Page 1

Técnica DVAT para incrementar el vocabulario en infantes de 2 años de edad de la IEP “Dulce Empezar” en el año 2009. . DVAT TECHNICAL FOR INCREASING THE VOCABULARY IN INFANTS IN TWO AGE IN THE HALL OF EARLY STIMULATION OF IE DULCE EMPEZAR

(1)

Carla Elizabeth Camacho Figueroa

RESUMEN La presente investigación de tipo aplicativa, denominada TÉCNICA DVAT PARA INCREMENTAR EL VOCABULARIO EN INFANTES DE DOS AÑOS EN LA IE DULCE EMPEZAR fue una experiencia desarrollada durante el año 2009 con la finalidad de aplicar la mencionada técnica propuesta por la autora para incrementar el vocabulario en los infantes. Se desarrolló la técnica con una población muestral de 20 infantes de 2 años del ciclo de Empezar a Explorar, siendo el aula Explorar A, el grupo experimental y Explorar B, el grupo control; durante un espacio de tres meses. Se utilizó el diseño de investigación preprueba-postprueba y grupos intactos (uno de ellos de control); utilizándose como pretest y postest el test de P e a b o d y p a ra e v a l u a r i n d i c a d o re s cuantitativos y la lista de cotejo para evaluar indicadores cualitativos de la variable dependiente incremento del vocabulario de los infantes de dos años.

incremento promedio estadísticamente significativo en el vocabulario de los niños de dos años, con el test de Peabody que evalúa los resultados cuantitativos, así como también con los indicadores cualitativos evaluados por la lista de cotejo generando un incremento promedio del vocabulario (tobs =43.218 > ttab=1.833). PALABRAS CLAVES: Estimulación temprana. Educación temprana. Desarrollo de vocabulario. ABSTRACT: This type of research, applicative, called DVAT TECHNICAL FOR INCREASING THE VOCABULARY IN INFANTS IN TWO AGE IN THE HALL OF EARLY STIMULATION OF IE DULCE EMPEZAR experience was developed in 2009 in order to implement the proposed technique mentioned by the author to increase vocabulary in infants. He developed the technique with a group of 20 infants of 2 age of to Empezar a Explorar cycle, with the Explorar A classroom, the experimental group and Explorar B, the control group during a three months. The design of investigation was in use prepruebapostprueba and intact groups (one of them of control); being in use like pretest and postest Peabody's test for evaluating quantitative indicators and the list of check to evaluate qualitative indicators of the dependent variable increase of the

Los resultados presentados señalan que la técnica DVAT ha sido significativa y le corresponde un valor significativo de 0,05 presentándose los resultados en tablas y gráficos. Las conclusiones a las cuales se arribó es que en el grupo experimental se acepta la hipótesis alterna (tobs =20.676 < ttab=1.833), es decir que las diferencias del puntaje obtenido en el pre y post test es mayor que cero, lo cual indica que hubo un 21


vocabulary of the two age infants.

cuándo lo requieren. “El cerebro del recién nacido tiene muchas más neuronas que el de un adulto, pero sus sinapsis son relativamente pocas. Al nacer se inicia una tempestuosa creación de sinapsis. Cuando el niño llega a los dos años, su cerebro, tiene el doble que el de su madre o su padre”

The presented results indicate that the technique DVAT has been significant and a significant value of 0,05 corresponds to him appearing the results in tables and graphs. The conclusions at which one arrived it is that in the experimental group it is accepted the alternate hypothesis (tobs =20.676 <ttab=1.833), that is to say that the differences of the puntaje obtained in the pre and post test is major that zero, which indicates that there was an average statistically significant increase in the vocabulary of the two-year-old children, with Peabody's test that evaluates the quantitative results, as well as also with the qualitative indicators evaluated by the list of check generating an average increase of the vocabulary (tobs =43.218> ttab=1.833).

