Issuu on Google+

C M Y K

P O R T A D A G A L A

C M Y K


C M Y K

P O R T A D A G A L A

C M Y K


3


Maestro de maestros

Contenido:

Conozca al gran Gustavo Riveros Tejada, un artista plástico digno de admiración, un personaje como pocos que lleva consigo una maleta cargada de increíbles anécdotas, fascinantes experiencias y todo un mundo de conocimientos.

No hay 5 malo

Este famoso refrán popular se pone en evidencia una vez más gracias a esta reconocida agrupación musical que, compuesta por cinco talentosos chicos, enaltece nuestros sonidos típicos, fusionándolos con ritmos provenientes de todo el mundo.

20 16

Entre la pintura y la poesía

Úrsula Rey es una mujer culta, preparada y amante de las artes en general, cuya pasión se divide y desborda entre las endulzadas palabras de una buena poesía y coloridos lienzos cargados de emociones.

Amo de las artes del fuego

Bruno Crespo Bueno, un hombre carismático y conversador, es uno de los mejores ceramistas que ha parido esta tierra. Con el sentimiento a flor de piel nos cuenta su historia y comparte con nosotros momentos inolvidables.

45

60 Secciones fijas

71 Cinemundo 74

Salud al Día

Portada: Luis José Riera Foto: Armando Llamozas Agradecimientos: Chispa Riera

Crucigrama 75

DIRECTORIO EL IMPULSO DE GALA DIRECTOR: Juan Manuel Carmona JEFE DE EDICIONES ESPECIALES: Gisela Guevara M. edicionesespeciales@elimpulso.com REDACTORES: Yraidi Lacruz Jorge Carlos Abia Bernal Armando Llamozas María Alicia Venegas Carlos Iván Suárez Marucha Reyes (Pasante)

GERENTE DE PRODUCCION Y MERCADEO: Gisela Carmona GERENTE DE VENTAS: Susana Giménez ventas@elimpulso.com FUERZA DE VENTAS: Victoria Antillano María Jesús Rodríguez Rafael Torres Angela Chacón Johana León Marianny Dudamel ejecutivoventas@elimpulso.com

C o n t á c t e n o s: 4

VENTAS CARACAS: ventasccs@elimpulso DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN: Hugo Anza Lizzie Suárez Junior Catari Dalver Santeliz Jesús Ramsbott Juan Brito Elizaid Carrasco TRATAMIENTO DIGITAL DE IMAGENES: José Aranguren José Castañeda

Barquisimeto Urb. El Parque, calle Juan Carmona Edif.: EL IMPULSO Teléfono: (0251) 256.11.11 Fax: (0251) 256.13.22 Edo. Lara Venezuela Caracas Av.: Universidad (Traposos a Chorros) Edificio Centro Empresarial, 7º piso Teléfono: (0212) 545.51.44 - Venezuela. El Impulso de Gala: Número 814 Año 11 Depósito legal - p.p.199502LA687 ISSN 16900316 - Rif. J-08518112-1 30 de septiembre de 2012 Publicación encartada en el diario EL IMPULSO, en su edición dominical. Prohibida su venta por separado. Venezuela

a través del teléfono 0251 - 256.13.65 @Revista_Gala edicionesespeciales@elimpulso.com / gala@elimpulso.com


5


6


7


Cecilio José González

De la Trova a la Poesía

Tiene más de un lustro en el mundo de la música. Rock Alternativo y Folk-Metal son algunos de los géneros que a través de su carrera ha logrado interpretar. Cecilio José González muestra en la foto un cuatro criollo, aunque es la guitarra el instrumento que lo invitó a sumergirse en un mundo lleno de mágicos acordes y pegajosas melodías

M

ás allá de una mirada, de un poema, de una simple letra o una canción, la música es, probablemente, la expresión más sublime que pueda tener el ser humano. En ella millones de personas han encontrado el puente donde expresar sus más sinceros sentimientos, a través de los acordes y las melodías miles de ejecutantes, unos académicos y otros más pragmáticos han logrado descubrir su verdadero camino. Como anillo al dedo dimos con él, pues vino a engrosar esta lista de hombres y mujeres talentosos dedicados a las diferentes manifestaciones artísticas. Dicen que en cada caroreño habita un músico y de quien hablamos en

8

esta página es una muestra viva y más que evidente de esa popular afirmación. Cecilio José González a muy temprana edad descubrió su verdadera vocación, aunque confiesa que más allá de eso, la música y, en especial la guitarra se ha convertido en su vida. Nació en Carora, estudió música y canto en el conservatorio Vicente Emilio Sojo de Barquisimeto durante algunos años y de ahí decidió regresar a su tierra, momento en el que, por las vueltas del destino fue enamorándose de los espacios de arte y cultura de la Fundación República de Guarimure. “Solo conocía las actividades musicales que se desarrollaban en esta institución, no sabía que en Carora se hacía teatro,

poesía y coros... por ahí me fui vinculando a estos espacios y a sus actividades”. Para él la guitarra es su pasión, de hecho cuenta que desde que tiene uso de razón siempre sintió atracción hacia este mágico instrumento de seis cuerdas. “Fue a los 18 años cuando me atreví a tocarla... sin embargo, me llaman la atención los ritmos de la batería, el sonido del bajo y de los instrumentos de viento”. Recuerda que en el 2007 visitó por primera vez las instalaciones de la fundación. “La casa me enamoró y desde esa fecha estoy todos los días por aquí”, confiesa Cecilio. Aunque cuenta que a pesar que su abuela fue docente musical, nunca ejecutó ningún instrumento, “hasta que llegué

a la Universidad Mario Briceño Iragorri a estudiar Informática en el año 2006 cuando un amigo me invitó a conformar una agrupación de rock alternativo llamado Bélico”. Ese fue su primer contacto con el mundo de la música, así, en el transitar de sus días y, mientras más aprendía, Cecilio descubrió un universo mágico, donde las notas musicales podían fusionarse con recursos literarios como el de la poesía. Los Raybans (música retro) y Arjabalka (Folk-Metal) son otras de las agrupaciones en las que Cecilio ha hecho carrera. “En la actualidad estoy haciendo Trova”. Texto y foto: Armando Llamozas @armandollamozas / @Revista_Gala


9


10


11


Cálida y co C

arora indiscutiblemente es tierra musical y cuna de cultura, un lugar único, bendecido por su gente. Ciudad cálida y acogedora, núcleo de tradiciones y epicentro de las letras y las artes, donde han crecido músicos, cantantes, escritores, poetas, compositores, pintores y artesanos. Allí, bajo el cobijo de cielos naranjas, nació EL IMPULSO, el diario más antiguo

12


olonial Carora de Venezuela, y levantó vuelo el Cardenales, ambos símbolos de nuestro querido estado Lara. Inmerso en un paisaje árido rebosante de cujíes y cardones, sus casonas solariegas y monumentos históricos reviven el pasado de una ciudad que aún conserva su color y sabor de antaño. Cuántos caminantes contemplaron sus calles empedradas y cuántos genios construyeron sus sueños en sus plazas, como Alirio Díaz y Rodrigo Riera, quienes con guitarras en mano, se inmortalizaron en el firmamento musical larense y venezolano. Jorge Carlos Abia Bernal @Jorge_Abia / @Revista_Gala Fotos: Armando Llamozas y Hernán Meléndez

13


La casa del arte y la cultura El sonido de los instrumentos está presente en cada salón que integra este lugar y las obras artísticas se encuentran a la vista de todos. A lo largo del tiempo han sido una escuela para muchos que tuvieron la curiosidad de entrar al mundo de la cultura en Carora

E

l tiempo puede pasar pero esta tierra sigue conservando su esencia de pueblo magnífico, que alberga a personas trabajadoras y apegadas a sus raíces. A quienes se les hace muy difícil dejar el lugar donde han pasado tantos momentos felices, esos que aún permanecen grabados en su memoria. Siempre tienen las puertas abiertas para adoptar a las almas que se atreven a adentrarse en sus calles y casas con estilo colonial, donde se respira aire puro y se siente la calidez de sus habitantes. Son innumerables las manifestaciones artísticas y culturales que existen en este caluroso y apacible lugar, desde pintura, poesía y literatura, hasta teatro, danza y música han escrito su humilde historia, por ejemplo como dato curioso la primera Casa de la Cultura de Carora fue fundada en 1965 por Juan Martínez, con la ayuda de su amigo inseparable Domingo Perera, convirtiéndose en la primera sede cultural en Venezuela, dándoles la oportunidad a niños, jóvenes y adultos de pertenecer a este maravilloso mundo. Un colaborador innato y amante de la cultura, sigue su labor junto a

14

tres maestros chilenos y crean para 1974 la Orquesta Sinfónica Infantil de Venezuela, integrada por niños de 8 a 15 años de edad, reclutados de las diferentes escuelas que se encontraban en el pueblo caroreño.Un personaje que es reconocido por el trabajo cultural que emprendió en los años sesenta fue el caraqueño Juan Martínez, cautivado por la personalidad de una caroreña, abandona la capital y se instala en aquel lugar rico en tradiciones, con intenciones de comenzar una nueva etapa de su vida, llena de retos y metas. Con una mente brillante y positiva decide abrir un camino para las artes en todo su esplendor. Esta institución tiene el propósito de formar y educar a las personas interesadas en compartir una misma pasión y recibir los mejores conocimientos en cuanto a música, pintura y danza, por parte de maestros que han dedicado toda una vida a impartir las herramientas necesarias a sus estudiantes.Actualmente la Casa de la Cultura tiene como director a José Dionisio Vargas, preocupado por fortalecer las danzas folclóricas, rescatar el teatro y seguir contribuyendo con la preparación integral de todos.

Entre las actividades que ofrecen se destacan: Ballet de Maruja, Escuela de Bellas Artes, Ensamble de Percusión, coros, Teoría y Solfeo, arpa, piano, cuatro y las diferentes Orquestas Sinfónicas, entre otros.Hoy ya cuenta con 50 años de creado, constituyéndose en un lugar para aprender, generar música, estudiar las líricas, combinar colores en un lienzo y bailar al son de los típicos instrumentos venezolanos. Por esto sus directivos están organizando una serie de conciertos, donde van a participar todos los que forman para de este lugar. La cultura caroreña se ha mantenido, pasando de generación en generación, gracias a esa particular identificación que sienten los nacidos en ese pequeño pueblo, donde todos se conocen y la mayoría son familia. Además orgullosos por ser pioneros en el ámbito cultural a nivel nacional, hecho que es un tesoro y su comunidad lo ha conservado, cooperando con las diversas actividades que se realizan en la Casa de la Cultura. Marucha Reyes Bisogno @MaruAndre / @revista_gala Fotos: Armando Llamozas y cortesía Luis Riera

La cultura no sólo es música, también es pintura, cerámica y muchas cosas más

Dr. Juan Martínez Herrera Nació en Caracas, el 01 de Mayo en 1930, hijo del insigne Profesor Roberto Martínez Centeno y de Doña Ana Teresa Herrera Ramella, estudió un año de medicina en la UCV y odontología en la Universidad de los Andes, a los siete años inicia sus estudios de violín en la Escuela de Música José Ángel Lamas en la esquina de Santa Capilla, su primer Maestro de Canto Coral, fue Antonio Lauro, compositor, cantante y guitarrista. Su mentor principal en la música fue nuestro gran compositor y Director de orquesta, Maestro Antonio Estévez, quién lo designó como Bajo Solista del Orfeón Universitario en la década de los cincuenta del siglo pasado.


