocturnos sueños de terror, apostando a que su historia terminaría con un final feliz? Así pues, la joven abrazaba a la muerte, temiendo que un día fuera la suya, con un corazón de palpitaciones heladas. Se dejaba rodear por sus brazos, buscando su amor, su compasión y su rendición. Pensaba en matar a la muerte, aunque vaya tontería. «¿Cómo vas a matar algo que ya está muerto? Solo quizás, si yo también lo estuviera…»

3


Ella necesitaba respirar Sab http://dobledecafe.blogspot.com.es/

Dejó de correr cuando el oxígeno se diluía suave entre los pliegues de su blanco vestido. Dejó de huir cuando los pulmones ya no le dolían por estar llenos de miedo, cuando se colmaron de libertad, cuando pudo respirar, cuando escuchó su propia voz por encima de la de todos sus demonios, por fin, dejó de huir. Cuando las grietas de sus labios se volvieron frías, cuando el invierno se escondió entre los frágiles dedos de sus manos; cuando su vestido dejó de ser blanco, cuando olvidó su nombre y solo recordaba el de todos esos árboles que ahora la cobijaban, por fin, dejó de huir. Ella solo necesitaba correr, y vaciarse, y olvidar, y curarse. Ella solo necesitaba gritar en silencio, y besar, y saltar, y respirar. Ella solo necesitaba abandonar toda sangre derramada, ignorar toda la oscuridad cernida en su pecho, palpar el frío de la vida, sentirse desprotegida, necesitaba sentirse viva.

4


Abandonarse Verónica Laeddis http://celebratethepain.blogspot.com.es

¿Ahora qué? Ahora abandonarse después de haber sido abandonada. El salitre se incrusta bajo las uñas en intentos de caricias que nacen muertas. Se rompe a cada paso el blanco de un vestido triste igual que este corazón lleno de espinas. Ahora caminar hasta que el mar inunde. Caminar hasta que el mar sea sudario. Caminar hasta abandonarse después de haber sido abandonada.

5


El invierno más bello de todos Trece http://queridonumeroimpar.blogspot.com.es/

Entendí que quería demasiado tarde, te juro que corrí detrás de ella, Sam. Las ramas me arañaron cara, me caí tantas veces que perdí la cuenta y terminé corriendo a oscuras, porque mis ojos se cegaron. Sentía las gotas lluvia como pequeñas agujas hiriendo cada pequeña parte de mi ser y creí que mi pecho iba a arder, hasta que logré ver su pelo negro delante mí. Iba descalza y dejaba un reguero de sangre tras sus pasos; era el pájaro más hermoso de todos, también el más herido. Cuando agarré su pálida muñeca me sorprendí, una vez más, de que en vez d un la rota tenía una bella pieza de mármol, dura y fría, como su interior. No se sorprendió de verme en la parte más oscura del bosque, a su lado, no abrió la boca pero el sonido de su voz atravesó mi aliento, partiendo de sus ojos. Un pestañeo y mi corazón se habría parado por completo. Recordé nuestra última conversación. Siempre que una mujer cruza esa puerta es como ver entrar a la primavera; sus labios rojos, sus pómulos como pétalos de rosa, ¿crees que yo también podría ser la encarnación de la primavera? Miré sus ojos negros, su pelo del color de la noche, su piel… -Tú eres el invierno más bello y devastador de todas las estaciones que hagan tintinear esa campanilla. Yo la hice reír y comenzó a nevar.