Además, acertadamente señala que “el cerebro de un niño no es una página en blanco, que espera que se escriba en ella una historia ni tampoco un circuito impreso inmutable, controlado por implacables genes. Que un gen se exprese o no en un individuo y cómo lo haga (es decir si llegara a hablar y qué dirá) depende de la interacción dinámica de la herencia genética y las experiencias personales. Doman, G. (2000) demuestra como estamos malgastando en gran parte nuestro cerebro, especialmente el de nuestros niños. Su meticuloso estudio del crecimiento infantil aporta pruebas evidentes que demuestra sobre lo que los niños pueden hacer y aprender mientras se divierten. De tal investigación se deduce que desde la edad más temprana se pone a los niños en situaciones adecuadas de aprendizaje, su potencial intelectual puede multiplicarse. Doman (2000, p. 39) postula que “Podemos reducir el deseo de un niño por aprender limitando las experiencias a las que le exponemos. Desagraciadamente hemos hecho esto de forma casi universal al subestimar en gran medida lo que el niño puede aprender”.

(1) Magister en Educación, Directora de la Escuela Académico Profesional de Educación Inicial.

I. INTRODUCCIÓN: En las últimas dos décadas, los avances de la neurología constatan que los primeros años de la vida son transcendentales porque delimitan la capacidad adaptativa que una persona podrá desarrollar. El desarrollo del cerebro se inicia poco después de la concepción y continúa hasta avanzada la vejez. La primera infancia es un período particular de la formación de los órganos y sistemas, principalmente de las funciones del sistema nervioso central. Desde postulados actuales relacionados con los criterios de la formación y estimulación del niño en edad temprana se ha demostrado, que las funciones de la corteza cerebral no se llevan fijadas por herencia, sino que es necesaria la maduración y el desarrollo, a través, de procesos estimulares activos.

De allí que Doman plantea que los niños menores de 6 años deben gozar de oportunidades para que aumenten su conocimiento, algo que él disfruta por encima de cualquier cosa, pues, es una necesidad para la supervivencia. Según Terré, O. y otros (2002) el niño inicia su relación con el mundo que le rodea, a través de los sentidos. Las destrezas y competencias que va adquiriendo en este campo posibilitan su relación con el entorno, tanto material como social, al

Según Barnet, A y R. (2000, p. 31), la ciencia nos dice ahora mucho más de lo que sabíamos sobre lo que los niños necesitan y

22


tiempo que constituye la base para empezar a construir sus propias ideas. Desde el nacimiento el nivel de percepción del bebé avanza rápidamente, pero su conducta perceptiva no es el resultado exclusivo de los procesos madurativos, sino que dependen también de la experiencia y el aprendizaje. De ahí la importancia de proporcionar al niño un ambiente rico en estimulaciones sensoriales y perceptivas mediante pautas de actuación adecuada. Es decir desarrollar una estimulación sensorial (visual, auditiva, táctil, olfativa, gustativa).

objetos están arriba o abajo, lejos o cerca. Una vez aprendida la noción, el niño la proyecta a la realidad. Asimismo, existe el proceso contrario, mediante el cual es la realidad la que brinda los exponentes reales para aplicarles a ellos las nociones. En este caso el niño organiza y clasifica la realidad de acuerdo con sus esquemas, garantizándole así, las nociones, la asimilación de la realidad. Reconoce que un objeto es un gato, una pelota, debido a las nociones que posee. Estas son, por lo tanto, las dos operaciones intelectuales dominantes del ciclo nocional: la proyección y la introyección.

Así mismo, manifiesta Terré que el lenguaje como proceso estructurado, no aparece durante los primeros meses del recién nacido, pero hay que destacar que estos primeros meses se ponga en práctica un conjunto de actividades recíprocas entre los padres y niños con el objetivo de favorecer la comunicación. Para que el bebé avance en la estimulación del lenguaje oral hay que facilitarle la asociación de los nombres empleados con los objetos representados y también las palabras que designan cualidades y disponer de un vocabulario con algunas palabras definidas, entre ellas, la negación. Es muy importante que vaya enriqueciéndolo con palabras nuevas. Como pauta de acción, al hablar con él, introducir palabras nuevas que tengan relación con algo que ya conozca y esté observando. Éstas acciones irán incrementado su vocabulario, como pauta general, lo mejor es utilizar el juego.