15


No hay Quinto Malo:

Rescatando la mĂşsica del

folclor

De donde yo vengo se canta sabroso Cantamos con gusto a todo lo hermoso Yo vengo de lejos, vengo de Carora Donde baila el viento y canta la aurora Juan TomĂĄs MartĂ­nez

16


I

niciar las siguientes líneas con la letra de la canción “Donde baila el viento”, es recordar las raíces de Carora, de ese pueblo lleno de historia y de tradiciones donde el arte y la cultura se manifiesta en cualquiera de sus expresiones. Así nació No Hay Quinto Malo, una agrupación conformada por cinco artistas de la música folclórica, que se unieron para que no se olvide estos ritmos musicales larenses. Esta agrupación dio sus primeros pasos de manera formal hace dos años aproximadamente, pero con anterioridad se reunían para crear música nueva y unir los ritmos existentes. “La idea fue de Luis “Chispa” Riera. Partimos por hacer algo diferente, música nuestra de Carora como los golpes, pero con un estilo un poco más moderno, combinándolo con jazz y otros sonidos. Se incluyen instrumentos como el bajo eléctrico, teclado electrónico, entre otros”, comenta Roberto Riera, uno de los integrantes del grupo. La vena artística de tres de quienes componen el quinteto viene de la misma familia Riera, los otros dos son grandes en talento y juntos ponen a bailar a más de uno, sin embargo, generalmente tienen de invitado especial a un sexto integrante diferente. La verdad es que escuchar sonar esta agrupación es llenarse de orgullo por el talento de exportación que existe en Lara. Canciones como “Astuta Serpiente”, “Moliendo Café” o “El Alcaraván” de Simón Díaz se pasean por el repertorio de ellos, quienes a su vez han fusionado ritmos como el merengue campesino, el flamenco o el golpe tocuyano para hacerlos más modernos a través del neofolclor. “Somos un grupo versátil, no nos quedamos estancados en un solo ritmo sino que trabajamos con otros instrumentos”, dice con gran orgullo el bajista del quinteto, Orlando José Riera. En las presentaciones que han realizado, en su mayoría en espectáculos privados, han podido destacarse con todas sus interpretaciones, pero la que nunca falta y que siempre el público les pide es “Donde baila el viento” escrita por Juan Tomás Martínez, tema que interpretan con emoción y con el que más se identifican. “Cuando estamos tocando sabemos que nos van a pedir esa canción, siempre nos da risa y

Ellos son... Luis Riera: Percusionista y cantante Roberto Riera: Teclado Electrónico Orlando Riera: Bajo Electrónico Elías Torcate: Cuatro y cantante Aníbal Suárez: Guitarra Acústica

la tenemos montada porque es emblemática. Nos identificamos con este tema por su letra, ya que habla de nuestras raíces en Carora, además todos somos de esta tierra y toda la vida lo hemos escuchado, es un tema bastante pegajoso”. Para ellos, rescatar esa música que hace años crearon los grandes de la cultura larense, es un verdadero reto. Composiciones de Don Pío Alvarado, por ejemplo, son siempre del agrado de sus escuchas. Orlando José, quien además es profesor de percusión, manifiesta que en sus clases, le

inculca a los alumnos tocar esas piezas, “porque esta música se ha abandonado por los nuevos ritmos como el reaguetón, yo los guío por esta música para que no se pierda esa cultura”.

Con pausa pero sin prisa

Los cinco caroreños están compenetrados, se sienten a gusto con el grupo, tienen nuevos proyectos como darse a conocer en el resto del país y fuera de nuestras fronteras. Barquisimeto y Valencia les han abierto sus puertas para que expongan

los contagiosos ritmos que interpretan. “Hay muchos proyectos, vamos con pausa pero sin prisa, lo ideal es darnos a conocer en el exterior con los viajes que está realizando “Chispa” (Riera) como a México, Francia y España. Queremos seguir trabajando para que Venezuela sepa de la música que hacemos, que ya existía pero ahora fusionamos y la estamos rescatando”. Carlos Iván Suárez @Carlosi_suarez/@Revista_gala Fotos: Armando Llamozas 17


18


19


Es de esos personajes cuyo paso por este mundo no será en vano, pues la belleza de su arte, en perfecta armonía con su hipnotizante personalidad, hará inmortal su recuerdo para ajenos y conocidos. Es un ser único y encantador, de esos con los que las horas transcurren a gusto y pasa desapercibido hasta el implacable calor caroreño. Artista de pura cepa, esposo fiel y padre ejemplar… Es, en definitiva, maestro de maestros

20


Gustavo Riveros Tejada

Maestro de las artes plásticas E

s un hombre estudiado e inteligente, lleno de increíbles historias y con un bagaje de conocimientos infinito, interesante y sorprendente. Sus anécdotas, tan abundantes como su grueso y negro cabello, nos dieron la bienvenida a un cálido y colorido hogar y amenizaron una tertulia espontánea en plena sala de la casa, espacio en el que se dio la magia de una conversación libre, acompañada por una taza de café recién colado. Su andar por tantos rincones del mundo lo ha convertido en un ser excepcional, de esos capaces de responder sin titubear, con coherencia y certeza, cualquier tipo de pregunta. Su historia de vida es fascinante y su señora, una rubia oriunda de Suecia, inmaculada y dulce, lo es aún más. Es padre de cuatro varones, profesionales y sagaces, quienes por cierto “son los suecos más caroreños que alguien pueda conocer”, tal y como los describe un buen amigo que bien los conoce. Con un acento sumamente curioso, es capaz de expresar frases acertadas, comentarios jocosos y recuerdos increíbles. De sus hábiles manos nacen paisajes de subyugante realismo, la figura humana cobra riqueza expresiva y las piezas del ajedrez bailan en un intenso cromatismo. Pocos son los espacios en blanco que hay en las paredes de su morada, en donde no hay cabida para el aburrimiento gracias a un desfile de hermosas creaciones, originales y vivaces que las llenan de alegría. Allí, la rúbrica del gran Riveros Tejada se encuentra por doquier y su innegable talento hace gala ante la mirada estupefacta de todo aquel que tenga la dicha de ser recibido en ese pintoresco y acogedor lugar.

¿Quién es Gustavo Riveros Tejada?

Este gran maestro de las artes plásticas, reconocido por muchos alrededor del mundo, nació en La Paz, Bolivia, el 29 de Octubre de 1936, ciudad en la que sus años de infancia y adolescencia temprana transcurrieron entre los envejecidos pupitres del colegio

Algunas de sus exposiciones • • • • • • • • • •

1961 Galería Lumiere (Paris, Francia) 1962 Galería Leibniz (Tubingen, Alemania) 1963 Galería Gort-Torin (Oslo, Noruega) 1964 Galería Plopka (Varsovia, Polonia) 1965 Galería Gotemburg (Nation, Suecia) 1967 Galería Municipal de la Paz (Bolivia) 1967 Galería Strindberg (Helinsky, Finlandia) 1970 Primera Bienal de Arte (Montevideo, Uruguay) 1973 - 1999 diferentes galerías en varias ciudades de Venezuela 2002 Galería del BID (Washington, USA)

Me dedico a vivir creando, soy un artesano con ansias de llegar a ser artista La Salle, lugar en donde adquirió sus primeros conocimientos y que, de una u otra manera, influyó positivamente en su posterior desarrollo. A los 18 años, salió de Bolivia con la única idea de estudiar en Europa y volver a su patria para hacer algo por ella. Cursó estudios de medicina en Heidelberg, Alemania, y fue director de la Clínica de Urgencias en Uppsala, Suecia, cosa que siempre lo llenó de orgullo, pues en esa época era inusual ver a un latinoamericano a cargo de semejante responsabilidad. Simultáneamente, ejercía sus funciones de laboratorista y artista plástico, hasta que de pronto, después de 12 años fuera, regresó a su país ya casado con Eva y con Nicolás, su primer hijo, en brazos. “Volví a Bolivia con la intención de permanecer allí, aún era joven y muy soñador y pensaba que era posible cambiar la injusticia que reinaba en mi país, pero cuando me metí en el movimiento político 21


pisé muchos cayos y eso me valió la exiliada… Fue así, como un buen día el presidente Caldera hizo una llamada a la embajada y dijo que me necesitaba en Caracas, para que me hiciera cargo del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes… En ese entonces venía Christian, nuestro segundo hijo, en vientre desde Bolivia”. Después de experiencias universales, de mucho rodar, de un vuelo en vano a San Fernando

Dos de mis hijos son caroreños y a pesar de ser descendencia de un boliviano y una sueca nacieron cabezones y músicos

Siempre fui un trabajador artístico al que le encantaba la medicina, porque ambos oficios tienen mucho que ver con los seres humanos 22

de Apure, de un largo recorrido en carrito por puesto y de 360 curvas, logró llegar finalmente a Carora, la ciudad que lo recibió con los brazos abiertos y en donde decidió, enamorado de su hermosa gente y fascinante casco colonial, quedarse a vivir por el resto de sus días, consagrándose como pintor, escultor, ceramista y dibujante. “En el año 71 llegué a Barquisimeto, tomé el taxi, recorrí 360 curvas y justo en El Néctar

estaba Juan Martínez Herrera, un bigotudo que al abrir la puerta me dijo -Epa loco te he estado esperando toda la vida- me dio un abrazo fraternal y nos convertimos en hermanos, de ahí nació una amistad inigualable y la Escuela de Bellas Artes de Carora”. María Alicia Venegas Fotos: Armando Llamozas @maliciavenegas / @revista_gala

Cada vez se me hace más difícil consolidar el espécimen estético que llevo adentro, lo que hago hoy tiene que ser mejor de lo que hice ayer

Aparte del español hablo y escribo quechua, aymara, italiano, francés, alemán, sueco y caroreño, una lengua interesante, resumida y verás

i: www.griverostejada.com


23


Jesús Enrique León

Siente, respira

y vive la palabra J esús Enrique León es un reconocido poeta caroreño, cuya obra comprende ensayos y varios libros de poesía, así como también una de sus más importantes creaciones, la Teoría de la Abstracción de la Palabra Poética, la cual ha sido una valiosa herramienta en la formación de jóvenes poetas, tanto en Carora como en otras ciudades del país. Su infancia estuvo marcada por la lectura. Una vena poética yacía dentro de él, aquella que desde muy temprano empezó a florecer, amparada por la influencia de una familia amante de las bellas artes y las letras. Su madre escritora

24

y su padre, un gran intelectual, guiaron su camino literario y le brindaron las primeras luces que abrieron sus ojos a un mundo que estaría regido por las palabras y le permitiría alimentar su pasión por la construcción estética literaria. “Mi infancia y mi primera juventud giró alrededor de los libros y del hecho creativo, por lo tanto mi inclinación a este mundo fue natural... No fue un asunto rebuscado. La biblioteca de mi casa estaba en mi cuarto, en el de los hermanos varones... Mientras yo crecía, ella también lo hacía. Llegó un punto en el que los libros rodearon toda la habitación”, explica León.