6


Encontrarás la verdad lejos. Lucero del Alba @Lucer0delAlba

Encontrarás la verdad lejos. No pongas esa cara. Tampoco tan lejos. Ponte unas botas con buena suela, abrígate por si refresca y llévate crema de manos para el frío. El camino de los héroes está lleno de batallas internas más que de duelos al alba con espadas blancas y capas regias. Hay: arrogancia irracional, confianza desmesurada, sangre, mucho alcohol y elogios revienta-oídos. En algún punto encontrarás a un héroe caído. Lo reconocerás por los callos en las manos, la sonrisa hosca y las botas impolutas, en comparación con la mirada triste y toda esa ropa roída. Ofrécele sentarse y haz que hable. Es una buena opción acercarte a la barra y pedir al aburrido tabernero la única botella que tiene en el último estante; esa que estará llena de polvo y seguramente tenga algo sospechoso flotando en el interior. Intenta no pensar que pueda ser una rata, una tarántula o una serpiente. Dile que es para el viejo que está ahí sentado, que obviamente lo pagas tú y que todos los desperdicios corren a tu cuenta. Rodará los ojos, pero te servirá dos copas contando con los dedos cuantas horas quedan para poder tumbarse en la cama con su mujer. Acércale el vaso al abuelo y espera con ficticia impaciencia que te cuente su historia. Dirá: El dragón ha muerto de viejo ¿te lo puedes creer? No hacía otra cosa que no fuera dormir en su cueva y todos los héroes incautos, como tú, iban a despertarlo con sus filos, con el carcaj lleno de flechas envenenadas, pero nada, no se movía. La Dama del Lago ha decidido cambiar el lago por una casa pesquera al lado del mar donde hace buen tiempo. Ya no hay espadas encalladas en piedras y los

7


príncipes han decidido vender el castillo. Las brujas se han instalado allí. Lo han redecorado y parece un burdel, no paran de entrar y salir mujeres de todos los reinos con labios rojísimos enfundadas en vestidos preciosos. Las noches de luna llena hacen hogueras con los libros que ya se han leído, las cartas de amor y los tacones, vete tú a saber por qué. Pero ¿sabes?, se les ve felices. Con esa felicidad que tienen los borrachos antes de que todo se engangrene. Recuerda, niña: no le preguntes por las princesas. Opta por preguntas circulares si bordeáis el tema de los ideales del héroe, las estatuas conmemorativas y las coronas de laurel. También te comentará que eres demasiado bonita para ser una guerrera, que la cota de malla no te favorece, que tienes las manos demasiado finas como para coger una espada, que necesitas más fuerza y que cómo vas a proyectar rudeza con esa carita de ángel. Demasiado amable, demasiado buena, demasiado… demasiado. Sólo sonríe –aunque tengas todas las ganas del mundo de partirle el cuello en dos como si fuera un junco. No esperes ser su aprendiz. No, después de ese comentario. Rétale a terminaros la botella de cuatro tragos y pregúntale por el castillo de las brujas después de cambiarte los ropajes por el vestido blanco de encaje. Mete la botella en el petate con lo que quede y susurra que brindarás por el dragón muerto. Por su carne, por sus garras y escamas, por su fuego. Sal por la puerta sólo cuando la orquesta sinfónica comience con la interpretación de los violines. Ni antes ni después. Ahórrate quemar la taberna a tu paso; queda apoteósico sí, pero piensa en todos los litros de ron que se perderán por querer arder toda esa madera carcomida y cristales de vasos rotos. Además, el candil que está colgado encima de la puerta tintineará creando monstruos en las sombras y realzando tu figura. Tampoco tenemos tanto presupuesto para efectos especiales. Quítate las botas por el camino para sentir la tierra bajo los pies, guarda la daga y suéltate el pelo. Y cuando llegues a nuestras puertas, aúlla. Te estaremos esperando con los vasos llenos y la hoguera encendida con verdades absolutas. Brindaremos por el dragón muerto. Por su carne, por sus garras y escamas. Por su fuego.

8


Creación del Proyecto: Elito.

Blog: http://piel-de-nieve.blogspot.com.es/

Notegraphy: https://notegraphy.com/Elitoisamoose

Maquetación del Proyecto: Manuel V.

Notegraphy: https://notegraphy.com/Nanashi94

Twitter: @Nanashi94_

Gracias a quienes habéis propuesto temas. A quienes habéis votado. A quienes habéis participado. Hemos descorrido cortinas, abierto armarios y apartado el polvo. Y hemos escrito y dado vida. Así que gracias. Esta semana es toda vuestra. Que sigamos escribiendo. Elito.

Proyecto Semanas #2  
Proyecto Semanas #2  
Advertisement