Aún más, en Mentefactos De Zubiría aporta que además de estas dos operaciones señaladas en el párrafo anterior, el infante de dos años, desarrolla cuatro operaciones intelectuales: introyectar, proyectar, nominar y comprehender; al respecto Moya, A. (p. 275) aclara que “es un pensamiento preproposicional tipo 1, que va siendo general, transferible a muchos objetos, acciones o situaciones, no se limita a un único y privilegiado objeto. General en el sentido de que integra las cualidades de una colección de objetos que pertenecen a una clase y está liberándose físicamente de los objetos a los cuales hace referencia” por lo cual se da un planteamiento interesante e innovador en lo que se refiere al desarrollo del pensamiento infantil. En Perú, la Dra Majluf (2000), señaló la importancia de los primeros años, los efectos de las situaciones de pobreza y marginalidad en el rendimiento intelectual de los niños, la irreversibilidad del daño y los mayores costos para el país en programas de nivelación y educación especial cuando no se atiende a los niños en los primeros años.

Al respecto, De Zubiría, M. (1998, 43) nos señala que el niño de dos años se encuentra en el ciclo nocional, que es cuando éste aprehende los primeros instrumentos de conocimiento y a partir de ellos puede realizar enunciados sobre los objetos y sujetos que lo rodean. Adquiere las nociones con las cuales está en capacidad de formular enunciados referidos a objetos con retos y particulares. Más aún señala que el niño aprehende estas nociones en un proceso donde es activa y permanente la participación de los adultos. En todo momento nosotros les indicamos si los

Esto motivó que se estableciera una necesidad de un cambio radical en la educación pre escolar, proponiéndose a través del Ministerio de Educación la atención a niños desde su nacimiento y consecuentemente a los padres de familia, a 23


través de quienes es posible hacerlo.

desarrollo piagetano, desde la Educación Inicial (Cuna) hasta el término de la Educación Secundaria, en donde se vieron resultados muy favorables en relación a la importancia de la estimulación sensorial y su aplicación en el desarrollo de los procesos intelectuales propuestos por De Zubiría. Al respecto, Moya A. en su tesis doctoral describe “Y no hay duda para las docentes que trabajan con estos niñitos: sus pupilitos ¡piensan! desde el período sensoriomotriz, sólo que en esta edad el pensamiento tiene como centro a la comprensión entender lo que se le dice y comunicar con gestos u otras acciones(balbuceo, emisión de sonidos que preludian palabras u frases ), sobre todo cuando quieren algo. Y comprender es justamente lo más significativo en el desarrollo del pensamiento no sólo en este período, es la base sobre la cual se sostienen los otros procesos del pensamiento”. Señala además: “Hemos dicho que Piaget, no obstante señalar que en esta etapa el niño no piensa, abre una puerta al considerar que se trata del pensamiento” propiamente dicho”. Miguel de Zubiría en cambio la cierra al afirmar tajantemente que los niños en el período sensoriomotriz no piensan. Como asume que no hay pensamiento sin lenguaje verbal y lenguaje sin pensamiento, para él todos los actos que realiza el niño antes de hablar son sensoriomotrices, incluso los primeros balbuceos y palabras como mamá, papá, agua, etc “ porque ocurren con exclusividad ante la presencia física y material de cada objeto” (1999: 189), sin considerar que ellos son parte del proceso que sigue el lenguaje en el primer año de vida del niño: es preintelectual. Es decir, no tiene nada que ver “la presencia física y material de cada objeto” con el pensamiento en el sentido de que el lenguaje sigue su propio proceso al igual que el pensamiento y porque aceptarlo daría pie para sostener que los primeros balbuceos y las primeras palabras que emite el niño no es lenguaje debido a que todavía el niño no piensa. Es recién a los 02 años, o un poco antes, que pensamiento y lenguaje se encuentran, el lenguaje se hace intelectual y el pensamiento se hace verbal, al decir de