Maestro de la pluma, entregado desde su niñez a la magia de los versos y a la estética del lenguaje... No concibe su vida sin la poesía, no imagina su existencia apartado de la creación desde lo más profundo de su ser

Cuenta además, que en las fiestas que celebraba su familia habían trovadores y se realizaban recitales de poesía, entonces, como todo niño que quería estar con los adultos, tenía que amoldarse a lo que hacían ellos. Con tan solo cuatro o cinco años, lograba aprenderse algunos poemas para poder vincularse y participar en las reuniones. En los recuerdos de su niñez viven poesías que, según sus palabras lo marcaron, como por ejemplo, “El Inca Triste” y “Pompas de Jabón”, las cuales su madre le enseñó a declamar cuando era pequeño. Posteriormente, al ingresar al liceo compró con

su mesada su primer libro, “20 poemas de amor y una canción desesperada” de Pablo Neruda. En este punto comenzó todo y emprendió su camino como poeta. Llegó el momento de iniciar sus estudios superiores, se fue a Mérida e ingresó a la Universidad de Los Andes. Allá se familiarizó con la obra de diversos autores, entre los que destacan Baudelaire, Rimbaud, el Conde de Lautréamont y Edgar Allan Poe, entre otros, y también formó parte del centro de estudiantes de la facultad a la que pertenecía. “Me encuentro con un mundo completamente diferente,


otro ritmo y otra estructura de vida, consigo una apertura a la vanguardia muchísimo mayor a la que traía de mi formación familiar y de los gustos primarios de la infancia y la adolescencia. Cuando estoy en Mérida ocurre toda una efervescencia de cosas, ahí mi poesía empieza a cambiar y surgen una gran cantidad de respuestas a mis inquietudes”. Al terminar su carrera universitaria, a fínales de la década de los 80, se dirigió a Caracas y empezó a trabajar en la Academia Nacional de la Historia, mientras estudiaba teatro en Rajatabla de forma paralela. Sin embargo, confiesa que sin recordar la razón, al cabo de un tiempo, y al terminar sus estudios de dramaturgia, decidió dejar su trabajo y volver a la tierra que lo vio nacer. “Al regresar a Carora tomé un morral y dije: me voy a ir un mes a un pueblo a revisarme y a

La poesía para mí es vivir... No concibo la vida sin la creación literaria

escribir… En mí había surgido la necesidad de saber por qué el ser humano creaba. Entonces me fui a la plaza Torres y agarré un carrito hacia el pueblo de Curarigua. Llevaba suficiente dinero para hospedarme en una posada y pagar todas las comidas por un mes. Esa era mi idea”. No obstante, a mitad de camino, una señora que viajaba con él, en el mismo vehículo, se quedó en un lugar cuya entrada lo cautivó. “Le pregunté a la dama que había allí y me nombró una serie de localidades. Sin pensarlo me bajé del carro y emprendí una caminata de cinco horas hasta llegar a un pueblo llamado Ira. En este lugar no habían posadas ni personas que hicieran comida para vender, pero sí gente fabulosa que me recibió en su casa. En lugar de un mes, permanecí cuatro años, realicé mis investigaciones del por qué se escribe y de donde surge la poesía, e inicié mis estudios de la Teoría de la Abstracción de la Palabra Poética”. Regresó a Carora y llevó consigo el trabajo que había desarrollado en la montaña. Para ese entonces estaba desempleado, pero un buen día, por lo que él considera

Poesía al alcance de todos…

En el año 1998, Jesús Enrique León abrió los Centros de Creación Literaria, dirigidos a toda la comunidad. En la actualidad hay 14 a nivel nacional. “En Carora está la sede del Sistema Nacional de Centros de Creación Literaria de Venezuela. Tenemos núcleos en el Pedagógico de Barquisimeto, en la UCLA, en la Universidad Central de Venezuela y en la Universidad Católica Andrés Bello, por mencionar algunas casas de estudios, cuya función es enseñar la Teoría de la Abstracción de la Palabra Poética, para que los estudiantes aprendan a entender y generar un proceso creativo, puedan crear su voz propia y comiencen a escribir con condiciones, calidad y profundidad”. un golpe de suerte, entró en contacto con un profesor de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado y consiguió un puesto en el núcleo Dr. Juan Agustín de la Torre. Allí, en la Casa Chío Zubillaga de la UCLA continuó dándole forma a su teoría. Jesús Enrique León es director del Sistema Nacional de Centros de Creación Literaria de Venezuela y fundador de “La República de Guarimure”. También creó junto a su hijo un sello editorial, en el que han editado numerosos libros, tanto de niños y jóvenes poetas,

como de escritores reconocidos a nivel nacional. Asimismo, León ha publicado 10 libros, entre los que destacan “El Ángel de la Poesía”, “Códigos”, “La Cuarta Irreverencia”, “Reconciliándome con el Diablo”, Cantos para la Última Noche”, “Detrás del Sol”, “Caminos de Ira”, con el que ganó un premio en el I Certamen Mayor de Las Artes y Letras de Venezuela y “La Abeja en el Muro”. Jorge Carlos Abia Bernal @Jorge_Abia / @Revista_Gala Fotos: Armando Llamozas

25


26


27


Hernán Meléndez:

“La fotografía me Desde pequeño fue un apasionado por las artes en sus diferentes manifestaciones, con el pasar de los años la fotografía ha sido uno de sus fuertes sin dejar de lado la pintura... Hoy día es considerado como uno de los principales profesionales del lente en Carora y el centroccidente del país

N

ació en Carora, bajo el seno de una familia que siempre le demostró amor y buenos valores. Es el varón de tres hermanos, pero el único de la familia que se inclinó hacía el arte desde que era niño. La pintura y el dibujo siempre llamaron su atención, pero la fotografía era lo que realmente le apasionaba a Hernán Meléndez. Al llegar el momento de iniciar sus estudios de Diseño Gráfico se residenció en Maracaibo y empezó a laborar con las cámaras. “La fotografía siempre me gustó pero creí que sería después de que me graduara que trabajaría en esa área. Cuando estaba en el primer semestre, uno de mis compañeros era fotógrafo profesional, comencé mis primeros pasos en el arte con él, al principio no me hizo un contrato formal porque apenas tenía 17 años, pero sí trabajé en algunos eventos. Al cumplir la mayoría de edad me incluyó como asistente de fotografía y video, posteriormente fui aprendiendo más hasta ser segunda cámara de él. En ese momento trabajaba sólo en Carora, Barquisimeto, Barinas y Maracaibo”. Paralelamente laboraba para la revista Guía de Bodas del Zulia diseñando sus álbumes y retocando algunas fotografías, por lo que sus días transcurrían entre retoques y diseños. En las noches estudiaba y los fines de semana se dedicaba, junto a Leonardo Peña, a hacer fotografías del acontecer social de Maracaibo. Luego de cuatro años trabajando junto a Peña, el joven caroreño se

Cuando estoy haciendo fotos se me olvida que el mundo existe

28


alimenta el alma” Si me quitan la fotografía o para lo que nací no podría ser yo y lo que uno busca es ser feliz con lo que se tiene

separó, ahora no sólo hacía fotos de eventos públicos y privados sino que empieza a recorrer el mundo de la publicidad y la moda. “El retrato me ha abierto las puertas en sus diferentes áreas, sin embargo, me llama más la atención las de publicidad, aunque por cuestiones de labor he tenido que perfeccionarme con las de eventos sociales, las cuales complemento a pesar de ser campos diferentes”. Para Hernán Meléndez, cada momento que puede capturar a través de su lente es ideal, pasa a la historia. “La fotografía para mi es la pasión que me alimenta el alma... hoy día, se ha convertido en una forma de expresar muchas cosas bien sea en lo personal o en lo profesional”.

Momentos que marcaron historia

Él como fiel creyente de Dios es apasionado por las bodas eclesiásticas, sin embargo de las que ha realizado, hace tres años hubo una que lo marcó. “Fue impecable, algo muy bonito que se sintió esa noche y salieron fotos muy sentimentales tanto para ellos como para mí. Todo era tan ingenuo a pesar del tiempo de noviazgo que tenían, el nerviosismo de ambos se notaba y era realmente porque querían cumplir con Dios y casarse, no estaban pendientes de la fiesta”. Sin lugar a dudas, retratar a su familia igualmente ha sido especial, sobre todo cuando se casó su primera hermana. “Habían muchas emociones en juego: ver a mi hermana vestida de novia, yo estaba haciendo el trabajo en la cámara, se suponía que era el mejor trabajo que realizaría. Realmente lo disfruté mucho sentí como si fuese la primera vez que hacía fotos y ya tenia cinco años en este arte”. Actualmente Hernán es un reconocido fotógrafo de la región, en algunas ocasiones ha colaborado con GALA y otras editoriales, aunque ha decidido emprender un nuevo camino en la vida donde la fe, la armonía y la paz estarán junto a él. “La fotografía estará presente hasta el final de mis días, ahora se transformará en un nuevo concepto al igual que todo el arte que hago”. Carlos Iván Suárez @Carlosi_suarez/@Revista_gala Fotos cortesía: Fernando Gómez y Hernán Meléndez

Siempre me gustó la fotografía real, ver el momento y poderlo pintar.

29


30


31


“La música está presente

en todas las facetas de mí vida”

32


La guitarra más que su fiel compañera, es su complemento. Con ella encuentra una afinidad mágica con la que logra transmitir las más hermosas melodías. Desde pequeño supo cuál sería su misión de vida: ser una gran músico

N

ació en Carora en 1990 y desde muy niño desarrolló su oído musical, pues siempre estuvo inmerso en el mundo de la música gracias a sus padres quienes le inculcaron el amor por las artes. Miguel Adolfo Coronel es un joven de 22 años que se considera un apasionado por la guitarra. De punta en blanco, sentado en el sillón de la posada Los Granados, con voz pausada y muy elocuente, nos abrió las páginas de su vida para adentrarnos en su universo, ese que él describe como fascinante, donde solo hay espacio para sus ideas, sus mágicos acordes y pegajosas melodías. Con tan corta edad ha tenido experiencias musicales que lo han ayudado a progresar profesionalmente. “Crecí en un hogar muy cercano a las letras y la música, ya que durante mi niñez tuve mucha cercanía con situaciones artísticas y literarias trabajadas de una manera particular para niños. Poco a poco fui eligiendo qué quería ser, pero, fue antes de la adolescencia que decidí dedicarme a la guitarra”. Su primera relación con este instrumento fue gracias a un programa radial de tango en el que se transmitían canciones en vivo, “fue a través de este tipo de música que adquirí un poco de conocimiento acerca del sonido y la forma musical de la guitarra... Recuerdo que cuando tenía 10 años, mi padre me dio un cuatro para ver si lograba tocar algo y lo hice, desde ese momento él me motivó a asistir a la escuela de

música Juan Querales de Carora, donde estuve por un periodo de dos años aproximadamente”. Años más tarde se inscribe en el conservatorio “Vicente Emilio Sojo”, donde recibe clases del maestro Valmore Nieves, “ahí tuve la oportunidad de profundizar mis conocimientos acerca de la guitarra, sin embargo un buen día decidí retirarme y ampliar lo que había aprendido de manera autodidacta, hice investigaciones y realicé algunos trabajos musicales”. Luego de algún tiempo de experimentar lo que había aprendido, Miguel decidió irse a Caracas, donde hasta ahora, ve clases con el maestro caroreño Álvaro Álvarez, gran guitarrista de reconocida trayectoria, graduado en la capital con honores. “Considero que en este momento me siento más maduro, no solo como persona sino también musicalmente... Creo que he tomado lo que hago con más responsabilidad, porque ya no se trata solo de un intento sino de un empeño en convertirme en un buen guitarrista. El tiempo ha transcurrido de una manera precisa, creo que ahora estoy en una edad donde florecen los deseos de lo que quiero hacer para toda la vida, he asumido la guitarra con mucha decisión y estoy trabajando arduamente”.