Actualmente el Ministerio de Educación como entidad institucional a través de la ley 28044, difunde la importancia del nivel inicial, posteriormente presenta a través del Diseño Curricular Nacional el registro del primer ciclo que comprende la estimulación temprana de 0 a 2 años, destacando el desarrollo de actividades sistematizadas en este período temprano. Pero sólo ha quedado enunciado en el aspecto teórico, pues en la práctica se observa que hay limitados esfuerzos por parte del sector educación en enfocar principalmente el primer ciclo como base del aprendizaje y el motor del desarrollo de los procesos del pensamiento, pues se realizan capacitaciones permanentes para las edades de 3, 4 y 5 años, pero es muy escaso encontrar programas educativos de estimulación temprana específicamente a menores de 0 a dos años que a través de técnicas especializadas desarrollen sistemáticamente el desarrollo de su pensamiento y por ende de su lenguaje; ello sigue motivando a que se entienda de manera distorsionada que la estimulación temprana en menores de dos años, sea sólo asistencial, es decir reducida a los cuidados de higiene, alimentación y descanso del niño menor de dos años, la presencia de la familia reducida por asuntos laborales, lo que limita el desarrollo físico, psicológico y emocional del infante, a esto se une algunas instituciones educativas se olviden o limiten el desarrollo integral del niño menor de dos años a acciones asistenciales y de juego. Olvidándose de los fundamentos pedagógicos de la estimulación temprana y su importancia en el desarrollo del niño. En Trujillo, se participó de una experiencia en el Centro Educativo Particular PAIAN: LA CASA DEL SABER proyecto educativo dirigido por el docente innovador Alberto Moya en donde se experimentó a partir del primer ciclo: Cuna (06 meses a 03 años), durante dos años y medio, la aplicación del modelo pedagógico/curricular en correspondencia con cada estadio de 24


Vygotski. Concluyendo acertadamente en “Tener en cuenta estas ideas son fundamentales para conducir el proceso educativo en Cuna”.

¿En qué medida la técnica DVAT incrementa el vocabulario en infantes de 2 años de la IEP Dulce Empezar de la ciudad de Trujillo, en el año 2009?

En la IE Dulce Empezar los niños y niñas de 2 años de las aulas Explorar A y B presentaban limitaciones en su lenguaje oral, especialmente en su vocabulario: ellos señalaban los objetos con cuáles deseaban jugar, sin hacer el esfuerzo por nombrarlos, tampoco expresaban sus necesidades más básicas, limitándose a responder si o no ante la atención del adulto que lo atiende. También se observó conductas de indiferencia al manipular y relacionarse con los objetos del aula, así como con el material didáctico del aula presentados por las docentes en cada una de las sesiones de estimulación. Así como también, se presentaba conductas de desatención ante los estímulos sonoros, como la participación en audiciones musicales e identificación de sonidos onomatopéyicos, lo cual nos llevaba a entender que los procesos del pensamiento nocionales no se venían desarrollando de una forma adecuada, entendiendo que el lenguaje no es más que la expresión del pensamiento.

HIPÓTESIS H1: La técnica DVAT, incrementará significativamente el vocabulario en infantes de 2 años de la IE Dulce Empezar, en el año 2009. H0: La técnica DVAT no incrementará significativamente el vocabulario en infantes de 2 años de la IE Dulce Empezar, en el año 2009. OBJETIVOS: General Determinar en que medida la técnica DVAT incrementa el vocabulario en los infantes de 2 años de edad de la IEP “Dulce Empezar” de la ciudad de Trujillo, en el año 2009. Específicos * Evaluar el nivel de vocabulario en los infantes de 2 años de edad a través de la Prueba Peabody (indicador cuantitativo: cantidad de nombres y verbos) en la IE Dulce Empezar.

Caracterizando a la realidad problemática los padres de familia en su gran mayoría (80%) según el padrón de la IE, pertenecían a una condición económica media, en un 85% las madres trabajaban fuera del hogar quedándose al cuidado de una nana o familiares directos con preferencia de los abuelos y/o tíos. Lo que acrecentaba aún más el factor de brindarle solamente un cuidado asistencial y/o estimular conductas de sobreprotección o lo contrario, de abandono. Bajo este contexto es que se plantea la presente investigación cuya realidad problemática es: proponer la aplicación de la Técnica DVAT (desarrollo visual, auditivo, táctil) para incrementar el vocabulario en infantes de 2 años de edad de la IE Dulce Empezar, en el año 2009.

* Evaluar el nivel de vocabulario en los infantes de 2 años de edad a través de la lista de cotejo (indicadores cualitativos: pronunciación, articulación y fluidez en el vocabulario) * Elaborar y aplicar la técnica DVAT para incrementar el vocabulario en los infantes de 2 años de edad. * Analizar estadísticamente los datos, según resultados del pre test y pos test alcanzados en el incremento de vocabulario del infante de dos años de edad

II. MATERIAL Y MÉTODOS: Población muestral Se trabajó con la población de niños de 2 años correspondientes al I ciclo denominado

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA: 25


Grupo experimental Grupo Sub Total Total

Técnicas e instrumentos de recolección de datos: Técnicas: Se hizo uso de la observación sistemática y la entrevista.

Grupo Control

Niñas

Niños

niñas

niños

6

4

5

5

10

10

Fuente: Nómina de matrícula del año lectivo 2009

Instrumentos de recolección de datos: *Anamnesis: Se utilizó para recoger información de los padres; con respecto a características prenatales, perinatales, desarrollo evolutivo, nivel socio-económico. Se hizo uso de la técnica de la entrevista y tuvo una duración aproximada de 30 m. por pareja de padres de familia.

3.2. Diseño de investigación Según Hernández, R. y otros (2000,p. 173) , se hará uso del diseño con prepruebapostprueba y grupos intactos (uno de ellos de control) Esquema: G1 : O1 x O2 G2: O3 O4

*Test Peabody: Se aplicó como pre test y post test para evaluar el indicador cuantitativo del vocabulario. Se utilizó la tercera versión del PEABODY, una de las pruebas más prestigiosas para la evaluación de aspectos verbales, recoge las investigaciones y mejoras acumuladas durante 50 años para conseguir un instrumento de gran precisión.

3.3. Variables de investigación: VARIABLE INDEPENDIENTE: TÉCNICA D VA T ( D E S A R R O L L O V I S U A L , AUDITIVO, TÁCTIL). Definición operativa: Es un conjunto de procedimientos didácticos que sigue la secuencia de vivenciación, ejecución y evocación para lograr el desarrollo holístico de la percepción visual, auditivo y táctil.

Contiene 192 láminas con cuatro dibujos cada una en las que el sujeto debe indicar qué ilustración representa mejor el significado de una palabra dada por el examinador. Se utilizó las treinta primeras láminas que evalúan a los niños de 2 a 3 años.

Indicadores: * Desarrollo táctil: Explora con su cuerpo experiencias directas y/o manipula los diversos objetos de su contexto. * Desarrollo visual: Observa expresiones faciales, láminas, objetos, carteles con palabras. * Desarrollo auditivo: escucha y produce sonidos onomatopéyicos, sonidos de objetos.

Existen diferentes criterios de comienzo y terminación en función de la edad y el número de errores cometidos, lo que hace que generalmente no supere los 15 minutos de sesión.

VARIABLE DEPENDIENTE: INCREMENTO DEL VOCABULARIO Definición operativa: Es la cantidad y calidad de palabras que usa un infante de 2 años en su lenguaje cotidiano.