Apasionado por lo que hace

Cuando se tiene la oportunidad de estar frente a un joven como Miguel, claramente se puede ver que se trata de un muchacho culto, humilde, con unas ansias inmensas de aprender. Un chico que con tan corta edad ha dejado y lo ha dado todo por la música, por su guitarra y por todo lo que lo lleve a mejorar profesionalmente. Sin duda alguna posee una madurez, poco típica en jóvenes de su edad, y esto tal vez le ha servido para materializar todo lo que ha soñado. “La pasión por nuestro trabajo es la base de todo proyecto. Amar lo que haces es lo que te motiva a seguir de pie, continuar luchando y persiguir los conocimientos que aun quedan por aprender. Mi encantamiento por la guitarra se lo debo no solo a mis padres, sino también a grandes artistas

como Rodrigo Riera, Alirio Díaz, Valmore Nieves y Álvaro Álvarez, por nombrar algunos... Considero que a través de la música uno no entrega su propio corazón sino el latente sentimiento de aquello que está escrito y tiene que ser expresado no solo por la guitarra sino también por el músico”. Aunque, por el momento, hace solo música académica, tiene como proyecto más próximo realizar sus propias composiciones y trabajos musicales, pues considera que ahora se está nutriendo de todo lo que ve, oye y aprende.

van creándonos un carácter y una especie de fortaleza para terminar de asumir las cosas con mayor entereza. No todo ha sido fácil pero hemos sabido vencer los obstáculos. La dificultad nos ha consolidado porque definitivamente crea en el ser humano una fortaleza que no se logra sin batallar”. Yraidi Lacruz @yra82 / @revista_gala Foto: Hernán Meléndez Agradecimiento: Posada Los Granados

Una experiencia que lo hace crecer cada vez más

Hace tres años Miguel Coronel, creó junto a su hermana, la fundación “La Nueva Guitarra Caroreña” que busca brindar apoyo a aquellos guitarristas de su tierra que quieren ampliar de una u otra forma sus conocimientos y llevar su música a todos los rincones de nuestro país. “Quisimos llamar la atención de la sociedad acerca de una nueva generación de guitarristas que podría estarse formando. Yo no era el único caso aislado de muchachos que estaban pretendiendo abordar este instrumento desde el punto de vista técnico, hay otros que están interesados pero las posibilidades en Carora no están dadas del todo, hay que emigrar a otras ciudades para prepararse”. Una de las actividades que realizan en esta fundación es la organización de festivales musicales con talento caroreño, el primero que hicieron fue en Carora en el teatro Alirio Díaz. Luego en Valencia y por último en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño. “Esta ha sido una experiencia que me ha enriquecido como músico. Yo creo que el roce con la gente y con las situaciones,

33


34


35


Rosendo Albino Hern谩ndez

Tradici贸n centenaria 36


En esta extensa lista de personalidades que han hecho de sus manos su instrumento para ejecutar sus más sinceros sueños, no podía faltar la labor de quien, con ingenio, trabajo y dedicación ha hecho de sus días una suerte de lugar mágico, donde la madera, como en el caso del cuatro, la guitarra y la mandolina, se convierte en el protagonista y las cuerdas en el eje principal de sus creaciones... en medio de este contexto y bajo el intenso calor, típico de la apacible y tranquila Carora, tuvimos el placer de conocer a quien está al mando de la Fábrica de Cuatros Albino Hernández

D

icen que hijo de gato caza ratón o que hijo de tigre nace pintado, así Rosendo Albino Hernández fue descubriendo casi por inercia el mundo de la creación de instrumentos de cuerdas. Nació en el seno de una familia de fabricantes de cuatros, de ahí la centenaria tradición por hacer piezas que, más que herramientas para ejecutar melodías, son en muchas ocasiones, auténticas obras de arte. Unas cuantas guitarras ya culminadas y cientos de pequeños retazos de madera dan la bienvenida a quien afortunadamente logra conocer el trabajo de un hombre formado en esta ciudad de tradición y leyenda, de arte y cultura. La experiencia, amén de su delicado, profesional y estético trabajo ha hecho de sus creaciones un referente en

el mundo de los instrumentos, no en vano, Albino Hernández es sinónimo de buen trabajo y finos acabados. Confiesa de niño su afición por el dibujo y la escultura. Mientras sus amigos jugaban con papagayos, él aprovechaba los minutos libres para tallar piezas en madera, así fue edificando su carrera como artesano, pero más allá de eso, se trataban de las primeras manifestaciones de un talento heredado no solo de sus padres, sino que también de sus abuelos y unas cuantas generaciones. Tiene más de dos décadas en la fabricación de cuatros, “comencé en 1987, cuando apenas tenía 27 años”, guitarras, bandolas, mandolinas, cuatros profesionales y hasta violines es capaz de crear en su lugar de trabajo, un pequeño galpón que da cuenta de su labor artesanal y dedicada.

Trabaja el cuatro profesional, se trata de piezas finas, con detalles y elementos decorativos y personalizados, elaborados con madera de pino y clavijas de precisión. Cuenta que su hijo Jesús David en ocasiones lo ayuda en la elaboración de sus piezas. “Cuando estoy trabajando me emociono y puedo durar desde las siete de la mañana hasta las 11 de la noche, no por querer terminarlo rápido, es la necesidad por hacerlo bien”. La producción de su fábrica, si bien es limitada, varía de acuerdo a la calidad, puede llegar a elaborar hasta cuatro cuatros semanales. Rosendo, quien nació en Río Tocuyo pero se siente un caroreño de corazón cuenta que al momento de crear sus trabajos no existen límites. Puede personalizar el instrumento, es

decir, hacerlo al gusto del músico. Sus trabajos han sido adquiridos por importantes músicos, el cantante de música llanera Héctor Hernández y el maestro Rómulo Riera, son algunos de ellos. Además tiene 22 años fabricándole instrumentos a la Escuela de Música Cuatros y más Cuatros de Barquisimeto. Seleccionar una buena madera, es quizás el paso más importante para elaborar una buena pieza, de ahí en adelante, la creatividad y el ingenio de este caroreño se fusiona con las cuerdas, las clavijas y las incrustaciones decoradas que culminan sus únicas obras. Texto y fotos: Armando Llamozas @armandollamozas / @Revista_Gala

(0252) - 4217551

37


38


39


Luis José “Chispa” Riera

Músico de pura cepa

En su carora natal es toda una celebridad, un personaje que recibe saludos, besos y abrazos de todos los que le pasan por un lado, un hombre que recorre las empedradas calles del casco colonial regalando sonrisas por doquier. A simple vista se le nota el talento, mientras que la pasión por las artes le brota por cada uno de sus poros… Para él, la percusión es una extensión de su ser y la música el más grande de sus amores 40


E

s un buen amigo de la casa, bochinchero, servicial y versátil, una suerte de sibarita musical que deja su estela por donde pasa, una persona carismática, noble y de buen corazón. Es un gran conocedor universal, sobre todo en lo que a ritmos, artes y culturas se refiere, alguien que expresa lo que siente sin temor a opiniones, gritando a los cuatro vientos sus ideas, bien sea con su nutrido verbo, cantando o interpretando con virtuosismo su instrumento. Quien lo viera pudiese pensar que va por la vida regalando palmaditas en la espalda y saludos de casa en casa, pero en realidad, detrás de esa fachada despreocupada y libre, se esconde un hombre con metas claras y horizontes definidos, que busca sembrar en los demás el amor que siente por la música, educando a los más chiquitos e inyectando, con su energía, buena vibra por doquier. Justo debajo de su rebelde cabellera, compuesta por

Desde chiquito tocaba percusión ingenua, pues con un cuerito de chivo que me encontré tapé un pote de leche e hice mi primer tambor

cientos de rizos oscuros como la noche, se esconde una mente maestra, brillante, a la que únicamente le basta presenciar el sonido de un pequeño acorde para ponerse en marcha y crear melodías mágicas y seductoras. De sus manos emana ritmo y sabor, mientras que su voz, en ocasiones similar a la de un cantaor español, acompaña con destreza unos golpes de tambor que, encadenados y constantes, terminan convirtiéndose en fiesta. Compartir con él fue agradable, enriquecedor, sobre todo en esos momentos en los que tuvimos la dicha de presenciar el espectáculo que protagonizó junto a la percusión de sus amores y más aún cuando, sin esperar absolutamente nada a cambio, nos guió con entrega a lugares interesantes, en donde nos presentó a personajes dignos de admiración.

La percusión tiene una atracción increíble, si colocamos en una mesa una trompeta, un cuatro, una flauta y un tambor, todos los niños que se acerquen a ella irán directamente al tambor

Un sobrenombre, una identidad…

Como se imaginarán, “Chispa” no es su verdadero nombre, en realidad este popular personaje fue presentado y bautizado como Luis José Riera. Sin embargo, dudosamente alguien lo llame de esa manera, pues su sonoro apodo ha crecido con él, logrando traspasar las barreras del tiempo y adhiriéndosele como un tatuaje, llegando incluso a formar parte de su más arraigada identidad. “Este pseudónimo me ha acompañado durante toda la vida, pues por mucho tiempo fui el único varón de mis padres y no tenía con quien jugar,

¿Cuál es el género musical con el que más te identificas? Hoy por hoy me siento muy bien con el neofolklore, que consiste en fusionar todos los híbridos de ritmos que existen en Latinoamérica y el mundo ¿Cuáles son los ritmos que interpretas actualmente? En realidad puedo tocar de todo, hago tamunangue y un poquito de golpe, pero también me he entregado mucho al flamenco, a la música árabe, africana y peruana, fusionando nuestros sonidos con todos esos géneros A modo personal, ¿cuál es el género de tu preferencia? Me identifico muchísimo con el flamenco De todos los instrumentos de percusión, ¿cuál es tu especialidad? La percusión es muy amplia, sumamente extensa y como está conformada por muchos instrumentos es difícil especializarse, pero en términos generales suelo tocar golpera, cajón flamenco, jembé, bongó e, incluso, la batería e instrumentos pequeños como el palo de lluvia De Todos ellos, ¿cuál es el que más te gusta tocar? El cajón flamenco, que en sí es una pequeña variante del cajón peruano ¿Quiénes son tus ídolos, tus ejemplos a seguir? En la percusión admiro mucho a Giovanni Hidalgo y al maestro Tito Puente y en el flamenco le agradezco a Rubén Dantas, a Diego “El Negro” Álvarez y al Piraña ¿Qué es para ti la música? Es todo, para mí la música siempre ha sido primordial y está por encima de cualquier cosa, es lo que más me llena ¿Qué le agradeces? La inmensa espiritualidad que me ha regalado, pues gracias a ella he logrado canalizar mi vida y matar el ocio de la mejor manera posible ¿Qué te ha regalado? La música me ha permitido vivir de ella, relacionarme con gente maravillosa y recibir aplausos haciendo lo que más me gusta

41


por lo tanto lo hacía con mis tíos menores, obviamente era el más chiquito y como además era un niño muy pila un señora comenzó a llamarme Chispa y así me quedé para siempre”. Con pasión y constancia le ha dedicado gran parte de su vida a la música y hoy día se desempeña, entre muchos otros roles, como Director de la Orquesta Juvenil de Carora. Asegura que su amor por el mundo del pentagrama es una especie de herencia familiar, pues su madre era cuatrista y cantante y su bisabuelo paterno, Críspulo Riera, fue el primer violinista que tuvo su tierra natal. “Recuerdo que mis abuelos me indujeron a iniciarme en esto, el paterno me compró mi primer cuatro y el materno me ensenó a tocarlo… Después me inscribieron en la Escuela de Música Juancho Querales y fue allí donde me enamoré del redoblante… Además, en esa época Don Pío sonaba mucho y cada vez que había un tamunangue en las fiestas patronales de San Antonio me explicaban como tocar instrumentos como el cumaco”. A la edad de 9 años ingresó a