El proceso de construcción de la prueba, basado en la Teoría de Respuesta al Ítem, asegura que únicamente se aplican los elementos adecuados al nivel aptitudinal del examinando.

Indicadores: * Articulación de palabras (calidad) * Pronunciación de palabras (calidad) * Fluidez del vocabulario en palabras (calidad) * Cantidad de uso de verbos y sustantivos (cantidad)

*LA LISTA DE COTEJO: Se utilizó como pretest y postest para evaluar los indicadores cualitativos del vocabulario como la fluidez, articulación y pronunciación. Consta de 10 ítemes en total y una puntuación máxima de 30 puntos.

VARIABLES INTERVINIENTES: * Género: Masculino y femenino * Condición económica * Estimulación prenatal.

ANÁLISIS DEL INCREMENTO DEL VOCABULARIO SEGÚN TEST PEABODY

III. RESULTADOS

26


significativo. ANÁLISIS DEL INCREMENTO DEL VOCABULARIO SEGÚN LISTA DE COTEJO

CUADRO Nº 01:

Comparación de puntaje promedio obtenido en el pre y post test peabody dentro del grupo control y experimental.

GRUPO

GRUPO

CONTROL

EXPERIMENTAL

PRE TEST

4.6

4.5

POST TEST

4.7

23.5

TEST

CUADRO Nº 02: Comparación de puntaje promedio obtenido en el análisis observacional según los indicadores cualitativos dentro del grupo

GRUPO CONTROL PRE TEST

PRONUNCIACIÓN MEDIA DE INDICADORES

FLUIDEZ ARTICULACIÓN

MEDIA DEL TOTAL

Se observa que en el grupo control no se tuvo un incremento significativo del vocabulario en los niños de dos años entre el pre y post test Peabody mostrando un incremento promedio de 0.1 puntos, a diferencia de lo que muestra el grupo experimental, en el cual observamos que los niños después de ser aplicado la técnica DVAT, quintuplicaron su puntaje promedio en el post test indicando de esta manera que hubo un incremento del vocabulario

GRUPO EXPERIMENTAL

POST TEST

PRE TEST

POST TEST

3.9

4

4.1

8.5

3

3.4

3

8.2

3.9

44

3.4

10.6

10.8

11.4

10.5

27.3

Se muestra el mismo comportamiento al analizar los puntajes asignados por observación. El incremento promedio en el post test del grupo control oscila entre 0.01 y 0.4 puntos en los indicadores de pronunciación, fluidez y articulación, del punto de vista de incremento del vocabulario, se muestra un incremento promedio de 0.6 puntos. Los incrementos promedios que muestra el grupo control en sus respectivos indicadores y el vocabulario no llegan a la unidad, demostrándose de manera observacional que no es significativo.

27


particulares. Más aún señala que el niño aprehende estas nociones en un proceso donde es activa y permanente la participación de los adultos, por esta razón la autora seleccionó las nociones a desarrollar teniendo en cuenta la edad y el contexto de los infantes, así como se implementó y ejecutó un programa con actividades significativas para el desarrollo de nociones. De Zubiría (2001) en Mentefactos I aporta que el infante de dos años, desarrolla cuatro operaciones intelectuales: introyectar, proyectar, nominar y comprehender, las cuales fueron aplicadas en el programa de estimulación con la técnica DVAT en la secuencia metodológica de cada una de las sesiones, lográndose el incremento del vocabulario de los infantes.

El incremento promedio en el post test del grupo experimental oscila entre 4.6 y 6.4 puntos en los indicadores de pronunciación, fluidez y articulación, del punto de vista de incremento del vocabulario, se muestra un incremento promedio de 16.8 puntos. Los incrementos promedios que muestra el grupo experimental en sus respectivos indicadores y el vocabulario es significativo, demostrándose de manera observacional que la técnica DVAT influye de forma positiva en el incremento del vocabulario en los niños de dos años.