42

las filas de la Orquesta Sinfónica Infantil de Carora y a partir de ese momento empezaron sus estudios formales de percusión, especializándose en grandes ciudades como Maracay y Caracas, hasta que un buen día decidió irse a la Fundación Bigott con la finalidad de profundizar en todo lo referente a la música folclórica, siendo

este el inicio de su carrera en la movida académica, criolla y latinoamericana en general. María Alicia Venegas Fotos: Armando Llamozas @maliciavenegas / @revista_gala

tamborchispa@hotmail.com

Como buen caroreño soy una persona de sangre caliente a la que toda la vida le ha encantado el ritmo


43


Fundación República de Guarimure:

Promueven el arte y la literatura Un movimiento que comenzó hace poco más de 12 años dio origen a la Fundación República de Guarimure, un espacio enclavado en la calle Bolívar de la zona colonial de Carora que busca, entre otras cosas, impulsar los valores culturales como contribución indeleble a la formación educativa de una sociedad

L

a promoción de niños y jóvenes poetas, esa es quizás la razón de ser de la Fundación República de Guarimure. Úrsula Rey, su presidente, y quien está relacionada con el universo del arte y la cultura cuenta que se trata de un fenómeno único, pues no existen escuelas de poesía que formen a sus alumnos en los intensos y mágicos relatos literarios, donde la belleza y el sentimiento estético de la palabra se alimentan a través de los versos. En la fundación han aprovechado los espacios para convertirse

44

en una república cultural. En ella funcionan diferentes instituciones vinculadas al mundo del arte; la Dirección Nacional de Centros Literarios, Biblioteca Armando León Ferrer, Ensamble Diaguará, Escuela Experimental Flauta Dulce y el Centro de Estudios Artísticos Úrsula Rey, son algunas de las instituciones que hacen vida dentro de Guarimure. Cuentan que en estos años de experiencia han comprendido que sí se puede enseñar a las personas a escribir poesía, así como se estudia música, fotografía o cualquier otra manifestación artística, pero

para crearla, no para ser lectores únicamente. La institución está dirigida además por el reconocido poeta caroreño Jesús Enrique León, mientras que Cecilio González, Jesús Enrique Barrios, Orlando Pichardo, José Pulido y Armando León Soja, entre otros profesionales de la lírica y la poesía son los encargados de prestarle apoyo desinteresado y diario a la organización. Afortunadamente en Carora existen muchas actividades que ayudan a alimentar y consolidar el trabajo de instituciones como ésta, tal es el caso de la

Fundación Alirio Díaz, la Casa de la Diversidad, la Casa de la Cultura, así como escuelas de danza urbana, es decir, es una ciudad variopinta en el aspecto creativo. La lectura es parte de la formación de quienes logran educarse en Guarimure. Han impartido talleres de iniciación a nivel nacional, todos con el propósito de poder nuclear otros centros de creación literaria en diversas zonas del país. Texto y fotos: Armando Llamozas @armandollamozas @Revista_Gala


45


Úrsula Rey Pinta de madrugada, lo hace en medio de la complicidad y del ensordecedor silencio de la noche. Úrsula Rey, a mano alzada, como si tratase de una de sus finas y delicadas pinturas, dibujó una suave sonrisa, mientras su memoria se paseaba por los episodios más importantes de su carrera como artista plástico. Poesía, literatura y fotografía son solo un puñado de las manifestaciones que impulsan los días de esta caroreña de corazón

Desnuda

S

u primer contacto con el mundo del arte no fue precisamente en la pintura, para Úrsula Rey el teatro se convirtió en el prólogo de un libro escrito con pinceles vivos, tan intensos como los colores que dibuja en sus lienzos, en esa indómita y mágica superficie de tela blanca. 46

Nació en San Francisco, en la Parroquia Montes de Oca. Desde niña sintió atracción hacia el tema de la pintura, de hecho, explica que en su hogar todos tenían habilidad, aunque solo ella decidió sumergirse de forma profesional en el universo de los pinceles y el caballete. “Soy una actriz y directora de teatro

susobrealma un

lienzo


frustrada”, confiesa, mientras sus ojos dan cuenta de estar viviendo aquella época, marcada por la efervescencia de su juventud, cuando apenas tenía 18 años, ese momento exacto para comenzar a escribir su camino en esto que tanto le apasiona: la pintura. Hadas, unicornios y figuras misteriosas fueron los primeros trazos de su talento. “El óleo me llamaba mucho la atención y aún me sigue gustando: su olor, textura y la sensación que te da al trabajarlo es muy hermoso”. Estudió en el Instituto Universitario Armando Reverón, ahí dio sus primeros pasos dentro del arte, profesión que considera como uno de los aspectos más fascinantes que tiene el ser humano porque ha formado parte de la historia universal. En la actualidad su trabajo está enfocado hacia la parte iconoclasta y dedicado a la palabra, incluso, Úrsula explica que su trabajo de tesis estuvo relacionado sobre el evento performático del tatuaje y su sentimiento de pancarta que deja sobre el cuerpo. “Me tatué en mi espalda la palabra poesía, porque

es lo que me ha movido a través de estos años dentro de la cultura y la creación... el propósito del mismo era registrar la evolución del pigmento a lo largo del tiempo, con la intención de, en el ocaso de mi vida, hacer toda una exposición de esas gráficas”. Su proceso de creación es minucioso y muy trabajado. Explica que si bien no existe algo más complejo que enfrentarse ante un lienzo en blanco, es necesario llevar una idea preestablecida de lo que se quiere reflejar en la blanca y cruda superficie de tela. “De lo contrario constituiría una semana de frustración”, explica entre risas. Pinta de madrugada, lo hace en medio de la complicidad y el silencio de la noche. Confiesa que al posarse frente al espejo, logra ver a una persona que lucha por dejar un legado, de ahí la razón por el trabajo que ha venido realizando con el objetivo de promover la cultura en los jóvenes y niños. Texto y fotos: Armando Llamozas @armandollamozas / @Revista_Gala

47


Policromosimétrico:

Un estilo único y

lleno de

colores

El arduo trabajo por la vida de este chileno lo mantuvo alejado del arte, pero con el pasar de los años se dio cuenta que su verdadera pasión era la pintura, tanto así que hasta un estilo propio creó

N

os abrió las puertas de su hogar como si de un viejo amigo de se tratara, de inmediato y lleno de orgullo nos contó, con el acento extranjero que lo caracteriza, como se inició en las artes plásticas. Una apuesta con las hijas lo llevó a tomar los pinceles luego de muchos años, sin ningún tipo de estudios en la materia, a los 64 años de edad, Sergio Moraga hizo de la pintura su nueva manera de vivir. “Estábamos un día reunidos en un parque de la casa, recordé que hace más de 35 años hice una pintura, ellas no me creyeron porque no me habían visto frente a un caballete, al día siguiente salí, compré los materiales necesarios y comencé a pintar”. Asegura que durante más de 50 años su subconsciente quería pintar, sin embargo sus labores diarias no le permitían meterse de lleno a las paletas y los lienzos. En tan sólo dos años que lleva sumergido en el

48

mundo de las artes ha realizado 15 exposiciones, principalmente dando a conocer el estilo que inventó denominado: “policromosimétrico” que significa según su creador, “muchos colores en forma simétrica”. Sus muestras han sido expuestas en Carora, Barquisimeto, y espera visitar Guanare, Acarigua y Barinas. “Lo que yo busco es hacer pensar a la gente, porque cuando se ve un paisaje se observa y ya, mis pinturas tienen algo de trasfondo, quien las ve tiene que imaginar lo que hay ahí. Me inspiro en algo pero le agrego distintos temas con el objetivo de que la persona que vea el cuadro lo busque, se demore un poco... es algo parecido a un puzzle”. Son piezas de gran tamaño, con colores fuertes y vivos, “primero hago el diseño, lo dibujo y luego le aplico los colores que sean agradables a la vista, al principio hice 45 cuadros de estilo clásico para medir mi capacidad de


Me siento comprometido con mi familia y amigos que siempre están pendientes y preguntan acerca de las cosas nuevas que estoy haciendo pintar, al notar que a las demás par de sus cuadros. Le gustaría personas les gustó, decidí hacer algo poder entregarle los planos a algún nuevo para innovar porque muchos ente gubernamental para que sea me decían que era un ejemplo que a expuesto en algún lugar público. mi edad haga pinturas”. El hogar de Sergio Moraga está Un chileno en La Pastora invadido por sus obras, al entrar Es oriundo de Chile, allá se graduó llama la atención una muy especial como Técnico Agropecuario, trabajó para él, es donde plasmó su seno durante una década en el Ministerio familiar: En el centro se encuentra de Agricultura hasta que decidió él junto a su esposa, emprender su camino y en las orillas viajar a Europa, donde Me inspiro en cuatro círculos que vivió 4 años entre representan a sus cualquier cosa, Francia y España. “Allá hijas, las de arriba visitaba los demoro de seis siempre son las que están museos y me gustaba casadas, y desde ahí a siete días mucho la pintura”. se desprenden otras produciendo un Al final de la década figuras que denotan de los 70 un amigo lo cuadro a sus nietos, y las invitó a Venezuela para otras hijas están tomar las riendas de personificadas en la una hacienda, ubicada parte inferior. “Ese cuadro no tiene en el sector La Pastora del municipio precio, nunca lo vendería”. Torres. “Ahí estuve encargado por cuatro años más, después estuve en Las esculturas también presente el comercio y finalmente descubrí esta pasión... Hace 34 años formé Saragom, como se autodenomina, mi familia cerca de La Pastora, yo definitivamente puede calificarse era mayor que ella, pero su familia como un arquitecto frustrado, y es que en su haber, las medidas, los se fue a vivir a Barquisimeto por lo diseños y la creación están siempre que nosotros también emprendimos viaje, pero desde hace siete años nos presente para realizar nuevas obras mudamos para acá porque yo diseñé como las esculturas que hizo. nuestra casa”. Son dos, para levantarlos con una altura mayor a siete metros y con el Carlos Iván Suárez mismo estilo policromo-simétrico @Carlosi_suarez / @Revista_gala que lo caracteriza, similar a un Fotos: Armando Andrés Llamozas

Pintorsaragom@hotmail.com

49


50


51


Orquesta Sinfónica Infantil de Carora

Sensibilizadores Con casi 40 años formando músicos de gran talla, la Orquesta Sinfónica Infantil de Carora, bajo el lema “Tocar y Luchar”, ha escrito capítulos brillantes en la historia musical larense y venezolana, ganando además el reconocimiento y la admiración de propios y foráneos gracias a su impecable labor