Moya, A., (2007) con las conclusiones de su tesis, con la primera “De nuestro estudio se desprende la necesidad de: Generar procesos educativos que canalicen las megatendencias mundiales cuando favorezcan al ser humano y que promuevan alternativas cuando vayan en sentido contrario” y con la segunda conclusión: “Frente a estos retos, la escuela tiene que formar seres humanos capaces de llegar a los más altos niveles de pensamiento. Para hacerlo requiere conducirse con un Modelo Pedagógico: Que tenga como propósito fundamental el desarrollo de los procesos del pensamiento en correspondencia con las operaciones mentales de los estadios piagetanos, los enriquecimientos de Miguel de Zubiría y los avances de las neurociencias, desde Cuna hasta concluir la Educación Secundaria, al proponer esta técnica de educación infantil basada en fundamentos piagetianos y vigostkyanos que descansan en la propuesta del desarrollo de los procesos del pensamiento en la etapa infantil.

IV. DISCUSIÓN DE RESULTADOS Luego de haber obtenido los resultados de la investigación pasamos a la discusión con los antecedentes de estudio y el marco teórico. Estamos de acuerdo con : Terré, O. (2002) cuando sostiene que a través de diferentes recursos metodológicos y técnicas de avanzada, se potencia el área del desarrollo infantil propiciando aprendizajes tempranos tal como se comprueba en la propuesta de la técnica DVAT que estimuló la percepción visual, auditiva y táctil de los infantes de 2 años incrementando su vocabulario en forma significativa. De Zubiría, M. (1998) en el Tratado de pedagogía conceptual tomo II al sostener que el niño de dos años se encuentra en el ciclo nocional, que es cuando éste aprehende los primeros instrumentos de conocimiento y a partir de ellos puede realizar enunciados sobre los objetos y sujetos que lo rodean. Adquiere las nociones con las cuales está en capacidad de formular enunciados referidos a objetos con retos y

Jara, Hilda (2009) con la conclusión de su tesis: “Existe diferencia significativa entre el promedio obtenido en pre test con el promedio obtenido en post test, lo que nos permite afirmar que los alumnos han ido 28


incrementando su vocabulario en forma notoria”, encontrándose similares resultados al aplicar la técnica DVAT en una IE formal y con un diseño de investigación con grupo experimental y control.

el test de Peabody que evalúa los resultados cuantitativos. 2. En el grupo experimental se acepta la hipótesis alterna para los indicadores cualitativos evaluados por la lista de cotejo generando un incremento promedio del vocabulario (tobs =43.218 > ttab=1.833), es decir que las diferencias del puntaje obtenido en el pre y post test es mayor que cero, lo cual indica que hubo un incremento promedio estadísticamente significativo en el vocabulario de los niños de dos años.

Piaget, J. citado en PUCP (2002) aporta a la educación, con su teoría piramidal y secuencial del desarrollo “cada característica se construye sobre la base de algún aspecto que la precede, el aprendizaje futuro descansa sobre la base del aprendizaje pasado. El atribuye un rol decisivo para el desarrollo intelectual a la estimulación sensorial que proviene del ambiente que rodea al niño: “mientras más ha visto y oído un niño, más querrá ver, oír y conocer, y cada vez estará en mejores condiciones para asimilar nuevos conocimientos, coincidiendo en nuestros resultados al observar que el grupo experimental triplicó sus puntajes entre el pre test y post test.

3. Se puede afirmar que los niños y niñas tienen más errores en el incremento de su vocabulario en la utilización de verbos como soplar, cavar y coger. 4. Existe diferencia altamente significativa entre el promedio obtenido por los niños en el pretest y postest para el indicador pronunciación, (tobs=19.9 > ttab=1.833), lo que nos permite afirmar que los alumnos han incrementado su pronunciación en forma satisfactoria.