C

arora ha visto crecer y ha cobijado los primeros pasos de grandes maestros, músicos y artistas, que han realizado un importante aporte al acervo cultural de la región y del país. Tal es el caso de la Orquesta Sinfónica Infantil de Carora, la primera en su tipo que se formó en Venezuela. Corría la década de los 70 cuando llegó a esta calurosa y acogedora ciudad el Maestro chileno Sergio Miranda, alejándose de la situación política que vivía su país en aquel entonces. Él traía una idea: fundar una orquesta sinfónica infantil, un proyecto un tanto ambicioso, pero que constituiría tal vez el punto de partida y un ejemplo de factibilidad para la propuesta del 52

sistema de orquestas que estaba por nacer de la mano del Maestro José Antonio Abreu. Miranda estableció contacto con diversas personas hasta que conoció al Dr. Juan Martínez Herrera, a través del pintor Jorge Arteaga, quien sintió mucho interés por su propuesta y decidió ponerla en marcha. De esta manera reunieron a un grupo de músicos y conocedores, e iniciaron un recorrido por diferentes escuelas, liceos públicos y colegios privados de la ciudad, con la finalidad de reclutar los primeros niños que formarían parte de la sinfónica. Así en 1974 nace en Carora la primera Orquesta Sinfónica Infantil de Venezuela y al año siguiente, junto a los maestros

Hernán Jerez y Pedro Vargas, comienzan el trabajo orquestal con decenas de niños. Ofrecieron su primer concierto en la ciudad y luego debutaron en el Teatro Nacional de Caracas. Desde sus inicios esta agrupación recibió el apoyo y la admiración del Maestro José Antonio Abreu, quien antes de fundar en 1976 lo que hoy día conocemos como el Sistema Nacional de Orquestas, se acercó hasta la ciudad larense para escucharlos tocar. A partir de este momento, a finales de los años 70, hicieron una serie de conciertos en diferentes lugares del país. En la sala José Félix Rivas del teatro Teresa Carreño, el salón Venezuela del Círculo Militar y en el Poliedro de Caracas, así como también

en el Aula Magna de la UCV, el auditorio de la Casa del Periodista y en la escuela de música Miguel Ángel Espinel en San Cristóbal, por mencionar algunos. Hoy día en Carora se encuentran cuatro orquestas, la pre-infantil B (que nació hace poco), la preinfantil, la infantil y la juvenil, todas pertenecientes al Sistema Nacional de las Orquestas Sinfónicas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Desde hace mucho tiempo se han caracterizado por hacer música académica, además de interpretar géneros populares latinoamericanos y venezolanos. Se puede decir que fueron los pioneros en incluir estos estilos en su repertorio.


de corazones

Hasta la fecha han realizado innumerables presentaciones y han tenido la oportunidad de compartir escenario con grandes músicos y directores Caroreños, como Alírio Díaz, Rodrigo Riera, Valmore Nieves, Álvaro Álvarez, Alírio Camacaro, Salvador Meléndez, Mario Salas, Juan Soto, Joaquín Pérez Zabarce, Jaime Martínez, Juan Tomas Martínez y Felipe Izcaray, entre otros. Actualmente, la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Carora, está

compuesta por casi 300 niños y muchachos y se encuentra bajo la tutela de los profesores Luis José Riera y Gregorio Riera. Hoy día también cuentan con coros y de la mano de la Casa de la Cultura imparten las cátedras de guitarra, piano y arpa venezolana, así como también poseen un kinder musical y dan clases a niños especiales, manejando una matrícula de alrededor de 1000 niños. Jorge Carlos Abia Bernal @Jorge_Abia @Revista_Gala Fotos: Armando Llamozas

53


54


55


Un amor que na

56


ació de forma espontánea A los 11 años escribió su primer libro y de ahí en adelante dio rienda suelta a su pluma. Hoy, cuenta con varias publicaciones, una fundación editorial y algunos alumnos invidentes que lograron a través de la poesía darle color y magia a sus vidas

E

s una chica sencilla como cualquier otra, inteligente, creativa y muy entregada a lo que mejor sabe hacer: escribir. Alexandra Coronel, es una joven de 20 años que desde muy niña tuvo la facilidad de plasmar en sus páginas blancas hermosas poesías. Creció en un hogar donde la literatura y la música se sentían a flor de piel, esta influencia fue la mecha que encendió su deseo por convertirse en una escritora y, a muy corta edad, a los 11 años específicamente, le dio rienda suelta a sus versos. Fue en ese entonces cuando escribió su primer libro titulado “El Éxtasis” un poemario que aun no ha sido publicado y que trata acerca de la guerra de Irak. “Ver un libro de fotografías sobre

el conflicto de este país fue lo que me motivó a escribirlo. Las fotos me causaron mucha impresión y la imagen estaba muy latente en mí. La comunión de la palabra y el espacio físico es muy profunda, es el mundo del lenguaje lo que hace que sea real el mundo de la forma y viceversa, son dos cosas que no se pueden separar. Por

ello las fotografías se tradujeron para mí en imágenes poéticas, de ahí nació mi libro”. Aunque la música también estuvo muy marcada durante su crecimiento, de hecho toca piano y clarinete, supo desde un principio que lo suyo era la escritura, esa que le ha dejado gratas satisfacciones y un sinfín de conocimientos, esa que la inspira cada día a buscar más allá de la palabra. Para ella no existe la musa, cree profundamente en el duende y los sonidos negros de Lorca, “creo que cada artista tiene un duende que lo hace escuchar los sonidos negros que les corresponden. No creo en la inspiración, el poeta tiene la obligación de estar en comunión con las cosas que lo rodean y abrirse a ellas mucho más que el resto de las personas... El poema no nace en un momento de inspiración sino de comunión. Es una cuestión de percepción”. El lápiz y el papel son sus acompañantes inseparables y desde sus inicios ha mostrado total seguridad en lo que hace, se considera autocrítica y se esfuerza cada día por hacerlo mejor. En su haber tiene varios libros, uno de ellos es “Entre Tunas”, que fue escrito en tres tiempos, la primera parte habla de las creencias, la segunda sobre el olvido, en esta parte se centro en un trabajo previo que había realizado de personas con alzheimer y la última, sugerida por epígrafes, habla de los finales. “El día en que los dioses lloraron” es otra de sus obras, sin embargo cuenta con varias que espera ir publicando poco a poco. “En cada libro hay situaciones que te tocan hondamente, hasta ahora todos me han conmovido unos más que otros, pero no dejan de tener un gran significado para mí.”. Desde sus inicios ha tenido influencias de Antonio Machado,

Gustavo Adolfo Bécquer y Federico García Lorca, por nombrar algunos. “Recuerdo que cuando estaba muy pequeña, aun no sabia leer ni escribir, mi papá me leía versos y hacia que me sumergiera en ese mundo mágico. Mi amor por la poesía nació de forma espontánea”. Aunque es una maestra de la pluma, Alexandra considera que lo más difícil de su oficio es lidiar con la palabra en todas sus formas, “las ideas entran por medio de distintas experiencias que son indescriptibles. Cuando el poema está dentro de ti no tiene forma oral sino intangible, esa es la parte más difícil de todo poeta, moldear a través de la palabra lo que sientes. El lenguaje es muy duro y nuestro trabajo es hacerlo cálido”.

Sembrando versos

Los días de Alessandra están marcados por la poesía, por ser ésta una pasión que lleva en sus venas. Su deseo de crecer como profesional y persona no tienen limites y actualmente se encuentra dictando unos talleres de poesía para invidentes, con el fin de llenar de color, magia y alegría sus vidas, “esta ha sido una experiencia indescriptible. Creo que he aprendido mucho de ellos. He tratado de comprender por medio de estas personas como se recrea el mundo a través del lenguaje, ya que ellos no tienen un concepto físico de las cosas, sino que recrean las experiencias por lo que se les cuenta”. También tiene una fundación editorial que busca brindar apoyo en la publicación de libros de jóvenes autores venezolanos y colombianos. Yraidi Lacruz @yra82 / @revista_gala Foto: Hernán Meléndez Agradecimiento: Posada Los Granados

57


58


59


El calor era criminal, sobre todo porque durante el recorrido estábamos a expensas de él. Sin embargo, las simpáticas ocurrencias de Bruno supieron hacer que los inclementes rayos del sol pasaran desapercibidos, pues aunque era pleno mediodía y la tierra parecía arder, el rato que compartimos junto a él fue agradable y divertido, pero sobre todo, fuera de lo común 60


Bruno Crespo Bueno

Entregado a las artes del

fuego

Creo que uno nace con la verdadera vocación, pues desde mis inicios las cosas se me dieron bastante bien, incluso fui un alumno muy avanzado

P

arece mentira que en muchas ocasiones las personas más humildes son precisamente las más espléndidas. Esas que te reciben en sus hogares orgullosos de ellos, aún y cuando no sean los espacios más lujosos ni modernos, siempre ofreciéndote a manos llenas de lo mucho o poco que puedan tener. Gozar de la oportunidad de compartir con gente así es una experiencia gratificante y enriquecedora, de esas que hacen ver la vida desde una perspectiva más humana, más satisfecha con lo que somos, más agradecida por lo que tenemos. Nos recibió en un patiecito delantero tan fresco que logró que el implacable sol caroreño nos dejara en paz por un rato, pues un gran árbol de mamón dejaba caer sus hojas dándonos la bienvenida y regalándonos el milagro de alejarnos el calor abanicándonos con sus frondosas ramas. La cantidad de elementos era increíble y todos parecían estar en un estado de orden-desorden que sólo Bruno podía controlar.

Allí olía a tierra mojada lista para ser moldeada, a trabajo, a pueblo, a esperanzas. Los móviles que colgaban por aquí y por allá danzaban libres con el vaivén del viento y emitían sonidos celestiales. Una vieja y mansa perra, ya cansada de ser guardiana, reposaba y nos miraba de reojo sin moverse ni un centímetro, mientras que un horno inmenso y artesanal esperaba paciente la hora de ponerse en marcha.

La mejor decisión de mi vida fue haberme ido a caracas, allá me enseñaron el camino y empecé a forjarme un nombre en el mundo de la cerámica pero luego de un breve instante esgrimió con cierta timidez su segundo apellido, “ajá, mi nombre es Bruno Crespo…Bueno… Mucho gusto, yo soy Bruno Crespo Bueno”. Es un ceramista de profesión que, como buen

Mi nombre es Bruno Crespo Esas fueron sus primeras palabras,

61


hombre nacido y criado en Carora, habla con el acento típico de quienes llevan toda una vida en esa ciudad, termina sus palabras con una combinación particular entre “JM” y suele utilizar un tonito cantarín, contagioso y divertido. Vestía el típico atuendo de quienes trabajan con las manos, un jean envejecido y una franela de mangas cortadas que se veía bastante fresca y le dejaba total libertad a sus brazos, para que se movieran a su antojo y moldearan sin ataduras las más hermosas figuras, mientras que el torno, antiguo pero siempre útil, estaba a su disposición, presto a servirle durante sus largas jornadas y ser una especie de Cupido entre él y el gres de sus amores. Asegura que se inició en el mundo de la cerámica hace mucho tiempo, por ahí en los años 85 y 86, justo cuando, tras terminar sus estudios de dibujo arquitectónico en la capital del estado Carabobo, regresó a su ciudad natal para enamorarse de lo que hacía su primo Hildemaro Piña, quien ya

Mi proceso de creación es infinito, todos los días investigo diferentes temas y creo cosas nuevas llenas de color y vida

recorría los senderos de las artes del fuego y se convirtió en su primer maestro y ejemplo a seguir. “Di mis primeros pasos tal y como lo hace cualquier artesano, creando fachadas coloniales, móviles y casitas de adorno… Decidí dedicarme a esto luego de ver lo que estaba haciendo mi primo, a quien un buen día le dije -Hildemaro, no me voy a dedicar a más nada porque esto es lo que yo quiero hacer, me voy a quedar trabajando contigo así no me pagues, tú verás cómo vas a hacer pero yo no me voy de aquí- y fue así como comencé en este oficio, aunque ya desde la infancia me gustaba jugar con arcilla y crear elementos de barro, pero en aquel entonces no tenía ni remota idea de que algún sería ceramista”.

Formalmente encaminado

Hoy recuerda con nostalgia aquellos tiempos y afirma con total convicción que fue una de las mejores decisiones que ha tomado en la vida, pues gracias a eso vivió grandes experiencias y cultivó buenos momentos. “Estábamos trabajando muy bien hasta que hubo la explosión del 89, cuando tuvimos que dejar un poco de lado nuestras labores porque las ventas se cayeron y nos vimos en la obligación de agarrar cada uno por su lado”. Pero ni

siquiera eso logró acabar con el inmenso amor que sentía por la cerámica, sino que, por el contrario, fue el impulso que lo motivó a irse a Caracas para iniciar estudios formales en las artes del fuego. Estando allí, tuvo la oportunidad de conocer personalmente al maestro Cándido Millán, cuyos libros admiraba desde hacía años. “Él era un personaje a quien yo ansiaba conocer, pues en ese entonces ya llevaba más de 30

De sus manos nacen… • Móviles • Canecas para cocuy • Floreros • Jarrones • Bandejas de trompos • Campanas • Porta inciensos • Platos • Lavamanos

años dedicándose a la cerámica y tenía su propia escuela. Toqué sus puertas y fui aceptado, en un principio pagué mis talleres como un alumno normal, pero poco después logré hablar con él, le conté mi historia y empezó mi carrera como docente… Inicialmente, sólo estaría en la capital durante 3 meses y terminé quedándome 4 años, 3 aprendiendo y 1 dando clases”. Durante ese lapso de tiempo, tuvo la oportunidad de estudiar torno, esculturas en cerámica, quemas alternativas y primitivas, lustres de humo y gres. Además, hizo muchas exposiciones colectivas junto a diferentes artistas del momento, hasta que, el año 96, regresó a Carora para analizarse a sí mismo, investigar sobre su vida, emprender su propio camino e, incluso, diseñar y fabricar su propio horno. María Alicia Venegas Fotos: Armando Llamozas @maliciavenegas / @revista_gala

Mi reto personal es lograr una cerámica de calidad y crear con ella buenos diseños

0252 – 4442802

62


63


Ensamble Diaguará

Desde hace aproximadamente cuatro años, seis destacados músicos, miembros todos de la Orquesta Sinfónica Juvenil e Infantil de Carora, se unieron para darle vida al Ensamble Diaguará, una agrupación que lucha por rescatar nuestras tradiciones musicales, adaptando los ritmos criollos a los sonidos de los instrumentos clásicos, para darle así una nueva vida a esos temas tan nuestros y evitar que pasen de moda 64

C

uriosamente, Gustavo Montes de Oca, el integrante más nuevo dentro de la movida musical, fue quien tuvo la idea de fundar el ensamble, de hecho, sus compañeros aseguran que fue gracias a esa “fiebre” que lo caracterizaba cuando ingresó a las filas de la Orquesta Sinfónica, que un buen día nació Diaguará. Desde los inicios, su principal objetivo era interpretar algo diferente a la música académica y lograr que sus instrumentos emitieran sonidos innovadores. “Gustavo quería hacer una actividad fuera de la Orquesta y nos llamó a todos nosotros para que nos uniéramos a él y montáramos un repertorio totalmente diferente al que solíamos tocar. Fue así como, gracias a su iniciativa y al apoyo que nos brindó la Fundación República de Guarimure, logramos darnos a conocer y realizar nuestros primeros conciertos como ensamble”, Asegura Gregorio Riera. Como buenos caroreños, estos chicos,

dueños de un talento musical infinito y de un ingenio innegable, hicieron una lluvia de ideas para conseguir el nombre que los identificaría como grupo, siendo “Así Somos” el elegido durante un tiempo, hasta que poco después encontraron una mejor opción y terminaron llamándose Diaguará, una combinación de “Diablo” y “Na´Guará”, dos de las expresiones más típicas del habla larense. Actualmente, se dedican a interpretar la música venezolana, por lo que se vieron en la obligación de incluir a un cuatrista entre sus filas, quien con sus magistrales habilidades les dio, sin duda alguna, el toque final que tanta falta les hacía. Hoy, aseguran que intentan pasearse por tantos ritmos criollos como les sea posible, abarcando desde merengues, sones, joropos y golpes, hasta pasajes, danzas zulianas y valses larenses. María Alicia Venegas Fotos: Armando Llamozas @maliciavenegas / @revista_gala


Conozcamos al Director Nombre: Gregorio Riera Edad: 32 años Instrumento: Fagot ¿Qué te atrapó de tu instrumento?: El hecho de que yo pudiese definir cada sonido y su amplitud de registro ¿Quién te introdujo en este mundo?: Mi hermano, Chispa Riera ¿Ejecutas algún otro instrumento?: Sí, el saxofón

Todos estudiamos arduamente buscando un mayor nivel musical y ensayamos sin cesar en pro de Diaguará, de la Orquesta Sinfónica y del crecimiento integral del grupo Gregorio Riera

De tal palo, tal astilla Nombre: Geber Graterol Edad: 24 años Instrumento: Violoncello ¿Qué es lo que más te gusta de él?: Su sonido dulce y pastoso ¿Cuánto tiempo tienes en la música?: 16 años ¿Cómo te iniciaste en este mundo?: Provengo de una familia de músicos, en donde la mayoría toca instrumentos de viento metal y guitarra

Del oboe al clarinete Nombre: Miguel Ávila Edad: 21 años Tiempo en la Orquesta: 10 años Instrumento: Clarinete ¿Qué te atrapó de tu instrumento?: Inicialmente me llamó mucho la atención su apariencia, pero luego me enamoré de su sonido redondo y brillante ¿Cómo te iniciaste en este mundo?: Por influencia de mi abuelo Cruz María y de mi tío Mario Salas, quienes siempre me visualizaron como parte de la movida musical

Todos y cada uno de nosotros tenemos mucho que agradecerle al profesor Hernán Jerez, él ha sido nuestro guía, nuestro mentor, nuestra piedra filosofal Geber Graterol 65


El chico de la idea Nombre: Gustavo Montes de Oca Edad: 22 años ¿Cuánto tiempo tienes en el mundo musical?: Yo soy el que tengo menos tiempo siendo músico, realmente sólo llevo 5 años y medio en esto ¿Cómo fue tu primer contacto con la música?: Fue gracias a un cassette de violines del cual ni siquiera recuerdo su nombre, que me hizo empezar a soñar con formar parte de este mundo Instrumento: Flauta transversa ¿Qué te atrapó de tu instrumento?: Desde el principio me debatí entre el fagot y la flauta, ambos me encantaban, pero me decidí por la flauta porque ya tenía una propia

Cuatrista por herencia y pasión Nombre: Aníbal Rodríguez Edad: 25 años ¿Cuánto tiempo tienes en la música?: Desde niño, pues provengo de una familia donde todos son músicos y el que no toca, canta. Instrumento: Cuatro ¿Qué te atrajo de él?: Su versatilidad. Es un instrumento muy completo con el que puedo acompañar cualquier ritmo ¿Tocas algún otro instrumento?: Sí, guitarra, mandolina, bandola, guitarrón y estoy estudiando contrabajo actualmente. Cómo verás, los instrumentos de cuerda me enamoran

Un deportista músico Nombre: Óscar Adjunta Edad: 22 años Instrumento: Flauta transversa y piccolo ¿Qué te enamoró de tu instrumento?: Sin duda alguna la belleza de su sonido y las tantas ventajas que tiene ¿Cómo te iniciaste en la música?: Es un cuento bastante curioso, porque yo era deportista y juagaba beisbol, gracias a que la Sra. Chayo de Herrera, fundadora de los Criollitos de Venezuela de Carora, me inició en ese mundo. Sin embargo, un buen día una de sus hijas, al darse cuenta de que yo aprendí a bailar antes que a caminar, la instó a inscribirme en la escuela de música Dentro de la Orquesta, ¿tienes algún cargo específico?: Sí, soy el profesor de la cátedra de flauta y tengo 24 alumnos bajo mi tutela 66


67


Festeja con

Los Antaños de Carora

Su música de viento instrumentada llega para amenizar a las personas que celebran en sus casas un día especial, también dicen presente cuando se trata de una fiesta patronal y además llevan sus melodías a otras ciudades del país. Ellos son “Los Antaños de Carora”

U

n pueblo caluroso, repleto de historias y de personas talentosas, así es Carora. Tierra de abolengo, tradición y cultura, cuna de hombres ilustres y hogar de gente buena. Dicen que en cada caroreño habita un músico, es por esto que seis músicos que se han dedicado a cantar canciones antiguas, se adueñan de nuestras páginas para hablar de una banda que nació en este mágico lugar, de

68

calles y casas coloniales. Dirigidos por Armando Oropeza, oriundo de esa tierra, quien desde 1966 cuando reabrieron la Escuela de Música “Juancho Querales”, inició sus estudios musicales. Los maestros le dieron la oportunidad de foguearse en las diversas festividades que se realizaban, de esa forma fue adquiriendo experiencia en la ejecución de los instrumentos, al igual que a sus compañeros.

Ellos sentían la misma pasión por la música y esto permitió que surgiera “Los Antaños de Carora” para 1976. En su inicio recibieron la ayuda por parte de sus profesores, ya que en ese momento no tenían instrumentos y éstos eran prestados para poder llevar sus ritmos a diferentes lugares donde los invitaban. Actualmente la agrupación está conformada por José Antonio Rojas (saxofón alto), Wilfredo Quivera (primer saxofón tenor), Henri Díaz (segundo saxofón tenor), quien es sobrino del reconocido Alirio Díaz, Jesús Suárez (trombón de vara), Ramón Herrera (bongo con platillo) y Jesús Lozada (redoblante), quienes se destacan por tener una propuesta musical tradicional con la presencia de instrumentos de viento, “nada de metal”, aseguró el director. Poco a poco han

deparado sus conocimientos en este mundo que tanto los apasiona y ahora son solicitados tanto en su territorio como en otros estados venezolanos.

Trayectoria premiada

“Los Antaños de Carora” han tenido la fortuna de recibir reconocimientos por el trabajo musical que han realizado a lo largo del tiempo, entre otras cosas por mantener la esencia de las letras, que han enamorado a generaciones y con las que han conquistado los galardones del Diablo de Oro como “Mejor Grupo de Música Vieja” en dos oportunidades, en el año 1983 y 1993.

Bailar un bolero era lo más hermoso


Estos compositores de hermosas serenatas, fueron nombrados por la alcaldía del Municipio Torres en el año 2001 como “Patrimonio Cultural” de Carora, por sus 25 años de trayectoria y por amenizar cada fiesta patronal que se desarrolla en esta tierra llena de cultura y costumbres. “Nosotros tenemos un sistema de serenata sorpresa, que a la gente le gusta mucho, porque si tienen un cumpleaños, matrimonio o una boda de oro le llegamos tocando”, afirma alegre el músico, quien disfruta cada momento con sus compañeros.