De Zubiría en Mentefactos I (2001) nos refiere que “entre los dos y los seis años, un niño promedio aprehende cada hora que permanece despierto el significado de ¡una nueva noción!. Hasta lograr nominar entre 5,000 y 10,000 nociones hacia los seis años”. Lo que se comprueba en nuestros resultados obtenidos en el incremento del vocabulario de los infantes de 2 años. En relación a lo mismo también referimos a Antillana, L. (op.cit 1989.-192/197). Es admirable la rapidez con que se incrementa el vocabulario de un niño normal. De las 2 ó 3 palabras que posee a la edad de un año, se incrementa a 50 ó 250 palabras para la edad de dos años, ascendiendo hasta alrededor de 900 palabras para la edad de los tres años.

5. Existe diferencia altamente significativa entre el promedio obtenido por los niños en el pretest y postetst para el indicador articulación, (tobs=18.522 > ttab=1.833) lo que nos permite afirmar que los alumnos han incrementado su articulación en forma satisfactoria. 6. Existe diferencia altamente significativa entre el promedio obtenido por los niños en el pretest y postetst para el indicador fluidez en el vocabulario (tobs =26 > ttab=1.833), lo que nos permite afirmar que los alumnos han incrementado su fluidez en el vocabulario en forma satisfactoria.

CONCLUSIONES

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. En el grupo experimental se acepta la hipótesis alterna (tobs =20.676 < ttab=1.833), es decir que las diferencias del puntaje obtenido en el pre y post test es mayor que cero, lo cual indica que hubo un incremento promedio estadísticamente significativo en el vocabulario de los niños de dos años, con

BARNET, A. (2000) El pensamiento del bebé, 1 ed., Lima, 445p. CÁRDENAS, J. y otros. (1997). Influencia de la narración de cuentos infantiles en el incremento del vocabulario de los niños de 5 29


años del CEI 1778 Daniel Hoyle. Tesis de Licenciatura UNT. 150 p.

TERRE, O. y VILLA DE MADRID, M. (2001) ¿Inteligencia o intelegencias? República Dominicana, Editorial manatí, 137 p. WOOLFOLK, A. (1996) E. Psicologia Evoltutiva. 6º ed. Editorial Harla S.A. México, , 642 p.

DOMAN, G. (2000). Cómo enseñar a leer a tu bebé. Madrid Salvat Editores, 230 p. EVANS, E. (1987). Educación infantil temprana. México: Trillas, pp. 9-14, 20-27, 62-67. GERVILLA, A. (2006). Didáctica básica de la educación infantil. España. GOÑI, J. (1994). Estimulación temprana. Lima, pp. 5-9, 2-35. MAJLUF, A. (2000) La educación pre-escolar en educación inicial. PUCP, Lima- Perú. 80 p. MINISTERIO DE EDUCACIÓN. (2009) Diseño Curricular Nacional Lima: p. 450. OWENS, Jr. (1996) Una introducción al desarrollo del lenguaje. Boston. PALOMINO, N. y VILLARREAL, R. (1998) Imágenes impresas para incrementar el vocabulario en niños de 5 años del CEI 1568 “Santa Inés” de Guadalupe. Tesis de Licenciatura UNT. PIAGET, J. & INHELDER, B. (1984). Psicología del Niño. (12a. ed.). Madrid: Morata, pp.172. PONTIFICIA CATÓLICA DEL PERÚ.( 2002) Atención integral del niño menor de 3 años. Módulos de Segunda especialidad (1 al 18). RITCHER, R. (1983). La educación del niño menor de 3 años. Lima: Amaru, p.12. TERRE, O. (1996). La educación de los niños de Edad Temprana. Lima: Libro Amigo, pp. 320. TERRÉ, Orlando y Villa de Madrid, M.. (1999) ”Estimulación y educación Sensorial”. Programa de Inteligencia. La Habana, Cuba, 1º ed. Editorial Pueblo y Educación 130p.

30

CARLA CAMACHO  

La presente investigación de tipo aplicativa, denominada TÉCNICA DVAT PARA INCREMENTAR EL VOCABULARIO EN INFANTES DE DOS AÑOS EN LA IE DULCE...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you