Un poco más…

La música nos llena, nos revive, es como un alimento para nuestra alma

Muchas anécdotas han vivido a lo largo de sus 36 años de carrera musical, pero Armando Oropeza quiso compartir una de ellas, que lleva en su memoria gratamente, “siempre les hacía una lista de todo y en esa ocasión le aclaré que tenían que buscar, llevar y traer el estandarte de la virgen, un compañero que desconocía qué era, le preguntó a otro si lo había traído y este le dijo que sí, entonces comentó: a mí me irán a multar porque yo no lo traje. Para esa época yo los multaba y eso les

dolía mucho porque era menos su ganancia” (Risas). En los Andes se acostumbraba que al terminar la misa se sacaba la figura de la virgen junto a los banderines para dar inicio a la procesión. El director de “Los Antaños de Carora” confesó que esta agrupación significa “toda una vida como músico”, además que ha sido una ayuda fenomenal, ya que su sueldo como educador no era suficiente para mantener a su familia. Gracias a su labor como músico pudo ofrecerle una educación adecuada a sus retoños, “mi hijo es ingeniero y mi hija es contadora”, acotó orgulloso. En este momento se encuentra jubilado, luego de 27 años como docente en la Escuela Priscilo Véliz de Carora. Marucha Reyes Bisogno @MaruAndre / @revista_gala Fotos cortesía: Armando Oropeza

La música para mí es un arte, el idioma universal

69


70


71


Las arrugas se pueden

reducir con la

alimentación

L

os alimentos que se consumen cada día se reflejan directamente en el aspecto de la piel. Recientemene la revista Journal of Lipids en un estudio realizado, desveló que si se consume ácido eicosapentaenoico (EPA), presente en pescados como el salmón o las sardinas, nuestra piel se mantiene más lisa porque almacena más colágeno, la proteína estructural más importante de la dermis y la epidermis. Si, además, se acompaña con una taza de té blanco se puede

72

retrasar la formación de arrugas y además reducir el riesgo de padecer artritis reumatoide, tal y como demostraba una reciente investigación de la Universidad de Kingston (Reino Unido). Esto se debe a que el té blanco bloquea ciertas enzimas que rompen la elastina y el colágeno que mantienen la piel tersa. En cuanto a las fresas, contienen ácido elágico en cantidades suficientes para ayudarnos a combatir la sequedad de la piel y mantenerla hidratada. Fuente: www.muyinteresante.es


73


E

l documental, como género cinematográfico, combina elementos del periodismo de investigación, con una importante carga de opinión testimonial, a fin de ofrecer una visión sobre un tema o tópico determinado. Hay en él, no sólo la natural huella del autor o director, sino un matiz tradicionalmente crítico o de denuncia, que le ha frecuentemente granjeado una atmósfera de polémica o controversia. “Tiempos de Dictadura” (2012), del director venezolano Carlos Oteyza, es quizá uno de los más completos documentales realizados en nuestro país, que abordan ese inestable y nefasto período histórico que va desde 1948 hasta 1958, y que tiene, en Marcos Pérez Jiménez, su más emblemático y oscuro protagonista, como expresión visible de la dictadura que vivió nuestra nación en la segunda mitad del siglo pasado. Laureano Márquez presta su voz, para narrar diversos hechos y episodios que, durante esa década, fueron modelando el perfil, surgimiento, auge y caída de la dictadura del diminuto y regordete militar de origen andino: La elección de Rómulo Gallegos en 1947 y con él, el ascenso al poder de AD, el golpe militar de 1948 y ascenso de los militares, el asesinato de Delgado Chalbaud, las elecciones de 1952 y el posterior fraude y desconocimiento por parte del gobierno militar, y el protagonismo ya más marcado, a partir de ese momento, de Pérez Jiménez. Uno de los mayores atractivos de la película, es sin duda el arsenal de imágenes y grabaciones de la época, magistralmente ensambladas y editadas en perfecta sincronía con el guion, escrito por el propio Oteyza, en el cual se va describiendo no solo el ascenso del cogollo militar del dictador, sino la censura y autocensura de los medios de comunicación,

74

Tiempos de Dictadura Suárez, José Agustín Catalá, son algunos de quienes aportan al documental su testimonio, al recordar las torturas de la Seguridad Nacional, y especialmente la manera en la cual la unión de los partidos, el quiebre del silencio de factores militares, y el rechazo popular, se conjugaron para lograr la huida del dictador, la madrugada del 23 de Enero de 1958. “Tiempos de Dictadura” es un contundente documento histórico audiovisual, que desvanece el miedo ante cualquier autocracia, y sin duda, llena de ánimo y motivación democrática a la actual generación de venezolanos. Alexei Guerra Sotillo @alexeiguerra

la amenaza, el miedo, la represión de la Seguridad Nacional, y la resistencia de los partidos políticos en la clandestinidad en contra del régimen. La bonanza económica, la pasividad, la política de obras públicas adelantada por el gobierno, y sobre todo la desunión de los distintos factores políticos (AD, COPEI, PCV, URD entre otros, sumado al exilio forzado de muchos de sus líderes), se conjugaron para permitir, durante varios años, la consolidación del control de Pérez Jiménez sobre el aparato estatal venezolano, y con el, del silenciamiento de la democracia. Teodoro Petkoff, Pompeyo Márquez, Simón Alberto Consalvi, Yolanda Moreno, Mario


Astro

1

2

3

4

5

14

6

7

18 21

28

29

34

30

45

47

La madre Escorpio y sus hijos según los 12 signos

48 53

Madre Escorpio e Hijo Aries

46

54

55

58

61

62

63

64

65

66

56

59

60

Madre Escorpio e Hijo Tauro

8 Ant. nombre de Tailandia 9 Traba; impedimento 10 Elegida 11 Recordado cantante (EUA) Johnny __ 12 “__ de bronce” (Pedro Armendáriz) 13 Desembocaduras; estuarios 18 Niño mientras se está criando 22 Inauguran 24 Superiora en una comunidad religiosa 26 Mes 27 Nervio: pref. 28 Lucifer; diablo 30 Ventilación 31 Número 32 Que tiene cal 33 Renta anual que produce cualquier beneficio o empleo 35 Coloque explosivos 38 Terreno poblado de pinos 39 Planta herbácea medicinal 41 Tacañas; avaras 44 Condición; índole 45 C. de España,__ de Pomar 46 Emperador romano 49 Líquido amargo segregado por el hígado 50 Compañera de pico 51 Diosa de la maternidad 52 Pacto militar occid. 53 Actor egipcio__ Sharif 55 Elle 56 En aquel lugar 59 ¡Jesús! (exclamación) 60 Dos letras de periódico

SOLUCIÓN AL ANTERIOR

HORIZONTAL: 1 Maltratas 5 Anillos 9 Conceder a alguien una beca 14 “El __ con botas” (Santanón) 15 Caballo de talla pequeña 16 Lelilí; vocería 17 Pico de los Andes argentinos (6 959 m.) 19 Quinientos pliegos de papel 20 Extiende 21 Obras musicales de John Philip Sousa 23 Mitra de ceremonia: Relig. 25 Apostar, en Bethany, EUA 26 Desear intensamente 29 Tempestad 34 Actor inglés Sean __ 35 Flujo y reflujo 36 Cantante (EUA) Janis __ 37 Itinerario 38 Solicitan 39 Cilindro de cera con pabilo 40 Enfado; enojo 41 Recordado actor (EUA) Sal __ 42 Coup d__ ‘(revolución: fr.) 43 Competencia para Movado 45 Planta cuyo fruto es la mora 47 Aquella 48 Arbol de copa cónica 50 Precursor; explorador 54 Apta; competente 57 Género de plantas compuestas 58 Utensilio para moler 61 Envolviera 62 Así: familiar 63 Esculpa piedra o madera con buril 64 Burros 65 Montaña __ (atracción de feria) 66 C. de Italia (Umbría)

Si es un niño, está fascinado, hechizado, a veces incluso impresionado por el aura de misterio y seducción que rodea a su madre. Está muy de acuerdo con su ritmo y estilo de vida, pero se exterioriza más que ella. Si es una niña, su madre ejerce una sutil influencia sobre ella, aunque parezca lo contrario. Son muy complementarias, aún más cuando tienen pasiones comunes.

49

57

VERTICAL: 1 Oficial del ejército turco 2 Caballo de poca alzada 3 Atole; bebida de harina de maíz 4 Sonata corta 5 Extinguir 6 Pedir una cosa con humildad 7 Org. de naciones

33

42

44

52

32

39

41

51

31 36

38

43

13

25

35

40

12

22

24

37

11

19

23 27

10

16

20

50

9

15

17

26

8

El zodíaco de logÌa las relaciones entre padres e hijos

A L I A S

M A N S A

A L F I L

E C O S

M O L E

P R A T

S I A L

A S C O

C L A C

R O L E R I R MA A T N I L A T R RO AM S O O S

N E X O

A R I L L L O E S A I M V E ON

B I O L O G O

A N A T R E OM MA

A N N G R I S T R O T A R

A H O R R A O GO A P R I A N I RO E N N E

R E C E S O

E D I T

N E A R

A R N O

C I E N S C A S L E C I A D L O

A R C O

L A O S

A G O R A

S O N A R

Si es un niño, sus intercambios son apa¬sionados, el hijo se muestra especialmente exclusivo con su madre, y la madre tiende demasiado a considerar que su hijo tiene derecho a todo, de lo cual él se aprovecha, naturalmente. Si es una niña, sus relaciones son tan afectuosas y apasionadas, como tensas y conflictivas. De hecho, entre ambas hay como una especie de clima permanente de guerra y paz, por lo que sus desacuerdos y sus reconciliaciones son frecuentes.

Madre Escorpio e Hijo Géminis

Si es un niño, su mente cu¬riosa y abierta tiene buena escuela, puesto que la de su madre, inconformista, le estimula y agudiza su espíritu crítico. A menudo se comporta como ella, pero por supuesto con más fantasía. Si es una niña, adopta las mis¬mas costumbres y manías que su madre. Se puede afirmar que se le parece de forma extraña aun siendo diferente. Así pues, toma a su madre como modelo, sobre todo en sus actitudes y en su vida cotidiana.

Madre Escorpio e Hijo Cáncer Si es un niño, está visceralmente unido a su madre, que normalmente se mues¬tra más posesiva con él de lo que lo tiene por costumbre ser. La madre le protege pero no le mima. Él la quiere tanto, que junto a ella se convierte realmente en un hombre responsable. Si es una niña, adora a su ma¬dre, pero no puede parecérsele. En efecto, aunque estén unidas desde un punto de vista sensible y emocional de forma sorprendente, tienen dos estilos de vida completamente diferentes.

Madre Escorpio e Hijo Leo

Si es un niño, entre ambos se , establece una relación de fuerzas. Mientras el hijo parece tener la última palabra, en realidad la madre ejerce un sutil poder de sugestión sobre él, del que a veces le cuesta deshacerse o prescindir. Si es una niña, no siempre vive bien dentro del clima familiar, un poco pasional, del que casi siempre su madre es la respon¬sable. Sin embargo, a pesar de sus diferencias flagrantes, la hija siente estima por su madre y la madre siente admiración por su hija.

Madre Escorpio e Hijo Virgo

Si es un niño, normalmente hereda de ella su espíritu crítico, su gusto por el análisis y la resolución de enigmas. El hijo razona mucho más, lo que a veces la madre lamenta; pero, al igual que ella, no se fía de las apariencias. Si es una niña, suele ser igual de seductora que la madre, pero de una forma más discreta y reservada. La madre encuentra en la hija su mejor amiga y su mejor cómplice. Comparten las mismas ideas y puntos de vista.

75


76


77


Directorio de Belleza

Para publicar en este espacio comuniquese por el telĂŠfono: 0414-5262741

78


C M Y K

P O R T A D A G A L A

C M Y K


C M Y K

P O R T A D A G A L A

C M Y K


La "Chispa" que enciende a Carora - Gala - 30/09/2012